Síntomas de cáncer de ovario

Cáncer de ovario: qué es, síntomas y tratamiento

Síntomas de cáncer de ovario

Las mujeres tienen dos ovarios que se encuentran en la pelvis y que se comunican con el resto del aparato reproductor femenino por las trompas de Falopio.

Su función principal es la reproducción y, supeditada a esta, la producción de hormonas femeninas. Los ovariostienen un recubrimiento formado por células epiteliales.

De la transformación maligna de estas células surgen la inmensa mayoría de los tumores considerados como cáncer de ovario.

Este tipo de tumor se desarrolla sobre todo en las mujeres de entre 50 y 70 años; globalmente, alrededor de 1 de cada 7 mujeres desarrolla esta enfermedad.

Es el tercer tipo de cáncer más frecuente del aparato reproductor femenino, pero, en cambio, mueren más mujeres de cáncer de ovario que de cualquier otro que afecte al aparato reproductor.

Incidencia

Solo en España se registran al año un total de 3.600 nuevos casos de cáncer de ovario, la mayor parte en estado avanzado debido, principalmente, a la ausencia de síntomas específicos en la fase inicial de la enfermedad y a la falta de métodos de detección precoz eficaces.

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), esta enfermedad es más frecuente en los países industrializados.

Hasta la fecha, se desconoce cómo y por qué aparece el cáncer de ovario. Sin embargo, se conocen diversos factores hormonales y reproductivos que pueden favorecer su aparición como la infertilidado un número pequeño de embarazos.

Los factores genéticos son determinantes tan solo en un 10-15% de los casos. En estos casos se asocian el cáncer de mama y el de ovario en una misma familia o, incluso, en una misma persona.

Asimismo, se sospecha que algunos factores ambientales como la grasa de la dieta, la utilización de polvos de talco o algunas infecciones por virus, pueden tener alguna importancia en la aparición de esta enfermedad.

Se estima que el 1,5% de las mujeres son diagnosticadas de esta enfermedad a lo largo de toda su vida.

Aunque el cáncer de ovario se puede presentar en la juventud, la inmensa mayoría de los casos ocurren después de la menopausia.

La edad avanzada es, de este modo, otro factor de riesgo, como tambiénlo son la obesidad y el tabaquismo.

Es una enfermedad que suele producir pocos síntomas, pudiendo alcanzar una fase avanzada antes de causarlos. Sin embargo, hay una serie de señales de alerta que permiten una detección precoz del cáncer de ovario y, por lo tanto, un mejor pronóstico.

 El primer síntomapuede ser un ligero malestar en la parte inferior del abdomen, similar a una indigestión; la hemorragia uterina no es frecuente.

El hecho de que una paciente posmenopáusica tenga ovarios de mayor tamaño puede ser un signo precoz de cáncer, a pesar de que su crecimiento también puede deberse a quistes, a masas no cancerosas y a otros trastornos.

Asimismo, puede aparecer líquido en el abdomen y este puede hincharse, debido a ello o al aumento de tamaño del ovario. En esta fase, la mujer puede tener dolor en la pelvis, anemia y pérdida de peso.

Enalgún caso excepcional, el cáncer de ovario secreta hormonas que producen un crecimiento excesivo del revestimiento interno uterino, un aumento en el tamaño de las mamas o un mayor desarrollo del vello. Otros síntomas pueden ser la falta de apetito, la saciedad temprana o el cansancio.

El cáncer de ovario es menos frecuente en las mujeres que han tenido varios embarazos. También es menos frecuenteentre lasmujeresque han tomado anovulatorios o anticonceptivos orales durante años.

No obstante, ningún estudio ha demostrado que esa menor probabilidad de cáncer de ovario en las mujeres que han tomado anticonceptivos se vea compensada por otros efectos secundarios como el aumento de incidencia de enfermedades cardiovasculares y, posiblemente, de otros tumores.

Por eso, no está justificado su uso preventivo en la población general.

Un caso especial son las mujeres de muy alto riesgo, como aquellas con un síndrome hereditario de cáncer de mama y ovario (BRCA), en las que se está estudiando el papel protector de los anovulatorios e incluso, puede proponerse a la paciente, la extirpación de ambos ovarios a partir de los 35 años, si ya ha cumplido sus deseos de descendencia. 

La divulgación de la cirugía profiláctica a la que se sometió, en 2015, la actriz y directora de cine Angelina Jolie para extirparse los ovarios y las trompas de Falopio debido a su alta predisposición genética al cáncer de ovario y de mama puso de manifiesto la importancia que tiene conocer el historial familiar en la prevención de estos tumores. Según los datos de la Coalición Mundial contra el Cáncer de Ovario (WOCC, por sus siglas en inglés), entre un 15 y un 20% de los casos de cáncer de ovario que se registran en el mundo tienen un factor genético. Esto quiere decir que tener un pariente por consanguinidad (madre, hermana, abuela, tía, etcétera) que haya padecido cáncer de ovario a cualquier edad o cáncer de mama antes de los 50 años es una alerta para extremar los controles que permitan una detección precoz.

La Sociedad Española de Oncología Médica establece que existen tres tipos de cáncer de ovario: 

  • Carcinoma epitelial: representa el 85-90% de los cánceres de ovario. Es la principal causa de mortalidad por cáncer ginecológico.  
  • Tumores de células germinales. Son muy infrecuentes.  
  • Tumores del estroma. Todavía más infrecuentes.

El diagnóstico de cáncer de ovario en sus primeros estadiosesdifícil de establecer, porque los síntomas habitualmente no aparecen hasta que el cáncer se ha diseminado y porque muchas otras enfermedades menos graves tienen síntomas similares. Con frecuencia, los síntomas del cáncer de ovario se confunden con problemas gastrointestinales.

El diagnóstico suele sospecharse cuando se detecta una masa pélvica en una revisión ginecológica de rutina.

La ecografía, la tomografía axial computarizada(TAC), la resonancia magnética y un análisis de sangre de CA125 o HE4 (unos marcadores tumorales que pueden verse incrementados en caso de sufrir cáncer de ovario) hacen más firme esta sospecha que tendrá que confirmarse en la operación quirúrgica.

El factor que más condiciona las posibilidades de éxito en el tratamiento del cáncer de ovario es una cirugía que elimine completamente el tumor.

En la mayoría de los casos se extirpa por completo el útero y ambos ovarios, se quitan o se biopsian los ganglios regionales, y se toman citologías y biopsias de todo el interior del abdomen.

En mujeres jóvenes con tumores muy precoces y que quieran tener hijos puede, algunas veces, optarse por una cirugía conservadora que preserve la fertilidad. Salvo en casos de tumores poco agresivos y en fases muy precoces siempre se administra quimioterapia después de la operación.

El cáncer de ovario en sus fases iniciales es altamente curable.

En sus fases intermedias y avanzadas el pronóstico es peor, aunque ha mejorado mucho en los últimos años; así, si en la década de los 80 la tasa de supervivencia de las pacientes con cáncer de ovario avanzado no alcanzaba los 20 meses, en la actualidad se sitúa en 45 meses. En cualquier caso, sigue siendo el tumor ginecológico que más muertes causa. Según las cifras que maneja la Coalición Mundial contra el Cáncer de Ovario, casi un cuarto de millón de mujeres en todo el mundo son diagnosticadas con cáncer de ovario cada año, de las cuales 140.000 fallecen. Además de los avances que se produzcan en el tratamiento, la disminución de muertes por esta enfermedad podría venir de la prevención y el diagnóstico precoz.

Al no existir formas de prevención ni detección precoz eficaces, la innovación terapéutica desempeña un papel fundamental en el pronóstico de la enfermedad. Los últimos avances producidos en este campo, como la cirugía citorreductora, la quimioterapia intraperitoneal y las terapias con agentes biológicos, permiten tener el cáncer de ovario controlado por más tiempo.

Cirugía de citorreducción completa

Esta intervención se aplica en aquellos casos en los que el tumor se ha propagado ampliamente a través del abdomen. Consiste en extraer mediante cirugía tanto tumor como sea posible, con el objetivo de reducir el tumor de la paciente a un tamaño microscópico (inferior a 1 centímetro).

Quimioterapia intraperitoneal

Si una paciente se ha sometido a una cirugía de citorreducción, este tipo de quimioterapia resulta más efectiva ya que el tumor es mucho más sensible al tratamiento.

Agentes biológicos

La incorporación de los agentes biológicos como las terapias angiogénicas, y específicamente bevacizumab, al tratamiento del cáncer de ovario contribuye a la mejora del control y pronóstico de las pacientes; al igual que los inhibidores PARP (inhibidores farmacológicos de la enzima poli ADP ribosa polimerasa), eficaces tanto cuando se produce una recaída como en las pacientes que tienen una mutación del gen BRCA (según las investigaciones, esta mutación está presente en la mayoría de los tumores hereditarios de ovario). En este último grupo de pacientes, que representa un 20% del total, se ha demostrado que los inhibidores de PARP impiden que el tumor pueda desarrollarse.

El 90% de las mujeres con cáncer de ovario sobrevive más de cinco años si el diagnóstico se realiza de forma precoz, algo que, en la actualidad, solo sucede en el 20% de los casos.

La tasa de supervivencia de las pacientes se ha triplicado en la actualidad respecto a la década de los 80, cuando la media no alcanzaba los 20 meses.

Entre un 15 y un 20% de los casos de cáncer de ovario diagnosticados en el mundo tienen un historial familiar, según la Coalición Mundial contra el Cáncer de Ovario.

 

Источник: https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/cancer/cancer-ovarios.html

Cáncer de ovario: estos son los síntomas y cómo prevenir uno de los cánceres más frecuentes en mujeres

Síntomas de cáncer de ovario

El cáncer de ovario es una enfermedad grave. Constituye la principal causa de muerte por tumores malignos en el mundo occidental. En España, se diagnostican unos 3.

300 casos cada año, lo que representa algo más del 5 % de cánceres entre las mujeres por detrás de los de mama, colorrectales y de cuerpo de útero.

Suel e presentarse entre los 50 y 75 años, postmenopáusicas, aunque las mujeres más jóvenes pueden también padecerlo.

Este tipo de cáncer, el octavo tipo de cáncer más frecuente en las mujeres, es una enfermedad muy heterogénea con al menos cuatro subtipos histológicos diferentes que se comportan de forma distinta, tanto en frecuencia como en conducta, y diferentes subtipos moleculares. Esto hace que sus síntomas sean también muy variados e inespecíficos, lo que dificulta en gran medida su identificación.

Síntomas del cáncer de ovario

Los síntomas del cáncer de ovario pueden ser muy heterogéneos, lo que hace que, en ocasiones, sea muy difícil dar con un diagnóstico certero. Entre los más habituales están:

– Dolor abdominal.

– Dolor pélvico.

– Hinchazón abdominal.

– Aumento del tamaño abdominal.

– Pérdida del apetito.

– Sensación de estar llena constantemente.

– Necesidad de orinar frecuentemente.

– Estreñimiento o diarrea.

– Dolor de espalda que empeora con el tiempo.

– Cansancio excesivo.

– Pérdida o aumento de peso sin causa conocida.

– Náuseas y vómitos.

– Sangrado vaginal y alteraciones del ciclo menstrual.

«Estos síntomas son muy inespecíficos, pero si se presenta más de uno y persisten más de dos semanas, acude a tu médico de familia o ginecólogo», recomienda la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (Asaco).

Cómo prevenir el cáncer de ovario

Hay algunos factores que pueden influir en la aparición del cáncer ovárico.

Algunos de ellos son la edad (la gran mayoría de los casos se diagnostican por encima de los 45 años, siendo la edad media de diagnóstico de 61-63 años), el no haber tenido hijos (hay varios estudios que evidencian que las mujeres que han sido madres varias veces tienen menos probabilidades de padecer un cáncer de ovario), los antecedentes familiares y la obesidad.

Según Asaco, todavía no existe una técnica o método para la detección precoz del cáncer de ovario. Solo el 20 % de las pacientes son diagnosticadas en los estados iniciales de la enfermedad. Por este motivo, la revisión ginecológica frecuente es muy importante. Sin embargo, una simple citología no permite detectar la presencia de tumores malignos en los ovarios:

1. Examen pélvico: Esta prueba permite al ginecólogo o ginecóloga examinar la forma y el tamaño de los ovarios y del útero.

2. Marcadores tumorales: Mediante una analítica puede medirse el nivel en sangre del CA-125, que es un marcador que puede encontrarse elevado en la mujeres que padecen un cáncer de ovario.

3. Ecografía transvaginal: Es un método que permite detectar masas mediante ultrasonidos.

4. Biopsia: Una vez que el resto de pruebas indican la existencia de un cáncer de ovario, se realiza un proceso quirúrgico en el que se extrae una muestra de tejido ovárico. El análisis al microscopio de la muestra obtenida proporciona la certeza del diagnóstico.

Tratamiento del cáncer de ovario

Una vez se ha diagnosticado el cáncer, es fundamental conocer la etapa o estadio en la que se encuentra la enfermedad para comenzar un tratamiento. El estadio del cáncer de ovario puede indicarnos la extensión de la enfermedad.

Normalmente, cuando se está ante un cáncer de ovario avanzado, el tratamiento estándar consiste en la realización de una cirugía para eliminar los tumores visibles (resección).

En función de una serie de criterios clínicos, se realizará un tratamiento de quimioterapia antes o después de la intervención del cirujano.

Es importante saber que la mayoría de las mujeres tendrán recaídas durante los dos primeros años.

La elección del tratamiento una vez se ha recaído dependerá del tipo del tumor, de la duración de la respuesta a la primera lína, de las toxicidades presentados y de agentes utilizadas, así como de la presencia o no de mutaciones en BRCA (genes que inhiben los tumores malignos).

Además de la quimioterapia, hay otros tratamientos complementarios que actúan sobre dianas específicas del crecimiento tumoral y que han demostrado ser muy efectivos en diferentes escenarios del cáncer de ovario avanzado. Uno de ellos es el tratamiento antiogénico con bevacizumab, que persigue el bloqueo de la formación de nuevos vasos sanguíneos por el tumor, lo que dificulta su crecimiento.

Ver los comentarios

Источник: https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-cancer-ovario-sintomas-como-prevenirlo-nsv-202102111218_noticia.html

Cáncer de ovarios: qué es, síntomas, causas, prevención y tratamiento

Síntomas de cáncer de ovario

Los ovarios son dos órganos cuya función es la producción de ovocitos; estos últimos se desplazan hacia el útero durante la ovulación a través de las trompas. En ocasiones, las células epiteliales o germinales del interior de los ovarios se reproducen excesivamente, generando una masa tumoral en los ovarios.

Existen diferentes tipos de cáncer de ovario: 

  • Benignos: por ejemplo, el quiste ovárico.
  • Tumores epiteliales: representan más del 90% de los tumores malignos de ovarios y son generados por las células epiteliales que los cubren.
  • Tumores germinales: proceden de células germinales, constituyen el 5% de las neoplasias malignas del ovario y están extendidos casi exclusivamente entre la población infantil o adolescente.
  • Tumores del estroma: son generalmente menos peligrosos y representan el 4% de los tumores malignos de ovario. Surgen del estroma gonadal y se caracterizan por una producción incontrolada de hormonas (tanto femeninas como masculinas).

Existen diferentes tipos de cáncer de ovario

Síntomas de cáncer de ovario

Debido a que este tipo de cáncer es asintomático hasta que alcanza una etapa avanzada, es difícil diagnosticarlo en sus primeras fases. De hecho, los síntomas son comunes a muchos otros tipos de trastornos y, por lo tanto, a menudo se subestiman:

  • Hinchazón abdominal
  • Aerofagia
  • Falta de apetito
  • Necesidad de orinar con frecuencia

Diagnóstico del cáncer de ovario

Las pruebas más comunes que se pueden realizar son las siguientes:

¿Cuáles son las causas del cáncer de ovario?

Todavía no se han descubierto causas reales, sino más bien algunos factores de riesgo:

  • Edad avanzada (durante de la menopausia)
  • No haber estado embarazada
  • Menarquia temprana
  • Menopausia tardía
  • Predisposición genética: afecta a alrededor del 7-10% de las personas afectadas por neoplasia ovárica, y puede hacer que la enfermedad se manifieste a una edad más temprana de lo habitual. Si ha tenido varios casos de cáncer de ovario o de mama en su familia, puede ser útil realizar una prueba genética para determinar si es portadora del gen defectuoso. En tales casos, será necesario realizar visitas de control más frecuentes.

¿Se puede prevenir?

Las mujeres que han tenido hijos, que han amamantado y que usan anticonceptivos que contienen estrógeno y progestinas corren menos riesgo de desarrollar este tipo de cáncer que el resto de la población femenina.

La mejor manera de prevenirlo es visitar al ginecólogo anualmente. Aunque todavía no hay pruebas de detección que puedan diagnosticar el riesgo de aparición del cáncer, el diagnóstico precoz se puede obtener a través de la palpación y la ecografía.

Tratamientos para el cáncer de ovario

Los tratamientos más comunes son los siguientes:

  • Cirugía
  • Quimioterapia (después de la cirugía, muy a menudo también es necesario someterse a este tipo de tratamiento).
  • Radioterapia: solo con fines paliativos para aliviar los síntomas.
  • Medicamentos biológicos: actualmente se están probando.

¿A qué especialista contactar?

El ginecólogo realizará la primera visita. Si la enfermedad está presente, el médico derivará al paciente a un experto en Oncología. Si es necesario que el paciente se someta a radioterapia, se le derivará a un radioterapeuta.

Artículos relacionados con Cáncer de ovarios

¿La HIPEC tiene efectos secundarios?

Por Dr. Juan José Torrent Correa
2021-03-21

El Dr. Torrent Correa, experto en cirugía oncológica, explica la técnica HIPEC que aplica en el Centro Quénet Torrent Institute – Comprehensive Cancer Center de Barcelona con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes con casos de cánceres avanzados. Ver más

Los síntomas del cáncer de ovarios

Por Dr. Juan José Torrent Correa
2021-03-21

En este artículo, el Dr. Torrent, especialista en Ginecología y Obstetricia, explica cuáles son los síntomas del cáncer de ovarios, así como las diferencias que existen con el cáncer de útero y el cáncer de cérvix. Ver más

Cáncer de ovario: tipos, síntomas y tratamientos

Por Dra. María Jesús Rubio Pérez
2021-03-21

El cáncer de ovario afecta a 1 de cada 70 mujeres y es más frecuente entre los 45-75 años de edad. La Dra. María Jesús Rubio habla de los factores, los síntomas y el tratamiento. Ver más

Cáncer de ovario, causas y síntomas

Por Dr. Sergio Luna Ordóñez
2021-03-21

El doctor Luna explica los síntomas y la evolución del cáncer de ovarios en este artículo, el quinto cáncer más común entre las mujeres. Ver más

Источник: https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/cancer-de-ovarios

8 señales tempranas de cáncer de ovario, según las mujeres que lo experimentaron

Síntomas de cáncer de ovario

Una razón por la que el cáncer de ovario no se detecta hasta que ha llegado a la etapa 3 o 4 tiene que ver con la cantidad de espacio en el abdomen y pelvis, hay suficiente espacio para que los órganos se muevan a medida que el cáncer crece, ocultando los síntomas como resultado. No es hasta que no queda más espacio para que una masa o tumor se oculten, que los pacientes empiezan a notar síntomas de cáncer de ovario. Incluso, los signos pueden ser no descriptivos. Después de todo, ¿quién no se ha sentido hinchada de vez en cuando?

La buena noticia es que el 94% de las mujeres con cáncer de ovario sobreviven más de cinco años si la enfermedad se detecta a tiempo, según la Sociedad Americana del Cáncer (ACS). Pero saber reconocer los síntomas es muy importante.

Le pedimos a cuatro mujeres asociadas con la Coalición Nacional del Cáncer de Ovario que compartieran los primeros síntomas que notaron antes de ser diagnosticados con la enfermedad.

 (Muchos de estos síntomas también pueden tener enfermedades menos amenazantes, pero si usted experimenta cualquiera de estas señales de cáncer de ovario más de 12 veces al mes, consulte a su ginecólogo.)

A continuación, las sobrevivientes comparten las señales de advertencia que las llevaron con sus médicos.

SANGRADO

“En mi caso, era que mi período venía cada dos semanas”, dice Sheryl Newman, a quien se le diagnosticó cáncer de ovario en estado 4 a los 53 años. “Ya había pasado la menopausia y dejé de tener mi período por nueve meses. Así que cuando empezó de nuevo, sabía que algo no estaba bien.”

La hemorragia irregular es más común entre las mujeres con tumores de ovario estomacales (aunque Sheryl no los tenía), que sólo representan el 1% de todos los cánceres de ovarios. Los tumores estomacales a menudo producen estrógeno, que puede causar sangrado, incluso después de la menopausia, de acuerdo con la ACS.

HINCHAZÓN

“Todo comenzó cuando mi estómago se sentía hinchado y no se me quitaba”, dice Ashley, ahora 29. “Lo ignoré, pensando que tenía que ver con mi período o mi dieta poco saludable.” Pero la hinchazón no desaparecería.

La pequeña pancita que Ashley siempre había tenido comenzado a expandirse.

En el momento en que visitó a su ginecólogo para un chequeo anual dos meses después, el tumor en su abdomen ya había crecido hasta el tamaño de una sandía, cubriendo su ovario derecho y riñón.

Sheryl, ahora de 55 años, también se encontró “estallando” en los meses que la llevaron a su diagnóstico: “Sabía que estaba subiendo peso porque mis pantalones no me cerraban,” recuerda. “Pero sólo pensé que estaba envejeciendo y, como mi período venía de repente y con frecuencia, pensé que eso también me estaba hinchando.”

Dentro de unos meses, Sheryl parecía que estaba embarazada de seis meses debido a la ascitis o la acumulación de líquido que puede acumularse en el abdomen de algunas personas con enfermedad hepática o cáncer.

SACIEDAD AUMENTADA

“Recuerdo haberme sentido llena rápidamente”, dice Kimberly Singleton, a quien se le diagnosticó cáncer de ovario a los 32 años.

“Siempre solía pedir esta ensalada y podía terminarla fácilmente, pero de repente sólo comía la mitad.

” La ascitis, la misma acumulación de líquido que causa que algunos pacientes con cáncer de ovario se sientan hinchadas, también puede resultar en una pérdida de apetito.

CÓLICOS

“Al principio me sentía como si tuviera cólicos menstruales”, recuerda Sheryl. Como su ciclo siempre había estado acompañado de cólicos incómodos, no pensó mucho en el malestar al principio.

No es raro que los tumores que crecen en la pelvis causen dolor en la parte baja del abdomen. Y puesto que el malestar puede sentirse similar a los colicos del período, muchas mujeres asumen los problemas del abdomen son benignos.

Alicia Dellario, de 54 años, nos dice: “Es muy fácil ignorar los síntomas del cáncer de ovario.”

DOLOR DE ESPALDA

“Llegue a casa del trabajo un día con un dolor de espalda insoportable,” recuerda Sheryl. “No podía sentarme, no podía estar parada.” La molestia también interfirió con su sueño: “El dolor era tan malo que me despertaba en la noche”.

Kimberly también experimentó dolor de espalda: “Justo antes de mi diagnóstico, tenía un dolor de espalda muy fuerte”, comento. “Era tan grave que estaba interrumpiendo mi día.

” El dolor era más intenso que el dolor de espalda que ella experimentaba normalmente por estar sentada en su escritorio todo el día. “Tuve que tomar ibuprofeno todos los días.”

Las mujeres con cáncer de ovario pueden experimentar dolor de espalda cuando el líquido se acumula en la pelvis o cuando el tumor se extiende en el abdomen o la pelvis, irritando directamente el tejido de la parte inferior de la espalda, dice el Doctor Marleen Meyers, oncólogo en el Langone Medical Center de la Universidad de Nueva York. “Debido a que muchos de nosotros tenemos dolor de espalda en un momento u otro, la clave es reportar un nuevo dolor que no desaparece”, dice el Dr. Meyers, “especialmente si no está relacionado con alguna actividad física que pueda haber lastimado su espalda.”

DIFICULTAD PARA RESPIRAR

“Para cuando sentí la presión en mis pulmones, ya estaba en la etapa 3 o 4”, dice Sheryl. Aunque la incomodidad iba y venía, recuerda haber tenido dificultad para respirar, especialmente cuando se acostaba.

El cáncer de ovario en estado avanzado puede causar problemas respiratorios. A medida que los tumores crecen, pueden comenzar a presionar contra los pulmones y obstruir la capacidad del paciente para inhalar y exhalar.

Ashley tenía acidez estomacal, mientras que Alicia dice que experimentó gases durante seis meses consecutivos, llevando a su diagnóstico de cáncer de ovario. Esto es común entre los pacientes con cáncer de ovario que tienden a experimentar molestias generales en el abdomen, incluyendo hinchazón y estreñimiento.

“Estaba cerca de cumplir los 50 años y sentía mucho gas, pero pensé que debía cambiar a una dieta rica en fibra o quizás era que simplemente estaba envejeciendo”, dice Alicia.

En las semanas previas al diagnóstico, Kimberly sintió que tenía que orinar constantemente. “Yo diría que cada 30 minutos me daban ganas de ir al baño, pero cuando lo intentaba, no salía nada o sólo era un goteo.”

Alicia también experimentó incremento en la necesidad de orinar. Ella pensó que tenía una infección urinaria e incluso tomó dos rondas de antibióticos para tratar sus síntomas. “Siempre tenía que ir al baño”, dice. “Tiendo a beber mucha agua, así que siempre voy al baño de todos modos, pero esto fue demasiado. Ni siquiera podía sentarme en las reuniones de trabajo. Fue vergonzoso.”

Según el Dr. Meyers, un incremento en la necesidad de orinar “ocurre cuando las células de cáncer de ovario se han clavado en el exterior de la pared de la vejiga o cuando la ascitis en la pelvis comprime la vejiga, haciendo que las mujeres sientan ganas de orinar con más frecuencia.”

Fue la necesidad de ir baño con tanta frecuencia que la llevo a ver a un urólogo, y en última instancia, a un diagnóstico de cáncer de ovario en estado 3: “Ninguno de mis síntomas me estaba frenando”, dice Alicia. “Yo seguía corriendo, trabajando, y jugando con mi hija de 7 años. Mi vida no había cambiado en absoluto. Si no fuera por el aumento de micción, probablemente no hubiera visto a nadie.”

Es importante estar informada, el Ginecólogo es quien está mejor capacitado para decidir o sugerir cuales es la mejor opción. En Tucson contamos con los mejores médicos y la tecnología más avanzada. Comunícate con nosotros al 01-800-681-8312 para planear tu visita a Tucson.

Si usted tiene una emergencia, llame al 911 o acuda a la sala de emergencia más cercana.

FUENTE: http://amp.health.com/ovarian-cancer/early-signs-ovarian-cancer

Источник: https://tucsonhealthassociation.org/2017/09/8-senales-tempranas-de-cancer-de-ovario-segun-las-mujeres-que-lo-experimentaron/

Cáncer de ovario – Preguntas y Respuestas

Síntomas de cáncer de ovario

El cáncer de ovario es un tumor maligno que se origina en uno o ambos de los ovarios, el par de órganos reproductores femeninos encargados de producir y liberar un óvulo o huevo mensualmente. Una de cada 55 mujeres desarrolla cáncer de ovario.

Más del 80% de los casos se diagnostican en una etapa avanzada cuando el tratamiento puede ser menos exitoso.

Si bien el pronóstico para la etapa temprana del cáncer de ovario es excelente, el diagnóstico temprano se dificulta porque actualmente no existe una prueba de cribado efectiva para para detectar la presencia presintomática del cáncer de ovario.

¿Quiénes contraen cáncer de ovario?

Cualquier mujer puede desarrollar el cáncer de ovario, pero es más probable que ocurra en mujeres que se encuentran entre los 65 y los 84 años. El cáncer de ovario representa el 10% de todos los tipos de cáncer que se dan en las mujeres. En el estado de Nueva York, aproximadamente 1.

700 mujeres son diagnosticadas con el cáncer de ovario cada año y más de 1.000 mueren a causa de esta enfermedad, por lo que es la quinta causa más frecuente de muerte por cáncer entre las mujeres neoyorquinas. Cualquier mujer de cualquier raza u origen étnico pueden desarrollar cáncer ovárico.

¿Cuáles son las causas del cáncer de ovario?

Se desconocen las causas exactas que originan el cáncer de ovario. Sin embargo, hay algunos factores que parecen aumentar la probabilidad de desarrollar esta enfermedad. La probabilidad de ser diagnosticada con esta enfermedad aumenta con la edad. Bajo ciertas condiciones las mujeres enfrentan un riesgo mayor que el promedio de desarrollar cáncer de ovario. Estas condiciones incluyen:

  • Mujeres mayores de 40 años;
  • Mujeres que nunca han estado embarazadas;
  • Mujeres a quienes se les ha identificado una mutación específica en un gen llamado BRCA1 o BRCA2;
  • Mujeres cuyas madres, hermanas o hijas han tenido cáncer de ovario, aunque la mayoría de las mujeres afectadas no tiene antecedentes familiares de cáncer de ovario;
  • Mujeres con un historial familiar de cáncer de ovario, de mama o cáncer de colon en cualquiera de las dos ramas de la familia y
  • Mujeres con antecedentes personales de cáncer de mama, uterino o cáncer de colon.

¿Qué se puede hacer para reducir mis probabilidades de contraer cáncer de ovario?

El embarazo y el parto disminuyen el riesgo de contraer cáncer de ovario. Todas las mujeres independientemente de su riesgo, deben hacerse exámenes pélvicos o recto–vaginales a lo largo de toda su vida.

Las mujeres deben consultar a su médico acerca de los contraceptivos orales pues numerosos estudios sugieren que las píldoras anticonceptivas, cuando se toman durante 5 años o más, pueden reducir el riesgo de cáncer de ovario hasta en un 60%.

Algunos expertos creen que el riesgo puede ser reducido al no utilizar en la zona vaginal algunos talcos que contienen polvo y consumiendo una dieta baja en grasas.

Las mujeres que se encuentran en alto riesgo debido a antecedentes familiares o personales deberán consultar de forma regular a un especialista y discutir estrategias para la prevención y la detección temprana. Las mujeres en alto riesgo que ya no deseen tener más hijos pueden considerar la posibilidad de la extracción de los ovarios como medida de prevención.

¿Cuáles son los signos y síntomas del cáncer de ovario?

Algunos síntomas pueden incluir sensación de hinchazón, dolor abdominal, pélvico o de la espalda; una sensación de indigestión, incluso después de una comida ligera, fatiga o cansancio excesivo y frecuente y / o deseos muy urgentes de orinar.

Una de las razones por las que el cáncer de ovario generalmente se diagnostica en una etapa tardía es que los síntomas pueden ser vagos e ignorados, o pasados a veces por alto por la mujer y por sus proveedores de atención de la salud.

Es importante que la mujer visite a su médico si estos síntomas se presentan durante un mes o por más tiempo.

¿Cuál es el tratamiento para el cáncer de ovario?

Un enfoque agresivo para el manejo de las enfermedades puede maximizar las posibilidades de supervivencia. Se recomienda consultar al oncólogo ginecológico una vez que se haya hecho el diagnóstico.

Para la mayoría de las pacientes se hace necesaria una cirugía que remueva todo el tumor visible; este proceso se conoce con el nombre de cirugía citorreductora.

Esta cirugía generalmente es seguida por un tratamiento de quimioterapia.

¿Existe una prueba de detección?

Las mujeres en alto riesgo deben hablar con su médico acerca de la detección del cáncer de ovario. Los ovarios pueden ser examinados a través del ultrasonido pélvico y a través de una sustancia llamada bíomarcador tumoral (CA-125) que se puede medir en una muestra de sangre.

Sin embargo, otras condiciones no cancerosas también pueden ocasionar un aumento de la CA-125, por lo que un diagnóstico de cáncer no puede basarse exclusivamente en esta prueba. Desafortunadamente no existe una prueba general de cribado para las mujeres en situación de riesgo.

Actualmente existen en proceso una gran cantidad de investigaciones con el fin de identificar una prueba para su uso generalizado.

Источник: https://www.health.ny.gov/es/diseases/cancer/ovarian/ovcfactsheet.htm

Cómo es el cáncer de ovario: síntomas y causas

Síntomas de cáncer de ovario

La periodista Sara Carbonero lleva desde 2019 luchando contra el cáncer de ovario. Tras haber sido intervenida de un tumor y de recibir varios meses de tratamiento con quimioterapia, se encuentra de nuevo ingresada.

Qué es el cáncer de ovario

Los ovarios son los encargados de producir los óvulos y determinadas hormonas en el aparato reproductor de la mujer. Cada ovario tiene aproximadamente el tamaño de una almendra.

El cáncer de ovario es el sexto más frecuente entre las mujeres, según datos de la Asociación Española contra el Cáncer. En España se diagnostican unos 3.

300 casos anuales (el 5,1% de los cánceres en mujeres).

Cuáles son los síntomas el cáncer de ovario

Es difícil detectar el cáncer de ovario incipiente porque los síntomas a menudo no se presentan hasta que el tumor ya ha avanzado.

«Generalmente produce síntomas vagos, como dolor abdominal, sensación de hinchazón, náuseas u otros signos inespecíficos», explica Ana Santaballa, oncóloga del Hospital La Fe de Valencia y miembro de la Junta directiva de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Otros de los síntomas que puede producir el cáncer de ovario son: sensación de peso en la pelvis, hemorragias vaginales, aumento o pérdida de peso, períodos menstruales anormales, dolor de espalda sin explicación que empeora o crecimiento excesivo del vello.

Causas del cáncer de ovario

Aún es mucho lo que se desconoce sobre las causas del cáncer de ovario, aunque sí se sabe que hasta el 20% de los tumores pueden deberse a factores genéticos heredados. Por ejemplo, tener una mutación en los genes BRCA1 y BRCA2, así como un historial familiar de cáncer de mama, ovario, endometrio o colon aumenta el riesgo de padecer cáncer de ovario.

Otros factores de riesgo son el exceso de peso, el tabaquismo, no haber estado nunca embarazada o haber recibido terapia hormonal sustitutiva en la menopausia. Los estudios señalan que tomar anticonceptivos disminuye el riesgo de este tipo de cáncer. Asimismo, la lactancia y haber tenido hijos también parece ejercer cierta protección frente a la enfermedad.

¿Se detecta en una revisión ginecológica?

Hasta el 75% de los casos se detectan en fases avanzadas debido a los síntomas inespecíficos que presenta y a que, tal como explica Santaballa, actualmente no hay ningún método eficaz que facilite el diagnóstico precoz.

«Por ejemplo solo las ecografías no han demostrado ser suficientes para este tipo de cáncer«, explica.

Otras pruebas frecuentes en las revisiones ginecológicas, como las citologías, no sirven para detectar el cáncer de ovario, sino que se utilizan para descartar un posible tumor en el cuello del útero.

¿A quién afecta con más frecuencia el cáncer de ovario?

La mayoría de los casos se diagnostican entre los 50 y los 75 años, aunque a partir de los 30 años de detecta un número significativo de tumores.

La incidencia en nuestro país se puede considerar alta, según datos de la AECC, con 9,9 casos por cada 100.000 habitantes al año. Desde los años 60 se aprecia un ascenso lento pero constante de la enfermedad. En España mueren al año unas 1.

900 mujeres por cáncer de ovario (el 5% de todas las muertes por cáncer) con una edad media de fallecimiento de 67,7 años.

¿Qué tipos de cáncer de ovario hay?

Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, el carcinoma epitelial representa el 85% de los cánceres de ovario. Mucho más infrecuentes son los tumores de células germinales. Estos últimos son los que suelen diagnosticarse en las mujeres más jóvenes, pero también los que mejor responden a los tratamientos.

¿Cuál es el tratamiento del cáncer de ovario?

La cirugía es el primer paso en este tipo de tumores. Si el cáncer estaba en sus primeras etapas, la intervención quirúrgica puede ser suficiente.

En muchos casos, la cirugía puede implicar la extirpación de ambos ovarios, las trompas de Falopio, el útero u otras estructuras en el abdomen.

A menudo la quimioterapia a base de platinos y taxanos se utiliza después de pasar por el quirófano para tratar cualquier resto de células malignas o ante posibles recaídas. «En la actualidad también se están utilizando con buenos resultados tratamientos más dirigidos, como los biológicos», añade Santaballa.

Conforme a los criterios de

Saber más

Источник: https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2021/02/10/6023ba4efc6c83a40a8b4601.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: