Semanas Embarazo. La 37ª semana de embarazo, 37 semanas de embarazo

Semanas Embarazo. La 37ª semana de embarazo, 37 semanas de embarazo

Semanas Embarazo. La 37ª semana de embarazo, 37 semanas de embarazo

Después de esta semana, puede que pierdas el tapón mucoso que selló el útero resguardándolo contra infecciones y bacterias. El tapón mucoso es grueso, amarillento y podría estar mezclado con sangre.

 La pérdida del tapón indica que falta poco para el parto ya que se expulsa cuando el cuello del útero comienza a abrirse, pero puede que falten incluso 10 días, así que no es motivo de ir a Urgencias.

Es posible que a partir de esta semana te venga un instinto maternal tan fuerte que te dé por ordenar y limpiar todo, lavar la ropita del bebé, limpiar su habitación u ordenar, ten cuidado con hacer mucho esfuerzo, evita levantar cosas pesadas y moverte con rapidez.

¿Has notado un aumento de la frecuencia o la viveza de los sueños últimamente? La ansiedad ser madre puede hacer que tengas sueños sobre el embarazo muy extraños. Las contracciones de Braxton Hicks son más frecuentes, deberás saber diferenciarlas de las del parto.

 Estas últimas se vuelven cada vez más regulares, intensas y dolorosas. Tus senos dejan de crecer pero volverán a hacerlo con la lactancia. Si has decidido darle el pecho a tu bebé, aprovecha que ahora tienes tiempo para comprar sostenes de lactancia, pero ten en cuenta que debes comprar una talla más grande.

¿Cómo cuidarse en esta semana?

Si sigues trabajando puede ser momento de pedir la baja para que el parto no te pille en la oficina y poder estar tranquila estas últimas semanas y dedicarlas a ti y al bebé.

Aprovecha y disfruta de estas últimas semanas con tu bebé dentro, puede que luego lo eches lo menos.

El aumento de peso del bebé puede hacer que sientas más hambre, pero enseguida te sientas llena debido a que apenas queda espacio para tu estómago por el crecimiento del útero. Procura comer cada 2 o 3 horas alimentos ligeros, sanos y nutritivos. Si comienzas con las contracciones del parto, puedes comer algo como una crema, fruta o un caldo.

Procura estar tranquila y tener todo listo, ya que en cualquier momento llega el pequeño. La bolsa para el hospital, los informes y todo lo que necesitas debe estar en la puerta o a mano.

Desde esta semana es posible que empieces con los monitores fetales, una prueba que consiste en colocar dos transductores en el abdomen, uno más arriba para registrar el latido fetal, y otro más abajo que registra la actividad uterina.

La prueba dura en torno a 30 minutos y, durante este tiempo, el monitor registra en unas gráficas el latido fetal y la actividad uterina.

Después, el médico analiza este registro y el bienestar fetal y la actividad uterina para saber si queda poco para el parto.

También es posible que te hagan otra ecografía de control para comprobar el correcto crecimiento del bebé.

La mitología griega y romana tiene nombres tan usuales en nuestro vocabulario como los de los planetas del sistema solar (mercurio, venus, marte, etc.), Aunque es poco corriente encontrarlos entre los… (37 semanas de embarazo)

La mayoría de partos empiezan por la noche, por eso hay muchos nombres, de diversos orígenes, que significan “nacido de noche”. También hay muchos nombres que significan simplemente “noche”. ¿Quieres conocerlos?… (semana 37 embarazo national geographic)

El imperio egipcio desarrolló una cultura y una civilización sorprendentes desde el año 3050 hasta el 31 a. C. Para ellos, la religión era muy importante. Esta se centraba en la interacción de los egipcios… (semana 37 de embarazo)

Desarrollo del feto semana a semana

Desde el momento en que el óvulo es fecundado, comienza a crecer y desarrollarse a un ritmo frenético para pasar en 9 meses de medir menos de un milímetro a medir unos 50 cm y pesar alrededor de 3 kilos…. (embarazo 36 semanas video national geographic)

Estos bonitos nombres que te proponemos en este artículo tienen todos un significado común: belleza. La belleza está asociada a la hermosura. Se trata de una percepción bastante subjetiva, pues lo que… (semana 37 de embarazo sintomas)

Desde hace unos años existe la tendencia de buscar nombres cortos para los niños. Os mostramos algunos de los más cortos y sus significados. (37 semanas de embarazo sintomas)

La luna es el satélite de la tierra, un elemento mágico y místico que representa para muchas culturas el poder femenino, la diosa madre, por lo que muchos de los nombres relacionados con la luna son femeninos…. (37 semanas de gestacion)

Actores, cantantes, futbolistas… los personajes más conocidos influyen en la moda, los peinados… y también en los nombres. ¿Quieres conocer los nombres más extravagantes de algunos de estos famosos? (37 semanas de embarazo sintomas en la madre)

Dios está presente en todas las culturas y pueblos desde los albores de la humanidad. Ya sea en una religión politeísta o monoteísta, para la mayoría de los hombres dios ha sido muy importante en sus vidas,… (37 semanas)

¿por qué mi bebé se mueve mucho?

Cuando el bebé se mueve dentro de nosotras nos emociona como nunca, pero si este lo hace demasiado nos puede llegar a preocupar. Es por ello que te recomendamos informate sobre por qué tu bebé se mueve… (embarazo 37 semanas)

Son muchos los significados que encontramos de los diversos nombres que existen. Uno de ellos es “salud” o “sano”, haciendo referencia al buen estado físico de una persona. Si quieres que tu hijo tenga…

La luz es el día, la vida, el inicio de muchas cosas, el bien… todos los nombres que aquí te presentamos están relacionados con la palabra luz de un modo u otro. Quizá alguno te guste para tu bebé.

Todos estos nombres que te presentamos tienen algo en común: significan “tierra” o esta palabra forma parte de su significado. ¿Quieres conocerlos? Quizá alguno sea el elegido para tu hijo.

La grandeza es una cualidad que hace referencia a una persona que es grande en importancia, tamaño, intensidad o bondad. Son muchos los nombres que encontramos de diversos orígenes, tanto para chica como…

Existen muchísimos nombres para niño y para niña relacionados con la naturaleza ya que los seres humanos somos, al fin y al cabo, animales rodeados de flora, fauna, montañas, ríos… si lo tuyo es la naturaleza,…

Cuando te enteras de que vas a ser mamá una de tus primeras «preocupaciones» será la decisión del futuro nombre de tu hijo. Tendrás que tener en cuenta que el nombre sea apropiado tanto para un niño como…

Existen muchos nombres, de diversos orígenes aunque predomina el germánico, con nombres cuyo significado hace referencia a la inteligencia de una persona.

Muchas futuras madres no conocen algunos de los cambios que sufrirá su cuerpo durante el embarazo, o incluso después del parto. Uno sucede con el famoso calostro, el cual es muy importante para tu bebé,…

Calcular el tiempo de embarazo no siempre resulta fácil. Especialmente porque el cómputo se puede hacer de dos formas principalmente: en meses o en semanas.

¿se acuerdan de sofía, martina, carla, valeria, noa y olivia? Sí, son los nombres de niña que se pusieron de moda en 2019, pero este 2020 la cosa cambia un poco…de hecho, lo que sucede es que muchos de…

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/37-semanas-de-embarazo

37 Semanas de Embarazo – Gestación Completa paso a paso

Semanas Embarazo. La 37ª semana de embarazo, 37 semanas de embarazo

«Semana 369º MesSemana 38»

Desde Unísima vamos a ver dos embarazos de dos amigas, desde dos prismas y países diferentes, uno de latinoamérica y otro en España. Espero que os guste y ver si sois capaces de encontrar esas pequeñas diferencias.

Con 37 semanas de gestación, el bebé se chupa los dedos, tira del cordón umbilical y ¡puede medir unos 48 cm y pesar alrededor de 3 kg! En este momento la respiración se produce con el líquido amniótico, y el sonido de la voz del papá enriquece aún más su desarrollo.

Si tu bebé nace hoy, se considera a término porque ya ha entrado en el noveno mes de embarazo. La fecha prevista para que tu bebé nazca es una estimación que hacen los médicos. De hecho, puede permanecer en tu vientre hasta las 42 semanas de embarazo. Por supuesto, los médicos prefieren no arriesgarse dejando que el embarazo se extienda mucho, ¡pero es posible!

El bebé con 37 semanas de gestación ya se ve exactamente como un bebé recién nacido, la única diferencia es el peso, se sabe que cuanto más tiempo esté en el vientre, más peso gana.

Sus pulmones están bien formados y que ahora puede entrenar su respiración con la ayuda de líquido amniótico.

Si nace esta semana todos sus órganos ya funcionan como se esperaba sin mayores problemas, ¡pero no te apresures! Cuenta con que todo va a suceder en su tiempo.

En el interior del vientre, el bebé de 37 semanas de gestación suele seguir una rutina como cuando nace, duerme mucho, varias veces al día, bosteza, despierta y vuelve a dormir. Entre las siestas se mueve con dificultad, pero no por falta de espacio, sino tratando de adaptarse a una forma más cómoda.

Las sensaciones internas de la madre en la 37ª semana de embarazo

¡Ya viene! Finalmente nueve meses, la felicidad se extiende por la familia y la ansiedad crece cada día mientras se acerca el nacimiento. Algunas madres (si no todas) en esta etapa están cansadas y no ven el momento en que el bebé nazca.

Ciertamente, deberías tener arreglado todo el tema de la maternidad.

¿Ya sabes dónde vas a tener a tu bebé? ¿Hiciste una visita a la maternidad? Es aconsejable tener algunos itinerarios listos por si la bolsa se rompe y necesitas ir rápidamente al hospital.

Los médicos por lo general tienen un teléfono disponible para emergencias y puedes hablar con el tuyo para ver la necesidad de un examen más profundo.

La última ecografía para ver el desarrollo del feto por lo general se puede realizar a las 37 semanas de embarazo, a fin de determinar la madurez de la placenta y la posición del feto.

¿Ya tienes un plan de parto? Si optaras por la cesárea, el médico puede tener un pronóstico ya esta semana.

Los viajes al baño son cada vez más constantes ya que el peso del útero sobre la vejiga hace que tengas que orinar todo el tiempo. Los dolores de espalda también están presentes y no lograr encontrar una posición para dormir es una gran molestia, pero esto ya se termina, ¡un poco de paciencia!

Sensaciones y factores externos en la 37ª semana de embarazo

Mamá, es hora de olvidar las responsabilidades y obligaciones. Ahora es el momento para descansar y restaurar todas tus energías. Pronto tu bebé va a estar en casa y necesitarás mucha energía para cuidarle y enfrentar el maratón de la lactancia materna. Deja todo listo, incluyendo la maleta que llevarás a la maternidad, y descansa mucho en estos días.

Alrededor de la semana 37 del embarazo, muchas mamás se encuentran organizando sus armarios y lavando sus suelos. Este es el fenómeno al que la gente se refiere amorosamente como “anidación”. Puede ser algo instintivo, tu cuerpo detecta que el bebé estará aquí muy pronto.

Después de todo, estás embarazada de 37 semanas, que se considera “término temprano”, lo que significa que el bebé está casi listo. La anidación también puede ser la forma en que tu cerebro trata de asegurarse que está preparado para el momento en que nace el bebé.

Tener un cojín amigable para tu bebé definitivamente te da una ventaja sobre esta nueva tarea de ser padres. Al menos eso es algo que puedes controlar.

¿Qué tan grande es el bebé a las 37 semanas?

A las 37 semanas de embarazo, tu bebé tiene el tamaño de una cabeza de lechuga romana. El bebé mide aproximadamente 19.1 pulgadas. Su peso promedio a las 37 semanas es de 6,3 libras, y el bebé está ganando alrededor de media onza cada día.

¿37 semanas de embarazo, cuántos meses son?

37 semanas de embarazo es de ocho meses y aproximadamente una semana. Tienes sólo tres semanas hasta la fecha del nacimiento.

Síntomas del embarazo en la semana 37

A las 37 semanas de embarazo, los síntomas pueden confundirse con signos de parto. Esto es lo que podrías sentir esta semana:

  • Acidez. El bebé continúa ejerciendo presión sobre tu sistema digestivo cuando esté cerca de la fecha del parto.
  • Manchas ligeras. Un poco de manchas es normal en la semana 37 del embarazo. Recuerda, que el cuello del útero es más sensible, mientras que estás embarazada, por lo que las relaciones sexuales pueden irritarte y hacerte sangrar. Pero llama a tu médico si es más que unas simples gotas de sangre. El sangrado vaginal podría ser un signo de un problema con la placenta (como el desprendimiento de la placenta) y es importante buscar tratamiento de inmediato. Además, no debes confundir manchado o sangrado con el “tapón mucoso”, un flujo teñido de sangre. Eso es un signo totalmente inofensivo, el cuello de tu útero está cambiando para preparar el nacimiento.
  • Estrías. Lo sentimos, pero nuevos estiramientos pueden aparecer en tu vientre de 37 semanas de embarazo y cada semana de aquí en adelante. Mantén el aceite corporal a la mano y aplícalo cuando puedas. Además, debes beber mucha agua, a pesar de que estás constantemente en dirección al cuarto de baño (probablemente cada dos minutos).
  • Presión abdominal. Si el bebé se ha dejado caer en tu pelvis previamente al momento del trabajo de parto, él o ella está poniendo mayor presión sobre tu abdomen, lo que podría hacerte sentir algunos dolores nuevos y molestias en la parte baja, además de una mayor necesidad de orinar.
  • Problemas para dormir. Es normal estar en vela a mitad de la noche, al final de tu embarazo. Algunas estrategias que pueden servirte para dormir más pueden ser: realiza suficiente ejercicio ligero durante el día, bebe mucha agua (excepto justo antes de dormir) y limita el consumo de cafeína.
  • Contracciones. A las 37 semanas, puedes esperar calambres o contracciones. Después de todo, vas a tener un bebé pronto. Puedes encontrar que las contracciones desaparecen si te sientas o te acuestas. Eso significa que las contracciones no son realmente las del parto. Asegúrate de mantenerte hidratada, ya que la deshidratación podría ponerte en trabajo de parto temprano.
  • Náusea. Un malestar estomacal bastante típico, prácticamente en cualquier momento del embarazo. Pero ahora que estás tan cerca de tu fecha de parto, podría ser una señal de que te el bebé pronto nacerá. Si las náuseas son graves (incluso, si tienes vómitos) informa a tu ginecólogo para que él o ella puede descartar una enfermedad o una complicación del embarazo como la preeclampsia o HELLP.

Un 57 por ciento de los gemelos nacen antes de la semana 37 del embarazo, por lo que si tu pareja todavía permanecen en tu vientre, estás en la minoría de las mamás de los múltiplos que superan esta semana. Mientras que probablemente te sientes muy incómoda y realmente ansiosa para tener a tus lindos bebés, esto representa algo verdaderamente bueno para el momento de su nacimiento.

Desarrollo del embarazo en la semana 37

37 semanas de embarazo es el momento perfecto para repasar los signos del parto. Cada día, tu probabilidad de entrar en trabajo de parto aumenta y no quieres estar atrapada en un coche dando a luz porque esperaron demasiado tiempo para llegar al hospital (no queremos asustarte, las posibilidades de dar a luz en un coche son bajas, sólo queremos que estés preparada).

Las diferentes señales del parto tienden a dividirse en dos categorías: las que significan que vendrá pronto y las que señalan lo que está sucediendo ahora.

Pronto entrarás en el trabajo de parto si notas estos signos a las 37 semanas (aunque no podemos decir cuándo exactamente, porque cada embarazo es diferente).

  • Moco y sangrado. Puedes ver un poco de mucosidad gruesa en tu ropa interior, ya sea en una cantidad grande o poco a poco. Este es el tapón de moco, que ha estado protegiendo tu cuello uterino todo el tiempo. A medida que el cuello uterino se dilata, el tapón de moco se libera para dar paso al bebé. El tapón de moco puede o no tener un tinte de sangre en ella, si lo hace, ese es el “tapón mucoso. “
  • Náuseas. Algunas mujeres juran que empiezan a sentirse mal del estómago justo antes de que empiece el parto. Por lo tanto, a las 37 semanas de embarazo, las náuseas podrían significar que el bebé está próximo a nacer.
  • Diarrea. Cuando estás en las 37 semanas de embarazo, la diarrea podría ser sólo la reacción normal a cualquier alimento o podría significar una señal inequívoca del parto. Esto sucede porque tus hormonas cambian para prepararse a la labor de parto y también pueden estimular tus intestinos, generando la diarrea.

A continuación te presentamos las señales de que el trabajo de parto dio inicio: significa una llamada a tu Obstetra de inmediato:

  • Rompimiento de agua. Si sientes que el agua se escapa, ya sea en un chorro o un goteo. Eso es, probablemente, el líquido amniótico. La mayoría de las mujeres entran en trabajo de parto dentro de 12 horas de ocurrida la rotura de la bolsa de agua.
  • Contracciones regulares. Si las contracciones siguen repitiéndose y parecen estar llegando con más y más frecuencia, estás con toda seguridad en trabajo de parto. A medida que tu útero se contrae, se dilata tu cuello uterino para que el bebé pueda pasar por el momento del parto. Si este es tu primer embarazo, puedes tener contracciones regulares durante varias horas antes de entrar en lo que se conoce como ‘trabajo de parto activo, que es cuando las contracciones se ponen muy dolorosas y requieren de toda tu atención, además de cuando debes estar en el hospital.
  • Dolor de espalda. A veces el bebé se encuentra en una posición, de tal manera que ejerce una presión extra tu columna vertebral. Si tienes un fuerte dolor de espalda y es constante, incluso más grave que cualquier dolor de espalda que hayas tenido, hasta el momento en el embarazo o el dolor se irradia desde el abdomen hasta la espalda (o viceversa), podría significar que estás en trabajo de parto.

Tu médico te informará en qué momento vas a llevar tu vientre de 37 semanas de embarazo al hospital.

Si tu bolsa de agua se ha roto, el médico podría aconsejarte tu inmediato ingreso al hospital, ya que es posible que debas ser monitoreada para detectar alguna infección.

Si ya estás teniendo contracciones, es probable que necesites que se generen constantemente cinco minutos o menos aparte, antes de que muchos hospitales te admitan, por lo que cuanto más lejos estés, más pronto tendrás que salir de tu casa.

A las 37 semanas, muchas madres se mueren por saber cómo inducir el parto. ¡Pero no te adelantes! Un feto de 37 semanas se considera “a corto plazo”. Eso significa que los médicos no recomiendan inducir o hacer una cesárea todavía. Eso es porque a las 37 semanas de embarazo, algunos bebés necesitan un par de semanas más para completar su desarrollo.

Si entras en el trabajo de parto, eso es totalmente genial, pero no hay necesidad de precipitar las cosas. Una vez que llegues a las 39 semanas, que se considera como “término completo”, puedes sentirte libre para dar un largo paseo, tener relaciones sexuales o tener acupuntura con la esperanza de inducir naturalmente el parto.

Esas cosas se consideran seguras y pueden funcionar muy bien (aunque ninguna de ellas está probada científicamente). Pero que tu bebé todavía pueda mantenerse fuerte un par de semanas más, puede hacer una gran diferencia en la salud de tu bebé al momento de nacer.

¡Considéralo como el primero de muchos actos altruistas de amor, que tú realizarás especialmente para tu bebé!

Ultrasonido en la semana 36 de embarazo

Ya tu bebé está practicando algunas de sus nuevas habilidades: inhalar, exhalar, chupar, agarrar y parpadear. En cuanto a las noticias menos bonitas, tu bebé se encarga de producir la primera caca pegajosa (llamado meconio) listo para su primer pañal.

Un ultrasonido de 37 semanas podría realizarte el médico como parte de un perfil biofísico. El perfil está diseñado para medir el bienestar de tu bebé, utilizando el ultrasonido y los resultados de una prueba de no estrés.

Para las madres que están embarazadas de 37 semanas con gemelos, tu médico podría hablar contigo acerca de la inducción o la cesárea (dependiendo de tu historial médico y el estado de los bebés). Algunos médicos recomiendan que esto suceda a las 38 semanas de embarazo con gemelos, por lo que podrías estar compartiendo con tus bebés tan sólo en una semana.

¡No importa cómo o cuándo vas a tener a tu bebé (o bebés), Intenta ser más paciente y espera con tranquilidad el momento adecuado para que nazca tu bebé. Recuerda que podría ser cualquier día a partir de este momento o podría ser en unas pocas semanas. Si te sientes ansiosa, puedes ir a buscar algo más para limpiar (si crees que tienes todo listo, pues atrévete a mirar detrás de la nevera).

Consideraciones respecto al embarazo en la semana 37

  • Programa tu visita prenatal de 38 semanas
  • Aprender las señales de una posible depresión postparto.
  • Lee un poco sobre los conceptos básicos relacionados con la higiene del bebe.
«Semana 369º MesSemana 38»

Источник: https://unisima.com/madres/37-semanas-embarazo/

Semana 37 de embarazo: ¡Ya falta poco para que nazca!

Semanas Embarazo. La 37ª semana de embarazo, 37 semanas de embarazo

¡Ya falta poco para que nazca!

Te explicamos cómo evoluciona tu cuerpo a las 37 semanas de embarazo y cómo va creciendo tu bebé. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana

A partir de la semana 37 de embarazo, el bebé ya no se considera prematuro.

Ahora, la presión que sentías bajo la caja torácica se trasladará hacia la zona de la pelvis, donde tu bebé ya lleva algunas semanas encajado.

El bebé sigue ganando peso, a causa de la grasa que va depositándose en sus miembros y abdomen. Su oído interno y externo ya están totalmente formados.

En la semana 37 de embarazo, el bebé mide una media de 47,4 centímetros desde la coronilla hasta el talón y pesa unos 2,859 kilos.

Embarazada de 37 semanas

Ahora, el fino lanugo que cubría su cuerpo empieza a caerse y a perderse en el líquido amniótico, algo que no es peligroso, ya que es una fuente natural de proteínas para el bebé, que lo ingerirá a través del cordón umbilical. En su lugar, el cuerpo del bebé empezará a cubrirse por unos pelitos cortos, finos y sin pigmentar, o vello.

El pelo terminal, que es más grueso, aparecerá en sus pestañas, cejas y cuero cabelludo.

Edad del feto: 35 semanas.​

El bebé en la ecografía: imágenes y vídeo, semana 37

Aquí tienes unas imágenes que estamos seguros de que te encantarán: una ecografía de la semana 37 de gestación, así como un fantástico vídeo en el que podrás ver a un bebé en movimiento dentro del útero. ¿Te los vas a perder?

Ecografía de 37 semanas

A las 37 semanas de embarazo, a tu progresivo aumento de tamaño, cansancio y sensación de lentitud e incluso torpeza, ahora se le une el hecho de que, al comer, te sacias más fácilmente, algo que se debe al aumento del tamaño del útero y al desplazamiento y consiguiente compresión de tus órganos.

De hecho, durante la gestación, es normal comer más a menudo de lo habitual pero en cantidades más pequeñas, algo que no debe preocuparte siempre que los tentempiés sean saludables.

Cuando tu hijo se haya encajado, es posible que tú te notes algo más ligera, ya que debido al cambio de ubicación de la presión que ejerce el bebé, ahora podrás respirar mejor.

En cambio, tendrás más ganas de orinar debido a la presión que este ejerce sobre tu vejiga. Cuando, además, el bebé meta la cabeza en el canal de parto, la barriga se desplazará hacia abajo y hacia delante, con lo que quizás te dé la sensación de que tu abdomen es más pequeño.

¡Estás en la semana 37 de embarazo y se acerca el momento del parto! Para saber cuánto tiempo falta, tu ginecólogo podría aconsejarte un control de la pelvis, que analiza el cuello del útero, el canal del parto, los huesos pélvicos y la presentación del feto.

Antes de que el trabajo de parto se ponga en marcha, el cuello del útero es grueso. Durante la fase de dilatación, el cuello del útero se vuelve más fino, y, antes de dar comienzo el parto, está completamente aplastado.

A través de este control de la pelvis, también es posible saber cuánto ha bajado el bebé hacia el canal del parto y en qué posición se encuentra.

Esta semana, te entregarán elresultado del cultivo rectovaginal y, de ser positivo, te administrarán un antibiótico durante el parto.

En muchos centros públicos, asimismo, te entregarán la historia clínica del embarazo con el objetivo de facilitar las cosas y, en caso de ponerte de parto, podérsela entregar a la persona de guardia para que esta disponga de todos los datos relativos a tu gestación.

Si ya tienes el cuello del útero dilatado, quizás te practiquen una amnioscopia para ver el color del líquido amniótico: si es oscuro –debido a la presencia de meconio-, significa que el feto se ha hecho caca dentro del útero y puede estar pasándolo mal, por lo que te ingresarán para inducirte el parto.

Si, a las 37 semanas de embarazo, ya has elegido el pediatra que se ocupará de tu bebé, podría ser conveniente visitarle antes del parto para hablar con él de las primeras cosas que debes hacer y saber inmediatamente después del nacimiento, tales como el cuidado del cordón umbilical, la lactancia, el sueño, etc.

Es conveniente, asimismo, que los papás estéis bien informados con antelación de toda la documentación que necesitaréis para registrar al bebé y para darle de alta en los diferentes servicios que le corresponden.

¿Ya has notado el síndrome de nido? Se llama así al irrefrenable impulso de preparar la casa para la llegada del recién, de ordenarlo y limpiarlo todo.

Si es tu caso, puedes cocinar, organizar y limpiar, pero sin forzar la máquina y sin estar, por ejemplo, mucho rato a cuatro patas, una postura que podría provocar que te pongas de parto antes de tiempo. 

……….

¿Has sufrido el «síndrome del nido»?..

¿Te ha dado por limpiarlo todo, descolgar las cortinas y aspirar hasta el último rincón de la casa? ¡Pues eres una de las afectadas por este síndrome, típico del final del embarazo!

¡Descubre por qué sufres el «síndrome del nido»!

Por si te preguntas cómo gestionar las visitas del hospital..

Cuando un bebé nace, todos los familiares y amigos se mueren por conocerlo, y es normal. Sin embargo, para los nuevos papás, sobre todo para la mamá, no siempre es un camino de rosas.

¡Te aconsejamos sobre cómo gestionar las visitas al hospital! 

¿Te han dicho que el cuello del útero se está borrando?

Cuando se aproxima el parto, el cuello del útero se «borra», porque empieza a prepararse para que salga el bebé. Aquí te lo explicamos muy bien.

¡Descubre qué significa que el cuello del útero «se borra»!

¡Ya no falta nada! No te olvides de repasar todo esto..

Te ayudamos a repasar cuestiones que, quizás, no habías tenido en cuenta, ¡porque ya solo puedes pensar en tu bebé!

¡Descubre los últimos preparativos antes de dar a luz!

……….

Y ahora, haz clic sobre la imagen y mira tu DIBU correspondiente a la semana 37 de embarazo. 

¡Te enganchará!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo-semana-semana/semana-37-del-embarazo

Cómo son las contracciones durante el embarazo (Braxton Hicks y de parto)

Semanas Embarazo. La 37ª semana de embarazo, 37 semanas de embarazo

A partir de las 20 semanas de embarazo la mujer puede sentir contracciones, sin embargo, no siempre significa que se ha iniciado el trabajo de parto.

Esto debido a que existen 2 tipos de contracciones las de Braxton Hicks o de entrenamiento y las contracciones de parto, siendo estas últimas las que indican que el trabajo de parto se ha iniciado y suelen ocurrir a partir de la 37ª semana de gestación.

Es importante identificar qué tipo de contracciones está sintiendo la mujer para saber cuándo debe acudir al hospital o no. En general las contracciones del embarazo se caracterizan por: 

  • Dolor de vientre como si fuese un cólico menstrual más fuerte de lo normal;
  • Dolor en forma de puntada en la región de la vagina o en la parte baja de la espalda, como si fuese un cólico renal;
  • El abdomen se pone muy duro durante 1 minuto como máximo.

Las contracciones durante el período gestacional son importantes para entrenar el útero para el momento del parto, pero la intensidad y la frecuencia con la que surgen determinan si son contracciones de entrenamiento o propias del trabajo de parto. 

Contracciones de entrenamiento- Braxton Hicks

Las contracciones de Braxton Hicks, también llamadas falsas contracciones, son contracciones de entrenamiento en el que el abdomen o una parte de él se pone muy duro durante menos de 1 minuto. Generalmente, este tipo de contracciones surgen alrededor de la 20ª semana de embarazo, y son para preparar el útero y el cuerpo para el momento del parto. 

Sus principales características que las diferencia de las contracciones de parto son:

  • Suelen disminuir con el reposo o con el cambio de posición de la madre;
  • Duran menos de 60 segundos;
  • No son rítmicas ni regulares;
  • No causan dolor, solamente pueden causar un ligero malestar en el vientre o en la región pélvica, que no se irradia hacia la espalda u otra parte del cuerpo.

Estas contracciones suelen ocurrir 3 a 4 veces por día y pueden surgir cuando el bebé se mueve o patea.

Qué se debe hacer

Durante las contracciones de entrenamiento, no es necesario que la gestante tenga ningún cuidado especial, sin embargo, si le causan mucha incomodidad, se recomienda que se acueste cómodamente con el apoyo de una almohada en la espalda y debajo de las rodillas, permaneciendo en esta posición durante unos minutos.

También se pueden utilizar otras técnicas como la meditación, el yoga o la aromaterapia, que ayudan a relajar el cuerpo y la mente. Vea cómo practicar la aromaterapia.

Cuándo se debe acudir al hospital

La embarazada debe llamar a su obstetra o acudir al hospital en caso de tener contracciones intensas, frecuentes y rítmicas, antes de las 37 semanas de embarazo o; si estas contracciones vienen acompañadas de flujo vaginal de color rosado o rojo.

En estos casos el médico puede indicar reposo y prescribir magnesio para evitar que las contracciones provoquen el trabajo de parto antes de tiempo.

Contracciones de parto

Las contracciones de parto, o también llamadas verdaderas contracciones, que indican que se ha iniciado el trabajo de parto se caracterizan por:

  • Dolor que se inicia en la espalda y que se extiende por el abdomen hacia el vientre;
  • El dolor no disminuye con el reposo;
  • Son regulares, rítmicas y aumentan de intensidad;
  • Inicialmente surgen cada 20 minutos, disminuyendo su intervalo progresivamente a 15 minutos, después a cada 10 y 5 minutos entre una contracción y otra.

Generalmente estas contracciones ocurren a partir de la 37ª semana de embarazo, sin embargo, pueden ocurrir antes siendo una señal de parto prematuro. 

¿Contracciones de entrenamiento o verdaderas?

Las verdaderas contracciones, que inician el trabajo de parto, suelen aparecer después de las 37 semanas de gestación y son más regulares, rítmicas y más fuertes que las contracciones de entrenamiento. Conozca otras señales de que el trabajo de parto se ha iniciado.

La siguiente tabla resume las principales diferencias entre las contracciones de entrenamiento y las reales:

Contracciones de entrenamientoContracciones verdaderas
Irregulares, surgiendo en intervalos diferentes.Regulares, surgiendo cada 20, 10 o 5 minutos, por ejemplo.
Generalmente son débiles y no empeoran con el tiempo. Más intensas y tienden a ser más fuertes con el tiempo.
Mejoran al caminar o moverse.No mejoran al caminar o moverse. 

Apenas causan un ligero malestar en el abdomen.

Se acompañan de dolor fuerte a moderado. 

Si las contracciones son a intervalos regulares, aumentan de intensidad y provocan dolor moderado, es recomendable llamar a la unidad donde se está realizando el cuidado prenatal o acudir a la unidad indicada para el parto, especialmente si la mujer tiene más de 34 semanas del embarazo.

¿Tienes alguna duda? Haz click aquí para ser respondido.

Источник: https://www.tuasaude.com/es/como-identificar-las-contracciones/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: