Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

Contents
  1. Papillas para bebés de 4 meses: 3 recetas saludables
  2. PAPILLAS PARA BEBÉS DE 4 MESES: QUÉ DEBEN INCLUIR
  3. RECETAS DE PAPILLAS PARA BEBÉS DE 4 MESES
  4. 1. Papilla de leche y arroz
  5. Ingredientes
  6. Preparación
  7. Métodos de preparación
  8. Desayunos para Niños y Bebés BLW Источник: https://babycocina.com/receta/desayunos-para-bebes-blw/ Un menú para cada edad del niño Un menú para cada edad del niño Un menú para cada edad del niño Un menú para cada edad del niño En la actualidad no hay ninguna necesidad de precipitarse en diversificar la alimentación de un bebé. Sigue nuestros consejos para ayudar a tu hijo a alimentarse poco a poco como un mayor. Te proponemos varios menús con una alimentación adecuada para niños de 5 meses, 12 meses y 18 meses de edad. A cada etapa le corresponde una dieta que debe ser completa y adecuada a las necesidades de crecimiento del bebé. Alimentación para niños según su edad 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés Las papillas de frutas son especialmente importantes en la alimentación del bebé. Es importante ir variándolas porque de esta forma el bebé se acostumbra a diferentes sabores y texturas. Se empezará a partir de los 6 meses con una papilla de frutas por su aporte vitamínico, nunca sustituyendo a una toma de leche, sino complementándola. Se deben emplear frutas variadas (manzana, pera, plátano…), para educar el gusto, y aunque hace tiempo se desaconsejaba la introducción a los 6 meses de frutas rojas y otras como el melocotón por resultar más alergénicas, actualmente la Asociación Española de Pediatría recomienda introducir indistintamente cualquier fruta según las preferencias familiares, precisamente para prevenir alergias, aunque siempre en pequeñas cantidades y dejando entre la introducción de cada una unos días para observar posibles reacciones alérgicas. Suelen introducirse después de conseguida la aceptación de los cereales, aunque puede hacerse al revés, primero la fruta y después los cereales. No deben endulzarse con azúcar y no se incorporarán galletas hasta después de los 7 meses, ya que éstas contienen gluten. Una vez hayáis ido introduciendo una a una las frutas ya podéis realizar diferentes combinaciones de ellas, por lo que os dejamos algunas ideas de papillas con fruta que seguro que vuestro bebé les gustarán. Potito de frutas casero con manzana, melocotón y plátano Papillas para bebés de 4 meses: 3 recetas saludables 15 Ene, 2020 – 10:05 En este artículo te informamos sobre recetas de papillas para bebés de 4 meses y te proponemos algunas ideas para que puedas ponerlas en práctica. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda comenzar con la alimentación complementaria del bebé, es decir, darle algo más a parte de la leche materna, a partir de los 6 meses de edad. Esa debería ser la pauta a seguir de forma general. Pero, si antes de este tiempo, la leche materna no es bastante para la nutrición de tu bebé, los especialistas pueden sugerirte complementar su alimentación. Si ese es tu caso e, insistimos, solo bajo prescripción del pediatra, debes tener mucho cuidado con los alimentos que elijas. Por ello, te proponemos algunas recetas de papillas para bebés de 4 meses. Cuando tengas cualquier duda con respecto a la alimentación de tu bebé, te recomendamos concertar una cita con pediatría, y así tener un asesoramiento personalizado a las necesidades de tu bebé. PAPILLAS PARA BEBÉS DE 4 MESES: QUÉ DEBEN INCLUIR Normalmente, otros alimentos que no sean leche materna, están recomendados solo a partir de los 6 meses. Las papillas para bebés de 4 meses te serán útiles si tu pediatra te recomienda complementar la alimentación de tu bebé porque la leche materna ya no es suficiente. Los alimentos que puedes incluir en las papillas para bebés de 4 meses son cereales sin gluten, como el maíz y el arroz. Así se evitarán problemas de intolerancias y sensibilizaciones a esta proteína. Algunos de los cereales que contienen gluten son la avena, el trigo, la cebada y el centeno. En cuanto a las frutas, que a esta edad no deberán sustituir a la leche materna, sino complementarla, constituirán un buena aporte vitamínico. Lo más apropiado es introducirlas una a una y separadas por días, así podrás comprobar que tu bebé las tolera y se va acostumbrando tanto a su aroma como a su sabor. Comienza con frutas como la manzana, el plátano, la pera o la naranja. ¿Vas a introducir verduras? Comienza con las de color naranja, como pueden ser las zanahorias o la calabaza. Deja las judías verdes o el calabacín para más adelante. RECETAS DE PAPILLAS PARA BEBÉS DE 4 MESES Recuerda que en este periodo tu bebé no ha dejado aún la etapa del destete, por lo que las papillas serán especiales y habrá que poner atención a sus ingredientes. No debes obligar a tu bebé a que termine de comer toda la papilla, con una o dos cucharadas después de la lactancia será suficiente para que pueda ir reconociendo los alimentos. 1. Papilla de leche y arroz Esta es una de las mejores recetas de papillas para bebés de 4 meses. Para hacerla necesitas: Ingredientes 1 taza de leche infantil o de fórmula 1/2 taza de arroz Preparación El primer paso para elaborar esta papilla para bebés de 4 meses será hervir el arroz en 1/2 taza de agua. Una vez esté hervido, deberás poner el arroz en el vaso de la licuadora. Posteriormente debes añadir la leche infantil o de fórmula de manera gradual para conseguir una papilla cremosa. Una vez hayas logrado la consistencia adecuada, sírvela o guárdala en la nevera para usarla en el momento en que tu bebé tenga hambre. 2. Papilla de plátano 3. Papillas para bebés de 4 meses: cereales sin gluten y manzana 4. puré de boniato y calabaza Métodos de preparación Pelar y trocear las verduras. Poner a hervir con un poco de agua hasta que estén blandas (unos 20 minutos). Retirar del fuego y triturar. 5. puré de calabaza y zanahoria Desayunos para Niños y Bebés BLW Источник: https://babycocina.com/receta/desayunos-para-bebes-blw/ Un menú para cada edad del niño Un menú para cada edad del niño En la actualidad no hay ninguna necesidad de precipitarse en diversificar la alimentación de un bebé. Sigue nuestros consejos para ayudar a tu hijo a alimentarse poco a poco como un mayor. Te proponemos varios menús con una alimentación adecuada para niños de 5 meses, 12 meses y 18 meses de edad. A cada etapa le corresponde una dieta que debe ser completa y adecuada a las necesidades de crecimiento del bebé. Alimentación para niños según su edad Alimentación para niños según su edad Menú para un bebé de 5 meses Menú para un bebé de 5 meses Entre los 5 y los 7 meses el bebé duplica el peso que tenía al nacer. El niño comienza a mantenerse sentado e intenta tocar con las manos todo lo que lo rodea. Ha alcanzado en parte su madurez digestiva: es capaz de descubrir poco a poco nuevas ?sensaciones alimenticias?. Solo hay una regla de oro: no tener prisa. Proponle nuevas recetas Durante sus primeros seis meses de vida, al bebé le basta con una alimentación basada en la leche. Para evitar problemas de alergias, que en la actualidad afectan al 15 ó 20% de la población, se desaconseja una diversificación nutritiva demasiado precoz. Lo ideal sigue siendo la lactancia materna, pero no debes culparte si no quieres o no puedes amamantarle: las leches industriales son un sustituto eficaz. Existe leche maternizada para cada edad de crecimiento del bebé: leche de inicio hasta la diversificación de la alimentación, y leche de continuación hasta el primer año. La diversificación de la alimentación comienza por la introducción de harinas sin glúten, luego fruta como complemento de la leche, luego hortalizas y prosigue con la incorporación de la carne. El periodo comprendido entre los 5 y los 7 meses es el de la introducción de las verduras, empezando por las de sabor ligeramente azucarado, como las zanahorias o los puerros. No conviene mezclar diferentes hortalizas a la vez para poder detectar más fácilmente, si se diera el caso, el alimento al que el niño puede ser alérgico. Enseguida se puede comenzar con la carne, más adelante con el pescado y después, con los huevos. En el caso de niños con padres alérgicos, conviene retrasar la incorporación de alimentos como los huevos, el pescado, las frutas exóticas o los frutos secos (cacahuetes, nueces, etc.) y sus derivados hasta que el bebé cumpla el año y, si es posible, hasta los dos. Si no tienes suficiente tiempo para cocinar, puedes recurrir a los potitos, irreprochables desde el punto de vista nutricional. Cómo dárselo Ha llegado el momento de las primeras cucharadas (es preferible una cucharilla de silicona, ya que es menos irritante para las encías que una de metal), pero a esta edad la cucharilla debe ser, además de un medio para la alimentación, un juego. Conviene empezar utilizándola en una de las cuatro comidas, pero sin forzar al niño. Tiene tiempo de sobra para acostumbrarse. El menú · Desayuno: dale el pecho o un biberón de alrededor de 210 ml sin forzarlo para que lo termine.· Comida: entre 100 y 200 g de puré de verduras mezclado con 10 ó 15 g de carne y un chorrito de aceite. De postre puede tomar compota, frutas en puré o un yogur.· Merienda: compota y/o yogur. De vez en cuando, un biberón o el pecho. Los lácteos son indispensables si no ha tomado al mediodía. · Cena: puré de verduras con un chorrito de aceite, seguido de leche. Consejos– No añadas sal ni azúcar a los alimentos.- Comprueba siempre la temperatura de los alimentos antes de dárselos a probar al niño. – El niño debe tomar al día medio litro de leche (leche, lácteos). Menú para un bebé de 12 meses de edad Menú para un bebé de 12 meses de edad Hacia los 12 meses su peso de nacimiento se ha triplicado. Empieza a masticar tenga o no dientes, aunque a esta edad la mayoría de los niños ya tiene. El bebé está ya preparado para descubrir sabores más consistentes. Proponle nuevas recetas Ya no es preciso mezclar todos los alimentos, pero sí machacarlos con un tenedor cuando su consistencia lo permita. El bebé ya puede alimentarse exclusivamente con la cuchara y beber en vaso. Lo que no significa que no tome biberones de leche: debe tomar al menos dos al día. Al pequeño gourmet le gusta la sémola, los fideos… que espesan sus platos. Es también el momento de añadir legumbres (lentejas, judías, …) en puré y mezcladas con su puré de verduras. Los fabricantes de potitos rivalizan en imaginación en sus propuestas de productos variados y equilibrados en el plano nutricional. No hay que privar al bebé de estos preparados tan prácticos. Cómo dar la comida al bebé No descartes los congelados de verduras y de frutas. Muy frescos y sin sal o azúcar añadidas, representan una solución a la vez sana y muy práctica para sus primeras comidas de verdad. Esta etapa en la diversificación de su alimentación es primordial para ir acostumbrando al bebe a ingerir algo más que líquidos, de manera que acabe aceptando todos los alimentos sólidos necesarios para su desarrollo. El menú para el bebé de 12 meses· Desayuno: 240 ml de leche de continuación.· Comida: 200 g de verduras con un chorrito de aceite, 25 g de proteínas (carne o pescado), fruta cruda o compota como postre. · Merienda: 240 ml de leche o el equivalente (yogur u otros postres lácteos), compota y galletas. · Cena: un puré de verduras y/o cereales con mantequilla o un chorrito de aceite, leche o postre lácteo, fruta fresca o compota. Consejos de alimentación– No dejes nunca que tu bebé coma solo sin vigilancia.- No le des a tu bebé otra bebida que no sea agua o zumo de fruta. – Come en su compañía cuantas veces sea posible. Menú para un niño de 18 meses Menú para un niño de 18 meses El bebé ha crecido. Tiene una decena de dientes, ya anda. Utiliza las manos para comer solo, a veces con éxito. Ya hay alimentos que le gustan y otros que rechaza. Recetas para unbebé de 18 meses A esta edad, al pequeño le gusta mezclar alimentos conocidos con otros nuevos. Los crujientes le encantan. Es el momento de proponerle harinas con cacao, que le encantarán. Comienzan también a gustarle los quesos, que empezará a probar en pequeños trozos. También puede empezar a probar la tapioca y otros cereales en la papilla de la cena. Dar la comida a un niño de 18 meses A partir de los 15 meses puede empezar a tomar verduras crudas en pequeñas cantidades, con un chorrito de aceite y limón, finamente cortadas. Ya no hace falta servirle la carne mezclada con el puré, sino cortada en pequeños trocitos. Aunque resulte algo impropio al principio, hay que dejarle toquetear su plato porque le encanta comer con los dedos: poco a poco irá utilizando los cubiertos y, mejor o peor, acabará comiendo casi correctamente. Atención a los rechazos: el niño está entrando en el periodo, normal, del 'no'. No hay que ceder, ni caer en su juego, sustituyendo los alimentos que rechaza por otros. Está comprobado que cuando a un niño se le pone varias veces delante el mismo alimento, en cada ocasión come un poco más del mismo. Por lo tanto, no conviene desistir demasiado pronto con aquellos que no parecen gustarle. Con paciencia y buen humor, conseguiremos que coma de todo. El menú para el bebé· Desayuno: papilla de cacao o de cereales.· Comida: verduras crudas de temporada con un chorrito de aceite y limón y entre 40 y 50 g de carne o de pescado, o un huevo entero (dos veces a la semana). El almuerzo también puede consistir en jamón y 200 g de verduras en puré y fruta.· Merienda: un vaso de leche con galletas; o un yogur o un petit suisse o fruta. · Cena: 200 g de puré: verduras con fideos. Postre: compota o queso o yogur. Consejos para la comida del niño– Si el niño juega con su comida, es mejor que le dejes… A su edad es algo completamente normal. – Impedir que entre comidas tome chucherías. Preocupaciones de los padres con la alimentación Preocupaciones de los padres con la alimentación · Que coma demasiado o muy poco Como los adultos, los niños pueden tener mucho o poco apetito. ¿Por qué vamos a limitar al tragón o forzar al que come poco? Es mejor que el niño coma lo que le apetezca. Él sabe regular perfectamente su apetito. · La dieta cuando el niño está enfermo Con frecuencia los niños pierden el apetito cuando están enfermos… como los adultos. No hay que insistir, pero conviene asegurarse de que bebe lo suficiente, para evitar riesgos de deshidratación. Se le pueden preparar bebidas nutritivas a base de leche o caldos de pollo o verduras. Además, a sus platos preferidos se le puede añadir un plátano machacado. Mitos y aciertos sobre la alimentación de los niños Mitos y aciertos sobre la alimentación de los niños El calcio es indispensable para el crecimiento. VERDADERO. Gracias a este mineral los huesos crecen y se fortalecen. Las verduras aportan más vitaminas que las frutas. FALSO. La fruta y las verduras aportan vitaminas diferentes. Algunas son más ricas que otras, eso es todo. No hace falta comer carne para tomar hierro. VERDADERO. Sobre todo en el caso de los bebés, que toman gran cantidad de leche de inicio y continuación, en la que encuentran la cantidad de hierro indispensable para su crecimiento. Por el contrario, cuando el consumo de leche de continuación disminuye o es reemplazada por la leche de vaca, la carne se convierte en la principal fuente de hierro. Dos huevos equivalen a un filete VERDADERO. En términos de proteínas, un filete de 100g equivale a dos huevos. Esa misma cantidad de carne equivale a 100g. de pescado o a 80g. de jamón. Sofía Amor. Источник: https://www.conmishijos.com/salud/alimentacion/un-menu-para-cada-edad-del-nino/ 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés Las papillas de frutas son especialmente importantes en la alimentación del bebé. Es importante ir variándolas porque de esta forma el bebé se acostumbra a diferentes sabores y texturas. Se empezará a partir de los 6 meses con una papilla de frutas por su aporte vitamínico, nunca sustituyendo a una toma de leche, sino complementándola. Se deben emplear frutas variadas (manzana, pera, plátano…), para educar el gusto, y aunque hace tiempo se desaconsejaba la introducción a los 6 meses de frutas rojas y otras como el melocotón por resultar más alergénicas, actualmente la Asociación Española de Pediatría recomienda introducir indistintamente cualquier fruta según las preferencias familiares, precisamente para prevenir alergias, aunque siempre en pequeñas cantidades y dejando entre la introducción de cada una unos días para observar posibles reacciones alérgicas. Suelen introducirse después de conseguida la aceptación de los cereales, aunque puede hacerse al revés, primero la fruta y después los cereales. No deben endulzarse con azúcar y no se incorporarán galletas hasta después de los 7 meses, ya que éstas contienen gluten. Una vez hayáis ido introduciendo una a una las frutas ya podéis realizar diferentes combinaciones de ellas, por lo que os dejamos algunas ideas de papillas con fruta que seguro que vuestro bebé les gustarán. Potito de frutas casero con manzana, melocotón y plátano Potito de frutas casero con manzana, melocotón y plátano Esta es una receta para tu bebé que le encantará por su sabor dulce y su textura. Aunque la receta añade leche de inicio ésta se puede sustituir por leche materna. Ingredientes: ¼ de manzana sin piel ¼ de melocotón sin piel ¼ de plátano 3 medidas de leche de inicio 2 medidas de cereales sin gluten medio vaso de agua Preparación: Limpiar bien la manzana y el melocotón, quitarles la piel y cortarlos en trozos. Ponerlos en un cazo con agua a fuego lento hasta que la fruta se ablande, aproximadamente 10-15 minutos. Añadimos el plátano troceado al resto de frutas y lo pasamos por la batidora hasta que tenga la consistencia deseada. Potito casero de frutas con pera, manzana y naranja Potito casero de frutas con pera, manzana y naranja Ingredientes: 1 pera 1 manzana 1 naranja Agua Lavamos bien y pelamos la pera y la manzana y las cortamos en trozos pequeños. Ponemos la manzana y la pera en un cazo con un poco de agua a fuego medio, hasta que se vaya ablandando. Pelamos la naranja y añadimos el zumo de media naranja. Lo podemos pasar por la batidora o el pasapurés para darle la consistencia deseada. Papilla de frutas casera con pera asada y plátano Papilla de frutas casera con pera asada y plátano Esta papilla es tan deliciosa que os costará mantener alejada al resto de la familia. Tanto la pera como el plátano son una buena fuente de fibra por lo que resultan perfectos cuando el bebé se encuentra un poco estreñido. Ingredientes (para 6 porciones): 2 plátanos, cortadas en trozos de 2,5 cm 2 peras, peladas y cortadas en trozos Preparación: Precalienta el horno a 200 ºC Coloca los plátanos y las peras en un papel pergamino o plancha de silicona para horno Asar durante 25 minutos. Aplastarlos y mezclarlos hasta que queden suaves. Dejar enfriar y servir. Papilla de frutas para bebés con mango, manzana y zanahoria Papilla de frutas para bebés con mango, manzana y zanahoria Este puré tiene un sabor celestial. El mango y las zanahorias están llenas de vitamina C y betacaroteno que el cuerpo del bebé convierte en vitamina A, la cual es necesaria para una piel sana y una buena visión. Ingredientes: 1/2 taza de zanahorias, picadas 1 taza de mango, picado 1 taza de manzanas, peladas y picadas Preparación: Poner las zanahorias en una olla de vapor sobre agua hirviendo durante 3 minutos. Agregar el mango y la manzana durante 2 minutos o hasta que todo esté tierno. Poner en un procesador de alimentos hasta que esté suave. Dejar enfriar y servir. Papilla de frutas para bebés con caqui Papilla de frutas para bebés con caqui El puré de caqui es muy espeso y suave, tiene un hermoso color naranja brillante, y es dulce y es perfecto para los primeros alimentos del bebé. Hay 2 variedades de caquis: Fuyus y Hachiyas. Los gustos son similares, aunque hay algunas diferencias importantes que destacar. Los Fuyus son redondos y se pueden comer aunque estén firmes, tienen una textura como la de la manzana. Los Hachiyas son en forma de corazón y es necesario que estén muy maduros antes de poder comerlos. Los caquis son una gran fuente de vitamina A, C, beta-caroteno y fibra soluble – que es muy importante para el bebé. Dale esta papilla si encuentras al bebé con estreñimiento. Ingredientes: Preparación: Pelar la piel de los caquis y cortarlos en cubos. Colocar el caqui en un procesador de alimentos y hacerlo puré hasta que quede suave. Servir. Papilla de frutas de ciruela y plátano para bebés Papilla de frutas de ciruela y plátano para bebés El color púrpura oscuro de las ciruelas es bonito y la carne es dulce e ideal para las papillas de bebé. Añadiendo plátanos el puré espesa, y añade nutrientes adicionales, tales como el potasio, además de que es un alimento dulce que los niños adoran. Si queréis se puede añadir una pequeña frambuesa al puré una vez introducidos los dos primeros alimentos y siempre siguiendo la regla de ir uno a uno dejando varios días entre cada uno para observar cualquier reacción alérgica. Como os decíamos más arriba, antes las frutas rojas como fresa, frambuesas y otras se desaconsejaban hasta el primer año de edad porque son potencialmente alergénicas, pero desde no hace mucho, la AEPED recomienda su introducción paulatina a partir de los 6 meses de edad. Ingredientes: 2 Ciruelas, picadas y sin semillas 1 Plátano 1 frambuesa Preparación: Colocar los ingredientes en un procesador de alimentos y hacer puré. Colocar el puré en un colador sobre un recipiente y con una cuchara o cucharón, empujar de modo que el puré pase al recipiente y las pieles de la ciruela se queden en el tamiz. Servir. Compota de manzana para bebés
  9. Un menú para cada edad del niño
  10. Un menú para cada edad del niño
  11. Un menú para cada edad del niño
  12. Un menú para cada edad del niño
  13. Alimentación para niños según su edad
  14. 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés
  15. 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés
  16. 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés
  17. Potito de frutas casero con manzana, melocotón y plátano
  18. Papillas para bebés de 4 meses: 3 recetas saludables
  19. PAPILLAS PARA BEBÉS DE 4 MESES: QUÉ DEBEN INCLUIR
  20. RECETAS DE PAPILLAS PARA BEBÉS DE 4 MESES
  21. 1. Papilla de leche y arroz
  22. Ingredientes
  23. Preparación
  24. 2. Papilla de plátano
  25. 3. Papillas para bebés de 4 meses: cereales sin gluten y manzana
  26. 4. puré de boniato y calabaza
  27. Métodos de preparación
  28. 5. puré de calabaza y zanahoria
  29. Desayunos para Niños y Bebés BLW Источник: https://babycocina.com/receta/desayunos-para-bebes-blw/ Un menú para cada edad del niño Un menú para cada edad del niño En la actualidad no hay ninguna necesidad de precipitarse en diversificar la alimentación de un bebé. Sigue nuestros consejos para ayudar a tu hijo a alimentarse poco a poco como un mayor. Te proponemos varios menús con una alimentación adecuada para niños de 5 meses, 12 meses y 18 meses de edad. A cada etapa le corresponde una dieta que debe ser completa y adecuada a las necesidades de crecimiento del bebé. Alimentación para niños según su edad Alimentación para niños según su edad Menú para un bebé de 5 meses Menú para un bebé de 5 meses Entre los 5 y los 7 meses el bebé duplica el peso que tenía al nacer. El niño comienza a mantenerse sentado e intenta tocar con las manos todo lo que lo rodea. Ha alcanzado en parte su madurez digestiva: es capaz de descubrir poco a poco nuevas ?sensaciones alimenticias?. Solo hay una regla de oro: no tener prisa. Proponle nuevas recetas Durante sus primeros seis meses de vida, al bebé le basta con una alimentación basada en la leche. Para evitar problemas de alergias, que en la actualidad afectan al 15 ó 20% de la población, se desaconseja una diversificación nutritiva demasiado precoz. Lo ideal sigue siendo la lactancia materna, pero no debes culparte si no quieres o no puedes amamantarle: las leches industriales son un sustituto eficaz. Existe leche maternizada para cada edad de crecimiento del bebé: leche de inicio hasta la diversificación de la alimentación, y leche de continuación hasta el primer año. La diversificación de la alimentación comienza por la introducción de harinas sin glúten, luego fruta como complemento de la leche, luego hortalizas y prosigue con la incorporación de la carne. El periodo comprendido entre los 5 y los 7 meses es el de la introducción de las verduras, empezando por las de sabor ligeramente azucarado, como las zanahorias o los puerros. No conviene mezclar diferentes hortalizas a la vez para poder detectar más fácilmente, si se diera el caso, el alimento al que el niño puede ser alérgico. Enseguida se puede comenzar con la carne, más adelante con el pescado y después, con los huevos. En el caso de niños con padres alérgicos, conviene retrasar la incorporación de alimentos como los huevos, el pescado, las frutas exóticas o los frutos secos (cacahuetes, nueces, etc.) y sus derivados hasta que el bebé cumpla el año y, si es posible, hasta los dos. Si no tienes suficiente tiempo para cocinar, puedes recurrir a los potitos, irreprochables desde el punto de vista nutricional. Cómo dárselo Ha llegado el momento de las primeras cucharadas (es preferible una cucharilla de silicona, ya que es menos irritante para las encías que una de metal), pero a esta edad la cucharilla debe ser, además de un medio para la alimentación, un juego. Conviene empezar utilizándola en una de las cuatro comidas, pero sin forzar al niño. Tiene tiempo de sobra para acostumbrarse. El menú · Desayuno: dale el pecho o un biberón de alrededor de 210 ml sin forzarlo para que lo termine.· Comida: entre 100 y 200 g de puré de verduras mezclado con 10 ó 15 g de carne y un chorrito de aceite. De postre puede tomar compota, frutas en puré o un yogur.· Merienda: compota y/o yogur. De vez en cuando, un biberón o el pecho. Los lácteos son indispensables si no ha tomado al mediodía. · Cena: puré de verduras con un chorrito de aceite, seguido de leche. Consejos– No añadas sal ni azúcar a los alimentos.- Comprueba siempre la temperatura de los alimentos antes de dárselos a probar al niño. – El niño debe tomar al día medio litro de leche (leche, lácteos). Menú para un bebé de 12 meses de edad Menú para un bebé de 12 meses de edad Hacia los 12 meses su peso de nacimiento se ha triplicado. Empieza a masticar tenga o no dientes, aunque a esta edad la mayoría de los niños ya tiene. El bebé está ya preparado para descubrir sabores más consistentes. Proponle nuevas recetas Ya no es preciso mezclar todos los alimentos, pero sí machacarlos con un tenedor cuando su consistencia lo permita. El bebé ya puede alimentarse exclusivamente con la cuchara y beber en vaso. Lo que no significa que no tome biberones de leche: debe tomar al menos dos al día. Al pequeño gourmet le gusta la sémola, los fideos… que espesan sus platos. Es también el momento de añadir legumbres (lentejas, judías, …) en puré y mezcladas con su puré de verduras. Los fabricantes de potitos rivalizan en imaginación en sus propuestas de productos variados y equilibrados en el plano nutricional. No hay que privar al bebé de estos preparados tan prácticos. Cómo dar la comida al bebé No descartes los congelados de verduras y de frutas. Muy frescos y sin sal o azúcar añadidas, representan una solución a la vez sana y muy práctica para sus primeras comidas de verdad. Esta etapa en la diversificación de su alimentación es primordial para ir acostumbrando al bebe a ingerir algo más que líquidos, de manera que acabe aceptando todos los alimentos sólidos necesarios para su desarrollo. El menú para el bebé de 12 meses· Desayuno: 240 ml de leche de continuación.· Comida: 200 g de verduras con un chorrito de aceite, 25 g de proteínas (carne o pescado), fruta cruda o compota como postre. · Merienda: 240 ml de leche o el equivalente (yogur u otros postres lácteos), compota y galletas. · Cena: un puré de verduras y/o cereales con mantequilla o un chorrito de aceite, leche o postre lácteo, fruta fresca o compota. Consejos de alimentación– No dejes nunca que tu bebé coma solo sin vigilancia.- No le des a tu bebé otra bebida que no sea agua o zumo de fruta. – Come en su compañía cuantas veces sea posible. Menú para un niño de 18 meses Menú para un niño de 18 meses El bebé ha crecido. Tiene una decena de dientes, ya anda. Utiliza las manos para comer solo, a veces con éxito. Ya hay alimentos que le gustan y otros que rechaza. Recetas para unbebé de 18 meses A esta edad, al pequeño le gusta mezclar alimentos conocidos con otros nuevos. Los crujientes le encantan. Es el momento de proponerle harinas con cacao, que le encantarán. Comienzan también a gustarle los quesos, que empezará a probar en pequeños trozos. También puede empezar a probar la tapioca y otros cereales en la papilla de la cena. Dar la comida a un niño de 18 meses A partir de los 15 meses puede empezar a tomar verduras crudas en pequeñas cantidades, con un chorrito de aceite y limón, finamente cortadas. Ya no hace falta servirle la carne mezclada con el puré, sino cortada en pequeños trocitos. Aunque resulte algo impropio al principio, hay que dejarle toquetear su plato porque le encanta comer con los dedos: poco a poco irá utilizando los cubiertos y, mejor o peor, acabará comiendo casi correctamente. Atención a los rechazos: el niño está entrando en el periodo, normal, del 'no'. No hay que ceder, ni caer en su juego, sustituyendo los alimentos que rechaza por otros. Está comprobado que cuando a un niño se le pone varias veces delante el mismo alimento, en cada ocasión come un poco más del mismo. Por lo tanto, no conviene desistir demasiado pronto con aquellos que no parecen gustarle. Con paciencia y buen humor, conseguiremos que coma de todo. El menú para el bebé· Desayuno: papilla de cacao o de cereales.· Comida: verduras crudas de temporada con un chorrito de aceite y limón y entre 40 y 50 g de carne o de pescado, o un huevo entero (dos veces a la semana). El almuerzo también puede consistir en jamón y 200 g de verduras en puré y fruta.· Merienda: un vaso de leche con galletas; o un yogur o un petit suisse o fruta. · Cena: 200 g de puré: verduras con fideos. Postre: compota o queso o yogur. Consejos para la comida del niño– Si el niño juega con su comida, es mejor que le dejes… A su edad es algo completamente normal. – Impedir que entre comidas tome chucherías. Preocupaciones de los padres con la alimentación Preocupaciones de los padres con la alimentación · Que coma demasiado o muy poco Como los adultos, los niños pueden tener mucho o poco apetito. ¿Por qué vamos a limitar al tragón o forzar al que come poco? Es mejor que el niño coma lo que le apetezca. Él sabe regular perfectamente su apetito. · La dieta cuando el niño está enfermo Con frecuencia los niños pierden el apetito cuando están enfermos… como los adultos. No hay que insistir, pero conviene asegurarse de que bebe lo suficiente, para evitar riesgos de deshidratación. Se le pueden preparar bebidas nutritivas a base de leche o caldos de pollo o verduras. Además, a sus platos preferidos se le puede añadir un plátano machacado. Mitos y aciertos sobre la alimentación de los niños Mitos y aciertos sobre la alimentación de los niños El calcio es indispensable para el crecimiento. VERDADERO. Gracias a este mineral los huesos crecen y se fortalecen. Las verduras aportan más vitaminas que las frutas. FALSO. La fruta y las verduras aportan vitaminas diferentes. Algunas son más ricas que otras, eso es todo. No hace falta comer carne para tomar hierro. VERDADERO. Sobre todo en el caso de los bebés, que toman gran cantidad de leche de inicio y continuación, en la que encuentran la cantidad de hierro indispensable para su crecimiento. Por el contrario, cuando el consumo de leche de continuación disminuye o es reemplazada por la leche de vaca, la carne se convierte en la principal fuente de hierro. Dos huevos equivalen a un filete VERDADERO. En términos de proteínas, un filete de 100g equivale a dos huevos. Esa misma cantidad de carne equivale a 100g. de pescado o a 80g. de jamón. Sofía Amor. Источник: https://www.conmishijos.com/salud/alimentacion/un-menu-para-cada-edad-del-nino/ 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés Las papillas de frutas son especialmente importantes en la alimentación del bebé. Es importante ir variándolas porque de esta forma el bebé se acostumbra a diferentes sabores y texturas. Se empezará a partir de los 6 meses con una papilla de frutas por su aporte vitamínico, nunca sustituyendo a una toma de leche, sino complementándola. Se deben emplear frutas variadas (manzana, pera, plátano…), para educar el gusto, y aunque hace tiempo se desaconsejaba la introducción a los 6 meses de frutas rojas y otras como el melocotón por resultar más alergénicas, actualmente la Asociación Española de Pediatría recomienda introducir indistintamente cualquier fruta según las preferencias familiares, precisamente para prevenir alergias, aunque siempre en pequeñas cantidades y dejando entre la introducción de cada una unos días para observar posibles reacciones alérgicas. Suelen introducirse después de conseguida la aceptación de los cereales, aunque puede hacerse al revés, primero la fruta y después los cereales. No deben endulzarse con azúcar y no se incorporarán galletas hasta después de los 7 meses, ya que éstas contienen gluten. Una vez hayáis ido introduciendo una a una las frutas ya podéis realizar diferentes combinaciones de ellas, por lo que os dejamos algunas ideas de papillas con fruta que seguro que vuestro bebé les gustarán. Potito de frutas casero con manzana, melocotón y plátano Potito de frutas casero con manzana, melocotón y plátano Esta es una receta para tu bebé que le encantará por su sabor dulce y su textura. Aunque la receta añade leche de inicio ésta se puede sustituir por leche materna. Ingredientes: ¼ de manzana sin piel ¼ de melocotón sin piel ¼ de plátano 3 medidas de leche de inicio 2 medidas de cereales sin gluten medio vaso de agua Preparación: Limpiar bien la manzana y el melocotón, quitarles la piel y cortarlos en trozos. Ponerlos en un cazo con agua a fuego lento hasta que la fruta se ablande, aproximadamente 10-15 minutos. Añadimos el plátano troceado al resto de frutas y lo pasamos por la batidora hasta que tenga la consistencia deseada. Potito casero de frutas con pera, manzana y naranja Potito casero de frutas con pera, manzana y naranja Ingredientes: 1 pera 1 manzana 1 naranja Agua Lavamos bien y pelamos la pera y la manzana y las cortamos en trozos pequeños. Ponemos la manzana y la pera en un cazo con un poco de agua a fuego medio, hasta que se vaya ablandando. Pelamos la naranja y añadimos el zumo de media naranja. Lo podemos pasar por la batidora o el pasapurés para darle la consistencia deseada. Papilla de frutas casera con pera asada y plátano Papilla de frutas casera con pera asada y plátano Esta papilla es tan deliciosa que os costará mantener alejada al resto de la familia. Tanto la pera como el plátano son una buena fuente de fibra por lo que resultan perfectos cuando el bebé se encuentra un poco estreñido. Ingredientes (para 6 porciones): 2 plátanos, cortadas en trozos de 2,5 cm 2 peras, peladas y cortadas en trozos Preparación: Precalienta el horno a 200 ºC Coloca los plátanos y las peras en un papel pergamino o plancha de silicona para horno Asar durante 25 minutos. Aplastarlos y mezclarlos hasta que queden suaves. Dejar enfriar y servir. Papilla de frutas para bebés con mango, manzana y zanahoria Papilla de frutas para bebés con mango, manzana y zanahoria Este puré tiene un sabor celestial. El mango y las zanahorias están llenas de vitamina C y betacaroteno que el cuerpo del bebé convierte en vitamina A, la cual es necesaria para una piel sana y una buena visión. Ingredientes: 1/2 taza de zanahorias, picadas 1 taza de mango, picado 1 taza de manzanas, peladas y picadas Preparación: Poner las zanahorias en una olla de vapor sobre agua hirviendo durante 3 minutos. Agregar el mango y la manzana durante 2 minutos o hasta que todo esté tierno. Poner en un procesador de alimentos hasta que esté suave. Dejar enfriar y servir. Papilla de frutas para bebés con caqui Papilla de frutas para bebés con caqui El puré de caqui es muy espeso y suave, tiene un hermoso color naranja brillante, y es dulce y es perfecto para los primeros alimentos del bebé. Hay 2 variedades de caquis: Fuyus y Hachiyas. Los gustos son similares, aunque hay algunas diferencias importantes que destacar. Los Fuyus son redondos y se pueden comer aunque estén firmes, tienen una textura como la de la manzana. Los Hachiyas son en forma de corazón y es necesario que estén muy maduros antes de poder comerlos. Los caquis son una gran fuente de vitamina A, C, beta-caroteno y fibra soluble – que es muy importante para el bebé. Dale esta papilla si encuentras al bebé con estreñimiento. Ingredientes: Preparación: Pelar la piel de los caquis y cortarlos en cubos. Colocar el caqui en un procesador de alimentos y hacerlo puré hasta que quede suave. Servir. Papilla de frutas de ciruela y plátano para bebés Papilla de frutas de ciruela y plátano para bebés El color púrpura oscuro de las ciruelas es bonito y la carne es dulce e ideal para las papillas de bebé. Añadiendo plátanos el puré espesa, y añade nutrientes adicionales, tales como el potasio, además de que es un alimento dulce que los niños adoran. Si queréis se puede añadir una pequeña frambuesa al puré una vez introducidos los dos primeros alimentos y siempre siguiendo la regla de ir uno a uno dejando varios días entre cada uno para observar cualquier reacción alérgica. Como os decíamos más arriba, antes las frutas rojas como fresa, frambuesas y otras se desaconsejaban hasta el primer año de edad porque son potencialmente alergénicas, pero desde no hace mucho, la AEPED recomienda su introducción paulatina a partir de los 6 meses de edad. Ingredientes: 2 Ciruelas, picadas y sin semillas 1 Plátano 1 frambuesa Preparación: Colocar los ingredientes en un procesador de alimentos y hacer puré. Colocar el puré en un colador sobre un recipiente y con una cuchara o cucharón, empujar de modo que el puré pase al recipiente y las pieles de la ciruela se queden en el tamiz. Servir. Compota de manzana para bebés
  30. Un menú para cada edad del niño
  31. Un menú para cada edad del niño
  32. Alimentación para niños según su edad
  33. Alimentación para niños según su edad
  34. Menú para un bebé de 5 meses
  35. Menú para un bebé de 5 meses
  36. Menú para un bebé de 12 meses de edad
  37. Menú para un bebé de 12 meses de edad
  38. Menú para un niño de 18 meses
  39. Menú para un niño de 18 meses
  40. Preocupaciones de los padres con la alimentación
  41. Preocupaciones de los padres con la alimentación
  42. Mitos y aciertos sobre la alimentación de los niños
  43. Mitos y aciertos sobre la alimentación de los niños
  44. 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés
  45. 7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés
  46. Potito de frutas casero con manzana, melocotón y plátano
  47. Potito de frutas casero con manzana, melocotón y plátano
  48. Potito casero de frutas con pera, manzana y naranja
  49. Potito casero de frutas con pera, manzana y naranja
  50. Papilla de frutas casera con pera asada y plátano
  51. Papilla de frutas casera con pera asada y plátano
  52. Papilla de frutas para bebés con mango, manzana y zanahoria
  53. Papilla de frutas para bebés con mango, manzana y zanahoria
  54. Papilla de frutas para bebés con caqui
  55. Papilla de frutas para bebés con caqui
  56. Papilla de frutas de ciruela y plátano para bebés
  57. Papilla de frutas de ciruela y plátano para bebés
  58. Compota de manzana para bebés

Papillas para bebés de 4 meses: 3 recetas saludables

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses
Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

15 Ene, 2020 – 10:05

En este artículo te informamos sobre recetas de papillas para bebés de 4 meses y te proponemos algunas ideas para que puedas ponerlas en práctica.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda comenzar con la alimentación complementaria del bebé, es decir, darle algo más a parte de la leche materna, a partir de los 6 meses de edad.

Esa debería ser la pauta a seguir de forma general. Pero, si antes de este tiempo, la leche materna no es bastante para la nutrición de tu bebé, los especialistas pueden sugerirte complementar su alimentación.

Si ese es tu caso e, insistimos, solo bajo prescripción del pediatra, debes tener mucho cuidado con los alimentos que elijas. Por ello, te proponemos algunas recetas de papillas para bebés de 4 meses.

Cuando tengas cualquier duda con respecto a la alimentación de tu bebé, te recomendamos concertar una cita con pediatría, y así tener un asesoramiento personalizado a las necesidades de tu bebé.

PAPILLAS PARA BEBÉS DE 4 MESES: QUÉ DEBEN INCLUIR

Normalmente, otros alimentos que no sean leche materna, están recomendados solo a partir de los 6 meses. Las papillas para bebés de 4 meses te serán útiles si tu pediatra te recomienda complementar la alimentación de tu bebé porque la leche materna ya no es suficiente.

Los alimentos que puedes incluir en las papillas para bebés de 4 meses son cereales sin gluten, como el maíz y el arroz. Así se evitarán problemas de intolerancias y sensibilizaciones a esta proteína. Algunos de los cereales que contienen gluten son la avena, el trigo, la cebada y el centeno.

En cuanto a las frutas, que a esta edad no deberán sustituir a la leche materna, sino complementarla, constituirán un buena aporte vitamínico. Lo más apropiado es introducirlas una a una y separadas por días, así podrás comprobar que tu bebé las tolera y se va acostumbrando tanto a su aroma como a su sabor. Comienza con frutas como la manzana, el plátano, la pera o la naranja.

¿Vas a introducir verduras? Comienza con las de color naranja, como pueden ser las zanahorias o la calabaza. Deja las judías verdes o el calabacín para más adelante.

RECETAS DE PAPILLAS PARA BEBÉS DE 4 MESES

Recuerda que en este periodo tu bebé no ha dejado aún la etapa del destete, por lo que las papillas serán especiales y habrá que poner atención a sus ingredientes.

No debes obligar a tu bebé a que termine de comer toda la papilla, con una o dos cucharadas después de la lactancia será suficiente para que pueda ir reconociendo los alimentos.

1. Papilla de leche y arroz

Esta es una de las mejores recetas de papillas para bebés de 4 meses. Para hacerla necesitas:

Ingredientes

  • 1 taza de leche infantil o de fórmula
  • 1/2 taza de arroz

Preparación

  • El primer paso para elaborar esta papilla para bebés de 4 meses será hervir el arroz en 1/2 taza de agua.
  • Una vez esté hervido, deberás poner el arroz en el vaso de la licuadora.
  • Posteriormente debes añadir la leche infantil o de fórmula de manera gradual para conseguir una papilla cremosa.
  • Una vez hayas logrado la consistencia adecuada, sírvela o guárdala en la nevera para usarla en el momento en que tu bebé tenga hambre.

Métodos de preparación

  • Pelar y trocear las verduras.
  • Poner a hervir con un poco de agua hasta que estén blandas (unos 20 minutos).
  • Retirar del fuego y triturar.

Desayunos para Niños y Bebés BLW

Источник: https://babycocina.com/receta/desayunos-para-bebes-blw/

Un menú para cada edad del niño

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses
Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

Un menú para cada edad del niño

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

Un menú para cada edad del niño

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

Un menú para cada edad del niño

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

En la actualidad no hay ninguna necesidad de precipitarse en diversificar la alimentación de un bebé. Sigue nuestros consejos para ayudar a tu hijo a alimentarse poco a poco como un mayor.

Te proponemos varios menús con una alimentación adecuada para niños de 5 meses, 12 meses y 18 meses de edad.

A cada etapa le corresponde una dieta que debe ser completa y adecuada a las necesidades de crecimiento del bebé.

Alimentación para niños según su edad

7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

Las papillas de frutas son especialmente importantes en la alimentación del bebé. Es importante ir variándolas porque de esta forma el bebé se acostumbra a diferentes sabores y texturas.

Se empezará a partir de los 6 meses con una papilla de frutas por su aporte vitamínico, nunca sustituyendo a una toma de leche, sino complementándola.

Se deben emplear frutas variadas (manzana, pera, plátano…), para educar el gusto, y aunque hace tiempo se desaconsejaba la introducción a los 6 meses de frutas rojas y otras como el melocotón por resultar más alergénicas, actualmente la Asociación Española de Pediatría recomienda introducir indistintamente cualquier fruta según las preferencias familiares, precisamente para prevenir alergias, aunque siempre en pequeñas cantidades y dejando entre la introducción de cada una unos días para observar posibles reacciones alérgicas.

Suelen introducirse después de conseguida la aceptación de los cereales, aunque puede hacerse al revés, primero la fruta y después los cereales. No deben endulzarse con azúcar y no se incorporarán galletas hasta después de los 7 meses, ya que éstas contienen gluten.

Una vez hayáis ido introduciendo una a una las frutas ya podéis realizar diferentes combinaciones de ellas, por lo que os dejamos algunas ideas de papillas con fruta que seguro que vuestro bebé les gustarán.

Potito de frutas casero con manzana, melocotón y plátano

Papillas para bebés de 4 meses: 3 recetas saludables

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses
Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

15 Ene, 2020 – 10:05

En este artículo te informamos sobre recetas de papillas para bebés de 4 meses y te proponemos algunas ideas para que puedas ponerlas en práctica.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda comenzar con la alimentación complementaria del bebé, es decir, darle algo más a parte de la leche materna, a partir de los 6 meses de edad.

Esa debería ser la pauta a seguir de forma general. Pero, si antes de este tiempo, la leche materna no es bastante para la nutrición de tu bebé, los especialistas pueden sugerirte complementar su alimentación.

Si ese es tu caso e, insistimos, solo bajo prescripción del pediatra, debes tener mucho cuidado con los alimentos que elijas. Por ello, te proponemos algunas recetas de papillas para bebés de 4 meses.

Cuando tengas cualquier duda con respecto a la alimentación de tu bebé, te recomendamos concertar una cita con pediatría, y así tener un asesoramiento personalizado a las necesidades de tu bebé.

PAPILLAS PARA BEBÉS DE 4 MESES: QUÉ DEBEN INCLUIR

Normalmente, otros alimentos que no sean leche materna, están recomendados solo a partir de los 6 meses. Las papillas para bebés de 4 meses te serán útiles si tu pediatra te recomienda complementar la alimentación de tu bebé porque la leche materna ya no es suficiente.

Los alimentos que puedes incluir en las papillas para bebés de 4 meses son cereales sin gluten, como el maíz y el arroz. Así se evitarán problemas de intolerancias y sensibilizaciones a esta proteína. Algunos de los cereales que contienen gluten son la avena, el trigo, la cebada y el centeno.

En cuanto a las frutas, que a esta edad no deberán sustituir a la leche materna, sino complementarla, constituirán un buena aporte vitamínico. Lo más apropiado es introducirlas una a una y separadas por días, así podrás comprobar que tu bebé las tolera y se va acostumbrando tanto a su aroma como a su sabor. Comienza con frutas como la manzana, el plátano, la pera o la naranja.

¿Vas a introducir verduras? Comienza con las de color naranja, como pueden ser las zanahorias o la calabaza. Deja las judías verdes o el calabacín para más adelante.

RECETAS DE PAPILLAS PARA BEBÉS DE 4 MESES

Recuerda que en este periodo tu bebé no ha dejado aún la etapa del destete, por lo que las papillas serán especiales y habrá que poner atención a sus ingredientes.

No debes obligar a tu bebé a que termine de comer toda la papilla, con una o dos cucharadas después de la lactancia será suficiente para que pueda ir reconociendo los alimentos.

1. Papilla de leche y arroz

Esta es una de las mejores recetas de papillas para bebés de 4 meses. Para hacerla necesitas:

Ingredientes

  • 1 taza de leche infantil o de fórmula
  • 1/2 taza de arroz

Preparación

  • El primer paso para elaborar esta papilla para bebés de 4 meses será hervir el arroz en 1/2 taza de agua.
  • Una vez esté hervido, deberás poner el arroz en el vaso de la licuadora.
  • Posteriormente debes añadir la leche infantil o de fórmula de manera gradual para conseguir una papilla cremosa.
  • Una vez hayas logrado la consistencia adecuada, sírvela o guárdala en la nevera para usarla en el momento en que tu bebé tenga hambre.

2. Papilla de plátano

3. Papillas para bebés de 4 meses: cereales sin gluten y manzana

4. puré de boniato y calabaza

Métodos de preparación

  • Pelar y trocear las verduras.
  • Poner a hervir con un poco de agua hasta que estén blandas (unos 20 minutos).
  • Retirar del fuego y triturar.

5. puré de calabaza y zanahoria

Desayunos para Niños y Bebés BLW

Источник: https://babycocina.com/receta/desayunos-para-bebes-blw/

Un menú para cada edad del niño

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses
Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

Un menú para cada edad del niño

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

En la actualidad no hay ninguna necesidad de precipitarse en diversificar la alimentación de un bebé. Sigue nuestros consejos para ayudar a tu hijo a alimentarse poco a poco como un mayor.

Te proponemos varios menús con una alimentación adecuada para niños de 5 meses, 12 meses y 18 meses de edad.

A cada etapa le corresponde una dieta que debe ser completa y adecuada a las necesidades de crecimiento del bebé.

Alimentación para niños según su edad

Alimentación para niños según su edad

Entre los 5 y los 7 meses el bebé duplica el peso que tenía al nacer. El niño comienza a mantenerse sentado e intenta tocar con las manos todo lo que lo rodea. Ha alcanzado en parte su madurez digestiva: es capaz de descubrir poco a poco nuevas ?sensaciones alimenticias?. Solo hay una regla de oro: no tener prisa.

Proponle nuevas recetas

Durante sus primeros seis meses de vida, al bebé le basta con una alimentación basada en la leche. Para evitar problemas de alergias, que en la actualidad afectan al 15 ó 20% de la población, se desaconseja una diversificación nutritiva demasiado precoz.

Lo ideal sigue siendo la lactancia materna, pero no debes culparte si no quieres o no puedes amamantarle: las leches industriales son un sustituto eficaz.

Existe leche maternizada para cada edad de crecimiento del bebé: leche de inicio hasta la diversificación de la alimentación, y leche de continuación hasta el primer año.

La diversificación de la alimentación comienza por la introducción de harinas sin glúten, luego fruta como complemento de la leche, luego hortalizas y prosigue con la incorporación de la carne.

El periodo comprendido entre los 5 y los 7 meses es el de la introducción de las verduras, empezando por las de sabor ligeramente azucarado, como las zanahorias o los puerros.

No conviene mezclar diferentes hortalizas a la vez para poder detectar más fácilmente, si se diera el caso, el alimento al que el niño puede ser alérgico.

Enseguida se puede comenzar con la carne, más adelante con el pescado y después, con los huevos.

En el caso de niños con padres alérgicos, conviene retrasar la incorporación de alimentos como los huevos, el pescado, las frutas exóticas o los frutos secos (cacahuetes, nueces, etc.) y sus derivados hasta que el bebé cumpla el año y, si es posible, hasta los dos.

Si no tienes suficiente tiempo para cocinar, puedes recurrir a los potitos, irreprochables desde el punto de vista nutricional.

Cómo dárselo

Ha llegado el momento de las primeras cucharadas (es preferible una cucharilla de silicona, ya que es menos irritante para las encías que una de metal), pero a esta edad la cucharilla debe ser, además de un medio para la alimentación, un juego. Conviene empezar utilizándola en una de las cuatro comidas, pero sin forzar al niño. Tiene tiempo de sobra para acostumbrarse.

El menú

· Desayuno: dale el pecho o un biberón de alrededor de 210 ml sin forzarlo para que lo termine.· Comida: entre 100 y 200 g de puré de verduras mezclado con 10 ó 15 g de carne y un chorrito de aceite.

De postre puede tomar compota, frutas en puré o un yogur.· Merienda: compota y/o yogur. De vez en cuando, un biberón o el pecho. Los lácteos son indispensables si no ha tomado al mediodía.

· Cena: puré de verduras con un chorrito de aceite, seguido de leche.

Consejos– No añadas sal ni azúcar a los alimentos.- Comprueba siempre la temperatura de los alimentos antes de dárselos a probar al niño.

– El niño debe tomar al día medio litro de leche (leche, lácteos).

Hacia los 12 meses su peso de nacimiento se ha triplicado. Empieza a masticar tenga o no dientes, aunque a esta edad la mayoría de los niños ya tiene. El bebé está ya preparado para descubrir sabores más consistentes.

Proponle nuevas recetas Ya no es preciso mezclar todos los alimentos, pero sí machacarlos con un tenedor cuando su consistencia lo permita. El bebé ya puede alimentarse exclusivamente con la cuchara y beber en vaso. Lo que no significa que no tome biberones de leche: debe tomar al menos dos al día.

Al pequeño gourmet le gusta la sémola, los fideos… que espesan sus platos. Es también el momento de añadir legumbres (lentejas, judías, …) en puré y mezcladas con su puré de verduras. Los fabricantes de potitos rivalizan en imaginación en sus propuestas de productos variados y equilibrados en el plano nutricional.

No hay que privar al bebé de estos preparados tan prácticos.

Cómo dar la comida al bebé
No descartes los congelados de verduras y de frutas.

Muy frescos y sin sal o azúcar añadidas, representan una solución a la vez sana y muy práctica para sus primeras comidas de verdad.

Esta etapa en la diversificación de su alimentación es primordial para ir acostumbrando al bebe a ingerir algo más que líquidos, de manera que acabe aceptando todos los alimentos sólidos necesarios para su desarrollo.

El menú para el bebé de 12 meses· Desayuno: 240 ml de leche de continuación.· Comida: 200 g de verduras con un chorrito de aceite, 25 g de proteínas (carne o pescado), fruta cruda o compota como postre.

· Merienda: 240 ml de leche o el equivalente (yogur u otros postres lácteos), compota y galletas.

· Cena: un puré de verduras y/o cereales con mantequilla o un chorrito de aceite, leche o postre lácteo, fruta fresca o compota.

Consejos de alimentación– No dejes nunca que tu bebé coma solo sin vigilancia.- No le des a tu bebé otra bebida que no sea agua o zumo de fruta.

– Come en su compañía cuantas veces sea posible.

El bebé ha crecido. Tiene una decena de dientes, ya anda. Utiliza las manos para comer solo, a veces con éxito. Ya hay alimentos que le gustan y otros que rechaza.

Recetas para unbebé de 18 meses
A esta edad, al pequeño le gusta mezclar alimentos conocidos con otros nuevos. Los crujientes le encantan. Es el momento de proponerle harinas con cacao, que le encantarán. Comienzan también a gustarle los quesos, que empezará a probar en pequeños trozos. También puede empezar a probar la tapioca y otros cereales en la papilla de la cena.

Dar la comida a un niño de 18 meses
A partir de los 15 meses puede empezar a tomar verduras crudas en pequeñas cantidades, con un chorrito de aceite y limón, finamente cortadas.

Ya no hace falta servirle la carne mezclada con el puré, sino cortada en pequeños trocitos.

Aunque resulte algo impropio al principio, hay que dejarle toquetear su plato porque le encanta comer con los dedos: poco a poco irá utilizando los cubiertos y, mejor o peor, acabará comiendo casi correctamente.

Atención a los rechazos: el niño está entrando en el periodo, normal, del 'no'. No hay que ceder, ni caer en su juego, sustituyendo los alimentos que rechaza por otros.

Está comprobado que cuando a un niño se le pone varias veces delante el mismo alimento, en cada ocasión come un poco más del mismo. Por lo tanto, no conviene desistir demasiado pronto con aquellos que no parecen gustarle.

Con paciencia y buen humor, conseguiremos que coma de todo.

El menú para el bebé· Desayuno: papilla de cacao o de cereales.· Comida: verduras crudas de temporada con un chorrito de aceite y limón y entre 40 y 50 g de carne o de pescado, o un huevo entero (dos veces a la semana).

El almuerzo también puede consistir en jamón y 200 g de verduras en puré y fruta.· Merienda: un vaso de leche con galletas; o un yogur o un petit suisse o fruta.

· Cena: 200 g de puré: verduras con fideos. Postre: compota o queso o yogur.

Consejos para la comida del niño– Si el niño juega con su comida, es mejor que le dejes… A su edad es algo completamente normal.

– Impedir que entre comidas tome chucherías.

Preocupaciones de los padres con la alimentación

Preocupaciones de los padres con la alimentación

· Que coma demasiado o muy poco

Como los adultos, los niños pueden tener mucho o poco apetito. ¿Por qué vamos a limitar al tragón o forzar al que come poco? Es mejor que el niño coma lo que le apetezca. Él sabe regular perfectamente su apetito.

· La dieta cuando el niño está enfermo

Con frecuencia los niños pierden el apetito cuando están enfermos… como los adultos. No hay que insistir, pero conviene asegurarse de que bebe lo suficiente, para evitar riesgos de deshidratación. Se le pueden preparar bebidas nutritivas a base de leche o caldos de pollo o verduras. Además, a sus platos preferidos se le puede añadir un plátano machacado.

Mitos y aciertos sobre la alimentación de los niños

Mitos y aciertos sobre la alimentación de los niños

El calcio es indispensable para el crecimiento.
VERDADERO. Gracias a este mineral los huesos crecen y se fortalecen.

Las verduras aportan más vitaminas que las frutas.
FALSO. La fruta y las verduras aportan vitaminas diferentes. Algunas son más ricas que otras, eso es todo.

No hace falta comer carne para tomar hierro.
VERDADERO.

Sobre todo en el caso de los bebés, que toman gran cantidad de leche de inicio y continuación, en la que encuentran la cantidad de hierro indispensable para su crecimiento.

Por el contrario, cuando el consumo de leche de continuación disminuye o es reemplazada por la leche de vaca, la carne se convierte en la principal fuente de hierro.

Dos huevos equivalen a un filete
VERDADERO. En términos de proteínas, un filete de 100g equivale a dos huevos. Esa misma cantidad de carne equivale a 100g. de pescado o a 80g. de jamón.

Sofía Amor.

Источник: https://www.conmishijos.com/salud/alimentacion/un-menu-para-cada-edad-del-nino/

7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés

Recetas para niños y bebés, frutas, recetas infantiles para más de 4 meses

Las papillas de frutas son especialmente importantes en la alimentación del bebé. Es importante ir variándolas porque de esta forma el bebé se acostumbra a diferentes sabores y texturas.

Se empezará a partir de los 6 meses con una papilla de frutas por su aporte vitamínico, nunca sustituyendo a una toma de leche, sino complementándola.

Se deben emplear frutas variadas (manzana, pera, plátano…), para educar el gusto, y aunque hace tiempo se desaconsejaba la introducción a los 6 meses de frutas rojas y otras como el melocotón por resultar más alergénicas, actualmente la Asociación Española de Pediatría recomienda introducir indistintamente cualquier fruta según las preferencias familiares, precisamente para prevenir alergias, aunque siempre en pequeñas cantidades y dejando entre la introducción de cada una unos días para observar posibles reacciones alérgicas.

Suelen introducirse después de conseguida la aceptación de los cereales, aunque puede hacerse al revés, primero la fruta y después los cereales. No deben endulzarse con azúcar y no se incorporarán galletas hasta después de los 7 meses, ya que éstas contienen gluten.

Una vez hayáis ido introduciendo una a una las frutas ya podéis realizar diferentes combinaciones de ellas, por lo que os dejamos algunas ideas de papillas con fruta que seguro que vuestro bebé les gustarán.

Potito de frutas casero con manzana, melocotón y plátano

Potito de frutas casero con manzana, melocotón y plátano

Esta es una receta para tu bebé que le encantará por su sabor dulce y su textura. Aunque la receta añade leche de inicio ésta se puede sustituir por leche materna.

Ingredientes:

  • ¼ de manzana sin piel
  • ¼ de melocotón sin piel
  • ¼ de plátano
  • 3 medidas de leche de inicio
  • 2 medidas de cereales sin gluten
  • medio vaso de agua

Preparación:

Limpiar bien la manzana y el melocotón, quitarles la piel y cortarlos en trozos. Ponerlos en un cazo con agua a fuego lento hasta que la fruta se ablande, aproximadamente 10-15 minutos.

Añadimos el plátano troceado al resto de frutas y lo pasamos por la batidora hasta que tenga la consistencia deseada.

Potito casero de frutas con pera, manzana y naranja

Potito casero de frutas con pera, manzana y naranja

Ingredientes:

  • 1 pera
  • 1 manzana
  • 1 naranja
  • Agua

Lavamos bien y pelamos la pera y la manzana y las cortamos en trozos pequeños. Ponemos la manzana y la pera en un cazo con un poco de agua a fuego medio, hasta que se vaya ablandando.

Pelamos la naranja y añadimos el zumo de media naranja. Lo podemos pasar por la batidora o el pasapurés para darle la consistencia deseada.

Papilla de frutas casera con pera asada y plátano

Papilla de frutas casera con pera asada y plátano

Esta papilla es tan deliciosa que os costará mantener alejada al resto de la familia. Tanto la pera como el plátano son una buena fuente de fibra por lo que resultan perfectos cuando el bebé se encuentra un poco estreñido.

Ingredientes (para 6 porciones):

  • 2 plátanos, cortadas en trozos de 2,5 cm
  • 2 peras, peladas y cortadas en trozos

Preparación:

  • Precalienta el horno a 200 ºC
  • Coloca los plátanos y las peras en un papel pergamino o plancha de silicona para horno
  • Asar durante 25 minutos.
  • Aplastarlos y mezclarlos hasta que queden suaves.
  • Dejar enfriar y servir.

Papilla de frutas para bebés con mango, manzana y zanahoria

Papilla de frutas para bebés con mango, manzana y zanahoria

Este puré tiene un sabor celestial. El mango y las zanahorias están llenas de vitamina C y betacaroteno que el cuerpo del bebé convierte en vitamina A, la cual es necesaria para una piel sana y una buena visión.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de zanahorias, picadas
  • 1 taza de mango, picado
  • 1 taza de manzanas, peladas y picadas

Preparación:

  • Poner las zanahorias en una olla de vapor sobre agua hirviendo durante 3 minutos.
  • Agregar el mango y la manzana durante 2 minutos o hasta que todo esté tierno.
  • Poner en un procesador de alimentos hasta que esté suave.
  • Dejar enfriar y servir.

Papilla de frutas para bebés con caqui

Papilla de frutas para bebés con caqui

El puré de caqui es muy espeso y suave, tiene un hermoso color naranja brillante, y es dulce y es perfecto para los primeros alimentos del bebé. Hay 2 variedades de caquis: Fuyus y Hachiyas.

Los gustos son similares, aunque hay algunas diferencias importantes que destacar. Los Fuyus son redondos y se pueden comer aunque estén firmes, tienen una textura como la de la manzana.

Los Hachiyas son en forma de corazón y es necesario que estén muy maduros antes de poder comerlos.

Los caquis son una gran fuente de vitamina A, C, beta-caroteno y fibra soluble – que es muy importante para el bebé. Dale esta papilla si encuentras al bebé con estreñimiento.

Ingredientes:

Preparación:

  • Pelar la piel de los caquis y cortarlos en cubos.
  • Colocar el caqui en un procesador de alimentos y hacerlo puré hasta que quede suave.
  • Servir.

Papilla de frutas de ciruela y plátano para bebés

Papilla de frutas de ciruela y plátano para bebés

El color púrpura oscuro de las ciruelas es bonito y la carne es dulce e ideal para las papillas de bebé.

Añadiendo plátanos el puré espesa, y añade nutrientes adicionales, tales como el potasio, además de que es un alimento dulce que los niños adoran.

Si queréis se puede añadir una pequeña frambuesa al puré una vez introducidos los dos primeros alimentos y siempre siguiendo la regla de ir uno a uno dejando varios días entre cada uno para observar cualquier reacción alérgica.

Como os decíamos más arriba, antes las frutas rojas como fresa, frambuesas y otras se desaconsejaban hasta el primer año de edad porque son potencialmente alergénicas, pero desde no hace mucho, la AEPED recomienda su introducción paulatina a partir de los 6 meses de edad.

Ingredientes:

  • 2 Ciruelas, picadas y sin semillas
  • 1 Plátano
  • 1 frambuesa

Preparación:

  • Colocar los ingredientes en un procesador de alimentos y hacer puré.
  • Colocar el puré en un colador sobre un recipiente y con una cuchara o cucharón, empujar de modo que el puré pase al recipiente y las pieles de la ciruela se queden en el tamiz.
  • Servir.

Compota de manzana para bebés

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: