Triglicéridos altos en el embarazo

¿Cómo controlar el colesterol en el embarazo?

Triglicéridos altos en el embarazo

Cuando se está esperando un hijo es fundamental cuidarse muy bien. Y es que es la manera de conseguir que la gestación vaya bien, que no haya problemas de salud ni para la madre ni para el bebé y que no surjan complicaciones. Precisamente eso pasa por tener bien tanto la tensión como el colesterol.

Por ese motivo, ahora vamos a dar a conocer a continuación varias medidas que les serán útiles para cualquier mujer en estado a la hora de controlar el colesterol, que se incrementa en torno a un 40 % a partir del segundo trimestre:

Tomar menos productos con grasa saturada

Un parto prematuro, cambios complicados en la placenta e incluso preeclampsia son algunas de las nefastas consecuencias que puede traer consigo tener el colesterol en niveles no adecuados. Por ese motivo, es fundamental que la futura mamá tome una serie de medidas para evitar llegar a ese punto.

En concreto, hay que saber que una de las acciones más importantes que puede llevar a cabo es reducir la ingesta que realiza de productos que tienen grasas saturadas.

Nos estamos refiriendo a la leche entera, a las carnes muy grasas, a los quesos muy curados…Esos son alimentos que debe sustituir por otros tales como las carnes de pollo o pavo, la leche desnatada…

Nada de quesos curados

Aumentar la ingesta de frutas y verduras

De la misma manera, se recomienda también que la embarazada no dude en llevar a cabo una dieta sana, completa y equilibrada. Eso pasa, entre otras cosas, porque apueste por incrementar la cantidad de frutas y verduras que toma al día. Y es que estas son mucho más beneficiosas tanto para mantener bajo control el colesterol como incluso la tensión.

Son productos saludables y que aportan al organismo, por ejemplo, tanto fibra como vitaminas.

Más verduras en la alimentación

Nada de comida basura

Ni que decir tiene que es necesario e imprescindible que la gestante deje de lado lo que se conoce como comida basura. Y es que esta le aportará una gran cantidad de grasas y nada saludables precisamente.

De la misma manera, también debe dejar de lado lo que son los productos fritos porque aumentan de forma considerable los niveles de colesterol. Por eso, se recomienda que en lugar de freír los alimentos apueste por prepararlos de una forma más sana como pueden ser al vapor, al horno o incluso a la plancha.

Dejar de lado la comida basura

Ejercicio

Por supuesto, es fundamental saber que también se viene a aconsejar que, para controlar el colesterol, realice ejercicio dentro de lo que su avanzado estado de gestación le permite. Como mínimo, debe caminar una media hora al día. No obstante, eso no quita para que pueda llevar a cabo otro tipo de actividad física como el Pilates, el Yoga, la natación…

Hay que tener en cuenta que el deporte además le resultará beneficioso por otros muchos motivos: le permitirá tener bajo control la tensión, le ayudará a liberar el estrés, la mantendrá en forma para el parto, le hará feliz…

Otras medidas para controlar el colesterol

Además de las medidas expuestas hasta ahora, no podemos pasar por alto otra serie importante de acciones que se pueden llevar a cabo en el embarazo para controlar el colesterol. Nos estamos refiriendo a propuestas como estas:

  • Aumentar la ingesta de productos con fibra, pues esta se encarga de reducir la cantidad de azúcar y grasa que puede existir en el cuerpo.
  • Seguir todas las indicaciones que dé el médico. Y eso pasa, del mismo modo, por acudir a todas y cada una de las consultas establecidas durante el embarazo.
  • Reducir la cantidad de bollería industrial que se toma, pues lo único que aporta son grasas nada beneficiosas para el organismo.
  • De la misma manera, no hay que pasar por alto que también es esencial proceder a aportar al cuerpo lo que son grasas saludables. Nos estamos refiriendo a las que otorgan alimentos tales como el aceite de oliva, el pescado azul o incluso los frutos secos que no cuenten con sal.
  • También es necesario darle cabida en la alimentación a las legumbres, que contribuirán, por ejemplo, a aportar fibra, de igual modo.

A grandes rasgos, estas son las principales acciones que cualquier embarazada puede llevar a cabo para tener bajo control lo que es el colesterol. Todo en pro de poder llevar adelante una gestación sin complicaciones que la pongan en riesgo a ella o a su bebé.

Источник: https://okdiario.com/bebes/controlar-colesterol-embarazo-1914651

Triglicéridos altos en el embarazo

Triglicéridos altos en el embarazo

En los análisis de sangre del segundo y tercer trimestre es muy probable que los niveles de triglicéridos estén muy por encima del límite.  Esto es bastante normal y frecuente a causa de los cambios que se producen en el organismo durante la gestación, no obstante, el obstetra deberá controlar que no sean demasiados altos.

Índice

En cada trimestre de embarazo te realizarán una serie de análisis de sangre y orina para controlar que todo va bien. En estos análisis se analizan los valores sanguíneos, hormonales, la glucosa, el colesterol… y los triglicéridos.
 

¿Qué son los triglicéridos?

Los triglicéridos son un tipo de grasa presente en la sangre. Al comer, el organismo convierte todas las calorías que no vamos a usar de inmediato en triglicéridos, que se almacenan en las células grasas.

Más tarde, las hormonas liberan triglicéridos para obtener energía entre las comidas.

Pero si ingieres más calorías de las que quemas, puedes tener los triglicéridos altos (hipertrigliceridemia) y su exceso puede conducir a enfermedades de las arterias coronarias, por eso es importante tenerlos controlados.

Aunque muchas personas los confunden con el colesterol, no son lo mismo. Los triglicéridos almacenan las calorías no utilizadas y proporcionan energía al cuerpo, mientras que el colesterol se utiliza para construir células y ciertas hormonas.

Los niveles adecuados de triglicéridos tienen que estar por debajo de 150 mg/dl. Sin embargo, en los dos últimos trimestres de embarazo lo normal es que estos niveles de disparen incrementándose entre un 100 a 200%, pudiendo llegar a valores cercanos a los 300 mg/dl al final del embarazo. En la gestación tiene lugar un descenso del nivel de lípidos en las primeras semanas, seguido de un aumento progresivo, especialmente notable a partir de la semana 12 de gestación. Este incremento de las concentraciones plasmáticas de lípidos circulantes se produce de forma lineal, hasta alcanzar un pico máximo unos días antes del parto. Esta subida se debe al aumento de los niveles de estrógenos y a la resistencia a la insulina. También se ha relacionado con los niveles de prolactina.

De igual modo, aumentan los niveles de colesterol malo HDL. Esto se debe al incremento de las necesidades de calorías y grasas que tanto tu bebé como tú necesitáis para el correcto desarrollo del embarazo. Por lo tanto, no debes preocuparte porque tus triglicéridos estén por encima de 150 mg/dl en el embarazo ya que es algo normal. 

 

Consecuencias de los triglicéridos demasiado elevados

Los triglicéridos altos pueden contribuir al endurecimiento de las arterias o al engrosamiento de las paredes arteriales (arterioesclerosis), lo que aumenta el riesgo de sufrir accidente cerebrovascular, ataque cardíaco y cardiopatías. Los triglicéridos extremadamente altos también pueden causar pancreatitis (inflamación del páncreas). Los triglicéridos altos también pueden ser un signo de otras afecciones como:

– Diabetes tipo 2 o prediabetes

– Síndrome metabólico: una afección en la que la hipertensión arterial, la obesidad y la hiperglucemia se presentan juntas

– Niveles bajos de hormonas tiroideas (hipotiroidismo)

Además, durante el embarazo, los niveles demasiado elevados de triglicéridos aumentan el riesgo de padecer preeclampsia, una enfermedad que puede llegar a ser muy grave si no se detecta y trata a tiempo, causando la muerte del feto e incluso de la madre. También puede provocar al feto crecimiento intrauterino retardado o parto pretérmino, con las consecuencias que ello conlleva.

Durante un embarazo normal, el nivel de triglicéridos está en 245 mg; cuando se presenta preeclampsia leve suele estar en 308 y, en los casos de preeclampsia grave, más de 349 mg. Por eso, analizar los niveles de triglicéridos en sangre también nos puede alertar de una posible preeclampsia para evitar las complicaciones derivadas de esta.

¿Cómo reducir el nivel de los triglicéridos?

Sin embargo, si el obstetra observa que estos niveles aumentan por encima de los 300 mg/dl puede recomendarte una serie de medidas dietéticas para evitar posibles problemas que pueden derivarse de unos niveles de triglicéridos y colesterol (perfil lipídico) demasiado elevados.

– Reducir el consumo de carnes grasas y lácteos para evitar el exceso de grasa en la alimentación. Sustituir estas por grasas saludables ricas en omega 3 como las que se encuentran en los pescados azules, el aceite de oliva o el aguacate. 

– Añadir fibra a tu dieta para que la digestión se produzca correctamente y evitar la acumulación de grasas. Algunos alimentos con fibra son los cereales integrales, las legumbres, las verduras o las frutas. 

– Haz ejercicio físico adecuado regularmente. Nadar, andar, hacer pilates o cualquier otro ejercicio físico moderado con regularidad ayuda a quemar las grasas extra. 

– Controlar el peso y evitar la obesidad, ya que es un factor de riesgo del nivel alto de triglicéridos.

Y, si tienes cualquier duda, recuerda consultar a tu obstetra. 

Hipotiroidismo

Definición:

Enfermedad en la que se produce una cantidad insuficiente de hormonas tiroideas circulantes, normalmente debido a que una de las glándulas tiroides funciona por debajo de su nivel normal. Su déficit puede provocar un retraso intelectual.

Síntomas:

Si la enfermedad es leve apenas si se presentan síntomas. Éstos son más acusados cuando la enfermedad empeora y los principales son: cansancio, intolerancia al frío, somnolencia, estreñimiento, debilidad general, pérdida de pelo, aumento de peso desmesurado, aumentos del colesterol.

Tratamiento:

Consiste en la reposición de las hormonas tiroideas por media de unas sintéticas.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/trigliceridos-altos-en-el-embarazo-6038

¿Cómo afectan los triglicéridos el desarrollo normal del embarazo?

Triglicéridos altos en el embarazo

La acumulacion de grasa en la sangre recibe el nombre de triglicéridos, los cuales representan un riesgo en cualquier etapa de la vida, especialmente durante el embarazo; fase en la que también está en juego la salud de otro ser vivo.

Por ello, a las mujeres se les recomienda cuidar de su alimentación durante la gestación, ya que la falta de nutrientes limita el crecimiento y desarrollo del bebé.

Ahora bien, por el hecho que las futuras madres coman una ingente cantidad de comida, esto no quiere decir que lo ingerido sea sano y aporte lo necesario a la criatura.

Por ende, las madres deben realizarse chequeos y exámenes de sangre constantes, con el fin de conocer los valores sanguíneos, hormonales, triglicéridos y demás cifras que deben ser controladas por el bienestar del niño.

Para empezar ¿Qué son los triglicéridos?

Antes de hablar sobre cómo afectan los triglicéridos el embarazo, primero hay que dejar claro que son, pues este valor suele ser confundido con otro término.

Los triglicéridos son un tipo de grasas que son depositadas en el torrente sanguíneo. Dicha grasa, es producto de las calorías que adquirimos al comer y que el organismo no usa inmediatamente.

Por ello se recomienda con intensidad la realización de actividades físicas, ya que si consumes más calorías de las que quemas; entonces aumentas las probabilidades de sufrir una enfermedad llamada hipertrigliceridemia ( altos niveles de triglicéridos).

No obstante los triglicéridos no son del todo malos, ya que en sus niveles normales brindan energía al cuerpo. Cuando no es así, se corre el riesgo de sufrir enfermedades coronarias o de obstrucción arterial.

Diferencia con el colesterol

El colesterol es totalmente distinto y siempre es confundido con los triglicéridos. Sin embargo son muy distintos pues el primer término mencionado sirve para la construcción de células y estimula la segregación de ciertas hormonas.

Triglicéridos en el embarazo

Cuando una mujer inicia su etapa de gestación, es normal que los lípidos en sangre disminuyan considerablemente, especialmente en las primeras semanas de embarazo. Luego, los valores de los triglicéridos aumentan considerablemente.

Los niveles normales de triglicéridos deben ser menores a 150 mg/dl, pero durante los últimos dos trimestres finales de la gestación, el valor experimenta un incremento que raya en lo anormal llegando a los 300 mg/dl.

¿A qué se debe esto? El aumento es causado por el ascenso en los niveles de estrógeno y la naciente resistencia a la insulina. La alteración en los niveles de prolactina también están involucrados en este fenómeno.

En pocas palabras, las gestantes no deben entrar en pánico si los resultados de sus exámenes están algo cuesta arriba; pues forma parte de un proceso natural.

Además, recuerda que las necesidades calóricas y grasas se duplican.

Ten cuidado

Aunque ya se mencionó que es un proceso normal, hay que ser cuidadoso con los niveles de triglicéridos, ya que para evitar llegar a cifras peligrosas se requiere de una buena alimentación.

Por otra parte, cuando no se controlan estos lípidos, existe el riesgo de sufrir arteriosclerosis, accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos y desarrollar cardiopatías.

De igual forma, pueden causar pancreatitis y en algunas ocasiones, los triglicéridos elevados son un síntoma de otras enfermedades como la diabetes.

Ahora bien, el mayor riesgo de las embarazadas es la preeclampsia. Cuando no se detecta a tiempo puede causar la muerte del bebé y en el peor de los casos de la madre.

Asimismo, la preeclampsia es la responsable del crecimiento intrauterino retardado del feto, parto pretérmino y demás anormalidades en la criatura.

Cabe destacar, que la preeclampsia leve es producto de unos niveles de triglicéridos que alcanzan los 308 mg/dl. Los casos más graves se registran por los 349 mg/dl.

Consejos para reducir los triglicéridos

Ante la sospecha de los triglicéridos en niveles anormales, los obstetras intervienen inmediatamente y prescriben todo tipo de órdenes.

Lo primero es reducir el consumo de grasas y lácteos para evitar el exceso de grasas en la dieta. Asimismo, recomiendan el consumo de alimentos ricos en omega 3.

Igualmente, la gestante debe agregar fibra y realizar actividades físicas que no pongan en riesgo su salud como el pilates, nado o caminatas.

Finalmente, recuerda que los más indicados para controlar estos problemas son los obstetras, así que no dudes en consultar a un médico.

Seguir leyendo: Remedios caseros para bajar los triglicéridos de la sangre

Nueva relación entre el aborto y un mayor riesgo de diabetes tipo 2

Triglicéridos: ¿Cómo afectan al organismo?

Temas: alimentaciónbebesembarazo

Источник: https://www.tododisca.com/como-afectan-trigliceridos-embarazo/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: