Riesgos de tomar ibuprofeno en exceso en niños

Cómo administrar ibuprofeno con seguridad

Riesgos de tomar ibuprofeno en exceso en niños

  • Tamaño de texto más grande

El ibuprofeno es un medicamento de venta sin receta médica que se da para aliviar las molestias y el dolor y para bajar la fiebre. Es un fármaco seguro si se administra correctamente.

Pero si se da en dosis muy altas puede hacer que el niño se ponga muy enfermo. Una cantidad excesiva de ibuprofeno puede provocar problemas estomacales, confusión y posibles problemas renales.

Por eso, es importante saber cómo administrar este medicamento correctamente.

Si tiene alguna pregunta sobre cómo darle ibuprofeno a su hijo, consulte a su médico o farmacéutico. Nunca administre este medicamento, ni cualquier otro, un niño menor de 2 años sin contar con el visto bueno de un médico.

¿Qué otros nombres recibe el ibuprofeno?

Ibuprofeno es el nombre genérico de este medicamento. Los nombres comerciales más comunes del ibuprofeno en EE.UU. son Advil® y Motrin®.

¿En qué formas se vende el ibuprofeno?

Para los niños, este medicamento está disponible en suspensiones orales o «jarabes» (en forma líquida), así como en pastillas masticables y pastillas que se tragan. En algunos países, se pueden comprar supositorios rectales de venta sin receta médica con el nombre de Nurofen®.

Advil® fabrica Advil® en gotas para lactantes y Advil® para niños en suspensión oral, así como pastillas masticables Jr. Strength Advil® y pastillas Jr. Strength Advil®. Motrin® fabrica gotas Motrin® para lactantes y suspensión oral Motrin® para niños. Hay muchas marcas de ibuprofeno que se venden en formas similares.

Cómo administrar ibuprofeno

Cuando administre este medicamento, consulte las siguientes tablas de dosificación para saber cuál es la dosis correcta.

Otras cosas a tener en cuenta:

  • Compruebe la fecha de caducidad para asegurarse de que el medicamento no ha caducado. Si ya ha caducado, deseche el medicamento y compre un producto nuevo. Para desecharlo de una forma adecuada, extraiga el medicamento de su recipiente original y derrámelo en una sustancia no deseable que los niños o animales no puedan tener la tentación de comérsela, como los restos de café o la arena para gatos. Luego, colóquelo en una bolsa de cierre hermético dentro de la bolsa de la basura.
  • Asegúrese de que su hijo no está tomando otros medicamentos que contienen ibuprofeno. El ibuprofeno es un ingrediente que se usa muy a menudo en los medicamentos para la tos, el catarro o resfriado y las alergias. Si su hijo está tomando alguno de estos medicamentos, consulte con su médico o farmacéutico antes de darle a su hijo más ibuprofeno. Una sobredosis de ibuprofeno puede provocar problemas estomacales y/o intestinales.
  • Compruebe la concentración y la dosis recomendada. Dele a su hijo la dosis con el cuentagotas, la jeringuilla o el dosificador que vienen con el producto. Esto es especialmente importante al administrar gotas concentradas a un lactante, ya que la concentración es mayor que la de las suspensiones orales para niños. Esto le ayudará a tener la seguridad de que su hijo toma la cantidad adecuada de mililitros o ml (también llamados cc o centímetros cúbicos) y de que no supera la dosis recomendada. No use nunca una cuchara medidora de cocina ni un dosificador o un cuentagotas de un producto diferente. Las pastillas masticables y las pastillas que se tragan no son recomendables para niños menores de 6 años de edad porque presentan el riesgo de asfixia por aspiración.
  • Cuando se lo dé a su hijo para tratar la fiebre, tenga en cuenta la temperatura y la edad del niño. Si su bebé tiene 3 meses o menos y su temperatura rectal es de 100,4 ºF (38 ºC) o superior, llame al médico o acuda a un servicio de urgencias de inmediato. Si su hijo de entre 3 meses y 3 años de edad tiene una fiebre de 102,2 °F (39 ºC) o superior, llame al médico para saber si es necesario que lo visite.
  • Si su hijo escupe una dosis de ibuprofeno sin llegárselo a tragar, espere a que se tranquilice y vuélvale a dar la misma dosis por segunda vez. Si su hijo se traga el ibuprofeno y lo vomita después, no le dé otra dosis hasta que hayan pasado por lo menos 6 horas, a no ser que se le haya dado una pastilla y usted pueda verla entera en el vómito de su hijo.
  • Administre ibuprofeno cada 6 a 8 horas, según sea necesario, pero nunca le dé a su hijo más de cuatro tomas en 24 horas.
  • Si a su hijo no le gusta el sabor del medicamento, puede probar otro producto que tenga un sabor diferente.
  • Si su hijo es sensible a los colorantes, use un ibuprofeno que no contenga colorantes.

Dosis de ibuprofeno según el peso

Los médicos recomiendan tener en cuenta el peso del niño, en vez de su edad, al calcular la cantidad de medicamento a administrar. Antes de dar a si hijo una dosis, consulte el prospecto para asegurarse de que la dosis recomendada y la concentración coincidan con las cifras de la siguiente tabla.

Esta tabla se basa en las recomendaciones de médicos y fabricantes. Pero no se facilita para que no siga los consejos del médico de su hijo. Si su hijo tiene 2 años o menos, consulte a su médico para que le dé el visto bueno antes de medicarlo. Y llame siempre al médico de su hijo si tiene preguntas o hay algo que le preocupa sobre medicarlo con ibuprofeno.

Edad/Peso Ibuprofen en gotas para lactantes   (50 mg/1.25 ml)
Menor de 6 meses   Consulte con su médico
12-17 lbs. (6-11 meses)1.25 ml
18-23 lbs.(12-23 meses)1.875 ml
Peso Ibuprofeno líquido para niños (100 mg/5 ml) 
12-17 lbs. (6-11 meses)   Consulte con su médico
18-23 lbs. (12-23 meses)   Consulte con su médico
24-35 lbs. (2-3 años)   1 cucharadita (5 ml)
36-47 lbs. (4-5 años)   1½ cuharaditas (7.5 ml)
48-59 lbs. (6-8 años)   2 cuharaditas (10 ml)
60-71 lbs. (9-10 años)   2½ cuharaditas (12.5 ml)
72-95 lbs. (11 años)   3 cuharaditas (15 ml)
Peso                    Ibuprofeno masticables para niños más grandes (100 mg)
24-35 lbs. (2-3 años)     No recomendado
36-47 lbs. (4-5 años)     No recomendado
48-59 lbs. (6-8 años)     2 comprimidos
60-71 lbs. (9-10 años)     2½ comprimidos
72-95 lbs. (11 años)     3 comprimidos

Revisado por: Elora Hilmas, PharmD, BCPS

Fecha de revisión: octubre de 2018

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/ibuprofen-esp.html

¿Cuál es el máximo diario de Ibuprofeno recomendable?

Riesgos de tomar ibuprofeno en exceso en niños

  • ¿Paracetamol o ibuprofeno? 10 errores frecuentes que cometemos con ellos

Quizá sea actualmente el producto estrella de nuestro armario de las medicinas, aquel que cuando se agota dispara todas las alarmas domésticas y nos empuja a la farmacia más cercana para reponerlo. Y es que el Ibuprofeno no puede falta porque, creemos, cura casi todas las molestias domésticas. Si bien la realidad no es exactamente esta, sí es cierto que para una buena parte de los procesos inflamatorios más comunes y leves tiene una respuesta rápida y eficaz.

¿Paracetamol o ibuprofeno? 10 errores frecuentes que cometemos con ellos

Sin embargo, otro cantar es que se pueda tomar a discreción como muchas veces se hace: como si fuera inocuo y no tuviera efectos secundarios, sobre todo en condiciones de abuso.

Y no es así: son varias tanto las contraindicaciones como los riesgos de tomar más dosis de la cuenta.

Desde problemas gastrointestinales a úlceras en caso de uso crónico, pasando por posibles problemas renales y un comprobado aumento del riesgo de trombosis arterial, según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), se derivan de tomar Ibuprofeno en dosis excesivas.

Dicha agencia, en sendas revisiones procedentes de ensayos clínicos, estudios observacionales y metaanálisis, confirmó entre 2012 y 2015 que dosis altas de ibuprofeno se asocian con un mayor riesgo de trombosis arterial, con serias consecuencias tanto cardiovasculares como neurológicas. La AEMPS estableció una dosis máxima a partir de la cual se entra en zona de riesgo, aunque dependerá de cada persona, la edad, etc.

La dosis máxima

En concreto, la AEMPS estableció la dosis máxima en 2400 miligramos al día; alcanzar esta cifra o superarla, de una manera habitual en nuestra vida diaria, implica aumentar significativamente el riesgo de trombosis por coágulos sanguíneos, dejando aparte probables problemas de úlceras y hemorragias estomacales, etc.

Este tope implica cuatro comprimidos de la modalidad más habitual de Ibuprofeno, que son las cajas de unidades de 600 miligramos.

Es decir que tres no es en absoluto recomendable ingerir más de tres comprimidos de Ibuprofeno al día y por norma.

Otra cosa es que puntualmente nos lo prescriba un médico como parte de un tratamiento con fechas de inicio y final, pero debemos ser conscientes de que el Ibuprofeno no es una barra libre.

Por otro lado, tanto la Agencia Europea del Medicamento (EMA) como la AEMPS destacan que este medicamento está fuera de riesgo en pacientes normales a partir de dosis de 1.

200 miligramos al día o inferiores, es decir dos comprimidos de 600 miligramos diarios. Ahora bien, las agencias no descartan riesgos para el sistema gástrico en la ingesta diario habitual de Ibuprofeno, aunque sea a estas dosis bajas.

En general, este medicamento no se puede convertir en un hábito.

¿Comprimidos de 600 o 400?

En España la gama más comercializada, y consumida, de Ibuprofeno es la caja con comprimidos de 600 miligramos, frente al estándar europeo, que consume mayoritariamente comprimidos de 400 miligramos.

Hay diversas razones para esta diferencia, algunas de ellas claramente inexplicables, como que la caja de 600 miligramos con 40 comprimidos esté subvencionada y cueste 1,97 euros, mientras que la caja de 30 comprimidos de 400 miligramos valga 2,06 euros.

A este respecto, los farmacéuticos aseguran que para molestias normales y leves, los comprimidos de 400 miligramos son sobradamente eficaces frente a los de 600, que deben reservarse para dolores menstruales o bien para tratamientos prescritos por médicos como artritis, dolores musculares derivados de lesiones lumbares y otros. Adicionalmente a su eficacia, los comprimidos de 400 miligramos permiten dosificar mejor la ingesta a lo largo del día sin superar las cantidades máximas recomendadas. 

Ibuprofeno: no es un remedio universal

Muchas personas creen que el Ibuprofeno es un remedio universal que tanto cura un dolor de cabeza como una contusión, y no es así. Este medicamento es un antiinflamatorio, y como tal tiene, por ejemplo, poca incidencia a nivel neurológico. Es decir que no cura estrictamente el dolor desactivando a los nervios que conducen esta sensación al cerebro, no es un analgésico.

Lo que hace el Ibuprofeno es desinflamar zonas, y con ello reducir la compresión sobre los nervios y permitir la circulación sanguínea. Por lo tanto, no es adecuado para un dolor de cabeza ni ayudará a reducir la parálisis dolorosa que nos provocaría un pinzamiento de espalda -lo que llamamos «quedarnos clavados»-, así como tampoco servirá para parar un dolor de muelas.

Otro uso adicional que tampoco debe conferírsele es el de remedio contra la gripe, puesto que es un destructor de las plaquetas del plasma, con lo que ayuda al virus en lugar de combatirlo.

En tales casos se indica el Paracetamol. El Ibuprofeno es bueno para curar contusiones, lesiones musculares, menstruación y otros fenómenos inflamatorios.

Y sí: se recomienda para la resaca.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

suscríbete a nuestros boletines

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Источник: https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/maximo-diario-ibuprofeno-recomendable_1_3075893.html

Demasiadas madres abusan del ibuprofeno: ¿cómo evitar el mal uso?

Riesgos de tomar ibuprofeno en exceso en niños

El ibuprofeno es un fármaco muy utilizado en la población infantil. Al ser un medicamento para niños, comprarse sin receta y ser barato creemos que es inofensivo, y se los damos para todo: haya dolor o no, haya inflamación o no, porque le duele la barriga, porque tiene unas décimas, porque está caído, etc…

Es una realidad que demasiadas madres abusan del ibuprofeno, pero es importante saber que una cantidad excesiva de este medicamento que usamos con tanta frecuencia con nuestros hijos, como sucede con todos los medicamentos, puede producir efectos no deseados. Por eso, os explicamos cómo evitar el mal uso.

El ibuprofeno es un medicamento con acción analgésica (para el dolor), antitérmica (para la fiebre) y, a diferencia del paracetamol, también de acción antiinflamatoria.

En España lo conocemos con el nombre de Dalsy, Junifen, Pirexin o Gelofeno en concentraciones de 2% y 4%. Hay que tener en cuenta que el ibuprofeno no puede darse a bebés recién nacidos, ya que no se recomienda su uso en niños con un peso inferior a 5 kilos y que su utilización en menores de 2 años debe realizarse siempre por prescripción médica.

Está indicado para reducir el dolor leve o moderado con un componente inflamatorio como otitis, dolor dental o reducir el dolor osteoarticular y la hinchazón a raíz de una lesión o fractura. También para estados febriles, aliviar el dolor de cabeza o la irritación de garganta.

No se recomienda dar cuando hay vómitos continuados o gastroenteritis.

¿Cuánto le doy?

Recomendación de dosis de Dalsy (ibuprofeno) en niños

El abuso del ibuprofeno y su riesgo en niños

En el prospecto hay unas recomendaciones de dosis y frecuencia de tomas que no se deben ignorar. La dosis diaria recomendada es de 20 a 30 mg por kg de peso, repartida en tres tomas. Se recomienda no sobrepasar la dosis máxima de 40 mg por kg de peso al día de ibuprofeno.

De no respetar las dosis y en tratamientos prolongados, alertan que puede resultar tóxico para el hígado, para el riñón, producir molestias gástricas, incluso sangrado gastrointestinal, diarrea y estreñimiento. En tratamientos de menos de 6 días rara vez provocan toxicidad renal o lesión gástrica.

El año pasado, el Ministerio de Sanidad alertó que el ibuprofeno, administrado en grandes cantidades puede conllevar un riesgo cardiovascular.

En el prospecto de Dalsy, podemos encontrar estas advertencias:

Los medicamentos como Dalsy se pueden asociar con un moderado aumento del riesgo de sufrir ataques cardiacos (“infartos de miocardio”) o cerebrales. Dicho riesgo es más probable que ocurra cuando se emplean dosis altas y tratamientos prolongados. No exceda la dosis ni la duración del tratamiento recomendado.

Si usted tiene problemas cardiacos, antecedentes de ataques cerebrales o piensa que podría tener riesgo para sufrir estas patologías (por ejemplo, tiene la tensión arterial alta, sufre diabetes, tiene aumentado el colesterol o es fumador) debe consultar este tratamiento con su médico o farmacéutico.

Existe un riesgo de daño renal en niños y adolescentes deshidratados.

El ibuprofeno y la fiebre en niños

La fiebre es un mecanismo de defensa del organismo, por tanto no siempre son necesarios los antitérmicos para bajar la fiebre y también hay remedios naturales para bajar la fiebre que podemos poner en práctica antes de dar un medicamento. La rapidez a la hora de administrar antitérmicos no es una buena medida, puesto que al reducir la temperatura corporal, el cuerpo pierde capacidad de lucha contra los agentes infecciosos.

Según el decálogo de la AEPap, solamente hay que usar medicamentos para la fiebre si hay malestar o dolor. El ibuprofeno y el paracetamol tienen la misma eficacia para tratar el dolor, y aunque a veces se recomienda alternarnos cuando la fiebre no baja, no hay evidencia científica de que sea más efectivo que utilizar siempre el mismo.

¿Cómo evitar el mal uso del ibuprofeno?

  • Calcular bien la dosis que administramos: La dosis se calcula dependiendo del peso del niño (ver cuadro). Aquí os explicamos en detalle cómo calcular la dosis de ibuprofeno que tiene que tomar el niño.
  • En caso de fiebre, como comentamos antes, buscar métodos alternativos para bajarla y administrar sólo en caso de dolor o malestar.
  • Darlo a los intervalos indicados: cada 6-8 horas, nunca inferior a 4 horas. No logramos un mayor efecto por darlo más seguido, en cambio podemos producir una intoxicación.
  • Al ser un jarabe en suspensión agitar el frasco antes de cargar la jeringa.
  • Controlar la concentración de ibuprofeno que contiene el medicamento. Hay concentraciones para niños al 2 y 4 %, si cambiamos de marca verificar siempre la dosis que debemos administrar para evitar confusiones.
  • Utilizar la dosis más pequeña que alivie/controle el dolor
  • Utilizarlo durante el menor tiempo posible y seguir siempre las instrucciones del prospecto.
  • Mantener fuera del alcance de los niños: a muchos niños les gusta y mejor evitar las tentaciones.

Fotos | iStockphoto y archibaldjude (Flickr CC)
En Bebés y más | El Dalsy sigue siendo seguro para los niños, según los pediatras

Источник: https://www.bebesymas.com/salud-infantil/demasiadas-madres-abusan-del-ibuprofeno-como-evitar-el-mal-uso

Riesgos de tomar ibuprofeno en exceso en niños

Riesgos de tomar ibuprofeno en exceso en niños

Indice

  • La sobremedicación en niños
  • ¿Qué se debe hacer?

La sobremedicación en niños

Que en España, y otros países, nos sobremedicamos y sobremedicamos a nuestros hijos es un hecho.

Todos tenemos la mala costumbre de tomarnos un paracetamol o antiinflamatorio en cuanto nos duele un poco la cabeza, la garganta, el oído, la espalda o tenemos unas décimas de fiebre.

Y la sobremedicación es más habitual en niños ya que suelen enfermar más a menudo y son muy propensos a padecer fiebre, por lo que la mayoría de los niños menores de 12 años toman a menudo estos fármacos que, consumidos en exceso, pueden dañar nuestra salud.

Y no solo es perjudicial consumirlos muy a menudo, sino que también se pueden provocar una sobredosis si no se administra la dosis adecuada, algo que, según numerosos estudios, hacen en torno a la mitad de los padres. Los síntomas principales de la sobredosis de ibuprofeno son hemorragia, náuseas, vómitos, dolor abdominal, úlceras gástricas y gastrointestinales.

Además, el ibuprofeno, como cualquier otro fármaco antiinflamatorio no esteroideo, inhibe la ciclooxigenasa, una enzima en la vía de prostaglandina sintética que disminuye el dolor, la fiebre y la inflamación.

El problema es que esta inhibición de las prostaglandinas puede causar, además de los síntomas antes descritos, efectos leves del sistema nervioso central, tales como dolor de cabeza, confusión, desorientación y mareo.

Además, la ingestión de más de 400 mg/ kg de ibuprofeno aumentan el riesgo de sufrir complicaciones graves como acidosis metabólica, hepática o disfunción renal, apnea, convulsiones, coma y, raramente, la muerte.

Y como el ibuprofeno se metaboliza principalmente en el hígado y se excreta por la orina, puede causar nefrotoxicidad reduciendo el flujo sanguíneo a los riñones y, potencialmente, disminuyendo la función renal.

¿Qué se debe hacer?

El ibuprofeno es un medicamento muy eficaz y seguro para aliviar la fiebre y el dolor en los niños, por lo que no significa que debas dejar de usarlo totalmente, solo hay que tener en cuenta una serie de consideraciones:

1- Nunca lo administres sin antes consultar a tu pediatra sobre la necesidad de su uso.

2- Administra la dosis adecuada según la edad y el peso del niño. La dosis recomendada de ibuprofeno para los niños es de 5 a 10 mg / kg por dosis, administrada cada 6 a 8 horas por vía oral.

3- No se debe dar nunca a bebés menores de 6 meses ya que no hay estudios sobre la seguridad de su uso en niños de esta edad.

4- Dados los efectos perjudiciales que puede causar, los padres cuyos hijos tengan alguna enfermedad cardiaca o renal deben tener especial cuidado al usar este antiinflamatorio.

5- Si tu hijo experimenta síntomas adversos o complicaciones tras la ingesta de ibuprofeno, debes acudir al médico de inmediato donde le harán una serie de pruebas y le valorarán para ver si es necesario administrar algún tipo de tratamiento.

Lo normal es dejar al niño bajo observación un tiempo, aunque a veces se puede dar carbón activado en el plazo de 1 a 2 horas desde la ingesta para ayudar a disminuir la absorción del ibuprofeno.

Los pacientes sintomáticos y los que han ingerido más 400 mg / kg deben ser observados en un centro de atención médica durante un mínimo de 4 a 6 horas.

6- Si tu hijo solo tiene unas décimas de fiebre y se encuentra bien, no le des nada. Prueba primero con otras formas de bajar su temperatura como quitarle algo de ropa, darle un baño de agua tibia, ponerle un paño frío en la nuca o darle muchos líquidos. No corras a darle un medicamento cada vez que tenga un dolor o una molestia.

Acidosis

Definición:

Es un exceso de ácido en los líquidos del cuerpo, caracterizado por una mayor concentración de iones de hidrógeno en el líquido considerado. Puede producirse por ganancia de ácidos o pérdida de bases. Los principales tipos de acidosis son la acidosis respiratoria y la acidosis metabólica.

Síntomas:

Confusión Fatiga fácil Letargo Dificultad para respirar Somnolencia

Tratamiento:

El tratamiento variará según la enfermedad subyacente y estará orientado a tratarla. En ciertas circunstancias, se puede administrar bicarbonato de sodio para mejorar la acidez de la sangre.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/salud-infantil/riesgos-de-tomar-ibuprofeno-en-exceso-en-ninos-9133

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: