Tratamientos con retinol, ¿compatibles con el embarazo?

Cremas embarazo 5 ingredientes PROHIBIDOS que no debes usar

Tratamientos con retinol, ¿compatibles con el embarazo?
Posted at 12:46h in Sin categoría by FarmaciaBlesa 400 Comments

Estás embarazada y no por ello vas a dejar de cuidarte y sentirte guapa, quieres continuar con tu rutina de belleza pero te haces una pregunta: ¿tengo que utilizar cremas para embarazadas o puedo seguir utilizando las mismas de siempre?

Hay ciertos ingredientes presentes en muchas cremas y tratamientos para la piel que no debes usar si estás embarazada ya que pueden atravesar la placenta y llegar al feto produciendo malformaciones congénitas.

Por tanto hay que tener mucho ojo a la hora de utilizar algunos cosméticos que siendo básicos y seguros en una rutina diaria del cuidado de la piel,  no lo son cuando estás embarazada.

¿Cuáles son? A continuación te doy un listado de las cremas prohibidas durante el embarazo (ingredientes):

1. Retinol y derivados en cremas antienvejecimiento

El retinol y sus derivados tales como el retinaldehido, es un activo muy común en muchas cremas antiedad, su función es actuar contra las arrugas, las manchas, las pieles apagadas y las pieles acneicas, por eso puedes encontrarlo en multitud de cremas antienvejecimiento y antiacné del mercado.  Sin embargo, el retinol a altas dosis es teratogénico y puede producir malformaciones en el feto, así que ten precaución y deja de usar cremas que contengan este ingrediente  durante el embarazo.

El ácido retinoico, retinol, tretinoína, presentes en tratamientos antiacné vía tópica, también están contraindicados durante el embarazo. Tampoco podemos olvidarnos de que los retinoides orales también están prohibidos en el embarazo.

vitamina a en el embarazo o Retinol embarazo:

Suspende el tratamiento con vitamina A o retinol durante el embarazo y la lactancia, ya lo retomarás más adelante.

2. Cafeína presente en anticelulíticos

Hay otras cremas para embarazadas que no se deben usar como los son algunas cremas anticelulíticas.

Ya habrás escuchado la cafeína es uno de los activos más comunes que se encuentra en muchos anticelulíticos por su acción lipolítica a la hora de quemar grasas, sin embargo está contraindicada en el embarazo por la facilidad de esta sustancia para atravesar la placenta en el embarazo y pasar a la leche materna durante la lactancia.

Evita también los anticelulíticos en forma de parches transdérmicos, ya que su penetración es mayor, pueden pasar a la sangre y hay más riesgo de que los los activos pasen a la placenta.

Puedes usar anticelulícos que no contengan cafeína como por ejemplo el Thiomucase, ya que no es sistémico y solo es absorbido por la piel. Si quieres tenér más información sobre anticelulíticos lee mi post: Celulitis: ¿Cuál es tu mejor anticelulítico?

3. Aceites esenciales en cosmética

El cuidado de la piel a base de aceites esenciales está muy de moda pero ¡ojo! no se deben utilizar durante el embarazo, especialmente se deben evitar durante el primer trimestre, pues los aceites esenciales pueden pasar al torrente sanguíneo y atravesar la placenta dañando al feto y también pueden pasar a la leche materna.

 Los principales aceites esenciales que quedan prohibidos durante el embarazo son los siguientes: salvia oficinal, romero quimiotipo alcanfor, menta piperita, oréganoclavo de especie, poleo, canela de china y canela corteza, tomillo quimiotipo geraniol, etc.

Hay aceites esenciales que podrías utilizar a partir del cuarto mes de embarazo pero antes de usarlos ponte en contacto con tu médico o farmacéutico para asegurarte de cuáles puedes usar.

Recuerda que no son lo mismo los aceites esenciales que los aceites vegetales.

 Durante el embarazo se pueden usar gran variedad de aceites vegetales como el aceite de rosa de mosqueta, el aceite de almendras dulces, el aceite de oliva, aceite de argán, aceite de caléndula, etc.

Estos aceites son excelentes para la regeneración de la piel, aportan nutrición y elasticidad, con lo cual son ideales para prevenir y tratar las estrías y las grietas del pezón.

4. Minoxidil en tratamientos de caída capilar

El minoxidil vía tópica, usado como tratamiento anticaída del cabello, a pesar de que tiene una absorción percutánea mínima, se debe evitar durante el embarazo y durante la lactancia. El dermatólogo debe valorar su uso en pacientes seleccionados cuando el beneficio sea mayor que el riesgo.

Como alternativa puedes aplicar complementos alimenticios con diferentes vitaminas que fortalezcan tu cabello.

5. Ácido salicílico en tratamientos cutáneos

El ácido salicílico tópico es un agente queratolítico que se encuentra en muchas productos para el tratamiento de enfermedades descamativas como la psoriasis o la caspa, tratamientos para el acné y para pieles con manchas, tratamientos contra las verrugas, durezas y callos, etc. Así que atenta si tienes que tratar alguna de estas alteraciones porque el ácido salicílico se puede absorber de manera sistémica, por lo que no se debe utilizar durante el embarazo ni durante la lactancia, ya que su seguridad no ha sido establecida.

CREMAS RECOMENDADAS PARA EL EMBARAZO:

Durante el embarazo opta por líneas de cosmética natural o líneas cuyos ingredientes sean de origen natural y estén basados en extractos de plantas, tales como Caudalie, Nuxe, Galénic, etc. También hay líneas cosméticas que sus ingredientes son químicos pero aptos en el embarazo como por ejemplo el ácido hialurónico de Eucerin.

Cremas embarazo: consejo final

No olvides que durante el embarazo se producen cambios hormonales que pueden afectar a la piel, al cabello y a las uñas, la piel se vuelve más sensible, y por eso tienes que mimarla  especialmente antes, durante y después del embarazo, ¿usando cremas? Sí, pero con precaución y acudiendo a tu médico antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento. Recuerda que hay muchísimos cosméticos seguros para cuidarte.

Espero haberte ayudado con un tema que preocupa tanto a las embarazadas y te sirvan estas alertas de cremas para embarazadas. ¿Conoces algún otro ingrediente o producto cosmético contraindicado en el embarazo? ¿Te gustaría que hablase más sobre cosmética para embarazadas? ¡Espero tus propuestas!

Источник: https://www.farmaciablesa.com/cremas-para-embarazadas-ingredientes/

Embarazo ¿Sabes qué productos puedes utilizar y cuáles no?

Tratamientos con retinol, ¿compatibles con el embarazo?

En este artículo sobre la cosmética durante el embarazo:

El embarazo es un momento emocionante para las mujeres, pero viene con muchos desafíos relacionados con la salud, para el bebé y la futura mamá ¿Sabes que productos puedes utilizar durante el embarazo?.

Las preocupaciones incluyen todo, desde qué comer y qué no comer, qué medicamentos puede tomar o no, y qué hacer o no hacer, sobre los numerosos cambios que tu cuerpo está atravesando.

Las mujeres embarazadas también se preguntan sobre qué productos de cuidado de la piel son buenos para usar  y cuáles no lo son — ¡aquí es donde te podemos ayudar!

Porque algunos ingredientes — tanto medicamentos recetados y algunos productos de cuidado de la piel, son absorbidos por el cuerpo cuando se aplican sobre  la piel, tienes que saber lo que es seguro para el uso durante el embarazo y qué evitar.

Aunque siempre es importante que verifiques con tu propio médico, como regla general, la mayoría productos de cuidado de la piel tales como limpiadores, tónicos, humectantes, cremas para los ojos, exfoliantes y bálsamos labiales  que no contengan los ingredientes regulados por la FDA, son adecuados utilizarlos durante el embarazo. Sin embargo, hay algunos ingredientes con receta y sin receta, para el cuidado de la piel que son una cuestión diferente.

Uso de productos del cuidado de la piel durante el embarazo

Cosmética durante el embarazo: A menudo nos preguntamos si nuestros productos que contienen peróxido de benzoilo, hidroquinona, ácido salicílico o activos protectores solares son seguros para usar durante el embarazo o la lactancia. Desafortunadamente, muchos médicos no tienen una respuesta preparada, dejando a las futuras madres frustradas y confundidas. El Colegio Americano de Obstetricia y ginecología, responden lo siguiente:

  • La Hidroquinona no ha sido testada en animales o seres humanos en lo que respecta a su uso durante el embarazo así que no hay información para evaluar su riesgo. Es mejor evitar el uso de la hidroquinona durante el embarazo o mientras que estés en periodo de lactancia, Si tienes problemas de manchas de pigmentación prueba a utilizar otros ingredientes inhibidores de la melanina como el acetil glucosamina Resist Pure Radiance Brigthening Treatment.
  • El Peróxido de benzoilo es un excelente ingrediente para combatir los brotes de acné y es considerado seguro en concentraciones bajas (5% o menos) cuando estés embarazada, también nuestro Clear Daily Skin Clearing Treatment 
  • Los antibióticos tópicos recetados, como la eritromicina y la clindamicina son considerados seguros para su uso durante el embarazo.
  • El ácido salicílico (BHA) es un exfoliante para la piel, pero cuando se utiliza en altas concentraciones en los peelings profesionales,  se considera un riesgo durante el embarazo. Sin embargo, los pequeños porcentajes utilizados en cuidado de la piel (2% o inferior) son considerados seguros (Skin Perfecting 1% BHA Lotion, Skin Perfecting 1% BHA Gel, Skin Perfecting 2% BHA Gel, Skin Perfecting 2% BHA Lotion, Skin Perfecting 2% BHA Liquid, Resist Daily Pore Refining Treatment). También puedes considerar utilizar exfoliantes con  ácido glicólico o ácido láctico (AHA) como alternativa durante el embarazo en concentraciones igual o menor al 5% como Resist Daily Smoothing Treatment 5% AHA.
  • Los activos utilizados en los protectores solares, no son un riesgo durante el embarazo. A pesar de los temores incorrectamente promovidos en los medios de comunicación por algunos grupos, el Colegio Americano de Obstetras y ginecólogos no ha encontrado ninguno de los supuestos temores sobre  los ingredientes de los protectores solares, verificados por la investigación médica. Como resultado, los dermatólogos recomiendan fuertemente el uso diario de  un protector solar. Si encuentras que tu piel es más sensible durante el embarazo, considera utilizar protectores solares con activos minerales suaves de dióxido de titanio y óxido de zinc, como nuestros solares de Paula’s Choice

Cosmética durante el embarazo

Basado en algunas de las restricciones anteriores, puedes preguntarte cómo vas a gestionar tus preocupaciones de cuidado de la piel mientras estás embarazada.

No te preocupes; hay soluciones que puedes utilizar para cuidar tu piel y al mismo tiempo tener la tranquilidad de que tu bebé está a salvo.

Aquí está lo que puedes hacer, dependiendo de tu interés (y por supuesto, asegúrate de hablar sobre estas recomendaciones con tu médico):

Hiperpigmentación de la piel durante el embarazo:

  • Un exfoliante con BHA o AHA utilizado con regularidad, puede ayudar a difuminar las manchas de pigmentación en el rostro. Considera una loción corporal AHA como Resist Skin Revealing Body Treatment 10% AHA, si tienes manchas en cuello, escote, brazos u otras áreas.
  • Aplicar siempre un protector solar clasificado por lo menos SPF 15, todos los días, sin excepción. Debido a su inmediata protección, un protector solar mineral es excelente para la prevención y minimización de las decoloraciones marrones. También puedes utilizar bases de maquillaje y polvos compactos que contengan ingredientes protectores solares minerales, agregando una protección solar extra a su rutina de cuidado de la piel. ¡Mantén en la mente, que debes aplicar protector solar todos los días, llueva o truene y aplícalo libremente!
  • Pregunta a tu médico acerca del uso del ácido azelaico. Es un medicamento tópico considerado seguro para su uso durante el embarazo y tiene buenas investigaciones que muestran que puede mejorar las descoloraciones de la piel.

Las estrías

Las estrías que se producen durante o después del embarazo son causadas por el sobre-estiramiento anormal de la piel por un largo período de tiempo. El estiramiento anormal causa una interrupción o ruptura en la estructura de soporte de la piel del colágeno y la elastina (particularmente elastina, lo que provoca un efecto rebote de flacidez)

Las estrías parecen estar genéticamente relacionadas ya que algunas mujeres las tienen y otras no, pero nadie está seguro del por qué.

Son una de las preocupaciones de cuidado de la piel más difíciles de tratar porque no hay ingredientes cosméticos o productos que realmente puedan mejorarlas una vez que ya estén de color blanco, si se acaban de formar prueba nuestro tratamiento puro de quercetina Clinical Scar Reducing Serum y notarás la diferencia.

Masajea la piel con un suero o aceite vegetal no fragante, mientras estás embarazada o utiliza a diario nuestra Clinical Ultra-Rich Soothing Body Butter mezclada con unas gotitas de Clinical Scar Reducing Serum, esto puede ayudar que tu piel esté más flexible y reducir potencialmente la aparición de las estrías.

Después del parto y después de la etapa de lactancia, la tretinoína (el ingrediente activo de Retin-A, Renova, o en forma genérica) puede mejorar las estrías como nuestro Resist Retinol Skin Smoothing body Treatment.

Otros tratamientos correctivos cosméticos o médicos a considerar (después de la etapa de lactancia y parto) son: tratamientos de luz pulsada intensa (IPL) o láser decolorante pulsado (PDL), ácido tricloroacético (TCA), Alfa hidroxiácido o Beta hidroxiácido.

Rosácea durante el embarazo

Cosmética durante el embarazo: El Metronidazol (el ingrediente activo en MetroCream, MetroGel y MetroLotion) se considera seguro para el uso durante el embarazo. El ácido azelaico puede ayudar con el acné y las manchas de hiperpigmentación, en algunas personas resultan efectivos para controlar los síntomas de la rosácea, también.

Y es seguro para el uso durante el embarazo prueba Resist Skin Transforming. Un protector solar mineral suave con dióxido de titanio y óxido de zinc, es perfecto para las personas con rosácea, si están embarazadas o no. Para una  protección adicional, utiliza una base o una crema hidratante con color  y protector solar de base mineral.

Antienvejecimiento / Arrugas durante el embarazo:

Cosmética durante el embarazo: Evitar los retinoides recetados (por ejemplo, Renova, Retin-A, Differin, Tazorac y genérico tretinoína) y los productos cosméticos con retinol debido a su relación con la prescripción retinoides. Si normalmente utilizas este tipo de producto, considera cambiar a un serum antienvejecimiento que no contenga retinol.

No hay preocupación documentada sobre los ingredientes comunes “cosmecéuticos” tales como vitamina C, niacinamida, los péptidos u otros tipos de antioxidantes y los ingredientes de comunicación inter-celular cuando se utilizan durante el embarazo.

 El uso continuo de productos de cuidado de la piel cargados con antioxidantes e ingredientes regeneradores de la piel son muy recomendables, pero de nuevo, asegúrate de consultar con tu médico y seguir sus consejos.

 Aunque la información anterior no debe ser exhaustiva, te dará una idea clara de lo que es adecuado utilizar durante el embarazo y lo que debe ser evitado. Lo más importante, es que puedes lograr tus metas en el cuidado de la piel durante el embarazo.

Como recordatorio, es siempre una buena idea consultar a tu médico acerca del uso de cualquier  medicamento sin receta o medicamentos recetados, mientras estás embarazada o lactando.

Fuentes adicionales para la información de arriba: médico de familia canadiense, junio de 2011, páginas 665-667; Precarie internacional, junio de 2005, páginas 100-101; American Journal of Clinical Dermatology, volumen 4, número 7, 2003, páginas 473-492; Teratología, mayo de 2001, páginas 186-192; y www.fda.gov.

Источник: https://www.international-cosmetic.com/basicos-del-cuidado-de-la-piel/cosmetica-durante-el-embarazo-sabes-que-productos-puedes-utilizar-y-cuales-no/

Tratamientos con retinol, ¿compatibles con el embarazo?

Tratamientos con retinol, ¿compatibles con el embarazo?

La vitamina A es un nutriente esencial para el desarrollo del feto y nuestro organismo durante la gestación. Sin embargo, un consumo excesivo de algunos derivados de esta vitamina, como el retinol, en los 9 meses puede generar graves problemas para el futuro bebé. 

Índice

¿Para qué sirve la vitamina A?

La vitamina A (también llamada retinol o ácido retinoico) es una vitamina liposoluble esencial para el organismo por su colaboración en la formación y mantenimiento de los dientes, los huesos, las mucosas y la piel, importantes beneficios en la vista, así como en la división celular, la reproducción y la inmunidad. También tiene propiedades antioxidantes, sustancias que pueden proteger las células contra los efectos de los radicales libres que pueden influir en el desarrollo de enfermedades cardíacas, el cáncer y otras enfermedades. La vitamina A está presente en muchos alimentos, como las verduras de hoja verde, los productos lácteos y el hígado. Otras fuentes son los alimentos ricos en betacaroteno, como las zanahorias. El cuerpo transforma los betacarotenos en vitamina A. La cantidad diaria recomendada de vitamina A es de 900 microgramos (μg) para los hombres adultos y de 700 μg para las mujeres adultas.

¿Un exceso de vitamina A puede ser mala?

La vitamina A no se puede expulsar por la orina sino que solo es soluble en medios grasos y aceites, por lo que el organismo humano la va almacenando para su posterior uso.

Si consumimos más vitamina A de la que podemos asimilar, se producirá una hipervitaminosis, es decir, si el hígado y los tejidos grasos (lugares donde se va acumulando) no tienen capacidad para almacenar más cantidad, se puede producir una intoxicación general. La toxicidad puede ser de dos tipos:

– Aguda: se da cuando se produce una ingesta de vitamina A de forma excesiva en un periodo corto de tiempo

– Crónica: aparece cuando dosis más pequeñas de esta vitamina A se ingieren durante un periodo de tiempo prolongado. Incluso una única dosis alta (más de 200.000 μg) puede provocar diversos síntomas, como náuseas, vómitos, vértigo visión borrosa. Tomar más de 10.000 μg al día de suplementos de vitamina A por vía oral a largo plazo puede causar:

– Debilitamiento de los huesos

– Daño hepático

– Dolor de cabeza

– Diarrea

– Náuseas

– Irritación de la piel

– Dolor en las articulaciones y en los huesos

– Defectos congénitos si estás embarazada
 

Consecuencias del exceso de vitamina A en el embarazo

La intoxicación por vitamina A suele darse por hacer un mal uso de los suplementos vitamínicos ya que una sobredosis solo por los alimentos que consumimos es casi imposible.

Es muy importante saber distinguir que existen dos tipos de vitamina A según su efecto sobre el embarazo.

En primer lugar, está la que se encuentra en los alimentos sin tener peligro de toxicidad y se encarga de favorecer la formación de los órganos del feto, creación de tejidos epiteliales y la asimilación de las grasas. Además, contribuye a que los tejidos se recuperen rápidamente después del parto.

Por otra parte, está el retinol, elemento estrella de suplementos alimenticios y de cosméticos como cremas anti-arrugas y anti-acné. Aparecen en las etiquetas de los productos como ácido retinoico, palmitato de retinol, retinaldehído, adapaleno, tretinoína, tazaroteno e isotretinoína.

Estos tratamientos están prohibidos totalmente en la gestación, tanto por vía tópica como oral, debido a su alto riesgo para el feto en el período gestacional. Las consecuencias son especialmente congénitas, como alteraciones en:

– Sistema nervioso central

– Cardiovasculares

– Extremidades

– Pabellones auriculares

– Malformaciones en la cara y el cráneo

– Mal desarrollo del timo (órgano del sistema endocrino relacionado con la inmunidad)

– Aborto

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) situó a los fármacos con retinol dentro de la clase C, los que todavía no se pueden descartar sus riesgos en medicina. No se han realizado estudios con personas, pero los hechos en animales han presentado peligro fetal. Igualmente, a altas dosis puede provocar defectos genitourinarios.

Por eso, los suplementos prenatales no contienen vitamina A o la contienen en una dosis muy baja. Normalmente el tratamiento suele ser sencillo: dejar de tomar los suplementos vitamínicos y, en ocasiones raras, ciertos alimentos. Algunas veces, si la intoxicación ha sido excesiva, será necesario la administración de algunos medicamentos.

Finalmente, lo más recomendable es obtener la vitamina A hallada fácilmente en numerosos alimentos, como huevos, leche, queso, carne, zanahorias, espinacas o melón.

Asimismo, hay que dejar atrás los suplementos –porque es muy complicado que sufras una carencia de este nutriente– y las cremas o pastillas a base de retinol porque puede ser absorbido por la corriente sanguínea y pasar al feto. 

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/belleza-embarazo/tratamientos-con-retinol-compatibles-con-el-embarazo-7390

Estos son los cosméticos que deberías evitar si estás embarazada

Tratamientos con retinol, ¿compatibles con el embarazo?

Durante el embarazo se producen una serie de cambios hormonales que pueden afectar a la piel, volviéndola más sensible, irritable y con una mayor tendencia acneica. A esto se une, además, una mayor propensión al cloasma (manchas solares) y a la aparición de estrías y tirantez a medida que avanza la gestación.

Cuidar la piel en esta etapa es muy importante, pero no sirve cualquier crema o cosmético pues algunos están contraidicados porque atraviesan la barrera placentaria. Te contamos, según los expertos, qué cosméticos deberías evitar si estás embarazada.

Los aceites esenciales son preparados concentrados obtenidos de plantas, raíces, flores, hojas… Tienen un aroma muy intenso, y gracias a su composición natural son utilizados como remedio casero en muchas situaciones.

Existen tres formas de aprovechar los beneficios de los aceites esenciales: inhalándolos, aplicándolos sobre la piel o ingiriéndolos.

Su uso durante el embarazo es muy discutido, pues hay expertos que recomiendan utilizar solo algunos de manera moderada a partir del segundo trimestre, y otros que desaconsejan su uso durante toda la gestación.

«A pesar de las clásicas recomendaciones de que los aceites deben evitarse las 12 primeras semanas de embarazo y nunca aplicarse de manera directa sobre la piel, mi consejo es evitarlos de manera total durante todo el embarazo e incluso durante la lactancia».

«Los aceites esenciales de romero, ajenjo o salvia por ejemplo, son abortivos; o los de manzanilla y apio por su parte, estimulan las contracciones del útero” – explica Pedro Catalá, Doctor en Farmacia y Cosmetología de Twelve Beauty.

Cremas/cosméticos con vitamina A o retinol

Durante el embarazo es frecuente recurrir al uso de cremas para aliviar la tirantez del abdomen o de los pechos, y para prevenir la aparición de estrías. También es probable que ya las utilizáramos previamente como parte de nuestra rutina de aseo y belleza, y al quedar embarazadas no reparemos en si su composición es o no apta durante la gestación.

Los expertos aconsejan evitar la aplicación de cremas con alto contenido en vitaminas A, D, E y K:

«Hay que controlar el uso de las cremas con alto contenido en vitaminas liposolubles A, la D, la E y la K, puesto que se acumulan en la grasa y pueden pasar la barrera placentaria» – explica la doctora Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza.

Mención especial merecen las cremas a base de vitamina A o retinol, pues son uno de los cosméticos más utlizados para prevenir las arrugas y otros signos de la edad. Pero según podemos leer en la web de investigación Fundación 1000, su aplicación en altas dosis durante el embarazo podría estar relacionado con la aparición de defectos congénitos en el bebé.

Por eso, y según nos aconseja la doctora Rosso, «lo más recomendable es evitar su uso durante la gestación», prestando atención a las diferentes denominaciones con la que se puede indicar su presencia en los cosméticos:

  • vitamina A,
  • ácido retinoico,
  • retinol,
  • retina,
  • retinaldehído,
  • palmitato de retinol.

Cremas con cafeína

Las cremas o cosméticos a base de cafeína se utilizan con frecuencia para tratar la celulitis y la piel de naranja, uno de los principales cambios que sufre la piel a medida que avanza el embarazo.

Pero los expertos alertan de que la cafeína es un ingrediente que puede atravesar la barrera placentaria y llegar al bebé, ocasionándole daños. Así lo explica Paola Gulgiotta, fundadora de Sepai y Master en Dermocosmética:

«La cafeína está muy presente en las cremas anticelulíticas y también en los contornos faciales (aunque en dosis mucho más bajas que en los cosméticos corporales). Hay evidencias científicas de que penetra vía transdérmica, atravesando la placenta y pudiendo alterar el sistema nervioso del bebé. También conviene evitarla durante la lactancia»

Cosméticos con ácidos salicílico y glicólico

Existen varias cremas y productos cosméticos a base de ácido salicílico y ácido glicólico, especialmente utilizados por su poder regenerador y antibacteriano. Lo encontramos, por ejemplo, en las cremas antiarrugas, geles exfoliantes, cremas para tratar el acné y las manchas, o los geles y toallitas limpiadoras.

El ácido salicílico tópico se utiliza también para tratar la descamación provocada por la psoriasis y la caspa, y en tratamientos contra las verrugas, durezas y callos.

Pero ambos componentes forman parte de la lista de cosméticos a evitar durante el embarazo (y también en la lactancia) ya que pueden atravesar la barrera placentaria y llegar hasta el feto.

Además, algunos de estos productos, como los geles exfoliantes, son especialmente agresivos sobre las pieles normales, por lo que su aplicación durante el embarazo, periodo en el cual la piel está especialmente sensible, podría provocar daños.

Si estabas llevando a cabo alguno de estos tratamientos antes de quedarte embarazada, consulta con tu médico cómo debes proceder al respecto a partir de ahora, y qué alternativas seguras existen.

Cremas con hidroquinina

La hidroquinina es un principio activo que se utiliza como blanqueante temporal de la piel a la hora de tratar manchas, como cloasma, pecas y lentigos. Pero su uso está contraindicado durante el embarazo, según aconseja la doctora Paula Rosso:

«La hidroquinina es un despigmentante muy utilizado en casi todas las formulaciones magistrales y en cremas antimanchas. Su uso no está recomendado durante el embarazo, ya que podría llegar a atravesar la barrera placentaria»

Por su parte, en Vademecum podemos leer las siguientes recomendaciones relacionadas con la gestación, a la hora de iniciar un tratamiento con hidroquinina:

«La hidroquinoma se clasifica dentro de la categoría C de riesgo en el embarazo. No se han llevado a cabo estudios de reproducción en animales con hidroquinona tópica.

Tampoco se sabe si la hidroquinona puede causar daño fetal cuando se usa tópicamente en una mujer embarazada o si puede afectar su capacidad reproductiva. No se conoce el grado de absorción sistémica de la hidroquinona tópica.

La hidroquinona se debe usar durante el embarazo sólo cuando sea claramente necesario«

Cremas solares con filtros químicos

Algunas cremas solares contienen filtros químicos que pueden ser perjudiciales durante el embarazo (y también en la infancia), además de conllevar un mayor riesgo de alergia en pieles especialmente sensibles.

Por eso, es importante consultar siempre con el dermatólogo o adquirir estos productos en las farmacias, donde los profesionales nos informarán y aconsejarán, además, sobre el factor protector más recomendable en nuestro caso según el tipo de piel.

«A la hora de elegir un protector solar, es recomendable optar por aquellos que tengan filtros físicos y evitar los químicos que penetran en la piel y pueden contener sustancias tóxicas para el embarazo» – asegura la doctora Paula Rosso.

No olvidemos que la aplicación de cremas solares es fundamental en cualquier etapa de la vida, pero especialmente durante el embarazo y la infancia. De ahí la importancia de informarse correctamente sobre la más recomendada en cada caso, y seguir los consejos de los profesionales para prevenir incidentes ocasionados por una exposición al sol sin protección.

Parabenos

Los parabenos son un grupo de agentes químicos que figuran entre los componentes de un gran número de cosméticos, cremas y maquillajes, y sirven para mantener alejadas las bacterias y aumentar la vida del producto.

Mucho se ha hablado sobre si los parabenos pueden ser perjudiciales para la salud, y es que, según podemos leer en el portal Infosalus, varias pruebas han demostrado que algunos podrían alterar el equilibrio hormonal del organismo, además de provocar un mayor riesgo de sensibilización en determinadas pieles.

La Organicación de Consumidores (OCU) publicó un informe en 2016 sobre los parabenos en cosmética que no deberían utilizarse, y aquellos que podrían usarse con restricciones. No obstante, cada vez son más las empresas que han decidido prescindir de este componente, así como de colorantes y aceites minerales.

Cuidar la piel durante el embarazo es muy importante, pero se debe hacer con seguridad, pues algunos productos pueden atravesar la barrera placentaria. Por eso, lo más recomendable es consultar siempre con tu ginecólogo o dermatólogo antes de iniciar un tratamiento.

Fotos | iStock, Pixabay

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/estos-cosmeticos-que-deberias-evitar-estas-embarazada

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: