¿Qué son los reflejos primitivos?

¿Cuáles son los reflejos primitivos de un bebé? Y ¿Por qué son importantes?

¿Qué son los reflejos primitivos?

A medida que juegas e interactúas con tu bebé durante sus primeros meses de vida puedes notar que desde recién nacido ya cuenta con una amplia gama de movimientos. Hechos como chupar el dedo que toca sus labios o girar su cabeza hacia la dirección de un toque en la mejilla pueden parecer acciones planificadas, pero son respuestas automáticas llamadas reflejos primitivos.

Destacados:
  • Los bebés nacen con respuestas automáticas, llamadas reflejos primitivos, que les ayudan a moverse y desarrollarse. Un ejemplo de esto es chupar un dedo que toca sus labios.
  • Los reflejos primitivos deben integrarse (desaparecer) dentro del primer año. Cuando no lo hacen, pueden tener efectos negativos en la coordinación física, el tono muscular o el aprendizaje, pero estos casos son raros.
  • Los bebés tienen 70 reflejos primitivos presentes en el útero y en el nacimiento. Los cinco que tienen el mayor impacto en el desarrollo temprano son: El Reflejo de Moro, el Reflejo Tónico Laberíntico, el Reflejo Espinal de Galant, el Reflejo Tónico Asimétrico del Cuello y el Reflejo Tónico Simétrico del Cuello.
  • El tiempo boca abajo y el juego enfocado pueden ayudar a integrarlos.

Estos reflejos están presentes en el útero y en el momento del nacimiento y pueden estimularse por cambios en el entorno o en el cuerpo del bebé.

Los reflejos primitivos existen para ayudar a un recién nacido a moverse, desarrollarse y sobrevivir, pero deben integrarse o desaparecer dentro del primer año de vida.

En la mayoría de los casos esto sucede, pero cuando no lo hacen pueden tener implicaciones negativas en áreas tan amplias como la coordinación física, la enuresis, el tono muscular y las habilidades de aprendizaje.

Cuanto más interactúen los bebés con su entorno y participen en actividades cotidianas, más probable será que esos reflejos se incorporen o se integren en su repertorio básico de movimientos. La buena noticia es que la gran mayoría de los bebés no tendrá problemas al incorporar estos movimientos y los padres pueden ayudarlos participando en un juego guiado.

Los bebés cuentan con 70 reflejos primitivos conocidos presentes en el útero y al momento de nacer. Nos concentraremos en cinco que están entre los que tienen mayor impacto en el desarrollo temprano: el reflejo de Moro, reflejo tónico laberíntico, reflejo de Galant, reflejo tónico asimétrico del cuello y reflejo tónico simétrico del cuello.

El reflejo de Moro

¿Qué es? El reflejo de Moro también se conoce como la respuesta de sobresalto porque se desencadena por un ruido repentino, una luz brillante o un cambio inesperado en la posición del cuerpo.

Probablemente hayas visto a tu bebé sobresaltarse extendiendo los brazos y abriendo las manos, indicando que se siente caer. Luego llevará sus brazos a su cuerpo con los codos doblados. Este es el reflejo de Moro.

Es la forma primitiva de la respuesta de Lucha o de Vuelo de un adulto y es el intento innato de auto-protección de tu bebé

¿Por qué es importante? La integración del reflejo de Moro es esencial para desarrollar el equilibrio, la coordinación y el control de los impulsos. Un reflejo de Moro retenido podría resultar en una sensibilidad excesiva a ruidos y luces, ansiedad e inmadurez social.

¿Cuándo debe desaparecer? Entre los 4 y 6 meses de edad.

El reflejo tónico laberíntico (RTL)

¿Qué es? El RTL se evidencia en los movimientos de la cabeza del bebé y se puede ver cuando tu pequeño está sobre su vientre o su espalda. Cuando el bebé levanta la cabeza, sus brazos y piernas se enderezan y los dedos de sus pies apuntan. Cuando mira hacia abajo, sus brazos y piernas se doblan.

¿Por qué es importante? Este reflejo es crucial para ayudar a los bebés a fortalecer sus cuellos y músculos centrales. Los prepara para acciones clave como rodar, gatear, pararse y caminar. Retener este reflejo a menudo se evidencia en niños con problemas de postura, tono muscular, equilibrio y de conciencia espacial.

¿Cuándo debe desaparecer? Alrededor de los 6 meses de edad.

Reflejo de Galant

¿Qué es? El reflejo de Galant se puede observar pasando un dedo por la espalda de tu bebé, paralelo a la columna desde el cuello hasta la base de la espalda. El bebé moverá automáticamente sus caderas hacia la dirección del estímulo, en este caso, hacia tu dedo.

¿Por qué es importante? Este movimiento automático ayuda a desarrollar un rango de movimientos en las caderas del bebé que los ayudará a gatear y caminar. Retenerlo puede provocar problemas como inquietud e incapacidad para quedarse quieto. Algunos estudios también muestran conexiones con la enuresis y problemas de atención.

¿Cuándo debe desaparecer? Entre los 3 y 9 meses de edad.

Reflejo tónico asimétrico del cuello (RTAC)

¿Qué es? Cuando el bebé gira la cabeza hacia un lado, su brazo y su pierna del mismo lado se extienden creando una posición de «esgrima». El brazo y la pierna del otro lado se flexionan.

¿Por qué es importante? El RTAC es un reflejo importante para el desarrollo de la coordinación mano-ojo. Si se retiene puede crear problemas en el proceso de aprendizaje del niño, específicamente en áreas como la escritura a mano y la lectura.

¿Cuándo debe desaparecer? Entre los 3 y 6 meses de edad.

Reflejo tónico simétrico del cuello (RTSC)

¿Qué es? Cuando el bebé mira hacia arriba, sus brazos se enderezan mientras que su parte posterior se mueve hacia abajo y sus piernas se doblan. Cuando el bebé mira hacia abajo ocurre lo contrario: sus brazos se doblan mientras su trasero sube y sus piernas se extienden. Es más fácil ver este reflejo si tu bebé está en posición de gateo.

¿Por qué es importante? Mantener el STSC puede llevar a problemas con la postura, el seguimiento visual de izquierda a derecha y la coordinación mano-ojo, entre otros.

¿Cuándo debe desaparecer? El STSC no está presente en el momento del nacimiento. Aparece cuando el bebé tiene entre 4 y 6 meses y desaparece a los 12 meses de edad.

Es importante que los reflejos desaparezcan o se integren durante el primer año de vida para que puedan desarrollarse movimientos más controlados y refinados en el niño.

El tiempo boca abajo (mientras el bebé está despierto) y la interacción frecuente en una multitud de posiciones son esenciales para promover el desarrollo, fortalecer los músculos, aumentar la coordinación e integrar los reflejos.

Los bebés aprenden a través del juego y experimentan el mundo que les rodea, por lo que el tiempo que pasen en un asiento, en la silla para el automóvil o la silla mecedora con soporte debe ser limitado.

En algunos casos, la permanencia de reflejos primitivos después del primer año de vida puede indicar un problema neurológico o de desarrollo. Si te preocupa que tu hijo de uno o más años aún conserve estos reflejos, comunícate con el pediatra o con un especialista en desarrollo.

Para encontrar actividades apropiadas para su edad, visita la aplicación BabySparks y explora las actividades diarias sugeridas. El objetivo de cada una de éstas y la sección de hitos de la aplicación también pueden ayudarte a aumentar tu comprensión del desarrollo de tu hijo.

Case-Smith, J. EdD, OTR/L, FAOTA &  O’Brien, J. C. PhD, OTR/L. (2010). Occupational       Therapy for Children. Maryland Heights: Mosby Elsevier.

Gench, B. EdD, Hinson, M. PhD & McNurlen, G. PhD. (1996). Human Reflexes and

 Reactions Resource Cards. Peosta: Eddie Bowers Publishing, Inc.

Reed, K. L. PhD, OTR, FAOTA, MLIS, AHIP. (2001). Quick Reference to Occupational           Therapy Second Edition. Austin: PRO-ED, Inc.

Источник: https://babysparks.com/es/2016/05/10/what-are-a-babys-primitive-reflexes-and-why-should-i-care/

Los 12 reflejos primitivos de los bebés

¿Qué son los reflejos primitivos?

A lo largo de nuestro desarrollo como especie, los seres humanos hemos ido heredando de nuestros ancestros no humanos reflejos, conductas que dependen del sistema nervioso central y se dan en respuesta a determinados tipos de estimulación. Un caso especial es el de los reflejos primitivos, que aparecen en los bebés pero se pierden a los pocos meses de vida.

En este artículo veremos cuáles son estos reflejos de origen ancestral y cómo se expresan durante las primeras semanas tras el nacimiento.

  • Quizás te interese: «Los 4 tipos de llanto de los bebés y sus funciones»

Los reflejos primitivos de los bebés: tipos y características

Los reflejos son partrones de activación de movimientos que son desencadenados por determinados estímulos y que ocurren de manera automática y ajena a nuestra consciencia, y siempre de la misma manera, y que están causados por células nerviosas que no forman parte del cerebro.

Suelen tener como origen una adaptación al medio, dado que las células nerviosas que los ponen en marcha forman una red de interconexiones que no pasa por el encéfalo, de manera que entre la captación del estímulo y la aparición de la reacción pasa muy poco tiempo, lo cual en determinadas situaciones nos ayuda a evitar peligros.

Sin embargo, a veces estos reflejos pasan a ser inútiles a medida que un linaje de animales va evolucionando y se aleja cada vez más del tipo de comportamientos y nicho ecológico que le resultaron útiles en el pasado.

Esto es lo que ocurre con algunos de los reflejos primitivos de los bebés: se trata de «restos» de mecanismos de adaptación que fueron útiles hace millones de años, pero que al no serlo ya, dejan paso a otro tipo de funcionamiento del sistema nervioso, por lo que su existencia en los miembros de nuestra especie tan solo dura unas semanas.

En otros casos, son mecanismos que solo son útiles cuando somos bebés, y que pueden darse sin necesidad de que el niño o niña sea capaz de planificar patrones de acción o de tener claros los objetivos a conseguir.

A continuación describiremos 12 de los reflejos primitivos más característicos de la infancia temprana. A diferencia del reflejo de parpadeo, el de refractación o el rotuliano, los reflejos primitivos no se mantienen durante la adultez; su origen se asocia a un aumento de la supervivencia de los bebés en las condiciones en que nuestra especie evolucionó.

La ausencia de estos reflejos es un signo de problemas neurológicos, si bien en ocasiones puede deberse también a condiciones de estrés o de malestar psicológico. De modo opuesto, la presencia de los reflejos primitivos en estadios del desarrollo en que no deberían permanecer también indica algún tipo de alteración del cerebro.

1. De prensión

Antes de alcanzar aproximadamente el medio año de vida, los bebés son capaces de coger con fuerza objetos con los dedos si estos presionan la palma de una de sus manos.

A nivel adaptativo permite a los pequeños suspender su propio peso durante un periodo de tiempo corto.

El origen de este reflejo tiene que ver, probablemente, con los tiempos en los que las crías se aferraban al pelaje de sus madres o padres.

2. De búsqueda u hozamiento

El reflejo de búsqueda o de hozamiento se asocia al amamantamiento: cuando los bebés menores de 4 meses notan que algo les toca la mejilla o la boca, vuelven la cabeza hacia el objeto y abren la boca para succionarlo. Este reflejo se detecta también en algunas personas adultas con parálisis cerebral severa.

3. De succión

El reflejo de succión actúa de forma complementaria con el de búsqueda. Al notar que algo toca su paladar los bebés lo aprietan instintivamente con la lengua; la función de este reflejo es favorecer la secreción de leche por parte del pezón de la madre.

4. De reptación

Esta conducta aparece cuando se apoya el vientre del bebé sobre una superficie y se le sujeta el pie; el pequeño empieza a mover las cuatro extremidades de forma coordinada para desplazarse por el suelo. A los 4 meses este reflejo ya no se encuentra presente.

5. De marcha automática

Como su nombre sugiere, este reflejo permite a los bebés dar pasos de forma rítmica cuando se los sostiene en posición vertical con los pies descubiertos sobre una superficie plana. Desaparece entre los 2 y los 3 meses de vida como consecuencia de cambios en el peso relativo de las piernas.

6. De natación

Si se sostiene a un bebé con el vientre contra el agua, por ejemplo en una bañera o en la playa, éste empieza a mover los brazos y las piernas y a exhalar aire por la boca, si bien pueden tragar mucha agua en el proceso. El reflejo de natación desaparece a los 6 meses de vida.

7. De Moro o de sobresalto

El reflejo de Moro, de sobresalto o de abrazo se produce cuando los bebés de menos de 5 meses oyen un ruido fuerte y súbito. La estimulación de este tipo hace que en primer lugar extiendan los brazos y las piernas y después cierren los brazos contra su propio cuerpo. Este reflejo ayudaría a los bebés a mantenerse sujetos a sus madres mientras son transportados.

8. De Babinski

Cuando se golpea la parte lateral del pie de un bebé éste extiende el dedo gordo hacia atrás y separa el resto de dedos a la vez que tuerce el pie hacia dentro. La ausencia de este reflejo en muchas ocasiones indica una mielinización insuficiente de las vías motoras del tronco cerebral.

9. De Magnus o tónico-cervical

El reflejo asimétrico tónico del cuello hace que los bebés giren la cabeza hacia un lado y adopten una postura de protección cuando se les tumba sobre la espalda. Se trata de una conducta que precede la coordinación entre los ojos y las manos. En ocasiones también es denominado “reflejo del esgrimista” o “posición de esgrima”.

10. De Landau

Este reflejo, que desaparece a los 3 o 4 meses, se desencadena cuando el bebé se encuentra suspendido boca abajo y con la cabeza flexionada. En primer lugar extiende la cabeza, el tronco y las piernas, y a continuación flexiona el resto del cuerpo. Uno de los reflejos primitivos que involucran más músculos.

11. De Babkin o palmarmental

El reflejo de Babkin se provoca al presionar las dos palmas de las manos del bebé estando éste tumbado de espaldas. Cuando esto sucede el pequeño abre la boca, cierra los ojos y gira la cabeza. También deja de aparecer entre los 3 y los 4 meses de vida.

12. De Galant

El reflejo infantil de Galant está presente durante los 6 primeros meses tras el nacimiento. Consiste en el giro del cuerpo, con una función de búsqueda u orientación, al notar el bebé que se le está tocando la espalda.

Referencias bibliográficas:

  • Fletcher, Mary Ann (1998). Physical Diagnosis in Neonatology. Philadelphia: Lippincott-Raven.
  • Grzywniak, C. (2016). «Role of early-childhood reflexes in the psychomotor development of a child, and in learning». Acta Neuropsychologica. 14(2): pp. 113 – 129.
  • Pedroso, F.S.; Rotta, N.T. (2004). Babkin Reflex and Other Motor Responses to Appendicular Compression Stimulus of the Newborn. Journal of Child Neurology, 19(8): pp. 592 – 596.

Источник: https://psicologiaymente.com/desarrollo/reflejos-primitivos

Reflejos primitivos | Osteopatía infantil en Barcelona

¿Qué son los reflejos primitivos?

Los reflejos primitivos son movimientos automáticos, estereotipados, comandados desde el tronco del encéfalo. Su finalidad es proteger al bebé desde las primeras semanas intraútero, y ayudar en el proceso de desarrollo neuromotor posterior, durante los primeros años de vida.

Es tan importante que estos reflejos estén presentes en el momento que corresponde a cada uno de ellos, como que se vayan inhibiendo progresivamente, siendo controlados por centros superiores del cerebro, a medida que el niño va integrando la información que le aporta cada reflejo. De esta manera se pueden desarrollar estructuras neurológicas superiores que permiten el control de las respuestas voluntarias.

En el caso de que estos reflejos primitivos se mantengan en el tiempo, pasarán a debilitar y entorpecer la respuesta del sistema nervioso central ( SNC ), además de impedir el desarrollo de reflejos posturales posteriormente, necesarios para la adaptación al entorno, para una correcta maduración neurosensorial, un correcto estado del sistema postural fino y, en definitiva, para una adecuada maduración de los centros del equilibrio, tono muscular e integración sensorial interhemisférica.

En base a la cantidad de reflejos primitivos no integrados, habrá una mayor afectación de sistemas debida a un retraso del desarrollo neuronal: coordinación vasomotora gruesa y fina, percepción sensorial, cognición, aprendizaje y vías de expresión, comportando un esfuerzo extra en cada uno de estos procesos.

Debemos pensar que la evolución desde los movimientos no conscientes procedentes del tronco encefálico hasta los más sofisticados generados desde las vías conscientes corticales, ha requerido de una integración sensorial y psicomotriz importante.

Es el primer año de vida, la etapa, donde la maduración del sistema nervioso del niño está en relación con la integración de estos reflejos, para el posterior desarrollo de los reflejos posturales y la maduración de su propiocepción, la cual se alcanza sobre los seis o siete años .

Es en este primer año de vida, donde la renovación sináptica trabaja desde la “superproducción” de neuronas y conexiones. Este “sobrante” neuronal será eliminado y reorganizadas las sinapsis restantes para generar el aprendizaje de nuevas habilidades más sofisticadas.

Entre el niño de 2 a 4 años existe una gran diferencia psicomotriz, sin embargo el niño de 4 años presenta menos conexiones neuronales pero organizadas de forma más efectiva para sus necesidades. En este proceso evolutivo la estimulación sensorial y psicomotriz es de primordial importancia.

Terapia de integración de reflejos primitivos

Pongamos como ejemplo un reflejo primitivo clásico, el reflejo tónico asimétrico nucal, de miembros opuestos.

En el bebé de hasta 6 meses, cuando se gira la cabeza, por ejemplo a la derecha, existe una extensión del brazo y la pierna del mismo lado, y una flexión de los miembros del lado opuesto.

Este reflejo es básico en la adquisición de la coordinación psicomotriz entre ojo y mano, y representa un punto primordial para el desarrollo del niño, en sus capacidades de gateo, girarse y finalmente levantarse.

Por tanto, las alteraciones de este reflejo influyen en la coordinación ojo-mano, produciéndose déficit posturales con asimetrías tónicas, lateralidad, dificultades posteriores en la escritura y en los movimientos de persecución ocular.

Los desarreglos en la capacidad de gateo del niño, pueden ser corregidos a través de la Osteopatía craneal, así como alteraciones en el mantenimiento del equilibrio en bipedestación, en los casos donde la compresión craneal alteraba las vías posturales.

Por otro lado, este reflejo, puede simplemente no desaparecer a partir de los seis meses, permanecer y ser causa de síntomas asociados al síndrome de deficiencia postural (SDP, Da Cunha, 1987)

J.A. Vidarte a, M. Ezquerro b, M.A. Giráldez

Perfil psicomotor de niños de 5 a 12 años diagnosticados clínicamente de trastorno por déficit de atención/hiperactividad en Colombia

“Una de las alteraciones comórbidas del trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) se manifiesta en la motricidad, hasta el punto de que la calidad del desempeño motor durante los 5-6 primeros años de vida podría constituir un predictor de la posterior aparición de síntomas del trastorno. Además, la asociación entre torpeza motora

y TDAH supone un peor pronóstico del cuadro. Sin embargo, son pocos los trabajos que estudian la evolución de la motricidad en los niños afectados. Objetivo. Caracterizar el perfil psicomotor de los niños entre 5 y 12 años diagnosticados clínicamente con TDAH en la ciudad de Manizales (Colombia) y compararlo con niños sanos de su misma edad.”

Estudio descriptivo transversal con una muestra de 846 niños (422 diagnosticados de TDAH y 424 sanos)

Sally Goddard Blythe

Co-directora del “Institut for Neuro-Physiological Phychology” es una autoridad en el estudio de los reflejos primitivos y su repercusión en el desarrollo neuro-psico-motor del niño. Autora de “Reflejos, aprendizaje y comportamiento” Ed. Vida kinesiología

1998, Goddard y Hyland, desarrollaron un protocolo de preguntas sobre factores relacionados con el desarrollo motor y fonético en el historial del niño con dificultades en el aprendizaje:

Factores relacionados con el desarrollo motor y función vestibular
-Retraso en aprender a andar (16 meses o más tarde) -Ausencia de la etapa de arrastre o gateo -Dificultades para vestirse con más de siete años de edad (coordinación muscular fina) -Dificultades para aprender en ir con bicicleta -Dificultad para atrapar una pelota en el aire -Dificultades para permanecer sentados -Enuresis nocturna con más de cinco años de edad.

Factores relacionados con el desarrollo de las capacidades fonéticas

-Retraso en aprender a hablar -Historial de infecciones frecuentes de oído, nariz y garganta.

-Hipersensibilidad, exceso de reacción al sonido

  • El movimiento de la cabeza del bebé hacia un lado, conlleva la extensión refleja del brazo y pierna homolateral, y la flexión de las extremidades contralateral.
  • Aparece a las 18 semanas en útero. (participa a través del movimiento en la secuencia de conexiones neurales y interhemisféricas)
  • Inhibición a los 6 meses
  • Útil para el parto (hombros y caderas)
  • Necesario para los mecanismos de respuesta frente al ahogo. (SMSI), igual que el de Moro (Goddard, 1989,90,91)
  • De Myer, 1980 RTAC y coordinación ojo-mano
  • Problemas de coordinación motora, psicomotricidad,
  • Hacer lazo a cordones o dibujar el “8”, tiran cosas con facilidad de la mesa (respuesta tónica )lateralidad asociada, dificultades para realizar ejercicios sobre linea media, problemas para hacer el giro con la bicicleta
  • Dislexia, trastornos de la oculomotricidad, visión binocular, fusión y movimientos sacádicos. Problemas con la escritura. Al escribir y rotar la cabeza para mirar la página, pone en acción la cadena muscular extensora de brazo y dedos. El niño realiza adaptaciones inconscientes, en el agarre del lápiz, por ejemplo agarrar el lápiz con mucha fuerza o apretar en exceso al escribir. Otros signos pueden ser, sacar la lengua para escribir, girar la hoja hasta 90º, posiciones extrañas al escribir, etc.
  • Altera también la correcta fisiología en la forma de andar, marcha amblar (unilateral) Posible ABD asociado a la marcha en el ciclo aéreo, cargas sobre el primer radio, dolores en caderas por la rotación externa de las mismas.
  • La simpaticotonía cervical, puede originar tensiones cervicales
  • Agitación, cosquillas a flor de piel.
  • Osteopatía craneal, especial atención a las cadenas extensoras, plexo braquial, cadena lateral cruzada y relaciones diafragmáticas y rodilla-pelvis-pie.
  • Acción sobre ganglio cervical superior, ganglio estrellado, ganglios basales, cerebelo, mediastino, etc.
  • Lesión intraósea craneal. Atención especial a parieto- temporal del lado contrario a la mayor limitación en la rotación cervical, área de Broca (lóbulo frontal izquierdo), Wernicke (lóbulo parietotemporal izquierdo)
  • Técnicas osteopáticas biointegrativas neuroinformacionales sobre el sistema visual, auditivo y cinestésico. Ejercicios de psico-oculo-motricidad.
  • Ejercicios de estimulación psico-motriz, lateralidad, gateo, arrastre, etc.
  • Dislexia y dificultades de aprendizaje
  • Malas posturas
  • Pobre coordinación mano-ojo
  • Poco equilibrio
  • Pobre coordinación
  • Problemas de lateralidad y movimientos cruzados
  • Malas posturas a la hora de escribir
  • Enuresis, y problemas para controlar esfínteres
  • Problemas de atención y concentración,
  • Problemas para aprender a dar la voltereta, saltar a la pata coja o montar en bicicleta
  • Mareo por movimiento
  • Problemas de comportamiento, muy introvertido y tímido o agresivo
  • Palabras entrecortadas, lenguaje pobre y tardío.
  • Hipersensibilidad a la luz, al tacto, a los estímulos visuales o kinestésicos
  • Mala letra
  • Hiperactividad
  • Se distraen fácilmente
  • Impulsividad
  • Problemas de organización

El año, 2001, Goddard realizó un estudio con 54 niños con dislexia.Dicho estudio demostró que el 100% del grupo presentaba evidencias del reflejo tónico asimétrico cervical, y el reflejo tónico laberíntico retenidos.Otros reflejos residuales se encontraban en los siguientes porcentajes: 81%, reflejo de Moro 72% reflejo tónico simétrico cervical 65% reflejo espinal de Galant 55% reflejo palmar

El 92% mostraba evidencia de alguna alteración oculomotora.

La persistencia de reflejos primitivos más allá de la edad normal de integración bloquean el normal desarrollo de los reflejos posturales y alteran en normal desarrollo de algunas funciones en centros superiors del cerebro.

Coordinación, percepción, expression y cognición. (Goddard 2002).

Los reflejos primitivos y posturales son usados rutinariamente para llegar a la maduración del SNC en bebes y niños (Zafeirou, 2004).

Severas persistencias de reflejos primitivos están asociadas a severos disfunciones tales como la paralisis cerebral (Bobath 1975)

¿Qué es la BRMT? 

Blomberg Rhythmic Movement Training son unos ejercicios basados en los movimientos que hacen los bebés desde que nacen.

Kerstin Linda, es una terapeuta corporal autodidacta fotógrafa de profesión que observó los movimientos que hacían los bebés y según ello desarrollo una serie de ejercicios rítmicos, con el fin de conseguir el desarrollo neurológico y motor y la estimulación que los bebés obtienen a través de dichos movimientos.

 El Dr. Harald Blomberg, médico psiquiatra sueco, al tener conocimiento de que tenía éxito con niños y adultos con discapacidades neurológicas severas decidió conocerla y tratarse. Sus resultados fueron muy buenos así que permaneció junto a ella en la consulta observando y aprendiendo su metodología de trabajo.

La BRMT se basa por tanto en unos ejercicios rítmicos y suaves que se hacen tanto de forma activa como pasiva y que consiguen mejorar el tono muscular o relajar las tensiones y espasticidades.

Los movimientos rítmicos del bebé hacen que las diferentes partes del cerebro se conecten consiguiendo así una madurez cerebral.

Con los ejercicios hay una estimulación vestibular que incrementa el tono de los músculos extensores lo que propicia que el bebé aumente el tono muscular y pueda levantar la cabeza y su tronco por ejemplo.

Así pues, el Dr. Harald Blomberg, desarrolló una terapia basada en estos estudios y posteriormente en los trabajos de la psicóloga rusa Svetlana Masgutova.

Blomberg desarrolló así la Terapia de movimiento rítmico (TMR) o Rhythmic Movement Training , donde se trabaja con ejercicios que los niños pueden hacer en casa, acompañados y ayudados por los padres, para estimular, la maduración de estas vías descritas responsables de la integración de los reflejos primitivos, necesario para la evolución neuropsicomotriz del niño. Son movimientos que se reproducen desde el punto de vista del desarrollo neuropsicomotriz . Los propios que realizan los bebés de forma inconsciente para madurar su sistema nervioso central.

Los ejercicios basados  en el trabajo de Masgutova, trabajan poniendo el acento en la estimulación de la propiocepción y control motor, a través de ejercicios isométricos.

El terapeuta en TMR/BRMT, recomienda los ejercicios más adecuados para cada caso, y realiza sesiones de supervisión para evaluar la progresión.

Blomberg publicó en 2008 Terapia de movimiento rítmico. Movimientos que curan ( “Rörelser som Heal” ), libro que recopila información y estudios provenientes de sus cursos.

Источник: https://www.centrokineos.com/reflejos-primitivos-terapia-de-movimiento-ritmico-brmt-t-10-es

La importancia de los reflejos primitivos en la infancia – AVERA Centro de Optometria y Terapia Visual Málaga

¿Qué son los reflejos primitivos?

Si te has parado a observar alguna vez cómo se mueve tu bebé, habrás comprobado que hace algunos movimientos de forma repetitiva como si estuviera bailando, incluso alguna vez le has cantado una canción con ritmo y, de repente se pone a hacer siempre el mismo movimiento acompañando tu canción.

Los bebés hacen movimientos repetitivos para integrar los reflejos primitivos, que le ayudan desde el mismo momento de su nacimiento para poder  pasar a través del canal del parto haciendo los giros necesarios.

Estos movimientos rítmicos que hace el bebé hace que su cuerpo vaya cogiendo tono muscular y estimulando al cerebro para prepararse y poder evolucionar en sus movimientos y postura.

Si a un bebé recién nacido lo dejas boca arriba, mueve sus manos y pies casi todo el tiempo, esto no es más que el principio de una preparación física y neurológica para su maduración. De forma que cuando pasen 3 ó 4 meses ya será capaz de ayudarse de sus brazos y piernas para conseguir arrastrarse, apoyando su barriga sobre el suelo.

Cuando un bebé es muy tranquilo y apenas se mueve, no tiene la oportunidad de hacer estos movimientos rítmicos que le van a servir para poder pasar por todas las fases evolutivas. Esto puede indicar que su sistema nervioso es inmaduro.

Una vez que el bebé consigue darse la vuelta desde la posición de tumbado boca arriba a la de boca abajo y viceversa, es decir, ya domina la croqueta, pasa a otra fase.

En la siguiente fase el bebé intenta flexionar sus rodillas para quedarse a cuatro patas, y cuando por fin lo consigue, empieza a hacer “el culeteo”, un movimiento rítmico que consiste en dejar caer el peso del cuerpo sobre el culo en la posición de gateo. Así, el bebé está entrenando para ser capaz de echar a gatear.

https://www.averavision.es/wp-content/uploads/2019/07/20171122_094917.mp4

El gateo requiere una maduración nerviosa y una coordinación adecuada, por eso, al principio puede empezar a gatear avanzando con las dos piernas a la vez a modo de ranita, hasta conseguir finalmente el avance de una pierna y luego la otra en un movimiento contralateral con los brazos.

Todos lo bebés deben hacer estos movimientos rítmicos porque están preparados para ello al nacer, de forma que a los 3-4 años ya tengan prácticamente todos los reflejos primitivos integrados, es decir, ha realizado suficientes movimientos rítmicos para adquirir una nueva habilidad motora hasta convertirla en automática y que ya no aparezca el reflejo primitivo.

A partir de esa edad, al hacer una evaluación de los reflejos primitivos ya deben estar integrados, dando paso a reflejos posturales que ya permanecen durante el resto de la vida adulta.

Un momento ideal para evaluar los reflejos primitivos es a los 5 años, antes de que el niño pase a la etapa de primaria donde se le van a exigir posturas en el colegio que necesitan de una integración correcta de los reflejos de bebé, como puede ser permanecer sentados con la espalda apoyada, coger un lápiz y mover la muñeca adecuadamente para escribir, mirar hacía abajo (posición de lectura) sin que el resto del cuerpo dificulte esta posición. O incluso montar en bici, pues si un niño no ha integrado bien sus reflejos primitivos es posible que le cueste aprender a montar en bici o se vaya cayendo si mira a los lados pues no puede separar el movimiento de su cabeza del de sus brazos.

¿Qué síntomas puede tener un niño que tiene reflejos primitivos activos?

  • Dificultades para mantener el equilibrio
  • Mareo con el movimiento
  • Pobre coordinación
  • Malas posturas
  • Cansancio y fatiga prematuras
  • Problemas de atención y concentración
  • Dificultades de aprendizaje
  • Mala letra
  • Hipersensibilidad
  • Hiperactividad
  • Problemas de comportamiento social y emocional

Ese niño que en el parque le da miedo subirse a los columpios, que se mueve con mucho cuidado,  que no le gustan las atracciones de feria, que aún va con ruedines en la bici … o el niño que parece que no puede estar sentado en la silla, que se desparrama por la silla cogiendo posturas inverosímiles, que aprieta mucho al escribir o que se va chocando con las cosas al andar o no te deja espacio para andar porque invade tu camino….

Lo mejor que puedes hacer para el desarrollo de tu bebé es dejarlo en el suelo

Si aún no has comprado artilugios para acoplar al bebé, lo mejor es que no los compres, la mejor manera de que el neurodesarrollo de un bebé no se vea afectado es dejándolo en libertad de movimientos.

Desde el segundo o tercer mes ya se le puede ir dejando en un lugar cálido y confortable para que se mueva con libertad, claro, que si es de los bebés que les gusta estar acompañados, va a llorar, pero no por estar en el suelo sino porque necesita que estés con él.

Y si tu hijo ya no es un bebé pero sospechas que puede que algo de esto pueda ser la causa de sus dificultades o síntomas, puedes consultar para hacerle una evaluación de los reflejos primitivos.

En el caso de que tenga reflejos activos y que ya no deberían aparecer, existe la posibilidad de realizar terapia de integración de reflejos o terapia de movimientos rítmicos, que consiste precisamente en que el niño tenga una oportunidad para hacer todos los movimientos rítmicos que no hizo de bebé.

Los reflejos primitivos retenidos no sólo afectan al aprendizaje, al comportamiento, …sino que influye en el desarrollo corporal y postural del niño

¿Y que hay sobre la evidencia científica de la integración de los reflejos primitivos?

¿Hay evidencia sobre la influencia que tienen los reflejos primitivos cuando permanecen sin integrar en los niños?

No voy a hacer una recopilación de publicaciones, sólo voy a comentar algunas.

Se ha considerado que los reflejos primitivos no integrados puede ser una causa de escoliosis.

En publicación en pubmed se concluye que:

«En la evaluación de la escoliosis, podría ser útil examinar los reflejos primitivos como una posible razón para la rotación del tronco. En el tratamiento de la escoliosis, en algunos casos deben usarse métodos de integración de reflejos primitivos».

Esta otra publicación  sobre un ensayo controlado aleatorizado se compararon dos técnicas que usan los terapeutas rehabilitadores en niños con parálisis cerebral, para la integración/modificación del comportamiento motor temprano (reflejos primitivos).

Este estudio sobre los reflejos primitivos persistentes en niñas con diagnóstico de déficit de atención e hiperactividad concluye que:

«Los datos sugieren que los síntomas del TDAH pueden estar relacionados con mecanismos neurales más primitivos que interfieren con las funciones cerebrales superiores debido a una integración cognitiva y motora insuficientemente desarrollada».

Y esta otra publicación

estudia la persistencia de los reflejos primitivos y problemas motores asociados en niños sanos concluyendo que:

«Parece razonable introducir la terapia de integración de reflejos en niños con habilidades psicomotoras bajas. Los reflejos primitivos probados rutinariamente pueden contribuir a mejorar el desarrollo psicomotor temprano en niños  con necesidades, evitando así muchas dificultades que los niños pueden encontrar en su vida social y escolar».

Y por último, dos proyectos de investigación sobre la terapia de integración de los reflejos en niños.

Por tanto, hay evidencia de la influencia de los reflejos primitivos en distintas alteraciones, sugiriendo que una terapia de integración de reflejos puede ser beneficiosa.

Si tienes más dudas, puedes pedir una cita aquí.

Источник: https://www.averavision.es/la-importancia-de-los-reflejos-primitivos-en-la-infancia/

¿Qué son los reflejos primitivos?

¿Qué son los reflejos primitivos?

Los niños, en el momento de nacer, deben ser capaces de empezar a afrontar los grandes cambios que se dan al salir de la calidez y seguridad del útero y llegar a un mundo lleno de nuevas experiencias y obstáculos a superar.

Para esto, la naturaleza les ha otorgado un arsenal  de respuestas automáticas que se activan ante estímulos específicos.

A estas respuestas las llamamos reflejos primitivos y están relacionadas directamente con la capacidad de supervivencia de los recién nacidos.

A nivel anatómico, estos reflejos se desarrollan en la estructura del cerebro, conocida como tronco encefálico. Su ejecución no se encuentra mediada por la corteza cerebral, como sí ocurre en las respuestas complejas de los movimientos realizados durante la edad adulta.

¿Cómo funcionan los reflejos primitivos?

Estos reflejos dan paso al desarrollo del movimiento coordinado y voluntario, que constituye un paso importante en la vida de los niños.

Donde su correcta evolución tendrá un efecto organizador, viéndose reflejado en lo que respecta a sus sentidos, mejoras en el equilibrio, desarrollo óptimo de la capacidad respiratoria, capacidad de comunicarse a través del lenguaje (oral, escrito o gestual) y la coordinación motora, con especial énfasis en los movimientos que involucran la visión y las manos, siendo éstas esenciales para actividades posteriores como la escritura.

Los reflejos primitivos son la base sobre la cual madura el sistema nervioso, favoreciendo la instauración y el perfeccionamiento de estructuras neuronales más complejas. Además permitirán la integración de las señales, las cuales otorgan al niño las habilidades para realizar actividades más complejas con una perfecta coordinación.

Las primeras señales de estos reflejos se dan en el útero materno, donde el feto, al recibir información sensorial a través de sus sentidos, da como respuesta los llamados reflejos de retirada  y reflejos medulares. El abanico de reflejos primitivos se irá ampliado hasta el nacimiento del bebe y serán característicos durante su primer año de vida.

Aunque estos reflejos son de vital importancia para la supervivencia de los recién nacidos, deben ser madurados e integrados, dando paso a los reflejos posturales controlados por las partes superiores del cerebro, como la corteza cerebral.

Investigaciones al respecto, indican que la no desaparición de estos reflejos o su incipiente integración generan una detención del desarrollo del sistema nervioso central, dando como consecuencia  alteraciones en el correcto desarrollo de las habilidades motoras, así como alteraciones en la percepción sensorial y la capacidad cognitiva del niño.

Reflejos primitivos que podemos observar en el bebé

Algunos de los reflejos primitivos que nos servirán para evaluar el buen estado cognitivo y motor de los bebés, son los siguientes:

Reflejo de Succión

Este reflejo particularmente importante, garantizará que el recién nacido pueda tomar el alimento del pecho de su madre. Se hace notar al rozar los labios del bebé, activando como respuesta la búsqueda y succión de lo que este generando el estímulo.

Reflejo de Galant

Este reflejo se activa durante el proceso de parto, donde el bebé adopta la posición adecuada y realizará los movimientos precisos que le permitirán salir de manera exitosa durante el parto.

En los primeros meses del niño, este reflejo se puede observar acariciando suavemente a los lados de la columna, mientras el bebé se encuentra tumbado boca abajo.

Esto hará que el bebé se voltee en dirección del estímulo, con un movimiento característico que recuerda una danza.

Reflejo del Moro

Es una respuesta de alarma primaria, la cual se inicia al realizar algún estímulo no esperado por el bebé. Este se puede observar colocándolo acostado boca arriba y dejándolo descender súbitamente, esto provocará que extienda sus manos, flexione ligeramente sus caderas y es probable que le produzca llanto.

Reflejo Tónico Laberíntico

Este reflejo es crucial para ayudar al niño a adecuarse a los nuevos ambientes, a los cuales se afronta después del parto, en el cual las condiciones gravitacionales han cambiado, permitiéndole reforzar su musculatura y mejorar su equilibrio. Lo podemos observar al colocar al bebé acostado boca arriba, lo que producirá que este intente llevar su cabeza hacia atrás y se estire. Por otro lado, cuando el bebé es colocado boca abajo, predominará un encogimiento del cuerpo.

Reflejo Tónico Asimétrico

Es un reflejo característico de los primeros dos meses de nacimiento. Al mantener al niño boca arriba y girar su cabeza a un lado colocando su mandíbula sobre su hombro, vamos a poder observar como el brazo y la pierna de ese lado se extenderán, mientras que el brazo y la pierna del lado opuesto lo flexionan ligeramente.

Reflejo Palmar

Al presionar suavemente la palma de la mano, produce que se cierren los dedos, esto se observa principalmente durante los primeros cuatro meses de edad.

Reflejo de Babkin

Esta respuesta se observa al oprimir ligeramente las dos palmas de las manos del bebé, cuando este se encuentra acostado boca arriba, notaremos que el pequeño abrirá la boca, cerrara los ojos y girara la cabeza.

Reflejo del Paracaídas

Este tipo de reflejo se observa en niños de más de cuatro meses que aún no han comenzado a caminar. Para esto, debes sostener al niño de manera erguida y girar su cuerpo rápidamente, imitando de esta forma una caída, sus brazos se extenderán para evitar la caída.

Reflejo De Landau

Al suspender al bebé boca abajo y con la cabeza flexionada, hará que el niño extienda la cabeza, el tronco y las piernas e inmediatamente seguido de esto, flexionará todo el cuerpo.

Reflejo de Natación

Al colocar al bebé con el vientre sobre el agua en una bañera o en una piscina, este comenzará a mover los brazos y las piernas, exhalando el aire por la boca.

¿Deben desaparecer? Consecuencias de la persistencia

Es importante destacar que estos reflejos se observan hasta los 12 meses de edad: su prolongación puede deberse a factores relacionados con el embarazo o a poca movilidad y estímulo del niño.

Si observa la persistencia de estos reflejos, consulte a su pediatra, ya que tanto la persistencia como la ausencia de éstos pueden ser el reflejo de algún evento neurológico que deba ser atendido.

Entre las consecuencias que podemos observar en los niños que presentan estos reflejos después de haber transcurrido más del año de edad están:

  • Musculatura con un menor o mayor desarrollo al normal, poco equilibrio y coordinación motora.
  • Problemas para sentarse, tomando una posición en forma de “w”.
  • Problemas oculomotores, disminución de la capacidad espacial, dificultad en la lectura, donde existe la confusión entre las letras.
  • Dislexia y dificultades de aprendizaje.
  • Dificultad con actividades que involucren la motricidad fina, haciéndose notar con una cantidad de movimientos excesivos con la boca al realizar estas actividades.
  • Problemas de atención y concentración.
  • Pobre control de los esfínteres.
  • Mareos.
  • Se observa efectos sobre el autoestima, viéndose reflejado en el comportamiento del niño, los cuáles suelen ser muy miedosos.
  • Problemas de organización e impulsividad.

Debido a las múltiples consecuencias que pueden observarse, es importante dedicar parte de nuestra atención y detallar la presencia de estos reflejos durante los primeros meses de vida.

Así como la desaparición de los mismos, una vez transcurrido el primer año, lo que nos permitirá estar alerta por si existe algún problema neurológico, asegurándonos de esta forma poder brindarle al niño una atención temprana.

En nuestro hogar, es posible ayudar a nuestros niños estimulándoles con juegos, realizando pequeños movimientos repetitivos y rítmicos imitando los movimientos naturales.

Esto ayudará a mejorar su motricidad, estimulará su desarrollo y ayudará a mejorar la integración de estos reflejos primitivos, permitiéndoles desarrollar movimientos más complejos y de respuestas más adecuadas a medida que avanza en su crecimiento.

Источник: https://blog.akroseducational.es/reflejos-primitivos/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: