Qué puede comer un niño asmático

6 alimentos que los asmáticos deberían evitar siempre

Qué puede comer un niño asmático

Hay varios alimentos que los asmáticos deberían evitar para no perjudicar su salud ni disminuir su bienestar. A modo de ayuda, a continuación haremos un breve repaso acerca de los mismos.

Cabe destacar que la lista de alimentos que comentaremos constituye una orientación, no una norma. Por ello, no hay que tomarla como un sustituto de lo que pueda indicar el médico en consulta.

Las personas que sufren de asma deben seguir unas pautas de cuidado generales, pero también varias pautas específicas. En este sentido, hay que recordar que, según varios factores, las indicaciones pueden variar de un caso a otro, ya que no todos los pacientes son iguales.

Alimentos que los asmáticos deben evitar

Si bien la comida no es la única forma de controlar el asma, está claro que la dieta juega un papel clave en el día a día de los pacientes asmáticos. En este sentido, se ha podido observar que limitando la ingesta de ciertos alimentos y llevando una nutrición adecuada es posible aumentar (y mantener) su bienestar.

Veamos cuáles son los alimentos que los asmáticos deberían evitar en líneas generales. ¡Toma nota!

Grasas saturadas

Las fuentes de grasas saturadas encabezan la lista de los alimentos que los asmáticos deberían evitar. Según los expertos de Mayo Clinic, incrementan los síntomas del asma. Esto se debe a la respuesta del sistema inmunitario al “recibir” estas sustancias.

Las grasas saturadas también estánpresentes en la comida ultraprocesada,la bollería, la carne roja y las frituras, así como en múltiples comestibles industriales.

En cambio, puedes optar por otro tipo de grasas. Los expertos en Salud y Nutrición comentan que es recomendable que consumas ácidos grasos omega 3. Estos están presentes en los pescados azules, las semillas de lino y las nueces y fuentes de proteínas magras (leche desnatada, pechuga de pollo y legumbres).

Cuando hagas la compra verifica que los alimentos no contengan grasas saturadas. Asimismo, opta por cocciones sanas como el vapor, el horno o la parrilla.

Lácteos enteros

Los lácteos son alimentos ricos en grasas y es recomendable moderar su consumo para evitar que los síntomas del asma se desencadenen.

No hace falta prescindir de ellos por completo. Basta con que comas lácteos de forma inteligente: elige productos desnatados y trata de sustituirlos de vez en cuando. ¿Has probado, por ejemplo, la leche de almendras o el queso de patatas?

Las personas suelen comer muchos lácteos sin darnos cuenta, ya que están presentes en varias recetas y alimentos cotidianos. Por ejemplo en sopas cremosas, pastas rellenas, helados, café con leche, batidos, mantequilla, etc.

Como si esto no fuese suficiente, la consistencia y textura de los lácteos exacerban la producción de mucosidad y, por ende, aumentan la congestión. Esto hace más difícil que podamos respirar en un episodio de asma.

Carnes rojas

De nuevo tenemos que hablar de las grasas saturadas, porque la carne las contiene en grandes cantidades. Si bien hay excepciones, como la carne de cordero, que es más magra, lo cierto es que la de vaca o cerdo empeoran los cuadros de asma.

Según una investigación publicada en la revista Nutrition, aquellos que consumen mucha carne roja son más propensos a desarrollar asma. Por lo tanto, sería recomendable minimizar su consumo (a una vez por semana, por ejemplo) y disfrutar con más frecuencia del pollo, el pavo y el pescado.

Cítricos y tomates

Otros de los alimentos que los asmáticos deberían evitar son los cítricos y los tomates. Si bien es cierto que contienen nutrientes y fibra, que son beneficiosos para la salud, también tienen algunos componentes que podrían empeorar los síntomas en algunos asmáticos. 

No es preciso que dejes de consumirlos de la noche a la mañana pero, al menos, procura reducir su ingesta. Por supuesto, para saber con detalle qué debes hacer al respecto, lo mejor es que consultes con tu médico.

Alimentos salados

El exceso de sodio en el cuerpo provoca problemas renales, obesidad y edemas en las piernas. También puede tener incidencias negativas en los pacientes asmáticos. Esto sucede porque aumenta las respuestas del sistema inmunitario y desencadena los síntomas del asma.

Usa muy poca sal en tus platos, evita los alimentos ultraprocesados, como las sopas enlatadas o el puré instantáneo, las patatas fritas y, en general, los snacks. No lleves el salero a la mesa y lee muy bien los empaques de lo que compras en el mercado porque tienen “sodio escondido” (incluso las cosas dulces tienen sal).

Descubre: 5 consecuencias del exceso de ultraprocesados

Grasas trans

También conocidas como grasas sólidas, están hechas gracias a un proceso donde se incorpora hidrógeno al aceite vegetal. No son para nada saludables y aumentan los riesgos de padecer enfermedades cardíacas o diabetes, así como también de agravar los síntomas de los asmáticos.

Evita todos los productos que contengan grasas trans. Entre ellos, la margarina, los alimentos fritos de restaurante y los aceites parcialmente hidrogenados. Estas grasas están presentes también en las galletas y bollería industrial, los pasteles y las masas para pasteles.

Por el contrario elige alimentos que tengan “grasas buenas” como los aceites de oliva y colza o cánola (orgánico), las semillas de lino y los frutos secos, como las almendras y nueces. De esta forma no solo reducirás el asma, sino que también evitarás muchas otras enfermedades.

Te interesa: Obesidad, tendencias de consumo y recomendaciones

El magnesio contra el asma

En la dieta los asmáticos no pueden faltar alimentos ricos en magnesio. Este mineral es necesario para ayudar a relajar los músculos y promover la salud del sistema respiratorio, en líneas generales. El magnesio es antiinflamatorio y broncodilatador.

Se puede encontrar en diversos alimentos, como la avena, el germen de trigo, el aceite de onagra, los frutos secos (pistachos, nueces), las semillas, las legumbres, y por supuesto, en varias frutas y verduras.

¿Dudas? Consulta con el médico

Comer sano es una excelente forma de brindarle a tu cuerpo todo lo que necesita para que se mantenga sano en el tiempo. Por ello, no solo debes procurar mantener una dieta acorde a tus necesidades individuales, sino saber qué debes evitar, según tu estado de salud, para no afectar tu bienestar.

Recuerda que, en caso de que tengas dudas acerca de cómo llevar una dieta equilibrada, acorde a tus necesidades, consulta con tu médico y sigue sus recomendaciones. Adicionalmente, puedes consultar con un nutricionista.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/6-alimentos-que-los-asmaticos-deberian-evitar/

¿Asma en mayores? Gracias a estos alimentos se pueden combatir sus síntomas

Qué puede comer un niño asmático

Hablar del asma es hacerlo de una patología crónica en la que las paredes internas de las vías respiratorias se inflaman y se estrechan. Como consecuencia, los afectados tienen dificultad para respirar y sensación de ahogo, y emiten un leve sonido, semejante a un silbido, en el pecho.

¿Qué hacer si se padece asma?

Se trata de una enfermedad que no tiene cura, pero cuyos síntomas o peores episodios se pueden prevenir con algunos hábitos saludables como los que recomiendan desde el Hospital Victoria Eugenia Cruz Roja (@HVictEugenia):

  • Cuando el asma sea producto de una alergia, hay que evitar la exposición a agentes infecciosos como el polen, los ácaros o el pelo de algunos animales. En este caso, resulta esencial no hacer ejercicio de forma intensa en época de polinización.
  • Seguir a rajatabla el tratamiento prescrito para que se pueda controlar mucho mejor la enfermedad y las crisis derivadas de esta.
  • Si se es fumador y asmático, esto supone una mala combinación ya que el tabaco provoca la inflamación de los bronquios. 
  • Mantener una alimentación adecuada que, en algunos casos, incluso puede ayudar a mitigar los síntomas. 

Recomendaciones todas ellas que complementan los tratamientos convencionales,que resultan muy útiles para controlar esta afección.

Así pues, aparte de la pauta farmacológica, sobre todo con medicamentos con esteroides, entre las terapias se incluye el uso de inhaladores.

Este pequeño dispositivo puede servir a modo preventivo o bien como medio de rescate ante señales de un episodio agudo. En este último caso, cuando se produce un ataque severo de asma, los nebulizadores también pueden ser de gran ayuda.

¿Cómo debe ser la dieta de una persona asmática?

En este caso, en dicha pauta nutricional deben evitarse aquellos productos englobados dentro del grupo de los procesados, las grasas saturadas o los azúcares refinados. Al contrario, es bueno recurrir a los alimentos que actúen como verdaderos aliados, entre los que destacan las frutas, las verduras y la fibra.​

También es posible reducir la incidencia del asma si se aumentan los niveles de vitamina D gracias a la leche, los huevos o el pescado como el salmón; y si se reduce el consumo de sal o ciertos alimentos ricos en aceites, como algunos frutos secos. Para ser más concretos, una dieta saludable para una persona asmática debe incluir los siguientes ingredientes.

Tomar esta hortaliza como alimento principal del primer plato o como guarnición de carnes y pescados puede favorecer que no se inflamen las vías respiratorias. Una buena noticia, sobre todo, si se trata de pacientes mayores que padecen asma de por vida. 

Papaya

Se ha descubierto que esta fruta tropical resulta efectiva para el tratamiento de todo tipo de inflamaciones de carácter crónico, como puede ser el asma. Ideal para dar un toque especial a las clásicas macedonias de frutas.

Aguacate

Para despertarse por las mañanas, nada como un buen café o té, una pieza de fruta, algo de cereales y un poco de aguacate. Sí, este fruto también se cuela en la lista recomendada para las personas asmáticas. Y todo ello gracias a su efecto antiinflamatorio y su poder para mantener en buen estado la mucosa de los bronquios

Plátano

Para merendar, una buena opción para las personas mayores que tienen asma es comerse un plátano. Una fruta que tiene vitamina B6 en su composición y que sirve para ayudar al metabolismo de los glóbulos rojos. Aparte de esta importante función, este elemento esencial relaja el tejido del músculo liso bronquial

Espinacas

Un plato de espinacas contiene una gran cantidad de nutrientes y vitaminas, como las de los grupos A y C, que mejoran la inflamación del organismo y la respuesta del sistema inmunitario. Dos acciones a tener en cuenta cuando se habla de pacientes asmáticos. 

Pimientos rojos

Consumir pimientos rojos en este tipo de dietas también es muy recomendable y todo gracias a los antioxidantes que otorga la vitamina C. Un aspecto positivo que hace que disminuya uno de los síntomas de esta patología: la dificultad respiratoria

Manzana

Los especialistas que tratan a personas que sufren asma recomiendan que, entre sus hábitos nutricionales, no se olviden de tomar de vez en cuando una manzana.

Su poder reside en algunos bioflavonoides (sustancias vegetales) como la quercetina, que actúa como si fuera un antihistamínico natural.

Por si fuera poco, mejora la inflamación que pueden experimentar las vías respiratorias. 

Peras

Además de la manzana, no está de más si los asmáticos también comen peras. En este caso, al igual que la fruta anterior, pueden hacer mucho debido a sus capacidades antiinflamatorias, antitusivas y expectorantes.

Legumbres

Por último, como parte de una alimentación recomendable para los mayores que sufren asma, es bueno que se incluyan legumbres. Muchas de ellas son una valiosa fuente de magnesio que, en términos de salud, hace que se mejore la actividad pulmonar y que haya un flujo de aire constante y normalizado por el sistema respiratorio de los asmáticos.

Источник: https://www.65ymas.com/salud/preguntas/quiero-conocer-alimentos-asma_12403_102.html

Consejos de nutrición para personas asmáticas

Qué puede comer un niño asmático

En este artículo repasamos la alimentación recomendada para el asma. Existen ciertos alimentos y nutrientes que regulan el terreno alérgico y te ayudan a regular las crisis de asma, rinitis, urticaria, dermatitis o de alergias en general.

Muchas personas asmáticas, presentan también dermatitis atópica. El asma es un estado de hiperinmunidad, es decir el sistema inmunológico está “excitado” y responde más de la cuenta a las agresiones de los alergenos.

Con frecuencia las reacciones alérgicas comienzan por procesos de permeabilidad intestinal, por ello debes limpiar y estimular el sistema digestivo a nivel hepato-biliar y repoblar tu microbiota (flora intestinal) con alimentos probióticos y prebióticos.
La microbiota regula tu sistema inmune.

No llegan los yogures, pues la concentración de probióticos no es efectiva para reactivar las bacterias buenas de tu intestino, que ayudan a controlar los síntomas del asma.

Alimentación recomendada para el asma

La alimentación recomendada para el asma debe reforzar la presencia de alimentos antioxidantes para neutralizar la gran cantidad de radicales libres que se forman.

El asma es un proceso inflamatorio celular de defensa y destrucción, en el que se producen fenómenos de absorción de oxígeno y formación de radicales superóxido.

Estos radicales mediante la enzima superóxido-dismutasa, se transforman en peróxido de hidrógeno que difunde a través de las membranas y se elimina por la acción de las enzimas catalasa y glutationperoxidasa.

En el asma, la producción de radicales es excesiva y/o los procesos de eliminación están disminuidos, el superóxido y el peróxido de hidrógeno pueden formar radicales hidroxilo que son muy dañinos.

Vitamina C

Es el antioxidante por excelencia, fortalece las mucosas y es muy antihistamínica, por lo que incluye en tu desayuno un cítrico o kiwi y añade pimiento crudo a tus ensaladas.

Omega-3

A nivel de suplementos, el que más evidencia científica ha adquirido son los ácidos grasos omega-3. Existen alimentos que aportan estos ácidos grasos omega-3, pero al consumirlos cocinados se reduce su actividad (pescado azul). Las fuentes vegetales (chía y lino) no se asimilan bien, por lo que tampoco son una alternativa.

Debes intentara consumir más alimentos ricos en omega-3 y reducir las fuentes de omega-6 (aceites refinados y proteínas de origen animal), pues tienen una actividad proinflamatoria y empeoran los síntomas del asma.

Para notar los efectos del suplemento de omega-3, éste debe ser concentrado, de grado farmacéutico y debes tomarlo al menos 2 meses.

El mecanismo por el que reduce la reactividad bronquial, es el siguiente, tras su administración, el EPA y el DHA, los dos ácidos grasos activos, se incorporan a la membrana lipídica de las células e inhiben de forma competitiva la acción de la ciclooxigenasa sobre el ácido araquidónico en la producción de prostaglandinas y leucotrienos.

Además, el EPA actúa como sustrato:

  • De la ciclooxigenasa favoreciendo la formación de prostaglandinas con tres enlaces dobles (PGH3, TXA3 y PGI3), con actividad antiinflamatoria, relajante de la musculatura vascular y anticoagulantes.
  • De la enzima lipooxigenasa en la producción de leucotrienos con cinco enlaces dobles (LT5), con actividad quimiotáctica e inductora de la permeabiliad vascular mediada por bradiquinina.

Vitamina B6

La administración de 200 mg de piridoxina en un grupo de 76 niños asmáticos produjo una reducción de síntomas como de broncodilatadores utilizados .

En adultos, la ingesta de 100 mg diarios de vitamina B6 también disminuye la frecuencia y severidad de los síntomas del asma.

Se cree que la vitamina B6, favorece la afinidad de la hemoglobina por el oxígeno y su cesión posterior a los tejidos.

Vitamina B5

La vitamina B5 o ácido pantoténico es muy antiinflamatoria y antihistamínica. La alimentación recomendada para el asma incluye el hígado, pipas de girasol, setas, champiñones, legumbres, salmón, huevo y arroz integral.

Magnesio

Aumenta también el consumo de queso fresco, algas, frutos secos, pipas, semillas, salvado de trigo y vegetales de temporada para asegurar el aporte de magnesio que relaja el músculo liso de los bronquios y minimiza los efectos del asma.

Selenio

El selenio es cofactor de la glutation-peroxidasa, enzima que participa en los mecanismos de eliminación de los radicales superóxido y peróxido de hidrógeno formados en los procesos oxidativos del asma. Además, también disminuye la síntesis de inmunoglubulinas y “suaviza” los procesos de inmunidad celular.

Azufre

El azufre también es muy antiinflamatorio y antihistamínico, asegura su aporte en tu alimentación recomendada para el asma, comiendo más ajo y cebolla, tanto cocinados como en crudo.

Alimentos a evitar en caso de asma

Es necesario evitar los alimentos para los que se tiene alergia. La alergia alimentaria tiene una prevalencia estimada en la población infantil del 3-13% y del 1-2% en la población adulta. En niños con alergia alimentaria conocida, la prevalencia de asma es del 10-25%.

Existen algunos alimentos que pueden acelerar o agravar los síntomas del asma como el chocolate, mostaza, alimentos fermentados, que contienen aminas precursoras de la histamina, que se suman a la ya existente.

Las proteínas de la leche y del trigo son de las más problemáticas, puedes hacer la prueba retirando estos aimentos de tu dieta para el asma, pero nuestro consejo es que te hagas la prueba de histaminosis alimentaria.

Es conveniente leer el etiquetado nutricional para evitar la ingesta de ciertos aditivos o colorantes como el benzoato, la tartrazina o los sulfitos en tu alimentación recomendada para el asma.

Dieta para el asma

Toma un vaso de agua templada con 2-3 gotitas de limón antes de desayunar, ya que predispone al vaciado intestinal y estimula la vesícula.

Evita los alimentos con azúcares ocultos (dextrosa, glucosa, maltosa, lactosa, miel) y los irritantes hepáticos como el café, fritos, alcohol, leche (yogur, queso), grasas procesadas (saturadas y trans), hidratos de carbono refinados (pan, pasta, galletas, bollería), aditivos, colorantes y conservantes, alimentos procesados o muy elaborados y carnes rojas.

Sigue las pautas de Dieta Coherente, como alimentación recomendada para el asma:

  • Establece un horario fijo de 5-6 comidas, teniendo en cuenta que en cada comida debe haber: proteína magra, grasa insaturada e hidratos de carbono de baja carga glucémica.
  • Realiza tres comidas principales y dos/tres tentempiés en tu alimentación recomendada para el asma.
  • No dejes pasar más de una hora, desde que te levantas sin desayunar.
  • No dejes pasar más de 4-5 horas entre comidas.
  • Si pasan más de 3 horas desde la cena a la hora de acostarte, debes tomar un snack (tipo media mañana o merienda).
  • No mezcles féculas en la misma comida: pan, pasta, arroz, patatas, plátano, maíz, remolacha, calabaza.
  • Bebe de 1,5-2 litros de agua al día. Mejor fuera de las comidas.
  • Toma cada noche durante 15 días, una taza de este caldo depurativo para mejorar la eliminación de toxinas y depurar tu organismo.
  • La preparación de los alimentos será a la plancha, cocidos, al vapor, horno…. Evita preparaciones culinarias que incorporan mucha grasa: fritos, guisos, empanados, potajes, etc.
  • Puedes condimentar la comida (limón, vinagre, especias, pimienta…) para dar sabor a los platos.
  • Modera la cantidad de sal. En caso de retención de líquidos es recomendable la “sal sin sodio”.
  • La coca-cola, el café y el té son potentes estimuladores de los niveles de insulina, por lo que se ha de reducir su consumo y si se toman, tómalos descafeinados.
  • Practica ejercicio moderado al menos un poco más de lo habitual. 40 minutos de caminata al día.
  • Intenta reducir el nivel de estrés pues provoca la misma respuesta fisiológica que la cafeína. Es recomendable practicar técnicas de relajación o yoga.

Qué te ha parecido este post sobre alimentación recomendada para el asma? DEJA UN COMENTARIO, estamos deseando hablar contigo e intercambiar ideas.
Puedes seguirnos en nuestras RRSS, , , Pinterest, Instagram o nuestro Canal de  para seguir todos nuestros consejos.

Reader Interactions

RESPONSABLE: DIETA COHERENTE, S.L. FINALIDAD DEL TRATAMIENTO Y LEGITIMACIÓN: Permitir a la persona interesada publicar un comentario en nuestro blog, y en su caso, enviarle información sobre nuestras novedades y servicios, contando con su consentimiento. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros.
EJERCICIO DE DERECHOS: Se permite el ejercicio de los derechos de acceso, rectificación o supresión, la limitación del tratamiento, oposición y el derecho a la portabilidad de sus datos en Caracas Nº4, 36203 Vigo (Pontevedra) o enviando un correo electrónico a info@dietacoherente.com Quiero concertar visita por whatsapp

Источник: https://www.dietacoherente.com/alimentacion-recomendada-para-el-asma/

Dieta para el asma: qué alimentos ingerir y cuáles evitar (con menú ejemplo)

Qué puede comer un niño asmático

El asma es una enfermedad que causa inflamación de las vías respiratorias e hiperreactividad bronquial, por lo que es importante que estos individuos consuman alimentos que posean propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, como los alimentos ricos en omega-3, por ejemplo. Además, se debe evitar el consumo de alimentos ricos en azúcares, debido a que los carbohidratos en sí consumen más oxígeno cuando son digeridos, incrementando el trabajo respiratorio y la fatiga de los músculos.

Todas estas recomendaciones nutricionales tienen como objetivo aliviar los síntomas y disminuir la frecuencia con la que surgen las crisis asmáticas. La alimentación por si sola no ayuda a curar el asma pero si a mejorarlo, por lo que complementa el tratamiento farmacológico indicado por el neumonólogo. 

Los individuos que sufren de asma, tanto adultos como los niños, deben realizar una alimentación saludable, por lo que deben seguir las siguientes recomendaciones:

1. Incluir alimentos antiinflamatorios en la dieta

Los alimentos antiinflamatorios disminuyen la producción de sustancias en el organismo que estimulan la inflamación del tejido pulmonar. Además de favorecer el sistema inmune, haciendo con que el organismo sea más resistente contra otras enfermedades como la gripe o un resfriado, por ejemplo. 

El omega-3, la vitamina C, vitamina A y E, la alicina, los polifenoles, entre otras sustancias, son potentes antioxidantes con propiedades antiinflamatorias.

Algunos alimentos que pueden incluirse son el salmón, el atún, las sardinas, el aceite de oliva, semillas de chía, semillas de linaza, aguacate, la naranja, las fresas, el kiwi, la guayaba, el brócoli, el repollo, el ajo, la cebolla, entre otros.

Conozca más detalles sobre los alimentos con propiedades antiinflamatorias. 

2. Ingerir la cantidad de proteína adecuada

En algunos casos para tratar el asma se utilizan esteroides, este tipo de medicamentos podrían incrementar la degradación de las proteínas en el organismo, por este motivo durante la su administración es importante incrementar la ingestión de alimentos ricos en proteínas, principalmente en los niños, los cuales se encuentran en una fase de crecimiento. 

Los alimentos ricos en proteínas son los yogures, quesos, leche, carnes blancas, huevos y pescados. Vea una lista de alimentos ricos en proteínas. 

3. Aumentar el consumo de líquidos

Para ayudar a fluidificar y eliminar las secreciones producidas a consecuencia del asma con mayor facilidad, se recomienda ingerir 2 L de líquidos al día como mínimo, pudiendo consumirse agua, tés o jugos naturales sin azúcar.  

4. Disminuir el consumo de azúcares

Es importante que el individuo asmático evite la sal y los alimentos ricos en azúcares simples y grasas saturadas, además de los productos industrializados, principalmente durante una crisis. Estos alimentos son pro-inflamatorios, por lo que favorecen la inflamación en el organismo y disminuyen las defensas, dificultando que el organismo combata el asma. 

Además de esto, el consumo en exceso de alimentos ricos en azúcares podrían dificultar la respiración, debido a que durante su metabolismo utilizan más oxígeno para ser digeridos y libera más dióxido de carbono, causando fatiga en los músculos respiratorios. 

Por este motivo debe evitarse el consumo de refrescos, azúcar blanco, galletas, chocolates, pasteles, dulces, snacks, comidas pre-cocidas y comidas rápidas. 

5. Disminuir el consumo de alimentos ricos en omega-6

Es importante que el consumo de omega-6 no sea mayor que el de omega-3, porque también podría aumentar la inflamación del organismo según los resultados de algunos estudios.

Algunos ejemplos de alimentos ricos en omega-6 son: aceite de soya, aceite de maíz y el aceite de girasol. 

6. Evitar el exceso de peso

El exceso de peso en individuos asmáticos puede dificultar la respiración, debido a que la grasa corporal ejerce presión sobre la caja torácica y favorece el deterioro, tanto estructural como funcional, de los músculos respiratorios. Siendo importante en estos casos realizar una alimentación equilibrada y una reducción en las calorías a ingerir, debiendo acudir a un nutricionista para la realización de un plan nutricional adaptado a las necesidades del individuo. 

7. Realizar actividad física 

Existen algunos ejercicios que ayudan a aumentar la capacidad respiratoria y mejorar el asma, además de ayudar a mantener o a disminuir el peso, en el caso de individuos con exceso de peso, mejorar la frecuencia card​​​​​​íaca y a mejorar el sistema inmune. Estos ejercicios son la natación, caminar y hacer yoga.

Antes de realizar actividad física debe conversar con su médico, para que le indique cuáles son las estrategias a seguir. 

En la tabla a continuación se indica un menú ejemplo de 3 días para una persona asmática:

Comidas principalesDía 1Día 2 Día 3
Desayuno 1 taza de café sin azúcar, acompañado de un omelet de espinacas + 1 rebanada de sandía2 panquecas pequeñas de avena y banana con crema de cacahuate + 1/2 taza de fresas picadas en trozos2 rebanadas de pan integral con queso blanco bajo en grasas + 1 vaso de jugo de naranja natural sin azúcar
Merienda de la mañana1 taza de yogur natural con 1 cucharada de avena 1 manzana al horno con 1 cucharadita de canela en polvo20 unidades de cacahuates + 2 ruedas de piña
Almuerzo/ Cena1 rueda de salmón a la plancha con 1/2 taza de arroz integral + espárragos salteados con cebolla y ajo 1 cucharadita de aceite de oliva + 2 ruedas de piña100 g de pollo cortado en cubos y sazonado con cúrcuma con 1/2 taza de quinoa, acompañado de brócoli con zanahoria, aderezada con 1 cucharadita de aceite de oliva + 1 pera1 berenjena rellena con atún, tomate, cebolla y ajo y queso gratinado al horno + 1 rebanada de melón
Merienda de la tarde1 mandarina mediana + 6 nueces1 taza de yogur natural con 1/2 banana en rodajas + 1 cucharadita de chía2 tostadas integrales con 2 cucharadas de aguacate y 1 huevo revuelto

Las cantidades del menú varían según la edad, sexo, actividad física y a la enfermedad asociada, por ello lo ideal es acudir a un nutricionista para que realice una evaluación completa y calcule el plan nutricional más adecuado según sus necesidades. 

Источник: https://www.tuasaude.com/es/que-comer-para-controlar-el-asma/

Combata el Asma en Niños

Qué puede comer un niño asmático

Por: ContigoSalud

No hay una dieta específica para el asma. Sin embargo las investigaciones muestran que ciertos alimentos pueden mejorar así como otros agravar los síntomas del asma. Durante años, varios países, entre ellos: Estados Unidos, Inglaterra, Nueva Zelanda y Austria, han centrado sus investigaciones en la relación de la incidencia del asma con la dieta.

La prevalencia de asma es de 1 o 2% en el mundo, sin embargo afecta a 6% de los niños en Estados Unidos.

Aunque se requieren de más estudios, siempre es bueno que sus hijos establezcan hábitos de alimentación saludables y que tengan una dieta que les aporte suficientes nutrientes para su desarrollo y prevención de enfermedades. Tome nota de estos nutrientes, los cuales se ha visto que ayudan a disminuir los síntomas del asma.

Nutrientes que debe incluir

1. Frutas y vegetales
Las investigaciones muestran que en los países en donde los niños consumen más frutas y vegetales, hay menor incidencia de asma.

“Se recomienda que los niños consuman al menos 5 porciones de frutas y vegetales en total por día”, señaló la nutricionista Karla Barrenechea.

“Las frutas y vegetales de color rojo, anaranjado y verde oscuro contienen más vitaminas y antioxidantes”.

2. Lácteos
Los investigadores del Centro Internacional para el Estudio del Asma y las Alergias en la Niñez, en Nueva Zelanda, han analizado las dietas de 700 mil niños en 50 países. La conclusión a la que llegaron es realmente sorprendente: los infantes que llevaban una dieta rica en calcio, tenían menos probabilidades de padecer alergias y ataques de asma.

Por otro lado, un estudio llevado a cabo por la Universidad de Nottingham en Inglaterra, concluyó que el calcio no es el único mineral que previene el asma.

El magnesio favorece la actividad pulmonar y el flujo de aire.

La buena noticia es que ambos nutrientes se encuentran en la leche, por lo que es recomendable que el niño la consuma, al menos 3 porciones de leche al día, ya sea como leche, yogurt o queso.

Se ha visto que bajos nivelesde vitamina D están asociados con mayores tasas de hospitalización relacionada con el asma, el uso de corticosteroides inhalados, e hiper-reactividad de las vías respiratorias en los niños. La leche también es fuente de vitamina D.

3. Dieta Mediterránea
Un estudio de 2007 demostró que los niños que consumen una Dieta Mediterránea eran menos propensos a tener síntomas similares al asma.

Los cereales y aceite de oliva son propios de la dieta mediterránea y proporcionan dosis elevadas de beta-caroteno, vitaminas C y E, selenio, flavonoides y polifenoles, todos con alto poder antioxidante.
 

A continuación una guía de los nutrientes que se deben incluir en la dieta.

Vitamina C

Kiwi, guayaba, chile dulce, fresas, brócoli

Vitamina E

Aceites vegetales, nueces, semillas

Beta-caroteno

Zanahoria, manga, albaricoque, tomate, chile dulce

Flavonoides

Frutas, vegetales, nueces, té verde, hierbas

Magnesio

Pescado, higos, espinacas, leche, germen trigo

Selenio

Nueces de Brasil, ostras, mejillones, hígado, pescados, salvado de avena

Omega 3

Salmón, atún, sardinas, linaza, aceite de soya, canola

Vitamina D

Exposición al sol, lácteos, margarina, alimentos fortificados

Nutrientes que se deben evitar

  • Los alimentos que contienen aditivos como benzoatos (E210-19), los sulfitos (E220-8), ogalatos (E310-12).
  • Los alimentos que contienen levadura o moho, como el pan y el queso azul.
  • Alimentos, bebidas y aperitivos que contienen colorantes E102, E104 y E110.
  • Se recomienda descartar alergias antes de dar los siguientes alimentos: leche de vaca, trigo, huevo, pescado, soyaynueces. Esto porque hay pacientes que son asmáticos porque presentan alguna intolerancia o alergia.
  • Grasas trans y los ácidos grasos Omega-6.

    Hay alguna evidencia de que el consumo de grasas Omega-6 y las grasas trans, que se encuentran en algunas margarinas y alimentos procesados, pueden empeorar el asma.

    Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, encontró que los niños que consumían mayor cantidad de margarina (como grasa trans), tenían hasta 40% más de probabilidades de presentar síntomas de asma y otras enfermedades como el eczema, por ejemplo.

  • Dieta alta en calorías.

    Si el niño come más calorías de las que quema, aumentará de peso. Las personas son sobrepeso son más propensas a tener síntomas más severos de asma, ya que el organismo y la función pulmonar deben trabajar más fuerte.

  • Las bebidas con cafeína como el café, té negro, chocolate o gaseosas, producen broncodilatación durante una o dos horas en algunas personas asmáticas.
     

IMPORTANTE

  • Leer las etiquetas de los alimentos y evitar sustancias desencadenantes del asma.
  • Eliminar todo aquel alimento que no es bien tolerado o que ocasionó un agravamiento del asma, alergia o intolerancia.
  • Tener a mano los medicamentos necesarios en caso de un ataque de asma. La educación es muy importante en estos pacientes.

Источник: http://www.contigosalud.com/combata-el-asma-en-ninos

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: