Tipos y riesgos del aborto inducido

Contents
  1. Tipos y riesgos del aborto inducido
  2. Causas para el aborto inducido
  3. Tipos de aborto inducido
  4. Riesgos del aborto inducido
  5. Conoce los tipos de aborto
  6. Aborto Espontáneo
  7. Aborto Terapéutico
  8. Aborto Frustro
  9. Aborto Séptico
  10. Aborto Inducido o Provocado
  11. ¿Cuáles son las causas del aborto espontáneo?
  12. Conexiones formativas en tipos de abortos
  13. CURSOS PEDIATRÍA
  14. Los 13 tipos de aborto (y sus efectos psicológicos y físicos)
  15. ¿Qué implica el concepto aborto?
  16. Tipos de aborto
  17. 1. Aborto espontáneo
  18. 2. Aborto por infección o séptico
  19. 3. Aborto fallido o retenido
  20. 4. Aborto inducido
  21. 5. Aborto terapéutico
  22. 6. Aborto legal
  23. 7. Aborto ilegal
  24. 8. Aborto precoz
  25. 9. Aborto tardío
  26. 10. Aborto por medios mecánicos/quirúrgicos
  27. 11. Aborto químico o farmacológico
  28. 12. Aborto completo
  29. 13. Aborto incompleto
  30. Referencias bibliográficas:
  31. Los 17 tipos de aborto: ¿qué diferencias hay entre ellos?
  32. El aborto: ¿qué es y cuántos tipos existen?
  33. 3. Aborto por rechazo inmunológico
  34. 4. Aborto inevitable
  35. 5. Aborto completo
  36. 6. Aborto incompleto
  37. 7. Aborto retenido o fallido
  38. 8. Aborto inducido
  39. 9. Aborto terapéutico
  40. 10. Aborto eugenésico
  41. 11. Aborto indirecto
  42. 12. Aborto químico
  43. 13. Aborto quirúrgico
  44. 14. Aborto repetido
  45. 15. Aborto legal
  46. 16. Aborto ilegal
  47. 17. Aborto inseguro
  48. Referencias bibliográficas
  49. Prevención del aborto peligroso
  50. Alcance del problema
  51. ¿Quién corre riesgo?
  52. Complicaciones del aborto peligroso que requieren atención urgente
  53. Signos y síntomas
  54. Tratamiento y atención
  55. Acceso al tratamiento de las complicaciones del aborto
  56. Prevención y tratamiento
  57. Repercusiones económicas
  58. Recursos basados en datos científicos
  59. Apoyo técnico a los países
  60. Investigación

Tipos y riesgos del aborto inducido

Tipos y riesgos del aborto inducido

El aborto inducido es la interrupción voluntaria del embarazo, la cual se puede llevar a cabo por diversos motivos tanto de salud física o emocional de la madre como de desarrollo del bebé. Existen diversos métodos para realizarlo y, entre las consecuencias más importantes, se encuentran las emocionales.

Índice

Causas para el aborto inducido

En medicina, el aborto es la interrupción del embarazo, la cual se puede llevar a cabo de manera espontánea (aborto natural) o inducida (realizada por un profesional médico).

Existen diversos métodos para llevar a cabo este proceso y cada país tiene una legislación diferente al respecto.

Por ejemplo, en muchos países el aborto inducido es ilegal, es decir, las mujeres que quieren realizarlo deben hacerlo de manera clandestina y se enfrentan a penas de cárcel si las descubren.

En otros es legal interrumpir un embarazo si este pone en riesgo la vida de la madre, si el feto presenta malformaciones congénitas graves, si es fruto de una violación… En otros es legal en todos los casos. También varía la semana de gestación hasta la que es legal practicarlo entre las 12 y las 20 semanas.

Además de la amenorrea (ausencia del ciclo menstrual), las mujeres pueden percibir una serie de cambios en su cuerpo indicativos del embarazo.

La magnitud de estos síntomas dependerá de cada mujer, así como la aparición de unos u otros, ya que cada cuerpo es un mundo y reacciona de una manera diferente.

Asimismo, los síntomas característicos suelen ser más notorios en el primer embarazo de la mujer que en los posteriores. Te contamos cuáles son los principales síntomas para que sepas si estás embarazada o no

Y tambien:

Las causas de su práctica pueden ser:

Violación o agresión sexual. Si se produce un embarazo tras una violación, algunas mujeres prefieren abortar antes que tener a ese niño fruto de una experiencia tan traumática.

No tener medios para cuidar del bebé. Para algunas mujeres, la falta de recursos económicos lleva al aborto inducido.

No estar preparada para ser madre. Esto es habitual en adolescentes y chicas muy jóvenes que se quedan embarazadas sin quererlo y aún no están preparadas para ser madres.

–  Miedo. En muchos casos, el miedo a lo que pensarán los demás, la familia, la sociedad o la propia pareja lleva al aborto.

Problemas de salud de la madre. A veces, el embarazo pone en riesgo la salud física o emocional de la madre, llegando incluso a poner en riesgo su vida.

Malformaciones del feto. Si se detectan graves malformaciones congénitas en el feto, que imposibilitan su vida o le aseguran una vida incompleta e infeliz, es mejor interrumpir el embarazo antes que hacerle sufrir más.

Tipos de aborto inducido

Para llevar a cabo el aborto inducido se puede recurrir a diversos métodos. La elección, normalmente, viene motivada por la edad gestacional y el tamaño del feto en el momento del aborto.

Por una parte, se pueden administrar diversos fármacos a la mujer que provocan la interrupción del embarazo y la expulsión del feto mediante un sangrado por la vagina. Estos medicamentos hacen que el útero se contraiga y comience el parto. Este método es conveniente para las primeras semanas de embarazo, cuando el embrión apenas mide unos centímetros.

Antes de las 12 semanas de gestación también se puede realizar la aspiración manual, que consiste en succionar al feto usando una jeringa manual o una bomba eléctrica de aspiración.

Si el aborto tiene que inducirse en el segundo o tercer trimestre de embarazo se hace mediante el uso de medicamentos y la dilatación del cuello uterino para que se expulse al feto.

Se pueden inyectar una serie de sustancias en el feto o en el saco amniótico (solución salina, potasio de cloruro, digoxina). También se pueden inyectar en el cuello del útero para ablandarlo y provocar las contracciones uterinas que provocarán la expulsión del feto o administrar oxitocina para provocar contracciones.

En definitiva, provocar el parto de manera prematura para que nazca el bebé y no darle asistencia para que no sobreviva.

Riesgos del aborto inducido

El aborto inducido, sea cual sea el método elegido, tiene una serie de riesgos físicos para la embarazada:

– Infección uterina o en las trompas de Falopio

– Hemorragia

– Daños al útero (sobre todo si se utiliza la técnica del raspado)

– Infertilidad

– Muerte de la madre (solo si el aborto no se lleva a cabo bajo la supervisión médica necesaria, sino en condiciones deficientes de higiene y salud)

– Incompetencia posterior del cuello uterino (más habitual en mujeres que se han sometido a varios abortos quirúrgicos)

Si la mujer nota hemorragias vaginales intensas, dolor abdominal fuerte, fiebre o cualquier otro síntoma preocupante, debe ir a Urgencias para comprobar que no hay habido ninguna complicación.

Es normal sangrar durante las dos primeras semanas ya que el útero debe expulsar todo el contenido relacionado con el embarazo, pero estos sangrados deben ir disminuyendo y nunca ser demasiado intensos.

Y también es normal tener cierto dolor abdominal que puede tratarse con paracetamol o antinflamatorios.

No se aconseja usar tampones en la primera semana ni mantener relaciones sexuales hasta que el sangrado cese, ya que el útero sigue abierto y se puede provocar una infección.

La regla suele volver a los 40 o 50 días tras el aborto y, desde ese momento, la mujer puede volver a usar el método anticonceptivo que desee (la mejor manera para no volver a quedarse embarazada sin desearlo).

Si el aborto se produjo por malformaciones del feto, puede ser necesario hacer una serie de pruebas genéticas a los padres antes de buscar un nuevo embarazo para evitar que vuelva a pasar.

Por último, además de los riesgos físicos asociados al aborto inducido existen muchos riesgos y consecuencias emocionales, puesto que abortar nunca es una decisión fácil, y menos aún si la mujer quería tener al bebé y se ve obligada a ello por motivos de salud. Superar un aborto puede ser complicado y puede causar ansiedad, tristeza, depresión o incluso un trauma. En estos casos, será necesaria la ayuda psicológica.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/interrupcion-embarazo/tipos-y-riesgos-del-aborto-inducido-10554

Conoce los tipos de aborto

Tipos y riesgos del aborto inducido

El 25% de embarazos acaba en aborto.El aborto siempre ha sido una cuestión de debate en la sociedad. De hecho, aún no hay una respuesta universal a este conflicto. Unas personas defienden que abortar atenta contra la vida. Mientras que otras ven que, prohibiéndolo, el verdadero atentado se da contra los derechos de libertad de toda mujer.

Sin embargo, a pesar de múltiples discrepancias, el aborto es una realidad y estos se practican a diario. Algunas veces por decisión propia de la madre y otras muchas de forma no deseada, a causa del puro azar biológico.

Se entiende por aborto al proceso a través del cual la gestación de un embrión se ve interrumpida por diferentes factores. Se finaliza el embarazo de forma abrupta y el feto muere. El feto es expulsado del organismo de la gestante.

Cuando es natural se suele producir entre las doce- catorce semanas. Dicho de otro modo, antes de que se cumpla el tercer mes de gestación.

En casos interrupción voluntaria los plazos pueden variar en función de la ley vigente en cada país. Además, de los supuestos y circunstancias que rodean al embarazo y la decisión de interrumpirlo.

Puedes aprender más con nuestros cursos de aborto.

El aborto es la interrupción espontánea o provocada de un embarazo menor de 20-22 semanas. O la pérdida de un embrión o un feto con un peso menor de 500 gramos, o de cualquier producto de gestación de cualquier peso o edad gestacional absolutamente no viable.

Aborto Espontáneo

Se considera aborto espontáneo a la pérdida de la gestación antes de las 26 semanas, cuando el feto no está aún en condiciones de sobrevivir con garantías fuera del útero materno. Un aborto espontáneo ocurre cuando un embarazo termina de manera abrupta. Un 8 y 15 por ciento de los embarazos.

La mayoría de los abortos espontáneos, tanto conocidos como desconocidos. Pasan en las primeras 12 semanas de embarazo y en ocasiones no requieren de ningún tipo de intervención. De manera análoga, también la mayoría de los abortos inducidos se dan con anterioridad a las 12 semanas.

Aborto Terapéutico

Cuya finalidad evacuar científicamente, por medio de maniobras regladas, la cavidad uterina, vaciándola de todo sus contenidos  Este aborto lo verifica un médico específico y se toman las medidas precisas para salvaguardar la vida de la paciente, seriamente amenazada. Se lleva a cabo cuando la vida del feto se considera perdida. O en caso de pueda ser un gravísimo peligro para la madre.

Aborto Frustro

La retención del embrión en la cavidad uterina por lo menos durante 4 semanas después de su muerte, se conoce como aborto frustro. Definir el tiempo entre la muerte y el diagnóstico es difícil.

Según la edad gestacional, la paciente observará primero que los movimientos fetales han desaparecido. Que el crecimiento uterino se para y que después disminuye, los cambios mamarios propios del embarazo regresan y el sangrado es escaso, de color café negruzco, el cual persiste por varios días.

Aborto Séptico

Es el aborto completo o incompleto acompañada de infección, la cual se puede manifestar por fiebre, flujo sanguinolento o purulento y dolor hipogástrico. Casi todas las embarazadas ingresan a los hospitales con el antecedente de una maniobra abortiva. El aborto séptico se establece como un grave problema por su elevada incidencia y por las complicaciones que produce.

Aborto Inducido o Provocado

El aborto inducido, según la definición de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.). Se trata del resultante de maniobras practicadas con intención de interrumpir el embarazo. Las maniobras pueden ser efectuadas por la propia embarazada o por otra persona por encargo de esta.

Desde las primeras leyes a principios del siglo pasado, el aborto provocado ha ido siendo despenalizado en muchos países. Traduciéndose en una disminución drástica de la morbilidad y mortalidad materna.

¿Cuáles son las causas del aborto espontáneo?

Los abortos espontáneos pueden ocurrir por diversas razones como las siguientes:

  • El feto empieza a crecer, pero interrumpe su desarrollo. Normalmente se debe a anomalías genéticas.
  • La madre tiene problemas médicos, como una diabetes mal controlada, incompatibilidad de grupo sanguíneo, traumatismos graves, etc.
  • El útero materno es anormal.
  • El riesgo de aborto espontáneo aumenta con la edad materna. Algunos estudios demuestran que el riesgo de sufrir un aborto en la década de los 20 años es de entre un 12 por ciento a un 15 por ciento y que aumenta hasta un 25 por ciento a los 40.

Las mujeres que ya han tenido un aborto tienen más probabilidades de abortar una segunda vez y así consecutivamente.

Conexiones formativas en tipos de abortos

Si te gustaría profundizar sobre los tipos de abortos y conocer el resto de tipos de abortos que no hemos mencionado. En Euroinnova, ofrecemos una amplia oferta formativa online a través de la cual lograrás adquirir la capacitación necesaria en tipos de abortos.

Aunque los principales tipos de abortos, los hemos visto. Lo cierto es que existen más tipos de abortos. Fórmate en atención a la embrazada y descubre todos los tipos de abortos.

  • Máster en ecografía para matronas.

CURSOS PEDIATRÍA

Источник: https://www.euroinnova.edu.es/blog/cuales-son-los-tipos-de-aborto

Los 13 tipos de aborto (y sus efectos psicológicos y físicos)

Tipos y riesgos del aborto inducido

Tener hijos es para muchas personas uno de sus objetivos vitales, buscando muchas parejas que se produzca el embarazo de forma activa y voluntaria.

Sin embargo, es posible que dicho desarrollo se malogre o deba interrumpirse por diversas motivos.

Además, en otros casos se producen embarazos no deseados en los que la persona en cuestión no desea ser madre, no tiene recursos, no se siente aún preparada o es producto de una violación.

En algunos de dichos casos la persona en cuestión puede elegir interrumpir la gestación. Pueden ser muchas las circunstancias y motivos que pueden llevar a decidir abortar o sufrir un aborto. Es por ello que podemos determinar la existencia de diferentes tipos de aborto en función de las características que lo rodeen.

¿Qué implica el concepto aborto?

Para poder hablar de los diferentes tipos de aborto que existen es necesario en primer lugar entender a qué hacemos referencia con el término aborto.

Se entiende por aborto al proceso mediante el cual la gestación de un embrión se ve interrumpida por diferentes causas. Se finaliza el embarazo de forma abrupta y el feto muere y es expulsado del organismo de la gestante.

Existen una gran cantidad de causas de aborto, tanto naturales como provocadas por la acción humana. Así, podemos encontrar casos de embarazos deseados que se malogran por algún motivo o bien situaciones en que se produce un embarazo no intencionado y que la persona en cuestión no quiere continuar.

Cuando es natural generalmente se produce en las doce catorce semanas, es decir antes de que se cumpla el tercer mes de gestación. En casos interrupción voluntaria los plazos pueden variar según la ley vigente en cada país y los supuestos y circunstancias que rodean al embarazo y la decisión de interrumpirlo.

Tipos de aborto

Es posible realizar una clasificación de diferentes tipos de aborto en función de diferentes criterios, tales como si es natural o provocado, los mecanismos empleados para interrumpir el embarazo o las razones que provocan su realización.

1. Aborto espontáneo

Se denomina aborto espontáneo a aquel tipo de aborto o interrupción del embarazo debido a causas naturales, no siendo voluntario ni provocado. Puede deberse a alteraciones cromosómicas del feto, enfermedades o malformaciones de la madre, infecciones (como en el aborto séptico). La aparición de este tipo de abortos suele ocurrir en las doce primeras semanas.

Cuando se da de manera muy inicial de forma que aún no estamos ante un feto sino ante un embrión pueden no presentarse síntomas e incluso pasar desapercibido el hecho de haber quedado embarazada (se estima que una gran cantidad de embarazos terminan así sin ser detectados).

Sin embargo, si el desprendimiento o muerte del feto se produce a lo largo del desarrollo del feto suele aparecer junto a una hemorragia importante y dolor en el útero, el cual se abre para abrir paso a los restos. En algunos casos los restos del feto no son completamente expulsados (especialmente si son abortos tardíos), en cuyo caso será necesario realizar una intervención.

2. Aborto por infección o séptico

Se trata de un subtipo de aborto en el que se genera una infección que afecta a placenta o feto y termina con la muerte del segundo. También se denomina así al resultado de un aborto en que el sistema reproductor femenino sufre una infección por la presencia de restos de un aborto o por lesiones derivadas de la realización de uno.

3. Aborto fallido o retenido

Se trata de un tipo de aborto natural en el que por algún motivo el feto en gestación fallece naturalmente, pero permanece en el útero materno durante semanas sin ser expulsado por el cuerpo de la mujer.

La gestante sigue creyendo estar embarazada y tiene los síntomas típicos, pero sin embargo el corazón del gestado ha dejado de latir. Únicamente es posible detectarlo mediante ecografía.

Tras la detección, si el cuerpo no expulsado el feto o no lo hace por completo será necesario intervenir con fármacos o quirúrgicamente.

4. Aborto inducido

Se trata del aborto provocado voluntariamente, es decir el resultado de aplicar determinados procedimientos de manera voluntaria para interrumpir la gestación. Dentro de éste pueden encontrarse otros como el terapéutico, los que son resultado de violación o los que se deciden libremente.

5. Aborto terapéutico

Se denomina aborto terapéutico aquel que se realiza bajo el supuesto de que el embarazo supone un riesgo para la salud e incluso la supervivencia de la madre. También se denominan del mismo modo aquellos abortos que se practican ante la presencia de alteraciones o enfermedades graves del feto que imposibilitan su supervivencia o su desarrollo normativo.

En referencia a los abortos voluntarios, se considera aborto legal aquel que puede realizarse según la legislación vigente.

Si bien originalmente sólo podía abortarse de manera legal en los casos de violación, malformaciones severas o riesgo para la vida de la embarazada, en la actualidad en muchos países puede abortarse legalmente sin necesidad de que se cumplan estos supuestos (si bien dentro de un marco temporal específico que varía según la región.

En España, el aborto es libre hasta las catorce semanas y posteriormente a ello solo podrá interrumpirse legalmente en casos de riesgo para la vida de la embarazada, anomalías en el feto graves y/o incompatibles con la vida o determinadas enfermedades o malformaciones.

7. Aborto ilegal

Se trata del conjunto de abortos que se llevan a cabo al margen de la ley, en la clandestinidad. Este tipo de aborto supone además de un delito un grave riesgo para la salud de la embarazada, debido a que no se cuenta con ninguna garantía respecto al procedimiento y condiciones de la intervención a llevar a cabo.

8. Aborto precoz

Se refiere a aquella interrupción del embarazo que se produce antes de las doce semanas.

9. Aborto tardío

Aquel aborto en el que la interrupción se produce después de las doce semanas de gestación.

10. Aborto por medios mecánicos/quirúrgicos

Se refiere al tipo de aborto inducido en que el método de interrupción es mecánico, removiendo al feto a través de procedimientos como la aspiración, el raspado o la inyección de sustancias que generan quemaduras al feto y le provocan la muerte.

11. Aborto químico o farmacológico

El aborto químico es el tipo de aborto inducido en el se le suministra a la gestante determinados medicamentos con tal de finalizar la gestación. Suele considerarse más seguro que el quirúrgico.

12. Aborto completo

Se entiende como tal aquel aborto en el que se expulsan o son retirados la totalidad de restos biológicos del feto y placenta.

13. Aborto incompleto

En el aborto incompleto parte del feto o de los productos de la gestación permanecen dentro del útero, quedando restos en el interior. Puede ser inducido o natural (en este último suele ser más frecuente cuanto más avanzada está la gestación antes de su interrupción).

Referencias bibliográficas:

  • Pérez D, Planto A. (1995). Factores Epidemiológicos asociados al aborto. Ginecología y Obstetricia.
  • Pinto A, Gabiatti Y, Motta M, Paiva L, Vergilio M, Silva J. (1991). Algunas características del aborto en la adolescencia.
  • Schor N, López F. (1990). Adolescencia y anticoncepción: estudio del conocimiento y uso en puérperas internas por parto o aborto. Rev. saude Pública.

Источник: https://psicologiaymente.com/salud/tipos-de-aborto

Los 17 tipos de aborto: ¿qué diferencias hay entre ellos?

Tipos y riesgos del aborto inducido

1 de cada 4 embarazos termina en aborto. Es decir, el 25% de veces que el embrión empieza su desarrollo, este será detenido por distintas circunstancias.

El aborto siempre ha sido una cuestión de debate en la sociedad y la bioética todavía no ha encontrado una respuesta universal a este conflicto. Unas posturas defienden que abortar atenta contra la vida, mientras que otras ven que prohibiéndolo, el verdadero atentado se da contra los derechos de libertad de toda mujer.

Independientemente de posturas ideológicas, el aborto es una realidad y estos se practican a diario; algunas veces por decisión propia de la madre y otras muchas de forma no deseada, a causa del puro azar biológico.

  • Recomendamos leer: «Las 50 ramas (y especialidades) de la Medicina»

El aborto: ¿qué es y cuántos tipos existen?

El aborto es la circunstancia por la cual el embarazo se interrumpe de forma natural o intencionada, finalizando el desarrollo del embrión antes de que este pueda sobrevivir fuera del útero, comportando su muerte y consecuente expulsión del organismo de la madre.

Solemos diferenciar solo entre el aborto natural y el inducido, pero hay muchos otros tipos con matices diferenciales entre ellos que repasaremos en este artículo.

3. Aborto por rechazo inmunológico

El aborto por rechazo inmunológico se da por un error del propio sistema inmune.

Nuestro sistema inmunitario está diseñado para localizar y atacar todas aquellas células que no sean de nuestro propio cuerpo.

La única excepción se da en el embarazo, pues las células del sistema inmune, pese a detectar que el embrión que se está desarrollando no es algo “propio” del cuerpo, dejan que crezca sin atacarlo.

Sin embargo, la naturaleza no siempre es perfecta y hay veces en las que el sistema inmune no hace una excepción y ataca al embrión como si de un cuerpo extraño o una infección se tratara. Esto provoca la muerte del feto a manos del sistema inmunitario de la propia madre.

4. Aborto inevitable

El aborto inevitable es aquel en el que antes de que se detenga la gestación observamos algunos síntomas pero una vez aparecen, como su propio nombre indica, el aborto no puede evitarse. Los esfuerzos se centran entonces en garantizar la seguridad de la madre.

5. Aborto completo

En el aborto completo se da una expulsión total del feto. Todos los tejidos y órganos que conformaban el embrión son eliminados del interior de la madre. Tratándose de por sí de una situación a evitar, es el tipo de aborto más deseable ya que evita gran parte de complicaciones posteriores.

6. Aborto incompleto

El aborto incompleto es aquel en el que no hay una expulsión total del feto, pues solo una porción de los tejidos es eliminada. Esto puede derivar en complicaciones graves como hemorragías prolongadas y dolor, por lo que la atención médica es primordial.

7. Aborto retenido o fallido

En el aborto retenido, pese a haberse producido la muerte del feto, no hay eliminación de ninguno de sus tejidos. Dado que la totalidad del embrión ha quedado dentro, es imprescindible que la mujer reciba atención médica, pues de no expulsarlo su vida podría correr peligro.

8. Aborto inducido

El aborto inducido engloba todos aquellos procedimientos por lo que un embarazo es detenido de forma intencionada, ya sea por deseo expreso de la madre o por recomendaciones médicas. Cuando las leyes lo permiten, el aborto se realiza de forma totalmente segura para la mujer.

9. Aborto terapéutico

El aborto terapéutico es un tipo de aborto que se induce por razones médicas, ya sea porque hay un riesgo grave para la vida de la madre y/o el feto o para garantizar la integridad física y mental de la madre.

10. Aborto eugenésico

El eugenésico es aquel tipo de aborto terapéutico que se realiza cuando se observa que el feto tiene anomalías genéticas que provocarían que, en el caso de poder vivir, lo hiciera con una mala calidad de vida.

Tal como recoge la ley, un embarazo podrá ser detenido si se observa que hay riesgo de anomalías graves, ya sean malformaciones incompatibles con la vida o enfermedades para las que no tenemos una cura.

11. Aborto indirecto

El aborto indirecto es la interrupción del embarazo que se produce cuando la madre debe someterse a una intervención médica que, como consecuencia indeseada, acaba provocando la muerte del feto. Se dice indirecta porque la intervención que se le practica no busca finalizar la gestación, pues el embarazo no es el motivo por el que entra al quirófano.

12. Aborto químico

El aborto químico es uno de los procedimientos por los que se puede inducir un aborto. Consiste en la administración de medicamentos que interrumpen el embarazo. Se considera el método de aborto más efectivo y a la vez más seguro para la mujer siempre que se realice dentro de las primeras doce semanas.

La OMS recomienda el uso del Misoprostol, una píldora que una vez ingerida provoca la maduración del cuello uterino, lo que ocasiona que este se dilate. Esta dilatación hace que se produzcan contracciones que a su vez vienen acompañadas de cólicos muy fuertes y sangrado, con el que se elimina el feto.

13. Aborto quirúrgico

El quirúrgico es otro tratamiento para realizar un aborto. La cirugía es también una forma segura y eficaz de detener el embarazo de forma más rápida que mediante medicamentos, pues suele durar pocos minutos. Existen varios tipos de procedimientos quirúrgicos, siendo el aborto por aspiración el más común.

14. Aborto repetido

El concepto de aborto repetido hace referencia a aquellas mujeres que han sufrido más de un aborto a lo largo de su vida. Si estos no son inducidos, se trata de un hecho que puede generar mucha frustración y requerir de atención psicológica, además de acudir a un médico con la finalidad de descubrir si hay alguna causa biológica que explique esta situación.

El aborto legal es aquel que se practica en países donde la legislación acepta que se practiquen estas intervenciones.

Dentro de los plazos establecidos, el aborto es legal bajo cualquier circunstancia en la mayoría de países del hemisferio norte.

Si la madre quiere abortar y está dentro de las semanas en las que es seguro hacerlo, podrá finalizar el embarazo sin dar explicaciones.

Hay otros países en los que solo es legal bajo determinadas circunstancias: si existe riesgo para la vida de la madre, en casos de violación, en función de factores socioeconómicos, si el feto es inviable, etc.

16. Aborto ilegal

El aborto es ilegal cuando la legislación no permite que estos se practiquen. Como hemos mencionado, el aborto suele ser legal o, al menos, lo es bajo una serie de condiciones. Solo cinco países de todo el mundo prohíben el aborto bajo cualquier circunstancia: Ciudad del Vaticano, Malta, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana.

17. Aborto inseguro

Practicado generalmente en los países donde es ilegal o en países en los que sí es legal pero la mujer no reúne las condiciones necesarias para que le sea practicado, el aborto inseguro es aquel que no cumple con las recomendaciones médicas. Llevados de forma clandestina, estos abortos pueden suponer un verdadero riesgo para la salud de la mujer.

Referencias bibliográficas

  • Finnis, J. (2004) “Abortion and Health Care Ethics”. In Bioethics: An Anthology.
  • Vekemans, M. (2008) “First trimester abortion guidelines and protocols”. UK: IPPF.
  • World Health Organization. (2018) “Medical Management of Abortion”. Suiza: Department of Reproductive Health and Research.

Источник: https://medicoplus.com/ginecologia-y-embarazo/tipos-de-aborto

Prevención del aborto peligroso

Tipos y riesgos del aborto inducido

Se considera que un aborto es seguro cuando lo practica una persona con las competencias necesarias que aplica los métodos recomendados por la OMS acordes con el tiempo de embarazo de la paciente. Estos abortos pueden ser farmacológicos (administrando comprimidos) o quirúrgicos, gracias a un simple procedimiento ambulatorio.

En cambio, el aborto no es seguro cuando lo practica una persona carente de la capacitación necesaria, cuando se hace en un entorno que no cumple las normas médicas mínimas, o cuando se combinan ambas circunstancias.

Las personas, las capacidades y las normas médicas que se consideran seguras para inducir un aborto son distintas si se usan solo medicamentos que si el método es quirúrgico (es decir, mediante aspiración manual o eléctrica).

La capacitación y las normas médicas requeridas para evitar los riesgos durante el aborto también varían en función de la semana de gestación y de los avances científicos y técnicos.

  • El aborto es peligroso cuando se emplean métodos obsoletos como el legrado instrumental —incluso si la persona que lo practica está cualificada para ello— o cuando la usuaria que toma la medicación no ha sido correctamente informada o no tiene acceso a una persona cualificada en caso de que necesite ayuda.
  • Las situaciones de la interrupción de un embarazo que se consideran más peligrosas son las que implican la ingestión de sustancias cáusticas y aquellas en que la persona que lo practica no tiene capacitación y emplea métodos peligrosos como la inserción de cuerpos extraños o la ingestión de preparados tradicionales.

A menudo, las mujeres que se han quedado embarazadas sin desearlo y quieren abortar —incluidas las adolescentes— asumen el riesgo de hacerlo sin condiciones de seguridad cuando no tienen acceso a métodos seguros. Los obstáculos para acceder al aborto seguro pueden ser:

  • una legislación restrictiva;
  • la poca disponibilidad de servicios;
  • unos costos elevados;
  • la estigmatización;
  • la objeción de conciencia del personal sanitario;
  • exigencia de requisitos innecesarios tales como: entrar en periodo de espera, obligatoriedad del asesoramiento, suministro de información engañosa, obtención de autorización de una tercera persona o pruebas médicas innecesarias que retrasan la atención.

Alcance del problema

De acuerdo con los datos correspondientes al periodo comprendido entre 2010 y 2014, aproximadamente el 45% de los abortos practicados en el mundo entrañaron peligro. (2)

En un tercio de los abortos peligrosos, las condiciones fueron muy inseguras, es decir, los practicaron personas sin las competencias necesarias y mediante métodos cruentos y peligrosos. (2)

En América Latina y áfrica, la mayoría de los abortos (casi tres de cada cuatro) son peligrosos.

De acuerdo con las estimaciones de 2012, los hospitales de los países en desarrollo tratan cada año a unos 7 millones de mujeres a consecuencia de la interrupción de un embarazo sin condiciones de seguridad. (4)

Cada años, entre un 4,7% y un 13,2% de la mortalidad materna puede atribuirse a los abortos peligrosos. (3) Se calcula que, en las regiones desarrolladas, se registran 30 defunciones por cada 100 000 abortos peligrosos, una cifra que aumenta hasta las 220 y las 520 defunciones por cada 100 000 abortos peligrosos en las regiones en desarrollo y en el África subsahariana, respectivamente.

En África, casi la mitad de los abortos se practican en condiciones muy inseguras; además, la mortalidad relacionada con el aborto peligroso afecta desproporcionadamente a las mujeres africanas. En ese continente ocurre el 29% de los de abortos peligrosos en el mundo, pero la proporción de defunciones relacionadas con esta causa asciende al 62%. (2)

¿Quién corre riesgo?

Toda mujer que tiene un embarazo involuntario y quiere abortar corre riesgo de que el procedimiento sea peligroso si no tiene acceso a servicios abortivos seguros.

Las mujeres pobres o que viven en un país de ingresos bajos tienen más probabilidades de sufrir este problema. Las defunciones y los traumatismos son más probables cuando el embarazo se interrumpe en una fase avanzada.

La tasa de abortos peligrosos es más alta cuando el acceso a métodos anticonceptivos eficaces y a servicios de aborto seguro es limitado o inexistente.

Complicaciones del aborto peligroso que requieren atención urgente

El aborto peligroso pueden causar daños posteriores que afectan a la calidad de vida y el bienestar, algunas de las cuales pueden entrañar riesgo de muerte, tales como las hemorragias, las infecciones y los traumatismos del aparato reproductor y los órganos internos. Los abortos peligrosos que se practican en las condiciones menos seguras pueden ocasionar las siguientes complicaciones:

  • aborto incompleto (es decir, no se retiran o se expulsan del útero todos los tejidos embrionarios);
  • hemorragia (sangrado abundante);
  • infección;
  • perforación uterina (el útero útero es atravesado por un objeto afilado); y
  • traumatismos del aparato reproductor o los órganos internos debidos a la introducción de objetos peligrosos tales como varillas, agujas de tejer o vidrios rotos en la vagina o el ano.

Signos y síntomas

Es fundamental realizar una evaluación inicial precisa para prescribir el tratamiento adecuado y derivar con rapidez a las mujeres que puedan sufrir complicaciones a causa de un aborto peligroso. Los signos y síntomas críticos de las complicaciones que exigen atención inmediata son:

  • hemorragia vaginal anormal
  • dolor abdominal
  • infección
  • choque circulatorio

Las complicaciones derivadas del aborto peligroso pueden ser difíciles de diagnosticar.

Por ejemplo, los síntomas de un embarazo extrauterino o ectópico (es decir, el desarrollo anormal de un cigoto fuera del útero) puede ser similares a los de un aborto incompleto.

Por consiguiente, es esencial que el personal sanitario esté preparado para derivar pacientes y disponer lo necesario para su traslado a un centro en el que se pueda realizar un diagnóstico definitivo y dispensarles rápidamente la atención que necesiten.

Tratamiento y atención

Los tratamientos para las complicaciones de un aborto peligroso son:

  • hemorragia: es fundamental tratar a tiempo las pérdidas de sangre abundantes, porque las demoras pueden ser letales;
  • infección: se debe tratar con antibióticos, junto con la pronta remoción de cualquier tejido embrionario que hubiese quedado en el útero;
  • traumatismos del aparato reproductor y/o de órganos internos: si se sospecha la existencia de traumatismos, es muy importante derivar rápidamente a la paciente a un centro de salud del nivel apropiado.

Acceso al tratamiento de las complicaciones del aborto

Los profesionales sanitarios tienen la obligación de prestar asistencia médica vital a toda mujer que sufra complicaciones relacionadas con un aborto, incluso de un aborto peligroso, independientemente de la legislación en la materia. No obstante, en algunos casos, ese tratamiento solo se administra a condición de que la paciente proporcione información sobre las personas que practicaron el aborto ilegal.

La práctica de extraer confesiones de mujeres que necesitan atención médica urgente como resultado de un aborto ilegal pone en riesgo su vida.

Además, si se ha establecido el requisito legal de que los médicos y otros profesionales sanitarios informen de los casos de mujeres que han abortado retrasa la atención y aumenta los riesgos para la salud y la vida de las afectadas.

Las normas sobre derechos humanos de las Naciones Unidas exigen que todos los países traten de inmediato y sin reservas a toda persona que solicite atención médica de emergencia. (7)

Prevención y tratamiento

El aborto peligroso se puede evitar por medio de las medidas siguientes:

  • la educación sexual integral;
  • la prevención de los embarazos no deseados mediante el uso de métodos anticonceptivos eficaces, incluida la anticoncepción de urgencia; y
  • la prestación de servicios legales de aborto seguro.

Además, las defunciones y discapacidades derivadas de los abortos peligrosos se pueden limitar tratando urgentemente sus complicaciones. (6)

Repercusiones económicas

Además de las defunciones y discapacidades derivadas del aborto peligroso, este tiene importantes costos sociales y económicos para las mujeres, las familias, las comunidades y los sistemas de salud.

Según las estimaciones, en 2006 se gastaron US$ 553 millones en tratar las consecuencias graves del aborto peligroso (4) y se precisarán otros US$ 375 millones para satisfacer plenamente las necesidades de tratamiento de estas complicaciones (4).

Recursos basados en datos científicos

La OMS presta asistencia técnica y normativa en todo el mundo en lo concerniente al uso de métodos anticonceptivos para prevenir los embarazos no buscados, la práctica del aborto con seguridad y el tratamiento de las complicaciones derivadas de los abortos peligrosos. En 2012, publicó orientaciones normativas actualizadas de carácter técnico sobre esta cuestión. Pueden encontrarse recomendaciones de la OMS acerca de la seguridad del aborto en las publicaciones siguientes:

En la página https://abortion-policies.srhr.org se puede consultar una base de datos interactiva en línea con información exhaustiva sobre la legislación, las políticas, las normas sanitarias y las directrices de todos los países sobre el aborto.

Apoyo técnico a los países

A petición de los países interesados, la OMS presta asistencia técnica a aquellos que desean adaptar las directrices sobre salud sexual y reproductiva a sus circunstancias específicas, así como fortalecer las políticas y los programas nacionales relativos a métodos anticonceptivos y atención al aborto seguro.

Investigación

La OMS copatrocina el Programa Especial PNUD/UNICEF/UNFPA/OMS/Banco Mundial de Investigaciones, Desarrollo y Formación de Investigadores sobre Reproducción Humana, en cuyo marco se realizan investigaciones sobre atención clínica, así como estudios aplicados sobre enfoques comunitarios y de los sistemas de salud para prevenir el aborto peligroso. Además, el programa efectúa un seguimiento de la carga mundial de morbilidad derivada de los abortos peligrosos y sus consecuencias. 

(1) Bearak J, Popinchalk A, Ganatra B, Moller A-B, Tunçalp Ö, Beavin C, Kwok L, Alkema L. Unintended pregnancy and abortion by income, region, and the legal status of abortion: estimates from a comprehensive model for 1990–2019. Lancet Glob Health. 2020 Sep; 8(9):e1152-e1161. doi: 10.1016/S2214-109X(20)30315-6. 

(2) Ganatra B, Gerdts C, Rossier C, Johnson Jr B R, Tuncalp Ö, Assifi A, Sedgh G, Singh S, Bankole A, Popinchalk A, Bearak J, Kang Z, Alkema L. Global, regional, and subregional classification of abortions by safety, 2010–14: estimates from a Bayesian hierarchical model. The Lancet, septiembre de 2017.

(3) Say L, Chou D, Gemmill A, Tunçalp Ö, Moller AB, Daniels J, Gülmezoglu AM, Temmerman M, Alkema L. Global causes of maternal death: a WHO systematic analysis. Lancet Glob Health, junio de 2014; 2(6):e323-33.

(4) Singh S, Maddow-Zimet I. Facility-based treatment for medical complications resulting from unsafe pregnancy termination in the developing world, 2012: a review of evidence from 26 countries. BJOG 2015; publicado en línea el 19 de agosto. DOI:10.1111/1471-0528.13552.

(5) Vlassoff et al. Economic impact of unsafe abortion-related morbidity and mortality: evidence and estimation challenges. Brighton, Institute of Development Studies, 2008 (IDS Research Reports 59).

(6) L Haddad. Unsafe Abortion: Unnecessary Maternal Mortality. Rev Obstet Gynecol, primavera de 2009; 2(2): 122–126.

(7) Comité de Derechos Humanos, Comité contra la Tortura, Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer.

Источник: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/preventing-unsafe-abortion

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: