Semanas Embarazo. La 4ª semana de embarazo, 4 semanas de embarazo

Contents
  1. Semana 4 de Embarazo: Síntomas y Sugerencias
  2. ¿Qué tamaño tiene tu bebé en la semana 4 de embarazo?
  3. Cómo cambia el cuerpo de la mamá en la semana 4 de embarazo
  4. Semana 4: síntomas del embarazo
  5. Consejos para la semana 4 de embarazo
  6. Semana 4 de embarazo: consulta a tu médico
  7. Cosas que hacer en la semana 4 de embarazo
  8. Semana 4 de embarazo: ¡Su corazón empieza a latir!
  9. El bebé en la ecografía: imágenes y vídeo, semana 4
  10. Consejos para alimentarte de forma sana desde ya..
  11. Si sangras un poco, ¡no te asustes!..
  12. Por si te haces pis con más frecuencia… 
  13. Por si no sabes qué hará el ginecólogo en la primera visita..
  14. Semanas Embarazo. La 4ª semana de embarazo, 4 semanas de embarazo
  15. Evolución del feto
  16. Cambios en la madre
  17. ¿Cómo cuidarse en esta semana?
  18. Desarrollo del feto semana a semana
  19. ¿por qué mi bebé se mueve mucho?
  20. Cómo es la semana 4 de embarazo: síntomas
  21. Qué se siente en la semana 4 de embarazo
  22. Qué síntomas son propios de esta etapa de embarazo
  23. Cambios en tu bebé esta semana
  24. Qué comer en la cuarta semana de embarazo
  25. Recomendaciones de la cuarta semana
  26. Semana 4 de embarazo: implantación del embrión en el útero
  27. ¿Qué ocurre en la semana 4 de embarazo?
  28. Implantación embrionaria
  29. Formación de la placenta
  30. El feto y la cavidad amniótica
  31. Síntomas en la madre
  32. El test de embarazo
  33. Recomendaciones en la semana 4
  34. ¿Qué es la implantación embrionaria?
  35. ¿Qué pasa si tengo una infección urinaria con 4 semanas de embarazo?
  36. ¿Es normal sangrar en la cuarta semana de embarazo?
  37. ¿Es posible ver el embrión en la cuarta semana de embarazo?
  38. ¿Puedo abortar con 4 semanas de embarazo?
  39. Lectura recomendada

Semana 4 de Embarazo: Síntomas y Sugerencias

Semanas Embarazo. La 4ª semana de embarazo, 4 semanas de embarazo

Si acabas de descubrir que estás embarazada, ¡enhorabuena! Quizás te hayas dado cuenta al notar que se retrasaba la regla.

En la semana 4 de embarazo, un test de embarazo casero podría dar positivo si detecta la presencia de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana), que empieza a estar presente en tu orina unos diez días después de la concepción.

Puede que ya estés muy ilusionada con la idea de ser madre, pero también es posible que todavía estés asimilándolo. En cualquier caso, es el momento de empezar a hacer planes y cuidarte como te mereces en esta nueva etapa. Si te estás preguntando cuándo va a nacer tu bebé, ¡prueba nuestra Calculadora de la fecha de parto!

Mientras tú te hacías a la idea de tener un bebé, tu cuerpo ha estado muy ocupado. El óvulo fecundado se está implantando en el útero y se divide rápidamente en capas de células, algunas de las cuales se convertirán en el embrión.

Las capas de células empezarán a crecer y formar las distintas partes del cuerpo de tu bebé, como el sistema nervioso, el esqueleto, los músculos, los órganos y la piel.

La placenta, un órgano en forma de disco que conecta los distintos sistemas de tu cuerpo con los del bebé, empieza a desarrollarse y se fija a la pared del útero, donde se implanta el óvulo.

Más adelante, de un lado de la placenta saldrá el cordón umbilical, mientras que el líquido amniótico, que rodeará a tu bebé durante el embarazo, ya está empezando a formarse dentro de una membrana que la recubre, el saco vitelino. En las próximas semanas, se irá formando un tubo neural, que dará lugar al cerebro y la columna vertebral de tu bebé.

¿Qué tamaño tiene tu bebé en la semana 4 de embarazo?

El embrión que acaba de implantarse en tu útero es muy pequeñito, solo mide 1 milímetro, como una semilla de amapola.

Cómo cambia el cuerpo de la mamá en la semana 4 de embarazo

Esta semana, es posible que notes algunos síntomas del embarazo, aunque algunas mujeres embarazadas todavía no notan nada a estas alturas. Quizás tengas calambres y es posible que te encuentres con un ligero manchado en tu ropa interior. Estos síntomas son normales y se producen cuando el óvulo se implanta en el útero.

Tu cuerpo está empezando a producir la hormona del embarazo, conocida como hCG. Esta hormona les ordena a los ovarios que dejen de producir un óvulo cada mes, de ahí que se interrumpa la menstruación.

También aumenta la producción de otras hormonas, como los estrógenos y la progesterona.

Si te has hecho un test de embarazo y ha dado positivo es porque estas pruebas están diseñadas para detectar los niveles de hCG en la orina.

¡Pero eso no es todo! En la semana 4 de embarazo, es posible que presentes algunos otros síntomas.

Semana 4: síntomas del embarazo

  • Tripa hinchada. Tu cuerpo se está preparando para alojar a un bebé que crecerá muy rápido en los próximos meses. Es normal sentirse un poco hinchada, especialmente en la zona abdominal. El revestimiento del útero se está volviendo más grueso, así que la hinchazón se debe a que el útero ocupa más espacio de lo normal. Echa un vistazo a este artículo sobre los primeros síntomas del embarazo para saber más sobre esta etapa.
  • Manchado o sangrado leve. Algunas mujeres notarán un ligero manchado en la semana 4 de embarazo, lo que se conoce como «sangrado de implantación». Si hay mucha sangre o el manchado se prolonga más de dos días, o si hay algo que te preocupe, ve inmediatamente al médico.
  • Cambios de humor. Otro de los síntomas del embarazo que quizás notes durante la semana 4 son los cambios de humor que se producen por el aumento de los niveles hormonales. Estos cambios de humor pueden ser de mayor intensidad durante el primer y el tercer trimestre. Para sentirte un poco mejor cuando aparezcan estos altibajos emocionales, prueba a hacer ejercicios de relajación, darte masajes, dormir mucho y llevar una dieta equilibrada.
  • Pechos sensibles. Al igual que tu abdomen, tus pechos también se están preparando para la importante tarea de alimentar al recién llegado. Por eso, aumenta el número de glándulas mamarias y la capa de grasa se vuelve más gruesa, lo cual hará que tus pechos aumenten de tamaño.
  • Náuseas. Durante la semana 4 de embarazo, es posible que tengas lo que se conoce como náuseas matutinas, una sensación de mareo y ganas de devolver que, al contrario de lo que su nombre puede sugerir, aparecen en cualquier momento del día. Este síntoma es totalmente distinto en cada mujer: algunas notarán sólo náuseas moderadas, a otras quizás les produzca incluso vómitos, o puede que no presentes náuseas en ningún momento. Si las tienes, ¡no estás sola! Aproximadamente el 85 % de las mujeres tienen náuseas durante el embarazo, en mayor o menor medida. Lo bueno es que este síntoma tan molesto suele remitir durante el segundo trimestre.
  • Flujo de color claro. En la semana 4 de embarazo, es normal que tengas más flujo vaginal de lo habitual. El flujo debería ser pegajoso y de color claro o blanco. Por el contrario, si el flujo huele mal o notas escozor o picor cerca de la vagina, es importante que vayas al médico.
  • Fatiga. Que no te sorprenda si de pronto te sientes agotada, ¡y prepárate porque esto es sólo el principio! Tu cuerpo está trabajando sin descanso para traer al mundo a un bebé y tus niveles de progesterona van en aumento, todo esto puede dejarte muy cansada. El cansancio es algo normal durante el embarazo, pero también puede ser un indicador de que no tienes suficiente hierro en tu organismo, así que quizás te convenga hablar con tu médico sobre tu ingesta de este nutriente. Es importante tener suficiente para evitar la anemia, que puede producirte cansancio y apatía.

Consejos para la semana 4 de embarazo

  • Es un buen momento para comenzar un plan de alimentación saludable, si no lo has hecho todavía. Asegúrate de incluir alimentos con un alto contenido en hierro, como espinacas y cereales, para evitar la aparición de anemia, así como el calcio que podrás obtener de la leche, el queso y los yogures para que tu bebé desarrolle unos huesos fuertes.
  • ¡Adiós a los malos hábitos! Deja de fumar y cambia el alcohol por el agua y otras bebidas saludables para evitar el parto prematuro y las anomalías congénitas.
  • Evita estar alrededor de personas que fumen. Algunos estudios recientes demuestran que la exposición al humo del tabaco puede aumentar el riesgo de complicaciones, como bajo peso al nacer, aborto espontáneo o embarazo ectópico.
  • Trata de relajarte y reducir al mínimo los niveles de estrés.
  • No dejes de hacer ejercicio, con el visto bueno del médico. La mayor parte de las mujeres pueden seguir haciendo ejercicio durante el embarazo, siempre y cuando no haya ninguna complicación. Si antes de quedarte embarazada no hacías ejercicio, pregunta a tu médico si puedes empezar con una rutina que incluya actividades moderadas como nadar, caminar y hacer estiramientos. El parto no es tarea fácil, así que cuanto más en forma estés, mejor preparado estará tu cuerpo.
  • Empieza a tomar complementos vitamínicos para reforzar tu salud y ayudar a crecer a tu bebé. Busca un complemento vitamínico para el embarazo que contenga al menos 400 microgramos de ácido fólico, un nutriente importante a la hora de reducir la probabilidad de que se produzcan anomalías congénitas.
  • Descárgate nuestra guía de referencia del embarazo para descubrir más información que te será de gran ayuda a lo largo de los próximos meses, como consejos sobre nutrición, consultas médicas y mucho más.
  • Empieza a pensar en qué tipo de profesional médico quieres que te atienda durante el embarazo, si todavía no tienes a ninguno en mente.

Semana 4 de embarazo: consulta a tu médico

  • ¿Necesitas hacerte alguna prueba específica debido a tu origen étnico o tu historial médico?
  • ¿Cómo puedes seguir tomando (o dejar de tomar) de forma segura ciertos medicamentos que tomabas antes de quedarte embarazada?

Cosas que hacer en la semana 4 de embarazo

  • Programa una cita para confirmar tu embarazo, en caso de que lo necesites
  • Comparte la buena noticia con tu pareja, y quizá con algunos familiares y amigos íntimos
  • Sigue unos hábitos alimenticios saludables y no te olvides de tomar tus vitaminas prenatales
  • Regístrate para obtener consejos para el embarazo

Источник: https://www.dodot.es/embarazo/calendario-del-embarazo/cuarta-semana-de-embarazo

Semana 4 de embarazo: ¡Su corazón empieza a latir!

Semanas Embarazo. La 4ª semana de embarazo, 4 semanas de embarazo

¡Su corazón empieza a latir!

Te explicamos cómo evoluciona tu cuerpo a las 4 semanas de embarazo y cómo va creciendo tu bebé. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana

Si estás en la semana 4 de embarazo, debes saber que estás en una semana crucial, ya que es cuando podrás confirmar si estás embarazada.

Es probable que ya hayas empezado a notar los primeros síntomas del embarazo como las náuseas, el cansancio o un olfato extremadamente sensible, pero no solo eso, ya que en tu interior el embrión ya empezó a desarrollarse.

Durante esta semana el futuro embrión ya estará implantado de forma segura en la membrana del útero, que a partir de ahora secretará hormonas que ayudan a aguantar el embarazo. La cavidad amniótica y la placenta también empezarán a desarrollarse, pero mientras esta última termina de formarse, el saco gestacional será el encargado de alimentar al embrión.

El embrión, a su vez, estará formado por dos capas de tan solo células que se dividirán muy rápidamente para formar el inicio del cuerpo del bebé.

Esta pelota celular o blastocito, que al principio medirá 0.5 mm y crecerá a un ritmo de milímetro diario.

Edad del embrión: 2 semanas.

El bebé en la ecografía: imágenes y vídeo, semana 4

A continuación, te ofrecemos unas imágenes que no te dejarán indiferente: una ecografía de la semana 4 y un vídeo, para que veas qué sucede en movimiento. ¡No te los pierdas!

Ecografía de 4 semanas

Al final de las 4 semanas de embarazo, debería venirte el periodo, así que si no lo hace, al cabo de unos días, sería recomendable hacerte un test de embarazo

Es aconsejable, asimismo, realizar el test por la mañana, al despertar o después de haber estado al menos cuatro horas sin orinar para garantizar la máxima presencia de hormonas, cuya dosis es la que determina que el resultado sea positivo o negativo.

Unos días antes de salir de dudas con el test es probable, sin embargo, que ya hayas notado algunos síntomas típicos del embarazo, como por ejemplo el sueño, la fatiga, las náuseas o el cansancio, molestias que suelen darse sobre todo por la mañana y que se deben a que el organismo se está adaptando al embarazo.

Esta fase de adaptación suele concluir al final del primer trimestre del embarazo, aunque tampoco es una ciencia exacta y es distinto de una mujer a otra.

También es posible que notes cierto dolor pélvico –similar al del síndrome premenstrual, lo que suele dar lugar a dudas-, hinchazón abdominal y una mayor sensibilidad en los senos, e incluso que estos aumenten su tamaño. Todos estos síntomas entran dentro de la normalidad.

También entra dentro de la normalidad – pese al alarmismo que desata en una mujer que ya se sabe embarazada – que durante la cuarta semana de embarazo se produzca un ligero sangrado, consecuencia de la progresiva implantación del óvulo fecundado en el útero.

Esa sangre puede ser rosácea, rojo brillante o marronácea. A este respecto cabe señalar que en torno a un 25% de mujeres sufre una hemorragia al inicio del embarazo y casi todas llegan hasta el final de la gestación, si bien es cierto que un sangrado a estas alturas puede significar un aborto espontáneo.

Sea como fuere, debe avisarse al médico o a la comadrona ante cualquier hemorragia gestacional.

El test de embarazo es la prueba estrella de las cuatro semanas de embarazo. Debes saber que, en la mayoría de los casos, este suele dar positivo ya esta semana incluso antes de la ausencia de la menstruación… a no ser que tus ciclos hormonales sean irregulares y duren más de 30 días, algo que suele suceder en las mujeres con síndrome de ovario poliquístico.

Si esta semana coindice con alguna visita a tu ginecólogo y este decide realizar una ecografía, esta ya reflejará unas paredes del útero (o endometrio) más engrosadas, aunque será casi imposible visualizar la vesícula gestacional. 

Como hemos comentado, la semana 4 de embarazo es clave para determinar si esperas o no un bebé, algo que puede provocar impaciencia e incluso ansiedad, un nerviosismo que debemos mantener a raya para el bienestar del embrión y de la futura mamá.

Además de esa inquietud, como decíamos, es posible que aparezcan algunos síntomas un tanto molestos como las náuseas, que pueden paliarse tomando agua con gas, yogures, tisanas de melisa, desayunar en la cama y, si es posible, tomarse media hora antes de levantarse.

Ahora que el embarazo es un hecho, tanto tú como tu pareja deberíais dejar de fumar – si no lo habéis hecho ya -, ya que evitar el tabaco reduce el riesgo de aborto espontáneo, muerte del bebé en el nacimiento, parto prematuro, bajo peso en el nacimiento y muerte infantil súbita.

También conviene reducir, e incluso evitar, la ingesta de bebidas alcohólicas y, ¿qué hay de la cafeína?

La Food Standards Agency aconseja a las mujeres embarazadas no tomar más de 200 mg de cafeína al día, lo que equivale a dos tazas de café instantáneo, una de café filtrado o dos tazas de té. Antes de pasarte de cabeza al descafeinado, debes saber que estas pueden subir el colesterol.

La importancia de una dieta sana y equilibrada garantizará asimismo el mayor bienestar del bebé y de la futura mamá, pero no solo eso, ya que contar con sobrepeso antes del embarazo o engordarse demasiado durante la gestación tiene riesgos asociados como la aparición de diabetes gestacional o hipertensión durante el embarazo.

Esto implicará tener que practicar una cesárea en el momento de dar a luz, además de una mayor probabilidad de que tu hijo desarrolle diabetes u obesidad en el futuro.

……….

Consejos para alimentarte de forma sana desde ya..

No esperes más. Debes alimentarte bien desde el inicio de la gestación. Te ayudamos.

¡Hablamos de alimentación saludable en el embarazo!

Si sangras un poco, ¡no te asustes!..

El sangrado de implantación es normal y no supone ningún problema para el embarazo. Te decimos cómo es.

¡Descubre cómo es el sangrado de implantación! 

Por si te haces pis con más frecuencia… 

¿Has empezado a ir al baño más a menudo? Tranquila, es un síntoma del embarazo.

¡Descubre por qué orinas con más frecuencia!

Por si no sabes qué hará el ginecólogo en la primera visita..

¡Positivo! ¿Y ahora qué hago? Por el momento, mira qué controlará el ginecólogo en la primera visita.

¡Te explicamos la primera visita al ginecólogo!

………

Y ahora, haz clic sobre la imagen y mira tu DIBU correspondiente a la semana 4 de embarazo. 
¡Te enganchará!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo-semana-semana/semana-4-del-embarazo

Semanas Embarazo. La 4ª semana de embarazo, 4 semanas de embarazo

Semanas Embarazo. La 4ª semana de embarazo, 4 semanas de embarazo

Canastillas para el bebe gratis en www.canastilladelembarazo.com

Indice

  • Evolución del feto
  • Cambios en la madre
  • ¿Cómo cuidarse en esta semana?

Evolución del feto

Al principio de la semana el blastocisto está formado por dos tipos de células: el trofoblasto y la masa interna. En esta semana la masa celular interna sufre una invaginación mediante la gastrulación, la parte más importante del desarrollo embrionario.

Esta gastrulación forma un disco con tres capas de células que originarán posteriormente los diferentes tejidos del cuerpo humano. El disco interno (endodermo), se convertirá en los pulmones, el hígado y el sistema digestivo.

El disco medio (mesodermo), constituirá los huesos, músculos, riñones, órganos sexuales y el corazón del bebé. Por último, el disco externo (ectodermo) formará la piel, el cabello, los ojos y el sistema nervioso. La placenta primitiva también se transforma.

Sus células crean túneles para que la sangre fluya a través de ellos llevando las sustancias nutritivas y el oxígeno y expulsando los residuos.

Tu hijo mide aproximadamente 3 milímetros y está completamente adherido a su placenta.

Cambios en la madre

En esta semana ya podrás comprobar con seguridad si estás embarazada o no ya que los niveles de la hormona gonadotropina coriónica humana (hGC) son los suficientemente elevados para que puedan detectarse en una prueba de embarazo, por lo que hacia el final de la cuarta semana de gestación, pasada la fecha de la regla, puedes comprarte un test de farmacia y salir de dudas.

Las hormonas que tu bebé está secretando podrían hacerte sentir los primeros síntomas de embarazo esta semana.

Fatiga, hormigueo, dolor en los pechos o náuseas, podrían llevarte a creer que tu período comenzará en cualquier momento, porque los primeros síntomas del embarazo se asemejan mucho al síndrome premenstrual.

 Sin embargo, estos síntomas suelen ser más acusados en las mujeres que los experimentan y duran más tiempo.

Recuerda no obstante que no todas las mujeres tienen síntomas, así que puedes estar embarazada, aunque no notes nada.

¿Cómo cuidarse en esta semana?

Si tomas cualquier medicación, consulta a tu médico si puedes seguir tomándola y pregúntale todas las dudas que tengas. Es un buen momento para empezar a tomar vitaminas, ya que las 6 semanas próximas son claves en el desarrollo del feto. Tu bebé ya está expuesto a lo que ingieres, así que cuida tu alimentación.

Debes continuar consumiendo ácido fólico (para evitar blastopatías como la espina bífida), proteínas (50% más de las que consumías antes de embarazarte), calcio (interviene en el desarrollo de dientes y huesos del bebé 1.000 mg) y hierro (para evitar anemias).

Vigila lo que comes, ya que todo llega al bebé. Si no has pasado la toxoplasmosis, o si no lo sabes, debes evitar comer alimentos que puedan estar contaminados de este parásito que causa una infección muy grave en el embarazo. Así que nada de alimentos crudos o poco cocinados.

En cuanto a la listeriosis, otra enfermedad que puede causar serios daños al feto en el embarazo, se puede contraer al comer lácteos sin pasteurizar, carne cruda o poco hecha, y frutas y verduras crudas sin lavar correctamente, por lo que debes evitar estos alimentos y lavar bien las frutas y verduras antes de consumirlas. 

No bebas nada del alcohol, pero sí unos 2,5 litros de agua al día.

Procura mantenerte en forma haciendo ejercicio moderado adaptado a tu nuevo estado.

Si empiezas a tener náuseas, puedes tomar jengibre para controlarlas.

Dios está presente en todas las culturas y pueblos desde los albores de la humanidad. Ya sea en una religión politeísta o monoteísta, para la mayoría de los hombres dios ha sido muy importante en sus vidas,… (que se ha formado a las 4 semanas de embarazo)

Todos estos nombres que te presentamos tienen algo en común: significan “tierra” o esta palabra forma parte de su significado. ¿Quieres conocerlos? Quizá alguno sea el elegido para tu hijo. (4 semanas de embarazo)

A veces la noticia del embarazo llega de sorpresa aunque lo hayas estado buscando, por lo que si no estás segura de en qué etapa te encuentras, te recomendamos informarte sobre lo que ocurre semana a semana…. (que se ha formado en las 4 semanas de embarazo)

Legalmente está claro: el primero que nace. Pero, ¿y biológicamente? ¿Quién se formó antes? (que se a formado en un embarazo de 4 semanas)

Guardián y protector en muchas ocasiones son sinónimos y hoy os traemos un listado enorme de nombres que poner a vuestros hijos que significan guardián o protector. ¿Cuál elegís vosotros? (a las 4 semanas de embarazo que se ha formado)

Los demonios son seres que representan el mal, pero también los vicios y los defectos que posee la humanidad por lo que es bastante fácil encontrarse con una variedad de estos en las distintas culturas… (que semana el feto es mas vulnerable y por que)

La mayoría de partos empiezan por la noche, por eso hay muchos nombres, de diversos orígenes, que significan “nacido de noche”. También hay muchos nombres que significan simplemente “noche”. ¿Quieres conocerlos?… (organos que se forman en las 4 semanas de embarazo)

Desarrollo del feto semana a semana

Desde el momento en que el óvulo es fecundado, comienza a crecer y desarrollarse a un ritmo frenético para pasar en 9 meses de medir menos de un milímetro a medir unos 50 cm y pesar alrededor de 3 kilos…. (4 semana de embarazo que se esta formando)

Estos bonitos nombres que te proponemos en este artículo tienen todos un significado común: belleza. La belleza está asociada a la hermosura. Se trata de una percepción bastante subjetiva, pues lo que… (órganos que se desarrollan a las 4 y 6 semanas de embarazo)

Desde hace unos años existe la tendencia de buscar nombres cortos para los niños. Os mostramos algunos de los más cortos y sus significados. (que se ve a las 4ta semanas de embarazo)

La luna es el satélite de la tierra, un elemento mágico y místico que representa para muchas culturas el poder femenino, la diosa madre, por lo que muchos de los nombres relacionados con la luna son femeninos….

¿por qué mi bebé se mueve mucho?

Cuando el bebé se mueve dentro de nosotras nos emociona como nunca, pero si este lo hace demasiado nos puede llegar a preocupar. Es por ello que te recomendamos informate sobre por qué tu bebé se mueve…

Son muchos los significados que encontramos de los diversos nombres que existen. Uno de ellos es “salud” o “sano”, haciendo referencia al buen estado físico de una persona. Si quieres que tu hijo tenga…

La grandeza es una cualidad que hace referencia a una persona que es grande en importancia, tamaño, intensidad o bondad. Son muchos los nombres que encontramos de diversos orígenes, tanto para chica como…

Existen muchísimos nombres para niño y para niña relacionados con la naturaleza ya que los seres humanos somos, al fin y al cabo, animales rodeados de flora, fauna, montañas, ríos… si lo tuyo es la naturaleza,…

Cuando te enteras de que vas a ser mamá una de tus primeras «preocupaciones» será la decisión del futuro nombre de tu hijo. Tendrás que tener en cuenta que el nombre sea apropiado tanto para un niño como…

Existen muchos nombres, de diversos orígenes aunque predomina el germánico, con nombres cuyo significado hace referencia a la inteligencia de una persona.

Calcular el tiempo de embarazo no siempre resulta fácil. Especialmente porque el cómputo se puede hacer de dos formas principalmente: en meses o en semanas.

¿se acuerdan de sofía, martina, carla, valeria, noa y olivia? Sí, son los nombres de niña que se pusieron de moda en 2019, pero este 2020 la cosa cambia un poco…de hecho, lo que sucede es que muchos de…

En ocasiones es difícil entender cómo un bebé puede encontrar espacio suficiente para crecer en un lugar tan pequeño como el útero de una mujer. Sin embargo en esto del embarazo has de saber que no todo…

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/4-semanas-de-embarazo

Cómo es la semana 4 de embarazo: síntomas

Semanas Embarazo. La 4ª semana de embarazo, 4 semanas de embarazo

La cuarta semana de embarazo, se caracteriza por la ausencia de menstruación. El embarazo empieza a contarse desde el primer día de la última regla que ha tenido lugar. Todavía faltan 8 meses de gestación.

Qué se siente en la semana 4 de embarazo

En las primeras semanas del embarazo no se suele sentir gran cosa. Hay mujeres que tienen sensaciones muy similares a las de la ovulación o la menstruación, pero lo habitual es que ni te enteres. En la cuarta semana de embarazo lo normal sería tener pequeños mareos, nauseas matutinas y puede que notes los olores más intensos y a veces resultan desagradables.

Tengo que explicarte algo, para que no te alarmes en el caso de que te pase a ti.

El 25% de las mujeres embarazadas sufre hemorragias en el primer trimestre, esto no quiere decir que vayas a perder al bebé, en muchos casos es totalmente normal, pero al primer indicio debes acudir a los médicos, que valoren la situación ya que, por desgracia, los sangrados constantes también son un síntoma de aborto espontáneo.

Qué síntomas son propios de esta etapa de embarazo

En esta etapa, los primeros síntomas son más intensos, la implantación ya ha tenido lugar y nos ha dejado unas molestias debido a ello.

Los síntomas son similares a los previos de nuestra menstruación, pero por lo general nos encontraremos con, retención de líquidos, dolor en el bajo vientre o en la zona pélvica, que pueden derivarse en pinchazos, aumento de presión en los senos, mareos, ganas continuas de orinar, cambios de humor como si tuviéramos bipolaridad, dolores de cabeza y en algunos casos, siendo estos mínimos, las mujeres experimentan episodios aislados de subida de leche.

Y por supuesto las dichosas nauseas que a menudo se convierten en vómitos y no precisamente van a ser solo por las mañanas. Además, el flujo vaginal va a ser más espeso, transparente y fluido, mucho más abundante que el que recordamos antes de tener el periodo o después.

Cambios en tu bebé esta semana

En el embarazo, semanas 3 y 4 pueden hacernos un lío, cuando estamos hablamos de la actividad interna.

Pero lo cierto es que cada mujer es diferente y los cambios en el cuerpo propios de la cuarta semana pueden producirse antes o después de esta.

Pero por lo general, el embrión en este momento tiene aproximadamente dos semanas, aún debemos llamarlo blastocisto, ya que no es más que, varias células unidas en forma de disco.

Estas células de las que hablo, se organizan por capas que tienen a su vez, objetivos distintos.

Un grupo trabaja para dar lugar a los tejidos y órganos, otro se encarga de generar todo lo necesario para la alimentación del feto en la placenta, por otro el líquido amniótico y las membranas, para que se encuentre en todo momento protegido.

Esto es posible, porque la mayoría de estas células, son células madre que como ya sabemos, gracias a su versatilidad, se dividen fácilmente para crear más células y construir cualquier elemento del cuerpo de nuestro bebé.

Todo lo que os he contado sobre los cambios, puede ser explicado de manera más científica.

En esta cuarta semana se crea el disco trilaminar que da lugar al ectodermo, este se encarga del sistema nervioso central, el endodermo, encargado de crear el tracto gastrointestinal, hígado, glándula tiroides y páncreas y el mesodermo que dará lugar al sistema sanguíneo, los músculos y huesos.

Qué comer en la cuarta semana de embarazo

Como ya sabemos, la alimentación no solo es importante durante las semanas que dura el embarazo, es que es necesario consumir los alimentos adecuados incluso en la lactancia, para no transmitir ningún mal a nuestro pequeño.

Ya deberíamos haber eliminado de nuestra rutina diaria el alcohol, tabaco y por supuesto todo estupefaciente que perjudique el buen desarrollo del feto. El café también es recomendable eliminarlo de nuestro día a día, será difícil si eres una caféadicta, pero tendrás que hacer ese esfuerzo.

Lo mejor que puedes hacer en este momento es, pedir cita con tu ginecólogo o tu médico de cabecera para que ellos te orienten en la alimentación y consumo de suplementos y vitaminas como ácido fólico que mejoren tu estado.

No obstante, como va a ser una semana difícil y te levantarás con ganas de vomitar la mayoría de los días, te recomiendo evitar que tengas el estómago vacío.

No se trata de llevar a rajatabla, eso de comer por dos, come lo normal, pero hazlo de poco en poco para evitar que tu estómago se vacíe y que sufras más a la hora del vómito.

Recomendaciones de la cuarta semana

Tu bebé ahora mismo es como una pequeña lenteja, el pequeño mide sólo 4 milímetros de diámetro y por lo tanto si te realizas una ecografía lo que verás será algo muy pequeño sin distinciones.

En 4 semanas de embarazo, las ecografías mostrarán una pequeña esfera de líquido con los bordes marcados, situada en el endometrio, pero este no es el embrión, si no que se trata del saco gestacional que lo contiene.

Источник: https://www.elespanol.com/como/semana-embarazo-sintomas/424457839_0.html

Semana 4 de embarazo: implantación del embrión en el útero

Semanas Embarazo. La 4ª semana de embarazo, 4 semanas de embarazo

La cuarta semana de embarazo se corresponde con la cuarta y última semana del ciclo menstrual antes de la bajada de la menstruación. Por tanto, en caso de embarazo positivo, tendrá lugar el retraso menstrual que hará que la madre sospeche una posible gestación.

Aunque es un momento muy temprano en el embarazo, el embrión ya tiene más de una semana de vida y ha sufrido cambios en su tamaño y estructura durante el camino de las trompas de Falopio hasta el útero.

En la semana 4 de embarazo será cuando este embrión implante en el endometrio (capa uterina interna) y la madre comience a sufrir cambios en su organismo, como el tan conocido sangrado implantacional.

¿Qué ocurre en la semana 4 de embarazo?

Debido a que las semanas de embarazo empiezan a contarse desde la fecha de la última regla (FUR), éstas no coinciden con la edad gestacional del feto. En la cuarta semana de embarazo, el embrión realmente tiene apenas 2 semanas desde su concepción.

A pesar de ello, todos los profesionales de la reproducción toman como referencia la FUR para contar las semanas de embarazo en una gestación de 40 semanas en total.

Implantación embrionaria

En la cuarta semana de embarazo, cuando el embrión llega al útero materno, éste se encuentra en estado de blastocisto y cuenta con 2 estructuras diferenciadas: la masa celular interna (MCI), a partir de la cual se desarrollará el bebé, y el trofoblasto, que originará la placenta.

Después de un par de días en la cavidad uterina aproximadamente, el embrión tiene que implantar en el endometrio para que tenga lugar un embarazo evolutivo.

Para más información sobre este tema, puedes seguir leyendo en el siguiente post: ¿Qué es la implantación del óvulo fecundado?

Formación de la placenta

La placenta es el órgano que conecta al bebé con la madre y que se encarga de su nutrición durante los nueve meses de embarazo.

Su formación se inicia con la implantación embrionaria y culmina en el cuarto mes de embarazo, cuando finalmente adquiere su total funcionalidad.

Para ello, el trofoblasto del blastocisto, también llamado trofoectodermo, se diferencia en las siguientes capas:

Sincitiotrofoblasto (capa externa)sus células erosionan los capilares maternos del endometrio, la sangre fluye y se establece una circulación útero-placentaria.Citotrofoblasto (capa interna)sus células proliferan en el sincitiotrofoblasto formando las vellosidades coriónicas primarias. Las células migran, proliferan y forman el saco vitelino definitivo.

Con todo esto, se desarrollan los vasos sanguíneos y el volumen de sangre aumenta alrededor del 50% para afrontar la demanda de oxígeno del feto. Además, el fragmento de fijación del embrión al endometrio se convertirá en el cordón umbilical.

Desarrollo embrionario en la cuarta semana

Si quieres entrar más en detalle en cuanto a la formación de las estructuras embrionarias, este apartado se encuentra ampliado en el artículo siguiente: Formación de la placenta y el cordón umbilical.

El feto y la cavidad amniótica

Antes de la implantación, el blastocisto se desprende de la zona pelúcida que lo envuelve en el proceso denominado eclosión, lo cual le permitirá establecer las conexiones con el endometrio para adherirse e invadirlo.

Una vez ha tenido lugar la implantación, el embrión mide aproximadamente 1 mm y empieza a formarse la cavidad amniótica, una especie de saco limitado por una membrana denominada amnios y en cuyo interior se desarrollará el feto suspendido en el líquido amniótico.

Las funciones del líquido amniótico con respecto al feto durante el embarazo son las siguientes:

  • Protegerle
  • Mantenerlo a una temperatura adecuada
  • Permitir que su crecimiento sea simétrico
  • Permitir que se mueva libremente
  • Favorecer el desarrollo de los pulmones

Además de la cavidad amniótica, también se forma el saco vitelino o vesícula vitelina, un anexo embrionario que cumple la función de nutrición del feto antes de la formación completa de la placenta.

En la semana 5 ya es posible ver el saco vitelino dentro del saco gestacional por ecografía, incluso antes que al embrión, y suele desaparecer al final del primer trimestre.

Síntomas en la madre

El principal síntoma que siente la mujer durante esta cuarta semana de embarazo es el sangrado de la implantación. Esto se corresponde con un manchado marrón o ligero sangrado que se produce como consecuencia de la rotura de unas pequeñas venas en el endometrio al unirse el embrión.

Es importante poder diferenciar este sangrado con la menstruación, pues si se tratara de la regla indicaría no haber conseguido el embarazo durante este ciclo menstrual.

Además de esto, la mujer también puede empezar a experimentar otros cambios en su cuerpo, aunque la mayoría no sienten síntomas durante la cuarta semana.

Algunos de estos signos y síntomas pueden confundirse con los premenstruales, los cuales pueden ser muy cambiantes entre las mujeres. No obstante, lo más común en esta etapa es notar lo siguiente:

  • Mayor cansancio o sueño
  • Retención de líquidos
  • Muchas ganas de orinar
  • Dolores en el bajo vientre
  • Tensión en el pecho
  • Cambios olfativos y en algunos sabores
  • Primeras náuseas matutinas

Puedes consultar otros síntomas típicos de esta semana 4 de embarazo en el siguiente post: Síntomas de implantación del óvulo fecundado.

El test de embarazo

Al final de esta cuarta semana de gestación tendrá lugar el retraso menstrual que hará sospechar a la mujer de la posibilidad de embarazo. Es entonces el momento adecuado para hacer un test de embarazo que resuelva la duda.

Los test de embarazo caseros miden el nivel de la hormona beta-hCG, también conocida como hormona del embarazo, en la orina. Por tanto, son una prueba muy sencilla, económica y rápida que la mujer puede conseguir en la farmacia.

Cabe destacar que si se realiza antes del retraso menstrual, es posible que el test no detecte la hormona beta-hCG todavía y dé lugar a un falso negativo.

Por otra parte, las mujeres que intentan conseguir un embarazo a través de un tratamiento de fertilidad como la fecundación in vitro (FIV) suelen hacerse una prueba de embarazo en sangre. Su sensibilidad para detectar la hormona beta-hCG es mayor y, por tanto, su fiabilidad también.

Además, la prueba en sangre puede ser cuantitativa, de manera que es posible saber el valor exacto de la hormona beta-hCG y compararlo con los niveles de referencia para la semana 4.

¿Cuándo puedo hacer un test de embarazo?

Si tienes dudas sobre los test de embarazo, te recomendamos seguir la lectura en el siguiente artículo: ¿Cuándo hacer la prueba de embarazo para que resulte fiable?

Recomendaciones en la semana 4

En el momento en que la mujer descubre que está embarazada debe cambiar sus hábitos y adaptar la rutina diaria a este nuevo estado.

Entre la multitud de consejos y pautas que pueden dar los especialistas para llevar un embarazo saludable, destacamos los siguientes en cuanto a la alimentación y el deporte:

Tomar ácido fólicoayuda a prevenir la aparición de defectos congénitos en el cerebro y médula espinal en el bebé. Normalmente se aconseja un suplemento diario de 400 mg al día.Aumentar el consumo de lácteosla leche y yogures desnatados o semidesnatados, así como el queso semicurado, ofrecen el aporte de calcio necesario para el desarrollo del sistema nervioso y muscular del bebé.Amoldar el ejercicio físicoreducir la intensidad de la actividad física o, en caso de no practicar ningún deporte, empezar a realizar ejercicio físico suave para mejorar el tono muscular, la fuerza y la resistencia, lo cual será beneficioso a lo largo del embarazo y en el parto.Alimentos que deben consumirseverduras, frutas y hortalizas con aporte de fibra. También la carne y el pescado que aporten la cantidad necesaria de hierro y ácidos omega-3.Sustancias que deben evitarsecafé, tabaco, alcohol u otras drogas.

En el momento en que la mujer sabe que está embarazada, lo primero que debe hacer es llamar a su ginecólogo/a para concertar una cita y hacerse una primera ecografía.

Ejercicio en la embarazada

¿Qué es la implantación embrionaria?

Por Dra. Paloma de la Fuente Vaquero (ginecóloga).

La implantación embrionaria consiste en el proceso por el cual el embrión se adhiere a la pared interna uterina conocida como endometrio. El embrión es capaz de penetrar en el útero. A partir de este momento comenzará la formación de la futura placenta que aportará nutrición, sustento y protección del embarazo.

¿Qué pasa si tengo una infección urinaria con 4 semanas de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Es posible tratar las infecciones de orina durante el embarazo con antibióticos que no tengan efectos nocivos para el bebé. Lo más importante es empezar a combatir la infección cuanto antes, pues puede tener consecuencias graves en el embarazo.

Además, es importante tener en cuenta otras consideraciones como beber mucha agua para orinar frecuentemente y tener especial cuidado con la higiene íntima.

¿Es normal sangrar en la cuarta semana de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Durante este periodo es posible experimentar el sangrado de la implantación debido a la anidación del embrión en el endometrio. Esto es un síntoma de embarazo que consiste en pérdidas de sangre o un manchado más o menos intenso y que no supone una amenaza de aborto.

En caso de tratarse de un sangrado abundante, podría tratarse de la menstruación y, por tanto, la mujer no estaría embarazada.

¿Es posible ver el embrión en la cuarta semana de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

El embrión es tan pequeño en esta cuarta semana que no es posible verlo por ecografía de ultrasonido. La primera estructura que se detecta en una ecografía es el saco gestacional, el cual suele medir unos 2 milímetros (mm) de diámetro en la semana 4+2 y que suele crecer 1 mm por día.

A veces, también es posible visualizar el saco vitelino, una pequeña esfera llena de líquido que se encuentra en el interior del saco gestacional. Aunque el saco vitelino se detecta antes del embrión en una ecografía, su presencia es de buen pronóstico, ya que descarta un posible embarazo anembrionado.

¿Puedo abortar con 4 semanas de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En las primeras semanas de embarazo es posible que la mujer sufra un aborto espontáneo sin que esto tenga ninguna implicación para embarazos futuros. De hecho, los abortos bioquímicos o microabortos tienen lugar durante esta cuarta semana de gestación y la mujer puede llegar a confundirlos con una simple menstruación.

En caso de que la mujer desee interrumpir un embarazo voluntariamente (IVE), es posible tomar fármacos como Cytotec compuesto por misoprostol una vez confirmado el embarazo para provocar el aborto, siempre bajo supervisión médica.

Lectura recomendada

Si te interesa saber los tipos de ecografía que existe y cuando deber de hacerse a lo largo del embarazo, te recomendamos entrar en el siguiente artículo: Ecografía fetal en el primer, segundo y tercer trimestre.

Hemos hablado del riesgo de aborto espontáneo durante el primer trimestre de embarazo. Si te interesa saber los síntomas o los tipos de aborto que existen, puedes seguir leyendo en el siguiente post: El aborto espontáneo.

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/cuarta-semana-de-embarazo/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: