¿Quieres conocer el sexo de tu bebé desde la 5ª semana de embarazo?

¿Se Puede Saber Si Es Niño o Niña Por Los Síntomas Del Embarazo?

¿Quieres conocer el sexo de tu bebé desde la 5ª semana de embarazo?

¿Se puede saber si es niña o niño por los síntomas del embarazo? Existen muchas dudas relativos a esta cuestión, y la mayor parte de ellas son producto de mitos populares. Sin embargo, un estudio científico nos revela ciertas verdades.

Texto: Iranela Sánchez

Cada embarazo es completamente diferente entre sí, incluso en una misma mujer. Pero, lo que sí pueden afirmar algunas, es que el cuerpo reacciona de manera diferente según sea niño o niña lo que va a tener.

Uno de los síntomas más comunes y que primero aparece durante el embarazo sonlas náuseas.

 De hecho, se estima que cerca del 80% de las mujeres experimentan náuseas y vómitos durante la gestación, sobre todo en el primer trimestre.

De ellas el 70% presenta estos síntomas entre la cuarta y la séptima semana, el 60% antes de la semana 12 y solo el 10% de las embarazadas continúan con estos síntomas después de la semana 16.

Las náuseas aparecen, entre otros factores, debido al aumento de los niveles de la hormona gonadotropina coriónica humana, también conocida como la hormona del embarazo, la cual se ha demostrado actúa sobre el hipotálamo, una región cerebral que controla la sensación de las náuseas y los vómitos. Sin embargo,estudios recientes aseguran que las náuseas en el embarazo quizá son mucho más que síntomas del embarazo, podrían ser un indicador del sexo del bebé.

¿Cómo las náuseas en la gestación pueden predecir el sexo del bebé?

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Columbia, en Nueva York, recopiló información sobre la aparición de las náuseas en alrededor de 2 millones de gestantes, así como sobre el sexo de sus bebés. Al comparar ambos indicadores notaron que la aparición o no de las náuseas estaba estrechamente relacionada con el sexo del bebé. 

Según los resultados, las mujeres que experimentaron náuseas matutinas durante el embarazo tenían mayores probabilidades de tener una niña, mientras que las que tuvieron una gestación más tranquila y con menos náuseas dieron a luz a un niño.

Específicamente, el 56% de las mujeres que presentaron náuseas o hiperémesis gravídica, un trastorno que se caracteriza por la aparición de náuseas y vómitos de forma continua durante los primeros meses del embarazo, dieron a luz a una niña.

No obstante, los científicos explican que, aunque la aparición de las náuseas tiene un índice de aceptación bastante elevado para determinar el sexo del bebé, no debe considerarse un predictor infalible. Aún así, si se tienen en cuenta otros indicadores tempranos, las probabilidades de acertar con el sexo del bebé podrían ser mayores.

Otros indicadores que pueden revelarnos el sexo del bebé

  • Los cambios en la piel. Durante el embarazo, la piel de la mujer experimenta muchos cambios. Por lo general se vuelve más tersa, suave y luminosa debido a los cambios hormonales que están ocurriendo en el organismo. Sin embargo, cuando viene un niño en camino estos efectos se intensifican. Al contrario, cuando viene una niña aumentan las probabilidades de que salgan granos y manchas, lo cual se debe a que los niveles hormonales aumentan demasiado, lo cual puede afectar negativamente la piel de la futura mamá.
  1. Los antojos.

     Una creencia popular afirma que cuando una embarazada tiene antojos por alimentos dulces y frutas espera a una niña, mientras que si le apetecen más los alimentos salados y las carnes espera un niño.

    Hasta el momento la ciencia no ha confirmado este hecho, pero ha encontrado que uno de los factores que inciden en la aparición de los antojos son los cambios hormonales que tienen lugar en el organismo materno. Los cuales también se encuentran estrechamente relacionados con el sexo del bebé: las niñas suelen provocar mayores cambios a nivel hormonal que los niños.

  • Los cambios en el vello corporal. Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo pueden afectar el crecimiento de tu vello corporal, sobre todo si viene en camino un niño. Lo que sucede es que durante la gestación de un niño los niveles de testosterona aumentan más que con un embarazo de una niña. La testosterona es una hormona eminentemente masculina, encargada de acentuar los rasgos más varoniles como la gravedad de la voz o el crecimiento del vello corporal.
  • Labios más gruesos si esperas niña.Según madres y abuelas, el cuerpo se hincha más cuando esperas una niña. El volumen de los labios y de la cara aumentan.
  • ¿Una barriga redonda? ¡Niña!; Muchos aciertan el sexo del bebé mirando la evolución de la barriga. Se supone que las barrigas redondas son de niña, mientras que las que terminan en punta, indican que se espera un niño. Sin embargo, sobre esto no hay ningún fundamento científico. De hecho, la forma de la barriga depende de la estructura corporal de la embarazada.
  • El color de tus pezones.Si notas que tus pezones se han vuelto más oscuros durante el embarazo, puede que sea porque estás esperando un niño. Si no cambian de color, una niña.
  • Las náuseas matutinas. Se dice que si tienes muchas náuseas durante el embarazo es porque esperas una niña y, si apenas tienes, un niño.
  • Aumento de peso de tu pareja. También hay creencias populares que piensan que el peso del esposo durante la gestación indica el sexo de tu bebé; si tu pareja aumenta mucho durante estos meses, esperas una niña. Si no aumenta ni un gramo, un niño.
  • El tamaño de los pechos. Si tienes el pecho derecho más hinchado, esperas un niño. Si por el contrario es el izquierdo el que está más grande, esperas una niña.
  • Pruebas caseras: sostén un objeto colgando de un hilo con tus manos. Si se mueve hacia delante y hacia atrás, estás embarazada de un varón. Si el movimiento es circular, es una niña. Otra prueba de este estilo consiste en coger una llave; si la agarras por el extremo más fino, esperas una nena; si la coges por la parte más ancha, es un nene. Y si la agarras por el medio esperas mellizos.
  • Humor cambiante. Dicen que si Dicen que si durante el embarazo has tenido un humor cambiante y temperamental tendrás una niña.
  • ¡Nadie sabe más que tú! Sin que nadie te presione, pregúntate qué es lo que esperas, se especula que las futuras madres aciertan ¡hasta 70% de las veces!

Así que ya lo sabes querida Super Mamá. Por más síntomas del embarazo que tengas, la última palabra acerca que si tendrás niño o niña recaerá sobre tu médico mediante una ecografía. Es mejor esperar hasta ese momento para hacer planes.

Ahora te invitamos a contarnos si sufriste de algunos síntomas propios del embarazo.

Источник: https://supermamaspanama.com/articulos/dulce-espera/se-puede-saber-si-es-nino-o-nina-por-los-sintomas-del-embarazo/

¿Quieres conocer el sexo de tu bebé desde la 5ª semana de embarazo?

¿Quieres conocer el sexo de tu bebé desde la 5ª semana de embarazo?

Se ha presentado hace poco un test que revela el sexo del bebé tras transcurrir sólo 5 o 6 semanas de gestación. Se basa en analizar al pie de la letra una muestra de sangre y diferenciar los genes que son de la madre y los del futuro bebé. Además, este método puede descubrir si el bebé padece una enfermedad congénita.

Índice

  • Un nuevo descubrimiento
  • Otras técnicas científicas

Seguro que cuando sabes con certeza que estás embarazada una de las primeras preguntas que te vienen a la mente es si será niña o niño. Para ello, esperas con entusiasmo y nerviosismo a la semana 20 de embarazo para que una ecografía te desvele el secreto.

¿Tendré una niña parecida a mí o por el contario será un niño? ¿Cómo decoro la habitación? ¿Qué ropa compro? Sin embargo, las dudas no se resolvían hasta la semana 20 del embarazo cuando te podías realizar una ecografía lo suficientemente clara para despejar el misterio del sexo.

No obstante, en los últimos tiempos una universidad argentina ha conseguido que salgamos de dudas mucho antes.

Un nuevo descubrimiento

Ahora hay una buena noticia. Recientemente se ha creado un test que revela el sexo del bebé en la 5ª semana de embarazo. Lo que te permitirá pensar el nombre, escoger la ropa o el diseño de la habitación sin presión.

Este test se inventó en Argentina por los investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) en la ciudad de Santa Fe y se basa en la determinación del sexo del bebé a través de un análisis de sangre de la madre en la 5ª o 6ª semana de gestación.

El procedimiento se llevó a cabo en el Departamento de Bioquímica Clínica de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas. Sus investigadores definieron que el método se fundamentaba en la precisión de tres genes asociados al cromosoma Y que posibilitan el conocimiento del sexo fetal.

Asimismo, es una técnica totalmente indolora y para el análisis de sangre se fijan en genes que no pertenecen a la madre. Si son genes positivos, se puede decir que será un niño, si no se encuentra, lo más probable es que sea niña. Este resultado depende siempre de la cantidad de ADN del bebé que se encuentra circulando por la madre.

Por otro lado, este test permite también descubrir enfermedades relacionada al cromosoma X, por ejemplo la hemofilia, la Hiperplasia Adrenal congénita o las tres trisomías (Síndrome de Down, Síndrome de Edwards y Síndrome de Patau).

Actualmente, para confirmar estas complicaciones se sigue empleando la mayoría de las veces la amniocentesis, que implica un riesgo de aborto elevado porque toma muestras del líquido amniótico que envuelve al feto, aunque ya existen en el mercado test genéticos que permiten detectarlas desde la semana 12 de embarazo.

Finalmente, están intentando que esta técnica de biología molecular se incluya en todos los laboratorios de análisis clínicos, en concreto los que pertenecen a clínicas de maternidad. Lo primordial es conocer el sexo del bebé con antelación y si se encuentra la posibilidad de que el pequeño tenga alguna enfermedad, poder iniciar el tratamiento durante el embarazo.

Otras técnicas científicas

Además de este nuevo descubrimiento, desde hace tiempo la mejor manera científica de averiguar el sexo del bebé ha sido a través de una ecografía o de una amniocentesis.

Para que la ecografía nos diga con éxito si estamos esperando a un niño o a una niña, es necesario esperar por lo menos hasta la semana 20 del embarazo. En esa semana los órganos genitales del bebé están más o menos visibles y si la posición fetal no lo impide sabremos su sexo.

La ecografía es una prueba que no tiene riesgos ni para la mamá ni para el feto. Se realizarán varias a lo largo del embarazo, inclusivo alrededor de las 12 semanas la primera, sin embargo, esa no determinará el sexo.

La otra prueba de la que hablamos es la amniocentesis.

El objetivo de esta prueba no es determinar el sexo del bebé, sino conseguir un esquema de los cromosomas para poder conocer si el bebé padece anomalías en los cromosomas y descartar síndrome de Down, por ejemplo. Esta prueba no siempre se realiza, pero en el caso de que se vaya a llevar a cabo, será próxima a la semana 16 de embarazo.

También existen análisis de sangre y genéticos que permiten conocer el sexo antes de las 20 semanas. 

TodoPapás ha desarrollado un test de embarazo con preguntas para saber si una mujer está embarazada que propone una serie de síntomas relacionados con la gestación y, en función de sus respuestas, arroja como resultado una probabilidad dada.

Hemofilia

Definición:

Enfermedad transmitida en forma hereditaria en la cual existe una menor producción de factores de coagulación. Como consecuencia se producen sangrados ante traumatismos mínimos sobre todo en articulaciones (hemartrosis). Su gravedad depende de la concentración de factores en sangre.

Cuando hay carencia o déficit de algún factor de coagulación, la sangre tarda más tiempo en formar el coágulo y, aunque llegue a formarse, no es consistente y no se forma un buen tapón para detener la hemorragia, por tanto, en los hemofílicos graves, incluso pequeñas heridas pueden originar abundantes y hasta mortales pérdidas de sangre.

Síntomas:

El principal síntoma es la hemorragia, que puede ser externa o interna, provocada o espontánea. Las hemorragias más graves son las que se producen en articulaciones, cerebro, ojo, lengua, garganta, riñones, hemorragias digestivas y genitales.

Tratamiento:

No hay en la actualidad ningún tratamiento curativo disponible y lo único que se puede hacer es corregir la tendencia hemorrágica administrando por vía intravenosa el factor de coagulación.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/quieres-conocer-el-sexo-de-tu-bebe-desde-la-5a-semana-de-embarazo-7326

¿Cómo saber el sexo del bebé? – Clínica INDISA

¿Quieres conocer el sexo de tu bebé desde la 5ª semana de embarazo?

Esta es una de las dudas más llamativas durante el embarazo y existen muchos mitos relacionados. Una ecografía en el momento preciso puede dar esta luz a los futuros padres.

Desde antes de quedar embaraza, la pareja muchas veces sueña con qué será su hijo. Si llegara un niño, ya tiene un listado o ideas del cómo será: Color de ojos, pelo, pestañas.

Qué cosas le regalaran antes y después de nacer. Si será una niña ya tendrán pensando un listado de nombres e incluso, es probable que la futura abuela ya comience a tejer chalecos rosados para su primer invierno.

Una vez que el embarazo es confirmado -por un test, examen de sangre o ecografía-, las semanas comienzan a avanzar y esta ansiedad de poder llamar con su propio nombre a esa cosa pequeña que se encuentra dentro del cuerpo de la mamá, es aún más fuerte.

En especial para los padres, quienes tienen la necesidad de comprar cositas pequeñas en color azul o rosa. Todos estos sentimientos son cada vez más potentes y en la actualidad pueden tener una respuesta antes del nacimiento.

En qué semana se puede saber a ciencia cierta

El sexo del bebé es algo completamente involuntario, es decir, no se puede hacer nada más que dejarse sorprender.

Existen técnicas naturales, como cambiar la alimentación, tener relaciones sexuales en fechas exactas para concebir según la luna, el sol, las estrellas y más prácticas sorprendentes que algunas parejas han realizado en la búsqueda de un género definido.

Una vez que la mujer está embarazada, el pensamiento popular es que aquellas mamás que esperan un hombre se sienten mejor y se ponen incluso más lindas. Mientras que mujeres que gestan niñas, -dicen-, pierden toda su figura y tienen náuseas, casi hasta el último día del embarazo.

Lo cierto es, que nada está comprobado que funcione a cabalidad, más que la maravilla de tener un niño o una niña en los brazos.

Así era –y aún también lo es- como existen muchos mitos populares en relación en el cómo saber el sexo antes del parto. Actualmente y gracias a la tecnología, se puede afirmar de manera certera, alrededor de la semana 18 de gestación, y así comenzar a preparar el nido para el recién nacido.

Esto se hace comúnmente a través de una ecografía, en la que se evalúa el estado del bebé. Como sorpresa final, el doctor entrega la información, a la ansiosa pareja, que ya quiere nombrar con amor a su futuro hijo.

Es importante resaltar que para saber el sexo del bebé, también se deben dar ciertas condiciones, es decir, hay casos en que no se puede saber porque el feto se encuentra de espaldas o tiene el cordón cruzado entre las piernas.

También por antecedentes como obesidad de la madre, escasez de líquido amniótico, entre otras cosas.

Durante la ecografía de las 18 semanas, se demuestra que es un niño a través de las bolsas escrotales (donde se ubican los testículos) y el pene. En el caso de las niñas se da cuenta de ausencia de órganos masculinos y en ocasiones pueden verse los labios mayores.

Anterior a las 18 semanas, el sexo del bebé, se informa solo como una probabilidad, pero esto puede cambiar en el trayecto del embarazo porque sus órganos no están 100% desarrollados. El progreso de los órganos sexuales de un feto comienza durante de la semana seis de gestación.

Es por eso, que algunos especialistas se arriesgan a dar la noticia a los futuros padres al inicio del segundo trimestre (semana 10-11), la cual puede cambiar y también depender de la posición del feto en el momento de la ecografía que entrega esta información con exactitud.

Qué otros exámenes pueden determinar el sexo del bebé

Las ecografías son el método más común para poder saber el sexo del bebé y tienen solo un 5% de margen de error, generalmente producido porque el feto no se deja ver. Pero hay otros análisis que pueden dar cuenta de esta interrogante: Amniocentesis, prueba de sangre a las 14 semanas y test de orina.

A continuación se detalla cada uno:

• Amniocentesis: Se trata de un examen invasivo, que solo se indica en caso de riesgo o que el feto tenga alteraciones cromosómicas.

La evaluación ecográfica realizada entre las 11 a 14 semanas, puede indicar una mayor probabilidad de que el ser en gestación, sea portador de una alteración genética; en ese caso procede realizar una amniocentesis o tomar una muestra de sangre materna, para precisar el diagnóstico.

Al realizar el estudio de los cromosomas para detectar posibles anomalías se puede descubrir el sexo del bebé. Este análisis solo se realiza con el objetivo único de poder descartar patologías y entregará el sexo de manera certera antes de la semana 20. No es recomendado solo para saber si será un niño o una niña.

• Prueba de sangre: A las ocho semanas, se puede realizar un examen de sangre para buscar los cromosomas masculinos y si no hay, será porque se trata de una niña. Este se realiza en caso de enfermedades genéticas que aplican a un solo sexo.

De la misma forma del anterior, la práctica de este análisis es para descartar patologías, no tiene como principal función descartar el sexo del bebé.

Se vende en las farmacias y se puede realizar en las casas. No es 100% certero y puede fallar, en especial, si la mamá está tomando hormonas o si es un embarazo múltiple. Este test lo venden solo en algunas farmacias de Chile.

En conclusión, la ecografía de la semana 18 o más es la más certera y menos invasiva de todos los análisis anteriormente mencionados.

¿Qué determina el sexo del bebé?

El sexo del futuro bebé será determinado por el espermatozoide, es decir que el papá es el responsable de cargar el cromosoma sexual.

Las células del ser humano están computas por 46 cromosomas. El par 23 está la información que decide el sexo, en el caso de las mujeres se conoce como cromosoma XX y en el caso de los hombres como el XY.

Las células sexuales llevan estos cromosomas, en el caso de los óvulos siempre llevan X, mientras que los espermatozoides pueden ser X o Y.

En el momento que el óvulo (X) es fecundando por un espermatozoide, depende del que logre llegar primero, si será una niña o un niño. Para que sea hombre, debe ser uno cargado con Y, en este caso el cromosoma será XY. Para que sea niña debe ser cargado con X y será una conjugación de XX.

Los embarazos múltiples dan cuenta del sexo del bebé

En estos casos sí se puede dar cuenta si se tratará de dos niñas, niños o uno y otro, pero puede ser más complejo, ya que uno u otro se pueden tapar y no dejarse con claridad. Todo depende del momento de la ecografía y la “tranquilidad” de los bebés mientras esta se realice.

Si bien el sexo del futuro bebé es una noticia que alegra a toda la familia, es importante vivir el proceso del embarazo con calma y esperar que cada cosa avance según sus necesidades. La naturaleza es sabia y en cada proceso de la gestación entrega luces de esta nueva vida, que los futuros padres tendrán en sus manos.

Источник: https://www.indisa.cl/blog/cuando-podre-saber-si-mi-bebe-es-nino-o-nina/

¿Niño o niña? Señales tempranas del sexo de tu bebé

¿Quieres conocer el sexo de tu bebé desde la 5ª semana de embarazo?

Cuando descubres que estás embarazada, tu primer deseo es que tu bebé esté sano o sana. Pero también puedes pensar en el sexo de tu bebé desde el momento en que tu prueba de embarazo da un resultado positivo. Al final, las familias están felices de dar la bienvenida a su nuevo miembro sano, independientemente de su sexo.

Quizás hayas estado pensando en nombres unisex para el bebé, y el hecho de descubrir el sexo de tu bebé puede hacerte desear un nombre diferente. ¡Pero incluso podrían ser nombres estupendos para gemelos o mellizos si tienes una sorpresa! 

¿Cuándo desarrollan su sexo los bebés? ¿A los cuántos meses se sabe el sexo del bebé?

El género se define durante el proceso de la diferenciación sexual humana. No descubrirás el género de tu bebé hasta que ya estés embarazada de varios meses, pero ya fue establecido desde el momento de la concepción.

Los genes del bebé determinan su sexo. Todos los óvulos contienen un cromosoma X, mientras que los espermatozoides pueden tener un cromosoma X o Y. Si el óvulo lo fecunda un espermatozoide que porta un cromosoma X, el embrión XX resultante será niña. Por lo contrario, si el espermatozoide porta un cromosoma Y, el embrión tendrá los cromosomas XY masculinos.

Al principio, todos los embriones tienen la misma apariencia, independientemente de su sexo. De hecho, si no fuese por los efectos de la testosterona, todos los bebés desarrollarían rasgos femeninos.

Hasta la semana 7 del embarazo, tu bebé tendrá una estructura conocida como la «cresta genital».

Después, durante las siguientes 5 semanas, tu bebé empezará a producir hormonas que estimulan el desarrollo de sus órganos sexuales.

Todos los órganos sexuales se desarrollan a partir de la cresta genital. Los ovarios y los labios son equivalentes a los testículos en el sentido que se forman desde las mismas células, igual que el clítoris y el pene. Por tanto, una vez que las hormonas entran en acción, la cresta genital empieza a diferenciarse formando estas estructuras.

En los niños, la cresta genital comienza a alargarse para convertirse en un pene antes de la semana 9. Botones diminutos formarán la próstata alrededor de la semana 10, y el sistema urinario se formará antes de la semana 14. Los testículos descenderán al escroto alrededor de la semana 26, y el pene continúa creciendo hasta el tercer trimestre.

En las niñas, los ovarios se desarrollan entre las semanas 11 y 12, y se llenarán de 7 millones de óvulos primitivos.

La cuantía de estos óvulos se reducirá hasta el nacimiento, y tu niña nacerá con aproximadamente 2 millones de óvulos en sus ovarios.

La fusión de dos estructuras llamadas conductos paramesonéfricos forman el útero y la vagina durante el tercer mes del embarazo. La vagina se abrirá alrededor de la semana 22.

Hay muchos mitos y creencias populares que afirman predecir señales tempranas del sexo de tu bebé. Aunque es tentador pensar que puedes determinar totalmente el sexo de tu bebé mediante síntomas físicos, las investigaciones médicas han desacreditado muchos de estos mitos. Aquí tienes la verdad sobre las 5 supuestas señales tempranas de estar embarazada de una niña:

Llevar el bebé alto en la barriga

Uno de los mitos más comunes sobre el género de los bebés sostiene que tener la barriga alta quiere decir que llevas una niña. No obstante, se ha demostrado que esto es un mito.

Los factores principales determinantes del aspecto de tu barriga son tu estado físico, número de embarazos pasados, forma física de los músculos abdominales y ganancia total de peso durante el embarazo.

Estar estresada antes de la concepción

Otra creencia popular es que tus niveles de estrés antes de quedarte embarazada pueden contribuir a determinar el género de tu bebé. Sorprendentemente, las investigaciones científicas han hallado una correlación entre ambos hechos.

Un estudio reveló que era más probable que las mujeres con niveles elevados de cortisol –la hormona del estrés– tuviesen una niña. No obstante, aún no se ha descubierto la razón por la cual ocurriría esto.

Cambios de humor

Algunas personas piensan que el estrógeno que produce la bebé hembra puede afectar el estado de ánimo de la madre, provocando cambios de humor. Sin embargo, los estudios científicos han comprobado que esto no es verdad.

Toda mujer embarazada puede tener cambios de humor debido a las fluctuaciones de sus propias hormonas durante la gestación. Sin embargo, estos cambios en el estado de ánimo ¡no tienen relación con el sexo de tu bebé!

Más severidad de las náuseas matutinas

Otra creencia popular es que las madres sufrirán náuseas matutinas más severas porque las niñas producen más hormonas. No obstante, la ciencia y la experiencia han demostrado que las náuseas matutinas pueden ser diferentes entre mujeres. La misma mujer puede experimentar niveles diferentes de náuseas matutinas en embarazos distintos.

Es cierto que un estudio publicado por la revista médica The Lancet halló una pequeña correlación entre náuseas matutinas severas y la probabilidad de tener una niña. No obstante, las pruebas no fueron concluyentes, así que el mito perdura… como eso, un mito.

Tener acné o la piel apagada

¿Alguna vez has oído decir que una bebé le roba a su madre la belleza? Algunas personas creen que si vas a tener una niña, tendrás el cutis graso o apagado, y mucho acné. Esto es meramente otra creencia falsa. Las hormonas del embarazo pueden ser impredecibles, y afectarán la piel y el pelo de cada mujer de manera diferente.

Los estudios han demostrado que entre el 50-90 % de todas las mujeres embarazadas experimentan antojos de alimentos en algún momento de su embarazo. Otra creencia popular sostiene que las mujeres que llevan niñas tendrán mayor deseo de comer dulces. También se piensa que si llevas un niño, tendrás mayor deseo de alimentos salados y sazonados.

La verdad es que es más probable que los antojos de las mujeres estén más relacionados con sus necesidades nutricionales que con el género de su bebé. Por tanto, esto en realidad no es una señal de llevar un niño en el embarazo.

Otro mito sostiene que llevas un niño si la frecuencia cardíaca de tu bebé es de unos 140 latidos por minuto. Una frecuencia cardíaca más rápida significaría que llevas una niña.

No obstante, los estudios científicos han mostrado que no hay una diferencia significativa entre las frecuencias cardíacas de fetos femeninos y masculinos.

De hecho, los bebés varones suelen tener una frecuencia cardíaca ligeramente más alta, pero solo por unos 3 latidos por minuto.

Tener la barriga baja

Igual que se supone que tener la barriga alta implica que llevas una niña, es otra creencia generalizada que tener la barriga baja implica que llevas un niño. No obstante, esta teoría carece de evidencia que la respalde. Como hemos dicho anteriormente, otros factores determinan la forma de tu barriga. 

Pelo y piel más saludables

Esto es lo opuesto al mito de que tener una niña «te robará la belleza». Muchas personas creen que si llevas un niño, tu piel tendrá un aspecto mas saludable y tu melena será más abundante y brillante.

En realidad, estos cambios solo dependen de tus hormonas durante el embarazo. Algunas mujeres podrán tener mayor pigmentación de la piel o acné, mientras que otras tendrán el pelo más abundante y ese «guapo subido» del embarazo.

Estado de ánimo estable

¿Alguien realmente cree que tener un bebé varón significa que una mujer embarazada evitará cambios en su estado de ánimo? Desafortunadamente, ¡esto es mentira! Es igualmente probable que tengas cambios de humor, lleves un niño o una niña. Son muy frecuentes en muchas mujeres embarazadas.

Pruebas médicas para saber el sexo de tu bebé

En resumidas cuentas, no es sorpresa alguna que muchas personas crean en estos mitos. Después de todo, siempre existe una probabilidad del 50 % de acertar. Pero ¿cómo puedes conocer el sexo de tu bebé sin lugar a dudas?

Estas son algunas pruebas que tu médico podrá realizar para determinar el sexo de tu bebé:

Analíticas de sangre

Hay analíticas de sangre especiales que pueden determinar el sexo de tu bebé. Estas pruebas suelen realizarse solo en mujeres mayores de 35 años, o las que tienen mayor riesgo de trastornos cromosómicos.

Amniocentesis

Esta prueba también se hace mayoritariamente en embarazos de alto riesgo. Se toma una muestra de líquido amniótico para detectar anomalías genéticas y el sexo de tu bebé.

Muestra de vellosidades coriónicas (MVC)

Esta prueba usa una muestra de la placenta para diagnosticar el síndrome de Down u otra anomalía cromosómica. También puede determinar el sexo de tu bebé desde la semana 10 del embarazo.

Ecografía

Esta es la manera más común de determinar el sexo de tu bebé. Es más, es lo que experimentarán la mayoría de las mujeres con un embarazo de bajo riesgo. Un técnico en ultrasonido puede ver el sexo de tu bebé desde la semana 15-16, pero la mayoría de las mujeres lo descubrirán durante la ecografía del segundo trimestre.

Nota final

Es normal que quieras saber el sexo de tu bebé, pero siempre es más importante que tanto la madre como el bebé estén sanos. Sigue una dieta saludable durante tu embarazo, controla los líquidos que consumes durante el embarazo, bebe mucha agua, sé activa, ¡y muy pronto sabrás si estás embarazada de un niño o de una niña!

Última modificación 9 de diciembre de 2020 Walsh, Kate, et al. “Maternal Prenatal Stress Phenotypes Associate with Fetal Neurodevelopment and Birth Outcomes.” PNAS, National Academy of Sciences, 26 Nov. 2019, www.pnas.org/content/116/48/23996. Mayo Clinic Staff. “Fetal Development: What Happens during the 1st Trimester?” Mayo Clinic, Mayo Foundation for Medical Education and Research, 12 July 2017, www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/in-depth/prenatal-care/art-20045302. Mayo Clinic Staff. “Fetal Ultrasound.” Mayo Clinic, Mayo Foundation for Medical Education and Research, 3 Jan. 2019, www.mayoclinic.org/tests-procedures/fetal-ultrasound/about/pac-20394149. “Genital Ridge.” Genital Ridge – an Overview | ScienceDirect Topics, www.sciencedirect.com/topics/engineering/genital-ridge. Hill, Mark A. “BGDB Sexual Differentiation – Late Embryo.” UNSW Embryology, 2020, embryology.med.unsw.edu.au/embryology/index.php/BGDB_Sexual_Differentiation_-_Late_Embryo. Paxton, Steve, et al. “The Leeds Histology Guide.” The Histology Guide, www.histology.leeds.ac.uk/female/FRS_ova.php. “Female Reproductive System: Structure & Function.” Cleveland Clinic, 19 Jan. 2019, my.clevelandclinic.org/health/articles/9118-female-reproductive-system.

Источник: https://flo.health/es/embarazo/pruebas-prenatales/senales-tempranas-del-sexo-de-tu-bebe

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: