¿Qué puede comer una embarazada con dolor de estómago?

¿Qué puede comer una embarazada con dolor de estómago?

¿Qué puede comer una embarazada con dolor de estómago?

Tener alguna vez dolor de estómago a lo largo de estos 9 meses es completamente normal. Puede deberse a síntomas relacionados con el embarazo, como acidez, o no, como gastroenteritis. Sea cual sea la causa, debes saber qué es lo más adecuado comer para que el dolor se pase lo antes posible.

Índice

¿Es normal tener dolor de estómago en el embarazo?

Cualquier dolor o molestia que se padece durante el embarazo nos pone nerviosas y nos alerta por si puede ser alguna complicación relacionada con el embarazo o implica que algo malo le pasa al bebé.

Sin embargo, debes tener en cuenta que a lo largo de estos 9 meses te pasarán muchas cosas que podrían pasarte igualmente si no estuvieras embarazada, como contraer una gastroenteritis o tener una indigestión.

Además de que muchas veces, los cambios hormonales de la gestación provocan molestias que son normales y no implican nada malo, como las náuseas o los ardores.

De hecho, el estómago es uno de los grandes afectados en esta etapa ya que el aumento de algunas hormonas, como la progesterona, junto con el crecimiento del útero, que desplaza los órganos del sistema digestivo, hacen que las digestiones se vuelvan más lentas y pesadas, lo que hace normal tener ardor, náuseas, vómitos, estreñimiento o diarrea. No debes preocuparte por ninguna de estas molestias, pero sí saber qué comer en cada caso para aliviarlas.

Gastroenteritis o infección estomacal en el embarazo

La gastroenteritis es la inflamación de la mucosa del estómago (gastritis) y de los intestinos (enteritis).

Normalmente esta enfermedad está causada por una infección vírica, aunque puede aparecer a causa de la contaminación por salmonella o de la alteración de la flora bacteriana del sistema digestivo. Los síntomas principales son diarrea, vómitos, dolor abdominal y, a veces, fiebre.

Si la causa es vírica el estómago tarda entre 3 y 6 días en recuperarse totalmente; si es bacteriana puede llevar más tiempo. El tratamiento en caso de gastroenteritis de una mujer embarazada es el mismo que si no lo estuviera: reposo y dieta blanda.

Es importante evitar la deshidratación si la diarrea o los vómitos son muy frecuentes y duran mucho tiempo tomando soluciones de rehidratación oral o bebiendo pequeños sorbos de agua cada cierto tiempo.

En cuanto a la dieta, el primer día solo se debe consumir agua o zumo de zanahoria. A medida que se pasen los vómitos y la diarrea, hay que ir introduciendo alimentos de dieta blanda como arroz blanco, manzana o pechuga de pollo cocida o la plancha. Gradualmente se podrán ir introduciendo más alimentos.

Indigestión o pesadez en la gestación

Como decíamos, las digestiones se vuelven más lentas y pesadas en el embarazo, lo que puede causar dolor de estómago o de tripa. Para evitarlo, no hagas comidas copiosas, come pequeñas cantidades pero más a menudo. Evita también alimentos más difíciles de digerir o pesados como frituras y grasas.

Y si ya se ha producido la indigestión, hay algunos alimentos que te ayudarán a aliviar las molestias, como el plátano (que regula el sistema digestivo), una infusión de manzanilla, la manzana, la piña o el pomelo.

Gases en el embarazo

La acumulación de gases también causa dolor y molestia estomacal, y es un problema muy frecuente en el embarazo ya que la digestión más lenta y pesada produce meteorismo, hinchazón, eructos y flatulencia.

Para prevenir y aliviar los gases puedes seguir estos consejos: comer bien sentada y despacio; esperar al menos 20 minutos tras la comida antes de tumbarte; reducir el consumo de alimentos flatulentos como coliflor, legumbres, coles de Bruselas; evitar las bebidas gaseosas; evitar los alimentos grasos y las frituras; no beber mucho líquido comiendo, sino entre comidas; hacer ejercicio de manera regular.

Acidez o ardor en la gestación

Las digestiones lentas del embarazo y el aumento del útero hacen que sea muy habitual que parte del contenido del estómago vuelva a subir, causando dispepsia o acidez estomacal. Es una sensación muy molesta que se puede tratar con medicación (consulta a tu médico), pero también adoptando una serie de medidas relacionadas con la alimentación:

– Después de comer, evita inclinarte hacia delante o tumbarte. Mantente semirrecostada al menos 30 minutos.

– Haz varias comidas al día más ligeras y evita estar mucho tiempo en ayunas.

– Elimina de tu alimentación las especias, el picante y los caldos de carne concentrados.

– El mejor aliño es el aceite de oliva, evita salsas especiadas o picantes.

– Comienza la comida con hidratos como arroz, patatas o pasta hervidos.

– Cocina al vapor, horno o microondas y evita las frituras.

– Evita los alimentos integrales (pan, galletas, cereales…).

– Reduce el consumo de alimentos y condimentos ácidos como los cítricos, el tomate, el vinagre, la piña, etc.

Gastritis en el embarazo

La gastritis es la inflamación o irritación de la capa que recubre el interior del estómago. Esta enfermedad causa dolor en la parte superior del abdomen, náuseas, vómitos y empacho. Este problema puede aparecer por una infección de helicobacter pylori, el uso de ciertos medicamentos, problemas en la vesícula, etc.

Si la gastritis es previa al embarazo, habla con tu médico para ver cómo se trata de la mejor manera. Si surge en estos meses, puedes tomar omeprazol o antagonistas H2 para aliviar el dolor y seguir una dieta blanda que evite la acidez.

Dispepsia

Definición:

Nombre genérico aplicado a distintos síntomas derivados del aparato digestivo, como acidez, ardor, dolor, etc. Es lo que se conoce conmúnmente como una «mala digestión». Suelen traducir un transtorno funcional, gastritis, úlcera péptica, etc

Síntomas:

Lo más característico de la dispepsia es el dolor o molestia en la parte alta del abdomen o por detrás del esternón, ardor de estómago, acidez, etc.

Tratamiento:

Seguir una dieta equilibrada y no comer muchas grasas ni comidas picantes, así como limitar las cantidades, puede ayudar. También evitar el alcohol, el tabaco, los chicles; comer despacio y masticando bien; tomar infusiones de plantas después de las comidas…

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/que-puede-comer-una-embarazada-con-dolor-de-estomago-8743

Dolor abdominal durante el embarazo

¿Qué puede comer una embarazada con dolor de estómago?

Estar embarazada supone sufrir muchos cambios a nivel físico y hormonal. El futuro bebé reclama su espacio dentro del cuerpo de su madre y obliga a los órganos de la zona a adaptarse para albergar el desarrollo del nuevo miembro de la familia.

Así, se producen molestias que, según el caso, son más o menos llevaderas.

Junto a la hinchazón de los pechos, el cansancio, el somnolencia, el acidez, los mareos y los calambres, existe una molestia que es de lo más habitual: los dolores abdominales.

Los dolores en el estómago pueden durar varios días, aparecer y desaparecer de forma espontánea o cambiar de localización con frecuencia.

Sin embargo, existen posibilidades de que adviertan de complicaciones serias en lo que respecta al curso del embarazo.

La pregunta es: ¿Cuándo debemos relativizar el dolor abdominal y cuándo interpretarlo como un síntoma de que algo va mal?

Los ginecólogos y especialistas en embarazo recomiendan, ante todo, mantener la calma. Insisten en que, cuando haya dudas, la mejor opción es llamar de inmediato al médico para que él identifique la causa y nos recomiende unas pautas a seguir.

VER GALERÍA

Dolor “normal” en el bajo vientre durante el embarazo

Aunque suele ser más frecuente durante el primer y el tercer trimestre del embarazo, el dolor abdominal puede aparecer en cualquier momento, independientemente del trimestre en el que te encuentres. Puede ser momentáneo o durar varios días. Puede aparecer y desaparecer espontáneamente. Y también es propicio a cambiar su localización con frecuencia.

Una característica que tienen en común todos los dolores abdominales que no representan gravedad es su intensidad. Si el dolor es leve o moderado, no corres ningún riesgo.

Estas molestias vienen producidas por tirones en los ligamentos del útero, por una mayor lentitud de la digestión, por estreñimiento, por el estiramiento y engrosamiento de los ligamentos que sostienen el útero en la pelvis, etc.

Por lo general, estas incomodidades se alivian al descansar o cambiar de posición. Los ginecólogos desaconsejan la inmovilización total en cama, pues puede perjudicar a la futura madre y al feto, ya que no solo provoca que la mujer se sienta más pesada y menos ágil, el sistema inmunitario se debilita y mentalmente estará “en baja forma”.

  • Sentarse relajadamente con las piernas elevadas.
  • Doblarse delicadamente hacia el lado en el que se sienta dolor.
  • Evitar cambiar rápidamente de posición, en especial cuando gires bruscamente de la cintura. Tantos lo movimientos bruscos como el hecho de coger peso o arrastrar bultos pesados puede acentuar el dolor.
  • Tomar abundantes líquidos. La deshidratación puede causar contracciones de Braxton Hicks.
  • Tomar una ducha no muy caliente o colocar la manta eléctrica a una temperatura moderada en el sitio en el que se sienten las molestias.
  • Caminar y hacer algunas tareas domésticas livianas puede aliviar los dolores producidos por gases.
  • Tratar de controlar la cantidad de aire que tragas. Para ello, es recomendable comer varias comidas pequeñas durante el día en lugar de comer pocas comidas abundantes. Y comer sin prisas masticando adecuadamente los alimentos y sin hablar mientras se come. Los refrescos y bebidas gaseosas, al igual que los alimentos grasos y fritos, pueden empeorar el dolor abdominal.

VER GALERÍA

¿Cuándo debemos alarmarnos ante un dolor abdominal durante el embarazo?

Existe una serie de avisos que debemos conocer para poder estar alerta en casos de que el dolor abdominal no sea inofensivo, sino síntoma de algo más grave.

Así, por ejemplo, el dolor que aparece súbitamente, que es persistente y que está asociado con otros problemas como náusea, vómito, sangrado vaginal o contracciones, sugiere que el dolor no se debe a los cambios normales del embarazo, sino a otro problema.

Lo mismo ocurre cuando este dolor en el bajo vientre viene acompañado de ligeras pérdidas de sangre, hemorragia intensa, fiebre, escalofríos, flujo vaginal, desmayos, molestias al orinar o náuseas o vómitos.

También puede ser síntoma de una complicación sentir contracciones de Braxton-Hicks (un tipo de contracciones esporádicas del útero que son indoloras, aunque algo incómodas) acompañadas de dolor en la parte inferior de la espalda.

Con respecto a las contracciones, los médicos advierten que si se sienten más de cuatro contracciones por hora, incluso si no son dolorosas, si se producen a intervalos regulares o si tienes algún otro síntoma de parto prematuro, lo más aconsejable es acudir al centro sanitario más cercano.

Источник: https://www.hola.com/estar-bien/2017041893478/dolor-abdominal-en-embarazo/

4 consejos para aliviar los gases del embarazo

¿Qué puede comer una embarazada con dolor de estómago?

Aliviar gases embarazo, dolor gases embarazo, gases embarazo remedios… Estas son algunas de las palabras clave más buscadas por las futuras mamás a partir del segundo trimestre del embarazo. ¿Quieres saber por qué se producen estos gases tan molestos y qué remedios hay para evitarlos? Entonces ya sabes, sigue leyendo…

Dolor gases embarazo, ¿por qué se producen?

Todos hemos sufrido alguna vez los molestos gases estomacales, pero este síntoma es más frecuente entre las embarazadas a partir del segundo trimestre de la gestación por una razón bastante lógica: el bebé crece y el útero se expande presionando y desplazando el estómago hacia arriba. Además, en esta etapa del embarazo aumentan los niveles de lahormona progesterona en sangre y algunos suplementos de hierro. ¿El resultado?: gases, acidez estomacal y, a veces, estreñimiento.

La buena noticia es que existen algunos consejos que te ayudarán a aliviar los gases típicos del embarazo. Lo vemos a continuación.

1. Tomar infusiones de anís verde

Tomar infusiones de anís verde después de cada comida o durante el día es un excelente remedio natural para aliviar los gases del embarazo. La razón es que en el anís verde encontramos anetol, un principio activo con grandes propiedades digestivas que alivian con eficacia la flatulencia y la aerofagia ayudando a expulsar los gases y previniendo su formación.

Tenemos que tener muy en cuenta que la infusión de anís verde es segura para las embarazadas, pero no lo es el aceite esencial de anís verde.

Aunque las plantas son productos naturales, si están concentrados en forma de tinturas, extractos o aceites esenciales pueden dar problemas de toxicidad y, de hecho, este aceite esencial está completamente contraindicado tanto en la fase del embarazo como de la lactancia.

¿El mejor consejo? Consulta con tu ginecólogo antes de empezar a tomar este remedio casero de alivio de gases durante el embarazo.

2.Tomar fruta y yogur

Algunas frutas como el kiwi, la papaya y la piña contienen enzimas que ayudan al proceso de digestión evitando la formación de gases.

El yogur y el kéfir, por su parte, aportan probióticos que también nos pueden resultar de gran ayuda ya que regulan la flora intestinal y mejoran las digestiones y el tránsito intestinal previniendo la formación de los molestos y dolorosos gases. ¿Quieres saber más sobre qué dieta seguir para aliviar los gases durante el embarazo? Sigue leyendo.

3. Evitar las bebidas gaseosas y los alimentos flatulentos

Evitar las bebidas con gas – agua, refrescos…- y los alimentos flatulentos como la col, el brócoli, las judías secas o los fritos es una medida preventiva para aliviar gases embarazo.

Recuerda también que ciertos alimentos sin azúcar contienen edulcorantes artificiales como el manitol, el xilitol o el sorbitol y que son sustancias que aumentan la producción extra de gases.

4. Apostar por la vida sana y tranquila

Si estás embarazada y quieres aliviar los gases durante el embarazo, sigue este consejo: apuesta por la vida sana y tranquila. Por ejemplo:

  • Siéntate a la hora de comer, hazlo sin prisas masticando despacio los alimentos.
  • Haz varias comidas ligeras a lo largo del día y evita las grandes comilonas.
  • Evita los laxantes ya que pueden producir contracciones uterinas.
  • Consume ciertos alimentos ricos en fibra y toma mucha agua para evitar el estreñimiento y, así, disminuir la producción de gases.
  • Muévete a diario: sal a caminar, haz ejercicios suaves de estiramiento, practica ejercicios de respiración y meditación… Aquí te contamos qué ejercicios son recomendables durante el embarazo: ¿Es recomendable hacer ejercicio durante el embarazo?

Dieta para aliviar los gases del embarazo

Como ya hemos dicho, algunos alimentos pueden empeorar o aliviar los gases del embarazo, ya que la dieta juega un papel clave en la producción de gases intestinales. Vamos a ver con más detalle qué es recomendable no comer si tenemos gases durante el embarazo:

  • Legumbres, como los frijoles o judías secas, los garbanzos y las lentejas.
  • Granos integrales.
  • Vegetales verdes: brócoli, col, repollo, col de Bruselas, lechuga…
  • Alimentos ricos en fructosa: alcachofa, cebolla, pera, trigo…
  • Alimentos ricos en almidón: pasta, maíz, patata…
  • Lácteos: la lactosa (azúcar de la leche) puede producir gases e hinchazón a las personas que sufran algo de intolerancia, aunque no haya sido diagnosticada. Puede venir acompañada de dolor abdominal y diarrea.
  • Alimentos con mucha grasa: aunque no produzcan gases como tal, hacen que la digestión sea más lenta, cosa que favorece la producción de gases.

También evitarás los gases durante el embarazo si no bebes mucha agua durante las comidas, ya que así harás que se acelere la digestión.

Por otra parte, los alimentos que no son fermentados en el intestino, como los ricos en proteínas, ayudarán a producir menos gases.

El principal problema de seguir esta dieta es que es muy limitada, por lo que no es posible seguir una dieta sana, variada y equilibrada, cosa que es fundamental en esta etapa de tu vida.

Por eso, te recomendamos que vayas introduciendo poco a poco algunos de estos alimentos en pequeñas cantidades en tu dieta para ver si te producen gases o no, ya de esta manera son más tolerables.

Si te sientan bien, podrás tener una dieta más variada y sana.

Tampoco debes olvidar que hay algunos alimentos que se recomienda no ingerir durante el embarazo para no poner en riesgo ni tu salud ni la del futuro bebé. Te lo contamos en este artículo: Checklist de alimentos prohibidos en el primer trimestre de embarazo.

¿Conoces más remedios para aliviar gases embarazo? ¿Nos lo cuentas?

Источник: https://www.institutocefer.com/blog/4-consejos-aliviar-los-gases-del-embarazo/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: