¿Qué valores enseñan los cuentos clásicos?

Utilidad de los cuentos clásicos

¿Qué valores enseñan los cuentos clásicos?

En la etapa infantil, una de las prácticas más habituales en las escuelas es usar cuentos. Estos tienen un gran poder sobre la atención de los pequeños. Los cuentos clásicos no sólo son esenciales para potenciar la imaginación, fantasía, creatividad… Además ayudan al desarrollo psicológico de los niños.

Hay educadores a los que les gusta más los cuentos modernos para trabajar las emociones en los niños. Estos nuevos  pueden ayudar a entender algunas emociones o calmar algún malestar afectivo durante un periodo de tiempo. Sin embargo, no llegan donde sí lo hacen los cuentos clásicos.

Los clásicos hablan de sucesos concretos donde se encuentra el problema emocional no resuelto: la envidia entre hermanos, miedo al abandono, miedo a la muerte, necesidad de ser amado…

Esta literatura tiene un impacto psicológico mucho mayor que aquellos que solo “educan las emociones”. Recrean escenas en las que el niño puede ponerse en el lugar de los personajes y sentir lo que ellos sienten, tanto los buenos como los malos, sin que nadie les diga cuál sería la emoción adecuada que deben sentir en cada momento. Sienten con libertad.

Muchas personas opinan que los cuentos clásicos pueden resultar crueles o traumáticos. Pero estos son una oportunidad para que el niño pueda gestionar sus temores inconscientes. El pequeño está en contacto con la experiencia y le ayuda a gestionar las emociones que se derivan de ella.

Lo bueno que tienen estos cuentos clásicos es que implican emocionalmente y atrapan a los niños. Les dan valores con los que pueden tener un desarrollo psicológico y desarrollen lazos afectivos mucho mayores.

Vamos a ver a continuación algunas de las utilidades de los cuentos en los más pequeños.

Son importantes en el proceso de maduración y comprensión de la realidad

Les ayuda a ponerse en el lugar de los personajes y sentir sus emociones. Estos cuentos los enfrentan a la dura realidad de la vida y a los conflictos básicos humanos, con los que tarde o temprano se tendrá que enfrentar.

Recogen las angustias y temores de los más pequeños

Los cuentos clásicos, después de siglos de repetirse y refinarse, ayudan a identificar algunos de los temores de los niños y el saber enfrentarse a ellos: miedo al abandono, deseo de vivir para siempre, necesidad de ser amado, envidias entre hermanos, etc.

Ofrecen soluciones para el alcance de comprensión de los niños

Les ayuda a buscar soluciones. Se dan cuenta que el verdadero sentido de nuestra vida es la formación de un vínculo afectivo y satisfactorio con otra persona.

Estimulan la imaginación

Los pequeños aprenden con los cuentos muchísimo gracias a la magia y fantasía que despiertan.

Aumentan los lazos afectivos entre padres e hijos

Gracias a los cuentos, la conexión entre padres e hijos será mucho mayor, ya que al final del día habrán pasado un tiempo juntos leyendo cuentos, aprendiendo y divirtiéndose.

Estimulan el lenguaje

Los cuentos ayudan a ampliar el vocabulario y a aprender más expresiones.

Preparan para enfrentarse a las dificultades de la vida

Los cuentos clásicos nos demuestran a grandes y pequeños que la vida no es tan fácil como quisiéramos, y que siempre nos encontraremos con situaciones que no nos gustarán.

Y los personajes de estos cuentos nos demuestran que somos nosotros los que tenemos que luchar contra aquellas situaciones o sucesos que no nos agradan.

Aprenderán diferentes moralejas

Estos cuentos les ayudarán a saber que no deben hablar con extraños, o tomar comida ofrecida por gente que no conocemos, etc. Los cuentos siempre nos enseñan algo.

Sabrán valorar la opción de ser buenos

En los clásicos siempre hay buenos y malos. Generalmente los malos siempre pierden y los buenos ganan. Los niños sacarán la conclusión de que si se portan bien y son buenos, tendrán recompensas.

Interés por la lectura

Todos sabemos lo importante que es leer para aprender y formarse. Es esencial una buena lectura para poder comprender cualquier texto que sea leído. ¿Qué mejor manera hay de adquirir este interés por la lectura que leyendo desde pequeñitos?

Los cuentos clásicos son muy útiles para nuestros niños. Ya habréis podido ver todas las cosas buenas que puede proporcionar la lectura de estos libritos. Dedica un ratito de tu tiempo a leer con tu hijo, esto despertará su interés desde pequeño y le estarás ayudando a establecer un hábito de lectura que en un futuro le beneficiará.

Источник: https://eresmama.com/utilidad-los-cuentos-clasicos/

Los cuentos clásicos: ¿son adecuados los valores que transmiten?

¿Qué valores enseñan los cuentos clásicos?

¿Quién de nosotros no recuerda cómo nos contaban cuentos en nuestra infancia? Los cuentos clásicos evocan preciosas imágenes cargadas de afecto en nuestra memoria. Además, es una de las más hermosas tradiciones que podemos transmitir de generación en generación.

El origen de los cuentos clásicos

Los cuentos son una gran herramienta para que nuestros niños y niñas puedan entender el mundo y aprender a desenvolverse en él, pero hoy en día tenemos un gran abanico de posibilidades y no todo vale, como pasaba antes…

Creo que, más que nunca, es tremendamente importante reflexionar sobre los cuentos que elegimos para contar a nuestros hijos, porque a través de ellos estamos transmitiendo valores y una visión del mundo que quizás no sea la más acertada.

Además, como ya explicamos en este otro artículo, hay que tener cuidado con la exposición a la fantasía entre los 0 y 6 años. En ese plano del desarrollo, los pequeños tienen necesidad de aprender del mundo real. Su mente absorbente se cree todo, y nunca pondría en duda lo que le cuentan sus padres o figuras de apego.

A esta edad puede ser complicado para ellos diferenciar entre la realidad y la ficción, ya que aún no han desarrollado la mente razonadora. La Dra.

Dubovoy, una de las figuras más relevantes dentro de la AMI (Association Montessori Internationale), expone las bases científicas de este planteamiento en su excelente artículo «La Realidad: La más Poderosa e Integral Llave al Mundo».

Por tanto, debemos ser conscientes de que a través de los cuentos se trasmiten creencias, dogmas, ritos, espiritualidad, miedos… El miedo a la oscuridad, por ejemplo, se trasmite desde las primeras nanas o canciones de cuna (con ese famoso “duérmete niño, duérmete ya, que viene el Coco y te comerá…”).

Por otra parte, los padres que apostamos por una crianza respetuosa nos encontramos con un problema importante: la mayoría de los cuentos, y muy especialmente los clásicos, están basados en los «valores» delpatriarcado.

¿Qué valores queremos trasmitir a nuestros niños?

Tal y como dijo Joaquin Phonenix en su famoso discurso en la ceremonia de los Óscar:

“Ya sea que estemos hablando de desigualdad de género o racismo o derechos indígenas o derechos de los animales, estamos hablando de la lucha contra la injusticia. Estamos hablando de la lucha contra la creencia de que una nación, un pueblo, una raza, un género, una especie, tienen el derecho de dominar, usar y controlar a otro con impunidad”.

¿Queremos realmente que nuestros hijos entiendan que el mundo es desigual e injusto y que así debe perpetuarse? ¿Y educar en el miedo? ¿Y que nuestras hijas deseen ser princesas, que busquen la «protección» al lado del hombre, tragando lo insufrible porque no se sientan autosuficientes?

¿Que nuestros hijos tengan que mostrar su virilidad a toda costa, y sean incapaces de hablar de sus sentimientos o derramar una sola lágrima? ¿Niños que sean obedientes y acaten las órdenes del sistema sin ninguna posibilidad de desarrollar el pensamiento crítico?

Los dogmas del patriarcado están presentes desde tiempos ancestrales. Antiguamente, a las pocas personas que tenían derecho a una educación, se las formaba en las artes de la guerra o de la gestión (para ser señores feudales).

En esos tiempos ya se empezaron a poner impedimentos a la lactancia materna porque eso hacía desarrollar el fuerte vínculo afectivo entre madres e hijos y era más difícil formar guerreros (ya en la mitología griega, por ejemplo, se observa como el Dios Zeus, rey de todos los Dioses, fue criado con leche de cabra).

Del mismo modo, podemos investigar sobre las nodrizas o amas de cría, que se remontan desde la prehistoria, y permitían «liberar» a las mujeres de clase alta de una «agotadora tarea» percibida además como «socialmente inadecuada», y poder así «dedicarse a otras cosas más importantes».

El patriarcado en los cuentos clásicos

Y, como no podría ser de otra manera, el patriarcado también inunda la literatura. Del mismo modo que la educación puede usarse como un excelente medio para adoctrinar individuos (puedes investigar sobre el origen prusiano del sistema tradicional), los cuentos tienen sus efectos desde la más tierna infancia…

Recuerdo que hace unos años asistí a un taller de la escritora Elena Mayorga en el que nos habló del origen oscuro de los cuentos tradicionales, aquellos que todos recordamos de nuestra infancia, así como de los valores que trasmiten. Me quedé realmente impactada.

Para empezar, es importante saber que estos cuentos venían de la tradición popular y no estaban dirigidos a niños. En las primeras versiones de la Cenicienta por ejemplo, las hermanastras cortan trozos de sus pies para poder calzarse el zapato de cristal y consiguen engañar al príncipe por turnos, hasta que una paloma las delata al ver que el zapato está lleno de sangre. 

La Bella Durmiente no experimenta un pacífico sueño eterno, sino que es violada llegando incluso a quedar embarazada de su agresor. La primera versión data de 1636 y fue escrita por Giambattista Basile bajo el título Sol, Luna y Talía.

En 1697 el francés Charles Perrault reescribió la historia, sustituyendo al noble agresor por un apuesto príncipe. Finalmente, fueron los Hermanos Grimm los que hicieron las últimas variaciones para convertirlo en un cuento infantil.

Por citar otros ejemplos, Pulgarcito es abandonado en el bosque junto a sus hermanos porque sus padres son tan pobres que no tienen cómo alimentarles.

Cuando los osos encuentran a Ricitos de Oro durmiendo en sus camas, se lanzan sobre ella y la despedazan para devorarla.

Rapunzel es encerrada en una torre porque sus padres la intercambian por unas plantas y posteriormente queda embarazada de gemelos, el príncipe la abandona y ella intenta suicidarse. Barbazul mutila y tortura a sus esposas… 

Aprende cómo favorecer que desarrollen el gusto por la lectura y los diferentes tipos de libros que podemos presentarles en cada etapa con nuestro Seminario Online «Pequeños lectores»

Si quieres investigar un poco más sobre el «lado oscuro de los clásicos», puedes buscar el libro Morfología del cuento de Vladimir Propp, o The dark side of Grimm fairytales, que se centra en los orígenes de las historias que transformaron y popularizaron los hermanos Grimm. También puedes buscar algún vídeo como este en el que se analizan algunos de los distintos finales del clásico cuento de la Cenicienta, así como el de Caperucita, en el que el lobo nunca llega a ir a casa de la abuelita…

¿Qué te parecen estas historias? ¿Conocías el origen de los cuentos clásicos? Y ahora, ¿qué cuentos quieres contar a tus peques? ¡Te leemos en los comentarios!

Autor/a

  • Cuentos para la llegada de un hermano

    Cuando una mamá está de nuevo embarazada aparecen los típicos miedos pensando en el hijo “mayor”: ¿Se va a sentir desplazado?, ¿Va a sentir celos?, ¿Cómo se lo va a tomar? Son temores absolutamente normales…

  • 12 cuentos imprescindibles de 3 a 6 años

    Los cuentos ilustrados son una estupenda herramienta de aprendizaje y un fantástico vehículo de transmisión de valores como la diversidad, la tolerancia, la autoestima, el valor de ser uno mismo, el pensamiento positivo… Los siguientes…

  • Cuentos para promover la diversidad familiar

    Mi hija, con tres años y medio, tiene las cosas muy claras: cuando sea mayor quiere ser mamá ella sola, sin papás de por medio. Está claro que para eso queda mucho y las cosas…

Источник: https://www.criarconsentidocomun.com/los-cuentos-clasicos-y-los-valores-que-transmiten/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: