Retortijones y diarrea en el embarazo

Retortijones y diarrea en el embarazo

Retortijones y diarrea en el embarazo

Durante el embarazo se producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer, no solo por fuera, sino también por dentro.

Las mujeres padecen síntomas de lo más variados, desde físicos y emocionales hasta hormonales y, muchas veces, no saben su significado.

Por eso, cuando sienten retortijones o sufren diarrea suelen preocuparse de más, sobre todo aquellas futuras madres primerizas.

Índice

¿Por qué tengo retortijones y diarrea en el embarazo?

Los tres primeros meses de embarazo son los que suelen mostrar síntomas más incómodos y la diarrea es uno de ellos. Estos suelen presentarse como una señal normal del propio cuerpo tras una mala digestión. Habría que preocuparse si además de esto se comienza a tener fiebre, dolor abdominal muy intenso o sangrado durante las evacuaciones. Pero esto es no es lo normal.

La diarrea está considerada como un síntoma más durante las 40 semanas de gestación, siendo esta caracterizada por un aumento en el contenido del líquido en las deposiciones y en la cantidad de veces que estas ocurren, más de 3 veces al día.

Existen varias causas que producen retortijones y diarrea durante el embarazo, más allá de las causas comunes que afectan a cualquier persona estando en estado o no como alguna bacteria o virus, la ingestión de alimentos en mal estado o la intolerancia a la lactosa.

Los cambios hormonales que padecen todas las mujeres embarazadas afectan de manera directa al sistema gastrointestinal, derivando en otros síntomas, además de la diarrea, como náuseas, vómitos o estreñimiento.

Algunos fármacos prenatales están compuestos por componentes que pueden afectar al sistema gastrointestinal de la mujer. Por lo general, la ingesta de multivitamínicos tiene este efecto secundario y, por el contrario, la ingesta de hierro genera estreñimiento.

La modificación de la dieta representa otra de las causas más comunes que pueden derivar en diarrea o dolos abdominal. La dieta de las embarazadas suele cambiarse por una más sana con más frutas y verduras lo que conlleva a que el tránsito intestinal se vea alterado.

Las bebidas suelen ser la causa principal de la diarrea durante la gestación, el alto contenido de azúcar, las bebidas energéticas o ciertos zumos deben evitarse en la medida de lo posible. Por el contrario, las bebidas isotónicas ayudan a rehidratar el cuerpo si se padece diarrea, todo ello siento consultado previamente con el médico.

Estos síntomas, junto con los mencionados anteriormente, son los principales causantes de esas incómodas sensaciones.

¿Cómo prevenir estos padecimientos?

Principalmente se pueden prevenir o evitar mejorando los hábitos higiénicos y alimenticios.

                – Evitar las comidas picantes y las grasas. El famoso mito de comer por dos no es cierto, no hace falta comer de más para que el bebé nazca sano. Comer en exceso puede provocar, además de diarrea, hacerte sentir pesada, cansada y con poca energía.

                – Hacer varias comidas ligeras al día en lugar de pocas muy contundentes ayudan a mejorar el tránsito intestinal y cuidar el sistema gastrointestinal.

                – Intentar no consumir platos o condimentos a los que no se está acostumbrado, además de beber siempre agua embotellada.

                – Llevar una alimentación equilibrada en general.

                – Tener precaución con el consumo de leche, poniendo especial hincapié aquellas personas que hayan sufrido algún episodio de intolerancia a la lactosa.

                – Cumplir con unos hábitos higiénicos básicos como lavar muy bien las frutas y verduras que se vayan a consumir o comer en entornos limpios. Antes de comerlos crudos o antes de cocinarlo, esto es importante a la hora de prevenir bacterias y malestares estomacales.

                –  Vigilar los medicamentos que se consumen, tanto durante la gestación como posteriormente al parto. Algunos tienen como efecto secundario la diarrea y, en ese caso, habría que consultar con el médico la posibilidad de cambiarlos. 

En el caso de que los medicamentos que estás tomando te produzcan diarrea, tendrás que consultar con tu médico la posibilidad de cambiar de medicamento a uno que no tenga efectos secundarios de  cambio estomacal.

            – Deben evitarse algunas bebidas con alto contenido en azúcar como refrescos, bebidas energéticas o ciertos zumos. Estas bebidas suelen provocar malestar estomacal a las embarazadas y en algunos casos diarrea.

En el caso de que, aun llevando a cabo estas directrices para prevenir estos síntomas gastrointestinales, tengas que sufrir de dolores abdominales o diarrea hay algunas pautas que pueden ayudar a que desaparezca con más rapidez.

Hay que tener muy en cuenta que uno de los efectos más perjudiciales de la diarrea es la deshidratación, por lo que hay que intentar evitarla a toda costa.

 Lo peligroso de la deshidratación durante el embarazo es que esta afecta directamente al bebé ya que cuando se produce, la sangre no llega de forma eficiente a la placenta y esto puede provocar un parto prematuro. Este es uno de los motivos por los cuales una mujer embarazada que presenta diarrea fuerte debe acudir al médico, ya que puede necesitar suero.

Para que la diarrea desaparezca más rápido hay que evitar comer alimentos ricos en fibra, dulces y grasas. Ingerir alimentos sólidos en pequeñas cantidades y de manera gradual. Beber mucho líquido, en especial agua y bebidas isotónicas que contienen electrolitos que ayudan a hidratar el cuerpo.

Así como descansar, no realizar esfuerzos y no tomar medicamentos sin preinscripción médica. Entre los alimentos más recomendados y que se aconsejan consumir durante la diarrea se encuentran el arroz blanco, las zanahorias, el puré de patata, el pollo o pavo a la plancha y el pescado hervido.

Siguiendo estos consejos y siempre haciendo caso a lo que dicen los médicos se pueden evitar o contrarrestar de manera más eficaz estos incómodos síntomas. La diarrea y el dolor abdominal son completamente normales durante la gestación, por ello no hay que preocuparse más allá de lo normal para toda aquella futura mamá.

Eso sí, aunque es común durante el embarazo no se deben obviar los riesgos que pueden suponer otros síntomas como el sangrado o el moco en las heces, la fiebre o el dolor abdominal intenso. Desde el primer momento en que se pongan de manifiesto alguno de los síntomas descritos hay que ponerlo en conocimiento del médico especialista.

Los síntomas de embarazo en primerizas son los mismos que en cualquier otra mujer, si bien es cierto que en algunas ocasiones no se registra ningún síntoma hasta que se produce la falta de la primera regla después de la concepción.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/sintomas-embarazo/retortijones-y-diarrea-en-el-embarazo-10641

Diarrea en el embarazo: ¿es normal?

Retortijones y diarrea en el embarazo

La diarrea en el embarazo es un síntoma muy habitual, una situación muy incómoda en la que las deposiciones de la futura mamá se vuelven más blandas o acuosas y aumenta la urgencia de ir al servicio. Por norma general, estos episodios de diarrea no suelen ser graves a menos que vayan acompañados de sangre en las heces, fiebre y dolor abdominal.

La diarrea en el embarazo puede acompañar a una mujer a lo largo de los nueve meses de gestación, pero es mucho más común sufrirla durante el primer y el tercer trimestre, por lo que puede ser considerada como un síntoma más del embarazo.

Embarazo y diarrea suelen pueden ir de la mano durante todo el embarazo, aunque la diarrea en el embarazo durante el primer trimestre es más habitual. Esto se debe a que los cambios en el cuerpo de una mujer en estado la hacen propicia a padecer diarrea en el embarazo a causa de las náuseas, vómitos y malas digestiones.

Igualmente, en los últimos meses de embarazo también es habitual que las mujeres padezcan episodios de diarrea.

En estos casos, la causa no reside en el cuerpo de la madre sino en la presión que ejerce el bebé sobre el estómago al haber aumentado de tamaño, ya que este órgano se comprime, y hace que la digestión sea menos eficaz.

Otros casos de diarrea en la recta final del embarazo pueden deberse a comer demasiado, sufrir estados de ansiedad o por tomar algún tipo de antibiótico.

Los riesgos de la diarrea en el embarazo

Como ocurre con las persona no embarazadas, la diarrea suele ser una mal leve y pasajero que remite a los pocos días sin mayores complicaciones. Pero si es severa, duradera o muy frecuente puede indicar una infección bacteriana que debe ser tratada inmediatamente.

Uno de los principales riesgos derivados a la diarrea es la deshidratación. Una circunstancia a la que debes prestar especial atención si estás en estado, puesto que puede provocar que la sangre no fluya adecuadamente hacia la placenta y poner en riesgo la vida del bebé, provocando en el peor de los casos un parto prematuro.

Causas habituales de la diarrea en el embarazo

Según apuntan algunos expertos, los cambios hormonales que experimenta el cuerpo de la madre para preparar la gestación y maternidad son las principales causas de la diarrea en el embarazo, aunque también puede estar motivada por otros factores y síntomas propios del embarazo.

  • Hormonas:las hormonas propias del embarazo pueden afectar al sistema gastrointestinal, llegando a causar hinchazón del abdomen, náuseas, vómitos, estreñimiento, sistema digestivo lento y diarrea. Aunque molesta, esta diarrea no constituye una preocupación para la salud de la madre o del bebé.
  • Náuseas o pesadez de estómago:las náuseas, los problemas de digestión o los vómitos provocan que los alimentos no se digieran bien en el estómago, siendo la diarrea en el embarazo una consecuencia de una mala digestión de la comida.
  • Cambios en la dieta:a veces, las mujeres cambian su dieta por una más sana u optan por consumir alimentos con una gran cantidad de fibra para evitar el estreñimiento típico del embarazo. Sin embargo, la mayor ingesta de frutas y verduras puede causar una diarrea en el embarazo. Se trata de una reacción temporal del cuerpo, que desaparecerá pasados algunos días.
  • Intolerancia a la lactosa:debido a que muchas mujeres incrementan su consumo de leche, pueden desarrollar un episodio de intolerancia a la lactosa, que a su vez se manifiesta con diarrea. Si sospechas que este puede ser el motivo de tu diarrea en el embarazo puedes probar dejar de beber leche (pero seguir tomando alimentos con calcio) para comprobar si tus deposiciones vuelven a ser normales.
  • Vitaminas prenatales o medicación: la ingesta de vitaminas prenatales o determinados medicamentos durante la gestación puede ocasionar cambios en las deposiciones. En el caso de los multivitamínicos, estos contienen algunos principios pueden ser los causantes de la diarrea en el embarazo pero también hierro, que causa estreñimiento.
  • Virus, bacterias y enfermedades: los virus estomacales o las intoxicaciones alimentarias son una causa importante de diarrea en las mujeres embarazadas, que pueden ser más vulnerables a este tipo de ataques. Asimismo, las mujeres que tienen problemas como intestinos inflamados, síndrome del intestino irritable o diverticulitis pueden sufrir de diarrea ocasional o crónica durante su embarazo.

Cómo prevenir la diarrea en el embarazo

La diarrea en el embarazo puede prevenirse con buenos hábitos de alimentación e higiénicos:

  • Llevar una alimentación equilibrada.
  • Cumplir con una serie de normas de higiene básicas: comer en entornos limpios, lavar muy bien la frutas y verduras que vayas a consumir.
  • Es mucho más sano y recomendable hacer varias comidas ligeras al día que no una o dos muy copiosas.
  • Si vas a comer en sitios no habituales, bebe sólo agua embotellada y no pidas platos o condimentos a los que no estás acostumbrada.
  • Evita las grasas y la comidas picantes.
  • También debes tener cuidado con la leche, en especial si has tenido algún episodio de intolerancia a la lactosa.
  • Asimismo, la bebida es una de las principales causas de diarrea los meses de gestación: las bebidas con alto contenido de azúcar como los refrescos, determinados zumos de frutas y las bebidas energéticas deben evitarse. Las bebidas isotónicas, sin embargo, pueden ser una buena opción, ya que contienen electrolitos que pueden ayudarte a rehidratar si tienes diarrea en el embarazo; aunque debe consultarse antes con el médico.
  • Por otra parte, vigila los medicamentos que consumes durante la gestación y los meses posteriores al parto. Algunos tratamientos médicos pueden causar como efectos secundarios episodios de diarreas. Consulta con tu médico la posibilidad de cambiar de medicamentos si estos te provocan o agravan una diarrea, o tienen como efectos secundarios un cambio en las deposiciones.

Además de para prevenir la diarrea, el seguimiento de estas pautas de alimentación e higiénicas te van a ayudar a evitar o mitigar los dolores de estómago y los retortijones, dos molestias muy habituales en el embarazo.

Tratamiento de la diarrea una vez ya se ha producido

Si pese a las medidas preventivas el episodio de diarrea ya se ha producido, el seguimiento de estas pautas te puede servir de ayuda para que desaparezca antes y, sobretodo, para evitar la deshidratación, que es su efecto más perjudicial:

  • Es muy importante que bebas mucho líquido para evitar la deshidratación, especialmente agua y bebidas isotónicas.
  • Ingiere alimentos sólidos en pequeñas cantidades.
  • No consumas grasas, alimentos ricos en fibra y dulces.
  • Descansa mucho y evita realizar esfuerzos.
  • No ingieras ningún medicamento sin prescripción médica.

Ejemplo de dieta para cortar la diarrea

Los alimentos más recomendados para la diarrea son, entre otros:

  • Arroz blanco
  • Puré de patata
  • Zanahoria
  • Pescado hervido
  • Pollo o pavo a la plancha

Un ejemplo de dieta para un día completo sería:

     Desayuno

     Almuerzo

  • Una pera hervida
  • 1 rebanada de pan tostado con jamón york

    Comida

  • Patatas o zanahorias hervidas
  • Bistec de ternera o pollo a la plancha

     Cena

  • Sopa o puré de verduras
  • Pescado blanco a la plancha

Estoy embarazada y tengo diarrea, ¿debo preocuparme?

Tener diarrea en el embarazo en las primeras semanas, meses y al final de la gestación es, como hemos vista, un malestar muy habitual y normalmente benigno.

En cualquier caso, si tienes diarrea acompañada de vómitos, fuertes dolores de estómago o fiebre, has notado que tus deposiciones contienen sangre o mucosidad  o si los episodios de diarrea se prolongan por más de 3 ó 4 días o son muy frecuentes debes acudir al médico y seguir sus indicaciones.

Otros síntomas digestivos en el embarazo

La diarrea no es el único síntoma del embarazo que puede afectar a tu sistema digestivo y causarte molestias. La diarrea y el vómito en el embarazo son frecuentes. Los cambios hormonales y el espacio que ocupa el bebé en tu vientre hacen que sea fácil que aparezcan otras molestias digestivas. Existen dos molestias que destacan especialmente:

  1. Estreñimiento en el embarazo: Los cambios hormonales pueden causar otro tipo de molestias si logran que tu tránsito intestinal se ralentice. Durante el último trimestre del embarazo, también la presión que ejerce el bebé puede terminar causando estreñimiento. Si sufres de esta molestia, lo mejor es que consultes a tu médico o especialista, quien posiblemente te recomendará una dieta rica en fibra, con frutas y verduras.
  2. Acidez en el embarazo:  debido a las mismas causas, a veces los ácidos regresan desde el estómago hacia el esófago, lo que puede causarte acidez. Para evitarla, es mejor que optes por hacer más comidas al día, pero menos copiosas. Evita también dormir justo después de las comidas: si esperas alrededor de dos horas hasta que tu cuerpo haya hecho la digestión, notarás menos molestias.

¿Ya sabes cómo luchar contra los síntomas de la diarrea, estreñimiento y acidez en el embarazo? Todos estos consejos pueden ser relevantes a la hora de cuidar tu salud durante esta época tan especial, al igual que lo son también cada una de las pruebas durante el periodo de gestación.

Entre todas ellas, ¿conoces el Test Prenatal No Invasivo NACE? Se trata de una prueba que puedes realizar desde la semana 10 del embarazo, y que te permitirá saber si tu bebé está desarrollando alguna anomalía cromosómica sin correr ningún tipo de riesgo.

La prueba se realiza con una muestra de sangre, y podrás obtener tus resultados en 72 horas laborales a partir de la recepción de la muestra. ¿Quieres más información? Ponte en contacto con nosotros sin compromiso. 

Источник: https://nace.igenomix.es/blog/diarrea-en-el-embarazo/

Diarrea en el embarazo: qué hacer si sufres un trastorno gastrointestinal

Retortijones y diarrea en el embarazo

Mi bebé y yo

Si estás en tus primeros meses de embarazo y has empezado a sufrir diarrea, muy probablemente sea la consecuencia de la típica descomposición estomacal de los primeros síntomas del embarazo.

El cansancio, las náuseas en el embarazo y los vómitos provocan que los alimentos no sientan bien en el estómago, y la diarrea es una consecuencia de esta descomposición. ¿Qué otros motivos pueden provocar estos molestos episodios?

  • Otra causa de la diarrea al inicio del embarazo se debe a que algunas futuras mamás se vuelven más sensibles a determinados alimentos que han comido muchas veces antes, sin problemas, pero que durante el embarazo pueden provocarles malestar estomacal.
  • También las hormonas pueden ser la causa de la diarrea, ya que los cambios experimentados al inicio de la gestación pueden provocar un desajuste del sistema gastrointestinal. 
  • Si, por el contrario, te encuentras en los últimos meses de embarazo y estás con diarrea, posiblemente tu bebé tenga parte de culpa, porque, en estos casos, la presión que ejerce el bebé en el estómago provoca que la comida no sienta bien. 
  • Asimismo, la diarrea puede estar provocada por comer demasiado, por sufrir estados de ansiedad o por padecer alguna infección, como una gastroenteritis provocada por un virus o una bacteria. Ante la duda, acude de inmediato al médico.

(Te interesa: Enfermedades en el embarazo: los trastornos más habituales)

¿Cómo actuar con la diarrea en el embarazo? ¡4 consejos muy útiles!

Los vómitos y la diarrea no afectan al bebé, perosi una diarrea no se trata de modo apropiado puede suponer un riesgo para el feto. Así que conviene seguir algunas pautas para tratarla. ¿Qué pautas debes seguir en caso de diarrea, cuando estás embarazada?

  1. Consultar a tu médico, quien, con casi total seguridad, te recomendará que sigas una dieta blanda, que bebas mucho líquido y que hagas reposo.
  2. Ingerir alimentos que aplaquen la motilidad intestinal, y los molestos retortijones, como las manzanas, las peras, el arroz, las patatas y los yogures con probióticos.
  3. Puedes tomar frutas cocidas al horno o el microondas. Beber el agua de haber cocido arroz también te puede ayudar, ya que contiene mucho almidón.
  4. Si no mejoras en 24 horas, o si notas que los síntomas se agudizan, consulta con tu médico o acude a un servicio de urgencias para que evalúen tu estado y, en caso necesario, te administren el tratamiento más adecuado a tu caso. ¡Nunca te automediques y bebe todo el líquido que puedas tolerar!

Dieta para la diarrea y la gastroenteritis en el embarazo

A continuación, te damos unas pautas para alimentarte e hidratarte de forma adecuada si sufres diarrea o gastroenteritis en el embarazo,

Agua, beber más cantidad

  • El mejor remedio para tratar la diarrea durante el embarazo es beber mucho líquido, agua, principalmente. Y es que al sufrir diarrea el cuerpo pierde mucho líquido a lo largo del día, con el que también se pierden electrolitos, que deben reponerse. Ello puede provocar una deshidratación que sí afectaría al bebé, por lo que es importante hidratarse correctamente.
  • Una correcta hidratación implica beber mucha agua, pero también se bueno consumir zumos y caldos para rehidratar el organismo y reemplazar los electrolitos que el cuerpo ha perdido.
  • El agua ayuda a reponer los líquidos perdidos, el jugo ayuda a reponer los niveles de potasio y el caldo ayuda a reponer el sodio.

(Te interesa: ¿Cuánta agua beber durante el embarazo?)

Alimentación, seguir una dieta blanda 

  • A nivel de alimentación, es recomendable ingerir sólidos de porciones pequeñas haciendo varias comidas a lo largo del día, en vez de tres comidas copiosas.
  • Es importante consumir alimentos que rehidraten el organismo, como sopas y caldos. También se debe comer alimentos ricos en potasio, como los plátanos o las patatas. 
  • Si la diarrea es intensa, es aconsejable dejar de comer o beber productos lácteos, como la leche o el queso, durante unos días. La pasta, el arroz blanco y los cereales como la crema de trigo o de avena son indicados en caso de diarrea, así como la gelatina de fruta, que rehidrata el organismo.

Automedicación, totalmente prohibida

  • Si la diarrea no desaparece por sí sola en unos días, lo aconsejable es acudir al médico.
  • Es importante recordar que nunca debes ingerir un medicamento sin haberlo consultado antes con el médico. De hecho, debes saber que la diarrea puede estar causada por bacterias y parásitos, que se pueden combatir con antibióticos. Pero también puede estar provocada por un virus, con lo que los antibióticos no ayudarán. Para determinar la causa, debes acudir al centro de atención médica .

Gastroenteritis en el embarazo

En determinadas épocas del año, como en invierno, es habitual que se produzcan más casos de gastroenteritis vírica o bacteriana, a causa de las bajas temperaturas y la proliferación de agentes patógenos en lugares cerrados, donde se reúne mucha gente. ¿Qué más saber sobre las infecciones gastrointestinales durante la gestación?

  • En verano, las gastroenteritis pueden tener que ver con una conservación inadecuada de alimentos «peligrosos», como mayonesas, salsas o alimentos poco cocinados, que pueden deteriorarse con mucha más facilidad con las altas temperaturas, y en los que los gérmenes proliferan a sus anchas.
  • Si se da una gastroenteritis, o una gastroenteritis aguda, en el embarazo, la futura mamá debe tener más vigilacia y precaución, dado su estado y dadas las condiciones especiales de su sistema inmunitario.
  • Como siempre, ante la menor duda o inquietud, la embarazada debe consuntar al médico que sigue su embarazo sin tardanza, sobre todo, si es incapaz de retener nada en el estómago (incluidos los líquidos) durante más de 24 horas. Sepamos más sobre este trastorno.

Causas

Como hemos visto, las causas de la gastroenteritis en el embarazo son las mismas que las que la provocan sin estar embarazada, y sus síntomas no deberían confundirse con los de las náuseas y vómitos propios del primer trimestre de gestación.

En definitiva, diferentes virus, bacterias o microorganismos son los desencadenantes de la infección, o bien de la intoxicación que da lugar a la gastroenteritis, que no es más que una infección en la zona del aparato digestivo (estómago e intestinos).

Síntomas

Los síntomas de la gastroenteritis son muy evidentes y, básicamente, se resumen en: náuseas, vómitos y diarrea.

En función del patógeno que la provoca, también se puede dar fiebre, febrícula, dolor de cuerpo, fatiga y dolor de cabeza.

Tratamiento

Si la infección está provocada por una bacteria, el médico puede prescribir a la futura mamá un tratamiento antibiótico.

Sin embargo, si el causante es un virus, los antibióticos no sirven de nada, por lo que el tratamiento estará encaminado a paliar los síntomas y las molestias que ocasiona: sobre todo, lo más importante es que la futura mamá esté bien hidratada. El médico será el encargado de determinar si se debe prescribir algún tratamiento farmacológico, en función de su diagnóstico.

Prevención

No es fácil prevenir una gastroenteritis, pero, como para cualquier otra infección, es importante que la futura mamá se alimente de forma saludable, equilibrada y variada, con abundancia de frutas, verduras, legumbres, lácteos desnatados y cereales integrales, sobre todo.

Asimismo, en caso de que los análisis de sangre y orina correspondientes a cada trimestre del embarazo determinen alguna carencia de vitaminas o minerales en la embarazada, el facultativo le prescribirá los suplementos que necesita.

Evitar el estrés, realizar actividad física a diario (adecuada al embarazo y al estado de forma de la futura mamá) y estar lo más contenta posible son otras formas de reforzar las defensas de forma eficaz.

¿La gastroenteritis o la diarrea en el embarazo afectan al bebé?

La gastroenteritis no se contagia al bebé ni le afecta de ninguna manera, siempre y cuando no se prolongue más allá de 24-28 horas de falta de ingestión de alimentos o reducción significativa de ingestión de líquidos. Toma nota:

  • De hecho, el feto va consumiendo las «reservas» de la mamá, y coge todo aquello que necesita para crecer y desarrollarse. Aunque tú te encuentres fatal, el pequeño sigue su evolución.
  • Sin embargo, tu falta de hidratación sí podría afectarle. A causa de la diarrea y los vómitos, el organismo pierde agua y sales minerales. Necesitáis líquido, tanto tú como tu futuro bebé. 
  • Si no toleras el líquido de ninguna manera debido a los síntomas de la gastroenteritis, un truco consiste en chupar cubitos de hielo. Al ser sólidos, la embarazada puede no notar tanto la sensación de asco.

Remedios caseros para evitar la gastroenteritis en el embarazo

Si la gastroenteritis porovoca náuseas y vómitos, en la mayoría de los casos, para atenuar las molestias, puedes tomar algunas precauciones relacionadas con la alimentación:

  • Si los vómitos te impiden ingerir alimentos, o si los vomitas enseguida, es fundamental que te mantengas bien hidratada, bebiendo suero, agua, agua mineral con gas o el líquido que tu organismo admita (siempre con el sentido común por delante y sin arriesgarte a ingerir nada que no te haya recomendado tu médico).
  • Fraccionar las comidas.
  • Evitar alimentos pesados que requieren una digestión larga, como fritos y grasas animales.
  • Consumir carbohidratos por la mañana, nada más levantarse, para impedir la acidez en el esófago, y no beber con el estómago vacío.
  • Los suplementos de vitamina B6 y de jengibre pueden ayudar. 
  • Después de cenar, si tu estado ha mejorado y te encuentras con fuerzas, de cara a tu recuperación, ayuda caminar un poquito antes de irse a dormir, ya que la posición tumbada favorece el reflujo.

……….

¿Estás sufriendo o has sufrido diarrea en el embarazo? ¿Y gastroenteritis vírica o bacteriana? Acompaña a otras mamás que puedan estar pasando por lo mismo.

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/salud/diarrea-embarazo-5347

7 síntomas durante el embarazo por los que no debes preocuparte

Retortijones y diarrea en el embarazo

Desde el comienzo del embarazo y durante toda la gestación puedes experimentar algún tipo de malestar. Muchos de ellos son muy frecuentes y característicos, otros son más raros. Hoy te hablamos sobre los síntomas que se dan durante el embarazo y por los que no debes preocuparte en exceso.

Durante la implantación del embrión en el útero, una o dos semanas después de que el óvulo se fecunde, se empiezan a producir hormonas. Estas hormonas son estrógenos, progesterona o prolactina entre otras y hacen que experimentes una gran cantidad de síntomas diversos, probablemente hasta la 13ª semana de embarazo.

Cada embarazo es diferente. Algunas mujeres es posible que no experimenten ninguno o sólo alguno de estos síntomas mientras que otras experimentarán varios de ellos.

Náuseas y vómitos

Este es uno de los síntomas de los más frecuentes durante el embarazo. Comienza a darse en la sexta semana de gestación aunque algunas mujeres comienzan a sentir este síntoma a partir de la cuarta semana.

En cualquier caso es un síntoma del que no debes preocuparte. Ocurre durante el primer trimestre de embarazo y es totalmente normal. No debes acudir a tu médico salvo que los vómitos sean frecuentes y te impidan comer.

Dolor y retortijones

Los dolores parecidos a los dolores menstruales y retortijones suelen aparecer al principio del embarazo. Estos dolores ocurren por el aumento del flujo sanguíneo al útero y son totalmente normales.

Salvo que los dolores sean muy frecuentes y estén acompañados por sangrado, no debes preocuparte. Es posible que los padezcas también en fases más avanzadas del embarazo.

Sensación de hinchazón en algunas zonas

El aumento de las hormonas puede hacer que el cuerpo se hinche. Entre otras razones se debe a la retención de líquidos, algo muy frecuente durante el embarazo y totalmente normal.

Es posible que notes algunas zonas del cuerpo más hinchadas que otras, como los tobillos, la cara o las piernas. Esta hinchazón suele ser progresiva, y más evidente en las últimas semanas de embarazo.

Es muy beneficioso realizar ejercicios suaves (siempre y cuando no tengas ninguna contraindicación médica), como pasear o nadar, y así poder prevenir o paliar la hinchazón en tu cuerpo, y también para llevar un embarazo más saludable.

Estreñimiento

Tener estreñimiento durante el embarazo es otro de los síntomas más frecuentes. Esto se debe a los cambios hormonales en el organismo.

Este aumento de hormonas puede provocar que el aparato digestivo se vuelva más lento. Y conforme pasan los meses de gestación, el útero presionará el recto, incrementando el síntoma todavía más.

Puedes consultar con tu médico si te sientes especialmente estreñida.

Algunos consejos para aliviar el estreñimiento durante el embarazo pueden ser aumentar la ingesta de frutas y verduras crudas, así como frutas más diuréticas, como el kiwi o la ciruela.

También pueden ayudar los cereales integrales y suplementos de fibra, así como beber mucha agua, y llevar una vida activa, realizando ejercicios suaves.

Hinchazón abdominal

Este síntoma es muy frecuente durante las primeras semanas de gestación. Incluso cuando el feto es aún muy pequeño como para causar un aumento del vientre. Esto se suele dar debido a la hinchazón del útero, preparándose para alojar al feto.

Este es uno de los síntomas que puede ocurrir al principio y que muchas veces se puede confundir con un síntoma premenstrual si se desconoce el embarazo.

Aumento del tamaño de los senos y dolor

El dolor en las mamas y el aumento de tamaño es un síntoma normal durante el embarazo. Este aumento puede empezar a notarse a partir de la segunda semana de gestación, aunque depende mucho de cada cuerpo.

La hinchazón irá aumentando a lo largo de los meses de embarazo y el dolor es un síntoma bastante frecuente, a veces incluso solo con tocarlos al vestirse puede notarse el dolor o molestia.

El aumento de los senos ocurre debido al cambio hormonal en el organismo. Estos cambios aumentan el tamaño de las glándulas mamarias, que comenzarán a segregar leche cuando el bebé haya nacido.

Los senos pueden aumentar el tamaño durante el embarazo, aunque algunas madres notan este crecimiento a raíz del nacimiento del bebé.

Cansancio y exceso de sueño

Este es un síntoma muy frecuente y se da sobre todo a partir del segundo mes de embarazo. Puedes experimentar una sensación de cansancio después de hacer las tareas habituales.

Esta fatiga puede aparecer a partir de la primera semana de gestación en algunas mujeres.

El aumento del sueño también es un síntoma muy común durante el embarazo. Tu cuerpo te está diciendo que necesita descansar con más frecuencia que antes.

Puede que, si no eres una persona habitual a las siestas, quieras incluirla en tu rutina diaria para descansar.

El cansancio durante el embarazo ocurre debido a las alteraciones hormonales. Concretamente, la progesterona actúa en el sistema nervioso y el cardiovascular.

Este síntoma suele desaparecer después del segundo mes de gestación pero puede volver al final del embarazo, cuando el bebé ya es grande.

Te aconsejamos que aproveches para descansar y dormir todo lo que puedas antes de que nazca tu bebé, es posible que después pases alguna que otra noche en vela…

Si quieres conocer nuestras cajas de regalos para embarazadas y bebés de 0 a 12 meses, no dudes en echar un vistazo a las cajas de regalo BNICEBOX para el Embarazo y BNICEBOX para el bebé preconfiguradas o si lo prefieres puedes escoger la opción de Yo Configuro Mi BNICEBOX.

Encontrarás productos relacionados con el cuidado de la futura mamá que ayudarán a llevar de la mejor manera posible los síntomas del embarazo, y después, tras la llegada del bebé, nos seguirán ayudando a cuidarnos y relajarnos.

Источник: https://babyniceness.com/7-sintomas-durante-el-embarazo-por-los-que-no-debes-preocuparte/

Cómo diferenciar los síntomas del embarazo

Retortijones y diarrea en el embarazo

¿Estaré o no estaré embarazada? Desde que decidiste engendrar un bebé, cada pequeña molestia enciende una lucecita y te preguntas siserá o no unsíntoma de embarazo.

Lo cierto es que el embarazo, como nos explica el doctor Juan Luna, director médico del Hospital La Milagrosa, de Madrid, “no tiene una sintomatología general.

Yo siempre digo que no hay dos embarazos iguales”. Pero también nos comenta que existen una serie de síntomas de embarazo que son frecuentes en el primer trimestre…

No todas las mujeres los padecen, pero sí muchas.

Lo malo es que estos síntomas también pueden darse en los días previos a la menstruación y hacer albergar a la mujer falsas esperanzas. Te contamos cómo diferenciarlos.

Es probable que cuando te vaya a venir la regla notes quetus pechos se inflaman y que te duelen… y algo muy similar ocurre en los primeros días de embarazo.

  • En el síndrome premenstrual, la hinchazón y el dolor se deben a que el organismo femenino a mitad del ciclo menstrual empieza a secretar en grandes cantidades las hormonas femeninas, estrógeno y progesterona. Los pechos tienen receptores a estas dos hormonas y por eso se inflaman durante unos días. Lo habitual es que en los días previos a la regla, vuelvan a su ser y el dolor remita.
  • En el embarazo, ocurre algo parecido, pero además de estos dos síntomas la mujer puede notar cómo las venas que recorren su seno se vuelven más visibles, que la areola se obscurece, los pezones se vuelven más sensibles y que le “pican”, como una especie de desazón. Por otra parte, esa inflamación no remite, ni a va menos con el paso de los días. Al contrario, aumenta porque los pechos de la mujer se preparan para la lactancia materna. “Es similar, pero más prolongado y marcado, ocasionados por picos altos de progesterona, una de las hormonas del embarazo”, dice el doctor Juan Luna.

Molestias digestivas: náuseas, vómitos..

Las náuseas, con o sin vómitos, son bastante frecuentes. Se cree que se debe a la acción de una hormona que al comienzo del embarazo se encuentra muy elevada: la hormona gonadotropina coriónica humana (HGC). Pero una gastroenteritis puede dar una sintomatología muy similar.

  • En una infección gástrica, lo normal es sentir náuseas y vómitos a lo largo de todo el día, a menudo acompañado de diarrea e incluso de unas décimas de fiebre y dolor de estómago, retortijones, ruidos estomacales…
  • En el embarazo, las náuseas y el vómito en muchas ocasiones se producen solo por la mañana y ante la presencia de alimentos muy especiados o fritos. Y, sobre todo, no hay dolor de estómago. Además, es frecuente que la mujer note cambios en su sentido del gusto, y que las comidas le sepan distintas. O sentir aversión a algunos alimentos.

Pérdidas de sangre o manchados extraños

El principal síntoma de embarazo es sin duda la falta de regla.

Pero algunas mujeres experimentan unas pequeñas pérdidas de sangre que piensan que se trata de la regla.

Estas pequeñas hemorragias se deben a la implantación del embrión en el endometrio, la pared del útero. “Se confunden con una regla rara”, nos comenta el doctor Juan Luna.

  • La menstruación suele ser una hemorragia, que si bien empieza con pequeñas pérdidas, estas aumentan al día siguiente y suele durar entre tres o más días.
  • El sangrado por implantación suele ser más obscuro, como amarronado, y es una pequeña pérdida, que no suele durar más de un par de días.

Artículos Relacionados Es frecuente oír hablar a nuestro alrededor de mujeres que no sabían que estaban embarazadas hasta bien avanzado el primer trimestre porque creían que no habían dejado de tener menstruación. Tampoco es raro que nuestras conocidas nos comenten que han sangrado coincidiendo con el momento en… Antes de que puedas hacer la prueba del embarazo, el cuerpo emite los primeros signos de gestación. En los primeros días ya existen unos síntomas y señales que indican el estado de buena esperanza de la mujer, incluso antes de que falte la primera regla. Según el grado de seguridad de los… Cuando una mujer se plantea quedarse embarazada parece que el mundo se detiene. No sabemos por qué, pero ya todo gira alrededor del futuro embarazo. Vas por la calle y sólo ves a embarazadas dando un paseo, miras escaparates y sólo te fijas en los que hay ropa de embarazada. Es increíble… En muchas ocasiones, las mujeres nos damos cuenta de que estamos embarazadas por la variedad de síntomas que aparecen en el primer trimestre, incluso antes de que el test de embarazo nos confirme la buena nueva. Uno de los síntomas más aparatosos y que provocan más preocupación son los…

Источник: https://www.natalben.com/diferenciar-sintomas-embarazo

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: