Semanas Embarazo. La 6ª semana de embarazo, 6 semanas de embarazo

Semana 6 de embarazo: ¡Su cabeza aún es muy grande!

Semanas Embarazo. La 6ª semana de embarazo, 6 semanas de embarazo

¡Su cabeza aún es muy grande!

Te explicamos cómo evoluciona tu cuerpo a las 6 semanas de embarazo y cómo va creciendo tu bebé. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana

Estás en la semana 6 de embarazo. Tu pareja y tú quizás sigáis preguntándoos si es cierto que esperáis un bebé y de ahí que tú busques encontrar alguna manifestación de tu nuevo estado.

No te preocupes si no notas ningún síntoma propio del embarazo: la ausencia de ellos es totalmente normal y no significa que haya complicación alguna.

Debes saber, sin embargo, que durante esta semana el embrión sigue creciendo y desarrollándose a pasos agigantados.

El embrión tiene ahora 14 somitas, que son los pilares del sistema musculo esquelético del bebé y mide 4 milímetros desde la coronilla hasta las nalgas.

Embarazada de 6 semanas

Esta semana 6 de embarazo es clave, además, porque su corazón está empezando a efectuar sus primeros y potentes latidos y porque el tubo neuronal –que se convertirá en el cerebro y la médula espinal- se está empezando a cerrar.

En su cabeza aparecerán dos pequeños hoyos a lado y lado que, después, darán paso a sus ojos; su cabeza se doblará hacia el cuerpo y en su cabeza y cuello se esbozarán la mandíbula inferior y su laringe.

¡Y todavía hay más! En su tren inferior se desarrollará una protuberancia parecida a una cola que, después, dará lugar a sus piernas. En el tren superior también aparecerán unos pequeños primordios que darán lugar a sus brazos.

A estas alturas del embarazo, el saco gestacional sigue suministrando la mayor parte de la alimentación del bebé.

Ello se debe a que el cordón umbilical, que contiene vasos sanguíneos que entran y salen de la placenta en formación, todavía no suministra al bebé todos los nutrientes que este necesita.

En la semana 6 del embarazo, el que sí que empezará a hacer circular la sangre alrededor del cuerpo del bebé es su corazón.

Edad del embrión: 4 semanas.

A continuación, te mostramos un vídeo y una ecografia correspondientes a la semana 6. ¡Es impresionante lo rápido que se desarrolla el embrión!

Ecografía de 6 semanas

Además de los cambios más evidentes, cuando estás embarazada de 6 semanas tu cuerpo sufre importantes transformaciones en lo que se refiere al aspecto interno de la estructura ósea y de todos los órganos.

Se modifican, aunque sea de forma imperceptible, el ritmo de la respiración, el metabolismo, la circulación sanguínea, el funcionamiento del hígado y de los intestinos.

Debido al ajetreo hormonal, también es probable que tus rasgos faciales se suavicen, que la piel sea más tersa y tu cabello, más espeso.

A los síntomas más habituales del embarazo (náuseas, vómitos, intolerancia a ciertos olores y alimentos, cansancio y somnolencia, etc.) quizás ahora se sumen la congestión nasal, el estreñimiento, el exceso de salivación o el ardor de estómago.

No desesperes: todo se debe a que tu cuerpo se está preparando para albergar una nueva vida. ​​

Ahora que ya sabes que estás embarazada de 6 semanas, probablemente te preguntarás qué día nacerá tu bebé.

Para calcularlo puedes retroceder en el tiempo hasta el primer día de tu última menstruación y, a partir de ahí, contar 40 semanas o 280 días.

Si no, puedes esperar unos días, a que tu ginecólogo realice un escáner que mida al bebé y determine su fecha prevista de parto.

A este respecto debes saber que la mayoría de bebés nace dentro de las dos semanas anteriores o posteriores a su fecha prevista, si bien se considera que un bebé ha nacido a término si lo hace entre las semanas 37 y 42 de gestación.

Si eres una de las pocas mujeres que se ha quedado en estado pese a estar utilizando métodos anticonceptivos, es poco probable que el bebé haya sufrido algún daño, pero debes apresurarte en dejar de tomar la píldora, parar las inyecciones anticonceptivas o quitarte el parche anticonceptivos, si esos son los métodos que usabas.

Si, en cambio, llevas un implante anticonceptivo o un sistema o dispositivo intrauterino –DIU- debes acudir cuanto antes a tu ginecólogo para que te lo retire.

La semana 6 de embarazo es ideal para seguir llevando un estilo de vida saludable y mantenerte activa. Dar paseos aprovechando la luz del día además es sanísimo, puesto que el sol es fuente de Vitamina D y esta, a su vez, ayuda al cuerpo a absorber el calcio, que es vital para el desarrollo óseo del embrión.

Dado que el tubo neural se está comenzando a cerrar, es igualmente recomendable seguir tomando 400 microgramos diarios de ácido fólico, un hábito que debe mantenerse hasta las 12 semanas de embarazo.

……….

Consejos para las que han perdido peso por las náuseas..

Algunas embarazadas sufren más náuseas y vómitos que otras. ¿Qué ocurre cuando eres de las que tienen más e incluso pierdes peso?

¡Hablamos sobre las náuseas en el embarazo!

Por si te duele la cabeza y no sabes si tomar paracetamol..

¿Te sientes mal, te duele la cabeza o tienes una contractura y dudas si tomarte algo? Aquí hablamos del paracetamol.

¡Descubre si puedes tomar paracetamol en el embarazo! 

¿Y si encima tienes la nariz tapada?..

¡Lo que faltaba, ya te has resfriado y no puedes respirar por la nariz! A la espera de lo que diga tu médico, vamos a orientarte.

¡Descubre cómo aliviar la nariz tapada en el embarazo!

Consejos para las que trabajan con ordenador..

Si trabajas largas horas sentada delante del ordenador de la oficina, te conviene leer esto.

¡Descubre cómo debes cuidarte cuando trabajas sentada con un ordenador!

………

Y ahora, haz clic sobre la imagen y mira tu DIBU correspondiente a la semana 6 de embarazo. 
¡Te enganchará!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo-semana-semana/semana-6-del-embarazo

Cómo es la semana 6 de embarazo: síntomas

Semanas Embarazo. La 6ª semana de embarazo, 6 semanas de embarazo

Ya ha pasado otra semana desde la última vez que hablamos de cómo es la semana 5 de embarazo y probablemente estés todo el día intentando calcular las semanas de embarazo que te quedan para dar a luz. Un consejo es utilizar una aplicación de motorización, pues en esta semana no te harán ecografías.

Muchas mujeres las usan incluso después del parto para hacer un seguimiento de su bebé, durante los primeros meses. Además, es muy divertido saber que tamaño tienen los bebés, en cada momento. Ahora mismo, por ejemplo, debe tener el tamaño de un guisante, pero con una forma un poco más alargada que ya comienza a tomar.

Qué se siente en la semana sexta de embarazo

En estas seis semanas de embarazo no te han ido desapareciendo las náuseas matutinas, las seguirás teniendo por lo menos hasta la semana 14.

 Aunque lo mismo eres una chica con suerte y se te pasan antes.También notarás un aumento de sueño, ojos cansados y muchas pero que muchas ganas de dormir.

 Si tienes tiempo, satisface tus ganas que no pasa nada por que te eches una cabezadita.

Vas a notar más presión en el pecho además de crecer de manera exagerada, incluso no te extrañe si te molesta ya la talla de tu sujetador. Aún puede haber algunos síntomas propios de la menstruación, pero no es lo habitual. Sobre todo, la presión en el bajo vientre piensa que ahí está creciendo algo.

En cuanto al sangrado en el embarazo de seis semanas, es importante que sepas que no debería aparecer, ¡ojo! Que puede ser normal, no todas las chicas son iguales ni desarrollan los mismos síntomas, pero si notas sangrado, acude inmediatamente al médico porque puede ser una amenaza de aborto. Si no sientes absolutamente nada, no hace falta que cunda el pánico, todo puede estar perfecto dentro de ti. La ausencia de síntomas o sensaciones no es motivo de alarma.

A parte de estos síntomas que se que ya te sonaban, quiero que sepas lo que está pasando dentro de tu cuerpo.

Como está en un periodo de adaptación, tu estructura ósea y todos los órganos se están preparando para tu bebé.

Por eso puedes notar en algún momento, aunque mínimamente un aumento de tu respiración o tu ritmo cardiaco por un cambio en la circulación sanguínea.

Una curiosidad es que puede que empieces a notar como los músculos de la cara se relajan y esto es debido a la alteración en las hormonas.

Qué comer en la semana seis de embarazo

En cuanto a la alimentación, deberíamos tener ya una dieta establecida bastante estricta y tener bien claro cuales son los alimentos totalmente prohibidos. Si no lo has hecho, no sé a que estás tardando. Probablemente necesitas que alguien más te diga esto: ¡Llevas dentro una responsabilidad!

Hay quien todavía dice que cuando se está embarazada hay que comer por dos… Lo has escuchado alguna vez seguro, pero tengo que decirte que no es del todo cierto. Hay que comer lo suficiente como para alimentar a otra pequeña vida, pero sobre todo hay que tomar especial atención a la calidad y la variedad de los alimentos que ingerimos.

Los frescos son casi una obligación y ni que decir tiene que necesitamos carne o pescado para conseguir las proteínas. Consume cereales, verduras, frutas, huevos o lácteos.

Y otro detalle es retirar alimentos perjudiciales para ti y tu bebé como la bollería, los aperitivos, bebidas gaseosas y por supuesto azucaradas. En cuanto a los dulces mejor mirarlos de lejos.

La sal, no podemos eliminarla de nuestra dieta ya que es necesaria, aunque sería bueno sustituirla por sal yodada y en todo caso moderar su consumo.

No te olvides también de nuestro queridísimo ácido fólico, fiel aliado para las embarazadas, puedes tomarlo en suplementos o conseguir las vitaminas del grupo B en: espárragos, legumbres, hígado o verduras de hoja verde. Pero recuerda que todo en exceso es malo, sobre todo en estas primeras semanas consume tanto ácido fólico como te recete tu médico, ni un gramo más.

Cómo cuidarse en la semana seis de embarazo

Fuera malos hábitos, aunque seguro que ya lo sabes, ni una gota de alcohol, olvídate del tabaco, es más si puedes alejarte del humo cuando alguien fuma, mucho mejor.

Y en cuanto al café, siento decirte que también forma parte de los alimentos prohibidos para una embarazada.

Sí lo sé, con el sueño que tienes ahora mismo me quieres matar, pero piensa que es por tu bien.

Y para buenos hábitos, recomendables 100%, el ejercicio físico. Lo mejor es comenzar por fortalecer los músculos que vas a usar en el parto (así seguro que le quitarás hierro al asunto).

Me refiero con estos músculos a la pelvis, el abdomen, y la parte baja de la espalda.

A parte de mejorar el parto, si practicamos ejercicio durante la gestación mejoramos nuestra autoestima, tu sistema circulatorio y respiratorio será más ligero y conseguiremos no ganar peso en exceso, así nos será más fácil recuperar luego nuestra figura.

No es necesario que corras una maratón si antes ni siquiera lo hacías, se trata de ejercicios sencillos que no te supongan demasiado esfuerzo pero que consigan fortalecer tus músculos.

Además, te recomiendo totalmente la práctica de algunas actividades como el senderismo, caminar a ritmo moderado para favorecer a una buena circulación, hacer natación dos o tres veces por semana y sobre todo asistir a clases de yoga o Pilates, no solo conseguirás relajarte, sino que te ayudará a respirar mucho mejor.

Espero que te hayas quedado con todos los detalles que acabo de desvelarte, sobre todo de cómo cuidarte. Es la clave para prevenir problemas durante el embarazo.

Источник: https://www.elespanol.com/como/semana-embarazo-sintomas/429957110_0.html

Semana 6 de embarazo: evolución del embrión y síntomas

Semanas Embarazo. La 6ª semana de embarazo, 6 semanas de embarazo

Durante la semana seis de embarazo, el embrión implantado en el útero empieza a crecer de manera muy rápida y todos sus órganos empiezan a desarrollarse a partir de estructuras primitivas.

El evento del desarrollo embrionario más importante durante esta sexta semana es la formación del corazón primitivo, el cual empieza a latir y bombear la sangre por todo el cuerpo del feto.

El cuerpo de la futura madre también continúa sufriendo grandes cambios para adaptarse al embarazo. No obstante, es posible no sentir ningún síntoma de embarazo todavía.

Desarrollo del bebé

Aunque al inicio de la sexta semana de embarazo el embrión aún es muy pequeño (mide unos 2-4 mm), empieza a sufrir grandes cambios y a aumentar su tamaño rápidamente. Al final de esta semana, ya medirá alrededor de 5-6 mm y podrá verse en una ecografía.

Estas medidas corresponden a la longitud cráneocaudal (LCC), que es la longitud desde la cabeza hasta el final de la columna vertebral. No se tiene en cuenta la medida de las piernas, ya que están dobladas y esto podría llevar a un sesgo en la medida.

Además, el corazón de este pequeño bebé también empieza a formarse durante esta semana 6 de embarazo. Solamente tiene dos vasos sanguíneos, pero ya empieza a latir de manera muy enérgica.

El aspecto del embrión durante la semana 6 de embarazo es un poco extraño. Su cabeza es muy grande y aparece encorvada hacia su cuerpo.

El resto de cambios que sufre el feto durante su desarrollo se comentan a continuación:

  • El tubo neural, a partir del cual se forman el cerebro y la médula espinal, se empieza a cerrar.
  • En la parte media del embrión se esboza un intestino, origen de todo el aparato digestivo.
  • En el interior del embrión empieza la formación de los pulmones y las fibras musculares.
  • Se forman los primordios del ojo y del oído, que se observan como unas manchas negras a ambos lados de la cabeza.
  • Las extremidades no se aprecian bien, pero aparecen unas pequeñas protuberancias que formarán los brazos en primer lugar y, posteriormente, las piernas.

Durante esta etapa embrionaria se forman la mayoría de órganos de todo el cuerpo. Por tanto, existe una mayor susceptibilidad a sufrir malformaciones en el feto si la mujer sigue unos hábitos de vida poco saludables o no se cuida desde el inicio de su embarazo.

Desarrollo del embrión de 6 semanas

La placenta todavía no se ha formado del todo y el cordón umbilical aún no aporta el alimento necesario para el desarrollo del feto. Este aporte nutricional viene dado por la vesícula vitelina, un anexo embrionario que desaparecerá cuando se forme la placenta.

Síntomas normales en la sexta semana

En este momento de la gestación, el feto va evolucionando y experimentando grandes cambios, como la formación del sistema circulatorio.

Todo este desarrollo y crecimiento tan rápido en el vientre materno hace que la mujer sienta síntomas evidentes de embarazo, como los siguientes:

  • Náuseas o vómitos matutinos
  • Mayor cansancio y debilidad
  • Intolerancia a algunos olores o sabores
  • Estreñimiento
  • Oscurecimiento de la piel
  • Ganas de orinar frecuentes
  • Sensibilidad y aumento de los senos
  • Aparición de antojos
  • Dolor de cabeza
  • Congestión nasal
  • Salivación excesiva
  • Ardor de estómago
  • Cambios de humor constantes

Es importante destacar que no todas las mujeres tienen los mismos síntomas. De hecho, algunas mujeres afirman no tener síntomas en la sexta semana de embarazo.

Molestias en la sexta semana

Lo que sí sucede en el interior del cuerpo de la mujer son cambios para adaptar su estructura ósea y órganos a su nuevo estado de embarazo.

Estos cambios hacen también que se modifique, de manera más o menos perceptible, el ritmo de la respiración, el metabolismo de la mujer, la circulación sanguínea, el funcionamiento del hígado y de los intestinos.

Además, el cambio que va a empezar a ser más significativo a partir de esta semana 6 es la ganancia de peso y el crecimiento de la barriga.

La ecografía del primer trimestre que confirma el embarazo debe hacerse a partir de la semana 6 o 7 de embarazo. No es recomendable hacerla antes porque es posible que aún no se vea el embrión dentro del saco gestacional, lo cual genera cierto estrés en la mujer al pensar que algo va mal.

La mayoría de mujeres ya pueden visualizar el embrión con una ecografía abdominal a la sexta semana, así como escuchar los latidos del corazón que acaba de formarse. No obstante, hay veces que los latidos cardíacos no se escuchan hasta la semana 7 de embarazo.

Cuando no es posible ver el embrión y/o escuchar sus latidos cardiacos, la mujer tendrá que repetirse la ecografía de ultrasonido pasadas una o dos semanas para descartar la posibilidad de que se trate de un embarazo anembrionado.

También es posible descubrir en la ecografía de las 6 semanas que se trata de un embarazo gemelar o de mellizos. En el caso de los mellizos, se observarán dos sacos gestacionales en el útero. Si son gemelos, es decir, resultan de la división de un embrión, pueden estar en una misma bolsa o en dos diferentes.

Además de la ecografía, durante esta primera visita al ginecólogo, la mujer tendrá que responder a algunas preguntas para incluirlas en su historia clínica. Por ejemplo, si ya ha tenido un parto previamente, si ha sufrido abortos voluntarios o involuntarios, las posibles alergias a medicamentos, los antecedentes familiares, si tiene hábitos tóxicos, etc.

Cuidados y recomendaciones

Cuando una mujer descubre que está embarazada, son muchos los cambios que tiene que hacer en su estilo de vida para no comprometer la salud del bebé ni la suya.

En este apartado, nos vamos a centrar en las recomendaciones para combatir las molestias durante la sexta semana de embarazo, así como los cuidados más importantes que la mujer debe tener en cuenta:

  • Es importante seguir tomando ácido fólico ya que el tubo neural del embrión está empezando a cerrarse.
  • Llevar una dieta sana y equilibrada con legumbres, pescados, lácteos, carnes, frutas y cereales.
  • Eliminar de la dieta las carnes poco hechas o crudas, los embutidos y la leche y los quesos sin pasteurizar, con el fin de evitar la toxoplasmosis y la listeriosis.
  • No es recomendable utilizar laxantes para combatir el estreñimiento. Éste se puede combatir bebiendo mucha agua, haciendo ejercicio de manera diaria y con los alimentos ricos en fibra.
  • Si los vómitos son frecuentes durante estas semanas, la mujer debería llevar una dieta a base de alimentos fáciles de digerir, realizar entre 5 y 6 comidas al día y beber mucha agua para la hidratación.
  • Intentar no beber mucha agua antes de ir a dormir para evitar levantarse varias veces por la noche.
  • Descansar de manera adecuada. Si es posible, es recomendable hacer una pequeña siesta para estar más activas por la tarde.
  • Practicar deportes y ejercicio de manera moderada como el yoga, el pilates, la natación o los paseos.
  • Para evitar las molestias de los pechos, es recomendable comprar un sujetador cómodo, sin aros y de algodón.
  • Dejar los hábitos poco saludables como el café, alcohol, el tabaco u otras drogas.

Si quieres saber más consejos para cuidar tu embarazo y llevar una vida saludable, te recomendamos seguir leyendo en el siguiente post: La salud en el embarazo.

Cuidados en la semana seis de embarazo

¿Ya es posible escuchar los latidos cardiacos del feto en la semana 6?

Por Dra. Blanca Paraíso (ginecóloga).

Efectivamente, a partir de la semana 6 de embarazo se podrá oír el latido cardiaco fetal.

El corazón y los principales vasos sanguíneos comienzan a desarrollarse aproximadamente 16 días tras la fecundación (a las 4 semanas de embarazo aproximadamente), y el corazón comienza a bombear líquido por los vasos sanguíneos en torno al día 20 postfecundación.

Así, sobre las 6 semanas, ya es posible ver este latido por ecografía e incluso escucharlo utilizando la tecnología Doppler. El ritmo del latido a las 6 semanas suele estar a 120 latidos por minuto, incrementándose en las semanas posteriores.

¿Cuánto mide el embrión con seis semanas de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Normalmente, la LCC del embrión (medida desde el cráneo hasta el final de la columna vertebral) es de 2-4 mm en la sexta semana de embarazo. En esta etapa, el embrión crece a razón de 1 o 2 mm a la semana. Es todavía muy pequeño y, aún así, ya tiene corazón y éste empieza a bombear su sangre.

¿Es normal sangrar en la sexta semana de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Al inicio del embarazo es posible tener pequeñas pérdidas de sangre sin que se relacionen con ningún problema. No obstante, el sangrado puede ser debido a un embarazo ectópico o a una amenaza de aborto por algún hematoma intrauterino. Por tanto, es recomendable acudir al médico en caso de tener pérdidas de sangre durante la sexta semana de embarazo.

Para obtener más información sobre los tipos de sangrado y su significado durante el embarazo, puedes visitar el siguiente post: ¿Es normal sangrar en el embarazo?

Tengo 6 semanas de embarazo y ahora el test me sale negativo, ¿qué puede ser?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Si después de confirmarse el embarazo con un test o prueba en sangre positiva, la hormona beta-hCG empieza a disminuir o directamente la prueba de embarazo resulta negativa, se debe a que la mujer ha sufrido un aborto bioquímico o microaborto. El embrión detiene su desarrollo en sus primeras semanas y es expulsado con un sangrado que, a veces, incluso se confunde con la menstruación.

¿Es posible ver el embrión a la sexta semana de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. En la mayoría de casos, es posible ver el embrión dentro del saco gestacional en una ecografía de ultrasonido con 6 semanas de embarazo, tanto natural como por fecundación in vitro (FIV). No obstante, en algunas ocasiones, se observa el saco gestacional sin embrión, lo cual puede indicar dos cosas: el embrión aún es muy pequeño y no se puede ver o, por otra parte, se trata de un embarazo anembriónico o huevo huero.

En caso de duda, será necesario repetir la ecografía pasada una o dos semanas, momento en el cual es posible confirmar que hay latido cardiaco y que el embarazo es evolutivo. Si, lamentablemente, el saco gestacional estuviera vacío y se tratara de un embarazo anembrionado, sería necesario hacer un legrado en caso de no expulsar el saco gestacional con un sangrado espontáneamente.

Tengo 6 semanas de embarazo, ¿puedo tener relaciones sexuales?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí, siempre y cuando no estén contraindicadas por el médico debido a un embarazo de riesgo o algo similar. En los embarazos que evolucionan de manera normal, no hay problemas en mantener relaciones sexuales como de costumbre.

El feto no sufre ningún daño ya que está protegido por el líquido amniótico y, además, el útero se encuentra sellado por el tapón mucoso.

Lectura recomendada

Próximamente estarás en la séptima semana de embarazo y el embrión seguirá aumentando su tamaño. Si quieres seguir leyendo sobre esto, puedes visitar el siguiente post: Siete semanas de embarazo.

Si acabas de descubrir que tienes un embarazo múltiple y vienen dos bebés en camino, es posible que te interese leer el siguiente artículo: ¿Qué diferencia el embarazo de gemelos del embarazo de mellizos?

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/seis-semanas-de-embarazo/

6 Semanas de embarazo: desarrollo del bebé y cambios en la mujer

Semanas Embarazo. La 6ª semana de embarazo, 6 semanas de embarazo

Semana de gestación: 6 semanas

Equivale al mes: 2ª semana del 2º mes

Equivale a los días: 36 a 42 días de gestación

El desarrollo del bebé de 6 semanas de gestación está marcado por el inicio del desarrollo de los órganos como pulmones, hígado, intestino y riñones del embrión. Además, los brazos y piernas ya están más desarrollados y también se inicia la formación de los ojos y de pequeños dobleces de tejido que serán las mejillas, mandíbula y el mentón del bebé.

En esta fase de gestación, el crecimiento del útero y el aumento constante de los niveles hormonales pueden causar ganas frecuentes de orinar, aumentar las náuseas matinales y los síntomas de cansancio excesivo y somnolencia.

Tamaño del bebé

El tamaño del embrión de 6 semanas de gestación es de 4 a 6 milímetros, siendo equivalente al tamaño de una semilla de granada.

Cambios en el cuerpo de la mujer

En la sexta semana de embarazo, los niveles de hormonas están cada vez más altos y pueden acentuarse los síntomas de cansancio, somnolencia, náuseas matinales, mamas adoloridas o pesadas y sensación de hormigueo en los pezones. Además, pueden surgir dolor de cabeza, en la espalda o en las piernas y una sensación de peso en la barriga debido al crecimiento del útero.

La mujer también puede comenzar a sentir la necesidad de orinar más veces durante el día o necesitar levantarse por la noche para ir al baño.

Esto ocurre por un mayor flujo de sangre hacia la zona pélvica, causado por la hormona hCG.

Además, el crecimiento del útero puede presionar a la vejiga y los riñones se hacen más eficiente para eliminar toxinas del cuerpo, aumentando el volumen de orina y causando ganas de orinar con más frecuencia.

En esta fase, algunas mujeres también pueden presentar agruras, sensación de ardor en el estómago o de mucha saciedad, debido al relajamiento del músculo de la parte superior del estómago.

Cuidados durante la 6ª semana

En la 6ª semana de gestación se deben tener algunos cuidados importantes para ayudar a aliviar los malestares que pueden surgir como:

  • Náuseas matinales: comer en intervalos cortos cada 2 o 3 horas y en pequeñas cantidades o utilizar remedios naturales como el té de jengibre, ya que pueden ayudar a aliviar el malestar. Vea las opciones naturales para aliviar las náuseas matinales;
  • Cansancio o somnolencia excesivos: dormirse un poco más temprano por la noche, crear una rutina para dormir y levantarse a la misma hora todos los días o dormir un poco durante el día pueden ayudar a disminuir el cansancio y aumentar la disposición;
  • Mamas adoloridas o pesadas: utilizar un sostén adecuado para aliviar la sensibilidad, dolor o sensación de mamas pesadas. Este tipo de sostén también puede utilizarse durante la noche para darle soporte a las mamas y aliviar el malestar;
  • Ganas frecuentes de orinar: en este casos, es importante no aguantarse las ganas de orinar e intentar vaciar totalmente la vejiga, porque retener la orina puede aumentar el riesgo de una infección urinaria. Además, no se debe disminuir la cantidad de ingesta de líquidos, ya que mantener el cuerpo hidratado es fundamental para el desarrollo saludable del bebé;
  • Agruras o sensación de ardor en el estómago: evitar comer frituras, comidas picantes o muy condimentadas, así como evitar beber líquidos durante las comidas, comer en pequeñas cantidades y no acostarse después de comer puede ayudar a aliviar este malestar. Vea otros consejos para aliviar la acidez en el embarazo.

Durante esta fase de la gestación, también puede haber estreñimiento debido a los altos niveles de hormonas progesterona en el cuerpo que pueden hacer que el intestino sea más lento, siendo necesarios cuidados en la alimentación como aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra como frutas y vegetales, además de practicar actividades físicas indicadas por el obstetra.

Además, en la 6ª semana de gestación es importante estar atenta al uso de medicamentos, evitando utilizarlos o solo bajo la indicación médica, ya que en esta fase, los brazos, piernas y órganos del embrión son muy sensibles a ciertos medicamentos que pueden atravesar la placenta y causar defectos en el bebé.

Principales exámenes

En caso de que la mujer tenga la sospecha de una infección urinaria durante esta fase de la gestación, junto con síntomas de ardor al orinar, debe consultar al médico para que realice exámenes de orina o cultivos de la misma e iniciar el tratamiento más adecuado.

Además, mujeres que aún no han consultado al médico después de la confirmación del embarazo, es importante agendar una consulta prenatal y realizarse los principales exámenes indicados en este período. Conozca los principales estudios de consulta prenatal.

Confirme en qué mes del embarazo se encuentra colocando sus datos:

Источник: https://www.tuasaude.com/es/desarrollo-del-bebe-6-semanas-de-embarazo/

Semana 6 de embarazo

Semanas Embarazo. La 6ª semana de embarazo, 6 semanas de embarazo

Estás en… Primer trimestre
Te quedan: 34 semanas

¡La sexta semana de embarazo es muy emocionante! Bueno, puede que empieces a tener ganas de orinar todo el día y que las náuseas no te dejen mucho margen de maniobra… Pero otras cosas increíbles están a punto de pasar, y lo compensan. ¡Te lo prometemos!

Esta semana tú…

Los síntomas del embarazo pueden darse muy pronto, incluso a partir de la tercera semana, o no hacerlo hasta el final del primer trimestre. ¡Depende de cada persona! Si hasta ahora no has notado ningún síntoma, puede que en tu sexta semana de embarazo empieces a sentir algunos cambios en tu cuerpo.

Los más habituales son el aumento de sensibilidad y tamaño del pecho y ganas de orinar más frecuentes, ya que tus riñones están trabajando más rápido para eliminar residuos.

Otro factor que te hace orinar más es que el útero está creciendo y presiona la vejiga, por lo que hace que sientas la necesidad de ir al baño mucho más de lo habitual.

A esto hay que sumarle las náuseas, que suelen aparecer con más frecuencia en esta semana si es que no lo han hecho todavía.

Existen algunos remedios a los que puedes acudir para intentar aliviarlas: el primero y más importante es que te hidrates más (entre 8 y 12 vasos de agua diarios).

También puede ayudarte comer más veces al día pero en cantidades más pequeñas: entre 5 y 6 comidas ligeras, para tener digestiones más sencillas. 

Otro síntoma que puede aparecer en la sexta semana es el ardor de estómago. Esto es debido a que el músculo que evita que los ácidos estomacales pasen al esófago se relaja. Para minimizar estas molestias, puedes:

  • Evitar tumbarte justo después de comer, que es cuando se segregan más líquidos gástricos.
  • No hacer comidas muy copiosas ni beber mucho líquido durante las comidas, para reducir el volumen del estómago.
  • Evitar alimentos que produzcan acidez, como los cítricos, el picante o la salsa de tomate.
  • Beber mucho a lo largo del día y a sorbos pequeños.
  • Tomar lácteos, que ayudan a neutralizar la acidez.

Esta semana tu bebé…

Ahora mismo tu bebé tiene, más o menos, el tamaño de un guisante: entre 3 y 5 mm. Aunque su volumen sea muy pequeño, el desarrollo del embrión en la sexta semana de gestación alcanza algunos puntos clave.

Para empezar, es en esta semana cuando el tubo neural empieza a cerrarse; el tubo neural es el precursor del sistema nervioso del embrión y dará lugar al cerebro y a la médula espinal.

Por este motivo es tan importante que se cierre correctamente, ya que si esto no sucede el bebé puede padecer malformaciones.

Su corazón empieza a latir de forma regular, y lo hace muy rápido: las pulsaciones de un embrión se sitúan en torno a las 150 por minuto. En la sexta semana de embarazo ya puedes apreciar el latido rítmico en una ecografía, aunque no podrás escucharlo hasta la octava o décima semana.

El cuerpo de tu futuro bebé empieza a tomar forma: aparecen dos hoyos a lado y lado de la cabeza que se convertirán en los ojos, y la mandíbula empieza a esbozarse. Verás que el embrión tiene una cola y unos bultitos a los lados del cuerpo: ¡en el futuro, serán sus piernas y brazos!

Tu cuerpo está experimentando muchísimos cambios y es normal que te sientas fatigada. Durante las primeras semanas las emociones también se intensifican, así que no dudes en hablar con tu pareja, amigos o familiares sobre cómo te sientes. Incluso puedes visitar a tu médico para hablar con él o ella: tu bienestar emocional es tan importante como el físico. 

Atenta a la infección de orina en el embarazo

Orinar con frecuencia es totalmente normal, y también un indicador de que te estás hidratando lo suficiente (recuerda: ¡entre 8 y 12 vasos diarios!). Si no tienes la sensación de estar yendo al baño más de lo habitual, quizá es que necesitas aumentar tu ingesta de líquidos: el agua es fundamental para el desarrollo de la placenta. 

Es importante que intentes no aguantarte las ganas de hacer pis durante demasiado tiempo, ya que esto puede acabar provocando una infección de orina. Este riesgo se incrementa a partir de la sexta semana de embarazo, así que procura ir al baño siempre que sientas la necesidad.

Uno de los grandes problemas de la infección de orina durante el embarazo es que uno de los síntomas más habituales, el aumento de las ganas de miccionar, se camufla como un síntoma más del embarazo. Otros síntomas a los que debes prestar atención son:

  • Picor, ardor o incluso dolor al orinar.
  • Orina turbia o con olor fuerte.
  • Sangreo mucosidad al orinar.

Una infección de orina no tratada puede llegar a convertirse en una infección de riñón, así que si notas cualquiera de estos síntomas haz una visita a tu médico para que te dé una solución segura para ti y para tu bebé.

La toxoplasmosis, los gatos y el embarazo

Seguro que más de una vez has oído hablar de la toxoplasmosis. Esta infección se produce a través de unos parásitos que pueden vivir en las células del ser humano y de algunos animales, y puede pasar de la madre al bebé atravesando las paredes de la placenta.

Los daños que puede provocar al bebé están directamente relacionados con el momento de la infección: una infección en el primer trimestre tiene consecuencias más graves pero es más improbable, mientras que una infección en el tercer trimestre puede ser más probable pero las consecuencias serán mucho menores.

Mucha gente piensa que si estás embarazada y tienes un gato ya no puedes convivir con él por el riesgo a contagiarte de toxoplasmosis, pero esto no es del todo correcto.

El gato no tiene estos parásitos de forma natural en su cuerpo, sino que los adquiere al comer carne cruda de un animal infectado.

Si tu gato no sale al exterior (porque vives en un piso, por ejemplo), puedes minimizar los riesgos de que te contagie toxoplasmosis evitando darle de comer carne cruda y limpiando su cajón de arena con regularidad y lavándote las manos rápidamente.

Si el gato sale al exterior deberás tomar mayores precauciones, ya que puede comer ratones, pájaros u otros animalillos que, quizá, contengan este parásito. En este caso, procura limpiar el cajón de arena con guantes y lejía o, mucho mejor, procura que lo haga tu pareja si convives con ella.

Sea como sea, puedes seguir viviendo con tu gato con normalidad y acariciándole: simplemente, evita tocar gatos desconocidos y maximiza la precaución si tu gato tiene acceso al exterior.

Una de las fuentes de contagio más importantes de toxoplasmosis es la alimentación. Las moscas y otros insectos pueden transmitir los parásitos a las frutas.

Las verduras pueden contaminarse si, en el suelo, algún animal deja heces infectadas. Los embutidos y la carne cruda pueden contener parásitos procedentes de animales de granjas.

Así que para minimizar el riesgo de infección, debes:

  • Lavar a conciencia frutas y verduras, incluso las que ya vienen lavadas y embolsadas desde el supermercado.
  • Pelar la fruta que vayas a comer cruda.
  • No comer carne cruda o poco hecha, ni embutidos que no hayan sido sometidos a procesos de calor elevado.
  • Limpiar y desinfectar los utensilios que utilices para cortar carne (cuchillos, tablas…).
  • Usar guantes si vas a manipular tierra (en el jardín, en las macetas de casa, etc.).
  • Usar guantes para manipular carne cruda, frutas o verduras, y evitar el contacto con ojos y mucosas.

En la consulta

En algunos casos, tu ginecólogo puede querer hacerte una ecografía a partir de la sexta semana de embarazo, aunque es más común hacerlo a partir de la semana 8 de gestación. En esta fase la ecografía es transvaginal, es decir, se realiza a través de la vagina mediante una sonda. 

El ultrasonido temprano ofrece muchísima información: en primer lugar, el especialista puede saber si estás esperando un bebé o más o diagnosticar un posible embarazo ectópico. También puede servir para detectar la causa de un sangrado, examinar la placenta o evaluar el riesgo de aborto espontáneo.

Por último, el ultrasonido te permitirá ver por primera vez el latido del corazón de tu bebé: se trata de un momento emocionalmente muy intenso, que puede que te haga llorar, reír… o, simplemente, dejarte sin palabras. Sea cual sea tu reacción, ¡disfruta!

Tu próxima visita

Tu primera visita oficial al ginecólogo está al caer: preguntas sobre tu historial médico, chequeos, analítica… Alguna información útil que puedes anotar para tenerla a mano:

  • La fecha de tu última regla.
  • Información médica sobre tu familia y la de tu pareja, especialmente la relacionada con defectos congénitos, enfermedades hereditarias, etcétera.
  • Si has estado embarazada anteriormente, toda la información relevante que puedas recopilar.
  • Enfermedades relevantes que hayas padecido.
  • Medicación que estés tomando.

Un consejo muy útil es que empieces a registrar un “cuaderno del embarazo” en el que puedas ir recopilando esta información y también anotar cualquier duda o pregunta que quieras plantearle al personal sanitario. ¡Así lo tendrás siempre todo a mano y bien ubicado!

En la sexta semana del embarazo, la mayoría de mujeres sienten que su estómago se está volviendo un poco loco. Antojos, náuseas, vómitos, olores que provocan rechazo… Esta semana puede ser complicada, así que sacad punta a la empatía: ¡la hormona del embarazo está haciendo de las suyas!

Puntos clave

  • El tubo neural del embrión se cierra esta semana.
  • Ya puedes escuchar su corazón mediante ultrasonido.
  • Vigila los síntomas de la infección de orina.
  • Hidrátate mucho, lo necesitas para formar la placenta.

Источник: https://www.clubfamilias.com/es/semana-6-embarazo

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: