¡¡salvemos al planeta!

Juntos, salvemos el planeta

¡¡salvemos al planeta!

Todos podemos tomar pequeñas pero importantes medidas para disminuir nuestra huella ecológica en el planeta, además de ayudar a combatir el cambio climático. Aquí algunas ideas de lo que puedes hacer en casa o en el trabajo. Por favor, únete a esta lucha y ¡pon de tu parte!

El 80% de las tintorerías en Estados Unidos utilizan percloroetileno, un solvente que se ha vinculado con el cáncer, el daño al sistema nervioso y la alteración hormonal. Busca tintorerías o alternativas profesionales de lavado “más verdes” en tu área.

Si tu lavadora puede ser configurada para elegir la cantidad de ropa que vas a lavar, elige la opción más baja: tu lavadora utilizará menos agua y tu ropa quedará igual de limpia. También, usar agua fría puede ahorrar hasta un 80% de la energía requerida para lavar la ropa.

Utiliza menos agua caliente. Lavar la ropa en agua fría o tibia en lugar de caliente puede ahorrar hasta 500 libras de dióxido de carbono por año.

La lavadora promedio utiliza aproximadamente 41 galones (155 litros) de agua por carga, mientras que los modelos más nuevos y de alta eficiencia usan menos de 28 galones (105 litros) de agua por carga.

Tan solo el 10% de la energía utilizada por una bombilla incandescente es para generar luz; el resto se desprende como calor. Las lámparas fluorescentes compactas (CFL, por sus siglas en inglés) son hasta 4 veces más eficientes que las incandescentes.

Reemplazar una bombilla incandescente por una lámpara fluorescente compacta puede ahorrar alrededor de 150 libras de dióxido de carbono por año. Las CFL producen la misma cantidad de luz, usan 1/3 de la electricidad y duran hasta 10 veces más.

La iluminación artificial representa el 44% del consumo de electricidad en edificios de oficinas. Apaga las luces al salir de cualquier habitación y utiliza luz natural cuando puedas.

No desperdicies alimentos

En Norteamérica, las frutas y verduras viajan un promedio de 1,500 millas (2,400 km) antes de llegar a tu plato. Al comprar alimentos frescos y locales evitas que recorran largas distancias y ayudas a que conserven el sabor y los nutrientes.

Actualmente se desperdicia un tercio de toda la comida que se produce en el mundo.

Eso equivale a unas 1,300 millones de toneladas de frutas, verduras, carne, lácteos, mariscos y granos que se malogran en la granja, se pierden, se estropean durante la distribución o se tiran en los supermercados, restaurantes y en las cocinas de los hogares. También es suficiente alimento como para alimentar, varias veces, a todas las personas con problemas de desnutrición en el mundo. 

Para evitar el desperdicio, planea con anticipación y compra solo lo que necesites, usa tu congelador para que tus alimentos permanezcan en buen estado por mucho más tiempo, utiliza los ingredientes que ya tengas en casa y sé creativo con lo que te sobre.

Un grifo que gotea y llena una taza de café en 10 minutos desperdiciará aproximadamente 3,000 galones (11,300 litros) de agua por año.

Las ventanas mal selladas pueden representar hasta el 25% de la pérdida total de calor de una casa.

Elige pinturas poco tóxicas que sean bajas en compuestos orgánicos volátiles o COV, los cuales pueden irritar los pulmones y causar reacciones alérgicas. También existen pinturas disponibles sin COV.

Si usas madera maciza para un proyecto, selecciona los productos con la etiqueta del Forest Stewardship Council (FSC), que certifica que la madera se cultivó y manejó de manera responsable. O busca productos de madera rescatada en tiendas locales de materiales usados para la construcción.

Recicla todo lo que puedas

El poliestireno (espuma de poliestireno) es difícil de reciclar ya que no se puede convertir en un nuevo poliestireno de alta calidad y las plantas de reciclaje son poco comunes.

Reciclar una tonelada de papel ahorra 7,000 galones (26,400 litros) de agua, 3 yardas cúbicas de espacio de relleno sanitario y 4,100 kilovatios-hora de electricidad.

Reutiliza los contenedores y reduce los residuos. El almuerzo escolar promedio de un niño genera 67 libras de desperdicios en un año.

Cuando se desechan en los vertederos municipales, las baterías pueden causar graves daños a la salud y al medio ambiente. Muchas empresas y prestadores de servicios aceptarán tus baterías viejas y las desecharán adecuadamente o las reciclarán.

26 botellas de plástico PET recicladas equivalen a un traje de poliéster. 5 botellas de PET recicladas producen suficiente fibra para rellenar una chaqueta de esquí.

Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, alrededor del 40% de los metales pesados de los vertederos, incluidos el plomo, el mercurio y el cadmio provienen de equipos electrónicos y otros desechos.

La energía necesaria para cocinar durante una hora en un horno eléctrico estándar genera 2.7 libras de CO2. Un horno tostador genera 1.3 libras en 50 minutos y un microondas 0.5 libras en 15 minutos.

Utiliza el microondas en lugar de la estufa para ahorrar energía. Los hornos de microondas utilizan aproximadamente un 50% menos de energía que los hornos convencionales.

Los lavavajillas en los hogares de Estados Unidos actualmente utilizan en promedio 8.7 galones (33 litros) de agua por carga. Lavar a mano durante 10 minutos con agua corriente puede requerir hasta 20 galones (75 litros).

Los lavavajillas de hoy son aproximadamente un 95% más eficientes energéticamente que los de 1972. Tu lavavajillas viejo puede estarte saliendo más caro que comprar uno nuevo.

Si tu sanitario es de 1992 o anterior, probablemente cuentas con un modelo ineficiente que usa entre 3.5 y 7 galones (13 y 26 litros) por descarga. Los sanitarios más nuevos y de alta eficiencia usan menos de 1.3 galones (5 litros) por descarga.

Los cabezales de ducha o para regadera más viejos pueden usar 3 galones (11 litros) por minuto o más. Los modelos nuevos y eficientes utilizan 2 galones (7.5 litros) por minuto o menos. Una familia de cuatro -que utiliza cabezales de ducha de bajo flujo en lugar de modelos de flujo completo- puede ahorrar aproximadamente 20,000 galones (75,000 litros) de agua por año.

Dejar la llave del agua abierta durante 5 minutos requiere aproximadamente tanta energía como la que consume una bombilla de 60 vatios en 14 horas.

Una bañera llena necesita aproximadamente 70 galones (265 litros) de agua, mientras que para tomar una ducha de 5 minutos se requieren solo de 10 a 25 galones (38 a 95 litros).

El ciudadano promedio de Estados Unidos usa 50 libras de pañuelos de papel por año. Procura comprar productos con el más alto contenido reciclado posible, ya sea papel higiénico o pañuelos 100% reciclados o certificado por FSC.

Opta por la facturación electrónica. En Estados Unidos, los productos de papel constituyen el mayor porcentaje de residuos sólidos de los municipios, y tan solo las facturas impresas generan casi 2 millones de toneladas de CO2.

Planta un árbol. Un árbol promedio puede absorber una tonelada de dióxido de carbono durante su vida útil.

El empleado promedio de oficina en Estados Unidos consume unas 10,000 hojas de papel para copias por año. Imprime en ambos lados y en modo borrador siempre que sea posible.

Los consumidores estadounidenses gastan hasta 10,000 veces más por galón en agua embotellada que en agua del grifo.

Los refrigeradores representan 1/6 del uso de energía de una casa. Abrir la puerta del refrigerador representa entre $30 y $60 dólares del recibo de electricidad de una familia común cada año. Selecciona modelos de eficiencia energética cuando pienses en cambiar tu refrigerador.

Muchos dispositivos electrónicos inactivos (televisores, reproductores de DVD, equipos de sonido, microondas) utilizan energía incluso cuando están apagados para mantener encendidos los relojes y los controles remotos funcionando. Apaga los multiconectores y desenchufa los dispositivos eléctricos cuando no los estés usando.

Salva al planeta de los plásticos

Se estima que 8 millones de toneladas de plástico llegan hasta nuestros océanos cada año; esto equivale a un camión de volteo cada minuto. El plástico tarda cientos de años en degradarse y apenas estamos empezando a comprender su impacto en la vida silvestre.

Evita los plásticos de un solo uso utilizando bolsas de lona o botellas reutilizables que ayuden a reducir la contaminación por plásticos. Opta por reutilizar y evita los utensilios de plástico en tu restaurante favorito. Y en caso de ser posible, recicla.

  • Temas relacionados:
    • Cambio Climático
    • Alimentos
  • Instagram

Источник: https://www.worldwildlife.org/descubre-wwf/historias/juntos-salvemos-el-planeta

Cómo salvar el planeta desde tu propia iniciativa individual

¡¡salvemos al planeta!

A diario recibimos noticias especialmente alarmantes sobre el estado de nuestros mares, océanos, bosques, montes… y esperamos a que los gobiernos o altos cargos actúen y pongan solución. Pero, ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros para cambiar esta situación?

Solo hay una forma de continuar disfrutando de paisajes de postal, aire puro, días de playa, rutas por la montaña… ¿Cuál? Aportando nuestro granito de arena cuidando y respetando todo lo que nos rodea. ¡Salvemos el planeta!

[box] Cuidar del medioambiente es una tarea de todos, desde el más joven hasta el más longevo.[/box]

Salvar el planeta de la contaminación es responsabilidad de todos. ¡Tú puedes hacer que todo cambie con estas ideas! Clic para tuitear

¿Cuánto tiempo queda para salvar el planeta?

Muchos advierten que hemos llegado a un punto de no retorno. Pero la fuerza de voluntad de cada uno de nosotros puede darle la vuelta a este escenario. ¡Juntos podemos!

Es cierto que se habla de una elevada concentración de CO2 en la atmósfera, un leve ascenso en la temperatura global cada año, un rápido avance del deshielo o un incremento de los niveles de mares y océanos.

Pero somos casi 8.000 millones de personas en el mundo. Y algo podremos hacer, ¿no? Hay mucho en juego. Familias, vidas, costumbres, culturas, bienestar, salud… Y ese es el planeta que hay que salvar: el nuestro, el de todos.

Si no se actúa ya, las noticias en los próximos años hablarán sobre:

  • La desaparición de territorios cercanos al mar.
  • Pérdida de islas enteras en las que pueden vivir personas.
  • Inundaciones y sequías.
  • Escasez de alimentos.
  • Falta de agua.
[box type=”info”] Recuerda que lo que hagas, por pequeño que parezca, sumará valor a la acción del conjunto de todas las personas que den un paso adelante hoy. Y, todo ello, hará posible que salvemos el planeta.[/box]

¿Entonces qué?, ¿nos ponemos manos a la obra?

A continuación, vas a encontrar algunas ideas sobre cómo salvar el planeta de la contaminación desde la acción individual.

¿Cómo puedo ayudar para salvar el planeta?

Si eres consciente de la situación medioambiental que sufrimos y de las consecuencias a las que esto nos podría llevar, seguro que ya has comenzado a aportar tu pequeña dosis de ayuda.

De hecho, la clave de todo está en replantearse la relación que tenemos actualmente con el planeta, la cual debería ser lo más respetuosa posible. De esa forma podremos frenar su degradación y velar por nuestro bienestar.

[box type=”info”] Solo las personas que son conscientes, reflexionan sobre las acciones que llevan a cabo cada día y buscan generar el menor impacto posible en el entorno.[/box]

Para que una relación personal prospere el respeto es fundamental, ¿verdad? En este caso también. Para poder tener una buena relación con el planeta y convivir en paz, es necesario fomentar el respeto.

A través de las siguientes soluciones para salvar el planeta, podrás ir cultivando ese vínculo entre el medioambiente y tú. Cuanto más estrecho sea, mayores serán los beneficios para ambos. ¡Salvemos el planeta!

Plantar árboles para salvar el planeta de la contaminación

Uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos, es la elevada tasa de dióxido de carbono que se acumula en la atmósfera. Los árboles son capaces de fijar ese dióxido de carbono y transformarlo en oxígeno.

Por ello, plantar árboles para salvar el planeta, protegiendo a la atmósfera y cuidando de nuestra salud. Gracias a ellos, podríamos respirar un aire  más limpio.

Seguro que en tu ciudad o pueblo, existe alguna iniciativa de esta naturaleza. ¡Investiga y ponte en marcha!

Educar a los más pequeños en valores medioambientales

[box] Los niños de hoy serán los adultos del mañana. Los que vivirán en el planeta y de los que dependerá la calidad del mismo.[/box]

Si desde pequeños son educados en valores medioambientales, cuando sean adultos estarán mucho más concienciados sobre su modo de actuar.

Lo ideal sería que, tanto en el colegio como en casa, se llevaran a cabo actividades para salvar el planeta. Esas en las que ellos puedan participar de forma activa y les sirvan para entender la importancia de su protección.

Implantar una cultura medioambiental en la empresa

El gasto de agua, luz, papel y otros recursos, es una de los grandes focos de contaminación de todas las empresas. Adoptar medidas que disminuyan el consumo de todos ellos puede cambiar considerablemente el impacto que generan en el medioambiente.

Acciones para salvar el planeta tan simples como utilizar bombillas de bajo consumo, cerrar el grifo mientras no sea necesario, controlar la temperatura del aire acondicionado y calefacción, ofrecer artículos de merchandising eco-friendly, o imprimir únicamente lo imprescindible, lo harán posible.

Fomentar la movilidad sostenible

Las emisiones procedentes de los medios de transporte, son de las que más daño causan al entorno, y las que en mayor medida podemos reducir. El uso de la bicicleta, el coche compartido, caminar o el transporte público, son alternativas que favorecen este objetivo.

Esta es una de las ideas para salvar el planeta en cuanto a movilidad, pero no hay que olvidarse que existen alternativas más ecológicas que, poco a poco, están ganando terreno, como los coches eléctricos.

Pasarse a lo reutilizable

Otra de las formas para salvar el planeta que está en tu mano, es rechazar por completo todo aquel envase que no sea reutilizable. Por ejemplo, envoltorios de comidas, botellas, bolsas…

El usar y tirar ha pasado de moda. Eliminar de nuestras vidas todo aquello que suponga residuos innecesarios es un plus que el entorno agradecerá.

Entonces, a la pregunta “¿cómo puedo ayudar a salvar el planeta?”, la respuesta es muy sencilla: tomando acción desde un estado de consciencia respetuoso con el medioambiente.

Puedes empezar por las ideas que acabamos de compartir, pero aquí no hay límites. Todo aquello que pienses que puede contribuir a este objetivo común, es bienvenido. ¡Salvemos el planeta entre todos!

Источник: https://rolleat.com/es/salvemos-el-planeta/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: