Segundo embarazo

buscar tu segundo embarazo: aquí tienes 9 consejos imprescindibles

Segundo embarazo

Si estás pensando en buscar tu segundo embarazo, probablemente tengas unas cuantas dudas rondándote la cabeza: ¿Cuál es el mejor momento? ¿Voy a tener tiempo para todo? ¿Será muy diferente esta vez? ¿Estaré mucho mejor preparada o tendré que volver a empezar?

Es totalmente normal que tengas dudas, preguntas y angustias a la hora de buscar tu segundo embarazo.

Por eso, queremos darte unos cuantos truquitos prácticos para que sepas qué deberías tener en cuenta para enfrentarte a tu segundo embarazo.  

Cómo cuidarte antes de buscar el segundo embarazo

La situación ideal es no esperar al positivo para empezar a cuidarnos. Pero, como es obvio, los embarazos no siempre son un acontecimiento planeado y bien organizado, ¿verdad?

Eso sí, si tienes la suerte de contar con tiempo para preparar tu segundo embarazo, ¡aprovéchalo!  

De hecho, es una idea fantástica. Empieza a cuidarte antes de quedarte embarazada y te sentirás más sana cuando llegue el momento.

Estos cuidados deben incluir una dieta sana, ejercicio moderado y evitar alcohol y tabaco. Son los 4 mandamientos para recibir tu segundo embarazo con las fuerzas a tope.  

Visita médica antes del segundo embarazo

Muy relacionado con el consejo anterior: es importante acudir a una visita médica antes de buscar tu segundo embarazo.

Tu médico es quien mejor conoce tu caso y te podrá decir el tiempo de espera que te recomienda.

Además, si tuviste alguna complicación en tu gestación anterior, es esencial que resuelvas todas tus dudas basándote en tu experiencia.  

Los estudios nos dan un marco con el que orientarnos: el tiempo mínimo de espera aconsejable es de 6 meses, mientras que el tiempo ideal es de entre 2 y 5 años.

Pero, por supuesto, estos datos son sencillamente una guía que habrá que adaptar a cada mamá y a cada familia. De nuevo, debería ser tu médico quien te recomendase el tiempo de espera adecuado en tu caso.

Un dato interesante es que, de media, los niños empiezan a ser un poquito más independientes de la madre a partir de los 2 años.

A algunas mamás esto les sirve de guía para saber cuándo tendrán la autonomía suficiente para poder dividir su atención en dos personitas diferentes.  

Sí, es compatible: puedes seguir amamantando a tu hijo mientras estás embarazada del siguiente. En principio, no hay contraindicaciones al respecto.

Eso sí, en algunos casos, las hormonas que tu cuerpo produce durante el embarazo pueden causar una disminución en la cantidad de la leche o cambiar su sabor.

También hay que tener en cuenta que los pezones pueden ser un área muy sensible durante el embarazo, por lo que la lactancia puede volverse más incómoda o dolorosa.  

 ¿Has oído hablar del amamantamiento en tándem? Sí, hay mamás que consiguen dar el pecho a los dos niños al mismo tiempo. ¡Es posible! ¿Qué opinas de esta experiencia?  

Estoy embarazada del segundo, ¿ahora qué va a pasar?

¡Que no cunda el pánico! Ya no eres mamá primeriza, así que tienes un gran camino adelantado con respecto a la primera vez.

Eso no quiere decir que todo vaya a suceder exactamente igual ni que estés preparada para absolutamente todo lo que viene. Pero sí tienes algunos conocimientos que te dan ventaja respecto a tu primer embarazo.  

¿Qué es una mochila portabebés? ¿Y una trona? ¿Cómo se coloca la silla en el coche? Todas estas preguntas técnicas que te causaron estrés durante tu primer embarazo ahora solo van a provocar una media sonrisa de confianza: ya te sabes todas las respuestas.

Esta vez, vas a poder dedicarle mucho menos tiempo a los asuntos técnicos… Pero tendrás menos tiempo libre, con otro pequeño correteando o gateando por el pasillo. En esta vida, ya sabes, todo tiene pros y contras.  

¿Y la economía? Reciclar es vivir

El gasto económico del primer bebé puede reducirse en gran medida en el segundo embarazo, si te organizas bien y guardas todas las cositas que puedas usar de uno para el siguiente.

Ropa de recién nacido, cunita, baberos, extractor de leche, biberones, bañera de plástico y un largo etcétera. Todos estos objetos probablemente ya están en tu casa, ¿verdad? Pues es un alivio ¡Y un ahorro!  

Para la mayoría de las mujeres, el posparto del segundo embarazo se vive de una manera muy diferente a la del primero. La razón principal es que, en el primero, todos los esfuerzos giran entorno al bebé y toda la atención y la vitalidad de los padres se vuelca en ese nuevo miembro de la familia.

Sin embargo, durante el segundo posparto, tendrás que dividir tu energía entre un bebé recién nacido y su hermanito, quien probablemente ya sea todo un terremoto que gatea o corre a tu alrededor.

Sí, puede resultar agotador. Pero ten en cuenta que, a estas alturas, ya sabrás mucho más sobre cuidar a un bebé que la primera vez que te enfrentaste a las noches sin dormir.

Probablemente tengas más seguridad en ti misma, en tus conocimientos y en tu experiencia. Esto quiere decir que podrás interpretar mejor los llantos del recién nacido, organizarte con más eficiencia y, sobre todo, tomártelo con más calma.  

Esto es un asunto que da para un post entero, así que por ahora vamos a sentar solamente las bases.

Todas las mamás que están pensando en buscar tu segundo embarazo se preocupan por la reacción del hermanito mayor: ¿Cómo le sentará? ¿Lo va a entender? ¿Tendrá celos?

Es muy probable que sí, que en algún momento tenga celos, se enrabiete y eche de menos esos tiempos en los que tenía a su mamá para él solito. Pero también habrá otros momentos en los que se lo pase pipa jugando con el nuevo bebé, estrujándolo y compartiendo sus ratos de juego. S

i quieres ver un caso emotivo e inspirador, te dejamos este precioso vídeo del canal The Maltbie Bunch donde vemos a un niño que conoce por primera vez a su hermana pequeña.

Los peques pueden ser muy celosos, pero también tienen un corazón enorme si les dejamos claro lo que está sucediendo en la familia. Y si no, mira esto:  

¿Cuál es la clave para que haya más buenos momentos que malos? ¿Cómo consigo que el peque de la casa sea un buen amigo del bebé desde el principio?

Como es natural, esto depende del niño, de la familia y de otros factores externos. Aun así, aquí van 4 consejos esenciales:  

Explícaselo desde el primer momento

Tan pronto sepas que estás embarazada, explícale muy bien lo que va a pasar y cómo será el proceso. Usa un lenguaje amigable y cuéntaselo con emoción: “Vas a tener un amiguito en casa con el que jugar y al que querer un montón”.  

Haz que forme parte del proceso

No hay razón para no hablar sobre los detalles del embarazo con él o ella. Cuéntale semana a semana lo que su hermanito ha crecido, cuánto falta para que pueda conocerle y anímale a que le cuente cosas a través de tu barriga.

Esto último es solo un juego, pero fomenta el vínculo y haz que el niño o la niña se acostumbre a la idea de que hay una personita nueva en camino con la que hablar y compartir experiencias.  

Está claro que un nuevo embarazo es todo un remolino de emociones y conversaciones: ecografías, síntomas, visitas médicas… Pero vuestro otro hijo o hija no puede sentir que el nuevo hermanito se ha convertido en el centro de vuestra existencia.

Procura no hablar constantemente del embarazo y mantén la atención en los asuntos y preocupaciones del mayor.  

Evita cambios bruscos en la rutina diaria

Este consejo va muy ligado al anterior. Lo importante es que el nene que ya tienes en casa no perciba el nacimiento de su hermanito como un terremoto, sino como algo natural que sucederá poco a poco.

De esta manera, no se sentirá amenazado por los cambios que vienen.  

 Y si buscas la forma más divertida y eficaz de conocer tus días fértiles, ¡descárgate nuestro calendario de ovulación! Es gratis, es cuqui y está pensado para ayudarte a organizar tus días fértiles para que consigas quedarte embarazada.

¡Descárgate nuestro calendario personalizable! Incluye una infografía, un ejemplo de cómo usar el calendario y una versión imprimible

¿Y tú? ¿Qué dudas tienes sobre el segundo embarazo? Nos encanta saber más sobre nuestras lectoras y, especialmente, serles útiles con toda la información posible

Источник: https://laboratoriosniam.com/buscar-segundo-embarazo/

¡A por el segundo bebé!

Segundo embarazo

La barriga y las pataditas del bebé se notan antes y el segundo parto resulta más rápido y sencillo, pero las mamás afrontan el posparto con más cansancio, ya que tienen que ocuparse de su primer hijo.

¿Cuándo es el mejor momento para ir a por el segundo bebé? ¿Cómo será el segundo embarazo? El parto, ¿será más rápido? Muchos interrogantes y dudas ante esta nueva y extraordinaria peripecia vital.

Uno de los aspectos que marca la diferencia entre el primer embarazo y el segundo es que este se vive con más serenidad.

El hecho de que la mujer sepa ya cómo transcurre el periodo de gestación, en qué consisten las pruebas médicas que se tiene que realizar o qué síntomas puede experimentar, hace que esté mucho más relajada. La psicóloga perinatal y directora del centro Calma (www.calmapsi.

es) Natalia Valverde señala que el segundo embarazo no tiene nada que ver con el primero.

“Normalmente, la mujer y su pareja han pasado ya por los miedos naturales de todos los primerizos: no saber si lo iban a hacer bien como padres, si sacarían adelante a su bebé (este es un miedo muy generalizado) y cómo les afectaría la llegada de un hijo a la pareja. Una vez superadas estas cuestiones, el segundo embarazo, sobre todo si es buscado, lo suelen afrontar emocionalmente más tranquilos y serenos. Para muchas parejas supone la oportunidad de volver a vivir una experiencia muy especial e intensa, pero ahora de una manera más consciente”, asegura.

La barriga se nota antes

Y a nivel fisiológico, ¿cuáles son las diferencias que experimenta la mamá durante la segunda gestación? Como explica la matrona, Paula Sorrentino, del Hospital de Manises en Valencia, “tanto el embarazo como el parto de las mujeres con experiencia previa en la maternidad son distintos.

La barriga se nota antes en el segundo embarazo, porque los músculos abdominales están más distendidos y se adaptan más rápido al crecimiento del bebé. Esto no significa que la tripa crezca más, pero sí que adopta su forma mucho antes que en la primera gestación”.

Así, si la primera vez no se le notaba la barriga hasta el quinto o sexto mes, en el segundo comenzará a hacerse ya visible en torno al tercer o cuarto mes. Sin embargo, ni el tamaño del niño ni el peso de la madre tienen relación alguna con el crecimiento precoz de la barriga en la segunda gestación.

Sobre los trastornos típicos del embarazo como son las náuseas y los vómitos, la matrona Paula Sorrentino asegura que “hay mujeres que pasan un primer embarazo sin náuseas estupendo, y en cambio durante el segundo están tan revueltas que no paran de vomitar”.

Respecto a las pataditas del bebé, “la primeriza suele notar los movimientos del feto alrededor de la semana dieciocho o veinte, mientras que, durante el segundo embarazo, como la mujer ya ha experimentado esta sensación, es capaz de reconocerla inmediatamente y suele percibirla en torno a la semana quince o dieciséis”, afirma Paula Sorrentino.

Más diferencias entre el primer embarazo y el segundo. Según una reciente investigación, publicada en la revista Journal of Obstetric, Gynecologic and Neonatal Nursing, las mujeres que se enfrentan a una segunda gestación suelen encontrarse más fatigadas y cansadas durante el embarazo.

Una de las conclusiones de este estudio es que, mientras que casi tres de cada cuatro primíparas expresa sentirse muy bien en la gestación, tan solo el cuarenta por ciento de las multíparas opina lo mismo. La principal causa de este malestar no está asociada en absoluto con el embarazo en sí.

Se debe, sobre todo, a que el primer hijo demanda más atención y exige una mayor dedicación a la madre, lo que provoca que esta disponga de menos tiempo para descansar y relajarse. 

El segundo parto,más rápido

Nadie duda que la experiencia es un grado, y cuando se trata de convertirse en madre son palabras mayores. Por ello, hay madres que consideran que el segundo parto no es que duela menos, sino que el dolor ya se conoce y se soporta mejor. En cambio, otras aseguran que duele menos y que el esfuerzo es menor.

Incluso hay mamás “repetidoras” que en el segundo renuncian a la epidural. Lo cierto es que saber cómo ocurre todo, incluso si el primer parto fue complicado, disminuye la incertidumbre y aumenta la seguridad de la madre.

Entonces, ¿están las mujeres más preparadas a nivel emocional para afrontar el segundo parto? Natalia Valverde, psicóloga perinatal y coautora del libro Embarazo y crianza. Ante todo, mucha calma, afirma que “la clave está en cómo fue la primera experiencia de parto.

Una mujer que tuvo un parto traumático o difícil con su primer hijo, seguramente tenga miedo de que se repita la misma historia y no logre quitárselo de la cabeza. En cambio, si tuvo una buena experiencia con el primer parto, es probable que afronte su segundo parto de una manera tranquila y positiva.

Otro factor a tener en cuenta es que con el primer embarazo las mujeres suelen prepararse para el parto: leen libros, revistas, acuden a clases de preparto… De ahí que, si todo fue bien con el nacimiento de su primer hijo, vivan el segundo embarazo y parto con más serenidad y calma”.

Y a nivel fisiológico, ¿qué diferencias hay entre el primer parto y el segundo? La matrona, Paula Sorrentino, nos cuenta “las matronas solemos decir: El primero hace camino. En el primer parto cuesta mucho dilatar, que baje la cabeza del niño y se coloque en el canal de parto.

En el segundo parto el útero está entrenado y las contracciones son más eficaces. El cuello del útero es más elástico, se dilata antes y se “borra” en menos horas. Además, los músculos de la vagina son más flexibles, por lo que al bebé le será más fácil atravesar el canal del parto.

De ahí que el segundo parto suela tener una menor duración”.

No hay que olvidar que la mujer, al tener un mayor control sobre su cuerpo, porque ya ha vivido la experiencia del parto anteriormente, mantiene un mejor ritmo respiratorio que ahorra energía en los momentos llevaderos y le permite tener fuerzas cuando las necesite.

Una duda frecuente que tienen las mujeres que tuvieron a su primer hijo a través de una cesárea es si podrán tener al segundo con un parto vaginal. “El segundo parto puede ser vaginal siempre y cuando no surjan complicaciones que pongan en riesgo la vida del bebé o de la mujer, porque en estos casos se realizaría de nuevo otra cesárea”, aclara Paula Sorrentino.

El posparto más agotador 

Llega el momento de regresar a casa con el nuevo bebé. Días de dormir poco y mucho cansancio donde el apoyo de la pareja será imprescindible. La psicóloga perinatal, Natalia Valverde, considera que “el cónyuge va a ser una figura primordial en estos momentos.

La madre estará muy volcada en los cuidados del recién nacido y será la pareja la que se ocupe del hijo mayor haciendo más llevaderos los temidos celos.

Si en estas primeras semanas de adaptación, la madre y el bebé necesitan pasar más tiempo en casa en calma; el padre puede hacer planes con el mayor y salir con amigos o la familia para ayudarle a la socialización de este y darle el protagonismo que se merece”.

A nivel físico, los expertos coinciden en que la mujer se suele recuperar mucho más rápido del segundo parto que del primero, pero también estará más cansada y un tanto agobiada, porque, además de atender a su bebé, no debe descuidar a su hijo mayor. Además, diferentes estudios han demostrado que las mujeres que tienen un segundo hijo cuentan con menos probabilidades de sufrir depresión posparto.

¿Algún consejo para afrontar la llegada del nuevo miembro? Para Natalia Valverde lo más importante es que “las mujeres aprovechen toda la experiencia adquirida con el primer niño para minimizar algunas preocupaciones cotidianas y centrarse en lo importante: cuidarse y disfrutar de esta maravillosa etapa. Y que procuren no culpabilizarse por no hacer todo lo que hicieron con el primer hijo. Cada momento es diferente y hay que vivirlo tal y como se presenta”.

Sin miedos e inseguridades y con mucha ilusión, alegría y optimismo. Así debes afrontar tu segundo embarazo y posterior parto. Ya tienes un máster en lo que supone convertirse en madre, porque la mejor demostración de que vales para el oficio de criar y educar es tu propio hijo. Enhorabuena por tu embarazo y a disfrutar plenamente de esta nueva aventura.

*Artículo elaborado por Virginia Madrid (periodista).

Источник: http://www.revistamipediatra.es/articulo/438/a-por-el-segundo-bebe

Cómo afrontar el segundo embarazo

Segundo embarazo

Una gran mayoría de mamás dice que el segundo embarazo es siempre más fácil que el primero. Evidentemente, una de las grandes ventajas es que no partes desde cero.

Ya conoces la evolución del embarazo, sus síntomas e incluso sabes cómo es el parto. En este sentido, tienes una experiencia previa que puede aportarte mayor tranquilidad. A pesar de ello, pueden surgir dudas.

Te puedes plantear qué efectos tendrá la segunda gestación en tu cuerpo, cómo será el segundo embarazo y si se parecerá al primero.

Desde La Farmacia del bebé vamos a tratar de explicarte cómo afrontar el segundo embarazo. Te contamos algunas de las particularidades y diferencias que pueden surgir en el segundo embarazo frente al primero.

Nuestro objetivo es que disfrutes de nuevo de la experiencia de crear vida dentro de ti, pero sin olvidar que debes cuidarte mucho más.

Recuerda pedir ayuda ya que además de estar embarazada, tendrás a un pequeño o pequeña revoleteando por casa, lo que supone un trabajo extra.

Cambios en el segundo embarazo

Uno de los principales cambios es que la barriga se nota antes. En el primer embarazo habrá que esperar hasta el quinto mes de gestación para que se note que estás embarazada. Sin embargo, en el segundo embarazo se empezará a notar la barriga a finales del primer trimestre y principios del cuarto mes. Esto se produce porque los músculos del abdomen están más relajados.

Con respecto a las molestias, serán distintas. No hay dos embarazos iguales. Cada uno es diferente, por lo que los síntomas y las molestias serán distintas.

Puede que en el primer embarazo tuvieras náuseas, vómitos, mareos o falta de energía, entre otros síntomas y, en cambio, en el segundo puede que no tengas náuseas y te sientas con más energía o viceversa.

Lo que si se repetirá será el dolor de espalda.

También sentirás antes los movimientos fetales. Las primerizas los empiezan a sentir a partir de la semana 20 mientras que en el segundo embarazo se sentirán a partir de la semana 14.

El parto también es más rápido. El cuello del útero está dilatado y tiende a borrarse más rápido. Además, la vagina está más distendida y elástica. A esto hay que sumar que las mujeres saben cómo colaborar en el parto, cómo empujar. Por tanto, el parto será más rápido y menos duro.

En cuanto a la lactancia, gracias a la experiencia del anterior parto, las mamás tienen más conocimientos. Saben cómo dar el pecho, así como las necesidades del bebé.

Cuidados en el segundo embarazo

Al igual que en el primer embarazo, deberás cuidar tu alimentación. Sigue una dieta sana y equilibrada durante los nueve meses de gestación.

Así conseguirás todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para que el bebé se desarrolle correctamente, así como para sentirte descansada y con energía. Aumenta el consumo de frutas y verduras.

También es importante tomar hidratos de carbono como arroz o pasta. Y no te olvides de las proteínas: pescado y carnes bajas en grasa.

Deberás asistir al curso de preparación al parto. Realizarás ejercicios que te ayudarán a fortalecer el suelo pélvico y la espalda. Asimismo, se recomienda hacer ejercicio adaptado al embarazo. Si puedes, camina todos los días una hora aproximadamente. La natación también es muy buena.

Es importante que descanses, aunque puede ser difícil ya que tienes un pequeño que cuidar. Pide ayuda a tu pareja y a tus familiares. Podrán echarte una mano con el cuidado del pequeño y con las tareas de casa.

Y, por último, no olvides cuidar tu piel. Recuerda que es fundamental proteger tu piel del sol para evitar las manchas (cloasma). Antes de salir de casa, aplícate una buena capa de protector solar sin importar si es verano o invierno.

Otro aspecto fundamental es mantener la piel bien hidratada para prevenir y/o evitar que las estrías vayan a más. Existen cremas específicas para ello como Me and Me ultra mascarilla antiestrías y Me and Me bálsamo antiestrías reafirmante de pecho.

Dos buenas opciones para mantener la piel sana a la vez que se previenen y se tratan las estrías.

Recuerda que en nuestra farmacia online podrás encontrar los mejores cosméticos para cuidarte durante y después del embarazo.

Источник: https://www.lafarmaciadelbebe.eu/salud/como-afrontar-el-segundo-embarazo/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: