¿Qué puedo darle a mi bebé para el dolor de garganta?

Cómo aliviar el dolor de garganta en niños

¿Qué puedo darle a mi bebé para el dolor de garganta?

Sea porque tiene una faringitis o una laringitis, las infecciones de garganta provocan dolor. Aquí te ofrecemos algunos trucos para aliviarlos.

  • Lo que más le conviene es beber mucha agua pero en un niño pequeño no es fácil conseguirlo ya que les duele al tragar. Prueba con zumo de limón y miel diluidos en agua templada. El frío y el calor le irritarían más. La infusión de manzanilla es un buen antiinflamatorio y también ayuda. Dásela muy azucarada o con una cucharada de miel pero si no le gusta, tampoco le fuerces. 
  • Protege su garganta con un pañuelo de día y de noche.
  • Mantén la habitación húmeda, bien con un humidificador o colocando un barreño de agua caliente sobre el radiador.
  • Si le duele mucho, dale paracetamol o ibuprofeno. 
  • Probablemente, tendrá poco apetito. Ofrécele alimentos blanditos y de sabores suaves que no le produzca molestias al comer: yogures, natillas, purés… Si se niega a comer, respeta su inapetencia.
  • Sigue estrictamente el tratamiento prescrito por el pediatra. Si le ha recetado antibióticos, es esencial que no los suspendas antes del tiempo que te ha indicado. El incumplimiento terapéutico es una de las causas de que no se cure la infección o reaparezca.

¿Por qué le duele la garganta?

A pesar de que muchos papás creen que sus hijos pueden sufrir dolor de garganta por no abrigarse lo suficiente la zona del cuello o por beber agua fría, la realidad es que, en la mayoría de los casos, se debe a una infección –bacteriana o, casi siempre, vírica– de la faringe, la laringe o las amígdalas. 

En muchas ocasiones, estas afecciones comienzan o están acompañadas de un cuadro catarral –mucosidad, congestión nasal, estornudos– por lo que pueden confundirse entre ellas o con un resfriado.

¿Faringitis o laringitis?

Te damos algunas claves para que puedas distinguirlas, aunque, por supuesto, el encargado de hacer el diagnóstico será el pediatra: 

  • Faringitis:  es una inflamación de la membrana mucosa que cubre la faringe y que, por lo general, es causada por un virus. Los síntomas pueden incluir fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos del cuello y dolor de garganta. Observa si tu pequeño la tiene enrojecida y si la membrana mucosa presenta un aspecto blanquecino. 
  • Faringoamigdalitis: lo más común es que la infección también afecte a las amígdalas –lo que se llama amigdalitis–, provocando que éstas se inflamen y que aparezcan cubiertas de unas placas blancas o amarillas. Pero ninguno de estos síntomas te permitirá saber si la faringoamigdalitis que padece tu hijo es de origen vírico o bacteriano. Eso corresponde al pediatra. Si tu hijo tiene menos de 4 años, lo habitual es que sea vírica y, en ese caso, los antibióticos son ineficaces, por lo que el tratamiento será sintomático: antitérmicos para la fiebre y analgésicos para el dolor. En el caso de que la infección fuera bacteriana –afecta a niños más mayores, de entre 4 y 6 años–, recuerda que debes cumplir el tratamiento antibiótico prescrito por el médico hasta el último día, aunque los síntomas hayan remitido o desaparecido. 
  • Laringitis: es otra afección de garganta que, sobre todo, afecta a bebés de entre 6 meses y 3 años. Se trata de una inflamación de la laringe que suele comenzar con signos propios de un catarro, pero que, pasadas entre 24 y 72 horas, empieza a mostrar los síntomas característicos de la patología: el estridor, que es el ruido que hace el niño cuando inspira; la afonía y la ‘tos perruna’, metálica y muy aparatosa.La inmensa mayoría de las laringitis son víricas, por lo que el tratamiento es sintomático y controlado por el pediatra. No obstante, hay ciertas medidas que puedes adoptar para favorecer la buena evolución de tu pequeño, como los baños de vapor, los lavados nasales, acostarle boca arriba… En casos excepcionales, si el niño no evoluciona como debiera, el médico puede indicar un tratamiento con corticoides inhalados. 

Asesoramiento: Jesús Martín-Calama, pediatra y miembro del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP)

Gema Martín

Источник: https://www.guiadelnino.com/salud/enfermedades-del-nino/como-aliviar-el-dolor-de-garganta-en-ninos

Amigdalitis

¿Qué puedo darle a mi bebé para el dolor de garganta?

  • Tamaño de texto más grande

La amigdalitis es una infección de las amígdalas. Las amígdalas son unos bultos de tejido ubicados a ambos lados en la parte posterior de la garganta y ayudan al sistema inmunitario a proteger al cuerpo de las infecciones. Las amígdalas inflamadas se ponen de color rojo y se hinchan, y pueden provocar dolor de garganta.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la amigdalitis?

Las amígdalas inflamadas se ven hinchadas y de color rojo, y pueden estar cubiertas por puntos o un revestimiento amarillo o blancuzco. Un niño con amigdalitis puede tener:

¿Cuáles son las causas de la amigdalitis?

La amigdalitis suele ser causada por un virus como los siguientes:

  • los adenovirus
  • el virus de la gripe
  • el virus Epstein-Barr (mononucleosis)

Las bacterias también pueden provocar amigdalitis. La más frecuente es el estreptococo del grupo A (faringoamigdalitis estreptocócica). En muy pocos casos, la amigdalitis puede ser causada por otra cosa que no sea una infección.

¿Quiénes tienen amigdalitis?

Las personas de cualquier edad pueden tener amigdalitis. Las faringoamigdalitis estreptocócicas son más comunes en niños y adolescentes de entre 5 y 15 años.

¿Cómo se diagnostica la amigdalitis?

Los profesionales del cuidado de la salud preguntan sobre los síntomas y examinan al paciente. Observarán el interior de la boca, la parte posterior de la garganta y el cuello.

Es posible que el profesional del cuidado de la salud use un hisopo de algodón blando para tomar una muestra de las amígdalas y la parte posterior de la garganta. Esta muestra:

Si el análisis rápido no muestra la presencia de estreptococos, el profesional del cuidado de la salud dependerá del cultivo para hacer el diagnóstico final.

Es importante que llame al profesional del cuidado de la salud si su hijo tiene síntomas de amigdalitis.

¿Cómo se trata la amigdalitis?

El tratamiento depende de la causa de la amigdalitis:

  • un virus; en este caso el cuerpo combatirá la infección por sí solo
  • bacterias; en este caso, el médico recetará un antibiótico. Ayude a su hijo a tomar el antibiótico tal como se lo indicaron. Esto ayuda a aliviar los síntomas rápidamente e impide el contagio de la infección a otras personas.Es importante que termine de tomar todo el antibiótico recetado (aunque el niño se sienta mejor en unos días). De lo contrario, la infección podría regresar. Esto también ayuda a prevenir un problema de salud más grave que puede aparecer a causa de los estreptococos, la fiebre reumática, que puede provocar daños en el corazón.

En casos excepcionales, si las amígdalas de un niño se infectan mucho o son tan grandes que le impiden respirar bien durante la noche, el profesional del cuidado de la salud puede recomendar una amigdalectomía (cirugía para extirpar las amígdalas). Las amigdalectomías solían ser muy comunes.

En la actualidad, los expertos utilizan guías para decidir si la extirpación de las amígdalas es el mejor tratamiento.

En general, se considera una amigdalectomía si un niño tiene siete episodios de faringoamigdalitis estreptocócica en un año, cinco episodios en dos años consecutivos, o tres episodios en tres años consecutivos.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a sentirse mejor?

Asegúrese de que su hijo beba mucho líquido y descanse lo suficiente. Si tragar le causa dolor, sírvale líquidos y alimentos blandos.

Algunos niños prefieren bebidas calientes, como sopa o té con azúcar. Otros niños prefieren la sensación de frío en la garganta, como batidos de leche, licuados, helados de agua o de crema.

Los niños mayores pueden chupar caramelos duros o pastillas para la garganta.

Puede darle un analgésico, como paracetamol o ibuprofeno, para el dolor de garganta. Pero no le dé aspirina ni otros productos que contengan aspirina porque los niños corren el riesgo de sufrir el síndrome de Reye.

¿Es contagiosa la amigdalitis?

La amigdalitis es contagiosa. Al estornudar o toser, se pueden pasar los gérmenes y contagiar la enfermedad a otra persona.

¿Es posible prevenir la amigdalitis?

Intente mantener a los niños alejados de una persona con amigdalitis o dolor de garganta y asegúrese de que todas las personas de la familia se laven las manos con frecuencia y de manera adecuada.

Si una persona de la familia tiene amigdalitis, mantenga los vasos y los utensilios que usa para comer separados, y lávelos con agua caliente y jabón. No debe compartir los alimentos, las bebidas, las servilletas o las toallas con otros integrantes de la familia. Después del tratamiento, y una vez que ya no contagie, dele un nuevo cepillo de dientes.

¿Qué más debería saber?

Si el dolor de garganta empeora, en especial de un lado, llame al médico. Podría ser una señal de un absceso periamigdalino. Esto ocurre cuando las bacterias se extienden desde la amígdala hacia el espacio que la rodea y lo llenan de pus.

Otros síntomas de un absceso son: fiebre, dolor de cabeza, dolor de oído, babeo o voz apagada. El tratamiento de un absceso se realiza en el hospital, posiblemente con una cirugía para drenar la infección.

Es posible que se considere una amigdalectomía si el niño tiene varios abscesos periamigdalinos.

Revisado por: Steven M. Andreoli, MD

Fecha de revisión: octubre de 2019

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/tonsillitis-esp.html

Consejos para aliviar el dolor de garganta en niños | Nurofen Pediátrico

¿Qué puedo darle a mi bebé para el dolor de garganta?

El dolor de garganta en niños es un síntoma muy frecuente cuando se producen resfriados o catarros. Normalmente está provocado por algún tipo de virus y desaparece por sí solo al cabo de unos días. Sin embargo, también hay casos en los que el dolor de garganta lo causa una infección bacteriana, cuyo tratamiento a base de antibióticos solo puede recetar el pediatra.

Muchas veces, para aliviar el dolor de garganta en niños basta con llevar a la práctica una serie de consejos y recomendaciones generales, como los que te traemos a continuación. Con ellos, no solo aliviarás las molestias del pequeño, sino que también podrás prevenir futuros dolores de garganta.

Causas del dolor de garganta más comunes

Muchos padres piensan que los dolores de garganta suelen ser provocados por malos hábitos, como beber agua fría o no proteger bien el cuello de sus pequeños. Sin embargo, aunque todo eso influye, los verdaderos culpables suelen ser los virus y las bacterias.

Cuando esto sucede, la afección viene acompañada de variossíntomas, como pueden ser:

  • Estornudos
  • Congestión nasal
  • Mucosidad
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Fiebre

Aunque el diagnóstico debe hacerlo el pediatra, desde aquí te damos algunas pistas para reconocer las causas principales del dolor de garganta en niños:

Infecciones víricas

Cuando se presenta una infección, normalmente suele ser vírica. Los virus tienen un ciclo de vida muy corto, por lo que solo hay que esperar a que finalice para librarnos de la infección. Por regla general, cuando el dolor de garganta lo ha causado un virus, suele desarrollarse faringitis, laringitis o amigdalitis.

Infecciones bacterianas

Cuando son bacterias las que causan el dolor de garganta, es muy importante empezar un tratamiento antibiótico con tal de frenar la infección del niño, ya que de lo contrario podría extenderse a otras zonas del cuerpo.

Solo un especialista puede diagnosticar y ofrecer tratamiento para infección bacteriana de garganta, por ello si se presentan síntomas como fiebre persistente y placas de pus en la garganta, es necesario llevar al pequeño a un especialista.

Alergias

Las alergias son otra de las causas más frecuentes del dolor de garganta. Suelen manifestarse normalmente en épocas en las que la presencia de polen y polvo incrementan, como la primavera y el otoño. En estos casos, es imprescindible acudir al médico para que pueda diagnosticar el agente patógeno que provoca las alergias en el niño.

El humo del tabaco y el polvo

El humo del tabaco, al igual que el polvo, es uno de los principales motivos por los que puede resecarse la garganta del pequeño. Si en casa sois fumadores, lo mejor es tratar de fumar en el exterior del hogar, ya sea en la terraza, balcón o jardín. De este modo, evitarás que el humo se instale en tu hogar y que el pequeño lo inhale.

El aire seco

Los aires acondicionados y calefactores generalmente resecan mucho el ambiente, por lo que pueden producir dolor de garganta, especialmente si el niño respira por la boca.

Independientemente de la causa del dolor de garganta en niños, es imprescindible acudir al médico si tu hijo presenta fiebre y es menor de 2 años, fiebres altas, pus o placas, o si el dolor de garganta persiste durante más de 3 días.

Cómo aliviar el dolor de garganta en niños 

Si tu hijo tiene dolor de garganta, es importante que lleves a cabo estos consejos para favorecer su pronta recuperación:

  • Beber mucha agua y otros líquidos: para el dolor de garganta en niños, es necesario buscar la humectación de dicha zona de manera constante. De ese modo, lo mejor es que el pequeño consuma mucho líquido para aliviar sus dolores de garganta con inmediatez, ya sea agua, zumo o caldo.
  • Comidas y bebidas templadas: también es primordial que las comidas que tome no estén demasiado frías ni muy calientes para evitar irritar aún más su garganta, sino templadas. Tanto igual sucede en el caso de la ingesta de líquidos, si administrar infusiones y tés al pequeño no deben estar muy calientes.
  • Evitar las comidas duras: ante el dolor de garganta, es preferible los caldos y purés a alimentos más duros. Al estar la garganta irritada, tragar alimentos ligeramente duros puede causar más dolor en el pequeño. Los caldos templados, por su parte, aliviarán un poco su dolor y le hidratarán al mismo tiempo.

No obstante, existen medicamentos para aliviar el dolor especialmente indicados para niños, como el ibuprofeno infantil.

La gama de productos de Nurofen Pediátrico contiene ibuprofeno y está indicada para el tratamiento ocasional del dolor de leve a moderado a partir de 3 meses de edad.

En caso de menores de dos años, consultar al médico antes de administrar este producto. No administrar en caso de úlcera gastroduodenal. Lee las instrucciones de estos medicamentos y consulta a tu farmacéutico.

Los niños, especialmente ante los cambios de temperatura, son muy vulnerables y se convierten en una diana para virus y bacterias, debido a que aún no tienen muy desarrollado el sistema inmunitario. Por ello, compartimos contigo los siguientes consejos para que prevengas los dolores de garganta en niños:

  • Mantén su hidratación: esto es imprescindible tanto para su salud como para evitar que se les reseque la garganta, lo cual les generaría tos e irritación en dicha zona.
  • Protege su cuello: se recomienda proteger su garganta del frío con pañuelos o bufandas durante todo el día, incluso de noche, especialmente en las épocas invernales.
  • Utiliza humidificadores: si tu hogar es muy seco, utilizada humidificadores para evitar que la garganta del niño se resienta.
  • Respirar por la nariz: si has observado que tu hijo tiene por costumbre respirar por la boca, enséñale que debe respirar por la nariz. Si muestra dificultades para hacerlo, es mejor llevarlo al pediatra, ya que podría estar resfriado o sufrir algún tipo de rinitis alérgica.

Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.

Источник: https://www.nurofen.es/articulos/consejos-para-aliviar-el-dolor-de-garganta-en-ninos/

Tratamiento del Dolor de garganta en niños

¿Qué puedo darle a mi bebé para el dolor de garganta?

En cuanto llega septiembre, no puedo evitarlo. Los recuerdos de las bronquitis de mi infancia me acechan. El dolor de garganta en niños y la afonía es una de las cosas que he sufrido tanto, que en cuanto llega el frío intento prevenir en mis hijos a toda costa.

Tengo un problema.

Sobre-abrigo a mis hijos.

Y cuando veo esos cuellos y gargantas al aire además, sin los botones de los polos del uniforme atados y el frío aire de Pamplona entrando a bocanadas por las bocas de mis hijos, ya sé lo que viene.

Irritación de garganta.

En 2 días mi hijo mayor tendrá la voz engolada y la carita roja y me dirá:

«Mamá, me duele la garganta al tragar».

En la farmacia, la consulta suele empezar con esta frase «Mi hijo tiene dolor de garganta al tragar» ¿Por qué a mi hijo le duele la garganta?

El dolor siempre es un síntoma, una alerta que tiene el organismo para informarnos de que algo no funciona bien y que debemos tomar las medidas oportunas para solucionarlo.

A tu hijo le duele la garganta porque está inflamada e irritada.

Y la garganta de tu hijo se puede inflamar e irritar por varias causas:

  • el frío. No directamente. El frío no causa un dolor de garganta. El frío hace que nuestras defensas disminuyan y se inflame la mucosa, abriendo el campo para que los gérmenes infecciosos puedan campar a sus anchas y causar una infección que podrá ser vírica o bacteriana.
  • sustancias que le causen irritación o a las que sea sensible o incluso alérgico
  • agentes infecciosos como virus o bacterias. En este caso, al ser una infección, suele darse la pareja dolor de garganta y fiebre.
  • Una irritación leve puede derivar en una faringitis o amigdalitis. Tanto el diagnóstico como el tratamiento, en estos casos, le corresponderá a tu pediatra hacerlo y pautarlo.

El tratamiento del dolor de garganta voy a organizarlo como en «escalones» terapéuticos:

Los caramelos (a veces de plantas como propóleo) son suavizantes, emulcentes y producen un alivio momentaneo que está bien pero es simplemente eso, un alivio momentaneo.

Mi consejo es que busques algunos de estos caramelos optando por los «sin azúcar» porque seguramente, como te alivian en el momento, vas a usar bastantes.

Son ya medicamentos registrados pero presentados en forma farmacéutica de caramelo para aprovechar el buen vehículo del caramelo y llegar al lugar adecuado donde hacer su función.

Estos medicamentos en forma de caramelo para el dolor de garganta suelen ser tipo strepsils, juanola, bucomax, etc y suelen contener principios activos:

  1. antisépticos, que limpian la garganta
  2. emulcentes, para suavizar el dolor de garganta al tragar
  3. antiinflamato
    rios para bajar la inflamación de la garganta (como el ibuprofeno)
  4. algunos son caramelos con anestésicos (como la lidocaína o benzocaína) para «dormir» o anestesiar un rato la zona y no notar el que la garganta duele cuando tragas.

Son sprays para aplicar localmente el medicamento o remedio en la garganta.

Son cómodos de aplicar. Su ac

Existen caramelos duros o cada vez más, hay «caramelos de goma o gominolas duras» de venta en farmacia que contienen un montó de activos calmantes para la garganta como propóleo, zinc, acerola, etc.

ción es tan local que con menos cantidad de principio activo, hacen una acción correcta.

Son super rápidos porque lo aplicas directamente en la zona.

Son eficaces durante un ratito y permiten vehiculizar distintos principios activos como todos los que te comentaba antes.

Los hay de principios activos naturales como de propoleo o echinacea y de principios activos químicos como antisépticos o antiinflamatorios.

Cuando el dolor es muy intenso seguramente tu médico te va a recetar un antiinflamatorio vía oral.

El antiinfalmatorio vía oral más habitual para tratar un dolor de garganta que cursa con mucha inflamación es el ibuprofeno.

Dolor de garganta en niños: Tratamiento por edad

Por supuesto, si el dolor de garganta en niños viene acompañado de fiebre, debes acudir al pediatra para que diagnostique y prescriba pero si es leve, puedes venirte a la farmacia y te podemos dar remedios para el dolor de garganta eficaces y seguros.

Tratamiento para el dolor de garganta en niños de 0 a 2 años

  • Puedes usar la homeopatia con seguridad en este rango de edad para tratar el dolor de garganta de tus hijos.

Tratamiento para el dolor de garganta en niños  a partir de 2 años:

  • homeopatia como el homeovox
  • fitoterapia: algún jarabe como arkovox 
  • antiinflamatorio que recete el pediatra como el ibuprofeno (dalsy, junifen)

Tratamiento Dolor de Garganta en Niños a partir de 6 años

  • La homeopatía de nuevo, opción perfecta
  • El nuevo Golamir en spray de Aboca puede ser una buen alternativa
  • Los caramelos medicamentosos como los strepsils de miel y limón, naranja o fresa
  • antiinflamatorio que recete el pediatra como el ibuprofeno (dalsy, junifen)

¿Dolor de Garganta = Tratamiento con Antibióticos?

Depende.

Los antibióticos, como te he contado muchas veces, solo matan a bacterias. No a virus.

Por tanto, si tienes dolor de garganta y fiebre causadas por una infección bacteriana, tu  médico probablemente te recetará antibióticos.

Si tu dolor de garganta y fiebre también son causadas por infección de virus, no debes tomar antibiótico.

Porque no solo no te curará, sino que empeorará las cosas por «matar» a las pocas bacterias buenas de tu propia flora que recubren las paredes internas de tu garganta.

¿Se puede tratar el dolor de garganta en niños con homeopatía?

Sí, la homeopatia es una alternativa eficaz para combatir el dolor de garganta y todos sus síntomas: la irritación, la inflamación y el dolor.

Además, como hemos visto que la afonía es una consecuencia relacionada con esa irritación, si eliminamos y tratamos el dolor de garganta, la afonía parará.

De hecho, la homeopatía sería un cuidado básico esencial para personas que fuerzan las cuerdas vocales en su trabajo como cantantes, profesores o profesionales que tienen que hablar mucho.

Dolor de garganta y fiebre vs Dolor de garganta y tos

Existen ciertas patologías que relacionamos directamente con el dolor de garganta como son:

  • dolor de garganta y fiebre. Puedes leer más sobre la fiebre en este artículo antiguo del blog.
  • dolor de garganta y tos. La semana que viene, publicaré un artículo tratando solo el tema de la tos.

Источник: https://www.cestaland.com/blog/dolor-de-garganta-en-ninos/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: