¿Qué puedo darle a mi bebé para el dolor de encías?

Alivie el dolor de la dentición y las necesidades sensoriales

¿Qué puedo darle a mi bebé para el dolor de encías?

English

La dentición es normal, pero puede ser una experiencia dolorosa para los bebés y los niños pequeños. Con demasiada frecuencia, padres y encargados del cuidado bien intencionados que desean aliviar el dolor del niño recurren a medicamentos y productos que podrían ser dañinos.

Los medicamentos de venta con o sin receta (OTC, como también se conoce a estos últimos en inglés), los medicamentos homeopáticos, o la joyería que se vende para mitigar el dolor de la dentición, pueden parecer buenas opciones para aliviar las encías de los niños, pero estos productos pueden ser peligrosos y acarrear lesiones graves o incluso la muerte. Esto también corresponde para niños mayores con necesidades especiales que pudieran utilizar joyería para la dentición con fines de estimulación sensorial.

La Academia Americana de Pediatría (AAP),  recomienda formas alternativas para tratar el dolor de la dentición, como frotar las encías del bebé con un dedo limpio o darle una mordedera para la dentición hecha de goma sólida. Para los niños con necesidades de estimulación sensorial, los padres y cuidadores deben hablar con el proveedor de atención médica de sus hijos sobre opciones más seguras.

En promedio, los bebés comienzan la fase de la dentición entre los 4 y los 7 meses de edad, y a los 3 años tienen un total de 20 “dientes de leche”. Según la AAP, entre los síntomas ocasionales de la dentición están: irritabilidad moderada, fiebre baja, babeo y una ansiedad por morder algo duro..

Los riesgos de las pulseras, collares y otra joyería para la dentición

La bisutería para la dentición incluye collares, pulseras y otras alhajas que se pone un adulto o a un niño, y utilizada por los padres y los encargados del cuidado, y se vende para aliviar el dolor de la dentición del bebé.

También pueden venderse para uso de las personas con necesidades especiales, tales como aquellas con autismo o con un trastorno de déficit de atención con hiperactividad, a fin de proveer estimulación sensorial, o de redirigir el hábito de morder la ropa o partes del cuerpo.

Las bolitas o cuentas de la joyería pueden estar hechas de diferentes materiales, tales como ámbar, madera, mármol o silicona. La bisutería que se vende para la dentición no es lo mismo que los aros o mordederas para la dentición, los cuales están hechos de plástico o goma duros y no puede ponérselo el adulto o a un niño.

El uso de bisutería que se vende para aliviar el dolor de la dentición conlleva graves riesgos, tales como los de sufrir asfixia, estrangulación, lesiones en la boca e infecciones. Otras preocupaciones son posibles lesiones en la boca o una infección si alguna pieza de la alhaja irrita o perfora las encías del niño..

Las cremas y geles para la dentición también conllevan riesgos

Los padres y los encargados del cuidado también pueden tratar de calmar a un bebé que le están saliendo los dientes frotando medicamentos anestésicos en las encías del niño.

Pero la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) advierte contra el uso de cualquier tipo de medicamento tópico para tratar el dolor de la dentición en los niños, incluidos los geles y las cremas de venta con o sin receta, o las pastillas homeopáticas para la dentición, pues ofrecen poco o ningún beneficio y conllevan un riesgo grave.

La benzocaína, un anestésico local, es el ingrediente activo de varios productos de venta sin receta para el cuidado de la salud bucal, tales como Anbesol, Baby Orajel, Cepacol, Chloraseptic, Hurricaine, Orabase, Orajel y Topex. Estos productos no deben usarse para la dentición porque son peligrosos, y no son útiles porque desaparecen de la boca del bebé en cuestión de minutos.

El uso de geles, aerosoles, ungüentos, soluciones y pastillas de benzocaína para tratar el dolor de boca y encías puede dar lugar a una afección grave —y a veces mortal— llamada metahemoglobinemia, en la cual la capacidad de transportar oxígeno de los glóbulos rojos se reduce sobremanera.

Los productos de benzocaína de venta con o sin receta para el cuidado de la salud bucal también son de uso difundido en los adultos.

Los médicos y los dentistas con frecuencia usan aerosoles que contienen benzocaína para adormecer las membranas mucosas de la boca y la garganta o inhibir el reflejo nauseoso durante las intervenciones médicas y quirúrgicas, tales como los ecocardiogramas transesofágicos, las endoscopías, la intubación y los reemplazos de tubos de alimentación. Pero la FDA no ha aprobado los aerosoles de benzocaína para estos usos.

Hable con su médico sobre el uso de la benzocaína y otros anestésicos locales, sobre todo si padece alguna afección cardiaca, tiene una edad avanzada, es fumador o tiene problemas respiratorios, tales como asma, bronquitis o enfisema. Estas afecciones pueden aumentar el riesgo de sufrir complicaciones relacionadas con la metahemoglobinemia.

Lo que puede hacer para mitigar el dolor de la dentición

Si las encías de su hijo están inflamadas y sensibles, frótelas o masajéelas suavemente con el dedo, o dele una mordedera de goma sólida para que la mordisquee. Asegúrese de que la mordedera no esté congelada. Si el objeto es demasiado duro, puede lastimarle las encías. Los padres de familia deben supervisar a sus hijos para que no se atraganten accidentalmente con la mordedera.

Los padres y los encargados del cuidado de niños con necesidades especiales que pudieran necesitar estimulación sensorial deben hablar con el prestador de servicios de salud del menor sobre opciones y tratamientos más seguros. La bisutería que se vende para aliviar el dolor de la dentición y para ofrecer estimulación sensorial puede acarrear lesiones graves, como estrangulación y asfixia.

La FDA continúa vigilando de cerca el uso de la bisutería para la dentición y otros productos para aliviar el dolor que ésta provoca, y está evaluando si es necesario tomar otras medidas para enfrentar los riesgos que conllevan estos productos, como parte de su compromiso de proteger la salud pública, sobre todo cuando se trata de la salud y la seguridad de los niños.

Los consumidores y los profesionales de la salud deben notificar a la FDA de cualquier efecto secundario adverso que detecten al usar medicamentos y dispositivos controlados por la dependencia, denunciándolos en línea a través de MedWatch, su Programa de Información de Seguridad y Denuncia de Efectos Adversos, o por teléfono, llamando al 1-800-FDA-1088.

Источник: https://www.fda.gov/consumers/articulos-en-espanol/alivie-el-dolor-de-la-denticion-y-las-necesidades-sensoriales-de-los-bebes-y-los-ninos-mayores-de

Poner paracetamol en las encías del bebé para aliviar el dolor por la salida de los dientes no tiene sentido

¿Qué puedo darle a mi bebé para el dolor de encías?

¿Duelen los dientes cuando salen? Hay profesionales que aseguran que no y otros que aseguran que sí. Yo en este caso hablo como padre, y en muchos casos me he encontrado dientes que ya están fuera sin que el niño haya dicho nada, pero también me he encontrado con encías inflamadas, dientes asomando y niños llorando de la molestia.

Cuando les duele, cuando están irritables y quejicosos, queremos ayudarles de alguna manera para que sufran menos, duerman mejor, descansen más y, de paso, durmamos todos por la noche. Remedios hay muchos.

Algunos funcionan y otros no hacen nada e incluso son riesgosos, así que hoy hablamos un poco del tema tratando uno de los remedios que más he oído: poner paracetamol, también conocido como acetaminofén, directamente en las encías para aliviar el dolor, para aliviarles el dolor.

La primera vez que escuché hablar de este remedio fue hace unos cuatro años, de boca de una enfermera que había ido a unas jornadas y el odontólogo (o quizás era pediatra, ahora no recuerdo) que habló del tema dientes y del dolor de la erupción de los mismos, lo aconsejó como método. Desde entonces he oído a varias madres hablar de ello, incluso preguntarme, y yo siempre les digo lo que sé: eso no hace nada, y si lo hace es por efecto placebo (los padres creen que le está haciendo algo).

Cómo funciona el paracetamol

El mecanismo de acción del paracetamol en el cuerpo ha sido durante mucho tiempo una gran incógnita. Se sabía lo que hacía, el efecto analgésico y antitérmico que produce, las dosis adecuadas y que en caso de darse durante un tiempo prolongado o con dosis más altas de lo recomendable es tóxico para el hígado.

Ahora empieza a conocerse un poco cómo funciona y al parecer el efecto no está muy ligado al medicamento en sí, sino en el efecto que provoca en el cuerpo. El paracetamol o acetaminofén, al entrar en el cuerpo, es descompuesto por unas enzimas.

A partir de ese momento empiezan a desencadenarse algunos procesos que acaban por inhibir la transmisión nerviosa del dolor y, en consecuencia, disminuye. Pero esto solo sucede si te lo tomas por la boca y el cuerpo lo descompone.

Si se lo pones a un niño en la boca no haces nada, porque no es un anestésico.

¿Por qué recomendarlo directamente en la encía?

No sé muy bien a quién se le ocurriría el invento, pero logró que corriera como método y mucha gente lo usara.

Imagino que se hizo una extrapolación del efecto del Diclofenaco (Voltaren) y del Ibuprofeno, que ambos pueden administrarse de manera tópica, en la piel, gracias a cremas que tienen estos fármacos (hay cremas o pomadas con diclofenaco y con ibuprofeno).

Pero cremas de paracetamol no hay, y aplicar el jarabe de paracetamol en la piel no hace nada. Vamos, que yo no me lo pondría si me duele el hombro.

¿Qué hacer entonces?

Lo ideal entonces es utilizar otros métodos que sí sirvan de algo, como dar al bebé mordedores fresquitos para que le calmen y, si creemos que siente dolor, darle paracetamol o ibuprofeno (este último si es mayor de 6 meses), pero por la boca, como quien se toma una pastilla porque le duelen las muelas.

Quizás os preguntéis si funcionan las cremas para las encías del bebé. Pues depende. Las hay con benzocaína, que es un anestésico que duerme las encías, que sí funciona. El problema es que el efecto dura solo unos 30 minutos, y en consecuencia no son maravillosas. Además, se han descrito efectos secundarios importantes en algunos bebés.

Otras cremas llevan algún antiinflamatorio y podrían ir bien, aunque hay quien dice que ayudan a endurecer las encías y entonces tampoco tendrían mucho sentido. Existen también los geles para limpiar las encías.

Se venden para eso, para eliminar la placa bacteriana en las encías del bebé, antes de que salgan los dientes, o cuando solo tienen algún diente, y según dicen algunos estudios, el mero hecho de eliminar la placa hace que disminuya el dolor de las encías.

Otros métodos podéis conocerlos aquí, en una entrada donde hablamos de eso, aunque más allá de lo que he comentado no hay evidencia (los collares de ámbar son una estafa, como lo es la homeopatía para la dentición), así que yo lo que haría es un masaje en las encías con algún gel que sirva para limpiarlas, mordedores fríos y, si sigue doliendo, darle paracetamol o ibuprofeno. Esta última solución, claro, de manera puntual y temporal, que hay quien cree que todos los llantos del bebé responden a los dientes y los niños van todo el día con el jarabe en el cuerpo.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | ¿Le duele cuando le salen los dientes?, Riesgos de algunos medicamentos para el dolor de la dentición, Mitos y realidades sobre la aparición de los primeros dientes

Источник: https://www.bebesymas.com/salud-infantil/poner-paracetamol-en-las-encias-del-bebe-para-aliviar-el-dolor-por-la-salida-de-los-dientes

¿Cómo aliviar las molestias de la dentición en tu bebé?

¿Qué puedo darle a mi bebé para el dolor de encías?

La salida de los primeros dientes suele ser una experiencia difícil tanto para bebés como para los padres, ya que no es sencillo detectar las causas del malestar ni ayudar a calmarlo.

Al empezar la dentición, el bebé se muestra irritable, incómodo, inquieto y llora con facilidad, sin que aparentemente nada le calme. El problema es que los lloros son la única forma de comunicarse que tiene, por lo que no siempre es fácil descubrir su causa.

Además, algunos síntomas asociados con la salida de los dientes (falta de apetito, falta de sueño, llantos frecuentes, etc.) también pueden deberse a otras causas, hecho que dificulta distinguir el origen exacto del malestar y puede angustiar a los padres.

¿Cuánto dura? Depende, porque las molestias pueden repetirse a medida que van saliendo los siguientes dientes.

¿Cómo reconocer la salida de los dientes? Síntomas habituales

Cuando le salen los dientes a los bebés, estos ejercen una presión que inflama la encía y la vuelve más sensible, por lo que se enrojece, se hincha y duele con el tacto.

Lo más usual es que las molestias duren unos días, hasta que salga el diente, pero también pueden prolongarse algunos meses, hasta que haya terminado el proceso de dentición.

Las molestias o síntomas de dolor más habituales ante la aparición de los primeros dientes, y que debes tener en cuenta para detectar su causa, son los siguientes:

1) Babeo o salivación intensa. Es la causa más común y la más fácil de detectar.

2) Mordisqueo de objetos. Es usual que tu bebé trate de llevarse cualquier cosa a la boca e intente morder todo tipo de cosas, en un intento de aliviar su malestar.

3) Irritabilidad. Es frecuente que tu bebé se muestre irritable, nervioso e intranquilo, o que irrumpa en lloros.

4) Problemas para dormir. Tu bebé puede tener dificultades para conciliar el sueño por la noche, así como despertarse llorando de forma repetida.

5) Falta de apetito. Es posible que tu bebé pierda el apetito o muestre disgusto a la hora de comer, por culpa de la molestia y del dolor de las encías.

6) Febrícula. Con la dentición puede darse una fiebre baja, menor de 37,5 ºC. Si llega a 38 ºC, consulta con el pediatra.

Además, la fiebre puede confundir, ya que es posible que al bebé le salga algún diente nuevo, cosa que lleva a pensar que esa es la causa.

Con todo, el motivo es que el aumento de temperatura acelera la salida del diente, no siendo causa de ella, sino consecuencia.

7) Otros síntomas. Aunque hay expertos que asocian la dentición con síntomas como la fiebre debida a una infección por llevarse a la boca algún objeto con gérmenes o la diarrea producida por el exceso de saliva que se ingiere y ablanda las heces, la mayoría afirma que, de forma general, estos no son síntomas normales de la dentición.

Por esa razón, debes llamar o acudir al pediatra si tu bebé muestra estos síntomas, ya que podrían ser causados por alguna enfermedad no relacionada con la salida de los dientes.

¿Sabías que las molestias aumentan en los meses de verano, porque el frío retrae la encía y el calor la dilata?

¿Cómo hacer más llevadera la dentición de tu bebé?

Si quieres saber cómo aliviar, calmar y reducir las molestias que causan los primeros dientecitos, presta atención a los siguientes remedios que le ayudarán durante el proceso. Y recuerda este consejo infalible: si lo entretienes y mimas, se distraerá y le dolerá menos.

Frotar o masajear las encías

La presión alivia la sensación de dolor, por lo que puedes frotar las encías de tu bebé con un dedo limpio, una gasa húmeda o con un cepillo dental de silicona específicos.

Darle alimentos duros

Si ya come alimentos sólidos, puedes ofrecerle una zanahoria pelada y fría o pan frío, para que los mordisquee. Si lo haces, mantén la vigilancia para evitar que se desprenda un trozo y pueda atragantarse.

Aplicar frío

También puede aliviar sus molestias una cuchara, una toallita o un objeto fríos, colocándolos en la encía de tu bebé. Sobre todo, recuerda que debes enfriar el objeto en la nevera, no en el congelador. Otra opción es darle alimentos como fruta fría (no congelada)

Utilizar un mordedor infantil

Hay dos tipos de mordedores: los anatómicos de caucho, que se utilizan como mordedor normal para que el bebé ejerza presión en las encías al morderlo, y los rellenos de agua, que al ponerlos en la nevera (no en el congelador) se enfrían y reducen la inflamación aliviando el dolor. Recuerda que el chupete no realiza la misma función que un mordedor, puesto que si un bebé muerde las partes más rígidas, se puede hacer daño en las encías.

Lecturas recomendadas

6 consejos para el baño del bebé

Hay un pequeño tópico que dice que a los bebés no les gusta el baño, que lloran o patalean. Eso provoca cierto temor…

Irritación de la piel en bebés

La irritación de la piel en bebés es una afección muy común. Esto se debe a que su piel tiene unas características …

Lista de cosas necesarias para un recién nacido

Si estás leyendo este post es porque seguramente estás esperando la llegada de un bebé. ¡Enhorabuena!El embarazo es …

Darle algún medicamento para el dolor

Si ningún otro remedio alivia eficazmente el dolor de tu bebé, puedes consultar con el pediatra por si considera apropiado aplicar un antiinflamatorio o recetar algún medicamento o calmante especializado.

Utilizar remedios naturales

También puedes recurrir a remedios naturales que tal vez puedan aliviar las molestias de tu bebé como la manzanilla, que puede calmar la irritación y ayudar a tranquilizarlo, el extracto de vainilla, que puede aliviar el dolor de las encías, el jengibre, por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, o el aceite de clavo, que actúa como analgésico natural.

¿Cuáles son los trucos más habituales para aliviar el dolor de dientes en bebés?

Para responder a esta cuestión, hemos realizado una encuesta en nuestras redes sociales. El resultado ha sido muy claro: el mordedor frío es el recurso utilizado por la inmensa mayoría de padres y madres, frente a las otras 3 alternativas planteadas.

Según la encuesta* las preferencias son:

  1. Mordedor frío (84,7% de las respuestas)
  2. Masaje de encías (6,6%)
  3. Remedio natural (5,2%)
  4. Aplicar un antiinflamatorio (3,5%)

En definitiva, más de 8 de cada 10 padres utilizan el mordedor frío para aliviar los síntomas de la salida de los dientes de su bebé, una proporción abrumadora que muestra cómo este es considerado el remedio más habitual para cuidar a sus peques.

* Han sido 287 respuestas en total, con posibilidad de elegir más de una opción.

¿Cuándo empieza la dentición?

La dentición varía en cada bebé: ciertas personas nacen ya con alguna pequeña pieza dental (se considera dentición precoz), otras empiezan a los 3 meses y a veces no salen hasta su primer año de vida.

A pesar de ello, los primeros dientes de leche normalmente se asoman alrededor de los 6 meses.

Orden de aparición de los dientes en los bebés:

A continuación te damos una pequeña guía orientativa, pero no te preocupes si tu bebé no se ajusta a la norma, tanto en orden cronológico como en orden de aparición. En cualquier caso, consulta con el pediatra si ves que la dentición se retrasa en exceso.

6 a 10 meses: Los primeros dientes en aparecer suelen ser los 2 incisivos inferiores centrales, que suelen mostrarse al mismo tiempo.

8 a 12 meses: Aparecen los incisivos superiores centrales.

9 a 13 meses: Emergen los dientes que rodean los incisivos superiores, es decir, los incisivos laterales superiores. Así, tu bebé ya tiene una hilera de 4 dientes en la parte de arriba.

10 a 16 meses: Salen los dientes que rodean los incisivos de abajo, los incisivos laterales inferiores. Ahora tu bebé cuenta con 4 dientes arriba y 4 abajo.

13 o 19 meses: Aparecen los primeros molares (o muelas) en la parte superior de la boca. Son los que utilizamos para triturar los alimentos.

14 a 18 meses: Salen los molares de abajo. ¡Ahora tu bebé ya puede empezar a aplastar bien los alimentos!

16 a 22 meses: Aparecen los caninos (o colmillos) superiores, que llenan los espacios entre los incisivos y las muelas.

17 a 23 meses: Llegan los siguientes caninos, los inferiores.

23 y 33 meses: Aparecen los últimos dientes, en la parte trasera de la boca: son los segundos molares, tanto inferiores como superiores.

Lo más probable es que al cumplir los 3 años, tu bebé ya cuente con un juego completo de 20 dientes de leche temporales, que mantendrá hasta los 6 o 7 años. ¡Disfruta de su sonrisa más brillante!

Para terminar… Tres datos curiosos

La aparición de los dientes no solo es fuente de posibles molestias, sino que abre un mundo de experiencias a tu bebé. Aquí van 3 datos interesantes y curiosos sobre esta apasionante etapa:

  1. La dentición suele aparecer casi siempre antes en las niñas que en los niños.
  2. Los dientes acostumbran a salir en pares: de dos en dos (uno a cada lado de la boca).
  3. Los dientes de leche son más blancos que los permanentes.

Índice Productos relacionados

Источник: https://www.acofarma.com/blog/denticion-bebe/

7 Consejos para aliviar el dolor de la dentición en bebés

¿Qué puedo darle a mi bebé para el dolor de encías?

Es normal que el bebé se sienta incómodo, esté irritable y malhumorado cuando los dientes le comienzan a nacer, lo cual ocurre generalmente a partir del sexto mes de vida.

Para aliviar el dolor de la dentición en los bebés, los padres pueden realizar masajes o darle juguetes fríos. Algunas opciones caseras para aliviar el dolor del nacimiento de los dientes son:

1. Paleta de leche materna

La paleta de leche materna es una buena forma de aliviar el malestar por el nacimiento de los dientes, ya que además de ser nutritivo, es fría, ayudando a disminuir la inflamación de las encías. Para prepararlo realice los siguientes pasos:

  • Lavarse bien las manos con agua y jabón, limpiar las areolas;
  • Descartar los primeros chorros de leche;
  • Extraer la leche y colocarla en un recipiente esterilizado;
  • Tapar el recipiente y colocarlo en un recipiente con agua fría y unos cubos de hielo durante 2 minutos;
  • Colocar el recipiente en el congelador, por un máximo de 15 días.

Esta técnica no debe sustituir la lactancia materna y solo debe ser utilizada 2 veces por día.

2. Tiras de zanahoria

Las tiras de zanahoria sin cáscara y frías, en caso de que ya se haya comenzado la ablactación, es decir, la introducción de alimentos diferentes a la leche materna a la alimentación del bebé, también son una buena opción, ya que la zanahoria fría es una buena opción para el alivio de la comezón y el malestar de la dentición.

Para hacer las tiras de zanahoria se debe:

  • Pelar y cortar las zanahorias en tiras medianas;
  • Dejarlas en el congelador alrededor de 2 horas;
  • Dárselas al bebé de 2 a 3 veces al día.

Se recomienda que las tiras de zanahoria no se queden en el congelador por mucho tiempo, ya que la rigidez de la zanahoria congelada puede lastimar las encías del bebé.

3. Objetos para morder

Darle al bebé objetos para que pueda morderlos son una buena forma de aliviar el dolor y mantenerlo entretenido mientras juega. Estos objetos deben ser lisos y estar siempre limpios y de preferencia que estén adaptados para este fin, como en el caso de mordederas, que pueden comprarse en farmacias o en tiendas para bebés.

Un buen consejo para mejorar el efecto de las mordederas es colocar estos objetos en el congelador antes de dárselos.

4. Masajes en las encías

Otra técnica que ayuda a aliviar los dolores del nacimiento de los dientes es masajear suavemente las encías del bebé con la punta del dedo que debe estar bien limpio. Este masaje además de aliviar la molestia puede entretener al bebé, haciendo el proceso más divertido.

5. Masaje shantala

Este masaje consiste en una serie de técnicas que se utilizan para relajar al bebé. Este contacto piel con piel ya sea de la madre o del padre con el bebé durante el masaje fortalece el lazo afectivo y reduce el estrés, además de disminuir la tensión y por consecuencia el dolor por el nacimiento de los dientes. Este masaje puede incluso ayudar al bebé a dormir mejor.

6. Masaje de reflexología

El masaje de reflexología es una técnica para aliviar el dolor del nacimiento de los primeros dientes que normalmente comienzan a nacer alrededor de los 6 y 8 meses de edad.

Este masaje puede realizarse después del baño, que es cuando el bebé se encuentra más caliente, cómodo, limpio y relajado.

El masaje, además de tener efectos calmantes y relajantes, ayuda a disminuir la irritación del bebé debido a la dentición.

El masaje de reflexología involucra 3 pasos que deben realizarse en los dos pies, uno a la vez:

  1. Presione levemente con el pulgar de forma circular la parte de atrás de los 4 deditos del pie, uno por uno, deslizándolo hasta la base del dedo;
  2. Presione con el pulgar doblado desde la uña hasta la base del dedo, como si fuese un gusanito deslizándose. Repita de 2 a 3 veces;
  3. Presione suavemente la zona entre cada dedo del pie del bebé. Este último paso del masaje ayudará a fortalecer el sistema inmune y liberar toxinas, ayudando a su vez a prevenir fiebres e infecciones oportunistas.

7. Compresas de Caléndula

La caléndula es una flor con propiedades calmantes y antiinflamatorias, esas propiedades ayudan al alivio del dolor y el malestar. Además, el té de caléndula puede ayudar al bebé a dormir, ya que en este período el sueño tiende a desregularse debido a la irritación excesiva.

Ingredientes y modo de preparación de la compresa de caléndula:

  • 2 g de flores de caléndula;
  • 150 ml de agua hirviendo;
  • Tapar y dejar reposar alrededor de 15 minutos;
  • Sumergir las compresas en la mezcla y aplicar sobre la encía del bebé de 3 a 4 veces al día durante 10 minutos.

¿Tienes alguna duda? Haz click aquí para ser respondido.

Источник: https://www.tuasaude.com/es/como-aliviar-el-dolor-del-nacimiento-de-los-dientes-del-bebe/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: