Uno de cada diez niños no es feliz en España

Los niños españoles están lejos de cumplir las recomendaciones de consumo diario de frutas y verduras, según un estudio de la OMS

Uno de cada diez niños no es feliz en España

Según los resultados de la cuarta ronda de la 'Iniciativa europea de vigilancia de la obesidad infantil' (COSI) llevada a cabo por la OMS, solo cuatro de cada diez niños europeos consume fruta fresca a diario, y únicamente dos de cada diez toma verduras todos los días. Pero los datos empeoran si analizamos exclusivamente los hábitos de consumo de los niños españoles.

Las frutas y verduras son alimentos indispensables en la dieta de adultos y niños, pues constituyen una excelente fuente de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

Además, su consumo elevado no solo ayuda a prevenir la obesidad y el sobrepeso, sino que se asocia a una reducción del riesgo del 24% de las enfermedades del corazón, a una reducción del 33% de ictus cerebral, un 28% menos de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, un 13% menos de riesgo de cáncer y un 31% menos de riesgo de muerte prematura.

Pero desgraciadamente, estos datos de la OMS vendrían a confirmar otros estudios anteriores en los que ya se evidenciaba que el consumo de frutas y verduras por parte de los niños es bastante insuficiente.

Los niños españoles desayunan a diario, pero están a la cola del ranking en consumo de frutas y verduras

El estudio, que se ha llevado a cabo en 23 países europeos (incluido España), ha descrito cómo es la dieta de 132.489 niños de entre seis y nueve años, calculando el porcentaje de consumo de desayuno, frutas, verduras, snacks dulces y refrescos.

Para ello se pidió a los padres o cuidadores que completaran un cuestionario preguntándoles por la frecuencia de consumo de estos alimentos: 'todos los días', 'la mayoría de los días' (de cuatro a seis días por semana), 'algunos días' (de uno a tres días por semana), o 'nunca o menos de una vez a la semana'.

Los datos han mostrado que la mayoría de niños (78,5%) desayuna a diario, menos de la mitad (42,5%) consume fruta, menos de una cuarta parte (22,6%) consume verduras frescas y alrededor de uno de cada diez niños consume snacks dulces y refrescos.

Sin embargo, se han encontrado grandes diferencias entre los países participantes en el estudio. Así, por ejemplo, España es junto con Portugal, Dinamarca y Rusia uno de los países donde el desayuno está más arraigado, pues nueve de cada niños lo toma a diario.

Por el contrario, el consumo diario de frutas y verduras en nuestro país deja mucho que desear.

No en vano, en el caso de las verduras ocupamos el último puesto del ranking (solo un niño de cada diez las toma a diario), y aunque si hablamos de frutas el porcentaje mejora ligeramente (casi un 29% de niños las consume a diario), no nos acercamos ni de lejos a las recomendaciones de consumo que ofrecen los expertos.

Si hablamos de los datos de consumo de snacks dulces y refrescos, cuatro de cada diez niños españoles admite comer dulces al menos entre una a tres veces por semana, mientras que el porcentaje de consumo de refrescos se sitúa en el segundo más bajo de la tabla por detrás de Irlanda, ya que el 84% de los niños no los toma nunca.

La importancia de mantener una alimentación equilibrada

Si analizamos exclusivamente los datos de nuestro país, vemos las principales fortalezas y debilidades que presentan las dietas de nuestros niños.

Así pues, un punto positivo sería la importancia que damos los padres al desayuno de nuestros hijos, si bien también es importante destacar que el estudio no ha determinado el tipo de alimentos que los niños consumen. En este sentido, son varios los estudios que alertan que más de la mitad de los niños españoles consume alimentos poco saludables y con exceso de azúcar para desayunar.

En lo que respecta al consumo de vegetales llama la atención que un país como el nuestro, especialmente dedicado al cultivo de frutas y verduras y abanderado de la 'dieta Mediterránea', sea tan escaso entre los niños. Sobre este tema reflexionaba hace dos años en una entrevista el chef experto en nutrición infantil, Juan Llorca.

Juan opina que los padres tenemos la creencia de que a nuestros hijos no les gusta la verdura porque no hemos sido educados en la importancia de su consumo diario, por lo que tendemos a priorizar otros alimentos frente a estos. Pero es posible ofrecer a los niños platos atractivos y exquisitos elaborados con verduras, para así garantizar su correcto aporte en la dieta.

También es fundamental el ejemplo que demos los padres, el tipo de menús que se ofrezcan en los comedores escolares y, sobre todo, la relación que nuestros hijos tengan con la comida desde que comienzan con la alimentación complementaria. Por eso, los expertos siempre insisten en la importancia de cuidar el ambiente en el que discurren las comidas familiares, ofrecer todo tipo de alimentos sin forzar y procurar siempre que su alimentación sea lo más sana y equilibrada posible.

Recordemos que una alimentación equilibrada, rica en frutas y verduras y baja en azúcares y grasas saturadas, ayuda a prevenir la obesidad en la infancia y otras enfermedades asociadas. Por desgracia, la obesidad es un problema en auge que se ha multiplicado por 10 en los últimos años y que ya afecta a un 28% de los niños españoles entre tres y ocho años.

En nuestras manos está poner freno a esta crisis de malnutrición de la que lleva tiempo alertado la OMS.

Fotos | iStock

Vía | Nutrients

En Bebés y Más | Los niños con malos hábitos alimenticios tienen más probabilidades de sufrir algún trastorno alimentario en la adolescencia, Mi hijo no come: qué hacer y qué no hacer si tiene inapetencia

Источник: https://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/ninos-espanoles-estan-lejos-cumplir-recomendaciones-consumo-diario-frutas-verduras-estudio-oms

Los mejores países para ser niño están en Europa (pero España suspende en lo físico)

Uno de cada diez niños no es feliz en España

«La infancia es un privilegio de la vejez», que decía Mario Benedetti cuando, en sus últimos años, solo hablaba de la muerte. Pero además de un privilegio de la vejez, para el uruguayo la infancia «es a veces un paraíso perdido» y otras, «un infierno de mierda».

La infancia, uno de los periodos fundamentales en la formación del carácter de cada ser humano, es diferente en cada punto del planeta, e incluso en el mismo país no todos los niños gozan de las mismas facilidades.

Salvando las diferencias existentes entre los niños de un mismo país, aunque los países de ingresos altos suelen ser los mejores para poder disfrutar de esa infancia, en muchos de ellos se han convertido en habituales algunos aspectos negativos, como las altas tasa de suicidio, la infelicidad, la obesidad o la ausencia de destrezas sociales o académicas.

En este contexto, el que se corona como mejor país para vivir siendo niño es Países Bajos, según el último informe 'Report Card', elaborado por la oficina de investigación de UNICEF-Innocenti, que presenta una clasificación según diferentes criterios.

¿Qué es lo que hace que una infancia sea positiva? El informe evalúa tres aspectos: por un lado, el bienestar mental —donde existe uno de los principales problemas de la adolescencia, el suicidio, una de las causas más comunes de muetren en menores de entre 15 y los 19 años—; por otro, el bienestar físico y por último, las destrezas sociales y académicas. Ahora bien, para la directora de UNICEf-Innocenti, Gunilla Olsson, a pesar de que «muchos de los países más ricos del mundo tienen los recursos necesarios para brindar una buena infancia a cada niño, les están fallando».

Desde UNICEF han detectado numerosos aspectos que deterioran la calidad de la infancia de los menores de los países más desarrollados, como las relaciones de mala calidad, la ausencia de oportunidades para participar en toma de decisiones en la escuela o en el hogar, el acoso escolar o la falta de recursos —en casi la mitad de los considerados países ricos, más de uno de cada cinco niños vive en la pobreza; en España, la tasa de riesgo de exclusión y pobreza afecta a más de un 28% de los niños, según datos de la ONG Save The Children—. Existen muchas otras situaciones que empobrecen la infancia de los niños, como la dificultad a la hora de acceder a servicios de cuidado o el desempleo de las familias, pero también más 'físicas', como la contaminación ambiental o la ausencia de instalaciones de juego al aire libre.

Varios niños jugando en el parque de Las Cruces de Madrid en plena pandemia (Reuters)

¿Cuáles son los mejores países para ser niño?

Analizando todos estos criterios, de los 41 países analizados, el 'top 10' lo cubren países europeos, con Países Bajos a la cabeza. Le sigue Dinamarca, que durante varios años ha sido considerado el país más feliz del mundo, y Noruega, que también suele estar en lo más alto en los 'rankings' que miden la felicidad.

Los diez mejores países de la clasificación de UNICEF también incluyen a España, en una nada despreciable sexta posición, aunque todos ellos fueron 'evaluados' antes de la irrupción de la pandemia de coronavirus, por lo que la situación, incluso 'buena', se prevé que empeore.

«Este informe demuestra que antes de la pandemia, en los países más ricos del mundo la vida cotidiana de millones de niños y niñas estaba muy alejada de lo que podríamos considerar una infancia feliz.

España no es una excepción, y aquí también prevemos que la situación empeorará debido a los efectos de la pandemia y de las medidas de contención», ha explicado el director ejecutivo de UNICEF España, Javier Martos.

  1. Países Bajos
  2. Dinamarca
  3. Noruega
  4. Suiza
  5. Finlandia
  6. España
  7. Francia
  8. Bélgica
  9. Eslovenia
  10. Suecia

En el otro lado de la balanza —aunque evalúan 41 países, se quedan fuera México, Israel y Turquía, por falta de datos— se encuentran Malta, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Bulgaria y Chile.

Llama la atención la situación de Nueva Zelanda, con una de las tasas de suicidio juvenil más altas del mundo desarrollado, por delante incluso que las cifras de Corea del Sur, donde es la principal causa de muerte en jóvenes (principalmente por problemas familiares, por acoso escolar, por problemas con los resultados de las evaluaciones académicas y por situaciones de pobreza). En Corea del Sur la tasa de suicidio era de 7,7 personas de cada 100.000 (de edades comprendidas entre los 9 y los 24 años) en 2017; el pico lo alcanzó en 2009, cuando la tasa de suicidios llegó a 10,3 de cada 100.000, cuadruplicando los datos registrados entonces.

El caso neozelandés tiene mucha relación con otros datos: la pobreza infantil, los elevados índices de embarazo entre adolescentes o la convivencia en familias en la que ninguno de los padres tiene trabajo.

A esto se le suma, según Shaun Robinson, de las fundaciones de Salud Mental del país, que el estado tiene «uno de los peores registros del mundo de acoso escolar», que se suman en una «tóxica mezcla» con las altas tasas de violencia familiar, abuso y pobreza infantil.

Las estadísticas, según recoge BBC, muestran que las tasas de suicidio son mayores entre jóvenes maoríes y de las islas del Pacífico, lo que muestra que hay «temas relacionados con la identidad cultural y el impacto de la colonización», por lo que podría ser considerado como un «indicador del nivel de racismo institucional» en la sociedad neozelandesa, tal y como explica Prudence Stone, de UNICEF en Nueva Zelanda. Las tasas de suicidio juvenil en España se mantienen relativamente estables, y sobre todo, bajas (2,6) en comparación con otros países, y solo detrás de las de seis de los países analizados por UNICEF: Gracia, Portugal, Israel, Chipre, Turquía e Italia.

España, suspenso en bienestar físico

Luxemburgo, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Irlanda y Suiza son, según este informe, los países con una tasa de mortalidad infantil menor (de entre 0,36 y 0,66 muertes por cada mil niños de 5 a 14 años, según datos de 2018), y en este punto España se queda bien 'calificada', por detrás de Suiza, con una tasa de 0,71. Muy lejos queda México, el peor con diferencia, con una altísima tasa de mortalidad (2,47): la principal causa de la muerte en niños de entre 5 y 14 años son los accidentes, seguido de la presencia de tumores malignos. En el caso de los menores de nueve, la tercera causa de muerte es la presencia de malformaciones congénitas, mientras que la cuarta lo es la parálisis cerebral; en los chavales de 10 a 14 años, la tercera causa de muerte es el homicidio; mientras que el suicidio es la quinta.

Las altas tasas de sobrepeso y obesidad infantil y juvenil en España lastran los datos de bienestar del país (EFE)

Sin embargo, el otro aspecto físico es el que peor puntúa nuestro país: un 34% de los jóvenes de 5 a 19 años en España sufre sobrepeso u obesidad, según datos de 2016. Esto lo coloca en el puesto número 32 de los 41 países evaluados.

Javier Martos reconoce que es una cuestión preocupante, «no solo por lo estrictamente físico», sino también porque «la obesidad se relaciona con un peor rendimiento escolar y con trastornos de autoestima«.

Y en este punto, la juventud española tampoco está tan bien.

«Una imagen positiva del propio cuerpo está relacionada con una mayor confianza en uno mismo; una negativa puede llevar a situaciones de vergüenza, ansiedad, depresión, aislamiento y baja autoestima, y también es la principal causa que contribuye a enfermedades como la anorexia o la bulimia».

En la mayor parte de los países ricos, más de dos de cada cinco adolescentes no se sienten satisfechos con su propio cuerpo: el 28% de los niños de 11, 13 y 15 años españoles consideran que están «demasiado gordos» y el 18%, «demasiado flacos».

Estas cifras son muy inferiores en Islandia, donde solo el 20% creen que tienen sobrepeso y el 13%, que están por debajo de su peso ideal; aunque también alejadas de Estonia o Polonia, los 'peores' de esta clasificación.

Lo que comparten todos los países es la diferencia de esta concepción del propio cuerpo entre niños y niñas: «la imagen que se tiene del propio cuerpo está mucho más relacionada con la satisfacción (o insatisfacción) con la vida para las niñas».

En este punto cabe destacar las enormes diferencias en Finlandia, Países Bajos, Irlanda o Escocia, donde el porcentaje de niñas que vinculan su percepción del cuerpo con su propia satisfacción es muchísimo mayor que el de niños que hacen lo mismo. En Bulgaria, no obstante, donde uno de cada diez menores tiene sobrepeso, apenas existe esa vinculación entre el cuerpo humano y la sensación de agrado con la vida de uno.

Источник: https://www.elconfidencial.com/mundo/2020-09-04/paises-infancia_2735207/

Solo tres de cada diez caries de niños son tratadas por el dentista

Uno de cada diez niños no es feliz en España

El Consejo General de Colegios de Dentistas de España, del que forma parte el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Alicante (COEA), ha presentado la Encuesta de Salud Oral 2020, de la que se extraen diversas conclusiones, una de ellas alarmante: los españoles siguen sin tratar sus caries, especialmente en edades tempranas y en adultos.

De hecho, según este estudio epidemiológico de ámbito nacional, desvela que1 de cada 3 niños de 4-5 años presenta caries y solo 3 de cada 10 dientes temporales cariados reciben tratamiento dental.

Cabe destacar que en este trabajo de investigación se recogen los datos de la evolución de la salud bucodental de la población entre 1993 y 2020.

En ese periodo de tiempo se han realizado estudios en 1993, 2000, 2005, 2010, 2015 y el pasado año.

La caries por edades

La caries es la enfermedad, sin duda, con mayor prevalencia en la población. Pero no todos los datos son negativos en estas casi tres décadas. En el grupo de adolescentes, de 12 y 15 años, se aprecia una clara disminución de la caries en dentición permanente.

Si en 1993 el 70-80% de los jóvenes presentaban caries, en la actualidad estas cifras son del 30-35%. Asimismo, el grado de asistencia dental ha aumentado: en 1993 el 40% de los dientes con caries eran restaurados y en la actualidad esta cifra es del 70-73%, pero todavía queda un amplio porcentaje de caries sin tratar, exponen desde el Colegio de Dentistas de Alicante.

Actualmente, el 63% de los dientes afectados en el grupo de 35-44 años han recibido tratamiento Freepik

En cuanto a los adultos, tanto en los jóvenes (35-44 años) como en los mayores (65-74 años) la caries afecta a la práctica totalidad de la población. Sin embargo, se aprecia una clara disminución de la media de dientes afectados, de 11 a 7 en adultos jóvenes y de 21 a 15 en mayores.

Actualmente, el 63% de los dientes afectados en el grupo de 35-44 años han recibido tratamiento (27% en 1993), pero solo 2 de cada 10 dientes cariados han recibido tratamiento restaurador en el grupo de adultos mayores.

Enfermedad periodontal

El análisis de la enfermedad periodontal en los adultos muestra que, en 1993, entre el 50-56% presentaban bolsas periodontales, cifra que en la actualidad se ha reducido al 25-34%. Igualmente, en esta última encuesta se detecta que el 8% de los adultos jóvenes y el 12% de los adultos mayores presentan bolsas periodontales severas.

El 12% de los adultos mayores presentan bolsas periodontales severas Freepik

En términos globales, según destaca el Consejo General de Dentistas, la salud oral en España “se encuentra estabilizada respecto a la anterior encuesta de 2015”.

En cuanto a la posible influencia delnivel socioeconómico, se aprecia una relación en el aumento de caries, con peores resultados en los niveles más bajos, pero no en los procesos periodontales.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Alicante y el Consejo General de Dentistas recuerdan a la población la relación que existe entre la salud bucodental y la salud general, de ahí la importancia de mantener unos buenos hábitos de higiene oral, alimentación y de acudir al dentista de forma periódica, al menos, una vez al año.

Higiene bucodental

La principal herramienta, además de la visita habitual al dentista, de la que dispone el ciudadano para cuidar su salud bucodental es el cepillado frecuente de los dientes.

En este sentido, aseguran utilizar el cepillo diariamente y más de una vez al día el 68,2% de los niños de 12 años, el 76% cuando tienen 15, el 71,6% en las personas de 35 a 44 años y el 54,8% en los mayores de 65. La frecuencia en el cepillado es mayor en mujeres que en hombres y sigue habiendo personas que aseguran no cepillarse nunca.

Los dentistas consideran necesario potenciar programas de atención dental a la población infantil y juvenil Freepik

De este modo, entre las conclusiones a las que los expertos llegan al realizar este estudio destaca que es necesario potenciar el cepillado en los programas preventivos escolares e introducir la eliminación preventiva de placa y cálculo para combatir la elevada prevalencia de formas moderadas de enfermedad periodontal.

A su vez, los dentistas consideran necesario completar y potenciar programas de atención dental a la población infantil y juvenil para llegar a los sectores de población que hacen un uso bajo de estos servicios, con un enfoque preventivo y asistencial. También se debería fomentar el uso de dentífricos fluorados, por su probado efecto reductor de la caries.

La Encuesta de Salud Oral 2020 es pública y puede consultarse en este enlace.

Источник: https://www.informacion.es/vida-y-estilo/salud/2021/01/19/tratamiento-caries-ninos-adultos-29408217.html

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: