Teletrabajo como forma de conciliar maternidad y vida profesional

Contents
  1. Teletrabajo y maternidad
  2. El teletrabajo, una trampa para las mujeres
  3. El teletrabajo, una herramienta exitosa
  4. Cómo conciliar el teletrabajo y maternidad
  5. Otros artículos sobre teletrabajo
  6. Cambiar y adaptar el horario para conciliar la vida laboral y familiar
  7. ¿Cuando se puede solicitar esta adaptación de jornada?
  8. ¿Qué adaptación puedo solicitar?
  9. ¿Puedo solicitar el trabajo a distancia?
  10. ¿Cómo tengo que solicitarlo? ¿Cuál es el procedimiento? ¿Me tiene que contestar la empresa?
  11. ¿Que pasa si no alcanzamos una acuerdo con la empresa o no me contesta?
  12. ¿Cuándo finaliza la adaptación de la jornada?
  13. ¿Por qué razones puede negarse la empresa?
  14. ¿Que ventajas o beneficios tiene respecto a la reducción de jornada por cuidado de un hijo?
  15. ¿Qué es lo que está determinando la jurisprudencia?
  16. Nuevos derechos para la conciliación familiar y laboral
  17. Adaptación de la jornada laboral
  18. Corresponsabilidad en el cuidado de los hijos
  19. Conciliación laboral y familiar en la era del teletrabajo y la cuarentena
  20. Conciliación laboral y familiar en tiempos de coronavirus
  21. ¿Cómo mejorar la conciliación laboral y familiar teletrabajando?
  22. 1-. Intenta relajarte
  23. 2-. Estudia tus niveles de concentración
  24. 3-. Establece una “oficina”
  25. 4-. Mantén las rutinas
  26. 5-. Lo que vemos vs. lo que hacemos
  27. 6-. Horario establecido
  28. 7-. Desconecta y cambia de chip
  29. Teletrabajo como forma de conciliar maternidad y vida profesional
  30. ¿Por qué teletrabajar?
  31. Ventajas e inconvenientes del teletrabajo
  32. Teletrabajo: Trucos para conciliar la vida familiar y laboral
  33. 1. Fija un horario 
  34. 2. Establece una agenda y baja tus niveles de autoexigencia 
  35. 3. Cumple con lo planificado 
  36. 4. Adapta un espacio de tu casa 
  37.  5. Sé flexible 
  38. 6. Establece límites 
  39. 7. Aprovecha cada momento 
  40. 8. Encuentra el equilibrio 

Teletrabajo y maternidad

Teletrabajo como forma de conciliar maternidad y vida profesional

El volumen de trabajo generado por el cierre de los centros educativos y la opción de teletrabajar, ha aumentado la carga física y mental que experimentan las mujeres con el teletrabajo y maternidad.

Casi siempre, el teletrabajo se presenta como una modalidad laboral que permite conciliar la vida profesional y familiar de manera fácil y exitosa, pero no siempre es así.

La pandemia, y las consecuencias estructurales que construyen la nueva normalidad, dejan ver que la relación entre teletrabajo y maternidad está plagada de contradicciones, y que, en muchos sentidos, las mujeres salimos perdiendo.

El teletrabajo, una trampa para las mujeres

Al estar cerrados centros escolares, residencias, servicios de asistencia, etc., muchas mujeres se ven abocadas a no poder seguir trabajando por tener que hacer frente a la tarea de cuidar. Hoy en día el 70% de las tareas de cuidado recae en las mujeres.

La presión social de la maternidad provoca que seamos nosotras quiénes continuamos asumiendo el mayor peso de la crianza. Las mujeres que están teletrabajando con sus hijos en casa no sólo tienen que trabajar y a la vez realizar tareas de cuidado, sino que en ocasiones deben intentar facilitar que sus parejas trabajen.

Muchas teletrabajan, cuidan y además cargan con el seguimiento escolar de los hijos en edad educativa, un elemento de ansiedad y estrés añadido.

Como resultado, las mujeres tienen que buscar su propio espacio de concentración y silencio durante la madrugada, bien sea retrasando el momento de ir a dormir, o levantándose antes que el resto de los miembros por la mañana, lo que acaba perjudicando gravemente su salud.

Que el teletrabajo termine por convertirse en una opción sólo para compaginar la maternidad con la faceta profesional puede acabar devaluando el trabajo de la mujer.

El teletrabajo no puede ser entendido como una herramienta exclusivamente de conciliación para las madres, porque entonces las mujeres perderemos el contacto con nuestros compañeros, la relación presencial con la empresa y nos quedaremos encerradas en casa, dando un paso hacia atrás en igualdad.

Por todo esto, el teletrabajo puede resultar una trampa mortal para no despegarnos del rol de cuidadoras, ponernos obstáculos en el desarrollo personal y laboral, además de afectar y minar nuestra salud física y mental.

El teletrabajo, una herramienta exitosa

Que el teletrabajo se convierta en un instrumento eficaz dependerá de nuestra capacidad para solventar dos graves problemas:

  • Una cultura organizacional donde las jornadas laborales dan sentido y satisfacción a una estructura social patriarcal.
  • Un cambio social que todavía no contribuye a distribuir de forma equitativa el trabajo de los cuidados y las responsabilidades familiares y domésticas.
  • Además de no llevarse a cabo en exclusiva como alternativa al trabajo presencial, sino como algo complementario, y promoviéndolo tanto en hombres como mujeres.

Cómo conciliar el teletrabajo y maternidad

La situación actual de teletrabajo es prácticamente una improvisación ante la emergencia, y dista mucho de lo ideal. Pero mientras tanto, queremos darte unos consejos para sobrellevar teletrabajo y maternidad:

  1. Fíjate un horario e intenta respetarlo. Establece horarios y un tiempo dedicado a cada tarea (alimentar y vestir al bebé, hacer la comida, trabajar…) tener una rutina establecida aporta calma y serenidad mental.
  2. Realiza las tareas domésticas antes o después del horario fijado para trabajar, pero nunca dentro de éste. Hacer dos cosas a la vez nos hace poco operativos.
  3. Aprovecha las siestas del bebé, o los momentos que sabes que están distraídos para realizar tareas que exijan mayor concentración. Siempre se rinde más si se lleva un rato dedicado a la misma tarea.
  4. Pide a tu entorno que respeten tu horario laboral. El hecho de que estés en casa no significa que estés disponible para recibir visitas a media mañana o dedicarte a hacer recados. Explícales que no podrías hacerlo si trabajases fuera y que ocurre lo mismo estando en casa.
  5. Si tienes niños mayores, que ya entienden, explícales que el hecho de que ahora estés en casa no significa que estés disponible al cien por cien todo el rato, que tu trabajo sigue siendo el mismo y necesitas concentrarte.
  6. No trabajes horas de más. Respeta tus descansos y ajusta, en la medida de lo posible, tu jornada laboral a lo que harías si estuvieras fuera en una oficina.
  7. Crea un espacio exclusivo para trabajar. Aunque la casa sea pequeña, te concentrarás mejor si reservas un espacio único, cómodo y con buena iluminación para realizar el trabajo. Además de tener todo tu material y documentos concentrado en un único lugar de la casa, impedirá que se inunden de temas laborales otros espacios dedicados a diferentes funciones (descanso, lectura, cocina…).
  8. Ponte ropa para trabajar. Al trabajar en casa se corre el riesgo de estar todo el día en pijama y comer cualquier cosa para salir del paso. Vestirse con ropa de calle y comer en condiciones mantiene la autoestima y ayuda a que los demás miembros de la familia tomen en serio tu trabajo.
  9. No te aísles. Tanto tiempo metido en casa con un bebé o con niños puede hacer que te aísles del mundo relacional adulto. Por ello, es conveniente turnarte con tu pareja para poder realizar actividades fuera de casa, y reservar un tiempo al día para ti misma.

Otros artículos sobre teletrabajo

Источник: https://quierocuidarme.dkvsalud.es/salud-para-mujeres/teletrabajo-y-maternidad

Cambiar y adaptar el horario para conciliar la vida laboral y familiar

Teletrabajo como forma de conciliar maternidad y vida profesional

Hasta el año 2019, la única posibilidad para adaptar la jornada de trabajo para conciliar la vida laboral y familiar era solicitar una reducción de jornada por cuidado de un hijo o familiar.

Pero, tras el Real Decreto 6/2019 existe otra posibilidad recogida en el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores. El apartado 8º de este artículo recoge el siguiente derecho:

Las personas trabajadoras tienen derecho a solicitar las adaptaciones de la duración y distribución de la jornada de trabajo, en la ordenación del tiempo de trabajo y en la forma de prestación, incluida la prestación de su trabajo a distancia, para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral.

Este derecho es un derecho de solicitar, no de exigir.

Es decir, el trabajador tiene la posibilidad de solicitar a la empresa una adaptación de la jornada, sin necesitar de reducirla, para conciliar la vida laboral y familiar. No es un derecho absoluto y la empresa puede negarse si existen razones para ello.

La novedad de esta nueva posibilidad es que obliga a la empresa a negociar y a, en caso de negativa, tener que razonar y justificar por que niega la solicitud del trabajador. En cuanto a la negativa, la legislación da bastante margen de maniobra a la empresa por lo que cualquier razón objetiva podrá ser válida.

Por último, será de vital importancia lo que establezcan en cuanto a la negociación de este derecho los convenios colectivos, pero en la actualidad poco o nada dicen al ser un derecho totalmente nuevo.

¿Cuando se puede solicitar esta adaptación de jornada?

El estatuto de los trabajadores no es claro, ya que permite realizar esta solicitud a la empresa cuando se tenga que conciliar la vida laboral y familiar.

Ahora bien, si que concreta que en el caso de que solicite la adaptación de la jornada para conciliar la vida familiar con hijos a cargo del trabajador, este derecho se puede solicitar hasta que los hijos o hijas cumplan doce años.

En cualquier caso, la jurisprudencia también ha admitido esta posibilidad cuando los hijos tengan más de 12 años con alguna necesidad especial, como por ejemplo la sentencia del Juzgado de lo Social número 1 de Valladolid de fecha de 22 de noviembre de 2019.

Es decir, que para hijos menores de doce años parece que no es necesario acreditar nada más que su cuidado, y con una edad superior, será necesario acreditar una necesidad especial.

En definitiva, se puede solicitar siempre que se necesite conciliar la vida laboral y familiar para cuidar a otros familiares de hasta segundo grado (hijos, abuelos, padres o hermanos). No es posible solicitarla para una cuestión personal, por ejemplo, no se desea trabajar la tarde para estar más tiempo con la pareja.

¿Qué adaptación puedo solicitar?

No existe un límite.

Es evidente que el horario solicitado por el trabajador debe de ser posible en relación con la actividad del centro de trabajo.

Por lo tanto, el primer límite que podemos indicar es el horario de apertura del propio centro de trabajo, así como el horario de otros compañeros de trabajo.

En segundo lugar, el horario también dependerá de las funciones del trabajador y de las necesidades de la empresa, en relación con los clientes, proveedores…

¿Puedo solicitar el trabajo a distancia?

Sí, se permite solicitar el trabajo a distancia.

Cuestión diferente es que la empresa pueda oponerse a este tipo de trabajo por cuestiones organizativas.

¿Cómo tengo que solicitarlo? ¿Cuál es el procedimiento? ¿Me tiene que contestar la empresa?

En primer lugar habría que revisar el convenio colectivo, pero como hemos indicado al comienzo de este artículo, como este es un derecho relativamente nuevo, pocos convenios tendrán regulado en la actualidad algún procedimiento por el cual debe solicitarse.

En ausencia de esta regulación, el trabajador debe seguir el siguiente procedimiento regulado en el Estatuto de los Trabajadores:

  1. Solicitar a la empresa la adaptación de la jornada de trabajo. No es necesario por escrito, aunque siempre es recomendable. En este enlace tienes un modelo que te puede ser de utilidad.
  2. La empresa, por su parte, abrirá un proceso de negociación con el trabajador, durante un periodo máximo de treinta días.
  3. Finalizada la negociación, o el plazo de treinta días, la empresa comunicará por escrito al trabajador la aceptación de la petición, o planteará una propuesta alternativa o manifestará la negativa a cualquier cambio.

En caso de que la empresa niegue el derecho, la respuesta de la empresa estará obligada a fundamentar las causas y razones objetivas por las cuales se opone.

Si la empresa no contesta, debemos entender que se opone al derecho y tenemos que presentar una demanda. Nunca es conveniente decidir de manera unilateral cambiar el horario de jornada si no tenemos la aprobación expresa y por escrito de la empresa.

El hecho de que no conteste puede beneficiarnos para que nos estimen la demanda, además de reclamar una indemnización de daños y perjuicios que suelen rondar entre los 3.000 y 6.000 euros.

Por último, y una cuestión muy frecuente es que es lo que tiene que acreditar la persona trabajadora para tener derecho a esta adaptación de la jornada.

La mayoría de la jurisprudencia analizan la situación particular del trabajador solicitante y de la empresa, por lo que es mejor acreditar la difícil situación de conciliación. No obstante el TSJ de Galicia en su Sentencia de 6 de noviembre de 2020 considera que: “se trata de un derecho personalismo de la trabajadora, así lo establece el art. 37.

6 del ET, cuando señala que, es un derecho individual del trabajador hombre o de la trabajadora mujer, solo estableciendo una regulación específica en el que caso de que ambos progenitores presten servicios en la misma empresa, lo que no ocurre en el caso de autos.

Por ello nada tiene que acreditar en relación a si su marido tiene más fácil conciliar o no“.

Es decir, que dicha sentencia considera que no es necesario acreditar la situación familiar de la persona trabajadora, sino que es la empresa la que tiene que acreditar que no es posible la adaptación solicitada.

¿Que pasa si no alcanzamos una acuerdo con la empresa o no me contesta?

A falta de acuerdo o de contestación, existe un mecanismo judicial especial recogido en el artículo 139 de la Ley reguladora de la jurisdicción social.

En este procedimiento, se debe de presentar demanda en el plazo improrrogable de 20 días hábiles desde la negativa de la empresa (o desde que hayan transcurrido los 30 días y no existe respuesta por parte de la empresa).

En este caso, no es necesario presentar una papeleta de conciliación.

El juicio, que tendrá carácter preferente sobre otras materias,  será resuelto por el ponderando las razones de cada uno. Es posible que un juez niegue el derecho si la empresa acredita de manera objetiva que es imposible modificar o adaptar la jornada de trabajo.

¿Cuándo finaliza la adaptación de la jornada?

La adaptación de la jornada, salvo pacto en contrario, debería terminar cuando finalice la causa que motivó la solicitud. En dicho caso, volvería a la jornada que venía realizando anteriormente.

¿Por qué razones puede negarse la empresa?

Como hemos indicado a lo largo de este artículo, el trabajador es quien tiene el derecho a adaptar la duración y distribución de la jornada de trabajo, pero la elección de la duración y distribución de la jornada no le corresponde a él en exclusiva, sino que es necesario el acuerdo previo con el empresario.

La jurisprudencia considera, (a modo de ejemplo la Sentencia del TSJ de Navarra de 23 de mayo de 2019), que puede justificar la negativa al horario solicitado por alguna de las siguientes causas:

  • Que no puede encontrar un sustituto para ese trabajador en ese u otro horario que solicita conciliar,
  • Que una parte importante de la plantilla está solicitando el mismo derecho,
  • Que la función que desempeñada por el trabajador posee una importancia estratégica dentro de la empresa difícilmente sustituible.

En este caso, la obligación de la empresa es intentar, en la medida de lo posible, ofrecer algún tipo de alternativa al trabajador para que el derecho que tiene de conciliar la vida familiar y laboral no quede vacío de contenido.

¿Que ventajas o beneficios tiene respecto a la reducción de jornada por cuidado de un hijo?

La primera ventaja más clara es evidente, al no existir reducción de jornada, no existe reducción de salario. Se cobra lo mismo, puesto que se trabajan las mismas horas.

La única desventaja es que no se goza de la protección que se tiene con una reducción de jornada que explicamos aquí, no se goza de una protección frente al despido como si se tiene con una reducción de jornada.

Es decir, el despido no va a ser declarado nulo por estar disfrutando de una adaptación de la jornada. Es decir, aunque no se tenga causa, se podrá despedir al trabajador abonando en su caso la indemnización por despido improcedente.

¿Qué es lo que está determinando la jurisprudencia?

La jurisprudencia analiza cada caso de manera concreta, valorando las necesidades de la empresa y del trabajador para evaluar la posibilidad de conceder la adaptación solicitada.

A diferencia de la reducción de jornada, en este caso, el trabajador no tiene una preferencia sobre el horario solicitado, por lo que la jurisprudencia está denegando bastantes demandas siempre que la empresa alegue alguna razón objetiva para ello.

El problema de esto, es que muchas veces el trabajador desconoce las razones ya que la empres incumple su obligación de negociar, por lo tanto, desconocerá las verdaderas razones hasta llegar al juicio.

Lo importante es que el trabajador intente acreditar en el juicio las razones por las cuales solicita o es necesario la reducción.

A modo de ejemplo…

  1. Juzgado de lo Social Madrid Nº 23, de fecha de 29 noviembre de 2019, nº 494/2019, rec. 1021/2019, que concede la adaptación de la jornada a una trabajadora que solicita entrar siempre a las 9.30 ya que la empresa no respondió ni negoció cuando la trabajadora solicito la adaptación de la jornada.
  2. Juzgado de lo Social Madrid Nº 23, de fecha de 26 noviembre de 2019, nº 486/2019, rec. 1107/2019, que se le concede a un trabajador el fijar su turno de trabajo por la mañana sin realizar turnos rotativos además de conceder una indemnización de 6.251 euros.
  3. Juzgado de lo Social Pamplona/Iruña Nº 2, de fecha de 20 noviembre de 2019, rec. 685/2019, se le deniega la concreción horaria por que el trabajador no acreditó ningún tipo de necesidad por el cual era necesaria la adaptación de la jornada.

Источник: https://www.cuestioneslaborales.es/cambiar-adaptar-horario-conciliar-la-vida-laboral-familiar/

Nuevos derechos para la conciliación familiar y laboral

Teletrabajo como forma de conciliar maternidad y vida profesional

La conciliación de la vida familiar y laboral ha adquirido en los últimos años una gran relevancia.

Para responder a esta demanda social (que crece cada día), el Gobierno aprobó el pasado 2019 nuevas medidas destinadas a facilitar que los trabajadores puedan disfrutar de este derecho a través de la posibilidad de adaptar la jornada laboral, solicitar flexibilidad horaria, cambio de turno o el trabajo a distancia. Estas disposiciones aparecen recogidas en el Real Decreto Ley 6/2019, de 1 de marzo (de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación).

En la nueva norma se destaca su importancia para lograr “la igualdadreal y efectiva entre hombres y mujeres, en la promoción de la conciliación de la vida personal y familiar, y en el principio de corresponsabilidad entre ambos progenitores, elementos ambos esenciales para el cumplimiento del principio de igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres en todos los ámbitos”, según se refleja exactamente. Las medidas que incorpora modifican disposiciones del Estatuto de los Trabajadores, en concreto el apartado 8 del artículo 34, así como los apartados del 4 al 10 del artículo 48 y del 4 al 6 del artículo 37. El primero de estos dos títulos aborda la adaptación de los horarios laborales y formas de trabajar (como el teletrabajo) a las necesidades personales. El segundo, trata la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos.

Adaptación de la jornada laboral

El Real Decreto Ley 6/2019 garantiza el derecho del trabajador a solicitar la adaptación de la duración y distribución de su horario laboral en la ordenación del tiempo de trabajo de la empresa.

También la forma de desarrollar su labor, incluida la posibilidad de desarrollarlo a distancia (teletrabajo), para hacer efectivo así “su derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral”.

Si tiene hijos, el empleado puede realizar esta solicitud hasta que los menores cumplan 12 años.

Hasta la aprobación del Real Decreto, el derecho a la adaptación de la duración y de la distribución de la jornada de trabajo estaba ligado al cuidado de hijos menores o por guarda legal.

Ello suponía, además, una reducción salarial proporcional a la reducción de horas trabajadas.

Ahora, sin embargo, pueden disfrutar de este derecho todos los empleados que lo necesiten, y sin que su salario se vea afectado, porque trabajarán las mismas horas.

¿Y cómo se hace? Los términos para llevar a cabo la adaptación de la jornada laboral para la conciliación se pactarán en la negociación colectiva. Se deben acomodar a criterios y sistemas que garanticen la ausencia de discriminación, tanto directa como indirecta, entre los trabajadores de uno y otro sexo.

Si se carece de pacto corporativo, la empresa, ante una solicitud, abrirá un proceso de negociación con el empleado durante un periodo máximo de treinta días.

Finalizado el mismo, la empresa, por escrito, comunicará la aceptación de la petición, planteará una propuesta alternativa que posibilite las necesidades de conciliación del trabajador o bien manifestará la negativa a su ejercicio. En este último caso, se indicarán las razones objetivas en las que se sustenta la decisión, según obliga el Real Decreto.

Si el trabajador considera que las razones dadas por la empresa para denegar la solicitud de adaptación de la jornada laboral no son válidas, podrá rechazar la decisión y recurrir ante un juez sin necesidad de conciliación previa.

¿Cuándo se puede volver al horario normal? El empleado acogido a un horario laboral adaptado tendrá derecho a solicitar el regreso a su jornada o modalidad contractual anterior una vez concluido el periodo acordado o cuando el cambio de las circunstancias así lo justifique, aun cuando no hubiese transcurrido el periodo previsto.

Estas disposiciones modifican el apartado 8 del artículo 34 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre.

Corresponsabilidad en el cuidado de los hijos

El segundo grupo de medidas aprobadas para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral gira en torno a la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos. Modifican apartados de los artículos 37, 46 y 48 del Estatuto de los Trabajadores.

Uno de los principales aspectos de la vida familiar donde se ha reclamado la corresponsabilidad en los últimos años es el cuidado de los hijos recién nacidos. Así lo hace el Real Decreto Ley 6/2019.

Desde 2021, el permiso de maternidad y el de paternidad será igual e intransferible entre ambos progenitores. Ambos podrán disfrutar de 16 semanas, de las cuales serán obligatorias las seis semanas ininterrumpidas inmediatamente posteriores al parto, que habrán de disfrutarse a jornada completa.

Las diez semanas restantes son de libre distribución en el primer año de vida del hijo. No obstante, la madre biológica podrá anticipar su ejercicio hasta cuatro semanas antes de la fecha previsible del parto.

El disfrute de cada período semanal o, en su caso, de la acumulación de dichos períodos, deberá comunicarse a la empresa con una antelación mínima de quince días. Este derecho es individual del empleado sin que pueda transferirse su ejercicio al otro progenitor.

El permiso de maternidad/paternidad transcurridas las primeras seis semanas, podrá disfrutarse en régimen de jornada completa o de jornada parcial, previo acuerdo entre la empresa y el trabajador, y conforme se determine reglamentariamente.

El empleado deberá comunicar a la empresa, con una antelación mínima de quince días, el ejercicio de este derecho en los términos establecidos, en su caso, en los convenios colectivos.

Cuando los dos progenitores que ejerzan este derecho trabajen para la misma empresa, la dirección empresarial podrá limitar su ejercicio simultáneo por razones fundadas y objetivas, debidamente motivadas por escrito, señala el Real Decreto Ley 6/2019.

Los casos que hemos descritos pueden generar alguna duda. Desde IG Asesores tenemos un equipo especializado en resolver cualquier cuestión que afecte a su vida laboral.

Источник: http://www.igasesores.net/laboral/nuevos-derechos-para-la-conciliacion-familiar-y-laboral/

Conciliación laboral y familiar en la era del teletrabajo y la cuarentena

Teletrabajo como forma de conciliar maternidad y vida profesional

El coronavirus ha puesto “patas arriba” muchas partes de nuestras vidas que considerábamos consolidadas. Ha ocurrido con nuestra rutina laboral, con nuestros hábitos de compras y con nuestra manera de hacer deporte.

Ahora, prácticamente todo lo hacemos en casa: tiendas virtuales, gimnasios online y teletrabajo. Esta situación ha puesto en jaque muchos planteamientos que antes se daban por válidos al 100%.

¿Es realmente el teletrabajo una forma eficiente para la conciliación laboral y familiar? ¿Comporta más problemas que soluciones? ¿Cómo podemos conciliar mejor? ¡Lo analizamos todo en este post de hoy! Además, recuerda que en nuestro centro podrás encontrar el Postgrado Experto en Recursos Humanos + Postgrado Experto en Coaching. Con él podrás especializarte en este ámbito que también va a ver cambios importantes a raíz del coronavirus y la cuarentena.

Conciliación laboral y familiar en tiempos de coronavirus

Antes de vernos abocados en una situación de cuarentena, éramos muchos los que pensábamos que el teletrabajo o el trabajo desde casa iba a solucionarnos el tema de la conciliación laboral y familiar.

Sin embargo, ahora que este método de trabajo se ha impuesto en una gran cantidad de puestos de trabajo, las dudas nos asaltan de nuevo.

¿Cómo podemos organizarnos de la manera más correcta para no acabar en un estado de estrés demasiado elevado?

Encontrar el equilibrio entre el trabajo, la vida familiar, la productividad y el entretenimiento u ocio personal e infantil puede resultar, en algunas ocasiones, imposible.

Y es que si hay niños, hay trabajo más allá del ámbito laboral, y más en una situación en la que los niños se han quedado con su agenda vacía.

Ya no hay escuela, ni hay actividades extraescolares: 24 horas en casa y una hora de paseo.

Para muchos padres y madres, teletrabajar se ha convertido en un reto de conciliación laboral y familiar enorme.

Además de Skypes, excels, words y reuniones, tenemos que lidiar con comidas, calcetines, juegos y deberes, berrinches y trifulcas infantiles.

¿Cómo podemos mejorar nuestra conciliación laboral y familiar en situación de confinamiento o teletrabajo? Os dejamos algunos consejos e ideas.

¿Cómo mejorar la conciliación laboral y familiar teletrabajando?

Como ya hemos dicho, conseguir un equilibrio entre todas las obligaciones es difícil estando todos en casa 24 horas. Por ello, a continuación os damos algunos consejos para intentar, al menos, poner un poco de orden en estas caóticas jornadas de teletrabajo y de paternidad o maternidad.

1-. Intenta relajarte

No estamos en una situación en la que el relax sea fácil de conseguir. Aún así, intenta no tomarte las cosas muy a pecho. Mantener a línea el estrés y pensar que no estamos en una carrera, sino en nuestra vida real.

2-. Estudia tus niveles de concentración

Estar atento a nuestra actividad cerebral nos permitirá saber cuándo somos más eficaces. Es imposible mantener una concentración elevada por largas franjas horarias.

Por ello, intenta centralizar tus tareas en las horas en las que puedas tener más concentración.

El resto de la jornada, en la que se activa tu “piloto automático”, puedes dedicarlo a reuniones, videoconferencias o tareas que requieran de menor concentración.

3-. Establece una “oficina”

Si aun no lo has hecho, ve pensando en qué lugar de tu hogar podrías instalar tu nueva oficina. Ese espacio será tu nuevo lugar de trabajo y, además, deberás transmitirle a tus hijos o hijas esta idea. Organiza tu casa en diferentes zonas: igual que sabemos que en la habitación hacemos los deberes, en la cama dormimos y en el comedor comemos, en esa zona solo se trabaja.

4-. Mantén las rutinas

Aunque estemos en una situación de incertidumbre y dudas, intenta mantener las rutinas anteriores dentro del hogar. Continuar siguiendo los horarios de comidas, de sueño y de higiene, ocio o deberes es imprescindible. No hay una fórmula magistral para conseguir una conciliación laboral y familiar fácil y sencilla, pero mantener los horarios “ordenados” irá a nuestro favor.

5-. Lo que vemos vs. lo que hacemos

Seguro que sigues a algún instagrammer capaz de hacer cada día 25 cosas diferentes con sus hijos. No lo tomes como ejemplo, no es necesario competir o tener la idea de “cuantas más cosas hagamos mejor”. Es completamente aceptable pasar una tarde viendo nuestra peli favorita o descansar jugando a algo “no-tecnológico”.

6-. Horario establecido

Es completamente normal que, con la conciliación laboral y familiar en tiempos de coronavirus, cuarentena y teletrabajo, nuestros horarios se vean un poco alterados. Sin embargo, intenta equilibrarlos cada día y no quedarte hasta muy tarde trabajando. Cumple con las horas de tu jornada y reajústalas a tus nuevas necesidades y la de tus hijos en casa.

7-. Desconecta y cambia de chip

Uno de los grandes hándicaps del teletrabajo y la conciliación laboral y familiar es la dificultad de “desconectar”. Para hacerlo, somos muchos los que hemos buscado nuevos hobbies y nos hemos obligado a aplicar nuevas rutinas. Por ejemplo, hemos visto más series y leído más libros, hemos reencontrado nuestro gusto por la cocina o hemos dedicado más tiempo al deporte en casa.

Источник: https://www.esneca.com/blog/conciliacion-laboral-familiar/

Teletrabajo como forma de conciliar maternidad y vida profesional

Teletrabajo como forma de conciliar maternidad y vida profesional

¿Quieres tener un hijo pero no sabes cómo compaginar tu horario laboral con el cuidado del pequeño? ¿Si tu hijo se pone enfermo, no tienes a nadie que lo pueda cuidar? ¿Estás planteándote dejar de trabajar para poder ser madre? Desde hace unos años, muchas empresas permiten una opción que ayuda bastante al tema de la conciliación: trabajar desde casa. 

Indice

  • ¿Por qué teletrabajar?
  • Ventajas e inconvenientes del teletrabajo

¿Por qué teletrabajar?

La maternidad cada vez se retrasa más en los países industrializados, como es el caso de España, donde la media de edad del primer hijo se sitúa actualmente en los 30,6 años, la segunda más alta de Europa por detrás de las italianas.

Uno de los principales motivos para este retraso es la dificultad de compaginar vida laboral y familiar. Los horarios rígidos, con 2 horas a mediodía para comer y saliendo a las 7 de la tarde, no son compatibles con tener un hijo.

La guardería no siempre es solución ya que no se puede tener a los niños metidos allí de 7 de la mañana a 7 de la tarde.

Por otra parte, muchos padres, que no tienen la suerte de contar con los abuelos ni otros familiares cerca, se encuentran después con problemas para cuidar al niño los días que éste se pone malo y no puede ir al colegio.

Hasta los seis meses la leche materna es suficiente para cubrir sus necesidades nutricionales.

A partir de entonces tu bebé requerirá un aporte extra de calorías, vitaminas y minerales en forma de alimento sólido, además de su leche habitual.

Para ello será imprescindible la adquisición de una serie de utensilios indispensables para este importante paso hacia su independencia: empezar a comer solo

Y tambien:

Así, nos encontramos con un escenario en el que es prácticamente imposible conciliar una vida laboral exitosa con la paternidad, por lo que las parejas que quieren tener hijos tienen que plantearse la reducción de jornada, dejar aparcada la carrera laboral unos años o gastarse un dineral en guarderías y niñeras.

Lamentablemente, casi siempre son las mujeres las que se ven obligadas a tomar este tipo de decisiones.

España, por ejemplo, es el país de la Unión Europea con menor flexibilidad laboral, junto con Portugal, ya que 1 de cada 9 españoles (el 11,9 %) tiene horario flexible, mientras que solo el 2,6 % de los trabajadores puede fijar su horario sin limitaciones del empresario.

Además, solo el 15,9 % de los españoles se acoge a la jornada parcial en España, mientras que la media europea se sitúa en el 20,4 %. Y de los que lo hacen por cuidado de niños o adultos dependientes, un 13% son mujeres frente a un 1% de hombres según datos del Instituto Nacional de Estadística referentes al año 2014.

La baja por maternidad en España también es de las más bajas de Europa, solo 16 semanas. Y las ayudas económicas muy escasas. Frente a todas estas dificultades, cada vez son más empresas que abogan por el teletrabajo para que sus empleados puedan conciliar vida laboral y familiar.

Aunque aún estamos muy por debajo de otros países ya que en España, a pesar de los beneficios que se otorga tanto a los trabajadores como a las empresas que permiten el teletrabajo, solo el 27 % de las compañías ha implementado este sistema y hasta un 92% de los ocupados no lo usa nunca.

Ventajas e inconvenientes del teletrabajo

Así que, si quieres tener hijos y no sabes cómo organizarte, pregunta en tu empresa si existe la opción de teletrabajar, ya sea todos los días o solo aquellos que lo necesites.

Trabajar desde casa tiene muchas ventajas: no pierdes tiempo en atascos, no tienes tantas interferencias como en la oficina, puedes organizar tu horario de acuerdo a tus necesidades y empezar y acabar antes de trabajar al no perder tiempo en desplazamientos, comidas, reuniones innecesarias, etc.

Muchos estudios afirman que las personas que trabajan desde casa son más responsables y eficientes y pierden menos al tiempo al tener que optimizarlo para aprovechar cada segundo.

No obstante, también tiene algunos inconvenientes que debes sopesar: hay que ser muy autodisciplinado y responsable para no distraerse, se pasan muchas horas solo en casa sin relacionarse con ningún compañero, puede que tengas que recuperar horas si has tenido que quedarte con el niño porque estaba malo y trabajar por la noche, etc.

A pesar de estas pequeñas desventajas, lo cierto es que el teletrabajo es una gran opción para aquellas personas que quieren trabajar y tener una familia.

Foto: Diseñado por Peoplecreations – Freepik.com

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/padres/conciliacion/teletrabajo-como-forma-de-conciliar-maternidad-y-vida-profesional-6967

Teletrabajo: Trucos para conciliar la vida familiar y laboral

Teletrabajo como forma de conciliar maternidad y vida profesional

Sabemos lo complicado que puede resultar la conciliación de tu vida laboral con la familiar. Más difícil puede ser debido a la incertidumbre que vivimos en este momento de cuarentena a causa del coronavirus y por la falta de costumbre de hacer teletrabajo. 

Empresas de España y otros países del mundo les han dicho a sus trabajadores #QuedateenCasa y los han mandado con el portátil bajo el brazo para realizar sus tareas profesionales en su domicilio. 

¿Cuántas veces quisimos teletrabajar y no era posible? Pues ha tenido que llegar el enemigo invisible del coronavirus para que todos realicemos teletrabajo. 

Estamos seguros de que el primer día que llegaste con el portátil te costó adaptarlo a las funcionalidades de tu casa. Pocas personas son las que tienen un despacho en sus hogares para ellas solas y pueden teletrabajar en paz. 

La mayoría tienen que conciliar su vida familiar con la laboral, en el salón o espacio común, mientras su familia transita por él: #yomequedoencasa y mi familia también. 

En esta situación, separar la vida laboral de la familiar se hace bastante complicado. Ten en cuenta que los niños pequeños entienden que cuando mamá y/o papá están en casa es porque están disponibles para ellos, para jugar y compartir. Debes entrenarlos con pequeñas instrucciones.  

Cómo explica María Gutiérrez en el vídeo de abajo, si se acerca a ti cuando estás teletrabajando, escucha qué le pasa. Si tiene hambre, sed o ganas de ir al baño, atiéndelo. Pero si es aburrimiento trata de explicarle con tranquilidad que ahora no puedes y que venga dentro de un rato.  

Para ello, previamente asígnale algo para hacer, colorear, recortar, amasar, etc.  

De esta forma conseguirás separar cada vez más el tiempo entre interrupciones. 

Dale al play y escucha las respuestas a las dudas más frecuentes de teletrabajar con niños en casa: 

Cultivar una buena actitud te ayudará a pasar mejor la cuarentena y disfrutar en familia mientras haces teletrabajo. 

Por esta razón y porque a la mayoría de los trabajadores de Triangle Solutions RRHH hay días que la conciliación laboral y familiar se nos hace cuesta arriba, te vamos a compartir algunos consejos. 

Con  ellos queremos ayudarte a elevar tu paciencia para que este camino se te haga más llevadero y consigas hacer un teletrabajo más productivo. 

No es magia, quita el peluche de tu hijo que tienes encima del portátil o la pelota de tu hija que está sobre tu silla de trabajo, sigue leyendo y respira. 

1. Fija un horario 

Levántate a la misma hora de siempre. Ahora no necesitas coger el metro, el tren de cercanías ni estarás en un atasco. ¡Estás ganando tiempo! Si prefieres trabajar con tranquilidad, hazlo un rato antes de que se levanten tus hijos. 

2. Establece una agenda y baja tus niveles de autoexigencia 

Planificar nunca fue tan necesario. En la oficina quizá te distraían tus compañeros, ahora puede que lo haga tu familia. 

Para evitar distracciones es necesario que establezcas una agenda con tareas para que no te quede ninguna sin realizar a diario o semanalmente. 

Los horarios serán móviles dado que puede que tengas que atender los requerimientos familiares. 

Evita la autoexigencia de querer respetar a rajatabla los horarios y no pretendas teletrabajar sin ruidos. Solo enfócate en cumplir con las tareas asignadas. 

3. Cumple con lo planificado 

De nada sirve apuntar las actividades en la agenda si no vas a cumplirlas. Siente la inmensa alegría que da pasar un rotulador por la tarea si lo has apuntado en papel o sombrearla si la has apuntado en Google Calendar

4. Adapta un espacio de tu casa 

Si tienes la posibilidad de acondicionar un pequeño espacio para teletrabajar, no dudes en hacerlo. Es importante que todos los miembros de la familia sepan respetar tu privacidad cuando te encuentres allí. 

Es muy fácil decirlo, pero ¿qué pasa si tienes niños pequeños? Hazlos sentir importantes.  

  • Haz que compartan la mesa contigo por un rato. 
  • Si tienes otro portátil dale unos cascos y, durante un espacio corto de tiempo, que vean videos en Kids
  • Coge un vaso y pon sus pinturitas como si fuese el lapicero del escritorio de tu mesa de trabajo y dile que te dibuje a ti mientras trabajas, o que pinte unas letras para ponerlas en la ventana con un mensaje esperanzador. 

 5. Sé flexible 

Es evidente que no podrás estar 8 horas en el portátil como tal vez lo estás en la oficina. Sin embargo, a diferencia del teletrabajo, tienes a tu compañero o compañera de al lado para conversar, acudes a reuniones, haces llamadas de teléfono, etc. 

Gracias a Internet nos sentimos más cerca, pese a la distancia.  

Hacer reuniones online o continuar con las llamadas de teléfono es posible, pero debemos ser conscientes de que puede pasar lo del siguiente video: 

El teletrabajo es más flexible. Si viene tu hijo o tu hija a querer jugar contigo préstale atención y hazlo en la medida de lo posible. Luego recuperas ese tiempo más tarde antes de que acabe el día. La conciliación será más sencilla de esta manera. 

Las crisis sacan nuestro lado más creativo. Un grupo de emprendedores abrió este perfil en Instagram “En casita con peques” para mantener a los pequeños entretenidos y activos en casa.  

Fue una iniciativa que surgió rápido y prácticamente sin pensarlo demasiado para ayudar a los padres y madres que no sabían qué hacer con sus hijos confinados por el coronavirus. En su muro comparten dos actividades nuevas al día. Es una buena idea intercalar el teletrabajo y la convivencia familiar. 

6. Establece límites 

Trabajar desde casa no es estar disponible 24/7 para tu empresa. Pon un límite de horario para atender los requerimientos de tu equipo, y si hay posibilidad deja de trabajar a una hora determinada y haz lo que quieras para ti y tu familia.  

Habla con tu jefe o jefa y coméntale tu situación familiar para que conozca en qué horario quizá estés menos disponible. También recalca que, si necesitas atender a los llamados de atención de tu hijo o hija pequeña, terminarás tu tarea fuera del horario laboral.  

Comunica que hay una situación difícil de convivencia familiar, pero que también existe compromiso por tu parte. 

7. Aprovecha cada momento 

Mientras tus pequeños están entretenidos mirando su programa de dibujos animados favorito o jugando con los videojuegos, no demandarán tanto tu atención. 

Si tienes niños en edad escolar es más fácil. Por las mañanas puedes asignarles las tareas que les envían sus profesores. ¡Aprovéchalo!   

8. Encuentra el equilibrio 

Si bien el teletrabajo parece que algo fácil y divertido, en realidad no lo es. Requiere enfoque, constancia y planificación. Pasar la cuarentena metidos en casa o con la familia no ayuda a que la mente esté centrada en lo que tiene que hacer. Es probable que la conciliación requiera un esfuerzo doble por tu parte. 

Por ello, también debes disfrutar de tu familia y de tus hijos, sin que se sientan desplazados, a la vez que haces tú actividad laboral. Intenta encontrar el equilibrio. 

Tener una actitud abierta y poner límites sanos puede ayudar a que entiendan que tienes que hacer tu trabajo, pero que, cuando lo termines, jugarás un rato. 

No es sencillo, pero es posible. Con organización, voluntad y paciencia se puede conciliar la vida laboral con la familiar mientras realizas teletrabajo.  

Источник: https://www.trianglerrhh.es/conciliacion-laboral-familiar-teletrabajo/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: