Reciclar en familia

Aprendiendo a reciclar en familia

Reciclar en familia

No hay nada mejor que inculcarle ciertos valores a nuestros hijos; esas enseñanzas que nunca olvidarán y que podrán incluso pasar de generación en generación. Por ello, reciclar en familia es una de las más bonitas actividades que podemos organizar. Te contamos cómo en este artículo.

Reciclar en familia, una tarea de todos

La sociedad actual es una gran generadora de basura. Sin embargo, la buena noticia es que podemos hacer algo para cambiarlo o mejorarlo. El reciclado y la reutilización de los residuos permite cuidar el medio ambiente, pero también ahorrar dinero.

Además, reciclar en familiar es una excelente alternativa para reforzar los lazos, generar vínculos más estrechos y pasar momentos divertidos e inolvidables, dejando de lado el internet y las pantallas.

Tomar conciencia de la importancia de reciclar es el primer paso. Por supuesto que esos hábitos ecológicos deben llevarse a cabo por todos los integrantes de la familia, pero sobre todo por los adultos, quienes son el ejemplo o la guía más cercana que tienen los niños.

Por lo tanto, si quieres que tus hijos reciclen, ¡recicla tú primero! Y no se trata únicamente de separar los residuos o de hacer macetas con recipientes de plástico vacíos, sino también de apagar las luces que no se usan, de cerrar el grifo, de ponerse un abrigo en lugar de encender la calefacción, entre otras acciones cotidianas.

Algunas parejas ya tienen el hábito antes de ser padres y otros toman conciencia cuando llegan los hijos a la casa. Incluso están los que aprenden sobre el reciclado cuando los niños hacen alguna pregunta o se les explica al respecto en el jardín o escuela.

Sin importar cuándo se empiece, lo importante es comenzar cuanto antes. Reciclar en familia nos hace partícipes de algo superior —en pos del planeta— y, al mismo tiempo, nos da esa complicidad que tanto nos gusta con nuestros hijos. Que tu pequeño tome una caja de cartón y te diga que se debe reciclar es un orgullo que pocos adultos pueden disfrutar.

Cómo reciclar en familia

Tampoco es cuestión de convertirse en un experto reciclador de objetos y de irse a los extremos de un día para el otro. Los cambios han de ser paulatinos, pero conscientes y cada vez mayores. Esto quiere decir que puedes comenzar con una simple acción y, una vez que se convierte en un hábito, añadir otra nueva.

Así, sin darte cuenta, serás todo un especialista en el arte de la reutilización de objetos. Para reciclar en familia puedes seguir algunas pautas o ideas como las que te indicamos a continuación, ¡toma nota para que no se te olvide nada!

1. Aprende

La base para inculcarle algo a nuestros hijos es saber al respecto. Te recomendamos que leas algunos artículos periodísticos o veas algunos documentales sobre el tratado de la basura, la reutilización y el reciclaje. De esta manera, tendrás más ‘autoridad’ para explicar a tus pequeños por qué separar o reducir los residuos.

2. Enseña

El segundo paso es educar y, si bien podemos utilizar el ejemplo, también sería bueno que te tomases algo de tiempo para explicar a tus hijos lo que has aprendido. Tendrás que adaptar tus palabras a la edad que tengan y ofrecer ejemplos para ser más claro. Sin dudas, lo entenderán y se sumarán al equipo ambientalista.

“Reciclar en familiar es una excelente alternativa para reforzar los lazos, generar vínculos más estrechos y pasar momentos divertidos”

3. Hazlo divertido

No se trata de que, a partir de ahora, cual maestra exigente exijas que todos reciclen en casa. Puedes inculcar estos valores a través de los juegos o las actividades divertidas.

Por ejemplo, armar o colocar recipientes de colores diferentes según el material —papel, plástico, aluminio, vidrio, etc— y cada vez que haya que arrojar un objeto a la basura, preguntar a tus hijos qué cubo es el adecuado.

4. Crea juguetes

Las manualidades y el reciclado van de la mano. Podemos usar todo tipo de cosas para hacer juguetes y juegos para los niños; mientras cuidamos el medio ambiente, también nos divertimos.

Hay muchas opciones y todo depende de cuán creativos seamos.

Una tarde de lluvia puede ser la excusa perfecta para usar materiales reciclados y convertirlos en castillos de princesas, cohetes espaciales, pistas de carrera, utensilios de cocina o lo que sea.

Reciclar en familia es mucho más divertido y enriquecedor que hacerlo solo. Además, los beneficios son para todos. ¡Anímate e inténtalo!

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/aprendiendo-a-reciclar-en-familia/

Reciclar en familia

Reciclar en familia

Todos somos conscientes de la necesidad y la importancia de cambiar nuestros hábitos con respecto al reciclaje de las basuras y residuos que generamos, del cuidado del medio ambiente y del ahorro de la energía que consumimos.

Hoy más que nunca nos vamos concienciando de la importancia de cuidar nuestro entorno y de reutilizar los productos antes de tirarlos.

Empezar a enseñar cuanto antes a los niños desde casa y construir estos hábitos «ecológicos» es necesario para todos y sobre todo para su futuro.

Indice

Enseñar a reciclar con el ejemplo

Para ayudar a los niños en la tarea del reciclaje, nada mejor que observar, desde pequeños, cómo sus padres apagan las luces si no las necesitan, no malgastan el agua, tiran por separado las botellas de cristal, los envases o los periódicos y las revistas, una vez que han comprobado que a estos residuos no se les puede dar una segunda utilidad.

Algunas familias han creado el hábito de guardar algunos envases, cajas, papeles de colores, revistas, o incluso juguetes o sus piezas, si piensan que pueden ser utilizados en otro momento haciendo alguna manualidad o actividad con los niños.

No será difícil ver cómo los niños imitan a sus padres y rebuscan para rescatar alguna cosa antes de tirarla y cómo les dicen luego orgullosos «Mamá, papá ¡Para la caja del reciclaje!».

Ponernos manos a la obra e implicar a los niños desde pequeños hace que se sientan responsables e involucrados. Así veremos cómo nos sorprenden con éste y otros gestos porque realmente se van a sentir preocupados por esta tarea.

¿Cómo explicar la importancia del reciclaje a los niños?

Cuando son muy pequeños les es imposible comprender conceptos como el calentamiento de la tierra y sus efectos y las razones por las que debemos reciclar. En su lugar, podemos ayudarles a desarrollar una buena relación con el entorno y la naturaleza y aprender los hábitos de ahorrar, separar y reciclar.
 

Cómo enseñar el hábito de reciclar

Toda la familia puede hacer cosas para ayudar a proteger el planeta con pequeños gestos. Ayudar a los niños a construir este hábito desde pequeño es esencial. Recuerda enseñarle cosas como:

•    Ahorrar electricidad.

•    Reducir el consumo de agua.

•    Reciclar y separar los productos que consumimos.

•    Limpiar y reutilizar el papel de aluminio.

•    Reutilizar las bandejas de la fruta envasada.

•    Utilizar pilas recargables.

•    Utilizar un reductor de caudal de agua en los grifos.

•    Ensuciar bien la ropa antes de echarla a lavar.

•    Llevar bolsas de tela para hacer la compra.

•    Hacer un Plan de Acción de Reciclaje Familiar.

Existen muchas formas de aportar nuestro grano de arena para contribuir a conservar la Naturaleza y así vivir en un planeta mejor.

Desde casa podemos ponernos manos a la obra y diseñar nuestro «Plan de Acción Ecológico Familiar» o “Plan de Reciclaje Familiar” que fije las normas y las rutinas para enseñar a los niños.

Cada familia debe elegir en qué puede contribuir, decidir las medidas a tomar en casa y cumplir con su propio plan. A medida que vamos viendo cómo los niños van adquiriendo el hábito se puede hacer otra reunión familiar del reciclaje para ir adoptando nuevos retos.

Para incentivar estos comportamientos lo mejor es diseñar con material reciclado unos distintivos-premio que se pueden conseguir en función de los logros de los niños y de los mayores.

Para mantener el interés de los niños cuando son pequeños, lo mejor es dar los premios cada mes y empezar de nuevo al mes siguiente a sumar puntos.

Al final del año podéis dar otro premio reciclado al ganador anual.

Plan de Acción Ecológico Familiar

A continuación os proponemos 10 acciones para hacer con los niños y para que os sirvan como punto de partida en esta tarea. Cada acción «verde» da solución al problema que se genera si no hacemos nada por evitarlo.

•    Reducir la basura que generamos: Tan importante como reciclar es reducir la cantidad de basura generada. Y aunque pensemos que es difícil, no es imposible.

Por ejemplo, podemos limpiar y reutilizar las bolsas de plástico, el papel de aluminio, o los botes de cristal. El papel podemos colocarlo en un montoncito y aprovecharlo hasta que no se pueda escribir más en él.

En todos los casos, si tenemos reservado un contenedor para cada residuo, una vez que ya no lo vayamos a usar más, podremos reciclarlo.

Cada día se generan toneladas de basura. En España cada persona genera al día 1,2 kg y se está alertando de la necesidad de reducir esta cifra.

•    Hacer un póster con todos los recursos que hay en la ciudad para reciclar: Necesitamos identificar los contenedores y qué recogen (dispositivos electrónicos, pilas, productos tóxicos, ropa, recogida de muebles y juguetes). En un póster se pueden dibujar las calles o zonas en las que están, representar cuáles hay (dibujados, con fotos o recortes de revista) indicando para qué sirve cada uno.

Hay muchos niños y adultos que no saben cómo y dónde reciclar, los niños pueden ayudarlas, llevando al colegio o al Ayuntamiento su póster.

•    Crear una habitación «verde»: Si pintamos de un color claro las paredes, la luz se reflejará mejor. Las bombillas de bajo consumo o colocar lámparas en las esquinas que proyectan mejor la luz ayudan a ahorrar electricidad.

Para ahorrar algún grado de calefacción basta con abrigarnos mejor y echar una manta más por la noche, sin tener que tener la calefacción tan fuerte también durante la noche.

En nuestra mesa de estudio también podemos crear una bandeja reciclada para depositar el papel que no esté utilizado del todo, antes de llevarlo a reciclar.

Nuestra habitación dice mucho de nosotros y debe reflejar nuestra actitud. Imagina si todas las personas en sus habitaciones hicieran lo mismo que tú.

•    Llevar a la compra bolsas de tela: Para hacer bolsas de papel es necesario cortar árboles y para las de plástico se emplea petróleo. No siempre las bolsas se reciclan y causan daño al medio ambiente. Hay países que ya están tomando medidas para cambiar estos hábitos, así que, ¿por qué no nos adelantamos y llevamos nuestras bolsas de tela?

Las bolsas de tela son bonitas, más resistentes y no dañan al medioambiente, las puedes llevar en el coche para cuando vayas a hacer la compra o tenerlas en casa y llevarlas al hacer los recados.

•    Ahorrar agua: Cuando te estés lavando las manos, cierra el grifo, no se debe dejar el agua correr, si no la estás usando. Cuando te laves los dientes utiliza un vaso con el agua que vayas a emplear. Y sobre todo recuerda poner un par de botellas de 1 litro de agua en la cisterna para ahorrar agua.

Es muy importante tener las manos limpias y cepillarse los dientes después de cada comida, pero no a costa de gastar mucha agua. Sé consciente de toda el agua que malgastas dejándola correr mientras te cepillas y compárala con la que has recogido en el vaso. ¿A que hay mucha agua que no has usado?

•    Ducharse en lugar de bañarse: Cuando nos duchamos ahorramos la mitad de agua que si nos bañamos. Bañarse es un lujo, así que lo mejor es reservarlo como mucho a una vez al mes. Y si lo ahorras, ¡llevas más puntuación!

Los baños son relajantes y se está muy calentito en el agua, pero puedes conseguir una sensación similar más considerada con la naturaleza como es la de arroparte con una mantita.

•    Ahorrar electricidad: Para ahorrar electricidad podemos apagar las luces cuando salimos de una habitación a la que no vamos a volver, apagar la tele cuando no la vemos y también los interruptores de los ladrones antes de acostarnos.

La mayor parte de la electricidad se genera en centrales que lanzan residuos de carbón al aire y emplean para generarla carbón y petróleo que son irremplazables.

Con tan poquito esfuerzo y aunque no lo creamos estaremos reduciendo hasta un 10% el consumo de nuestra factura de la luz gracias a éstos pequeños pilotos.

•    Buscar las fugas por donde se cuela el aire en la casa: Si la casa no está bien aislada podemos comprobar que entra aire por las ventanas o por las puertas. Es importante identificar estos puntos para aislarlos y ahorrar energía.

En los hogares se consume mucha electricidad o gas para mantenerlas calientes, pero de nada sirve si tenemos fugas por las que se nos escapa el calor. La Tierra te dará las gracias por haberlas encontrado y tapado.

•    Jugar con materiales reciclados y crear juguetes a partir de objetos que vamos a tirar: Jugar con una casa de cartón reciclado o construir una es muy divertido, no sólo porque pueden imaginar cualquier situación, sino porque pueden jugar a poner sus normas ecológicas, colocar sus contenedores de colores en las paredes y decorarla con los objetos del ¡cajón del reciclaje que tenemos en casa! De nuevo los niños aprenderán que los objetos pueden tener una segunda vida.

La imaginación de los niños puede dar vida a cosas que pensamos que son inservibles. Dejemos esas piezas en sus manos, y ¡veamos lo que son capaces de hacer! La forma más fácil y eficaz de ayudar a los niños a conservar el medio ambiente es comenzar desde casa. Apagar las luces, ahorrar agua, utilizar bombillas de bajo consumo, reciclar y reutilizar las cosas. Las posibilidades de ahorrar son muy grandes y cuantas más acciones tomemos entre todos mucho mejor será.

Con estos sencillos ejemplos enseñamos a los niños hábitos necesarios para convivir en nuestro mundo actual. El resultado de mañana será gracias a lo que hagamos hoy y con paciencia y esfuerzo los niños también lo aprenden. ¿Y tú? ¿Qué otras cosas ya haces para conservar la naturaleza?

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/educacion/reciclar-en-familia-1099

5 PASOS PARA RECICLAR EN CASA

Reciclar en familia

¿Estás consciente de la importancia que tiene reciclar en casa? Sabemos que muchas familias están tomando esta responsabilidad para lograr tener un planeta más sostenible.

En esta nota te contaremos 5 pasos muy fáciles para empezar a reciclar en casa y darle ese pequeño regalo a nuestro planeta.

Recuerda que con estas acciones, entre todos podremos lograr un mundo mejor para seguir viviendo en él.

1.TOMA CONCIENCIA

Lo primero que debes hacer para empezar a reciclar es tomar conciencia de la importancia que tiene esto para nuestro planeta. Reciclar no es tan difícil como la mayoría de las personas lo cree, es cuestión de crear el hábito.

Pues en el momento en que ya tienes la costumbre de reciclar todo es más fácil. Saber que el planeta tierra está dando advertencias de su estado es uno de los motivos más grandes para reciclar. El mundo no será eterno y hay que cuidarlo para que las nuevas generaciones sigan habitando en él.

Estas y muchas razones más son suficientes para que cada uno empiece a reciclar en casa.

2. INVOLUCRA A TODA TU FAMILIA

Es muy importante que no sea solo una persona encargada por reciclar en casa, sino que todos lo hagan. Involucrar a todos los miembros de la familia facilitará en un 100% el trabajo que hay que empezar a hacer.

Reúne a tu familia y cuéntales el plan, explica cómo se realizará de ahora en adelante y establece acuerdos. Ahora en muchos colegios están enseñando estos hábitos en los más pequeños y en muchas familias son ellos los que toman la iniciativa de reciclar.

Entre más involucrados estén todos con la causa, más interesante será el reto y todos podrán participar.

3. SEPARA LA BASURA CORRECTAMENTE

Ahora te contamos la forma correcta en la que debes separar la basura. Lo primero que debes saber es que como mínimo debes tener 5 tipos de residuos. Los orgánicos, el plástico, el papel, el vidrio y el resto de residuos que no clasifiquen en ninguno de los anteriores. Puedes tener cuantas formas de separar quieras y, entre más minuciosa sea la separación, mucho mejor.

Residuos orgánicos

Los residuos orgánicos son todos aquellos que sean biodegradables o que sean de origen natural como la comida. Con estos residuos muchas personas hace composta para sus plantas y es una forma de hacer un ciclo de reciclaje propio.

Si tienes un jardín en casa, puedes aprovechar estos residuos para dejarlos en la tierra y así darle nutrientes.

Si optas por tirar sobras de comida, cáscaras de frutas, sobras de café, entre otros residuos, hazlo en los contenedores de color naranja o café.

Plástico

Debes tener un contenedor para poner todo lo que tengas de plástico y que no puedas reutilizar. Las bandejas de carne o pescado también se reciclan como plástico y todo tipo de poliestireno también se podrá reciclar en este contenedor.

Un consejo que puedes practicar cuando reciclas botellas de plástico es aplastarlas, luego taparlas para que no ocupen mucho espacio. El plástico no debe estar muy sucio a la hora de dejarlo en el contenedor. Puedes limpiarlo antes, pero si sigue sucio, debes dejarlo en el contenedor del resto de residuos.

Recuerda que los envases de elementos tóxicos o de productos de aseo no se pueden reciclar. En este contenedor también puedes dejar todas las botellas tetra pack, pajitas, bolsas de papas fritas, tarros o tapas de metal.

Por último, las capsulas de café por más que sean de plástico, las debes reciclar de forma diferente: ponerlas en un contenedor aparte y llevarlas a los puntos limpios de la ciudad.

Papel

Uno de los contenedores que debes tener en casa será destinado a papel. Puedes tener dos contenedores, uno para el papel que puedas reutilizar y otro para el papel de reciclaje. Recuerda la importancia de utilizar de forma responsable el papel.

Procura que el papel que utilices sea estrictamente el necesario. Imprime solo los documentos necesarios; con la ayuda de la tecnología la gran mayoría de los documentos los puedes tener en el móvil.

Las toallas de papel de cocina si no están muy sucias las puedes reciclar en el contenedor orgánico ya que se pueden biodegradar con la comida.

Vidrio

Los envases de vidrio se deben poner en el contenedor procurando que no se rompan. Recuerda que en este contenedor no puedes dejar cristales, espejos, frascos de medicamentos ni cerámicas. Siempre que puedas, tira los envases de vidrio limpios y estarás contribuyendo un poco al ciclo de reciclaje. Procura reutilizar los envasas de vidrio que tengas para alargar su vida útil.

Y Otros Residuos

En este contenedor puedes dejar cualquier residuo que no clasifique en los contenedores anteriores y colocarlos en bolsa negra. A estos contenedores les ponen el nombre de “Resto”. En este contenedor también puedes tirar la suciedad de la aspiradora o empaques y papeles muy sucios.

4. CONOCE LOS COLORES DE LOS CONTENEDORES

Si colocas los contenedores de casa con los mismos colores de los que están en la calle, será más fácil de reconocerlos para todos.

Si tu familia está iniciando el camino del reciclaje, aprender qué contenedor es el indicado es un punto clave.

De nada sirve si en casa se recicla correctamente, pero al final colocas los residuos en los contenedores de la calle equivocados. Ten muy en cuenta los colores de cada contenedor y qué se coloca dentro de cada uno.

5. REPLICA ESTOS PASOS PARA RECICLAR EN CASA CON TODOS TUS CONOCIDOS

Entre más personas estén involucrados en esta causa, mejores serán los resultados y se podrá frenar un poco la degradación que está sufriendo el planeta. ¡Crea conciencia en las personas que estén en tu alrededor!

Esperamos que con esta nota tengas ese pequeño impulso que te faltaba para empezar a reciclar en casa. Todos juntos podremos hacer grandes cambios beneficiosos para todos nosotros y para las futuras generaciones.

Relacionado

Источник: http://blog.outletdeviviendas.com/consejos/5-pasos-reciclar-casa/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: