Semanas Embarazo. La 1ª semana de embarazo, 1 semana de embarazo

Semana 1 a 4 de embarazo, ¿qué ocurre en el cuerpo de la embarazada?

Semanas Embarazo. La 1ª semana de embarazo, 1 semana de embarazo

En la semana 1 a 4 de embarazo, los cambios se inician en el cuerpo de la embarazada. Se trata de la etapa inicial de la gestación, por lo que muchas mujeres, en esta fase, ni siquiera saben que están embarazadas, o están a punto de descubrirlo.

El embarazo comienza a contarse desde la fecha de la última regla, con lo que durante las primeras semanas de embarazo nuestro organismo no percibe ningún cambio que indique el embarazo. Sin embargo, durante estas semanas el cuerpo se prepara para fecundar el óvulo y albergarlo dentro del útero.

Cambios en la embarazada en las semanas 1 y 2 de embarazo

Durante la primera semana el útero se despoja de su revestimiento íntimo (lo que denominamos menstruación) y se prepara para crear un nuevo revestimiento que acoja al óvulo fecundado.

Mientras tanto en los ovarios, unos cuantos ovocitos (huevos inmaduros) buscan la maduración. Sin embargo solo unos cuantos madurarán en unos sacos llenos de líquido denominados folículos. Solo uno de estos folículos consigue la maduración completa, rompiéndose y liberando el óvulo (denominado ovulación). Cuando se libera más de un folículo cabe la posibilidad de tener gemelos, trillizos.

Durante la segunda semana, este óvulo viajará descendiendo por la trompa de Falopio en espera de ser fecundado por un espermatozoide.

De los millones de espermatozoides liberados en la vagina, solo unos pocos ascienden por la trompa de Falopio en busca del óvulo y solo uno conseguirá fecundarlo.

Los espermatozoides pueden vivir hasta 6 días dentro del cuerpo de la mujer, sin embargo el ovulo debe ser fecundado entre las 12-24 horas desde su liberación.

Cómo el espermatozoide consigue penetrar el óvulo es una verdadera obra de ingeniería, en la que se combinan de forma perfecta todo el material genético aportado por el ovulo y el espermatozoide.

Esto suele ocurrir hacia los días 14-18 de un ciclo regular de 28 días, pero hay que tener en cuenta que los espermatozoides pueden tardar hasta tres días en alcanzar el ovulo, con lo que la fecundación no siempre coincide con el coito.

La embarazada en la semana 3 de embarazo

El óvulo fecundado ahora se llama embrión y comienza a dividirse en cientos de células al mismo tiempo que sigue descendiendo por la trompa. A veces ocurre que el embrión se queda en la trompa de Falopio produciéndose así un embarazo ectópico que deberá ser resuelto en el hospital.

Tras unos días, el embrión llegara al útero, donde buscara el lugar más apropiado para anidar e implantarse en el revestimiento renovado del útero.

Cambios en semana 4 de embarazo

Es cuando se produce la implantación del embrión en el útero. A veces suele producir un pequeño manchado sin importancia que además coincide con la fecha de la siguiente menstruación, con lo que a veces el embarazo pasa desapercibido.

Desde este momento se empieza a establecer una circulación entre útero y embrión. Se comienzan a producir hormonas propias del embarazo y las células del embrión se comienzan a diferenciar para dar lugar a los diferentes órganos y tejidos del futuro bebé.

Cómo saber si estoy embarazada

Algunas mujeres notan determinados cambios incluso en esas fases iniciciales como tensión en las mamas o cansancio y somnolencia. Sin embargo, será la amenorrea o falta de regla, la que indicará que se ha producido el embarazo.

Para confirmarlo, muchas mujeres se realizan un test casero de embarazo, que se puede adquirir en cualquier farmacia. Es una prueba rápida y fácil de realizar siempre fiable en caso de positivo. Es decir, si la prueba da positivo, el embarazo existe ya que la prueba detecta una hormona que solo existe durante la gestación.

Una vez realizada la prueba, conviene que acudas a tu médico para que certifique el embarazo puedas comenzar a realizarte un seguimiento del mismo. 

Cuidados en la semana 1 a 4 de embarazo

Si estás buscando un embarazo, es posible que tu médico te haya recomendado tomar algún suplemento. Es recomendable tomar ácido fólico desde antes del embarazo y durante el mismo ya que es beneficioso para el desarrollo del bebé.

Y es que, algunos estudios han demostrado que, las mujeres gestantes que consumen ácido fólico en las etapas previas al embarazo y durante el mismo, reducen el riesgo de tener un bebé con defectos en el tubo neural, que son defectos que afectan al cerebro y la espina dorsal, así como el riesgo de tener un bebé prematuro o con bajo peso. 

Además, es recomendable que comiences a adoptar hábitos saludables desde el inicio del embarazo como: 

– Dejar de fumar, en caso de tener el hábito.

– Llevar una alimentación sana y completa, garantizando el suficiente aporte de nutrientes.

– Tomar calcioa diario, ya que de lo contrario, el bebé absorberá tus reservas y podrías sufrir problemas óseos o descalcificación en los dientes.

– Realiza ejercicio físico moderado a diario.

– Descansa lo suficiente, tu cuerpo está a pleno rendimiento para ayudar a crecer y desarrollar al bebé que crece en tu vientre. 

Mª Jesús Montes Montes. Matrona

Источник: https://www.conmishijos.com/embarazo/semana-a-semana/semana-1-a-4-de-embarazo-que-ocurre-en-el-cuerpo-de-la-embarazada/

Semana 1 de embarazo: ¿cuáles son los síntomas en la madre?

Semanas Embarazo. La 1ª semana de embarazo, 1 semana de embarazo

En general, se considera que la primera semana de embarazo se inicia con la bajada de la menstruación en la mujer.

La implantación del embrión en el útero y la gestación propiamente dicha aún no se han producido. Sin embargo, puesto que es complicado saber el momento exacto en el que estos eventos tienen lugar, se toma como referencia el inicio del ciclo menstrual para calcular las semanas de embarazo.

¿Qué pasa la primera semana de embarazo?

Realmente, en esta primera semana que se toma como referencia no ocurre nada relacionado con el embarazo. La mujer inicia un nuevo ciclo menstrual con la menstruación. Por tanto, hay un sangrado que puede durar entre 3-7 días en función de cómo sea el periodo de cada una.

A partir de aquí, las hormonas hipofisiarias FSH y LH comenzarán a secretarse nuevamente y, como consecuencia, el ovario empezará a desarrollar nuevos folículos y a secretar hormonas sexuales.

Gracias a la liberación de estrógenos por parte del ovario, el endometrio prolifera de nuevo y empezará a engrosarse una vez terminada la menstruación.

Las mujeres con un ciclo menstrual muy corto o con periodos irregulares pueden ovular durante esta primera semana y, por tanto, quedarse embarazadas si mantienen relaciones sin protección, aunque no es lo normal.

Primeros síntomas en la mujer

Los síntomas que nota la mujer durante esta primera semana son los relacionados con la menstruación. Los comentamos a continuación:

  • Sangrado
  • Dolor abdominal
  • Dolor de riñones
  • Dolor de ovarios
  • Dolor de pechos
  • Cólicos
  • Dolor de cabeza y mareos
  • Alteraciones gastrointestinales: náuseas, vómitos, calambres, gases, diarrea o estreñimiento
  • Retención de líquidos e hinchazón
  • Acné y aparición de granos
  • Cambios en el estado de ánimo

En definitiva, los síntomas que se notan en la primera semana son los relacionados con el sangrado y el dolor menstrual. Cabe destacar que también es normal sentir estos síntomas antes de la regla. Son los llamados síntomas premenstruales.

Síntomas de la menstruación

Cuidados en la primera semana

Si la mujer ha tenido la sorpresa de quedarse embarazada y no estaba buscándolo, posiblemente no haya cambiado sus hábitos durante estas primeras semanas antes del test de embarazo.

No obstante, las mujeres que desean el embarazo o aquellas sometidas a algún tratamiento de reproducción asistida, deberían empezar a cuidarse y preparar su cuerpo para la futura gestación. Aquí os traemos algunas recomendaciones:

Alimentación

No existe una dieta específica en estos casos. En general, es recomendable seguir buenos hábitos, comer de todo y no saltarse ninguna comida.

Hay que empezar a prestar atención a los alimentos ricos en proteínas como la carne, el pescado y los huevos. También es bueno consumir fruta, verdura y cereales diariamente.

Durante el embarazo es necesario un aporte mayor de calcio y ácido fólico. Por tanto, se recomienda empezar a tomar productos lácteos en mayor cantidad cuando se busca el embarazo, así como complejos vitamínicos de ácido fólico.

En esta etapa preconcepcional, la mujer también debería intentar reducir el consumo de café o té. La cafeína provoca bloqueo en la absorción del hierro, el cual es un nutriente esencial para evitar la anemia en el embarazo.

Por último, es importante tomar medidas preventivas contra la toxoplasmosis y listeriosis, enfermedades graves en la mujeres embarazadas. Para ello, es necesario lavar bien la fruta y la verdura, y no comer carnes, pescados o mariscos crudos como el jamón o el sushi.

Cuidados en tu alimentación

Alcohol y tabaco

La mujer debería dejar estos hábitos ya en el momento en que se plantea el embarazo. Además de ser nocivos para la salud, pueden afectar al desarrollo del feto y aumentar la probabilidad de aborto o parto prematuro.

La nicotina impide la llegada del oxígeno al feto a través de la placenta y puede provocar enfermedades bronquiales en el recién nacido.

Por otra parte, el alcohol puede causar problemas físicos y mentales en el bebé. Las mujeres bebedoras, además, corren riesgo de desarrollar el síndrome alcohólico fetal, el cual provoca malformaciones graves en el feto.

Si estás buscando un embarazo, no viene mal empezar a documentarse sobre el tema. Puedes buscar fuentes fiables de información en Internet o comprar las típicas revistas donde encontrarás multitud de consejos para embarazadas.

También es posible inscribirse a grupos de apoyo o clases sobre embarazo para poder preguntar todas las dudas sobre nutrición, ejercicio, desarrollo del bebé, etc.

¿Cómo es posible saber las semanas de embarazo?

Por Dr. Óscar Oviedo Moreno (ginecólogo).

Para calcular la edad gestacional nos fijamos en el primer día de la última regla. Podremos confirmar con más certeza la edad gestacional mediante la ecografía de la semana 12.

¿Cómo puedo saber si tengo una semana de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Como hemos dicho, la primera semana de embarazo no se corresponde con la primera semana de desarrollo embrionario, sino con la regla y el inicio del ciclo menstrual. El embrión todavía no se ha formado, no existe y, por tanto, no es posible detectar la gestación con un test de embarazo o prueba en sangre.

¿Qué pasa si tengo infección de orina en la primera semana de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La infección urinaria es una situación que se da frecuentemente en las mujeres embarazadas. Es importante recibir un tratamiento con antibióticos lo antes posible para que no afecte al embarazo ni al feto.

Si estás buscando un embarazo en la primera semana de tu ciclo menstrual, lo ideal sería que tuvieras en cuenta algunas recomendaciones para evitar sufrir una infección de orina al inicio del embarazo:

  • Beber mucha agua y orinar frecuentemente
  • Cuidar la higiene de la zona íntima con más precaución, desde la vagina hasta el ano
  • Vacíar la vejiga después de las relaciones sexuales
  • No utilizar jabones que pueden ser irritantes

También es importante mantener estas costumbres durante el embarazo con el fin de prevenir las infecciones de orina.

¿Cómo puedo abortar si tengo una semana de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Durante esta primera semana no es posible practicar un aborto propiamente dicho ya que aún no ha tenido lugar la implantación del embrión. Por tanto, no es recomendable tomar fármacos como Cytotec compuesto por misoprostol hasta que no se confirme el embarazo con un test positivo.

Por contra, sí es posible tomar la píldora del día después si se sospecha que existe riesgo de embarazo no deseado. La postday contiene levonorgestrel, una sustancia que inhibe la ovulación y altera el endometrio para que no tenga lugar el embarazo.

Lectura recomendada

Si realmente estás buscando los signos y síntomas que se sienten en la primera semana tras la fecundación del embrión cuando ya se ha producido la concepción, te recomendamos visitar el siguiente post: Tercera semana de embarazo.

La menstruación que hemos comentado en la primera semana de embarazo será la última si finalmente tiene lugar la gestación hasta después del parto. En el siguiente artículo encontrarás información sobre los sangrados que pueden tener lugar durante el embarazo: ¿Se puede menstruar estando embarazada?

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/primera-semana-de-embarazo/

Semanas de embarazo (SE) 1-4

Semanas Embarazo. La 1ª semana de embarazo, 1 semana de embarazo

Semanas de embarazo (SE) 1-4

¡Enhorabuena por el embarazo! A partir de ahora inicia una época muy bonita y emocionante. Aún no puedes notar que estás embarazada, pero en tu interior ya se está desarrollando una pequeña personita.

En las semanas 1, 2, 3 y 4 del embarazo (el primer mes de embarazo) se decide si en este ciclo se va a crear una nueva vida o no. Las primeras dos semanas son especialmente un factor de cálculo. La ovulación, y con ello la posibilidad de fecundar, tiene lugar a partir de finales de la segunda semana o a principios de la tercera.

Por consiguiente, la mujer no está embarazada en la primera y segunda semana. Puesto que en la mayoría de las mujeres resulta difícil calcular el momento en el que se produce la ovulación, el embarazo se calcula de manera segura a partir del primer día de la última menstruación y dura 40 semanas.

En función de los datos que el médico obtiene a partir de las distintas ecografías del bebé, suele ocurrir que más adelante se modifique la fecha de nacimiento pronosticada. Si el óvulo se fecunda a lo largo de la semana de embarazo (SE) 3, a continuación viene una fase extremadamente sensible.

Hasta el final de la SE 4 se decide si el embrión logra anidar en la pared uterina o si se expulsa en la siguiente menstruación.

Muchas mujeres no notan ninguno de estos procesos entre las semanas 1 y 4 del embarazo, otras empiezan a notar los primeros síntomas físicos del embarazo poco después de la fecundación.

La forma más segura para comprobar si se ha producido fecundación es con un análisis de sangre en la SE 4 o de orina a partir del primer día calculado de la siguiente menstruación, que corresponde a la semana de embarazo 5.

SE 1 – Menstruación normal y primeros preparativos para el embarazo

Consejo: Si tienes previsto quedarte embarazada, deja ya de fumar y evita beber alcohol.

En la SE 1 la mujer no está embarazada, sino que experimenta su menstruación normal. A pesar de ello y en el marco de este ciclo, durante este periodo el cuerpo se acondiciona para un posible embarazo. Las mujeres que planean quedarse embarazadas pueden empezar en la SE 1 a hacer algunas cosas para asegurarle a su bebé un buen comienzo.

Si se renuncia completamente al alcohol y a la nicotina, se consigue que estas sustancias nocivas ni siquiera lleguen al gameto: durante el primer tercio del embarazo son especialmente nocivas para el bebé. A partir de ahora solo se deberán consumir medicamentos (también naturales) después de haberlo consultado con el médico.

Para que el cerebro y el sistema nervioso del embrión se desarrollen correctamente, es preciso que haya un consumo suficiente de ácido fólico (vitamina B9, vitamina B11) especialmente durante los primeros tres meses de embarazo (el primer trimestre). Un déficit de ácido fólico puede tener como consecuencia problemas graves en el desarrollo y daños.

El ácido fólico natural se encuentra altamente concentrado en levaduras, germen de trigo, salvado de trigo, hígado de ternera y ave, así como en muchas verduras y frutas, en pescado y carne. Las mujeres que desean tener hijos deben tomar 0,4 miligramos de ácido fólico diariamente, también en forma de suplemento alimenticio, antes de que comience el embarazo y luego a partir de la SE 1.

SE 2 – Fecundación y ovulación

En la SE 2 la mujer sigue todavía sin estar embarazada. Su cuerpo se acondiciona ahora para la fecundación en este ciclo al engrosarse el endometrio y prepararse para la ovulación. Alrededor de la mitad del ciclo, un folículo maduro se rompe y expulsa un óvulo maduro en las proximidades de las trompas de Falopio.

Con la ayuda de numerosos cilios, el óvulo comienza a migrar a través de las trompas de Falopio hasta el útero. Un óvulo vive entre 12 y 24 horas después de salir del ovario.

La fecundación del óvulo tiene pues lugar hacia el final de la SE 2 o al principio de la semana siguiente.

Puesto que los espermatozoides masculinos sobreviven unos 2-5 días, los días fértiles de la mujer comienzan unos días antes de la ovulación. Es decir, es fértil durante un total de 6 días.

Después del orgasmo del hombre, unos 500 millones de espermatozoides comienzan una «carrera» que solo gana un espermatozoide. La fecundación del óvulo se suele llevar a cabo en las trompas de Falopio.

Para los espermatozoides este camino es complicado, sobre todo porque tienen que nadar contra los movimientos de los cilios.

Los nadadores más rápidos pueden superar esta distancia de 15 a 18 centímetros en media hora, otros necesitan días, muchos nunca llegan a su destino.

Si bien varios espermatozoides pueden penetrar la membrana exterior del óvulo, solo uno de ellos puede penetrar la membrana interna del mismo.

El espermatozoide que lo consigue viene determinado por señales bioquímicas del óvulo.

En cuanto el espermatozoide penetra en el óvulo, cambia su estructura química, lo que altera la corriente eléctrica alrededor de la membrana celular cerrando así el paso al resto de espermatozoides.

SE 3 – Comienza el embarazo

El embarazo propiamente dicho comienza a principios de la SE 3.

Inmediatamente después de la fecundación, el interior del óvulo presenta dos núcleos celulares: el núcleo del óvulo con el factor genético femenino y la cabeza del espermatozoide con la información genética masculina.

Su fusión crea el código genético único de un nuevo ser humano. Al poco tiempo, este cigoto se empieza a dividir convirtiéndose así en el punto de partida de miles de millones de otras células.

Consejo: El ácido fólico (vitamina B9, B11) es vital para que los órganos del bebé se desarrollen de manera saludable.

Al segundo día de la fecundación, este grupo celular consta de cuatro células, un día después de ocho células.

En la SE 3, su apariencia se asemeja al de una mora (latín: morula), por lo que los científicos denominan mórula al óvulo fecundado.

Un día después, se forma una cavidad dentro del grupo celular: la mórula se ha convertido en una estructura celular compleja (blastocisto) formada por dos tipos diferentes de células:

Los embrioblastos se convierten en el auténtico embrión: el bebé lleva este nombre científico hasta el final del primer trimestre, solo después de que se hayan formado todos los órganos importantes se le llamará feto.

La placenta se desarrolla a partir de los trofoblastos y, junto con el cordón umbilical conectado a ella, se hace cargo más adelante de la alimentación y del suministro de oxígeno del bebé y elimina los deshechos de su metabolismo.

Durante la semana de embarazo 3, el embrión se mueve incansablemente desde las trompas de Falopio hasta el útero, al que generalmente llega al principio de la semana siguiente del embarazo.

Cuando llega al útero, ya consta de unas 70 a 100 células. Los signos externos del embarazo todavía no son visibles en esta temprana etapa.

En la SE 3 la mayoría de las mujeres todavía no saben que están embarazadas.

Sin embargo, la fecundación lleva consigo un gran número de cambios hormonales que aseguran el mantenimiento del embarazo y el desarrollo del embrión. Inmediatamente después de la ovulación, el folículo asume una nueva función como cuerpo lúteo: Empieza a producir la progesterona, responsable del engrosamiento del endometrio y, por lo tanto, es crucial para la anidación del óvulo.

SE 4 – ¡Todo o nada!

Aproximadamente siete días después de la fecundación y a principios de la SE 4 el óvulo fecundado anida en el útero. En esta etapa se decide según el principio de «todo o nada» si sigue el embarazo.

Justo antes de la anidación, las influencias externas pueden resultar perjudiciales para el embrión. Si el organismo no logra compensar este tipo de daño, su desarrollo se detiene y el blastocisto se expulsa en la siguiente menstruación.

Poco antes de la anidación, el embrión sale de la membrana que lo rodea y penetra en el endometrio hasta que queda completamente cubierto.

Entre los embrioblastos y los trofoblastos se forman el saco gestacional y el saco vitelino, que se encarga de alimentar al embrión en las próximas semanas. A partir de ahora se forma la placenta alrededor del óvulo anidado.

A finales de la SE 4 el embrión mide solo medio milímetro: hasta el nacimiento, el bebé alcanza una longitud de entre 51 y 52 centímetros y un peso medio de unos 3.200 gramos.

Tres capas germinales como órganos

Hasta la SE 4, las células embrionarias son pluripotentes: en teoría cualquier órgano podría desarrollarse a partir de cualquier célula. La especialización celular comienza a partir de esta semana. A partir de los embrioblastos se desarrolla el denominado disco germinativo, que tiene una forma redondeada. Se forma a partir de dos capas germinales y poco después de tres:

Durante el desarrollo embrionario, la mayoría de los órganos internos (incluyendo los pulmones, el hígado, el páncreas, la vejiga urinaria y la uretra, así como el tracto digestivo interno) se forman a partir de la capa germinal interior (endodermo).

El corazón y los vasos sanguíneos, el tejido conjuntivo y el esqueleto, los músculos lisos de los intestinos, el bazo, los glóbulos sanguíneos y el sistema linfático, los riñones así como las gónadas y los órganos sexuales internos se desarrollan a partir de la capa germinal media (mesodermo).

A partir de la capa germinal externa (ectodermo) se forma la piel, el sistema nervioso y los órganos sensoriales.

Primero síntomas de embarazo en la madre

En la SE 4, muchas mujeres experimentan los primeros signos físicos del embarazo. La anidación del embrión en el útero puede dar lugar a lo que se conoce como sangrado de implantación, que es una ligera pérdida de sangre. A menudo esta semana los senos comienzan a estirarse y tensarse dolorosamente, a algunas mujeres se les oscurece la piel de la areola.

La producción de la progesterona retrasa el curso de todos los procesos corporales de la mujer embarazada para proteger el embrión, pero también asegura que a menudo se siente cansada y que aparezcan los primeros síntomas de estreñimiento provocados por el embarazo.

Algunas mujeres ya empiezan a experimentar las primeras molestias en la SE 4: Náuseas matutinas, aumento de la salivación y subidas y bajadas emocionales que la acompañarán durante todo el primer trimestre de embarazo.

Resumen de las semanas de embarazo 1 a 4 En las SE 1, 2, 3 y 4 se decide si se produce un embarazo en este ciclo menstrual. En las primeras dos semanas de embarazo todavía no existe embarazo. Dado que son pocas mujeres las que conocen el momento exacto de su ovulación, su inicio se calcula a partir del primer día del último período. La fecha de nacimiento calculada es aproximadamente a las 40 semanas. En la SE 1 la mujer tiene su menstruación regular. Si te estás planteando quedarte embarazada, puedes empezar a prescindir del alcohol y de la nicotina, de la automedicación y empezar a tomar ácido fólico, que resulta vital para el desarrollo sano del bebé. La ovulación ocurre al final de la SE 2, es decir, a la mitad del ciclo. Si el óvulo maduro se fecunda ahora o a principios de la SE 3 quiere decir que el embarazo ha empezado. En la SE 3, el óvulo fecundado comienza a dividirse y migra de las trompas de Falopio al útero hasta finales de esta semana. En la SE 4 el embrión anida en el endometrio. Esta semana es cuando se especializan las células: las tres capas germinales con diferentes tipos de células se transformarán en diferentes órganos durante las próximas semanas y meses. Muchas mujeres empiezan a experimentar los primeros síntomas de embarazo.

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/calendario-de-embarazo/semanas-de-embarazo-se-1-4.html

Semana 1 de embarazo

Semanas Embarazo. La 1ª semana de embarazo, 1 semana de embarazo

¡Bienvenida a tu primera semana de embarazo! Ahora mismo aún es pronto para confirmar que estás embarazada y es probable que ninguno de los primeros síntomas del embarazo se haya manifestado.

El porqué es sencillo: aunque se cuenta el primer día de tu última regla como el primer día de tu embarazo, en la primera semana el desarrollo del embrión todavía no ha empezado.

La duración aproximada de un embarazo son 280 días, por lo que calculamos 40 semanas desde la última menstruación o 38 semanas (9 meses) desde que se produce la fecundación del óvulo, lo que suele suceder 14 días después de tu última regla (semana 3).

Si te has hecho un test de embarazo y las líneas rosas han confirmado que estás embarazada, es probable que la gestación esté un poquito más avanzada de lo que creías. En cualquier caso, no importa: ¡hay muchas cosas de las que tenemos que hablarte esta primera semana también, así que empezamos!

Esta semana tú..

A nivel biológico, esta semana estarás experimentando los síntomas típicos de inicio de tu menstruación: tu cuerpo expulsará el óvulo no fertilizado del mes anterior junto al revestimiento uterino y, en las siguientes dos semanas (casi con toda seguridad, en la semana 3 de gestación), te quedarás embarazada.

Varios síntomas que puedes experimentar desde el primer día de gestación serán que: 

  • Te encuentres más cansada, somnolienta o con un olfato más desarrollado. 
  • Notes una mayor sensibilidad en los pechos o un aumento en su tamaño.
  • Es posible que sufras náuseas o vómitos debido al aumento de la hormona gonadotropina coriónica.

Sin embargo, estos síntomas se pueden dar desde el inicio de la gestación (recuerda, semana 3 de esta guía) y no debemos olvidar que cada caso será distinto. Un indicio bastante habitual en muchas futuras mamás es sentir presión en la pelvis y las caderas o un aumento en las ganas de orinar. Pero de esto ya hablaremos más adelante, ¿de acuerdo?

Esta semana tu bebé..

Como decíamos, oficialmente estás en tu primera semana de embarazo, pero el desarrollo del embrión no empezará hasta dos semanas más tarde (14 días), coincidiendo con tu periodo de ovulación.

Ahora mismo, tu cuerpo se prepara para el embarazo: se genera la membrana del útero (es decir, el endometrio) y, en este caso, alojará al cigoto o blastocito tras la fecundación y allí se desarrollará la placenta para la personita que crecerá en tu interior.  

Además, aunque tú no lo puedas percibir, se generan otros procesos para favorecer la concepción, por ejemplo: tu glándula pituitaria empezará a producir una hormona foliculoestimulante para el desarrollo de folículos que contienen estrógeno y, a la vez, estimulan una hormona luteinizante que incrementará tus procesos de ovulación. En estos días de mayor fertilidad, los niveles de estrógeno y progesterona se mantendrán bajos para favorecer una relajación del cuello uterino, que permite a los espermatozoides llegar al óvulo con mayor facilidad.  

Si estás pensando en quedarte embarazada, este es el momento ideal para empezar a cuidar de tu futuro hijo o hija y seguir cuidándote a ti misma.

Por esto, es muy importante que suplementes tu dieta con ácido fólico/vitamina B9 (0,4 mg/día) desde el primer día: por regla general, se encuentra en verduras de hoja verde y el cuerpo no suele absorber todo el que ingerimos, por lo que los suplementos son una buena forma de asegurar que tienes los 600 microgramos mínimos que necesitas de forma óptima (0,4 mg en suplementos y 0,2 mg por dieta).

La carencia de ácido fólico está relacionada con bajo peso del recién nacido, alteraciones de la placenta, sangrado uterino o lesiones precursoras de cáncer de útero y colon, y en los peores casos con defectos congénitos, como el labio leporino, el paladar hendido o defectos del tubo neural, como la espina bífida, por lo que es muy importante que te asegures de tomar la cantidad suficiente.

Pero no todo es agregar suplementos a tu rutina de futura mamá, cuidarte también significa quitar algunos malos hábitos:

  • Es importante que evites el alcohol y el tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos: puede suponer que tu bebé tenga un peso menor al nacer o mayor predisposición a enfermedades bronquiales y, en casos extremos, síndrome de alcoholismo fetal, por ejemplo.
  • Evita cargar mucho peso: en estos momentos, estás intentando favorecer la implantación del embrión en el útero y debes evitar la posibilidad de un aborto espontáneo y, más adelante, el exceso de peso hará que tu espalda sufra.
  • Sé consciente de que puedes vivir cambios de humor similares a los del síndrome premenstrual: emotividad, tristeza, irritabilidad…
  • Debes estar vacunada de la varicela y la rubéola; si no lo estás, deberías vacunarte y esperar un mes para quedarte embarazada. En caso de que ya lo estés, consulta con tu ginecólogo.  
  • Si sufres diabetes, lupus, epilepsia, problemas de tiroides, cáncer u otra enfermedad que requiera de tratamiento, es muy importante que hables abiertamente con tu médicocon respecto a la medicación y las posibles contraindicaciones. 

En la consulta

Si no habías visitado a tu médico antes de quedarte embarazada, ahora es un buen momento para una primera visita.

Esto te permitirá mantenerte informada de las vitaminas prenatales que puedes necesitar y, a la par, tu médico revisará tu historial médico, las vacunas y te realizará un examen físico exhaustivo: posibles ETS, nutrición, estilo de vida, ejercicio y otros hábitos que puedan afectar a tu embarazo.

Durante las próximas semanas, más allá del test prenatal, llegarán las ecografías, los análisis de sangre, y en el caso de que se considere necesario la amniocentesis y un largo etcétera de pruebas diagnósticas para asegurarte que todo va como tiene que ir. Tranquilidad, vigila ese estrés y ¡a por todas! Recuerda siempre que son análisis y pruebas que te aseguran tu mayor bienestar y el de tu bebé.

Tu próxima visita

Tras esta primera visita, puedes esperar hasta las 8 o 12 semanas desde tu última regla para volver al especialista. Por descontado, si tu embarazo requiere de necesidades especiales (por ejemplo, un embarazo ectópico u otros embarazos de alto riesgo), será el ginecólogo quien te asesorará sobre la frecuencia de las visitas y el porqué de las mismas. 

Siempre que no hayas querido concebir como madre soltera,  es recomendable que tanto la futura mamá como su pareja se impliquen al 100%. 

En el caso de los hombres, para una mejor salud sexual y reproductiva, es aconsejable evitar —o, por lo menos, limitar— el tabaco, el alcohol y cualquier tipo de droga ilegal para asegurarnos la mejor calidad posible del esperma, así como problemas en la concepción del bebé.

Puntos clave

  • Aunque contamos como el primer día de regla como tu primer día de embarazo, la gestación del embrión no empezará hasta la semana 3.
  • Debes tomar suplemento de ácido fólico (vitamina B9) desde antes de quedarte embarazada para evitar defectos congénitos.
  • Tras la primera visita, siempre que tu embarazo no sea de alto riesgo, puedes esperar a la semana 8 para volver al ginecólogo.
  • Cuidarte también significa evitar malos hábitos: en especial, evitar el alcohol, el tabaco, el estrés y cargar peso.

Источник: https://www.clubfamilias.com/es/primera-semana-embarazo

Todos los síntomas del primer mes de embarazo

Semanas Embarazo. La 1ª semana de embarazo, 1 semana de embarazo

En este primer mes se produce la ovulación y, por lo tanto, la fecundación.

Al final de este mes llegarán momentos de incertidumbre: ¿Estaré embarazada o no? ¿Los síntomas que noto indican que me va a venir la regla o que espero un bebé? Las molestias de las primeras semanas de gestación son muy especiales y pueden cambiar según la mujer, incluso cada embarazo. Empiezas a notar los primeros síntomas de embarazo como hinchazón del pecho, ganas de orinar, cansancio, pinchazos abdominales… 

Un pequeño sangrado puede darte la señal de alarma

Además del obvio retraso de la regla, pueden aparecer los primeros síntomas del embarazo. Estos síntomas son muy variados y no todos se presentan en todas las mujeres, ni tampoco con la misma intensidad y son diferentes en cada embarazo.  Estos síntomas pueden ser cansancio, irritabilidad, cambios de humor, náuseas y vómitos. 

  • ¿Estoy embarazada o me va a venir la regla? Aprende a diferenciar síntomas

«Son los denominados por los especialistas “síntomas de presunción de embarazo”. Son los primeros en aparecer, aunque no siempre van asociados al embarazo», como explica la matrona Natividad García.

Cambios físicos: primeros síntomas de embarazo

  • Ausencia de la menstruación: Para esta experta, «se trata del síntoma más claro a la hora de sospechar el embarazo».
  • Desde el primer mes de embarazo, gran parte de las futuras madres esperan ver las primeras señales: suelen notar cambios en el vientre -aunque el útero todavía no ha aumentado de tamaño- y pueden sentirse algo hinchadas,con molestias y pinchazos similares a los que se producen en el periodo premenstrual.

    Aunque el dolor, hinchazón o calambres son sensaciones frecuentes que también aparecen los días previos a la menstruación, «por ello a veces pasan desapercibidos como posibles síntomas de embarazo».

  • El primer cambio físico apreciable es el aumento en la tensión, volumen y congestión de los pechos debido al incremento en los niveles de progesterona y estrógenos.

    «La sensación de tensión mamaria, aumento de tamaño y mayor sensibilidad son, en ocasiones, los primeros en aparecer, incluso antes de la falta menstrual», indica esta especialista.

  • También se produce un aumento en las ganas de orinar debido al aumento del flujo de sangre, pasando por los riñones mayor cantidad de líquido.

    Natividad García explica cuál es el origen de este síntoma tan característico: «Aunque el útero aún no ha crecido mucho ya es capaz de comprimir la vejiga e impedir que se pueda llenar correctamente, de forma que aumenta la necesidad de vaciarla con mas frecuencia».

  • En algunas mujeres se producen ligeros sangrados con una duración de un par de días, en estos casos, aunque generalmente no tiene repercusiones, es recomendable comunicárselo al ginecólogo.  
  • ¿Qué es el sangrado de implantación y cómo identificarlo? Pincha aquí

Cambios psicológicos: emociones a flor de piel

En el embarazo, los cambios físicos son los más evidentes, pero existe un importante aspecto psicológico que hay que tener en cuenta.

  • Durante el primer mes de embarazo e incluso en los primeros meses es normal experimentar estrés e inseguridad emocional, especialmente si se trata del primer embarazo, donde todos los cambios y sensaciones son completamente nuevos, por que aparecerán dudas y desasosiego frente a lo desconocido.
  • Descubre cómo cambian tus sentimientos y emociones cuando estás embarazada
  • Además, los cambios hormonales que producen en el organismo producirán una inestabilidad emocional provocando una mayor irritabilidad y frecuentes cambios de humor.

Consejos para embarazadas que notan los síntomas del primer mes

La doctora Onica Armijo, especialista en Fertilidad del Hospital La Paz (Madrid) te ayuda a lidiar con estas primeras señales de embarazo: «Tómatelos con calma, disfrútalos, mitígalos y aprende a identificarlos y tratarlos en el caso de que te supongan un problema». Éstas son sus recomendaciones:

  • Si te molestan los senos, utiliza sujetadores holgados, sin aros y evita prendas ajustadas. No manipules tus pechos.
  • Procura no leer en el coche y viajar delante, con el cinturón adaptado para el embarazo para no marearte.
  • Existen infusiones y pastillas para los gases y mala digestiones, así como el reflujo.
  • También hay medicamentos para aliviar las náuseas, los vómitos y el estreñimiento.
  • Procura alejarte de las cocinas de restaurantes o cocinar con especias muy fuertes si te desagradan los olores potentes. 
  • Busca qué alimentos te sientan mejor y ahora no repeles.
  • Cámbiate con frecuencia de braguita si tienes mucho flujo pero trata de evitar los protectores, sobre todo los que no transpiran, para sentirte más limpia por ese aumento de flujo.
  • Empatiza contigo misma cuando tengas altibajos de humor, piensa que estás llena de hormonas y pide paciencia a tu alrededor.
  • Pide cita con tu matrona o ginecólogo y exponles tus síntomas y preocupaciones: pueden ayudarte.

Primer mes de gestación: embrión de 4 milímetros

La fecundación se produce con la unión de un óvulo y un espermatozoide. Esta unión da lugar al cigoto, que comienza a dividirse formando un grupo de células, y se desplaza hacia el útero donde se implanta hacia el noveno día tras la concepción. 

En los siguientes días, este grupo de células, se diferencia en tres capas que darán lugar al sistema nervioso central, las estructuras digestivas y urinarias, así como los huesos, músculos y el sistema sanguíneo. 

También en el primer mes de embarazo se va formando la cavidad amniótica con el líquido amniótico en su interior, y también se empieza a formar la placenta y el cordón umbilical para transportar de la madre al hijo, oxígeno y nutrientes. 

Artículos Relacionados La primera gran aventura del ser humano dura unas 40 semanas, el tiempo aproximado de una gestación. El embarazo humano dura una media de 40 semanas, que pueden traducirse también en meses, unos 9 (o bien 10 meses lunares de 28 días). La gestación de un niño supone 280 días aproximadamente… Aunque en las semanas 1 y 2 del embarazo aún no se ha producido la concepción, la futura madre debe actuar como si ya se encontrase embarazada. Al no haber gestación, no experimentarás los típicos síntomas del embarazo. Pero para el buen desarrollo embrionario y fetal, conviene que desde… Ecografía del embarazo: El embrión La primera ecografía que se realiza a una embarazada ofrece datos muy interesantes sobre la gestación, aunque el embrión sea minúsculo. Detallamos a continuación los elementos que se identifican en las primeras ecografías, así como las etapas de desarrollo embrionario.​ ¿Por qué es tan… En el segundo mes de gestación, la embarazada ya conoce su estado. Para algunas mujeres son unas semanas muy incómodas por los clásicos síntomas del embarazo, como la náuseas, los vómitos, el cansancio… No obstantes hay madres que no notan apenas síntomas o cambios corporales a estas…

Источник: https://www.natalben.com/embarazo-mes-a-mes/primer-mes-embarazo

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: