Síndrome de Congestión Pélvica: ¡reconócelo!

Síndrome de congestión pélvica: qué es y síntomas

Síndrome de Congestión Pélvica: ¡reconócelo!

El Síndrome de Congestión Pélvica ocasiona relaciones sexuales dolorosas en la mujer y varicocele testicular en el hombre.

¿Qué es el Síndrome de Congestión Pélvica?

La patología varicosa está muy extendida entre la población, especialmente en las mujeres, y está muy relacionada con la gestación. Un número elevado de pacientes con varices en las piernas presenta también varices en la pelvis; es el llamado Síndrome de Congestión Pélvica (SCP).

Con los embarazos y, debido al importante aumento de vascularización que acontece en la región útero-ovárica, se desarrollan varices alrededor del útero. Estas varices producen un aumento de presión y acaban generando otras en zonas inferiores, como son la región genital (vulva) y las piernas.

Las padece hasta un 20% de las mujeres que han tenido hijos y tiene un importante componente hereditario; su tratamiento es sencillo y carente prácticamente de complicaciones.

Aunque las varices de las piernas han sido muy estudiadas ytratadas por diferentes métodos existe un gran desconocimiento, incluso a nivelprofesional, de las varices intrapélvicas que, en un gran número de casos, sonel origen de las varices en los miembros inferiores.

¿Qué síntomas producen las varices pélvicas?

Los síntomas más importantes del SCP son: el dolor crónico en la pelvis, la pesadez en la región inferior del abdomen, especialmente en posición de pie, y dolor en las relaciones sexuales.

Con bastante frecuencia, estos síntomas pueden ir acompañados también de varices de vulva y de miembros inferiores.

¿Cómo se trata y se diagnostica el Sindrome de Congestión Pélvica?

En la actualidad, esta enfermedad puede ser diagnosticada ytratada a la vez. Para ello, contamos con un equipo médico multidisciplinarintegrado por cirujanos vasculares y radiólogos vasculares intervencionistascon amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de esta patología.

En una primera exploración se realiza un Eco-Doppler Color, una técnica no invasiva que, en manos expertas, nos proporciona gran información sobre el alcance de la enfermedad. En ocasiones, es útil disponer de otras técnicas de imagen como el Angio-TAC y la Angio Resonancia Magnética.

El diagnóstico definitivo se efectúa mediante una flebografía pélvica que consiste en introducir un pequeño catéter (tubo) menor de 2 mm de calibre a través de una vena de la flexura del codo, navegando bajo control de rayos hasta la pelvis para canalizar las venas varicosas.

En este mismo acto, es posible realizar el procedimiento terapéutico, denominado embolización, que consiste en ocluir selectivamente las venas enfermas depositando en ellas sustancias esclerosantes y dispositivos llamados coils.

Para tratar quirúrgicamente las varices en el interior del abdomen, se necesitaría una cirugía muy complicada e invasiva.

Sin embargo, en nuestro grupo de trabajo, con la citada técnica, el tratamiento puede realizarse sin anestesia en una intervención de unos 20-30 minutos y con un mínimo ingreso hospitalario de 4 horas.

Tras la embolización, las pacientes mejoran considerablemente sus síntomas de dolor pélvico, pesadez abdominal, miembros inferiores, así como una sensible mejoría en las relaciones sexuales dolorosas.

El seguimiento se hace mediante la práctica clínica y la realización de estudio eco-doppler color cada 6 meses. Si hay nuevos embarazos hay muchas posibilidades de que se vuelvan a reproducir.

El Hospital Ruber Internacional dispone de una sala de angiografía digital intervencionista de última generación donde se realizan multitud de procedimientos diagnósticos y terapéuticos.

También en los hombres. El varicocele testicular

En los hombres existe una patología venosa muy similar que se conoce como varicocele testicular, que se caracteriza por la presencia de varices localizadas alrededor del testículo que producen dolor y alteración de los espermatozoides e incluso atrofia testicular.

Entre un 16-20% de los hombres tiene varicocele en uno de los testículos y es uno de los motivos más frecuentes de infertilidad.

El diagnóstico también se realiza mediante eco-doppler y el tratamiento es muy similar al de las varices pélvicas. Se utiliza un pequeño catéter introducido desde el brazo para ocluir la vena espermática causante de las varices.

Источник: https://www.patologiavascular.com/sindrome-de-congestion-pelvica/

Síndrome de Congestión Pélvica: ¡reconócelo!

Síndrome de Congestión Pélvica: ¡reconócelo!

Indice

El síndrome de Congestión Pélvica, también conocido como varices pélvicas, dolor menstrual o algias pélvicas, entre otros, es un cuadro clínico que se presenta a través de un fuerte dolor durante la menstruación en un 20% de las mujeres, en edades comprendidas entre los 30 y los 50 años, que han tenido, en la mayoría de los casos, por lo menos un embarazo; sin embargo, en numerosas ocasiones, estas mujeres suelen otorgarle poca importancia y, por lo tanto, no lo consultan con su médico, ignorando así que esta molestia tiene una solución ambulatoria. Un fuerte dolor que suele aparecer acompañado de distensión, estreñimiento, sensación de congestión abdominal y, a menudo, reglas abundantes.

¿Cuáles son sus causas del Síndrome de Congestión Pélvica?

Numerosos estudios ecográficos han llevado a los doctores Carlos Lisbona y Xavier Puncernau, de la Unidad de Cirugía Láser de Varices del Centro Médico Teknon, a comprobar que la congestión pélvica es causada por la aparición de dilataciones varicosas en la zona de los genitales femeninos debido a la incapacidad de las venas ováricas de recuperar su tamaño normal tras el embarazo, ya que durante la gestación aumentan su diámetro hasta 60 veces por encima de lo habitual. Por ello, las molestias variables e inespecíficas manifestadas en los días premenstruales pueden prolongarse a lo largo de cada periodo, ya que en estos días se aprecia un mayor aumento del flujo sanguíneo venoso en la pelvis al coincidir con la ovulación.

En fases avanzadas esta inundación de sangre venosa puede provocar dilataciones varicosas en venas vulvares, hemorroides e incluso varices en las piernas, que serán muy difíciles de tratar, dada su elevada capacidad de reproducirse, si no son tratadas en su origen pélvico.

Asimismo, el consumo de anticonceptivos e inflamaciones o infecciones en el área pélvica pueden estar también relacionados con esta patología; sin embargo, entre sus causas principales encontramos:

• Mujeres con uno o más embarazos de entre 30 y 50 años de edad, ya que las incidencias entre esta población son más del 20%.

• Cuestiones hereditarias.

• Alteraciones hormonales, sobre todo en los cambios hormonales del ciclo ovárico.

• El aumento del flujo venoso durante el embarazo o la ovulación hace que las venas del aparato genital femenino cambien.

¿Qué consecuencias tiene este síndrome?

Entre las consecuencias que predominan en las mujeres aquejadas por la sintomatología de la congestión pélvica se encuentran las siguientes:

• Dolor en el bajo abdomen, sobre todo desde la ovulación hasta la menstruación.

• Reglas dolorosas.

• Dispareunia, dolor al mantener relaciones sexuales o dolor poscoital.

• Dolor irradiado en la zona lumbar.

• Desarrollo de hemorroides y varices en la vulva y las piernas.

Para evitar estas molestias es aconsejable llevar a cabo un control del desarrollo varicoso en los miembros inferiores y visitar al cirujano vascular.

¿En qué consiste su tratamiento?

Actualmente, este problema cuenta con una solución ambulatoria basada en el Método de la Oclusión Venosa, que consiste en bloquear el flujo venoso que transcurre patológicamente por las varices útero-ováricas introduciendo, a través de una punción en la ingle, un pequeño catéter en su interior. Este procedimiento, cuyo éxito asciende al 80%, hace que al cerrar las venas patológicas desde dentro, la presión que éstas soportan disminuya, resolviendo así el círculo vicioso de varices que crean y desarrollan otras nuevas.

Este método, en el que no hay ingreso del paciente y en el que no se realizan incisiones quirúrgicas, suturas ni cicatrices, puede poner fin al padecimiento de aquellas mujeres que viven con este dolor sin saber qué les ocurre realmente y sin un diagnóstico determinado.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/sindrome-de-congestion-pelvica-reconocelo-1186

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: