Seguridad en el coche durante el embarazo

Contents
  1. Estoy embarazada ¿debo usar el cinturón de seguridad?
  2. Cómo se debe poner el cinturón una mujer embarazada, esta es la forma correcta
  3. Qué pasa si una mujer embarazada no usa correctamente el cinturón de seguridad
  4. Precauciones para mujeres embarazadas en el coche, más allá del cinturón de seguridad
  5. Cinturón de embarazada para coche: ¡póntelo!
  6. ¿Las vibraciones y los pequeños impactos pueden poner en marcha las contracciones?
  7. ¿Los trayectos largos en coche están desaconsejados?
  8. ¿La futura mamá puede conducir durante todo el embarazo? 
  9. ¿Cuál es el lugar más seguro para una mujer embarazada?
  10. En caso de accidente leve, ¿hay que realizar una ecografía de control?
  11. Los mejores cinturones de seguridad para embarazadas · CompraMejor.es
  12. BeSafe Pregnant Belt, seguridad y calidad máximas
  13. Zuwit, más seguro que el tradicional
  14. El más vendido es Mipies
  15. Celyc, una buena alternativa
  16. Rovtop, el más económico
  17. Seguridad en el automóvil para mujeres embarazadas
  18. ¿Debo usar el cinturón de seguridad mientras estoy embarazada?
  19. ¿Cómo debo usar el cinturón de seguridad?
  20. ¿Qué pasa con las bolsas de aire?
  21. ¿Dónde debería sentarme si soy pasajero?
  22. Aspectos a tener en cuenta
  23. ¿Qué debo hacer si estoy en un accidente automovilístico?
  24. ¿Qué señales de peligro debo observar después de un accidente automovilístico?
  25. Preguntas para hacerle a su médico
  26. Embarazadas y cinturón de seguridad: consejos para llevarlo de forma segura
  27. Cómo llevar el cinturón
  28. Consejos médicos
  29. Más riesgo para las conductoras
  30. Multa por no llevar el cinturón
  31. El cinturón de seguridad y las embarazadas | Reale Blog
  32. Cómo deben ponerse el cinturón las embarazadas.
  33. Malos usos
  34. Tipos de cinturones de seguridad para embarazadas y otros sistemas de retención
  35. Cojín de retención
  36. Cinturón ajustable
  37. Banda pélvica
  38. Chalecos de seguridad para embarazadas
  39. Cuándo dejar de conducir y otras recomendaciones de seguridad para conductoras embarazadas.
  40. Cuándo se aconseja dejar de conducir
  41. Recomendaciones de seguridad
  42. Conducir motos y scooters

Estoy embarazada ¿debo usar el cinturón de seguridad?

Seguridad en el coche durante el embarazo

Si estás embarazada, seguramente te preocupe el cinturón de seguridad del coche. Deberías saberlo que estás obligada a utilizarlo, pero también debes conocer cómo ponértelo correctamente para que tú y tu futuro bebé vayáis totalmente seguros y cómodos en cualquier vehículo.

¿Es efectivo el cinturón de seguridad, más allá de que su uso sea obligatorio? ¡Y tanto que sí! Con él, el riesgo de muerte en caso de accidente de tráfico se reduce en un 80%.

Y no solo es obligatorio en las plazas delanteras -desde el año 1975, nada más y nada menos- sino también en las traseras desde el año 1992. Y sí, también para las mujeres embarazadas.

Aunque su uso sea obligatorio desde el año 1975, como adelantábamos, lo cierto es que hasta el año 2016 no se volvió obligatorio su uso por parte de mujeres embarazadas.

Fue cuando se incluyó la obligación para ellas en el Reglamento General de Circulación y después de que todo tipo de estudios demostrasen que su correcto uso reduce el riesgo de fallecimiento, y de lesiones, tanto de la madre como el feto.

Así es como debes ponerte el cinturón de seguridad en el coche si estás embarazada.

Cómo se debe poner el cinturón una mujer embarazada, esta es la forma correcta

Sabiendo que las mujeres embarazadas, efectivamente tienen la obligación de ponerse el cinturón de seguridad, ahora lo importante es saber de qué forma es la correcta.

Porque, igual que para cualquier otro conductor o pasajero, su uso incorrecto minimiza la seguridad y, del mismo modo, nos expone a mayores riesgos de lesión o de fallecimiento en caso de accidente de tráfico.

Una mujer embarazada tiene que ponerse el cinturón de seguridad de manera que la banda horizontal del mismo quede por debajo del abdomen.

Tiene que ajustarse correctamente a los huesos de la cadera y en ningún caso debería subir hacia el vientre; algo para lo que no solo tiene que mantener una correcta posición, sino también la suficiente tensión para evitar el desplazamiento.

Y la banda diagonal del cinturón de seguridad tiene que ajustarse sobre el hombro y sobre el esternón, sin rozar el cuello ni posicionarse por encima de los senos. De nuevo, para que el cinturón de seguridad guarde siempre la posición correcta, es necesario que no haya holguras y esté siempre correctamente ajustado con la tensión necesaria.

Los últimos meses de embarazo, el uso del cinturón de seguridad se vuelve más incómodo.

Qué pasa si una mujer embarazada no usa correctamente el cinturón de seguridad

Puede que la banda diagonal dé algo de 'miedo', pero para conseguir la máxima seguridad para una embarazada, y también para el feto, lo mejor es utilizar correctamente -tal y como hemos descrito- el cinturón de seguridad. Si no utilizásemos la banda diagonal podríamos sufrir el efecto submarino, lo que quiere decir que en caso de accidente o fuerte frenada, saldríamos 'despedidos' por la parte inferior.

Y si sufrimos el efecto submarino, la efectividad del cinturón de seguridad se puede reducir a cero. Por otro lado, si no utilizamos el cinturón de seguridad, en tanto que es obligatorio según el Reglamento General de Circulación, nos exponemos a una multa de 200 euros. Da igual si vamos conduciendo, o si estamos en el vehículo como pasajeros de cualquiera de sus plazas.

Si no te lo pones bien, en un accidente o frenazo puedes sufrir el conocido como 'efecto submarino'.

Precauciones para mujeres embarazadas en el coche, más allá del cinturón de seguridad

La 'primera fase' del embarazo, los primeros meses, son distintos. Durante los mismos, la cantidad de líquido amniótico es escaso y eso significa que el feto tiene una menor protección.

Por eso, en caso de impacto frontal durante la circulación, es más probable que se produzcan hemorragias en el útero por desprendimiento de la placenta, lo que implicaría que no le llegue suficiente oxígeno al feto.

A partir del séptimo mes, el abdomen tiene un mayor tamaño. La conducción y, en general, el uso del cinturón de seguridad se vuelve más incómodo en este momento.

Pero hay que extremar las precauciones porque, en caso de accidente de tráfico o una fuerte frenada, podrían producirse traumatismos en el cráneo del bebé por el choque con los huesos de la pelvis de la madre.

O podría adelantarse el parto.

Sabiendo todo lo anterior, circula con precaución si estás embarazada, o si llevas de pasajero a una mujer embarazada en tu coche. Y recuerda que el uso del cinturón de seguridad, estando embarazada, no solo es obligatorio según la normativa sino que además está demostrado que es mucho más seguro para ti y tu futuro bebé que circular sin él.

Источник: https://www.motor.es/noticias/cinturon-seguridad-embarazadas-202066245.html

Cinturón de embarazada para coche: ¡póntelo!

Seguridad en el coche durante el embarazo

Desde 2006, la embarazada está obligada por ley a llevar puesto el cinturón de seguridad cuando viaja en automóvil, igual que cualquier otro ocupante del vehículo. Sin embargo, muchas futuras mamás se preguntan si esto no resulta peligroso para el bebé.

La duda se debe al hecho de que, en caso de accidente, el cinturón ejerce una tensión repentina sobre el abdomen y el pecho, lo que podría provocar importantes daños al feto.

Los expertos recomiendan el uso del cinturón, si bien señalan la importancia de llevarlo colocado de forma correcta, entre los senos y por debajo del vientre, a la altura de las ingles, evitando holguras.

En el mercado, existen dispositivos que permiten mantener el cinturón en esta posición, sin disminuir la efectividad del mismo. De este modo, en caso de accidente, la presión del cinturón se transmite directamente sobre las caderas y no sobre la barriga y la placenta, evitando, así, graves consecuencias.

El uso de estos dispositivos está recomendado por la DGT y es especialmente importante en dos momentos clave del embarazo: en el primer trimestre, ya que la cantidad de líquido amniótico todavía es escasa, y un golpe frontal podría provocar hemorragias por desprendimiento de la placenta o incluso un aborto espontáneo si la futura mamá no está correctamente sujeta con el cinturón; y en el último trimestre, cuando el tamaño de la barriga es mayor y resulta más incómodo viajar en coche. Además, en este período, cualquier accidente o frenazo brusco puede causar lesiones en el feto o provocar un parto prematuro, debido a la presión que el cinturón ejerce sobre el abdomen.

¿Las vibraciones y los pequeños impactos pueden poner en marcha las contracciones?

Normalmente, no, si se viaja por una carretera asfaltada. Al contrario que algunos modelos antiguos, los coches modernos cuentan con una buena suspensión, que minimiza las vibraciones y evita las molestias. En cambio, la conducción por caminos no asfaltados o en muy mal estado sí que podría causar problemas.

¿Los trayectos largos en coche están desaconsejados?

No existe ninguna contraindicación para emprender un viaje largo en coche durante el embarazo, siempre y cuando se divida el recorrido en varias etapas de unas dos horas, y se baje del vehículo para caminar un poco entre una etapa y otra.

 El peligro de los trayectos largos en coche durante el embarazo es el mismo que el de los vuelos largos: permanecer durante mucho tiempo con las piernas flexionadas e inmóviles ralentiza la circulación sanguínea en las extremidades inferiores y puede provocar trastornos del retorno venoso, que, de por sí, son más frecuentes en el embarazo. Por lo tanto, es necesario programar las pausas durante el viaje y estirar las piernas, moviéndolas y caminando durante unos minutos, para activar la circulación sanguínea. Además, es conveniente que la futura mamá beba mucha agua durante el trayecto, para fluidificar la sangre y combatir trastornos circulatorios. 

¿La futura mamá puede conducir durante todo el embarazo? 

En el primer trimestre, la somnolencia, las náuseas y el cansancio fisiológicos, provocados por la acción de las hormonas, pueden influir en la rapidez de reflejos.

En este período, la futura mamá puede conducir, pero es preferible que se limite a los trayectos cortos y que evite las horas punta de tráfico congestionado. A medida que el embarazo avanza, la conducción se ve dificultada por el tamaño de la barriga.

Se recomienda que la futura mamá viaje acompañada a partir de la semana 30 de embarazo.

¿Cuál es el lugar más seguro para una mujer embarazada?

El lugar más seguro en el coche es el asiento trasero. En caso de colisión o de frenada repentina, el conductor y el copiloto son las personas que corren más peligro.

Pero la elección del asiento trasero no exime de todo peligro.

Algunos dispositivos diseñados para colocar correctamente el cinturón de seguridad durante el embarazo incorporan anclajes ISOFIX, para que la futura mamá pueda utilizarlos también en los asientos traseros del vehículo.

En caso de accidente leve, ¿hay que realizar una ecografía de control?

Por supuesto. Independientemente de la gravedad del accidente, es necesario que la mujer acuda a urgencias lo antes posible para que le efectúen una ecografía y una exploración de control, con el fin de descartar daños en el feto, un posible desprendimiento de la placenta o cualquier otra posible complicación.

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/salud/cinturon-embarazada-coche

Los mejores cinturones de seguridad para embarazadas · CompraMejor.es

Seguridad en el coche durante el embarazo

En CompraMejor.es realizamos comparativas y análisis de productos para ayudarte a tomar la mejor decisión de compra. No tenemos interés en ningún producto concreto, y no publicamos contenidos de pago. Nuestros ingresos proceden de una comisión del vendedor sea cual sea tu compra, lo que nos permite ser realmente independientes.

En CompraMejor.es realizamos comparativas y análisis de productos para ayudarte a tomar la mejor decisión de compra. No tenemos interés en ningún producto concreto, y no publicamos contenidos de pago. Nuestros ingresos proceden de una comisión del vendedor sea cual sea tu compra, lo que nos permite ser realmente independientes.

(8 votos: 5,00 de 5)
Cargando…

La seguridad en el automóvil es un aspecto de vital importancia para cualquier persona, en especial para las embarazadas, que deben extremar las precauciones. Según la DGT. El cinturón de seguridad en los vehículos reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente y evita también en un 50% los daños del futuro recién nacido.

Ver las mejores ofertas, actualizadas a diario →Ver las mejores ofertas, actualizadas a diario →

Existen varios sistemas de retención para el cinturón que se utilizan durante el embarazo con uno, dos o tres puntos de anclaje dependiendo de las necesidades.

En esta comparativa se recomienda el uso de un modelo con anclaje central como el que propone BeSafe que ha sido elegido como el mejor por los expertos, o Zuwit, que fue el finalista de esta comparativa.

Aunque estos artilugios pueden ser menos cómodos, colocan el cinturón en la posición más óptima.

La DGT obliga a las gestantes a llevar el cinturón de seguridad desde 2016. Si bien, recalcan la importancia de llevarlo de forma correcta: entre los senos, a la altura de las ingles y por debajo del vientre.

Esto se consigue utilizando un dispositivo que mantenga al cinturón en esta posición sin reducir su efectividad.

Quienes hayan sido madres saben que, a medida que avanza el embarazo, el cinturón de seguridad resulta cada vez más molesto.

Pero lo que muchas desconocen es que no solo se trata de comodidad, sino que el uso de un cinturón de seguridad para embarazadas garantiza la posición correcta de la cinta ventral a una altura que no apriete el vientre y, en consecuencia, al feto, en caso de producirse una colisión.

Durante el primer trimestre del embarazo, el cuerpo de una mujer no sufre grandes cambios físicos por lo que puede seguir llevando una vida normal, como usar los pantalones del mismo tallaje o abrocharse el cinturón de seguridad que viene de serie.

Sin embargo, si se produjera un accidente, al no haber suficiente líquido amniótico se podrían producir hemorragias internas que, incluso, provocarían un aborto.

Otro momento delicado es el último trimestre. La barriguita va en aumento y el cinturón del coche cada vez molesta más porque queda colocado en la mitad de la tripa. ¡Qué mal! Las consecuencias derivadas de un fuerte frenazo o un accidente van desde traumatismos en la cabeza del bebé hasta un parto prematuro.

Con estas evidencias, lo más importante es garantizar la seguridad del niño y de la mamá en todo momento. Por eso, los expertos aconsejan la compra de un cinturón que esté homologado, testado, con la calidad garantizada y que se adecue a la normativa europea vigente.

Después, los compradores deberían fijarse en la confortabilidad y la resistencia de los materiales.

BeSafe Pregnant Belt, seguridad y calidad máximas

El propio nombre de la marca BeSafe traducido al español lo dice todo: estar seguro. Este simple detalle indica el nivel del que se habla al mencionar esta firma escandinava especializada en artículos de seguridad para el automóvil desde 1963.

BeSafe Pregnant Belt es un cinturón que puede salvar dos vidas a partir del segundo mes de embarazo. Cumple con la normativa europea ECE R16 ‒en cuanto a cinturones y anclajes‒, y está probado y homologado.

Su enganche entre las piernas desvía el cinturón de seguridad y lo coloca lejos del vientre materno. Asimismo, le proporciona confort durante la conducción o como acompañante.

Su diseño en color oscuro lo hace pasar inadvertido en la mayoría de las tapicerías, y su tamaño compacto permite guardarlo en el bolso al salir el coche.

A algunos le parecerá caro por comparación, ya que tiene un precio más elevado que los demás.

Pero los expertos evidencian que los acabados de sus componentes son de alta calidad y resistencia, y catalogan a BeSafe como una marca superior.

Si cabe señalar algún punto en contra, según los especialistas, es la posible rotura de los corchetes de la parte central tras un uso prolongado.

Zuwit, más seguro que el tradicional

El cinturón ajustable para embarazadas de Zuwit ofrece un sistema innovador que se sujeta por debajo del asiento con una cinta y permite que la conductora o pasajera gestante vaya cómoda y segura.

Se ajusta por encima de los muslos (como los asientos de competición de 3 y 5 puntos), en lugar de bajo el abdomen. Esto lo hace más seguro que el tradicional.
Puede comenzar a utilizarse a partir del tercer mes de gestación y también es apto para personas que hayan sufrido una operación de abdomen o para un postparto con cesárea.

Su instalación no molesta a otros conductores que no lo necesiten por lo que puede dejarse acomodado. Eso sí, aunque es un sistema universal que sirve para la gran mayoría de los automóviles, es necesario que el asiento tenga hueco por debajo y entre asiento y respaldo.

Es muy apropiado para su uso diario porque se abrocha y desabrocha fácilmente, sobre todo si se compara con los modelos de cojín que tienen velcro o corchetes.

El único inconveniente apreciado por los especialistas es que, con el uso, la correa que pasa por debajo del asiento pierde tensión. Así que conviene revisarlo con regularidad.

Otro factor a tener en cuenta es que si el asiento posee un cajón debajo es posible que no sirva porque no ejercería la tensión correctamente. Tampoco se puede colocar en los asientos traseros.

Como conclusión, los expertos valoran el cinturón de Zuwit como un buen producto para quienes buscan seguridad y calidad a un precio ajustado. Un producto sencillo que cumple con su cometido, testado según la normativa ECE R16 y el test de materiales tóxicos Rohs.

El más vendido es Mipies

Mipies es una marca que se involucra en cuidar y proteger a embarazadas y sus bebés. Ayudados por pediatras y especialistas en embarazo y recién nacidos, crean productos que facilitan el día a día de las madres.

El cinturón para embarazada de Mipies proporciona un viaje seguro y cómodo para la futura mamá.

Sus cintas de doble fijación consiguen que el cinturón del coche no oprima la barriga y cuide de la salud del bebé.

Puede utilizarse desde los 2 meses de gestación hasta el mismo día del parto ya que está homologado, es seguro, está testado por los crash test europeos y cumple la normativa de la DGT.

El cojín es fácil y sencillo de usar. Cuenta con una cinta que se coloca por detrás del asiento y dos enganches por los que se pasa el cinturón ventral. De esta manera se consigue bajarlo a la altura de las piernas.

Además, sus enganches laterales permiten llevar tanto falda como pantalón.

Mipies es una firma avalada por su reputación y alta calidad. Los expertos han reparado en que, aun siendo el modelo más vendido del mercado, tiene algunos fallos:

  • Su tejido de terciopelo lo hace caluroso para el verano.
  • La cinta trasera que lo sujeta por detrás del asiento es corta y no se adapta a todos los coches.
  • Los remachados de las costuras son deficientes y se descosen con facilidad.
  • Dependiendo del tamaño del asiento, queda pequeño.

Aunque la percepción general es satisfactoria y cumple con su función, los acabados no están a la altura y podrían ser mejorados.

Celyc, una buena alternativa

Una buena alternativa que utiliza el mismo sistema de dos puntos que el modelo anterior, es el sistema de retención de Celyc.

Con todas las ventajas que tiene este tipo de cojín, cuenta además con un material antideslizante con el que no se moverá del asiento.

Reduce la presión del cinturón en más de un 50% en caso de colisión y evita, así, lesiones en el feto.

Es un método cómodo, seguro y fácil de usar en cualquier asiento. Además, sus anclajes laterales posibilitan el uso con pantalones en invierno y con faldas o vestidos en verano.

Este cojín, homologado y testado según ECE R16/ ECE R14, está recomendado desde el principio del embarazo hasta el momento del parto porque aporta eficacia y seguridad ante un frenazo o giro brusco del vehículo.

Los expertos lo catalogan como un producto de calidad contrastada, buenos acabados, fácil de colocar y quitar.

Un consejo: ha de situarse lo más adelante posible para que cumpla con eficiencia su función.

Rovtop, el más económico

Disponer de un bajo presupuesto no es una excusa para ir en el coche sin un cinturón de seguridad para embarazadas.

La marca Rovtop dispone de un modelo que evita los riesgos al volante tanto para la madre como para el bebé a un precio inferior de 15€.

Sus materiales tienen acabados de máxima calidad y son respetuosos con el medio ambiente. Cumple con la normativa de seguridad ECE R16, está testado y aprobado.

Su ajuste universal sirve para todos los modelos de coche y asientos, ya sean delanteros o traseros.

La futura mamá podrá elegir cómo colocárselo dependiendo de su vestimenta o de su comodidad ya que tiene dos enganches laterales y uno entre las piernas.

Tiene un cojín acolchado muy cómodo y el arnés de la entrepierna también va protegido para evitar posibles rozaduras en la piel.

Aunque viene sin instrucciones, su colocación es intuitiva y no presenta ninguna dificultad. Está disponible en color rosa que puede resultar demasiado llamativo e indiscreto.

El cinturón de seguridad para embarazadas de Rovtop, tiene un packaging sencillo de plástico transparente. Puede resultar pobre, pero prima el producto por encima de su embalaje.

Última actualización el 2021-03-21 at 08:29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Si desea saber más de CompraMejor.es, estamos recopilando correos electrónicos para un próximo boletín informativo. Serás el primero en recibir actualizaciones. Suscríbete a nuestro boletín de ofertas. Si desea saber más de CompraMejor.es, estamos recopilando correos electrónicos para un próximo boletín informativo. Serás el primero en recibir actualizaciones. Suscríbete a nuestro boletín de ofertas.

Источник: https://www.compramejor.es/mejores-cinturones-de-seguridad-para-embarazadas-coche/

Seguridad en el automóvil para mujeres embarazadas

Seguridad en el coche durante el embarazo

Hay muchas cosas en las que pensar cuando está embarazada. A veces hay que tener más cuidado con actividades aparentemente normales.

Estas incluyen viajar en el automóvil, algo que muchos de nosotros hacemos todos los días. La seguridad en el automóvil es importante, ya sea que esté o no embarazada.

Pero aquí están las respuestas a algunas preguntas que pueda tener sobre conducir o viajar en automóvil mientras está embarazada.

¿Debo usar el cinturón de seguridad mientras estoy embarazada?

Sí, siempre debe usar el cinturón de seguridad. El uso del cinturón de seguridad la protege a usted y a su bebé de lesiones o muerte en caso de un accidente automovilístico. Debe usar el cinturón de seguridad sin importar dónde se siente en el automóvil.

¿Cómo debo usar el cinturón de seguridad?

El cinturón de seguridad debe ser de 3 puntos de restricción. Eso significa que debe tener una correa para el regazo y una correa para el hombro. Los cinturones para regazo y hombro juntos evitan que sea arrojada del auto durante un accidente. La correa para el hombro también ayuda a mantener la presión de su cuerpo fuera del bebé después de un choque.

Asegúrese de usar el cinturón de seguridad correctamente. Siga estos pasos:

  • El cinturón de regazo debe ir debajo de su vientre. Debe ajustarse cómodamente en las caderas y el hueso pélvico.
  • La correa para el hombro debe ir entre los senos y al costado del abdomen. Las correas del cinturón de seguridad nunca deben pasar directamente sobre su vientre.
  • Nunca se coloque la correa para el hombro debajo del brazo o detrás de la espalda. Si es posible, ajuste la altura de la correa de hombro para que le quede cómoda.
  • Tire para evitar cualquier holgura o flojedad del cinturón de seguridad. Debería quedar bien ajustado.

¿Qué pasa con las bolsas de aire?

Las bolsas de aire de su automóvil no deben desactivarse durante el embarazo. Es seguro viajar en un automóvil con bolsas de aire. Las bolsas de aire reducen el riesgo de lesiones para las madres embarazadas. No aumentan el riesgo de lesiones a sus bebés nonatos. Para estar segura, siga estos consejos:

  • Asegúrese de que las bolsas de aire estén activadas.
  • Mueva el asiento hacia atrás lo más que pueda, siempre que le sea posible alcanzar los pedales. Trate de mantener al menos 10 pulgadas entre el volante y su esternón.
  • Incline el volante de modo que quede en ángulo hacia su esternón, no hacia su cabeza o su vientre.

Las bolsas de aire no son un sustituto del cinturón de seguridad. Siempre use el cinturón de seguridad, incluso si su automóvil tiene bolsas de aire.

¿Dónde debería sentarme si soy pasajero?

No se ha demostrado que el lugar donde se sienta una mujer embarazada como pasajera afecte la seguridad de un bebé nonato en un choque.

Las lesiones por accidentes automovilísticos tienden a ser menos graves para las personas que están sentadas en el asiento trasero. Si no conduce, puede sentarse en el asiento trasero.

Todavía es importante usar el cinturón de seguridad, sin importar dónde se siente.

Aspectos a tener en cuenta

A medida que avanza su embarazo, aumenta el riesgo de que el volante lastime a su bebé en un accidente. Si tiene la opción de ser pasajera en lugar de conductora, tómela, especialmente en el tercer trimestre.

¿Qué debo hacer si estoy en un accidente automovilístico?

Debe recibir tratamiento de inmediato, incluso si cree que no está herida. La mayoría de las lesiones al bebé ocurren unas pocas horas después de un choque. Su médico debe revisarlos a usted y a su bebé lo antes posible después de un choque, especialmente si tiene más de 6 meses de embarazo.

¿Qué señales de peligro debo observar después de un accidente automovilístico?

Consulte a su médico de inmediato si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor en el estómago.
  • Sangre o líquido provenientes de la vagina.
  • Contracciones.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Hay alguna precaución especial que deba tomar al conducir un automóvil?
  • ¿Podría el volante lastimar a mi bebé si estoy en un accidente?
  • ¿Debo sentarme en el asiento trasero cuando viajo en automóvil?
  • ¿Podría un accidente automovilístico lastimar a mi bebé incluso si yo no estoy lastimada?
  • ¿Necesito ir al hospital si estoy en un accidente automovilístico? ¿Qué pasa si es solo un raspón?

Copyright © American Academy of Family Physicians

Esta información proporciona una visión general y puede que no se aplique a todos. Hable con su médico de familia para averiguar si esta información se aplica a usted y para obtener más información sobre este tema.

Источник: https://es.familydoctor.org/embarazo-debo-usar-un-cinturon-de-seguridad/

Embarazadas y cinturón de seguridad: consejos para llevarlo de forma segura

Seguridad en el coche durante el embarazo

Las embarazadas están obligadas a llevar el cinturón de seguridad durante todo el periodo de gestación y de no ser así se arriesgan a perder el feto en caso de accidente y a ser multadas por la DGT. Caber recordar que el cinturón es el elemento principal de Seguridad Vial dentro del vehículo y la normativa es muy estricta en este sentido.

María Collado, autora del estudio ¿Qué saben los españoles sobre el cinturón de seguridad? de la Fundación CEA, apunta que hace unos años había médicos que recomendaban a las gestantes no utilizar el cinturón: «Error, pues entre 200 y 700 embarazadas pierden el feto al año por no llevar el cinturón».

Además, al margen del efecto sobre la salud, la experta en Seguridad Vial recuerda que es obligatorio que las embarazadas lleven el cinturón abrochado, aunque deben adaptarlo a sus estado de gestación. Collado remarca que únicamente «pueden estar exentas de utilizarlo si su médico lo desaconseja».

Aún así, el 17% de los que contestaron la encuesta de la Fundación CEA creen que las embarazadas no están obligadas a usar el cinturón. Lo cual es un error que puede costa muy caro.

«La utilización del cinturón de seguridad en embarazadas es, además de obligatorio, necesario, ya que en caso de accidente tanto la madre como el feto pueden sufrir graves lesiones, producir el aborto, o la pérdida de la vida de ambos», resalta el estudio.

La Ley eximia del uso del cinturón a las mujeres embarazadas bajo determinadas circunstancias, pero posteriormente se han encontrado evidencias que permiten afirmar que el riesgo de lesión y pérdida del feto por no llevar puesto el cinturón de seguridad es mayor que el riesgo de no llevarlo. Un factor que puede explicar la confusión que hay en una buena parte de los conductores

Cómo llevar el cinturón

Forma correcta de llevar el cinturón durante el embarazo.

La DGT aclara que la forma correcta es colocarse la banda inferior siempre por debajo del abdomen, ajustándose lo máximo posible a la parte ósea de las caderas como en este dibujo y deben abrocharse el cinturón de seguridad en todos los asientos del vehículo. Además, Tráfico realiza las siguientes recomendaciones para adaptar la conducción y el habitáculo:

ASIENTO.- Regular el asiento y aumente la distancia al volante o al salpicadero según avance el embarazo.

AIRBAG.- No desconectar el airbag del asiento delantero.

CONDUCCIÓN.- Realizar recorridos cortos, con una conducción relajada y sin frenadas bruscas. Durante viajes largos se debe aumentar el número de paradas de descanso y que la embarazada camine para activar la circulación. 

TRASTORNOS.- Relacionados con el estado de gestación (niveles de azúcar, piernas hinchadas, náuseas…) pueden influir en su capacidad de conducir.

ACOMPAÑADA.- Se recomienda viajar acompañada a partir de la semana treinta de embarazo

La DGT denuncia las «barbaridades» que circulan por Internet con consejos totalmente erróneos relativos a cómo deben llevar el cinturón las embarazadas.

Barbaridades que se dicen sobre el uso del cinturón.

Consejos médicos

El doctor Carlos Martín Elisenda, de la Unidad de Investigación en Atención Primaria, ha publicado una serie de consejos muy prácticos sobre cómo deben comportase las embarazadas.

«El embarazo no debería limitar las actividades habituales, como por ejemplo conducir, de hecho es una situación en la que se encontrarán las mujeres conductoras en algún momento de su vida», declara el doctor.

No obstante, durante el segundo y, especialmente, en el tercer trimestre del embarazo se producen cambios del volumen abdominal que influyen en la conducción, por la disminución de espacio con el volante y la dificultad en el uso de los pedales.

Hay que tener en cuenta que las mujeres embarazadas tienen el mismo riesgo de sufrir lesiones en caso de colisión, pero los daños no sólo las afectan a ellas sino también al feto. 

Embarazada con el cinturón de seguridad.

A pesar de que durante la gestación se tiende a utilizar menos el cinturón de seguridad (por incomodidad o por la falsa creencia que puede dañar al feto), su uso es recomendable entre gestantes pues evita complicaciones graves derivadas de una colisión y salva vidas maternas y fetales. De hecho, diversos estudios indican que las embarazadas que viajan sin cinturón tienen un 2,8% más de riesgo de perder el feto, que si lo llevan puesto.

Por lo tanto es vital que las mujeres embarazadas utilicen el cinturón de seguridad de manera correcta. Así, en relación a su uso, el doctor aconseja colocar el cinturón de la siguiente forma:

Banda inferior debajo del abdomen y, sobre las piernas ciñéndose sobre la pelvis (lo más bajo posible sobre las caderas). En el mercado existen dispositivos (cinturones de seguridad para embarazadas) que mantienen la banda inferior en la posición correcta sin disminuir la efectividad del cinturón.

Banda diagonal sobre la clavícula, entre las mamas y rodeando el abdomen, nunca por delante del abdomen. Es muy importante evitar oprimir el vientre, pues de lo contrario se podría dañar al feto.

– Usar los cinturones tanto en las plazas delanteras como en las traseras.

– No llevar el cinturón holgado, sino a la presión generada por su propio mecanismo.

En desplazamientos largos, el doctor Carlos Martín Elisenda recomienda.

– Usar un cojín en la zona lumbar, para evitar el dolor de espalda.

– Evitar las irregularidades de la calzada, evitar las frenadas bruscas y desplazamientos violentos.

– Realizar paradas cada 2 horas.

– Extremar las precauciones pues durante el embarazo la capacidad de conducción se puede ver mermada debido a los cambios fisiológicos propios de la gestación (retención de líquidos, cambios hormonales y de nivel de azúcar, alteración de la visión, etc).

– A partir de la semana 30 del embarazo se aconseja viajar acompañada.

– Después de una cesárea se debería esperar unos 45 días en volver a conducir, por las molestias propias

Más riesgo para las conductoras

Si la embarazada es la que conduce, el peligro es aún mayor. Sin cinturón, un pequeño choque puede hacer que el vientre golpee directamente contra el volante. Por ello siempre es recomendable su uso en cualquier fase del embarazo, aunque, lógicamente, utilizándolo de forma adecuada.

Embarazada con el cinturón de seguridad.

María Collado apunta que existen estudios que afirman que entre el 2% y el 6% de las mujeres embarazadas se ven implicadas en un accidente de tráfico durante el periodo de gestación, «por lo que resulta imprescindible el uso del cinturón y es imprescindible descartar la falsa creencia de que las mujeres en cinta viajaban más seguras sin este sistema».

Una investigación realizada en Estados Unidos en 1993 concluía que las embarazadas involucradas en accidentes de tráfico y que no llevaban puesto el cinturón tenían el doble de probabilidades de tener un bebé de bajo peso y 2,3 veces más riesgo de dar a luz en las 48 horas posteriores al accidente, aunque el golpe se produjera a baja velocidad.

Otro estudio similar, también de EEUU, revelaba que la mortalidad del feto en los siniestros de carretera era tres veces superior a la de la madre. En uno de los accidentes investigados, la mujer, que no llevaba el cinturón, sufrió fracturas en la pelvis y en el fémur pero el feto resultó con fracturas en los huesos craneales y hemorragia intraventricular.

En cualquier caso, la mayoría de las embarazadas son bastante responsables en este tema: en 1990, una encuesta realizada por la Asociación Médica Americana mostraba que el 88% de las mujeres en estado utilizaba el cinturón cuando conducía y el 90% lo hacía cuando iba de pasajera. Casi la cuarta parte, sin embargo, no sabía si era conveniente o no el uso de este mecanismo de retención durante el periodo de gestación. 

Multa por no llevar el cinturón

No llevar el cinturón está sancionado con 200 euros.

No se puede olvidar que entre los riesgos para la salud de no llevar el cinturón se suma el riesgo para el bolsillo. La infracción está considerada como grave y la multa asciende a 200 euros. Además, supone la pérdida de 3 puntos en el carnet de conducir. 

Es bueno recordar que la DGT ha instalado cámaras capaces de detectar a viajeros y transportistas que no llevan el cinturón de seguridad, con el objetivo de sancionar a todos aquellos que cometen esta infracción.

comentariosforum0WhatsAppLinkedin

Источник: https://www.eleconomista.es/ecomotor/trafico/noticias/9778014/03/19/Embarazadas-y-cinturon-de-seguridad-consejos-para-llevarlo-de-forma-segura.html

El cinturón de seguridad y las embarazadas | Reale Blog

Seguridad en el coche durante el embarazo

En cuanto a las embarazadas, es recomendable su uso en todas las fases del embarazo, ya que se ha comprobado que el riesgo de lesión o pérdida del feto es mayor en caso de no llevarlo. Este riesgo se incrementa cuando la embarazada es también la conductora del vehículo, por el riesgo de que el vientre pueda golpear contra el volante en una colisión.

Hoy en día el uso del cinturón de seguridad es obligatorio en España para todos los conductores, y desde 2006 el Reglamento General de Circulación recogía la obligación de que todas las mujeres embarazadas hiciesen uso de él.

En 2016, debido a la controversia que provocaba esta medida, se realizó una modificación del reglamento. Esto significó que aquellas conductoras que por prescripción médica no se les aconsejase su uso, quedasen excluidas de la obligación de llevarlo, para lo que solo necesitarían un certificado médico indicándolo.

Fuera de esta excepción, no llevar el cinturón de seguridad puede costarnos una multa de 200 euros y la perdida de 3 puntos en nuestro permiso de conducir.

Cómo deben ponerse el cinturón las embarazadas.

La norma establece que para usar correctamente el sistema de sujeción en mujeres embarazadas deben seguirse las siguientes indicaciones:

  • La banda diagonal se debe situar entre los senos, ajustada sobre el hombro y el esternón sin que roce el cuello.

  • La banda horizontal debe quedar lo más abajo posible sobre las caderas, situado debajo del abdomen y ajustada a los huesos laterales de la cadera sin que pueda subirse hacia el vientre.

  • El asiento debe tener una posición en ángulo recto, nunca inclinado ya que se produciría el “efecto submarino”, es decir, cuando se produce un deslizamiento por debajo de la banda abdominal en caso de accidente.

Malos usos

  • Utilizar abrigos o cualquier otro material como almohadas o cojines entre la banda del cinturón y el cuerpo está desaconsejado, ya que se pierde la fijación que proporciona y se podría producir el antes mencionado efecto submarino.

  • Evitar que la banda se deforme o esté enganchada en su recorrido cuando esté abrochada ya que esto origina pérdida de sujeción.

  • Reducir las holguras cuando estén colocadas las bandas, tirando levemente de ellas, esto permitirá que se ajuste a la embarazada de forma correcta.

Tipos de cinturones de seguridad para embarazadas y otros sistemas de retención

Es posible que a la embarazada le resulte molesto utilizar el cinturón, en este caso, puede recurrir a algunos productos homologados que se comercializan en el mercado para aumentar su comodidad.

Cojín de retención

Existe un modelo de cojín de retención para embarazadas que tiene como función mantener la correa inferior horizontal del cinturón por debajo de la matriz sin disminuir su efectividad. Consiste en un cojín sobre el que se sienta la embarazada y que se adapta al asiento, posee una hebilla de velcro que se encaja agarrando el cinturón de seguridad y de esta forma quedará bajo la barriga.

El modelo más conocido es el de Besafe, aunque también existen otros modelos como Clippsafe, con precios que oscilan entre los 15€ y los 40€.

Cinturón ajustable

Este sistema permite que la conductora o pasajera gestante mantenga la banda horizontal ajustada a los muslos en vez de debajo del abdomen. Según los expertos, otorga más seguridad y comodidad que las sujeciones tradicionales indicadas para embarazadas.

Puedes encontrar este producto de la marca Zuwit a un precio que ronda los 22€.

Banda pélvica

Uno de los accesorios más prácticos para hacer más cómoda y segura la conducción de las embarazadas es la utilización de la banda pélvica.

Este sistema se coloca debajo del vientre para proporcionar mayor sujeción y evitar la fatiga durante el viaje.

  Aunque su uso no es obligatorio, es aconsejable su utilización como accesorio complementario, tanto si viaja como conductora como si lo hace de pasajera.

Chalecos de seguridad para embarazadas

Este sistema se coloca al igual que una prenda en forma de chaleco con el objetivo de que el cinturón de seguridad se adapte de la forma más cómoda y segura al cuerpo de la mujer sin que pierda su efectividad.

Podemos encontrar este producto fabricado en España por la marca Emobikids por alrededor de 60€, disponible en distintas tallas y con posibilidad de utilizarse durante todo el embarazo.

Cuándo dejar de conducir y otras recomendaciones de seguridad para conductoras embarazadas.

Aunque bien es cierto que no hay contraindicaciones para que una embarazada no pueda conducir, en todos los casos es recomendable consultarlo antes con su médico para confirmar que todo se está desarrollando con normalidad y sin complicaciones que puedan poner en peligro al feto ni a la circulación.

Cuándo se aconseja dejar de conducir

Las mejores semanas para conducir son las comprendidas entre la 18 y la 24. Los tres primeros meses pueden suponer un riesgo por el desplazamiento de la placenta o totura uterina, sin embargo, no significa que no pueda conducir a no ser que su ginecólogo no lo aconseje.

En el último trimestre de embarazo se aconseja viajar lo menos posible debido a las dimensiones del abdomen. Esto se debe a que el cinturón de seguridad puede resultar más molesto que en otros períodos de gestación, además, en caso de accidente o frenazo brusco durante ese período, puede adelantar el parto o causar algún traumatismo.

Recomendaciones de seguridad

  • Evita conducir y viaja siempre que te sea posible con un acompañante. Extrema la precaución, sobre todo, en el último tramo del embarazo. Durante la gestación pueden aparecer molestias que te impidan conducir con normalidad, cómo náuseas y vómitos, somnolencia o bajadas de azúcar y mareos, pero además en el último tramo pueden aparecer contracciones.

  • Conduce de forma relajada. Aumenta la distancia de seguridad y reduce en lo posible la velocidad para evitar tener que acelerar y frenar de forma brusca.

  • Regula el asiento y aumenta hasta los 25 centímetros la distancia con respecto al volante. Recuerda revisar esta distancia a medida que avanza el estado de gestación.

  • El uso del airbag es muy controvertido, tanto hay detractores como personas que apoyan el beneficio de su uso en embarazadas. Siguiendo el consejo de la Dirección General de Tráfico, deberemos mantenerlo y no desconectarlo, aunque recomiendan si el volante es regulable, que este no se encuentre en la dirección del abdomen sino apuntando hacía el tórax y la cabeza.

Conducir motos y scooters

Según un estudio, el 90% de las embarazadas prefieren andar o utilizar el coche como medio de transporte para moverse. Sin embargo, aquellas que prefieran utilizar la moto, deben saber que en caso de accidente, por muy leve que sea, la exposición de sufrir un daño, tanto ella como el feto, es mayor que utilizando otro medio de transporte.

Los expertos no contravienen el uso de este sistema de transporte, en los tres primeros meses de gestación, a no ser que se trate de un embarazo delicado o en avanzado estado.

En el caso de embarazos avanzados, no es muy recomendable debido a la incomodidad para la conducción y al movimiento dentro del vientre del líquido amniótico, que podría desequilibrar la moto (tanto si es conductora como pasajera).

En cualquier caso, consulta siempre con tu especialista para preguntarle si es aconsejable o no, según en el estado en el que te encuentres del embarazo, el uso del cinturón o si puedes conducir algún otro vehículo.

Источник: https://blog.reale.es/el-cinturon-de-seguridad-y-las-embarazadas/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: