Rozaduras en niños en verano

Contents
  1. Tipos de ROZADURAS en BEBÉS y Cómo Curarlas
  2. 1. Dermatitis de contacto
  3. 2. Dermatitis alérgica
  4. 3. Dermatitis seborreica
  5. Consejos para prevenir y calmar las irritaciones de la piel en verano
  6. ¿Por qué se producen las irritaciones?
  7. Rozaduras y heridas
  8. Las temidas ampollas
  9. Rojeces
  10. Quemaduras
  11. Cómo evitar irritaciones
  12. 4 consejos para calmar irritaciones
  13. ¿Cómo cuidar los pies de los niños en verano?
  14. La importancia de cuidar los pies de los niños en verano
  15. Consejos básicos para cuidar los pies de los niños en verano
  16. Recomendaciones higiénicas en verano
  17. Recomendaciones en cuanto a calzado y accesorios de niños en verano
  18. Problemas comunes de los pies en verano
  19. Tratamiento de rozaduras y ampollas en los pies
  20. Remedios para la sudoración de los pies
  21. Consejos para suavizar los pies
  22. Tratamiento para los hongos de los pies
  23. Como evitar el dolor de pies de los niños
  24. Cuidados para los callos
  25. ¿Cómo elegir adecuadamente el calzado de verano para cuidar los pies de los niños?
  26. ¿Es bueno caminar descalzo?
  27. Cómo evitar rozaduras en los pies de los niños
  28. Controla la talla de los zapatos de niño
  29. Elige materiales nobles y que siempre lleven calcetines
  30. Favorece la transpiración
  31. Y productos de farmacia, claro
  32. La piel del bebé en verano: la sudamina
  33. La alteración de la piel más frecuente en verano: la sudamina
  34. ¿Cómo se trata?
  35. Es mejor prevenir
  36. ¿Y no será otra cosa?
  37. Autor/a
  38. Niños, verano y piscina: consecuencia para la piel y problemas en las manos
  39. 1. SOL: enemigo público nº1
  40. 2. SAL, CLORO Y DESHIDRATACIÓN
  41. 3. DACTILITIS DE LAS PISCINAS
  42. Pero tranquilos, no es más que el resultado fricción de los dedos de los más pequeños con el borde de la piscina, imagina que te pasas escalando toda la tarde con las manos húmedas ¿cómo se quedarían tus yemas? pues eso

Tipos de ROZADURAS en BEBÉS y Cómo Curarlas

Rozaduras en niños en verano

La piel de los bebés es muy delicada si se expone a cualquier factor externo, ya que es más delgada que la de los niños más mayores y la de los adultos. Esto hace que cualquier sustancia tanto buena como nociva penetre en la piel más fácilmente.

Es frecuente que los bebés tengan de vez en cuando alguna rozadura, sobre todo durante el verano. Estas rozaduras no dejan de ser heridas en la piel, y si empeoran y no se tratan, pueden llegar a provocar una infección.

En este artículo de paraBebés vamos a ver los tipos de rozaduras en bebés y cómo curarlas, cómo las podemos evitar en los recién nacidos, de qué forma se curan y se pueden aliviar estas molestas rozaduras y cuáles son los remedios caseros que son seguros de aplicar en la piel de los bebés.

Las rozaduras se pueden producir en cualquier parte del cuerpo, por ejemplo, por fricción con las prendas de ropa o en pliegues como el cuello, pero lo más habitual es que en los bebés aparezcan sobre todo en la zona del pañal, ya que esta zona sufre en mayor medida que las demás por diferentes motivos:

  • La humedad del sudor y de la orina.
  • El roce del propio pañal sobre la piel.
  • La irritación que puede producir las heces al contacto directo con la piel, en especial si tienen diarrea. Las deposiciones contienen unas enzimas que irritan.
  • La sensibilidad a productos químicos como los detergentes, jabones o suavizantes.
  • Si está en tratamiento con antibiótico tiene más posibilidades de desarrollar una candidiasis en la zona del pañal.
  • Durante la salida de los dientes se produce mayor cantidad de saliva, y parte de esta saliva se traga y llega hasta las cacas, haciendo que estas se vuelvan más irritantes.
  • Alergia a alguna sustancia de los productos usados sobre la piel de los bebés, como el perfume de las toallitas húmedas.

Estas rozaduras pueden ser leves, en el caso de que solamente haya un ligero enrojecimiento de la piel, o más graves si la piel no ha mantenido su integridad, es decir, que existen ampollas o heridas abiertas.

Ahora bien, en la piel de los pequeños podemos observar tres tipos de dermatitis:

1. Dermatitis de contacto

En la mayoría de los casos nos vamos a encontrar este tipo de dermatitis. Se produce por fricción directa entre la piel y el pañal, agravándose si se deja mucho tiempo sin cambiar el pañal sucio y húmedo o si el bebé tiene diarrea en ese momento.

2. Dermatitis alérgica

Es poco probable, pero puede suceder que el niño o la niña tenga alergia a algún componente de los productos para su higiene. Si esta dermatitis aparece de repente, debemos pensar si hemos utilizado algún producto por primera vez en su piel ese día o en los días previos.

3. Dermatitis seborreica

Este tipo de rozadura, principalmente, se observa en el cuero cabelludo, pero en ocasiones también en el área del pañal.

La mejor acción que podemos llevar a cabo los padres es la prevención en esta piel tan sensible. Para ello a continuación te proponemos una serie de consejos:

  • Higiene. La higiene es muy importante, hay que mantener la zona del pañal y los pliegues del cuerpo limpios y secos. Pero tampoco hay que obsesionarse, ya que un aseo excesivo puede hacer perder la protección natural de la piel y agravar aún más la situación.
  • Cambios del pañal frecuentes. Se debe cambiar el pañal cada poco tiempo (revisar cada 2-3 horas) para evitar en la medida de lo posible la humedad de la orina y secar muy bien antes de poner el pañal nuevo. Si se utilizan pañales de tela, estos deben estar muy bien enjuagados tras cada lavado, para eliminar cualquier resto de jabón que pudiera quedar.
  • No dejar demasiado apretado el pañal. La piel no respira y además puede que el pañal roce en exceso la piel.
  • Utilizar toallitas húmedas sin fragancia. Las fragancias a veces pueden provocar alergias, así que cuantos menos químicos contengan las toallitas, mejor.
  • Aplicar crema protectora. Existen en el mercado cremas protectoras para la zona del pañal de aplicación tras cada cambio del pañal. Con ellas se consigue crear una barrera protectora que hace que la piel quede más protegida ante la orina y las heces.

Las rozaduras producen una serie de molestias en los bebés, entre ellas enrojecimiento de la piel, irritación, inflamación, incomodidad, ardor e incluso dolor, por lo que es importante actuar rápidamente para que desaparezcan lo antes posible.

Si además aparecen ampollas, heridas abiertas o secreciones con pus, se deberá acudir al pediatra porque es posible que se necesite un tratamiento farmacológico.

Desde casa se pueden seguir estas pautas para que esas molestas rozaduras desaparezcan en un periodo corto de tiempo:

  • Que siempre esté limpio y seco. En cuanto notemos que ha humedecido el pañal, hay que cambiárselo, y posteriormente secar muy bien a toquecitos, sin frotar.
  • Se puede probar a cambiar la marca de los pañales. Quizás esa marca en concreto puede contener algún elemento que provoque una reacción en la piel del bebé.
  • Si puede estar sin pañal, mejor. El hecho de que el bebé esté sin pañal y tenga la piel al aire el mayor tiempo posible la hace respirar y no permite la humedad, los roces ni el sobrecalentamiento de la piel. Si se hace durante el verano se hace mucho más fácil, incluso sería conveniente que durmiera por las noches en la cuna sin el pañal, poniendo un buen protector del colchón. Si hace más frío y es imposible llevarlo a cabo, hay que procurar que entre los cambios de pañal se deje la piel al aire durante unos 5-10 minutos.
  • No utilizar toallitas húmedas de supermercado. Es preferible asearlo con agua, ya que así nos aseguramos de que no estamos utilizando alcohol ni químicos sobre su piel enrojecida.
  • Las cremas deben ser específicas para la piel de los bebés.
  • Lavar sus prendas de ropa separadas del resto de la ropa de la familia. Además, hay que utilizar un detergente para pieles sensibles (sin perfume) y no usar suavizante.
  • Mantener las uñas del bebé cortas, para que no pueda rozar ni rascar la rozadura. Aquí encontrarás cómo cortar las uñas a un bebé.

Las evidencias científicas nos dicen que la mayoría de los remedios que consideramos “caseros” no sirven para los problemas en la piel de los bebés, en especial si la integridad de la piel no está conservada.

Deben evitarse productos como el talco, las harinas como la de avena o la maicena porque fomentan las infecciones por el hongo Candida (candidiasis) y los aceites naturales tampoco son muy aconsejables porque aunque hidraten, no dejan respirar la piel.

Lo que sí que aporta muchos beneficios es la leche materna. Su consumo disminuye en gran medida el riesgo de infecciones, y además aplicando una pequeña cantidad de leche de la madre sobre la piel enrojecida (sin heridas abiertas) ha demostrado tener propiedades antibacterianas.

Si deseas utilizar algún remedio casero sobre las rozaduras de tu bebé, es preferible consultarlo previamente con el pediatra, para evitar males mayores.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de rozaduras en bebés y cómo curarlas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía

  • Asociación Española de Pediatría. (2015). Dermatitis del pañal.
  • Asociación Española de Pediatría. (2013). Guía práctica para padres desde el nacimiento hasta los 3 años.
  • Galán Bertrand, L.; (2018). Dermatitis del pañal.

Источник: https://www.parabebes.com/tipos-de-rozaduras-en-bebes-y-como-curarlas-4650.html

Consejos para prevenir y calmar las irritaciones de la piel en verano

Rozaduras en niños en verano

Por fin llegó el verano y con él al aumento de horas de luz, la práctica de deportes al aire libre, los baños en la playa y en la piscina, todas ellas, actividades que aumentan nuestra serotonina y nos ayudan a estar más felices, pero también en esta esperada estación se producen las temidas irritaciones en la piel. Al quitarnos la ropa nuestra piel hace de barrera protectora y al ser un órgano tan sensible se pueden producir irritaciones cuando nos bronceamos tomando el sol, hacemos deporte o nos bañamos en el mar o en la piscina.

¿Quién no ha tenido la piel irritada por unos u otros motivos o incluso quemaduras? En este post os contamos cómo prevenirlas, aliviarlas y tratarlas. ¡Toma nota!

¿Por qué se producen las irritaciones?

Resulta curioso comprobar que nuestra piel puede irritarse a veces por fricción, picaduras etc y otras sin que sepamos muy bien por qué. Una irritación es una inflamación de la piel con enrojecimiento, picor o dolor. También puede darse por la propia sequedad de la piel, lo que produce tirantez y malestar.

Las pieles sensibles y las de los bebés son las más propensas a irritarse, por eso hay que extremar la atención de factores externos que puedan dañar la piel como el cloro, las picaduras de insectos, la exposición al sol, pipí, heces, etc…Nada mejor que un Bálsamo Orgánico para cambio de pañal para aliviar y calmar la piel de tu bebé.

Rozaduras y heridas

Una rozadura es una herida superficial de la piel, en que hay desprendimiento de la epidermis y de alguna porción de la dermis. Aparecen cuando algo externo roza nuestra piel (ropa, calzado, elástico del pañal, etc).

Nuestros pies son los más perjudicados en cuanto a rozaduras se refiere por lo que requieren un cuidado especial, sobre todo si los estamos forzando a algo a lo que no están acostumbrados como unos zapatos nuevos, una larga caminata o un deporte que no solemos practicar.

También suelen aparecer con frecuencia en la cara interna de los muslos, las axilas y los pezones. Una crema suave específica para pezones ayudará a aliviar estas incómodas irritaciones. Llevar ropa cómoda y transpirable nos ayudará a evitar que aparezcan.

Otra de las rozaduras más comunes son las rozaduras deportivas y pueden manifestarse de diferentes formas como abrasiones, erosiones, ampollas, callos, uñas encarnadas y otras más particulares al estar estrechamente vinculadas a ciertas actividades físicas.

Utiliza ropa que transpire y zapatillas adecuadas a la actividad que practiques para minimizar riesgos.

Las temidas ampollas

Si el roce de la zona continúa, lo habitual es que se forme una ampolla, es decir, que se inflame y llene de líquido, un mecanismo de defensa del cuerpo para proteger la piel y acelerar la recuperación.

En el caso de los corredores, es más frecuente sufrir rozaduras y ampollas en los pies, ya que con el ejercicio aumentan la sudoración y la humedad y, por tanto, la piel se reblandece y es más propensa a sufrir roces con los calcetines si estos no son del material adecuado.

Rojeces

Las rojeces aparecen con más frecuencia en personas que tienen un cutis sensible, piel clara y fina.

En la piel de los más pequeños de la casa también pueden aparecer rojeces, por eso es tan importante usar cremas específicas como la gama de cuidado del bebé de Green People y prendas que cuiden su delicada piel, como la ropa de algodón orgánica de Organic Zoo, que además de sus divertidos diseños, cuidará la piel de tu bebé como ninguna.

Conviene evitar los cambios bruscos de temperatura y utilizar cremas específicas que calmen e hidraten, como la Crema facial fluida de Rosa de mosqueta y Caléndula 

Quemaduras

Para las quemaduras leves lo primero que hay que hacer es enfriar la zona con agua fresca. Después, hidratar mucho la zona con cremas regeneradoras varias veces al día ayudará a que la quemadura vaya calmando y la piel regenerándose.  La manteca de Karité y el aceite de Rosa de Mosqueta, te ayudarán a que la cicatriz poco a poco, vaya desapareciendo.

Y para evitar quemarse por el sol protegerse adecuadamente con un protector solar de protección alta. Por supuesto, en casos de quemaduras más graves acudir a un médico lo antes posible.

Cómo evitar irritaciones

*Evitar la exfoliación demasiado intensa en verano

*Proteger tu piel del sol adecuadamente

*Beber mucha agua para mantener la piel hidratada

*Cambios bruscos de temperatura con el aire acondicionado por ejemplo.

*Al sudar por la humedad y la fricción  pueden aparecer rozaduras y otras irritaciones.

*No usar tejidos sintéticos en ropa y zapatos que no dejan transpirar

*Ducharse siempre tras estar expuestos al cloro de las piscinas o tras bañarse en el mar.

4 consejos para calmar irritaciones

  1. Utiliza protección solar siempre que vayas a exponerte al sol, y renueva la aplicación frecuentemente. De esta forma evitarás las quemaduras y cuidarás y protegerás tu piel. El protector solar de Anthyllis protegerá tu piel y la de los más pequeños de la casa.

    Además estarás protegiendo también los ecosistemas marinos ya que ha obtenido el nivel máximo de compatibilidad marina.

  2. Elige productos con aloe vera ya que tiene propiedades calmantes y curativas.

    Las tiritas biodegradables de bambú de aloe vera aliviarán quemaduras, ampollas y abrasiones, dejan transpirar tu piel y son totalmente naturales y ecológicas.
    Y si puedes hazte con una planta de aloe en tu casa, te será de gran ayuda en multitud de ocasiones.

  3. Los aceites vegetales ecológicos te serán de gran ayuda si quieres calmar, nutrir y regenerar intensamente tu piel.
    El aceite vegetal de argán orgánico que aporta nutrición y regeneración, y una piel elástica, flexible y brillante.

    El aceite vegetal de rosa de mosqueta bio mejorará el aspecto de tus cicatrices.
    El aceite vegetal de caléndula bio y sus magníficas propiedades calmantes cuidará de las pieles más sensibles.

  4. Evita cosméticos irritantes que lleven tóxicos en su composición y pásate a las cremas naturales y ecológicas. Si llevan manteca de karité en su composición (como la Manteca corporal piel seca y sensible) estarás nutriendo y regenerando tu piel, ya que es una de las más potentes regeneradoras y con una maravillosa fuente de propiedades.

¿Has tomado nota?

Disfruta de esta esperada estación y de tus merecidas vacaciones ¡sin que las irritaciones y rozaduras te amarguen el verano!

Источник: https://www.biologikalorganic.es/consejos-para-prevenir-y-calmar-las-irritaciones-de-la-piel-en-verano/

¿Cómo cuidar los pies de los niños en verano?

Rozaduras en niños en verano

Salud

Cuidar los pies de los niños con la llegada del calor se hace totalmente indispensable. Las altas temperaturas pueden provocar algún problema en la salud de los pies.

Y en el caso de los niños, el cuidado de los pies es mucho más importante ya que ellos se mantienen mucho más activos a pesar del calor.

Siempre están realizando actividades físicas y sus pies se pueden resentir en caso de no llevar a cabo unos cuidados básicos necesarios.

Igual que en verano se necesitan prendas ligeras con las que no pasar calor y no sudar, los pies de los niños también necesitan un calzado así. Además, será importante seguir una serie de pautas o recomendaciones higiénicas para evitar posibles molestias o problemas futuros.

La importancia de cuidar los pies de los niños en verano

Tras llevar los pies tapados durante todo el invierno, llega la primavera y con la subida de las temperaturas, pasamos de llevar un calzado cerrado a llevar uno abierto. Además, empezamos a prescindir de los calcetines por lo que nuestros pies y los de nuestros hijos, están mucho más expuestos y esto puede repercutir en su salud.

En el caso de los niños, además del cambio en los hábitos, hemos de tener en cuenta el rápido crecimiento de sus pies.

Vigila que el calzado sea el adecuado, sobre todo con respecto a la talla.

Intentar apurar unas sandalias de un año para otro y que le queden justas, por ejemplo, puede provocar algún problema más allá de la incomodidad de llevar un zapato que no corresponde exactamente a la talla.

Consejos básicos para cuidar los pies de los niños en verano

Para mantener la buena salud de los pies de los niños en verano, basta con seguir una serie de consejos y vigilar la aparición de posibles ampollas u hongos en la piel para acudir a un especialista en su caso. Además, son unos hábitos muy sencillos que puedes ir inculcando a tus hijos de manera paulatina para que, poco a poco, comprendan la importancia de estos.

Consejos para cuidar los pies de los niños

Recomendaciones higiénicas en verano

  1. Lavar los pies a diario. Es importante mantener los pies limpios, sobre todo después del ejercicio físico. Lávaselos con jabones suaves y después, acláralos bien para que no queden restos. Después, sécalos con cuidado y sin olvidarse la parte entre los dedos.
  2. Mantener en lo posible los pies secos. Los niños se pasan el día jugando en la piscina y la playa y puede resultar algo complicado pero, estando pendiente de secarles los pies cuando salgan del agua, conseguirás evitar muchos problemas en la piel.

    Hay que prestar especial atención a la zona que hay entre los dedos.

  3. Una buena hidratación. Igual que cuidas tus pies, los de tus hijos también necesitan ese aporte extra de hidratación en verano. Masajéaselos tras lavarlos con una crema hidratante hasta que se absorba por completo.

    Si le sudan mucho los pies, puedes aplicarles talco líquido.

  4. Tras un día en la playa. Lávales los pies lo antes posible con agua limpia para quitar los restos de arena ya que, con el roce del zapato podrían provocarles erosiones en la piel y rozaduras.

  5. Evita que caminen descalzos por agua estancada. Procura que utilicen chanclas en las duchas públicas o piscinas y evita así el contagio por hongos.
  6. Vigila las uñas. Es importante que lleven las uñas de los pies cortas.

    Para ello, córtaselas de manera recta y sin apurar en exceso para que no se les encarnen y les provoquen molestias.

  7. En caso de durezas o callos. Acudir siempre a un podólogo para tratarlos ya que se pueden formar ampollas sobre la dureza debido al calor y el roce con el calzado.

Además de estos sencillos hábitos en cuanto a la higiene de los pies, te proponemos unas recomendaciones a seguir en cuanto al calzado y los accesorios más adecuados para los pies de los niños durante el verano.

Recomendaciones en cuanto a calzado y accesorios de niños en verano

Elige correctamente el calzado para cuidar los pies de los niños

Procura calzarlos con zapato abiertos para que el pie respire. Es muy importante vestir sus pies con sandalias o guarachsa para que vayan frescos y cómodos, como las que te ofrecen Naturino, Clarys o Biomecanics.

Sandalias cerradas de Naturino

Si tienen que llevar zapatos cerrados, que los lleven siempre con calcetines. Es totalmente recomendable utilizar calcetines de algodón natural o fibras especiales que transpiren para evitar la acumulación de humedad. 

Las zapatillas de lona son un buen aliado para el verano, pero tienen que estar fabricadas con algodón natural, como las que fabrican en Natural World, Converse o Superga donde utilizan materiales totalmente naturales que dejan traspirar el pie y con suelas de caucho que no retienen el calor.

Elige adecuadamente el calzado de agua para la playa y la piscina. Nike nos ofrece sandalias de neopreno, Zaxy cangrejeras y Havaianas chanclas, todos ellas diseñadas especialmente para el contacto con el agua.

Los zuecos Crocs, tienen la versatilidad de poder utilizarlos como zapatilla de casa en verano, gracias a la planta ergonómica y a los materiales naturales.

En este post, descubriréis cual es el mejor calzado de agua para los niños y las ventajas de cada uno.

La planta del zapato que sea de piel o, en su defecto, de algodón natural transpirable.

Problemas comunes de los pies en verano

Aunque los pies son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, solemos descuidarlos y no les prestamos mucha atención. Esto ocurre sobre todo en el caso de los niños.

Los problemas de pies más comunes que suelen surgir durante el verano son los siguientes:

  • Rozaduras y ampollas por fricción del calzado. Ya sea por un material de baja calidad o una mala elección de la talla.
  • La aparición de callos por compresión en la planta del pie y los dedos o por sobrecarga.
  • Exceso de sudoración provocado por un calzado confeccionado con materiales de poca calidad o por no llevar calcetines.
  • Sequedad excesiva de la piel ya que al exponer los pies al aire libre y los cambios de temperatura, se secan y se agrietan. Sobre todo, en la zona del talón.
  • Infecciones de hongos por contacto de la piel y las uñas en superficies húmedas de zonas públicas.
  • Dolor en la planta por suelas muy planas o ausencia de sujeción.

Por suerte, siguiendo unas sencillas pautas y hábitos cotidianos, podremos prevenirlos y nuestros hijos podrán disfrutar del verano como se merecen. No obstante, si aún así surgiera algún problema, aquí te proponemos una serie de tips para que puedas solucionar los diferentes problemas de los pies de los niños en verano:

Tratamiento de rozaduras y ampollas en los pies

  • Procura curar y desinfectar bien las rozaduras.
  • Cúbrelas con alguna tirita o apósitos cicatrizantes que ayudarán a proteger la ampolla y acelerarán su curación.
  • Evita el calzado que le provocó la rozadura durante unos días.
  • Intenta llevar la zona afectada al aire.
  • Si tiene que llevar zapato cerrado, ponle calcetines o pikys.

Remedios para la sudoración de los pies

Lo principal es utilizar un calzado abierto y de buena calidad para que el pie traspire correctamente. Así evitaremos la acumulación de humedad. Si van a llevar zapato cerrado, deberás ponerles siempre unos calcetines o pikys. Además, se pueden aplicar productos como el talco líquido o los desodorantes especiales para pies.

Consejos para suavizar los pies

Sumerge sus pies en agua tibia con vinagre durante unos diez minutos y después de secarlos concienzudamente, aplícales un bálsamo hidratante hasta que se absorba. Incide en la zona del talón.

Tratamiento para los hongos de los pies

El tratamiento de los hongos de los pies tiene su base en la correcta higiene del pie.

Para ello, lávales los pies a diario con agua y un jabón suave y cámbiales varias veces al día de calcetines y calzado para mantener el pie lo más seco posible.

El pediatra determinará si necesita algún tipo de tratamiento médico como polvos antifúnguicos o cremas. Si la infección es muy extensa, se aplicará un tratamiento oral.

Como evitar el dolor de pies de los niños

Un calzado totalmente plano y sin refuerzos puede provocar dolor en la planta del pie de los niños. Procura utilizar calzado con plantas anatómicas. Y una buena sujeción para evitar esas molestias que puedan tener nuestros hijos al caminar.

Cuidados para los callos

En el caso de durezas y callos, lo que te recomendamos es que vayas a un especialista. El podólogo sabrá tratar estos problemas y te dará las pautas necesarias para evitarlos en un futuro.

Además de todas estas soluciones para los problemas más comunes de los pies durante el verano, podrás encontrar más soluciones para el cuidado de los pies en un post anterior de nuestro blog, donde te las explicamos más detalladamente.

¿Cómo elegir adecuadamente el calzado de verano para cuidar los pies de los niños?

El calzado de verano suele ser más ligero y abierto que el que utilizamos en invierno. Muchas veces, sin darnos cuenta, descuidamos la elección de un buen calzado para las épocas de más calor y esto puede favorecer la aparición de ampollas, la excesiva sudoración o la sequedad de los pies. Algunos consejos que nos ayudarán a elegir bien el calzado son:

  • Es importante cambiarles los zapatos a lo largo del día para evitar la aparición de ampollas. Sobre todo cuando los zapatos son nuevos.
  • Comprar el calzado a última hora de la tarde, que es cuando el pie está dilatado.
  • El calzado debe favorecer la transpiración para evitar el exceso de sudoración.
  • Aplicar un poco de crema de manos en el interior del zapato antes de estrenarlo. Esto hará que la piel se reblandezca evitando las rozaduras.
  • Adecuar el calzado a la actividad que se vaya a realizar.
  • Las sandalias deben llevar algún sistema de sujeción al pie. Los velcros y hebillas evitarán esguinces y torceduras de tobillo.
  • No abusar de las chanclas ya que pueden provocar problemas por falta de sujeción y acumulación excesiva de humedad.

¿Es bueno caminar descalzo?

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, los expertos en podología indican que se debe dejar caminar descalzos a los niños a ratos sobre la arena o el césped mojado. Siempre y cuando no tengan los pies planos o necesiten platillas. Andar descalzo aporta numerosos beneficios:

– Favorece la circulación de la sangre.

– El niño mejora su equilibrio.

– Se estimulan las terminaciones nerviosas de los pies.

– El tobillo tiene mayor libertad.

Esta práctica puede resultar muy beneficiosa para la salud de los pies de losniños. Pero siempre y cuando se lleve a cabo sobre la superficie adecuada.

Evita las calles asfaltadas, las superficies demasiado calientes o los suelos húmedos como los de las piscinas o las duchas públicas.

Por supuesto, si los niños caminan descalzos, el cuidado de los pies deberá ser más estricto.

Con los zapatos Naturino, gracias al 'efecto arena' cada vez que lleven en sus pies uno de sus zapatos será como caminar descalzo sobre la arena. Este efecto se debe a un soporte blando que recrea la sensación de caminar sobre la arena descalzo. Esto favorece el desarrollo natural del niño.

Si te da miedo que tus hijos se puedan resfriar por ir descalzos, puedes utilizar los calcetines casa con suela de caucho natural antideslizante. Sirven tanto para verano como para invierno, como los de Collegien.

Ten en cuenta todos estos consejos para cuidar los pies de los niños en verano. Así evitarás los posibles problemas de salud en los pies de los niños. Ya sabes que en Calzados Carrilé mimamos los pies de los niños con mucho cariño. Aparte de ofrecer los mejores zapatos infantiles para ellos.

Источник: https://www.carrile.es/blog/salud/como-cuidar-los-pies-de-los-ninos-en-verano/

Cómo evitar rozaduras en los pies de los niños

Rozaduras en niños en verano

Las rozaduras en los pies de los niños se han de evitar siempre. Durante todas las estaciones del año.

Pero, como es lógico y no se te puede escapar, en verano las temidas rozaduras, llagas e incluso hongos están a la orden del día.

Hasta cierto punto no deja de ser lógico. Zapatos de verano de mala calidad, con plásticos no aptos; ir descalzos en zonas comunes tanto en piscina como en duchas… y un montón de factores más que pueden arruinar el verano de los peques. Al menos por unos días.

¿Qué te parece si desde este post te damos unos trucos para evitar esas temidas rozaduras? Venga. Vamos a ello.

Controla la talla de los zapatos de niño

¿Has oído hablar o te han contado aquello de que los niños pegan el estirón en verano?

Pues no sabemos muy bien por qué pero parece que es cierto.

Al menos por lo que respecta a sus pies.

Resulta que ya no tienen la misma talla que estaban utilizando en primavera. Nada. Hace un par de meses.

Y resulta que no será la misma que vayan a utilizar en septiembre. Nada. Un par de meses más.

¿Qué nos toca? Comprar zapatos de niño. Qué se le va a hacer.

Porque ya sabes que las rozaduras pueden venir bien porque el zapato esté muy ajustado o bien porque el pie le baile.

Nunca hay que caer en el error de comprarle algunas tallas más esperando el estirón (a veces no llega pero sí llegan las rozaduras).

Tampoco es conveniente que los zapatos que lleven sean de segunda mano.

Ni siquiera heredados de sus hermanos o hermanas porque el calzado infantil tiene la mala costumbre de adaptarse a la forma del pie de su primer propietario.

Qué le vamos a hacer. Así es.

Elige materiales nobles y que siempre lleven calcetines

Esto es fácil y difícil

Fácil lo de que llevan zapatos siempre con materiales nobles. Por materiales nobles nos referimos a la piel.

En caso de comprar cangrejeras, que están muy de moda, que el plástico sea de mucha calidad. Y en cuanto acaben de bañarse en mar o piscina se las quitas y les pones unas buenas zapatillas deportivas. Para que corran, salten o brinquen.

Lo de lo difícil viene por lo de los calcetines. Seguro que si les dices que han de ir con calcetines te ponen mala cara.

Y que no te cojan un berrinche.

Es casi imposible que se los pongan pero es cierto que es lo mejor para evitar esas rozaduras tan molestas en sus pies.

Habrá que negociar con ellos.

Que no se los pongan cuando se vayan con sus amigos a la piscina o a la playa pero has de procurar que sí los lleven en caso de que empiecen a jugar un partido de fútbol, baloncesto o cualquier otro deporte. ¿Estamos?

Es difícil pero seguro que lo vas a conseguir.

Favorece la transpiración

Favorece la transpiración de los pies o evita la excesiva sudoración. Da igual como quieras llamarlo.

Para eso también los calcetines son importantes pero la calidad del zapato es primordial.

Si quieres evitar llagas y rozaduras, zapatos que dejen entrar el aire y siempre de piel.

Cuando se acaben de bañar hay que secarles muy bien los pies. No sólo para evitar las llagas. En este punto es cuando pueden aparecer los hongos.

Hablando de hongos. Si no van descalzos, mucho mejor.

Las piscinas públicas son un foco de hongos. Sobre todo en la zona de las duchas. Ponles cangrejeras o cualquier otro tipo de zapato de goma.

Recuerda que los zapatos de goma sólo son aptos para el baño. En cuanto se acabe el baño, a cambiar zapatos.

Y productos de farmacia, claro

Pues no. No está de más que vayas a tu farmacia de confianza y le pidas una crema protectora para los pies de los niños. (De paso te compras una para ti)

Nosotras hemos descubierto esta: https://farmalista.es/sudor-de-pies-en-ninos-akileine-kids/. Échale un vistazo. Pero como no somos especialistas en esto de la farmacia nuestro primer consejo es que, o bien acudas a tu farmacia de confianza, o a tu pediatra. Con la salud de nuestros hijos no se juega, ¿verdad?

Los productos farmacéuticos son buenos. Igual que las cremas protectoras contra el sol o las cremas de las manos. Pero debemos elegir siempre lo mejor.

Pues bien. Estos son los trucos que queríamos compartir contigo para evitar que a tu peque le salgan llagas, rozaduras o rojeces de algún tipo en los pies. Siempre hay que tener cuidado con esto. Nos referimos que en cualquier época del año pueden aparecer. Pero especialmente el verano. No hace falta que repitamos los por qué.

¿Ha tenido llagas tu hijo? ¿Por qué le han salido? ¿Cómo lo has solucionado? Danos tus opiniones en la sección de comentarios que verás un poco más abajo.

Y si te ha gustado lo que te hemos contado, ¿qué tal si lo compartes con todos tus contactos? Empieza a darle al botón de las redes sociales.

¡Gracias por tu comentario!
Tu comentario será visible una vez sea aprobado por el administrador.

Источник: https://www.loszapatitosdealba.com/blog/evitar-rozaduras-pies-ninos

La piel del bebé en verano: la sudamina

Rozaduras en niños en verano

Granitos, rojeces, pupitas de todo tipo en la delicada y suave piel del bebé. ¿Será alguna alergia? ¿Será el protector solar? ¿Me habré equivocado con el repelente? ¿Será el nuevo jabón? ¿O tal vez el suavizante?

Probablemente nada de eso. O todo a la vez. Porque la sensible piel del bebé reacciona fácilmente ante cualquier ataque. La piel es la barrera natural de nuestro organismo y en verano está expuesta a más agresiones. El calor, el sudor, las cremas, el roce de los pañales y la ropa pueden predisponer a que esté irritable y pique, haciéndose vulnerable a las infecciones.

La alteración de la piel más frecuente en verano: la sudamina

La alteración de la piel más frecuente en verano en los niños pequeños es la sudamina.

La sudamina o miliaria aparece sobre todo en recién nacidos y menores de un año que no tienen porqué tener ningún problema previo en la piel.

No son niños/as atópicos/as, no han tenido costra láctea, ni siquiera precisan cremas para la zona del pañal. La causa es la obstrucción de las glándulas que producen el sudor, las glándulas sudoríparas.

Lo habitual es que se presente cuando hace más calor, pero no sucede solo en verano, porque a veces en invierno los abrigamos más de la cuenta o están en ambientes demasiado caldeados y también pueden sudar. Al obstruirse las glándulas se verán como granitos que suelen ser rojos con una punta blanquecina y pequeños, como la cabeza de un alfiler, muy abundantes, cubriendo una superficie más o menos amplia.

Pueden afectar a cualquier parte del cuerpo, pero es más frecuente en las zonas donde hay más glándulas sudoríparas: la cara, sobre todo la frente; el cuello y  el tronco, tanto pecho como espalda.

¿Cómo se trata?

La sudamina es benigna y tiende a desaparecer sola. No precisa ningún tratamiento especial. Una vez que ha aparecido basta con mantener la higiene habitual y evitar el uso de productos que pueden aumentar la obstrucción de las glándulas sudoríparas, como las cremas muy espesas.

Después del baño diario se puede aplicar un aceite o una loción para el cuerpo ligera y fluida. Los polvos de talco pueden empeorar la obstrucción y no se recomiendan.

Si pica mucho y el niño se rasca, la irritación empeora y puede incluso haber infección por el rascado. En estos casos es conveniente consultar con el/la pediatra para valorar si precisa algún tratamiento más enérgico, como un corticoide suave o incluso un antibiótico si ya hay infección. 

Es mejor prevenir

Prevenir la sudoración excesiva es la primera medida. Hay que procurar no abrigar demasiado al bebé y si notamos la piel húmeda y caliente es el momento de quitar alguna capa.

En verano no hay ningún inconveniente en poner el ventilador si hace mucho calor o incluso el aire acondicionado, que también contribuye a disminuir la humedad ambiental. Lo único importante es no ponerlo a una temperatura muy baja, para que no paséis frío.

A menudo marcando como temperatura 26-27ºC es suficiente para que todos estéis confortables.

A veces con humor se entiende mejor…

Evitar en lo posible la ropa ajustada con especial cuidado de la zona del pañal y elegir tejidos frescos y suaves como el algodón. A veces, cambiar de marca de pañal ayuda a ir rotando las áreas donde contactan los pliegues y que no se produzcan rozaduras. Dejar la zona del pañal al aire siempre que sea posible también ayuda.

La higiene es fundamental mediante el baño diario, pero podemos bañarlo más a menudo si es necesario. Tras el baño se puede aplicar un aceite o una crema hidratante ligera.

¿Y no será otra cosa?

La mayor preocupación de la familia cuando el bebé tiene granitos o manchitas es que tenga algo grave, una infección o una alergia, por ejemplo.

En el caso de la sudamina es fácil distinguirla de un exantema infeccioso. En los procesos infecciosos el niño o niña habitualmente tiene fiebre cuando aparecen las manchas o los granitos mientras que en la sudamina el bebé está completamente normal. Como mucho algo irritable debido al calor, pero mejorará inmediatamente en cuanto se refresque un poco. 

Descubre cómo hacer que los primeros baños en la piscina y la playa sean seguros y divertidos para tu peque, con el Seminario Online «Los primeros baños del verano»

Las alergias también se diferencian fácilmente porque las manchas que se producen en una reacción alérgica son más grandes, elevan un poco la piel de alrededor y no tienen la punta blanquecina típica de la obstrucción de la glándula. Además suelen picar mucho y sobre todo se relacionan con alguna causa fácilmente identificable cómo la introducción de un alimento nuevo en la dieta.

Aunque la sudamina puede ser muy llamativa, generalmente es poco molesta y tenderá a mejorar rápidamente con medidas sencillas. Lo más importante es prevenir, evitando que el bebé pase calor.

Autor/a

Источник: https://www.criarconsentidocomun.com/la-piel-del-bebe-en-verano-la-sudamina/

Niños, verano y piscina: consecuencia para la piel y problemas en las manos

Rozaduras en niños en verano

Llega el verano y los pequeños deportistas se transforman en verdaderos renacuajos.

Pero en verano debemos ser más precarios que nunca con el cuidado y la protección de la piel.

1. SOL: enemigo público nº1

Empezaremos por lo básico: uso de protector solar.

Si a muchos adultos les cuesta ser conscientes de la importancia de proteger su piel delos rayos UV del sol, con los niños es mucho peor. Además los pequeños suelen pasar muchas más horas en el agua por lo que la sensación de quemazón/ardor de la piel no existe hasta que es demasiado tarde.

Como todos nos lo sabemos, hacemos un resumen:

– Evitar la exposición al sol entre las 12 y las 16 horas.- Uso de una crema solar con el factor de protección (FPS) debe ser el máximo posible (igual o mayor a 50). Da igual lo morenito/a que sea el renacuajo, debe usar un factor de protección elevado importante además que la crema escogida proteja de un espectro amplio tanto UVA como UVB.- Echarles el protector ANTES de que comience la exposición al sol (media hora antes si usas filtros químicos y justo antes de la exposición con filtros físicos) Prevalece la elección de filtros físicos son más saludables para nosotros y el medio ambiente.- REPETIR la aplicación cada 2 horas.- No usar el protector solar del año anterior, puede que lleve abierto más de 12 meses y que no sea tan efectivo o que te pueda dar algún tipo dereacción dermatológica, especialmente aquellos con filtros químicos.

2. SAL, CLORO Y DESHIDRATACIÓN

Pasar muchas horas a remojo provoca la deshidratación de nuestra piel. El sudor, el sol, el agua salada del mar y el cloro de la piscina agreden nuestra piel y aceleran su deshidratación. 

Es importante tanto el uso de cremas hidratantes y aftersun, como controlar que los pequeños nadadores beban los suficientes líquidos.

Por último, evitar las duchas muy calientes y utilizar jabones poco agresivos (evitar sulfatos) y con de pH 5.5, mas compatible con la piel. Este año es más importante que nunca porque vamos el hidrogel en el bolsillo para evitar contagios y prevenir que esas manitas vayan tocando todo sin protección, pero esto provoca piel más deshidrata y expuesta a otras agresiones.

Deberíamos acostumbrarnos a combinar el uso de gel hidroalcohólico con la aplicación diaria de crema de manos para mantener la piel de los niños, y la nuestra, es buenas condiciones y evitar la aparición de grietas y piel escamada.

Y te preguntarás, ok todo esto lo sé, ¿es necesario un post específico sobre esto? La respuesta es sí, nunca está demás recordar esta información básica pero es que es el caldo de cultivo perfecto para la aparición de otro tipo de lesiones dermatológicas propias del verano.

3. DACTILITIS DE LAS PISCINAS

Aunque es una lesión pequeña es muy molesta y suele desembocar cada verano en numerosas visitas al pediatra. ¿Síntomas? Yemas de los dedos enrojecidas e hinchadas.

Pero tranquilos, no es más que el resultado fricción de los dedos de los más pequeños con el borde de la piscina, imagina que te pasas escalando toda la tarde con las manos húmedas ¿cómo se quedarían tus yemas? pues eso

Se produce cuando los dedos reblandecidos con piel de “garbanzo” por el agua se agarran al borde abrasivo de la piscina para descansar de forma repetida. Al final tenemos una rozadura dolorosa y molesta en las yemas de los dedos.

¿Remedio? Un día de descanso de piscina (o al menos menos tiempo), hidratación a tope y el uso de antifricciones resistentes al agua harán que los renacuajos puedan seguir disfrutando del verano sin perder los dedos por el camino. El tema de las rodillas ya… lo dejamos a su habilidad con la bici y los saltos.

Es importante huir de vaselinas o productos derivados del petróleo, los más pequeños suelen llevarse a la boca las manos más de lo que deberían, por lo que debemos usar cremas o bálsamos naturales con lanolina y cera de abejas que sean absorbidos por la piel. El efecto protector de estos bálsamos es más duradero en el tiempo ya que trabajan de forma interna en la piel para hacerla más resistente al roce o la fricción.

Desde Najara os recomendamos nuestro bálsamo neutro, sin aceites esenciales para las pieles más delicadas y de los más pequeños. Tiene una triple acción:

Proteger de la fricción y el roce gracias a ingredientes como la cera de abejas y la lanolina.- Hidratar profundamente la piel y proteger de la deshidratación: gracias al aceite de oliva y pepita de uva.- Cuenta con sustancias antiinflamatorias que ayudan a reducir la sensación de irritación.

Llevar nuestro bálsamo neutro es un seguro: es un remedio eficaz para evitar rozaduras de chanclas y proteger los tobillos de los más pequeños, pero sobre todo porque te servirá para aliviar las pequeñas picaduras típicas de esta época gracias a sus ingredientes antiinflamatorios como la caléndula y la manzanilla.

Источник: https://najarabiocosmetics.com/blogs/lapieldeldeportista/ninos-verano-y-piscina-consecuencia-para-la-piel-y-problemas-en-las-manos

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: