¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

Para muchos padres primerizos, el comienzo de la época escolar de sus hijos plantea muchas dudas: ¿A partir de qué edad es obligatorio el colegio? ¿Qué tengo que hacer para matricular a mi hijo? ¿A qué tipo de ayudas y prestaciones económicas tengo derecho? ¿Qué documentación tengo que aportar? 

Indice

A pesar de que los niños no están obligados a empezar en la escuela hasta los 6 años, todos comienzan su vida escolar mucho antes, ya que cada vez son más las familias en las que ambos progenitores trabajan. Para algunas de estas familias, matricular a su niño supone un desembolso extraordinario, y la mayoría no sabe que tiene derecho a ciertas ayudas económicas

Ley Orgánica de Educación

La actual Ley de Educación es la ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), denominada popularmente como «ley Wert», aprobada en el año 2013, que modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE), seis artículos y una disposición adicional de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación (LODE). Esta ley no modificaba en nada la educación infantil, que se divide en dos etapas:

1.- Educación Preescolar (hasta 3 años): es de carácter voluntario para las familias y tiene como finalidad la atención educativo-asistencial a la primera infancia.

2.

– Educación infantil (de 3 a 6 años): es gratuita para todas las familias, por lo que el Estado está obligado a garantizar plazas suficientes para todos aquellos que la soliciten en un centro público.

En esta etapa, los niños se introducirán en el aprendizaje de la lectura, la escritura y las habilidades numéricas y, además, iniciarán el estudio de una lengua extranjera y de las nuevas tecnologías.

Guarderías y centros públicos

Las guarderías o escuelas infantiles se han convertido no sólo en una opción recomendada por pedagogos y pediatras, sino en una perentoria necesidad para padres y madres que -casi siempre por motivos laborales- no pueden cuidar de sus hijos menores de 6 años, edad en la que se inicia la enseñanza obligatoria. Del 100% de padres que solicitan una plaza en un centro público para sus hijos de entre 0 y 3 años, sólo un 65% lo consigue. El resto, deberá conformarse con un centro privado, y por lo tanto más caro.

Si quieres pedir plaza en una guardería pública, deberás tener en cuenta los requisitos que estos centros tienen en cuenta a la hora de seleccionar a sus alumnos:

• Certificación de la renta correspondiente al año anterior

• Certificado de empadronamiento o acreditación del lugar de trabajo

• Título de familia numerosa

• Concurrencia de discapacidad (certificado)

• Concurrencia de enfermedad crónica que afecte al sistema digestivo, endocrino y metabólico (certificado médico)

• Hermanos en ese centro

De acuerdo a estos datos, cada centro establece una serie de baremos y otorga la plaza a todos aquellos que obtengan más puntos que el resto. Los servicios y el horario dependen de cada centro y de cada provincia.

Centros privados de educación infantil

Para aquellos que se hayan quedado sin plaza en un centro público, existe la opción de solicitar una beca de ayuda para pagar la guardería privada, siempre más cara que la opción pública.

Esta beca pueden solicitarla quienes cumplan las siguientes características: – Haber nacido a fecha 1 de junio del año que se vaya a solicitar la matrícula – Estar matriculado para el curso que se solicita en un centro privado autorizado por la Administración Educativa, que no esté sostenido total o parcialmente con fondos públicos con dicha finalidad. Estas becas son compatibles con otras ayudas o becas con finalidad similar, siempre que, sumadas ambas, no se supere el coste de la cuota mensual del centro en concepto de escolaridad ni la cuantía de la ayuda máxima que se pueda percibir a través de esta convocatoria.

Documentación necesaria:.

– La instancia de solicitud, debidamente cumplimentada y firmada tanto por el padre como por la madre

– DNI u otros documentos oficiales que acrediten la identidad del padre y de la madre  

– Libro de Familia completo

– Certificado de matriculación emitido por el centro En el caso de que la familia del alumno perciba otra ayuda o beca para el curso correspondiente, certificado emitido por la entidad concedente en el que se especifique la cuantía mensual de la misma

Documentación de aportación voluntaria, para su baremación

– Ingresos familiares

– Situación de familia numerosa

– Alumno en situación de acogimiento familiar o adopción

– Alumno nacido en parto múltiple

– Alumno con necesidades educativas especiales o minusválido físico, psíquico o sensorial

– Padres o hermanos del alumno o, en su caso, los tutores, con condición reconocida de discapacidad física, psíquica o sensorial

– Situación laboral de los padres o tutores

– Situación social

La cuantía de la beca es de 1.100 euros al año, repartidos en 100 euros cada mes.

Las solicitudes y la documentación requerida deberán entregarse en el Registro de la Dirección de Área Territorial correspondiente al centro escolar en el que el alumno esté matriculado, o en los demás lugares determinados en la Orden de convocatoria, en el plazo que se determine para ello, normalmente en dos periodos, uno entre mayo y junio y otro en septiembre.

Prestaciones económicas

Ayudas al comedor: Existen dos tipos de modalidades de solicitud: la general, para cualquier familia, y una especial sólo para aquellas familias que perciban la RMI (Renta Mínima de Inserción). A los solicitantes que cumplan los requisitos establecidos en la convocatoria se les aplicará el presente baremo:

1.- Por cada menor de dieciséis años de la unidad familiar, 1 punto

2.- Situación de convivencia del cabeza de familia: Separación/divorcio o viudedad/soltería, 2 puntos

3.- Situación de Familia Numerosa, 2 puntos

4.- Personas afectadas por discapacidad:

– Padre o madre, 3 puntos

– Hermanos o alumno solicitante, 2 puntos

5.- Alumnado con necesidades educativas especiales, 3 puntos.

6.- Situaciones de desempleo en el momento de efectuar la solicitud, 1 punto

 7.- Alumnos que se encuentren siguiendo un proceso de intervención social en los  Servicios Sociales de su municipio, 5 puntos

Una vez sumados los puntos de cada solicitante, se irán otorgando las becas a los que tengan mayores puntuaciones hasta completar el número total de prestaciones. En caso de igualdad de puntuación entre solicitantes, las becas de modalidad general se adjudicarán en orden inverso a la magnitud de la renta per cápita de la familia del solicitante.

Documentación necesaria:

 – Fotocopia de DNI cotejada con el original. En el caso de extranjeros, fotocopia de NIE (Número de Identificación de Extranjeros), cotejada con el original, o fotocopia cotejada del pasaporte.

 – Documentación de ingresos, situación familiar, así como de otras situaciones a justificar para el baremo (discapacidades, necesidades educativas especiales, etc.).

La cuantía de las ayudas depende de cada comunidad. 

Ayudas para material y libros de texto

Existen 4 tipos de ayudas. En el caso de encontrarse representado en más de una de ellas, se debe elegir la más ventajosa. En orden de prioridad:

1. Beneficiario del Ministerio de Educación y Cultura (MEC): Pueden acogerse a esta modalidad los alumnos que en el curso anterior hayan percibido ayuda de libros del Ministerio y que estén matriculados en cualquier curso de primaria o secundaria. No es necesario adjuntar ningún tipo de documentación.

2.

 Víctima del terrorismo: Sólo pueden solicitarla quienes, no siendo beneficiarios del MEC, hayan sufrido daños muy graves en acto terrorista (muerte del padre o madre, o lesiones psíquicas o físicas que hayan dejado a los padres – o al alumno – en estado de gran invalidez o con incapacidad permanente absoluta o total para el ejercicio de su profesión habitual). La documentación necesaria incluye:

a. DNI o documento acreditativo de la identidad del solicitante

b. Libro de familia

c. Certificación del centro en que se encuentra escolarizado el alumno

d. Resolución del Ministerio del Interior de la que resulte que el alumno reúne la condición de víctima del terrorismo

3. Familia numerosa: La documentación que hay que aportar en este caso es el título de familia numerosa y la que se aporta en el caso de la solicitud por renta.

4. Renta: Se pueden acoger a esta modalidad todos aquellos que no entren en ninguna de las categorías anteriores. Documentación necesaria:

a. Libro de Familia

b. DNI o NIE de los miembros de la unidad familiar mayores de 16 años

c. En su caso, documentación acreditativa de la incapacitación judicial de los    hijos mayores de 18 años o de la discapacidad superior al 33%

d. En situaciones de carencia económica, justificante de que la unidad familiar    percibe la renta mínima de inserción
 

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/padres/por-lo-legal/vuelta-al-cole-claves-para-afrontar-el-papeleo-357

5 Tips para afrontar la vuelta al cole con éxito pese al temor y la incertidumbre

¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

Si algo caracteriza el regreso a las aulas es el escenario incierto, plagado de dudas y preocupaciones, en el que se desarrollará.

Unos inconvenientes para afrontar la vuelta al cole a los que hay que sumar, como recuerda Aitor Álvarez Bardón, Director del área de Psicología de la Educación de la Universidad Internacional de La Rioja, la “desmotivación colectiva y los efectos emocionales provocados por la experiencia vivida en los últimos meses”.

Pero apartemos, por un momento, ese clima de pesimismo para centrarnos en lo que, tanto padres como profesores y niños, podemos hacer para facilitar las cosas.

Y es que si atendemos a lo que está dentro de nuestro rango de influencia e intentamos mantener una actitud positiva, todo se tornará más llevadero y reduciremos la probabilidad de irrupción de desagradables imprevistos.

Cómo afrontar la vuelta al cole paso a paso

Dentro de las actuales circunstancias, nos explica el profesor de la Facultad de Educación de UNIR, son aconsejables ciertos elementos y pautas que permitirán abordar la situación de la mejor manera posible.

Sin duda, afrontar la vuelta al cole más inusual e incierta de los tiempos más recientes no será fácil, “pero la experiencia acumulada en los meses pasados, durante el Estado de Alarma, también ofrece un horizonte con matices de esperanza.

El camino recorrido debe servir para orientar al sistema educativo”, según su opinión, en lo sucesivo.

La experiencia del confinamiento debe servirnos para afrontar la vuelta al cole con éxito | Fuente: Pikist

Para facilitar tan ardua misión, propone una serie de consejos cuyo seguimiento, por parte de toda la comunidad educativa, podría allanar considerablemente el accidentado recorrido que se atisba en el inminente regreso a las aulas:

1. Mantener el optimismo

Los profesores, expone Álvarez Bardón, han de seguir demostrando, como hicieron en la última fase del pasado curso, flexibilidad y compromiso para enfrentarse a los cambios del modelo de enseñanza. Bajo este panorama se necesita, más que nunca, su esfuerzo, compromiso y talento, que también abre nuevas posibilidades a la hora de ejercer la docencia.

Desde el ámbito familiar podemos, no obstante, remar en la misma dirección, manteniendo un ambiente positivo y una actitud de optimismo con las que contagiar a nuestros hijos. Algo que seguramente se verá reflejado en su trayectoria académica y elevará su confianza para afrontar cada nueva jornada lectiva.

2. Establecer un período de adaptación

Nuestro experto de referencia recomienda, en segundo lugar, que los maestros establezcan un periodo de adaptación prudencial al inicio de las clases para, posteriormente, repasar las materias correspondientes al último trimestre del pasado año.

Pese a que la adquisición de nuevos contenidos es importante, sugiere centrarse más en el desarrollo competencial de los alumnos, además de reforzar la formación sobre el uso de las TIC y de las plataformas de enseñanza online durante las etapas en las que pueda ser necesaria.

3. Poner el foco en que el estudiante sea el generador de sus propios conocimientos

Al ayudarles a desarrollar sus habilidades, reflexiona Álvarez Bardón, los niños accederán con mayor facilidad a los conocimientos. Un proceso en el que los docentes, como acompañantes y facilitadores de la educación, irán cediéndoles el papel principal de generadores de aprendizaje con el que, a su vez, continuarán viendo incrementadas sus capacidades progresivamente.

4. Formarse constantemente desde el profesorado y las familias

No es lo mismo impartir una asignatura a distancia a través de las TIC que, valiéndose de una metodología tradicional, de forma presencial en el aula.

Esto requiere impulsar una formación especializada en tecnologías y plataformas a través de los gobiernos autonómicos.

Pero no solo para los profesores sino, como añade nuestro especialista al ser consultado, para todas aquellas familias en las que se haya hecho más patente la brecha digital, un fenómeno más visible que nunca entre los pasados meses de marzo y junio.

5. Reformular el método

Por último y reafirmando la motivación y la generación de emociones positivas como los grandes aliados del aprendizaje, Álvarez Bardón hace un llamamiento a una reformulación de ciertos aspectos tradicionales de la enseñanza, de forma que afrontar la vuelta al cole resulte más llevadera y eficiente.

Entre los mismos, destaca la importancia de:

  1. Aplicar metodologías como la gamificación
  2. Fomentar la innovación
  3. Desarrollar las funciones ejecutivas
  4. Reorganizar las programaciones
  5. Cambiar el modelo de evaluación por otro más centrado en competencias que en contenidos.

ConsejosEducación en el colegioPara profesores Psicología positiva Sistema educativo Todas las edades Vuelta al cole

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/educacion-colegio/afrontar-la-vuelta-al-cole/

Consejos para enseñar a tu hijo a tolerar la frustración

¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

Aprender a tolerar la frustración desde pequeños permite que los niños puedan enfrentarse de forma positiva a las distintas situaciones que se le van a ir presentando a lo largo de la vida.

Pero… ¿Qué es la frustración exactamente? 

Tal y como nos explican los profesionales del gabinetepsicopedagógico del colegio Camarena Canet, la frustración es una evidencia emocional que se presenta cuando un deseo, un proyecto, una ilusión o una necesidad no se satisfacen o cumplen cuando queremos. Esta sensación no solo es propia de los niños, también aparece en la edad adulta y se traduce en emociones como el enfado, la tristeza, la angustia o la ansiedad.

Aprender a tolerar la frustración y a controlarla significa que se es capaz de afrontar los problemas y las limitaciones con las que nos encontramos en nuestro día a día, por ello es tan importante que se trabaje desde bien pequeños.

En la etapa infantil los niños suelen pensar que el mundo gira a su alrededor, que lo merecen todo y que deben conseguir en al instante lo que piden. No saben esperar ya que no han desarrollado el concepto del tiempo, ni la capacidad de pensar en las necesidades de los demás.

Es en este momento cuando los padres y educadores deben comenzar a enseñar a tolerar la frustración. Si los padres siempre dan a sus hijos todo aquello que piden, los pequeños nunca aprenderán a tolerar el malestar que provoca no conseguirlo todo siempre y hacer frente a situaciones adversas.

No trabajar esto en  la infancia puede llevar a que en la edad adulta sigan sintiéndose mal cada vez que no consigan aquello que se han propuesto.

¿Cómo identificamos a un niño con poca tolerancia a la frustración?

  • Tienen dificultades para controlar las emociones.
  • Son más impulsivos e impacientes.
  • Buscan satisfacer sus necesidades de forma inmediata, por lo que, cuando deben enfrentarse a la espera de sus necesidades, pueden tener rabietas y llanto fácil.
  • Son exigentes.
  • Pueden desarrollar, con más facilidad que otros niños, cuadros de ansiedad o depresión ante conflictos o dificultades mayores.
  • Creen que todo gira a su alrededor y que lo merecen todo, por lo que sienten cualquier límite como injusto ya que va contra sus deseos. Les cuesta comprender por qué no se les da todo lo que quieren.
  • Tienen una baja capacidad de flexibilidad y adaptabilidad.
  • Manifiestan una tendencia a pensar de forma radical: algo es blanco o negro, no hay punto intermedio.

El error de complacer siempre a los niños

Intentar complacer siempre a los niños y evitar que se sientan frustrados ante cualquier situación, no favorece su desarrollo integral como personas, pues no debemos olvidar que cuando se conviertan en adultos deberán enfrentarse a situaciones de éxito pero también de fracaso.

Esto puede provocar que incluso desarrollen actitudes agresivas reincidentes, según algunas teorías.

Muchos padres intentan reducir o evitar las fuentes que causan frustración en el niño y terminan por convertir cualquiera de sus fracasos en un nuevo éxito.

Para prevenir esta situación, los padres deben evitar la sobreprotección y no abusar de la permisividad, es decir, no ceder siempre ante el niño, de modo que siempre acabe consiguiendo lo que quiere y nunca se llegue a enfrentar a situaciones negativas, problemáticas o frustrantes.

Técnicas para tolerar la frustración

  1. Dar ejemplo. La actitud positiva de los padres a la hora de afrontar situaciones adversas es el mejor ejemplo para que los hijos aprendan a solventar los problemas.
  2. Educar en la cultura del esfuerzo.

    Es importante enseñar a un niño que es necesario esforzarse, de este modo aprenderá que el esfuerzo es, en muchas ocasiones, la mejor vía para resolver algunos fracasos.

  3. No darle todo hecho.

    Si se le facilita todo al niño y no se le permite alcanzar sus retos por sí mismo es difícil que pueda equivocarse y aprender de sus errores.

  4. No ceder ante sus rabietas.

    Las situaciones frustrantes derivan en muchas ocasiones en rabietas, si los padres ceden ante ellas el pequeño aprenderá que esa es la forma más efectiva de resolver sus problemas.

  5. Marcarle objetivos.

    Hay que enseñar al niño a tolerar la frustración marcándole objetivos realistas y razonables pero sin exigirle que se enfrente a situaciones que por su edad o madurez sea incapaz de superar.

  6. Convertir la frustración en aprendizaje.

    Las situaciones problemáticas son una excelente oportunidad para que el niño aprenda cosas nuevas y las retenga. De esta forma, podrá afrontar el problema por sí mismo cuando vuelva a presentarse.

  7. Enseñarle a ser perseverante. La perseverancia es esencial para superar situaciones adversas. Si el niño aprende que siendo constante puede solucionar muchos de sus problemas, sabrá controlar la frustración en otras ocasiones.

Ante la frustración, hay que enseñar a los niños formas positivas de hacer frente a estos sentimientos adversos. Para ello, se pueden utilizar distintas estrategias:

  • Enseñarle técnicas de relajación. Todos nos enfrentamos a las situaciones adversas de una forma más positiva si estamos relajados. Un buen consejo es enseñar a los pequeños a aumentar su tolerancia a la frustración a través de la relajación del cuerpo.

  • Enseñar a identificar el sentimiento de frustración cuando aparezca. Por ejemplo, “Juan está rabioso porque no ha hecho bien esta resta. Inténtalo con otra y tómate más tiempo”.
  • Enseñar al niño cuándo debe pedir ayuda.

    A algunos pequeños les cuesta pedir ayuda, mientras que otros la piden constantemente y de inmediato. Hay que enseñar al niño a intentar encontrar una solución primero.

  • Representar papeles. Se puede jugar con el niño a interpretar una situación frustrante.

    Por ejemplo, el pequeño tiene que hacer los deberes pero quiere irse a jugar al parque. Primero, el niño interpretará la frustración y luego adoptará el rol opuesto. Se le puede animar a que hable consigo mismo de forma positiva y busque una manera de resolver el problema.

  • Reforzar las acciones apropiadas del niño.

    Es importante elogiarlo cuando retarde su respuesta habitual de ira ante la frustración, y cuando utilice una estrategia adecuada.

  • Modificar la tarea. Enseñar al niño una forma alternativa de alcanzar el objetivo.

En resumen, cabe recordar que la frustración forma parte de la vida.

Aunque no se puede evitar, se puede aprender a manejarla y superarla, y aumentar la tolerancia a la misma. Aprender a tolerar la frustración facilita que nos enfrentemos con éxito a la vida. Por ello, cuanto antes aprendamos, mejor.

Gabinete Psicopedagógico

(Fuente: FAROS Sant Joan de Déu)

Источник: https://www.colegiocamarenacanet.es/consejos-para-ensenar-a-tu-hijo-a-tolerar-la-frustracion/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: