Síntomas y tratamiento de la costocondritis

Síndrome de Tietze

Síntomas y tratamiento de la costocondritis

Regístrate y recibe un mes de servicios ilimitados gratuitos en SaviaVideoconsulta 24 horasChat médico 24 horasEvaluador de síntomas

El síndrome de Tietze, también conocido como costocondritis, es una inflamación del cartílago que conecta una costilla al esternón (hueso del pecho). Se manifiesta con dolor torácico a nivel del esternón y en la segunda o tercera costilla. Es una enfermedad benigna que desaparece en unas semanas o meses. La persona con el síndrome de Tietze puede sentir un gran dolor con movimientos leves como levantar el brazo, toser o hacer un poco de esfuerzo. Además del dolor, otro de los síntomas puede ser enrojecimiento o hinchazón de la zona. Es más frecuente en mujeres que en hombres a partir de los 40 años. Es una enfermedad común y leve, pero tiene un alto grado de recurrencia.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Tipos de síndromes más comunes

Entre los tipos de síndromes más comunes se encuentran:

  • Síndrome de Down:  esta condición se presenta cuando ocurre una alteración, total o parcial, en la reproducción del cromosoma 21. Sus efectos son más que nada a nivel de desarrollo físico y cognitivo, pudiendo ser de mayor o menor dificultad. Las personas que tienen esta alteración cromosómica tienden a ser fácilmente identificables por sus características físicas, especialmente a nivel facial, donde se puede observar cuello corto, orejas pequeñas, rostro aplanado, y cabeza pequeña, entre otros.
  • Síndrome de Munchausen: se  asocia a la necesidad por parte de un individuo de aparentar una enfermedad de cualquier tipo para llamar la atención de las personas a su alrededor. Su función es hacerse la víctima y, mediante esto, lograr algún objetivo. Es una condición interesante y poco estudiada debido a la complejidad que genera. Las personas que sufren este síndrome son conscientes de que se inventan la enfermedad y soportan sin complejos las autolesiones que se hacen a sí mismos para reafirmar su posición.
  • Síndrome de distrés respiratorio: se puede generar como resultado de alguna complicación tras sufrir una enfermedad respiratoria severa o lesiones pulmonares de cualquier tipo. Sus síntomas principales incluyen: baja presión arterial, dificultad para respirar, confusión, fatiga y respiración acelerada. Su pronóstico puede ser delicado si no se atiende con cuidado. Y, a medida que avance la edad, las posibilidades de recuperación disminuyen. Se considera síndrome debido a que puede tener apariciones momentáneas tras sufrir alguna infección respiratoria. Sin embargo, su presencia no es continua.
  • Síndrome de Crest: es una condición del tipo dérmica, es decir, que afecta a la piel. Ataca a ciertas zonas del cuerpo haciendo que la piel se vuelva áspera y dura, pudiendo afectar a músculos y a huesos. Estos efectos se deben a una sobreproducción de colágeno y su posterior acumulación, pudiendo llegar a interferir en el uso normal y fluido de los órganos. Ha sido catalogada dentro del grupo de las enfermedades autoinmunes por la facilidad que tiene de atacar los tejidos sanos del cuerpo. Sin embargo, es un síndrome fácilmente tratable que puede hacer que las personas que la padecen puedan tener un ritmo de vida normal, aun sin tener aún cura total.
  • Síndrome de Ambras: se le conoce también como Síndrome del Hombre Lobo. Como su nombre lo indica, es una condición que genera una producción excesiva de pelo en el cuerpo humano. Las únicas partes que quedan libres son las palmas de las manos, las membranas mucosas y las plantas de los pies. Es una condición hereditaria que se genera por la alteración del cromosoma 8. Sin embargo, también puede producirse como una respuesta del sistema ante determinados medicamentos. Si es producido por esta última causa, los efectos pueden ser reversibles.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Las causas del síndrome de Tietze son desconocidas, pero existen algunos factores que pueden provocar la aparición de la enfermedad.

Un golpe en la zona del tórax, desgaste o inflamación del cartílago, un traumatismo causado por un falso movimiento o algunos movimientos repetitivos o vigorosos, pueden contribuir a la aparición del síndrome Tietze.

Otras de las causas pueden ser las infecciones tras cirugías, el uso de fármacos por vía intravenosa o algunos tipos de artritis.  

Se caracteriza por la interrupción del aporte sanguíneo al hueso, o bien una deficiencia en este aporte con respecto a las exigencias del hueso en rápido crecimiento.

Esto se produce en particular en algunas epífisis óseas, lo que viene seguido de necrosis ósea y posteriormente de una curación por medio de un nuevo crecimiento óseo, pero que debido a la forma anómala con la que se ha producido, da lugar a deformidades secuelares y a otros problemas. También son causas los tumores benignos o malignos, la artritis y los movimientos repetitivos.

El síntoma más común del síndrome de Tietze es dolor y sensibilidad en el tórax. Sin embargo, se pueden presentar otros síntomas como: dolor punzante en la parte frontal de la pared torácica, aumento del dolor al respirar hondo o toser y disminución cuando respira lentamente, inflamación y enrojecimiento del pecho.

Tratamiento del síndrome de Tietze

El descanso es el mejor remedio para curar rápidamente el síndrome de Tietze. Para ello, se debe evitar realizar cualquier esfuerzo o movimientos que puedan causar dolor.

De igual forma, el médico puede prescribir analgésicos o antiinflamatorios no esteroideos (AINES) para aliviar el dolor.

El dolor causado por la costocondritis suele desaparecer tras unas semanas o meses pero, si el dolor persiste, se puede recurrir a inyecciones de cortisona. También la fisioterapia es de gran ayuda. Este síndrome tiene un alto riesgo de recurrencia.

Pruebas complementarias del síndrome de Tietze

Para el diagnóstico y tratamiento de síndrome de Tietze se realizará un examen clínico completo para descartar otras patologías y poder confirmar el diagnóstico.

No siempre se suele realizar una radiografía, pero puede ser muy recomendada en casos en los que el paciente haya sufrido un fuerte golpe en la región torácica. Un electrocardiograma se solicita frecuentemente para detectar enfermedades cardíacas.

En ocasiones se precisa de una  Gammagrafía con galio que es una prueba más específica para detectar infecciones

Factores desencadenantes del síndrome de Tietze

No se conoce un factor en específico que pueda desencadenar el síndrome de Tietze.

Factores de riesgo del síndrome de Tietze

El factor de riesgo principal del síndrome de Tietze es la edad y el sexo, ya que aparece con mayor frecuencia en mujeres y en personas de más de 40 años. A menudo, el síndrome de Tietze se presenta en adolescentes y en adultos jóvenes y, con la misma frecuencia, en hombres y en mujeres.

Traumas directos, la compresión en la región costal, cargar objetos pesados, realizar esfuerzos físicos importantes, la práctica de determinados deportes y la adopción de malas posturas al dormir, son otros factores de riesgo.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Complicaciones del síndrome de Tietze

No existen complicaciones graves o incapacitantes en el síndrome de Tietze.

Prevención del síndrome de Tietze

No existe una forma eficaz para prevenir este síndrome.

Especialidades a las que pertenece

El síndrome de Tietze pertenece a la especialidad de reumatología. La reumatología es la especialidad médica que se encarga de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades musculoesqueléticas  y autoinmunes sistémicas.

¿Qué es la condritis en el pecho?

La condritis en el pecho es la inflamación dolorosa de uno o más de los cartílagos que unen las costillas con el esternón.

¿Qué es la costocondritis?

La costocondritis es una inflamación del cartílago que conecta una costilla al esternón. El dolor causado por la costocondritis podría asemejarse al de un ataque cardíaco u otras enfermedades del corazón.

¿Cuáles son los síntomas de la costocondritis?

El síntoma principal de la costocondritis es un dolor agudo en el pecho, se presenta en el lado izquierdo del esternón y se empeora al respirar profundo.

¿Por qué me duelen las costillas?

El dolor de las costillas se relaciona generalmente con la costocondritis.

¿Qué es el dolor torácico?

El dolor torácico  es una molestia o dolor que se siente en algún punto a lo largo de la parte frontal del cuerpo entre el cuello y el abdomen superior.

Muchas personas que experimentan dolor torácico sienten temor de un ataque cardíaco. Sin embargo, hay muchas causas posibles de dolor torácico.

Algunas causas no son peligrosas para la salud, mientras que otras son serias y en algunos casos potencialmente mortales.

¿Tienes dudas? Regístrate ahora en Savia y habla gratis con nuestros especialistas médicos por chat o videoconsulta.

Источник: https://www.saludsavia.com/contenidos-salud/enfermedades/sindrome-de-tietze

Los problemas médicos

Síntomas y tratamiento de la costocondritis

(Costochondritis)

El hecho de que un niño se queje de que le duele el pecho suele bastar para asustar a cualquier padre: “¿Podría tratarse de un ataque de corazón?”

Por suerte, la respuesta suele ser no. Los ataques de corazón son extremadamente raros en la población infantil. La mayoría de las veces, el dolor torácico en un niño o un adolescente obedece a una afección completamente inofensiva denominada costocondritis.

Sobre la costocondritis

La costocondritis es una dolorosa inflamación del cartílago que une las costillas con el esternón. Es una de las causas más frecuentes de dolor torácico en la población infantil y adolescente, siendo el género femenino el que la experimenta con mayor frecuencia.

El esternón es el hueso que nos podemos palpar en la parte central del pecho, que desciende desde la base del cuello hasta el estómago.

Las costillas se conectan con el esternón mediante un cartílago elástico en unos puntos denominados articulaciones costoesternales. La costocondritis puede afectar a una o más de estas articulaciones y es en ellas donde el niño experimenta el dolor.

Por este motivo, a veces esta afección se conoce como “dolor de la pared torácica” o “síndrome costoesternal”.

La costocondritis puede cursar con un dolor agudo y punzante que puede hacer pensar en un ataque de corazón u otra afección cardíaca. De todos modos, por lo general, se trata de una afección inofensiva que suele desaparecer por sí sola al cabo de dos o tres días. Aunque a veces puede ser más duradera, prolongándose de varias semanas a meses.

Causas

Los médicos a menudo no pueden identificar con exactitud la causa de una costocondritis, aunque a veces se asocia a:

  • una lesión en las costillas o el esternón
  • tensión o sobrecarga física provocada por el hecho de levantar pesos pesados o de hacer un ejercicio agotador
  • tos repetitiva (que puede acompañar a algunas infecciones)

Síntomas

Los principales síntomas de la costocondritis son el dolor y las molestias torácicas. Se suele experimentar un dolor agudo en el lado izquierdo del esternón, aunque también es posible sentirlo en ambos lados del pecho.

El dolor puede empeorar cuando el niño hace respiraciones profundas, tose, mueve la parte superior del cuerpo o presiona el área afectada.

Puede aliviarse levemente cuando el niño se deja de mover o respira de forma más superficial, pero generalmente no desaparece por completo.

A pesar de que un ataque de corazón es muy poco probable que sea la causa de un dolor torácico en la población infantil, ayuda saber cómo difiere el dolor propio de la costocondritis del propio de un infarto de miocardio:

  • El dolor propio de un ataque de corazón suele estar más extendido y se experimenta también en otras partes del cuerpo, como los brazos y el cuello, no solamente en el pecho. Además, se suele notar como si viniera de debajo del esternón.
  • El dolor propio de la costocondritis se suele experimentar en un área reducida del pecho y se nota como si viniera directamente del lugar donde se une el esternón con las costillas.

Diagnóstico

Si su hijo tiene un dolor torácico que no remite, llame al pediatra o diríjase al servicio de urgencias de un hospital. Aunque un dolor de pecho en un niño es muy raro que indique algo grave, algunas veces puede tratarse de una emergencia que requiere atención médica inmediata.

Para diagnosticarle una costocondritis a su hijo, el pediatra le formulará preguntas sobre sus síntomas y le palpará el pecho, para explorarle las molestias a lo largo del área del esternón y el lugar por donde se une a las costillas. Aunque no se puede detectar una costocondritis mediante una radiografía, es posible que el pediatra solicite una para su hijo a fin de descartar otras posibles causas de dolor torácico, como una neumonía.

Tratamiento

La costocondritis suele remitir por sí sola sin necesidad de tratamiento alguno. Esto suele ocurrir en el trascurso de pocos días o semanas. De todos modos, si usted está preocupado porque su hijo presenta un dolor torácico que no remite, hable con su pediatra.

Mientras dure el dolor, es probable que el pediatra recomiende administrar a su hijo un analgésico de venta sin receta médica, como el ibuprofeno o el naproxeno para aliviarle el dolor. Aplicar compresas calientes o calor con una almohadilla eléctrica (en el modo de menor potencia) sobre el área dolorida también podría proporcionarle alivio.

Hasta que su hijo no se encuentre mejor, asegúrese de que descansa mucho y evita aquellas actividades que le empeoran el dolor.

Prevención

Puesto que no siempre se sabe con exactitud cuál es la causa de una costocondritis, no es posible prevenirla por completo. De todos modos, pueden adoptar las siguientes precauciones para contribuir a evitarla.

En primer lugar, identifique y corrija aquellas actividades que pueden provocar este tipo de dolor en los niños. La costocondritis se suele desencadenar por levantar y trasportar objetos pesados, como el hecho de llevar una mochila demasiado cargada, sobre todo cuando se cuelga solo de un hombro, algo que hacen muchos niños y adolecentes.

Si su hijo ha de trasportar una gran cantidad de libros entre el colegio y el domicilio, cómprele una mochila estable y resistente que reparta bien el peso entre ambos lados y asegúrese de que la lleva colgada de los dos hombros.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de la revisión: noviembre de 2011

Источник: https://www.rchsd.org/health-articles/la-costocondritis-2/

AARP herramienta de salud

Síntomas y tratamiento de la costocondritis

La costocondritis provoca un dolor en el pecho que está relacionado con la inflamación del cartílago en la caja torácica, más específicamente, el cartílago que se encuentra en el punto donde las costillas superiores se unen con el esternón (articulación costoesternal).

El dolor puede ser leve o más intenso según la afección que lo aqueje.

Esta afección también se conoce como síndrome de Tietze.

En muchos casos, se desconoce la causa de la costocondritis. Sin embargo, podría ser causada por las siguientes afecciones:

  • diferentes tipos de traumatismos de tórax, como impactos directos a raíz de un accidente automovilístico o una caída
  • esfuerzo físico a causa de actividades como levantar objetos pesados o hacer ejercicios intensos
  • determinados virus o afecciones respiratorias, como tuberculosis, sífilis y aspergilosis, que pueden causar inflamación de las articulaciones
  • ciertos tipos de reumatismo articular
  • movimientos repetitivos, incluso toser intensamente
  • tumores en la articulación costoesternal

La costocondritis es más frecuente en las mujeres y las personas mayores de 40 años. También es posible que usted corra un mayor riesgo de padecer la afección en las siguientes circunstancias:

  • si hace actividades de alto impacto
  • si hace ciertos tipos de trabajos manuales
  • si tiene alergias y se expone a determinados agentes irritantes

Asimismo, posiblemente presente un mayor riesgo de sufrir costocondritis si padece cualquiera de las siguientes afecciones:

  • artritis reumatoide
  • espondilitis anquilosante
  • Síndrome de Reiter

Existen diferentes opiniones médicas en torno a las edades a las cuales la persona es más propensa a padecer la afección. En general, toda persona expuesta a las situaciones enumeradas anteriormente puede correr un mayor riesgo.

Los médicos recomiendan no levantar objetos pesados sin tomar las precauciones necesarias, ya que los músculos del área torácica podrían forzarse.

Por ejemplo, los más jóvenes deben tener cuidado con las mochilas pesadas, mientras que los adultos deben ser precavidos al hacer tareas manuales.

Un dolor específico en el pecho, a la altura de la cuarta, quinta y sexta costilla a la izquierda del esternón, puede ser una señal de costocondritis. Es posible que el dolor se irradie hacia la espalda o hacia el abdomen.

Además, puede empeorar cuando usted se mueve, se estira o respira profundamente. Sin embargo, estos síntomas también pueden traer aparejados otros tipos de afecciones, incluido un ataque cardíaco.

Por tal motivo, es importante buscar atención médica si siente un dolor persistente en el pecho.

Lo más probable es que el médico evalúe el dolor que produce esta inflamación para realizar un diagnóstico de costocondritis.

Durante una exploración física, el médico intentará evaluar los niveles de dolor mediante la manipulación del área de las costillas y posiblemente busque signos de infección o inflamación.

También indagará sobre los antecedentes médicos tanto personales como familiares relacionados con el dolor en el pecho.

Si es necesario descartar otras afecciones, como problemas cardiovasculares, lo más probable es que le realicen radiografías y análisis de sangre.

Existen varios tratamientos diferentes contra la costocondritis.

Medicamentos

La mayoría de los casos de costocondritis se tratan con medicamentos de venta libre. Si la afección es moderada, lo más probable es que le recomienden un tratamiento con antinflamatorios no esteroides (AINE) como ibuprofeno (Advil, Aspirin) o naproxeno (Aleve). También es posible que le receten lo siguiente:

  • ansiolíticos
  • otros analgésicos, como opiáceos
  • AINE de mayor potencia

Cambios en el estilo de vida

Si sufre de costocondritis persistente o crónica, posiblemente el médico le recomiende adoptar cambios permanentes en su vida diaria. Algunos tipos de ejercicio pueden agravar esta afección y ciertas tareas manuales también pueden tener un efecto negativo. Además, podrían recomendarle lo siguiente:

  • hacer reposo
  • modificar y adaptar los ejercicios que hace
  • fisioterapia
  • termoterapia o crioterapia (aplicación de almohadillas calientes y hielo)

Es posible que el médico utilice niveles de dolor para evaluar si está respondiendo o no al tratamiento. Los profesionales médicos suelen recomendar a los pacientes con costocondritis que se reincorporen a sus actividades de manera gradual y progresiva hasta alcanzar los niveles de actividad que solían realizar.

En muchos casos, la costocondritis desaparece sin tratamiento y no suele ser una afección persistente. Usted puede tomar las siguientes medidas para reducir las probabilidades de padecer costocondritis persistente o crónica:

  • Mantenga condiciones de higiene adecuadas en su hogar y adopte el hábito de lavarse las manos para evitar infecciones
  • Reduzca la cantidad de ejercicio de alto impacto o tareas manuales que realiza.
  • Tome las precauciones necesarias al levantar objetos pesados.

Escrito por (en Inglés): Seth Stoltzfus and Marijane Leonard
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.

Источник: https://healthtools.aarp.org/es/health/costocondritis-sindrome-de-tietze

Costocondritis: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Síntomas y tratamiento de la costocondritis

La costocondritis es la inflamación de los cartílagos que unen las costillas al hueso del esternón, que es un hueso que se encuentra en medio del pecho y es responsable de sostener las clavículas y las costillas.

Esta inflamación se percibe por medio de dolor en el pecho cuya intensidad varía de acuerdo con los movimientos que involucran el tronco, como respiración profunda, estrés físico y presión en el pecho, pudiendo incluso ser confundido con un infarto.

Conozca más sobre los síntomas de infarto.

La costocondritis es una inflamación común y no grave que normalmente no necesita tratamiento, ya que desaparece de forma natural. Sin embargo, si el dolor empeora o se mantiene por varias semanas, se recomienda consultar a un médico general, el cual puede recomendar el uso de un analgésico o antiinflamatorio.

Posibles causas

A pesar de que no hay una causa específica para la costocondritis, puede haber movimientos o situaciones que involucren el tronco, los cuales pueden favorecer esta inflamación, como:          

  • Opresión en el pecho, como la producida por el cinturón de seguridad cuando se frena de manera brusca, por ejemplo;
  • Mala postura;
  • Trauma o lesión en la región torácica;
  • Actividad física extenuante;
  • Respiración profunda;
  • Estornudos;
  • Tos;
  • Artritis;
  • Fibromialgia.

En casos más graves la costocondritis puede estar asociada a tumores del tórax, en los que hay dificultad para respirar y deglutir, pérdida de peso, fatiga, ronquidos y dolor torácico.

En las fases más tardías del embarazo la mujer puede sentir malestar torácico, el cual puede empeorar al realizar esfuerzos y producir falta de aire. Esto ocurre debido a la compresión de los pulmones por el útero de tamaño aumentado. 

Principales síntomas

El principal síntoma de la costocondritis es el dolor en el pecho, muchas veces descrito como agudo, fino o percibido como presión, el cual puede intensificarse con los movimientos. El dolor generalmente se limita a una zona, principalmente al lado izquierdo, pero puede irradiarse a otros lugares del cuerpo, como la espalda y abdomen. 

Otros síntomas de costocondritis son:

  • Dolor al toser;
  • Dolor al respirar;
  • Falta de aire;
  • Sensibilidad de la zona a la palpación. 

En condiciones normales, los cartílagos de las costillas permiten los movimientos de los pulmones durante el proceso respiratorio, pero cuando se encuentran inflamadas el movimiento se torna doloroso. 

Diferencias entre costocondritis y síndrome de Tietze

La costocondritis muchas veces se confunde con el síndrome de Tietze, que es una enfermedad también caracterizada por dolor en la zona del pecho debido a la inflamación de los cartílagos torácicos.

Lo que diferencia a estas condiciones es, principalmente, la inflamación de la articulación afectada que se presenta en el síndrome de Tietze.

Este síndrome es menos común que la costocondritis, y se presenta igual entre hombres y mujeres, surge en adolescentes y adultos jóvenes y se caracteriza por lesión en un sólo lado acompañado de inflamación de la zona. Las posibles causas, el diagnóstico y el tratamiento del síndrome de Tietze son los mismos que la costocondritis.

Diagnóstico de costocondritis

El diagnóstico de la costocondritis se realiza a partir de los síntomas presentados y enfermedades anteriores del paciente, exploración física y exámenes radiológicos que descarten otras causas de dolor en el pecho, como electrocardiograma, rayos x del tórax, tomografía computarizada y resonancia magnética. Conozca otras causas de dolor en el pecho. 

Cómo se realiza el tratamiento

Las recomendaciones iniciales para tratar el dolor de la costocondritis consisten en permanecer en reposo, aplicar una compresa caliente en la zona y evitar movimientos que puedan empeorar el dolor, como levantar objetos pesados o practicar deportes de contacto. Sin embargo, también pueden recomendarse ejercicios de estiramiento suaves que alivien los síntomas, siempre orientados por un médico o fisioterapeuta.

En otras situaciones está indicado el uso de analgésico o antiinflamatorios, como Naproxeno o Ibuprofeno, bajo orientación médica, para el alivio del dolor. En casos más graves, el médico puede prescribir inyecciones para inhibir el nervio causante del dolor. Además, de que depende del tipo, grado y frecuencia del dolor para que se indique la fisioterapia.  

¿Cuándo acudir al médico?

Se aconseja acudir al hospital o consultar a un médico general cuando el dolor se acompaña de otros síntomas como:

  • Falta de aire;
  • Dolor que se irradia hacia el brazo o cuello;
  • Empeoramiento del dolor;
  • Fiebre;
  • Dificultad para dormir.

El médico puede realizar varios exámenes, especialmente para descartar problemas cardíacos que pueden dar síntomas semejantes.

Источник: https://www.tuasaude.com/es/costocondritis/

Qué es la costocondritis?

Síntomas y tratamiento de la costocondritis

Costocondritis es el término médico para la inflamación del cartílago que une las costillas a su esternón.

Es una causa común de dolor en el pecho.

El dolor causado por la costocondritis puede imitar el de un ataque al corazón u otras afecciones cardiacas.

La coscocondritis puede mejorar por sí sola después de unas semanas, aunque también puede durar varios meses o más.

La condición no conduce a ningún problema permanente, pero a veces puede recaer.

Síntomas de la coscocondritis

El dolor asociado con costocondritis generalmente:

  • Ocurre en el lado izquierdo del esternón
  • Es agudo
  • Se siente presión
  • Afecta más de una costilla
  • Se agrava cuando usted toma una respiración profunda o tose

Causas de costocondritis

La inflamación es la respuesta natural del cuerpo a una infección, irritación o lesión.

No se sabe exactamente por qué la articulación costo-condral se inflama, pero en algunos casos se ha relacionado con:

  • Tos severa – que distensiona el área del pecho
  • Una lesión en el pecho
  • Tensión física de ejercicio repetido o esfuerzo repentino que usted no está acostumbrado a hacer como mover muebles
  • Una infección – incluyendo infecciones del tracto respiratorio e infecciones de una herida
  • Desgaste de la articulación – el pecho se mueve dentro y fuera de 20 a 30 veces por minuto, y con el tiempo este movimiento puede conducir a malestar en estas articulaciones

Diagnóstico de la costocondritis

Si usted tiene síntomas de costocondritis, su médico le examinará y tocará el área superior del tórax alrededor de su articulación costocondral.

 Él le preguntará cuándo y dónde ocurre su dolor.

Antes de que un diagnóstico se pueda confirmar, algunas pruebas deben ser realizadas para descartar otras causas posibles de su dolor de pecho.

Estas pruebas pueden incluir:

  • Un electrocardiograma (ECG) – que registra los ritmos y la actividad eléctrica de su corazón
  • Un análisis de sangre para detectar signos de inflamación subyacente
  • Una radiografía de tórax

Si no se sospecha o se encuentra ninguna otra condición, se puede hacer un diagnóstico de costrocondritis.

Tratamiento de la costocondritis

La costocondritis por lo general desaparece sola, aunque podría durar varias semanas o más.

El tratamiento se centra en el alivio del dolor.

Medicamentos

Acetaminofén o paracetamol

El acetaminofén es una alternativa cuando el dolor es leve o moderado.

Fármacos anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs).

Aunque ciertos medicamentos, tales como ibuprofeno (Motrin IB) o naproxeno sódico (Aleve) están disponibles en el supermercado, su médico podría recetar variedades más fuertes de estos medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

  • Tomar en cuenta que los  AINEs no son adecuados para personas con ciertas condiciones de salud, incluyendo:
  • Asma
  • Úlceras de estómago
  • Hipertensión arterial
  • Problemas renales o cardíacos

Para reducir los efectos secundarios el tratamiento debe limitarse a la dosis y los días recomendados por el médico.

Narcóticos

Si su dolor es severo, su médico podría recetar medicamentos que contengan codeína, como:

  • Hidrocodona con acetaminofén (Vicodin, Norco)
  • Oxicodona con acetaminofén (Tylox, Roxicet, Percocet).

Los narcóticos pueden formar hábitos.

Antidepresivos

Los antidepresivos tricíclicos, como la amitriptilina, se usan a menudo para controlar el dolor crónico, especialmente si le mantiene despierto por la noche.

Medicamentos contra las convulsiones

La medicación de la epilepsia gabapentina (Neurontin) también ha demostrado tener éxito en el control del dolor crónico.

Terapia física

Los tratamientos de fisioterapia pueden incluir:

Ejercicios de estiramiento

Los ejercicios suaves de estiramiento para los músculos del pecho pueden ser útiles.

Estimulación nerviosa

En un procedimiento llamado estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, un dispositivo envía una corriente eléctrica débil a través de parches adhesivos en la piel cerca del área del dolor.

La corriente podría interrumpir o enmascarar las señales de dolor, evitando que lleguen a su cerebro.

Corticoesteroides

Si las medidas conservadoras no funcionan, su médico podría sugerir inyectar medicación anestésica y un corticosteroide directamente en la articulación dolorosa.

Los corticosteroides  son medicamentos antiinflamatorios prescritos para una amplia gama de condiciones.

Son una versión sintetizada en el laboratorio  de las hormonas normalmente producidas por las glándulas suprarrenales (dos glándulas pequeñas que se ubican en la parte superior de los riñones).

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 28 de Agosto, 2018

Источник: https://www.geosalud.com/ortopedia/costrocondritis.html

Costocondritis

Síntomas y tratamiento de la costocondritis

  • Tamaño de texto más grande

La costocondritis es una dolorosa inflamación del cartílago que une las costillas al esternón (el hueso grande que pasa por el centro del pecho). Es una de las causas más frecuentes de dolor de pecho en niños y adolescentes, siendo el sexo femenino el que lo presenta más a menudo.

La costocondritis, también conocida como dolor de la pared torácica o síndrome costoesternal, puede causar un dolor agudo y punzante en el pecho. Por lo general, se trata de una afección inofensiva que suele desaparecer por sí sola al cabo de dos o tres días.

¿Cuál es la causa de la costocondritis?

Los médicos no suelen poder identificar la causa exacta de la costocondritis. Pero a veces esta afección se asocia a:

  • una lesión en las costillas o el esternón
  • tensión o sobrecarga provocada por haber levantado objetos pesados o hacer un ejercicio agotador
  • tos recurrente (que puede acompañar a algunas infecciones)

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la costocondritis?

Los principales síntomas de la costocondritis son el dolor y las molestias en el pecho. Se suele notar un dolor agudo en el lado izquierdo del esternón, pero también es posible sentirlo a ambos lados del pecho.

El dolor puede empeorar cuando el niño:

  • hace respiraciones profundas
  • tose
  • mueve la parte superior del cuerpo
  • se presiona el área afectada.

Se puede aliviar ligeramente cuando el niño se deja de mover o respira de una forma más superficial. Un ataque de corazón es muy poco probable que sea la causa del dolor de pecho en niños y adolescentes. De todos modos, ayuda mucho saber en qué difiere el dolor propio de la costocondritis del dolor propio de un ataque de corazón (o infarto de miocardio):

  • El dolor propio de un ataque de corazón suele estar más extendido y se experimenta también en otras partes del cuerpo, como los brazos y el cuello, en vez de solo en el pecho. Además, se suele notar como si viniera de debajo del esternón.
  • El dolor propio de la costocondritis se suele experimentar en un área reducida del pecho y se nota como si viniera directamente del lugar donde el esternón se une a las costillas.

¿Cómo se diagnostica una costocondritis?

Para diagnosticarle una costocondritis a un niño, el médico:

  • preguntará por los síntomas que presenta
  • le palpará el pecho, explorándole a lo largo del esternón y el lugar donde este hueso se une a las costillas

Las costillas se conectan al esternón mediante un cartílago elástico en unos puntos llamados articulaciones costoesternales. La costocondritis puede afectar a una o más de estas articulaciones y es ahí donde el niño nota el dolor.

Aunque la costocondritis no se puede detectar mediante una radiografía de pecho (o tórax), es posible que el médico pida esta prueba a fin de descartar otras posibles causas de dolor de pecho, como una neumonía.

¿Cómo se trata la costocondritis?

La costocondritis suele remitir por sí sola sin necesidad de tratamiento alguno en un plazo de pocos días. De todos modos, a veces puede durar más, hasta varias semanas o meses. Pero, si usted está preocupado porque su hijo presenta un dolor de pecho que no desaparece, hable con su médico.

Mientras dure el dolor, es probable que el médico recomiende darle a su hijo medicamentos para el dolor (analgésicos) de venta sin receta médica, como el ibuprofeno o el naproxeno para aliviarle los síntomas. Aplicar compresas calientes o una esterilla eléctrica (en el modo de menor potencia) en el área dolorida también puede aliviar el dolor.

Hasta que su hijo no se encuentre mejor, asegúrese de que descansa mucho y evita cualquier actividad que le empeore el dolor.

¿Se puede prevenir la costocondritis?

Puesto que no siempre se sabe cuál es la causa de la costocondritis, no es posible prevenirla por completo.

Pero muchos casos de costocondritis se desencadenan al levantar y trasportar mochilas demasiado cargadas, sobre todo cuando se cuelgan solo de un hombro, algo que hacen muchos niños y adolescentes.

Si su hijo tiene que trasportar una gran cantidad de libros entre su casa y la escuela, cómprele una mochila estable y resistente que reparta bien el peso a ambos lados de la espalda y asegúrese de que la lleva colgada de ambos hombros.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Si su hijo tiene un dolor en el pecho que no remite, llame al médico o diríjanse al servicio de urgencias de un hospital. El dolor de pecho es muy raro que indique algo grave en los niños. Pero, en algunas ocasiones se puede tratar de una emergencia que requiere atención médica inmediata.

Revisado por: Cynthia C. Roque, MD

Fecha de revisión: julio de 2019

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/costochondritis-esp.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: