Turismo con niños en Burgos

Conoce algunos planes para viajar con niños en Burgos

Turismo con niños en Burgos

Recientemente viajamos a la provincia de Burgos con la iniciativa #9bloggers1destino en un apretado fin de semana en el que descubrimos actividades de lo más interesantes para realizar con niños y mayores.

Algunos de estos planes los hemos vivido en persona, y nos han encantado, otros en cambio nos los han recomendado la gente local.

Aquí tienes 10 planes para viajar con niños en la provincia de Burgos ¡Merecen la pena! 

1. El pueblo castellano de Félix Yáñez, ‘Territorio Art-Lanza’

Como el artista burgalés Félix Yáñez afirma “este pueblo es la escultura más grande de Europa” y es que así lo concibió cuando poco después de establecer su taller y sala de exposiciones a las afueras de la localidad de Quintanilla del Agua (ver cómo llegar), recreó la primera plaza castellana con materiales reciclados. La iniciativa tuvo tanto éxito que continuó ampliando el conjunto con estrechas calles, plazas y espacios que recrean la vida en otros tiempos de los pueblos castellanos.

A este pueblo no le falta de nada, tiene escuela, barbería, botica, panadería, bodega, ermita… Hasta una plaza en la que se escenifican obras de teatro durante los meses de verano.

La entrada cuesta 3 euros y es el propio artista el que se encarga de mostrar su obra a las visitas.

Para los peques también hay actividades, que además de disfrutar en esta original recreación de pueblo castellano, también pueden aprender a crear pequeñas esculturas con sus propias manitas. 

Encuentra más información aquí.

Conoce nuestra experiencia en este enlace.

2. Minas de Manganeso en Puras de Villafranca 

La empresa beloaventura es la responsable de dinamizar la zona con propuestas tan curiosas como la visita al complejo minero de Puras de Villafranca.

Su guía, de lo más animado, comienza mostrando la brecha natural que se abrió en la montaña hace miles de años y el lavadero de la mina que aún se conserva.

Es muy divertida la demostración que hace el guía con el manganeso, que tan pronto lo convierte en gas o en fuego, como en espuma. Los niños se lo pasan bomba. 

Dentro en la mina se recrea cómo era el duro trabajo de los mineros en el siglo XIX. Sin luz, con humedades y respirando el humo y el polvo asfixiante de los explosivos al romper la roca, durante sus largas jornadas de trabajo.Hay un momento en el que se apagan las luces, para que el grupo se ponga en la piel de aquellos mineros.

Si vais con niños, no os preocupéis ya que no es peligroso. Ellos también disfrutan con las pequeñas bromas y juegos que el guía les plantea. El precio de la visita son 5 euros. También ofrecen un pack de todo un día que incluye la visita a la mina + ruta de senderismo, cuyo precio es a consultar a través de su página web.

Conoce nuestra experiencia en este enlace.

3. “Espeleología para Todos” en Puras de VillaFranca

En esta misma localidad burgalesa se encuentra el complejo cárstico más grande de Europa.

En principio, esta actividad es sólo para adultos y niños que cuenten con cierta edad, ya que el acceso es bastante angosto (unos seis metros en los que hay que acceder tumbados por un estrecho túnel).

Una vez que estás dentro, es impresionante. Una de esas aventuras que todo el mundo debería hacer una vez en la vida. Nosotros disfrutamos a lo grande!

Si quieres realizar esta visita, la empresa  Veloaventura te ofrece todo el equipamiento (trajes, arneses, cascos y linternas) y guías profesionales para que vivas esta aventura sin riesgos. 

4. Museo Internacional de la Radiotransmisión de Belorado y trinchera de la I Guerra Mundial

Viajamos ahora hacia el norte de Burgos, en la comarca conocida como “la Rioja burgalesa”.

En la localidad de Belorado encontramos el Museo Internacional de la Radiotransmisión, ubicado en un antiguo silo que ha sido rehabilitado como espacio expositivo y donde se muestra la fascinante colección de radios y otros elementos tecnológicos que hicieron Historia en las dos Guerras Mundiales, propiedad de Inocencio Bocanegra.

Si ya de por sí es sorprendente encontrarse con esta colección en Belorado, pasear por una recreación de una trinchera de la I Gerra Mundial se convierte en algo verdaderamente increíble e inolvidable. Allí se reproduce, junto al museo, una auténtica trinchera, con sus literas, su comedor, sus literas, sus líneas defensivas…

En el mes de diciembre, un grupo de recreacionistas llevan a cabo su propio “living History”, viviendo durante días como lo hicieron los militares durante la contienda. 

5. Minas de Hierro en Olmos de Atapuerca

También para disfrutar con peques, en Olmos de Atapuerca encontramos estas minas de hierro que fueron abandonadas a mediados del siglo XX, de tal forma que es una de las pocas que aún conserva sus raíles, vagones y barrenas originales.

El recorrido muestra cómo se extraía el hierro de la mina que después era transportado a los altos hornos del País Vasco.

En una cavidad horadada por los propios mineros se han dispuesto varios paneles con información sobre la minería en Burgos y los minerales que se han extraído en la provincia desde tiempos inmemorables.

Lo que más nos gustó de esta actividad, y que a los niños también les encanta, es llevar de la mano un candil para alumbrarse mientras se desciende a la mina, como lo hacían los antiguos mineros antes de la aparición de la luz. Encuentra toda la información sobre la visita en la web de Mina Esperanza. 

6. Safari 4×4 en el Paleolítico Vivo 

En Salguero de Juarros, a apenas 9 kilómetros de los Yacimientos de Atapuerca, se encuentra este parque del pleistoceno con animales vivos de Europa descendientes de los antiguos animales que allí habitaban hace 10.000 años en un entorno con una riqueza natural extraordinaria.En la visita, a través de un safari en 4×4, podrás ver uros, bisontes y tarpanes europeos viviendo en libertad. 

Una propuesta innovadora de Paleolítico Vivo (pincha aquí para ver toda la información) en la que, niños y mayores podréis: Aprender a hacer fuego como las tribus ancestrales africanas; Cazar con armas primitivas; Pintar bisontes en los abrigos rocosos y tallar el sílex como los neandertales. 

7. Los Yacimientos de la Sierra de Atapuerca

No podíamos hacer este artículo sin mencionar los Yacimientos de Atapuerca,  que desde 1998 viene mostrándose al público, en especial a los niños, que disfrutan de una amena y didáctica visita acompañados de los guías expertos. Suponen un enclave excepcional para el estudio de la evolución humana, tal y como reconoció la UNESCO, con la declaración de Patrimonio de la Humanidad el 30 de noviembre del año 2000.

El complejo incluye la visita a tres espacios: Los yacimientos de la sierra de Atapuerca, el Centro de Acceso a los yacimientos (CAYAC) y el Centro de Arqueología Experimental (CAREX). Toda la información la encontrarás aquí.

8. Museo del Petróleo en Sargentes de La Lora

La existencia del campo petrolífero en Sargentes de la Lora dio lugar a la  creación de un Museo del Petróleo en la localidad de Sargentes de La Lora, donde se da a conocer los 50 años de historia de extracción petrolífera, además de trasmitir a los visitantes todo lo relacionado con el petróleo, su geología, industria y derivados.

 

9. Museo de los Dinosaurios en Salas de los Infantes

La comarca de Salas de los Infantes es conocida por la gran cantidad de fósiles que atesora, de hecho fue aquí donde se realizó la primera excavación de dinosaurios en Castilla y León.

 La colección del Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes es una de las más completas de España.

La visita de gran valor didáctico está llena deilustraciones, maquetas y reconstrucciones, llamativos e ilustrativos paneles, así como audiovisuales y medios informáticos.

10. El Árbol Fósil de Hacinas

Los primeros restos de árboles fósiles de Hacinas aparecieron en los años cuarenta del s. XX, enterrados y rodeados de material fluvial.

El primer árbol fósil se trasladó a la localidad en el año 1976 y quedó expuesto al público.

Más tarde se trasladaron otros restos y, en la actualidad, se exponen en Hacinas tres árboles fósiles (y otros en manos de particulares, que adornan entradas y portales).

El Centro del Árbol Fósil de Hacinas está ubicado en la antigua “Casa del Cura” y presidido en el exterior, por el árbol fósil nº1.

 Una vez en el interior, encontraréis a la derecha un espacio infantil con un panel central con la imagen de PODOCARPIN, mascota del centro, y la historia del árbol fósil contada a modo de cómic.

 En una pantalla de plasma, un documento audiovisual ilustra a los visitantes del hallazgo, estudio, registro e importancia de los árboles fósiles encontrados en la zona. Junto a la pantalla de plasma, un panel explica el traslado de los árboles al pueblo.

Esperamos que te gusten estos planazos para peques por Burgos ¿Has visitado ya alguno de ellos? ¡Cuéntanoslo!

Источник: https://destinocastillayleon.es/index/viajar-con-ninos-en-burgos/

GUÍA: Burgos con niños en un fin de semana

Turismo con niños en Burgos

Burgos llevaba en nuestra lista de deseos viajeros desde hacía tiempo y finalmente nos escapamos un fin de semana a conocer esta provincia con la excusa de visitar a nuestros amigos de Viajando entre rascacielos que viven allí. Como no podía ser de otra manera, el fin de semana fue muy divertido y un no parar. Visitamos en familia la ciudad de Burgos, el Territorio Artlanza, Covarrubias y el Monasterio de Silos.

Ruta

La ruta que hicimos fue siguiendo el consejo de nuestros guías particulares, que se conocen bien Burgos. Así es como quedó.

Día 0

Al salir del trabajo, el viernes por la tarde, pusimos rumbo a Burgos, donde llegamos para cenar y dormir.

Día 1

Día dedicado a visitar la ciudad de Burgos de la mano de nuestros amigos. Dejamos el coche aparcado cerca del Museo de la Evolución, porque en esa zona se puede aparcar de manera gratuita.

Y desde allí nos dirigimos andando hasta la Catedral de Santa María La Mayor, su icono más importante, y que es realmente impresionante.

Pero antes pasamos por el puente de San Pablo, al final del cual está el Cid Campeador, el vecino más ilustre de Burgos; por el Teatro Principal y por el Paseo del Espolón, que nos pareció un lugar muy agradable donde pasar el rato cuando hace bueno.

La catedral es de estilo gótico francés, y recuerda ligeramente a la Catedral de Nôtre Dame de París. Lo mejor de la catedral es, sin duda, la capilla de los Condestables. La visita se hace mediante audioguía que está incluida en el precio de la entrada. Los menores de 7 años entran gratis.

Luego montamos en un trenecito turístico para recorrer el casco viejo, un buen plan si vas con peques, porque es una actividad muy divertida para ellos. Hay varios tipos de pack, alguno que incluye otras visitas como la catedral o al Museo de la Evolución Humana, pero nosotros cogimos el billete solo del tren.

El trayecto dura unos 45 minutos y la salida y fin de la ruta es junto a la Catedral y recorre el centro pasando por varios sitios como la iglesia de Santa Águeda, la iglesia de las Salesas Reales, el solar del Cid, la iglesia de San Gil, la plaza de España, el Museo de la Evolución, el puente de San Pablo y las estatuas cidianas, el Teatro principal, el Paseo del Espolón y el Arco de Santa María.

Después de comer, cogimos el coche para ir al Monasterio de Santa María la Real de las Huelgas, más conocido solo por Las Huelgas y que es un monasterio de monjas cistercienses de San Bernardo. De hecho, es el principal monasterio cisterciense femenino del país. La visita se hace también con guía y en el interior no están admitidas las fotos, salvo en sitios puntuales que indica el guía.

Este monasterio fue creado por el rey Alfonso VIII y la reina doña Leonor en 1187, y sirve además, como panteón de los monarcas fundadores y de las hijas de los reyes que fueron abadesas del mismo.

Monasterio de las Huelgas en Burgos

De allí pusimos rumbo hacia el castillo… o las ruinas de lo que fue el Castillo de Burgos.

La visita es gratuita, salvo que quieras acceder a los túneles, pero estos solo son accesibles a partir de los 7 años, por lo que al ir con dos peques de 6 años no pudimos pasar.

Antes de llegar al castillo, merece la pena parar en el Mirador del Castillo, cuyas vistas sobre la ciudad son muy bonitas.

Justo al lado del castillo está la terraza del Vagón, que es una cafetería donde tomar algo. Junto a la cafetería hay un parque… Por lo que fue parada obligada yendo con la peque. Con esta visita pusimos punto y aparte a nuestra visita a Burgos, donde nos han quedado cosas por ver, pero que quedarán para otra ocasión.

Nos quedamos, por ejemplo, con ganas de ir a ver el Museo de la Evolución Humana (MEH). Me encanta la arqueología y todo el tema yacimientos, y hace años, ya visitamos el de Atapuerca, un imprescindible si te gustan estos temas.  El MEH recoge los hallazgos en la Sierra de Atapuerca. La entrada al museo es gratuita para los menores de 8 años.

Vistas de Burgos desde el Castillo

Día 2

Comenzamos las visitas en Territorio Artlanza, que tenía muchas ganas de visitar desde que lo descubrí en el blog precisamente de nuestros amigos Viajando entre rascacielos. Se ubica en Quintanilla del Agua, un pueblo no muy lejos de Burgos capital.

Territorio Artlanza es un planazo para ir con niños. Se trata de una recreación de un pueblo típico castellano, obra del escultor Félix Yáñez, quien en 2006, empezó a crear lo que ha llamado «la escultura más grande del mundo».

Con materiales de deshecho ha ido creando un pueblo con sus plazas, sus casas, su bodega, su escuela, la posada e incluso tiene un corral de comedias, donde en verano, hace un festival de teatro.

En algunos sitios es como si fuera un decorado, y en otros es real, real. También hay un pequeño museo con objetos de la vida cotidiana antiguos.

 Este espacio ha ido creciendo poco a poco, y aún Féliz Yáñez sigue recreando diferentes espacios.

Territorio Artlanza

Después de visitarlo durante un par de horas, nos dirigimos a Covarrubias, un pueblo cercano a Territorio Artlanza, con mucho encanto y que está catalogado como uno de los Pueblos Más Bonitos de España, y no es de extrañar.

El casco viejo es peatonal y empedrado. Todos los monumentos a visitar están muy cerca unos de otros, así que en otro par de horas, logramos verlo. Destaca la Colegiata de San Cosme y San Damián, del siglo VII y reformada en el XV, y sus murallas.

Y tiene unas papeleras la mar de curiosas.

De allí pusimos rumbo al último punto que visitaríamos antes de regresar a Madrid: el Monasterio de Silos, un monasterio benedictino del siglo XII. Pero antes de la visita, primero paramos a comer a la entrada de este pueblo y después visitamos los alrededores del monasterio.

La visita al Monasterio de Silos es guiada y dura unos tres cuartos de hora en los que se ve el claustro, la botica y el museo. La parte fundamental es el claustro que es una auténtica maravilla. La visita fue muy interesante gracias a nuestra guía que la hizo muy amena.

Nos quedamos con ganas de escuchar el canto gregoriano, que es una de las señas de identidad de este lugar y por lo que es celebre este monasterio. Los domingos por la tarde, los monjes canta a las 19.

00 horas. Como nos quedaban casi dos horas y media hasta llegar a casa, descartamos esperar a escucharles. Así que si dispones de más tiempo que nosotros, resérvate un rato para poder escuchar a los monjes.

Monasterio de Silos

Dónde alojarse

Como suele ocurrirnos a menudo, fue un viaje un poco improvisado. De hecho, cogimos nuestro alojamiento yendo de camino a Burgos.

Como íbamos con coche, buscamos algo económico donde pasar un par de noches, y que tuviera aparcamiento gratuito.

Lo cogimos a través de Central de Reservas (si te registras por primera vez a través de este enlace, te dan 10€ a descontar de tu primera reserva), porque tenía un precio fabuloso.

Nos alojamos en el Hotel Las Vegas, de dos estrellas y que está en un polígono a unos 10 minutos en coche del centro. La habitación triple costó 129,30€ y contaba con tres camas individuales y baño. Todo estaba muy limpio.

Para desayunar, hay buffet, pero el precio era de 8 € por persona, incluido los niños, por lo que decidimos desayunar en la cafetería que tiene el hotel, que por menos de lo que costaba el buffet para uno, desayunamos los tres tostadas con tomate y café con leche los adultos, y un bollo y un vaso de leche, la peque.

El hotel es viejito pero recomendable, si tienes coche, claro. Si no tienes coche y solo vas a visitar Burgos, te recomiendo algo más céntrico, aunque los precios que vimos para alojarnos sobre la marcha en el centro de la ciudad, nos parecieron un poco excesivos.

Covarrubias

Dónde comer

  • Mesón Cervecería El Morito (Calle Sombrerería, 27, Burgos: es un bar no muy grande y que suele estar lleno, lo que da muestras de que es un lugar recomendable. Tiene tostas, bien grandes y muy ricas, y raciones, todo en generosas cantidades. Tiene un salón subiendo unas estrechas escaleras y otra sala muy pequeña en la parte de abajo, junto a la barra.
  • Restaurante Hotel Silos 2000: está a la entrada de Santo Domingo de Silos. Es un restaurante con menús del día por 11€. La comida no está mal y es económico, aunque las raciones son más bien escasas.

Cómo moverse

Lo mejor es moverse en coche. Nosotros fuimos con nuestro propio coche desde Madrid, pero también puedes alquilar un vehículo para desplazarte en el caso de que quieras recorrer la provincia de Burgos.

Burgos con niños

La ciudad de Burgos nos ha parecido muy cómoda para recorrerla con niños en un fin de semana. No es muy grande, y el centro es casi todo peatonal. ​ Si viajas con bebés, es fácil moverse con carrito por el centro de Burgos.

En cuanto a visitas con ellos, no te puedes perder:

√ Montar en el trenecito turístico de Burgos

√ Subir al Castillo y jugar un rato en el parque que está al lado

√ Corretear por el Paseo del Espolón

√ Visitar el Territorio Artlanza, que es un lugar muy entretenido

√ Hacerse una foto con las peculiares papeleras de Covarrubias y con los cabezones de bebé que hay en Santo Domingo de Silos.

√ Aprender sobre la evolución de la especie humana en el MEH.

Источник: https://locosxlosviajes.com/burgos-con-ninos-en-un-fin-de-semana/

Qué hacer en Burgos con niños, 5 planes irresistibles

Turismo con niños en Burgos

Fuente: Shutterstock

Hoy nos quedamos en la ciudad. Pero, esta vez, lo haremos a través de un recorrido muy especial. Estas son nuestras sugerencias de ocio para los más pequeños de la casa.

Una lista de las mejores actividades que hacer en Burgos conniños. Queremos que nos os falte de nada en vuestra escapada familiar. Para ellos, los peques, y también para vosotros, por supuesto.

¡Planes para el disfrute de toda la familia!.

» Tren turístico de Burgos

En Burgos también tenemos nuestro trenecito y con nombre propio, se llama Chu-Chú. Es una actividad tan clásica que nunca falla.

Junto a nuestro monumento más ilustre, la Catedral, el trenecito sale cada día dispuesto a mostrar los encantos de Burgos a cientos de visitantes ávidos de escuchar todas las explicaciones y disfrutar del recorrido. Tendremos a los niños contentos y muy entretenidos.

Existen diferentes circuitos para elegir.

 Por el día podemos optar por hacer una ruta clásica por los monumentos imprescindibles de Burgos en el centro histórico, o por otra que nos llevará hasta el espectacular Monasterio de las Huelgas y también ascenderá hasta el Mirador del Castillo. De mayor duración, la ruta nocturna nos deslumbrará con la iluminación de 30 monumentos destacados. Sin duda, una opción maravillosa también para los papás.

» Parque de Fuentes Blancas

Se trata de una de las zonas verdes más extensas de la ciudad. Un espacio a las afueras de Burgos en el que los niños pueden explayarse y corretear hasta quedar exhaustos. Además, en el Parque de Fuentes Blancas hay parques infantiles, zona de barbacoas y hasta un mini-golf dentro de las instalaciones del camping.

Durante los meses de verano y los días más calurosos, nos podemos acercar también hasta la playa de Fuente Prior,dentro del área del parque. Un plan divertido y refrescante gracias a una playa bañada por las aguas del río Arlanzón. Puedes consultar más información en nuestra lista con las mejores piscinas naturales de Burgos.

» De árbol en árbol en el Parque del Castillo

En lo alto del Cerro San Miguel, más conocido como el Parque del Castillo, hay un nuevo espacio de ocio para disfrutar de la naturaleza y una pizca de aventura dentro de un entorno urbano. Se trata del Parque de Cuerdas, una actividad que estamos más acostumbrados a encontrar en el entorno rural y que, sin embargo, en Burgos se encuentra muy cercana al centro histórico.

Tirolinas de todos los tamaños, cuerdas, puentes tibetanos, zig zags, trapecios… La lista de obstáculos que hay que salvar es de lo más variada. Los circuitos disponibles están adaptados para niños a partir de los 5 años de edad.

Y lo mejor es que podréis encontrar recorridos con diferentes niveles de dificultad y aptos para todas las edades, hasta para adultos.

Una actividad muy económica que se puede combinar con la visita al Castillo y al mejor mirador de la ciudad.

En el Hotel Ciudad de Burgos lo tenemos todo planeado para ayudaros con las escapadas en familia. Tenemos 2 tipos de habitaciones que cubren todas las necesidades. Por un lado, las habitaciones familiares con dos estancias independientes para alojar hasta a 5 personas.

Aún más económica es nuestra preciosa habitación cuádruple, ideal si viajas con niños pequeños. Y además, dentro de los espacios comunes, tenemos uno exclusivamente dedicado a los más pequeños, nuestra Children Area para que se sientan como en casa.

» Museo de la Evolución Humana

Fuente: Viajeros 3.0

A priori, una visita al MEH, el Museo de la Evolución Humana, puede parecer un plan más pensado para el público adulto que para los niños. Nada más lejos de la realidad. Esta exposición les va como anillo al dedo. Es más, el museo dispone de un programa especial llamado ‘La búsqueda del tesoro’.

A través de un mapa gratuito que proporcionan en la entrada, los pequeños de hasta 12 años recorrerán cada planta del museo como los protagonistas de su propia historia. Deben encontrar pistas y responder a diferentes preguntas a lo largo de a visita.

De esta forma, el MEH se ha convertido en un plan imprescindible para niños.

Y es que este museo es apto para todas las edades. Los niños van a disfrutar de lo lindo con las reproducciones a tamaño real de las dieferentes especies o con las pantallas interactivas en el interior de un cerebro gigante.

Y, si lo combinamos con una visita a los propios yacimientos y al CAREX (Centro de Arqueología Experimental), donde aprenderán, entre otras cosas, cómo cazaban o hacían fuego nuestros antepasados, nos habrá salido un día redondo.

» Safari Paleolítico en Burgos

Fuente: Paleolítico Vivo

En esta última propuesta vamos a salir de la ciudad, aunque no iremos muy lejos. El desplazamiento merece la pena porque esta actividad está diseñada al 100% para el disfrute de los pequeños de la casa. Tendrán la oportunidad de alucinar con una experiencia muy original. Diversión y aprendizaje a partes iguales.

La actividad trasladará a toda la familia hasta la mismísima prehistoria a través de rutas en 4×4 (a modo de safari africano) que permiten observar cómo era la vida y la fauna de hace miles de años.

Estamos hablando de un espacio en el que disfrutar del bisonte europeo, el caballo Przewalsk, el tarpán,  también conocido como caballo salvaje euroasiático y el uro de Heck.

  Especies que convivían con nuestros ancestros y que habitan hoy este rincón burgalés.

Los niños estarán completamente involucrados en la actividad. Además de la observación de paisajes con robles centenarios y los animales, podrán conocer una recreación de un pueblo neolítico. Allí explican insitu cómo cazaban, cómo hacían fuego y la utilización de diferentes armas primitivas. Toda una experiencia, sin duda.

Para llegar a las instalaciones del Safari Paleolítico debemos desplazarnos hasta la localidad de Salguero de Juarros, a sólo 20 minutos en coche de las instalaciones del Hotel Ciudad de Burgos.

Como siempre, nuestro personal estará encantado de ofrecerte toda la información necesaria para que vuestra escapada a Burgos con niños sea inolvidable. Por ello, te recomendamos que combines esta actividad con la visita a Mina Esperanza, un complejo minero que permaneció activo hasta los años 70.

Ahora se ha reabierto como espacio de divulgación del antiguo y duro trabajo de los mineros.

Ambas visitan se pueden reservar de manera conjunta, una opción que resulta más económica para nuestrs bolsillos. Puedes consultar más información en la web de Paleolítico Vivo.

Categorías: Qué hacer en Burgos

Источник: https://www.hotelciudaddeburgos.com/2018/07/03/que-hacer-en-burgos-con-ninos/

Que ver cerca de Burgos, 5 excursiones de un día que te van a encantar

Turismo con niños en Burgos

¿De visita por Burgos?. Te lo advierto, la ciudad te va a encantar. Pero no puedes marcharte sin conocer algo de esta maravillosa provincia. Patrimonio a raudales, naturaleza sorprendente, pueblos con encanto… Las opciones son muy variadas. Por eso, te lo voy a poner muy fácil. 5 lugares espectaculares que ver cerca de Burgos para excursiones de un día de duración.

El precioso monasterio de Santo Domingo de Silos.

Adoro mi ciudad y adoro mi provincia. Siempre que puedo, hago una nueva escapada para conocer algo más del extenso patrimonio cultural y natural de Burgos.

Pero te lo advierto, hasta para un burgalés es complicado conocer todos los secretos de un territorio tan rico como éste.

Una grandísima diversidad paisajística ideal para todo tipo de planes: en familia, en pareja, para senderistas, aventureros, amantes de la arquitectura, de las tradiciones populares…

Los mejores lugares que ver cerca de Burgos

Estos son sólo 5 sugerencias de lugares que ver cerca de Burgos para combinar con una maravillosa visita a la ciudad. Hay muchísimos más. Algunos que ni siquiera conozco y que tengo muchísimas ganas de descubrir. Por cierto, si aún no has venido a la capital, no te puedes perder este artículo: qué ver en Burgos en un fin de semana.

♥ El Triángulo del Arlanza

Es una clasicazo. Pero no por ello ha perdido ni una pizca de su encanto. Al sur de la capital nos encontramos con la Comarca del Arlanza, una zona que tiene tanto que ofrecer que hoy sólo puedo haceros un resumen. Una ruta para una excursión de un día que os va a dejar con ganas de mucho más.

El casco histórico de Lerma, una joya que ver muy cerca de Burgos.

Pero ¿por qué se le llama Triángulo del Arlanza?. Muy sencillo. Porque se compone de 3 visitas principales: Lerma, Covarrubias y Santo Domingo de Silos. Estoy segura de que te suenan los nombres de alguno de ellos. No me extraña, son 3 grandes joyas de nuestra provincia. Y, aunque se merecen una visita reposada, podemos incluirlos en una ruta de un día desde Burgos.

Lerma, considerado como uno de los pueblos más bonitos de España, rebosa elegancia. Su pasado está intrínsecamente unido a la figura del Duque de Lerma quien nos ha dejado como herencia hermosos monumentos civiles y religiosos. Entre ellos, destaca el Palacio Ducal, la Colegiata de San Pedro o el Monasterio de la Ascensión, entre otros.

A sólo 20 kilómetros, nos vamos a topar con otra joya medieval, Covarrubias. Aquí la arquitectura popular castellana se ha hecho dueña y señora de un pueblo que rebosa vida y buen ambiente.

En un buen paseo por sus callejuelas podemos admirar algunos de sus monumentos más insignes como el Torreón de Fernán González, la iglesia de Santo Tomé y la Colegiata de San Cosme y San Damián.

Además, descubrirás su relación una misteriosa princesa noruega del siglo XIII.

Arquitectura popular en Covarrubias, muy cerca de Burgos.

Nuestra última visita nos llevará hasta la hermosa Abadía de Santo Domingo de Silos en cuyo interior se encuentra el claustro románico más bonito del país. Si tienes tiempo  suficiente, podéis disfrutar de una celebración recitada en cantos gregorianos por los propios monjes de Santo Domingo.

Esta ruta es ideal para todos aquellos visitantes que proceden de Madrid. Sólo os va a suponer un pequeño desvío en vuestro trayecto, puesto que Lerma se encuentra junto a la Autovía A1.

♥ Yacimientos de Atapuerca

Imposible no hablar del lugar que ha puesto a Burgos en el mapa.

Nuestra provincia es internacionalmente conocida por ser la cuna del hombre europeo y, todo ello, gracias a un pequeña trinchera situada a sólo 20 kilómetros de la ciudad.

Por supuesto, estoy hablando de Atapuerca. Una mina de oro para arqueólogos y científicos, que no para de revelar nuevos datos sobre nuestros antepasados.

La visita puede comenzar en el MEH, el Museo de la Evolución Humana.

En pleno centro de Burgos, este museo nos ofrece un recorrido súper interesante por los descubrimientos más importantes realizados en las excavaciones de Atapuerca y también por toda la historia de la Evolución Humana. Una exposición interesante y muy amena que hará las delicias de toda la familia.

Reproducciones de nuestros antepasados en el Museo de la Evolución.

Con una visión general sobre la importancia de Atapuerca, es momento de desplazarnos hasta allí. Lo podemos hacer de dos maneras. O bien a través de una entrada combinada del Museo y los Yacimientos en la que puedes utilizar el autobús lanzadera que te lleva hasta Atapuerca, o bien desplazándote por cuenta propia. En la web del MEH tienes toda la información.

Una vez hemos llegado hasta Atapuerca, la visita se divide en varias fases. Primero podemos hacer un recorrido por el Centro de Arqueología Experimental, el CAREX.

Aquí conoceremos como vivían los hombres primitivos: desde demostraciones en vivo de fabricación de tallas de sílex hasta cómo hacer fuego de manera tradicional.

Se trata de una actividad muy amena y divertida, especialmente para los niños.

Así se ven los yacimientos de Atapuerca.

Llega el momento de visitar los yacimientos, la llamada Trinchera del Ferrocarril.

A poco más de 1000 metros de altitud, Atapuerca está formada por un intrincado de cuevas, galerías, simas y dolinas donde los importantes descubrimientos de restos arqueológicos parecen no tener fin.

La visita de una hora y media de duración hará un recorrido guiado por sólo tres yacimientos. Las explicaciones complementan a la perfección todo lo que hemos aprendido a lo largo del día.

♥ Patrimonio, vinos e historia en San Pedro de Cardeña

A pesar de encontrarse a sólo 10 kilómetros de distancia de la capital, este rinconcito suele pasar desapercibido para la mayoría de turistas que acuden a Burgos. ¡Craso error!.

La historia del Monasterio de San Pedro de Cardeña está intrínsecamente ligada a la de la figura burgalesa más importante, el Cid Campeador.

De hecho, es uno de los puntos de visita imprescindibles del aún bastante desconocido Camino del Cid.

Impresionante fachada principal del monasterio.

Durante su horario de apertura y por un coste de sólo 2 euros, son los propios monjes los que se encargan de guiarnos a través de las diferentes salas: la iglesia, la Capilla del Cid, la Torre Cidiana, el Panteón Real y el magnífico Claustro de los Mártires.

Ya tienes ganas de saber cuál es la relación del monasterio con el Cid Campeador ¿verdad?. Por un lado, se cuenta en el Cantar del Mio Cid que en este monasterio tomó refugio la familia de Rodrigo Díaz de Vivar durante su destierro.

Así mismo, los restos del héroe burgalés y su esposa Doña Jimena reposaron aquí durante siglos antes de ser trasladados a la Catedral de Burgos. Hoy podemos disfrutar de los bellos sepulcros esculpidos en una capilla de la iglesia.

Además, hay una curiosa leyenda sobre la sepultura del caballo del Cid, Babieca, que te invito a que la descubras in situ.

Uno de los rincones más bonitos que ver cerca de Burgos

Dejo lo más curioso para el final. Resulta que dentro del monasterio se encuentra la bodega románica más antigua de España en uso. Data del siglo XII y está gestionada por los propios monjes. Desafortunadamente, no entra dentro de la visita ordinaria al monasterio. De hecho, sólo es visitable durante un fin de semana al año, normalmente en verano. Si alguna vez ves una botella de vino Valdevegón, ya sabes de donde viene

Источник: https://viajeros30.com/2018/07/15/que-ver-cerca-de-burgos-excursiones/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: