Trucos de papás reales para dejar el pañal

Cuándo comenzar la retirada del pañal

Trucos de papás reales para dejar el pañal

*Podéis seguir a Alejandra en , , Instagram y en su BLOG.

Jaime tiene 2 años y nueve meses.

Es un niño que ya sabe caminar largas distancias solo y a veces incluso corre, juega durante periodos de tiempo con independencia (por fin empieza a dejar ir a su malamadre sola al baño), come de todo (o podría hacerlo si quisiera), ya se hace entender con frases cortas o palabras unidas, puede lavarse solo las manos y secárselas, ayuda a vestirse y desvestirse y un largo etcétera que nos muestran un cambio de bebé a niño más que evidente. Su independencia es cada vez mayor. Se enfada cuando no consigue algo y tiene estrategias para tratar de conseguirlo todo. Empieza a ser un niño que no necesita la supervisión constante de su malamadre y esto es algo que marca un antes y un después en su desarrollo.

Además Jaime se muestra molesto cuando tiene el pañal sucio y tiene interés y curiosidad cuando sus padres van al baño.

Por lo tanto, ¿qué es lo que nos está mostrando Jaime? 

Pues sí malasmadres, Jaime podría ser cualquiera de vuestros buenoshijos de dos o tres años y lo que está mostrando son signos de madurez y autonomía personal.

¡Despertemos! Ya no tenemos un bebé con nosotros. Será aún muy dependiente en muchos aspectos, pero ya hay muchas cosas que puede hacer solo (¡no desaprovechemos la ocasión!) y necesita sentir que puede y está acompañado en este cambio evolutivo.

Así que es en este momento donde podemos empezar a plantearnos la retirada del pañal.

Mucha gente suele esperar al verano, ya que es una época donde el buenhijo va con menos ropa y si hay escapes (que casi seguro que los habrá), no es tan molesto como en invierno con el frío. Aquí cada uno tiene que decidir cuál es el momento idóneo para su hijo o hija, ya que este hito es meditativo, y no depende de nada más que de la madurez del niño o la niña.

El hecho de poder controlar o no los esfiínteres, es una cuestión de madurez muscular, neurológica y emocional. No consiste en un entrenamiento para alcanzar un aprendizaje, sino en una cuestión madurativa.

Signos que muestran cuándo empezar con la operación pañal

Cada niño o niña tiene su momento adecuado para dejar el pañal y sobre todo, debemos ser flexibles e invertir el tiempo necesario para acompañar su proceso:

  • La primera señal que veremos en el buenhijo o la buenahija, es que tiene curiosidad por ver lo que hacen sus padres al entrar al baño. Debemos permitir que nos acompañen y observen, favoreciendo así su curiosidad y la imitación. Quieren copiar a su malamadre o a su buenpadre porque son sus ejemplos y referentes a seguir. De este modo, cuando nuestro hijo o hija se acerque a ver qué hacemos en el baño, veremos cómo trata de bajarse el pantalón, de mirar qué hay dentro del WC, de curiosear un poco todo lo que rodea a este aprendizaje y debemos permitirlo. Hablar de cacas y pises debe ser algo natural.
  • Observaremos cómo nuestra hija o hijo comienza a sentirse interesado por sentarse en el váter o quitarse el pañal. Para ello nos haremos con un orinal básico, sin sonidos ni luces, ya que a veces acaban asustando a los niños en lugar del efecto contrario. También hay reductores para el WC del adulto, pero para empezar mejor emplear el orinal, ya que es más accesible para ellos solitos y favorece una postura adecuada para ir al baño, con las piernas apoyadas y las rodillas por encima de la cintura.
  • La tercera señal es ver si tiene unos horarios más o menos fijos de hacer caca y pis, ya que suele tener el pañal más mojado a ciertas horas. Esto nos va a ayudar mucho a la hora de acompañarle en el proceso.
  • Una buena señal es que verbalice si se ha hecho caca, si se siente manchado o tiene ganas de hacerlo. Esto evidencia su interés por el tema.
  • Es el niño o la niña quien decide el momento exacto para empezar con el proceso, queriendo por ejemplo llevar braga-pañal, mostrándose receptivo y contento con el proceso o proponiéndolo. No debe ser forzado ni obligado a ello en ningún caso.

Tras ver estos signos podemos comenzar nuestro proceso para acompañar la retirada del pañal: 

  1. Este proceso dura mucho tiempo, y es normal y natural que existan escapes y haya idas y venidas.
  2. Nuestro papel como adultos es acompañar y dejar al niño o la niña que fluya según su madurez.
  3. No se puede forzar ni presionar para adquirir este hito del desarrollo, ya que no depende de un entrenamiento ni una educación, sino de la madurez del aparato urinario y del desarrollo cerebral.

Por dónde empezar

Debemos respetar el ritmo de cada uno, ya que habrá quien de un día para otro no quiera el pañal, y quien avance algunos días y otros coja impulso de nuevo para poder seguir avanzando.

Muchos niños y niñas empiezan por la caca, ya que les molesta más llevar el pañal sucio y suelen hacerla casi siempre a la misma hora.

Lo mejor es comprar pañales tipo braga, que se pueden subir y bajar fácilmente por ellos mismos, y así favorecemos su autonomía personal.

Podemos acompañarles al baño e invitarles a que se sienten en el orinal en las horas que habitualmente hacen caca o al despertarnos por la mañana y antes de acostarnos, o en el horario que nosotros creamos más adecuado, pero siempre a través de la motivación y la invitación. Si no quiere o rechaza la idea, no mostraremos enfado, ni chantajes, ni frustración. Se trata de animar y motivar al proceso natural que él o ella ha querido comenzar.

Según vayamos viendo avances, podemos proponerle comprar juntos braguitas o calzoncillos que le gusten, para que los cambie por los pañales, si así lo desea.

Se trata de llevar a cabo un proceso de cambio en el que el niño o la niña es protagonista, y sus necesidades son las que se tienen en cuenta en todo momento, sin mostrar presión, condicionantes o enfado ante la ausencia de logros.

Siempre que lo necesitemos, podremos volver hacia atrás e incluso volver a poner el pañal si lo necesita o así lo desea, ya que buscamos la comodidad del pequeño, que se sienta cómodo y a gusto dentro de este cambio tan grande.

Si vemos que tiene mucho interés, cuando veamos señales de inquietud, movimientos o que se toca cerca del pañal, podemos recordarle que si quiere podemos acompañarle al baño para ir al orinal, o si necesita puede pedirnos ir al baño cuando quiera.

A veces llegará a tiempo, otras se hará pis mientras juega, y otras avisará una vez lo haya hecho, y nuestra actitud siempre debe ser la misma, acompañamiento y mostrarnos presentes y cercanos en el proceso, sin juicio ni presión.

Sé que puede resultar complejo, y que supondrá un esfuerzo para todos, ya que habrá que limpiar mucho, o salir con el orinal si vamos a comer por ahí, o ir cargados de ropa de cambio, pero si acompañamos el proceso de una forma natural y respetuosa, esperando a las señales del niño o la niña y el momento adecuado, en pocas semanas nuestra hija o nuestro hijo habrá dejado el pañal de una manera feliz y segura, sintiéndose autónomo, capaz y orgulloso de sí mismo.

Debemos tener en cuenta que también puede haber días mejores y peores, y que se trata sobre todo de conocer las necesidades y las emociones del niño y la niña, sin presión.

Las frases del estilo “el pañal es de bebés”, “los mayores no se hacen pis encima” o “vaya cochino que te has hecho caca”, no ayudan a motivar a los niños y a las niñas en su proceso. Debemos evitar el juicio, es decir, no emplear ni el castigo ni el premio. Solo acompañar y mostrarnos disponibles.

El pañal de la noche y de las siestas suele ir retirándose más adelante.

Una vez alcanzada la madurez para controlar esfinteres diurnos, poco a poco iremos viendo que durante las siestas se despierta con el pañal seco, y será ahí cuando podamos ofrecerle quitarlo. Y lo mismo sucede con el pañal nocturno. Aunque éste es normal que se mantenga mucho más tiempo, incluso algún año más.

Lo mejor es mostrar mucha empatía y amor, como en toda etapa e hito del desarrollo.

¿Y si en el cole no le dejan ir con pañal en septiembre?

Yo siempre propongo lo mismo: buscar profesionales más empáticos, centros educativos que se centren en las necesidades reales de los niños y las niñas de 2 y 3 años y sobre todo tener en cuenta que no nos pueden obligar a ello ya que no viene recogido en ninguna Ley de educación.

  • Podéis encontrar mucha información al respecto AQUÍ.

¿Y tú malamadre cómo llevaste la retirada del pañal de tu buenhijo?, ¿en qué fase te encuentras ahora mismo?, ¿qué complicaciones encuentras en el proceso?

Источник: https://clubdemalasmadres.com/cuando-retirada-panal/

¿Cómo dejar el pañal? Técnica efectiva para conseguirlo en 12 pasos

Trucos de papás reales para dejar el pañal

¿Cómo dejar el pañal? ¿Cómo saber si mi hijo está listo? ¿En invierno o en verano? Son preguntas que se plantean todos los padres en algún momento. Se dice que el verano es la mejor época para dejar los pañales.

Hace calor, los niños pueden llevar menos ropa y en caso de posibles «escapes» no cogerán un catarro. Pero… ¿cómo quitar el pañal sin cometer errores? Si no sabes por dónde empezar, sigue leyendo.

¡Verás que acostumbrar al niño a ir al baño para hacer pipí es mucho más fácil de lo que crees!

Dejar el pañal es un momento importante para cualquier niño. Por otro lado, es un proceso en el que los padres juegan un papel fundamental. Son ellos quienes tienen que enseñar al niño a ir al baño solito. Se trata de un paso decisivo en la autonomía del bebé, el más importante después de comenzar a andar. 

Para los padres puede suponer una auténtica liberación. Cambiamos cerca de 6 pañales al día, o lo que es lo mismo, la friolera de dos mil pañales al año. Por lo tanto, no es de extrañar que para mamá y papá sea todo un alivio conseguir que su hijo vaya al baño sin ayuda.

Sin embargo, quitar el pañal no debe ser un objetivo con cuenta atrás.

No somos partidarios de trucos para dejar el pañal en 10 días ni de métodos que prometen resultados milagrosos en tiempo récord.

Dicho esto, es importante olvidarse de reflexiones como «el hijo de mi amiga no lleva pañal desde los 18 meses, ¿por qué mi hijo no quiere dejar el pañal con 2 años y medio?».

Si ves el proceso de esta manera, evitarás sentir cierta ansiedad. Evidentemente, hay una edad promedio para dejar los pañales. Saber qué hacer en cada momento te ayudará a que tu hijo se acostumbre a ir al baño de forma natural.

Lo primero que necesitas para saber cómo dejar los pañales es organización. Cuando los padres estén decididos a enseñar al niño a ir al baño solito, es importante contar con:

Una vez que tengas todo en casa, puedes comenzar. Te ofrecemos las claves que te permitirán ayudar a tu hijo a dejar el pañal con éxito.

Podrás encontrar a continuación la guía más completa para que tu hijo aprenda a ir al baño y quitar para siempre los pañales. Mientras tanto, ¿buscas una profesional del cuidado infantil para echarte una mano con los niños? Regístrate sin compromiso en Sitly. ¡Tanto el registro como el acceso a todos los perfiles disponibles en tu zona es gratuito!

2. Cómo saber si mi hijo está listo para dejar el pañal

Cuándo quitar el pañal no es fácil de determinar. No todos los niños están listos para dejar los pañales en la misma etapa. Para entender cuál es el mejor momento, observa a tu hijo. ¿Empieza a decir «caca» o «pis» mientras lo hace o incluso un poco antes de hacerlo? ¿Muestra interés por los pañales tipo calzoncillo que has comprado para hacer la transición?

También debes tener en cuenta que no todos los niños muestran señales claras. Si es así, intenta probar ciertas cosas pero no te precipites. Siempre es mejor esperar a quitar el pañal si no lo terminas de ver claro.  

El hecho es que no hay una edad exacta para dejar los pañales. Tampoco un plazo de tiempo estimado para que el niño consiga este proceso. Algunos niños están ya preparados y lo logran en sólo unos días, pero otros pueden tardar meses. Cuándo quitar el pañal no debe convertirse nunca en una competición para hacerlo lo antes posible. 

3. Cuál es la mejor edad para dejar el pañal

Aunque esta es una pregunta frecuente entre los padres, no es la más apropiada. La cuestión debería ser, ¿cuál es la mejor época del año para quitar los pañales? Ya lo avanzamos al principio de nuestro artículo.

El verano es la mejor estación para dejar el pañal. Los niños llevan menos ropa y es más fácil cambiarles en cualquier sitio sin que cojan frío. En general, estarás más preparado para afrontar pequeñas «emergencias».

¡También habrá menos prendas que lavar en caso de posibles escapes!

Por otro lado, el niño experimentará el placer de sentirse fresco: sin el pañal, en el baño, en la piscina o en la playa. Eso también le ayudará. 

Pero sin lugar a dudas la edad promedio para dejar los pañales es siempre la que más os convenga a la familia. De poco valdrá que te marques un límite específico de edad para quitar el pañal si no puedes estar disponible para ayudar a tu hijo en el proceso. Es conveniente que el padre o la madre puedan estar con el niño durante las semanas de transición para dejar los pañales. 

En el caso de que cuentes con una niñera en casa, es importante que te comuniques con la cuidadora infantil y ésta forme parte de todo el proceso.

4. Evita periodos de grandes cambios para dejar los pañales 

Los padres deben evitar comenzar con «la operación pañal» en periodos en los que la familia pueda estar especialmente ocupada. Es decir, si tenéis previsto un viaje o una mudanza es mejor posponer este proceso. Enseñarle a dejar los pañales siempre debe llevarse a cabo en el domicilio familiar, donde el niño pueda establecer unas rutinas. 

Tampoco es conveniente elegir una etapa en la que tu hijo deba afrontar grandes cambios. Os ponemos algunos ejemplos de situaciones a evitar: cambiar de niñera, adaptarse a la guardería, la llegada de un nuevo hermanito o métodos para quitar el chupete al mismo tiempo. 

Por otro lado, nunca debéis sentiros presionados por familiares o amigos. Si no es el momento adecuado para que el niño deje el pañal, es conveniente explicar a los demás por qué el pequeño no está preparado todavía. 

5. Establece una rutina

Debes llevar al bebé al baño cada mañana, nada más despertarse. También después de cada comida en la que ingiera líquidos: desayuno, comida y cena. Y por supuesto, nunca te olvides de enseñar a tu hijo a ir al baño antes de salir de casa. Otro consejo es llevarle al baño cada 3 o 4 horas a lo largo del día. 

Al principio, ponle en el orinal cuando todavía no hayáis pasado por el proceso de dejar los pañales. Le ayudará a acostumbrarse poco a poco. Puede ocurrir que haga caca o pis en el pañal, pero siempre y cuando esté sentado en el orinal. Una vez que veas que controla sus esfínteres y que hace pis al sentarse sobre el orinal, es el momento de quitar el pañal. 

En cualquier caso, NUNCA fuerces a tu hijo. Tampoco le regañes si no consigue lo que esperas. Es un proceso que lleva tiempo y hay que tener paciencia. El apoyo de los padres es fundamental en todo este proceso. 

6. Muéstrale a tu hijo cómo se hace

Aunque pueda parecer extraño, en esta fase es importante que los padres no cierren la puerta del baño cuando hagan pis.

¿Qué mejor manera de enseñar al niño a hacer pis que una demostración práctica? A medida que entres en el baño explícale con voz pausada qué es lo que vas haciendo.

Muestra cómo te bajas los pantalones, te sientas en el inodoro, haces pis, tiras de la cadena y terminas lavándote las manos. 

7. Enséñale la conexión

Muestra a tu hijo la conexión entre lo que hay en el pañal y el inodoro. También sabemos que puede resultar raro, pero el niño necesita saber qué conexión hay entre una cosa y la otra. Vacía el pañal en el water y deja que sea él quien tire de la cadena, diciendo adiós a la caca con alegría. 

8. Fomenta el hábito

Procura que tu hijo aguante poco a poco el mayor tiempo posible sin pañal. Ayúdale a sentirse sequito e ir al baño cada cierto tiempo (aunque no te lo pida). Evidentemente, tendrás que estar preparado para limpiar posibles escapes. Esto es algo con lo que debes contar. 

Si ves que al sentarle en el orinal no hace pis, toma por costumbre esperar. Incluso abrir el grifo del agua para que el ruido le estimule. Ten paciencia. Le puedes ofrecer un cuento mientras está sentado en el orinal o estimularle con juegos para niños de preescolar en casa o juegos para niños de primaria en casa. Todo ello sin levantarse en ningún momento. 

Cuando finalmente logre hacer pis o caca, no dudes en celebrarlo por todo lo alto. Intenta además darle una pequeña recompensa. Si compras pegatinas con forma de estrella, podéis ir completando un calendario con un premio al final de la semana. Será la motivación perfecta para que tu pequeño aprenda a dejar el pañal. 

9. Pasa a los pañales tipo calzoncillo o braguita

Los pañales tipo calzoncillo o braguita son perfectos para que el niño vaya adquiriendo autonomía. De esta forma, tu hijo podrá bajarse y subirse solito su ropa interior para ir al baño. Ponles un nombre motivador, como por ejemplo «pañal de niños grandes». Pero sobre todo anima a tu hijo a mantener su pañal de niños grandes sequito. 

Si durante un par de semanas ves que todo va bien, puedes sustituir este tipo de pañales por los calzoncillos o braguitas de algodón. Para el niño será todo un acontecimiento empezar a llevar ropa interior de «mayores».

10. Gestiona los «escapes» correctamente

Si el niño se hace pis encima o hay un pequeño escape, no hagas de ello una tragedia. Sobre todo evita hacerle reproches o regañar a tu hijo.

De ser así, se produciría una reacción negativa que haría que el proceso de quitar los pañales fuera más estresante para todos y empleara más tiempo del habitual.

 Mantén la calma y sonríe positivamente ante las situaciones imprevistas: ¡no hay problema, será mejor la próxima vez!

Por otro lado, asegúrate de que no haya otros problemas en el niño como ansiedad por separación nocturna en bebés, incomodidad o incluso tendencia al estreñimiento.

11. Cómo dejar el pañal de noche

Si ve que tu bebé ya consigue estar sequito durante todo el día, es el momento de empezar a probar quitar el pañal durante las siestas. Para ello, coloca una funda impermeable sobre el colchón y acostumbra al niño a ir al baño antes de meterse en la cama. Prepárate para que haya posibles escapes, es el proceso natural para conseguir dormir sin pañal. 

Una vez que el niño haya sido capaz de dejar el pañal durante la siesta, es hora de probar durante las noches. Es conveniente que el niño tenga una pequeña luz en la habitación para poder ir al baño a hacer pis en medio de la noche si es necesario. También es buena idea dejarle un orinal junto a la cama. Sobre todo recuerda que no debe beber mucho líquido durante la cena.

Te advertimos que conseguir dejar el pañal por la noche es un proceso largo, que puede llevar incluso varios meses. En algunos casos, los niños pueden tardar años y tener escapes en edad escolar. 

12. Recompensa sus logros

Enseñar al niño a ir al baño es un proceso que requiere de tiempo y de paciencia. Cuando el pequeño vaya consiguiendo sus objetivos, acostúmbrate a premiarle y darle la enhorabuena.

Sé cariñoso, dale besos, aplausos y toda la calidez que seas capaz de transmitirle. Si puedes acompañar todo esto de pegatinas en forma de medalla o de estrella, el niño irá adquiriendo seguridad en sus logros.

Ante todo evita los caramelos o chucherías poco saludables. 

¿Te ha resultado útil este artículo para saber cómo quitar el pañal? Si es así, compártelo con otros padres a los que les pueda resultar útil. ¿Cómo ha sido vuestra experiencia en todo este proceso? Podéis contarnos todo a través de nuestra sección de comentarios, ¡gracias por seguirnos!

Источник: https://www.sitly.es/blog/como-dejar-el-panal/

Trucos de papás reales para dejar el pañal

Trucos de papás reales para dejar el pañal

Abandonar el uso de pañales es un hito en el desarrollo de la autonomía de tu hijo. El momento de hacerlo dependerá del nivel madurativo del niño, tanto psicológico como fisiológico. Hay algunos que antes de los 18 meses ya van al baño solos y otros, con tres años aún no los han dejado.

Indice

¿Cuándo el bebé está listo para dejar el pañal?

No te preocupes si tu hijo es de los que retrasan la ocasión; hasta la fecha no se conoce a ningún chico que haya asistido al instituto con pañales.

El día llegará tarde o temprano, y es que ante todo no debemos olvidar que quien tiene que dejar los pañales es el niño y no el adulto. Por lo tanto, el que debe estar preparado es él.

Para saberlo, estate alerta a las siguientes señales; te indicarán que tu hijo está listo para intentar dejar los pañales.

– Puede caminar solo.

– Su pañal está seco por lo menos durante 2 horas.

– Te avisa de que tiene el pañal mojado.

– Muestra interés por las prácticas higiénicas de los adultos. Te acompaña al baño y quiere saber cómo se orina.

– Puedes predecir cuándo quiere ir al baño, porque ya lo hace con mayor regularidad.

– Tiene capacidad de jugar solo durante al menos 5 minutos.

– Puede subirse y bajarse los pantalones fácilmente. Si necesita ayuda para bajarse los pantalones es que aún no está preparado. Pónselo fácil con prendas que no requieran mucha destreza a la hora de desabrocharse, como cinturillas elásticas, libres de cremalleras y botones.

– Tiene la capacidad de esperar su turno y es tolerante.

– Manifiesta sus ganas de hacer pis, cruzando las piernas, tocándose, agarrándose el pañal, dando saltitos, escondiéndose, agachándose, etc.

– Avisa cuando ya se lo hizo.

Cuando el niño esté preparado para dejar los pañales, es aconsejable no volver atrás. La decisión debe ser definitiva.

El entrenamiento del bebé para controlar los esfínteres

Si crees que ya está listo entonces es el momento de comenzar con el “entrenamiento”. La experiencia de otros padres tal vez te ayude en esta “hazaña”. Echa un vistazo a sus trucos y consejos particulares:

– Para quitar el pañal el niño se tiene que sentir seguro en el baño, por eso aparte del reductor que evita que se pueda caer dentro, también le pongo un escalón para que se pueda apoyar y no pierda el equilibrio.

Si se lo hace encima no le riño, le cambio y ya está, en cambio cuando lo hace en el baño hacemos una gran fiesta, le beso y le abrazo.

No es conveniente una vez que has empezado volver a ponérselo, ¡hay que armarse de paciencia y seguir! Isabel, San Sebastián.

– Yo utilizo medidas preventivas, simplemente llevo a mi hija al baño cada dos horas, no importa dónde nos encontremos en ese momento. Incluso si estamos en la playa trato de localizar un servicio. Mar, Madrid.

– Enseñar a mi hijo a hacer pis de pie me costaba un poco, así que me inventé un juego. Cuando tenía que ir al baño echaba tres o cuatro cereales al w.c.

Escogí unos con forma de animales y el juego consistía en atinar a los cerales al hacer pis. También se pueden utilizar hielos de colores, que pueden hacerse con colorante alimenticio.

Mi hijo se reía muchísimo y ¡conseguí mi objetivo! Paula, Huesca.

– Al intentar quitarle el pañal a mi niño de 2 años me daba miedo que estropeara con sus escapes el sofá, así que se me ocurrió cubrir las tres plazas de los asientos con una funda protectora de colchón, de esas que son impermeables por debajo y con rizo por arriba. Y para los sofás individuales van muy bien las fundas impermeables del colchón de cuna que ya no utilizo. María José, Murcia.

– Nada como ponerles ropa interior divertida. Los calzoncillos de Pocoyó fueron un gran aliciente para que mi hijo aprendiera a ir solo al baño. Vero, León.

– Para que mi niña hiciera pis en el orinal, tuve que recompensarla cada vez que lo hacía bien. Compré en un ‘Todo a cien’ varios juguetitos y los metí en una bolsa. Cada vez que lo hacía en el baño, tenía premio: metía la mano en la bolsa para sacar un regalito sorpresa. Vanessa, Madrid.

– Tengo dos hijas. La pequeña un día se dio cuenta de que su hermana ya no usaba pañales y quiso imitarla. Aunque aún no me había planteado quitárselos ella hizo todo el trabajo. La influencia que los niños pueden ejercer sobre otros es impresionante. Geles, Gijón.

– Yo había oído miles de trucos para lograr quitarles el pañal a los niños. Que si regalos, que si premios, que si orinales especiales… A mí no me hizo falta nada de todo eso. Sencillamente le aplaudía y le decía que estaba orgulloso cuando lo conseguía. Si se le escapaba alguna vez, lo ignoraba sin darle importancia. En dos semanas dejé de comprar pañales. Gerardo, Madrid.

– En el cuarto de baño pusimos una especie de hucha, hecha con un bote de plástico transparente que decoramos con rotuladores permanentes de colores.

Cada vez que nuestro hijo conseguía ir al baño por sí mismo, metíamos una moneda de 10 céntimos. A Pablo le encantaba ver cómo las monedas iban llenando la hucha.

Cuando lo llenamos gastamos el dinero en varios tickets para los caballitos del parque. Silvia, Madrid.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/meses-del-bebe/trucos-de-papas-reales-para-dejar-el-panal-1540

Ayúdame a hacerlo por mí mismo: Dejar el pañal de NOCHE

Trucos de papás reales para dejar el pañal

Publicado en 27 noviembre, 2016 | por leelima

EDAD: 0+

Hace un tiempo publicamos un post que ha sido uno de los más visitados en los 4 años que tenemos de Blog, pero quería cerrar el ciclo con la retirada del pañal nocturno, ya que esto es otro enfoque… por ello decidí entrevistar, investigar y además de basarme en nuestra experiencia en casa… ya lo tengo todo aquí, te anticipo que es un post largo porque plantea varios puntos de vistas, así que te recomiendo tomarte tu tiempo y si quieres acompañarlo con un café! Comenzamos!!!

Como te comenté en el post Ayúdame a hacerlo por mí mismo: Dejar el pañal (de día) Lunita lo dejó casi sola, fue un proceso muy respetuoso, sobre todo eso un proceso bonito y no traumático.

Una realización para ella y para mí como madre, ya que por desconocimiento previo con Mar, la retirada fue muy de sopetón y poco respetuoso para ser sincera.

Ahora bien tuve la suerte de que ambas dejaran el pañal de noche al poco tiempo que dejaron el de día… peeeeero con Lunita tuvimos una recaída casi 8 meses después de haberlo dejado, 8 meses con sus noches secas hasta que volvió a mojar la cama, una recaída que llegó para quedarse un tiempo, así que la investigación para este post me sirvió personalmente. Por ello lo escribo con tanto mimo, porque me veo reflejada en ti que estás leyendo ahora estas líneas.

Vuelvo a retomar la frase del primer post: NO SE ENSEÑA AL NIÑO A DEJAR EL PAÑAL, el niño te enseña cuándo está listo para dejarlo.

La Actitud de los padres, madres y acompañantes

Lo primero que digo siempre para todos los procesos del desarrollo evolutivo de los niños y las niñas es CALMA, eso es lo primero, la base, bajo la calma podemos actuar, pensar, acompañar en los procesos, dejando de lado nuestro ser y nuestras preocupaciones de adulto que solemos transmitir a nuestros hijos por ese ‘cordón umbilical invisible’ que tenemos con ellos, ellos que lo perciben y lo reciben todo, sobre todos los más pequeños. Bien, partimos desde la CALMA.

Ahora que estamos calmados

Источник: https://babytribu.com/ayudame-hacerlo-dejar-panal-noche/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: