¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

Contents
  1. Los consejos de una psicóloga para padres y profesores cara a la vuelta al cole
  2. Permite que los niños se comporten como niños
  3. Comunica la verdad de la manera más sencilla posible
  4. Habla con tus hijos sobre el Covid-19
  5. Observa a tu hijo y sus posibles dificultades
  6. Evitar el estrés y afrontar la ansiedad
  7. Céntrate en lo más básico
  8. Normaliza las emociones
  9. Busca apoyo entre tus compañeros de trabajo
  10. Estos son 10 consejos que dan las maestras de Infantil para sus primeros días de colegio
  11. Solo ante el “peligro” ¿cómo ayudarle a afrontar los primeros días de cole?
  12. ¿Cómo es y qué necesita el niño de 3 años?
  13. ¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo
  14. Ley Orgánica de Educación
  15. Guarderías y centros públicos
  16. Centros privados de educación infantil
  17. Prestaciones económicas
  18. Ayudas para material y libros de texto
  19. 5 Tips para afrontar la vuelta al cole con éxito pese al temor y la incertidumbre
  20. Cómo afrontar la vuelta al cole paso a paso
  21. 1. Mantener el optimismo
  22. 2. Establecer un período de adaptación
  23. 3. Poner el foco en que el estudiante sea el generador de sus propios conocimientos
  24. 4. Formarse constantemente desde el profesorado y las familias
  25. 5. Reformular el método
  26. Trucos para ahorrar y afrontar la cuesta de septiembre
  27. Consejos para superar la cuesta de septiembre
  28. Pon en orden tu situación financiera
  29. Reducir gastos superfluos
  30. Revisar los contratos con los suministros
  31. Adquirir el material escolar antes de las vacaciones
  32. Hacer compras responsables
  33. Utilizar los ahorros solo si es necesario

Los consejos de una psicóloga para padres y profesores cara a la vuelta al cole

¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

La vuelta al colegio es el gran quebradero de cabezas de instituciones y miles de familias a menos de un mes para que se inicie de manera oficial el curso académico. La crisis del coronavirus lo ha cambiado todo y exige respuestas y soluciones a una nueva normalidad con la que hay que convivir, tanto en la vida familiar como en los centros de trabajo o en los colegios.

El regreso de los alumnos a los centros educativos es uno de los aspectos más preocupantes en cuanto a posible propagación del virus: centenares de niños, muchos de ellos de corta edad y sin capacidad de tomar medidas de seguridad, conviviendo durante muchas horas en un mismo recinto.

Junto a ellos, profesores que trabajan a diario con ellos y padres y abuelos que se encargan de llevar y recoger a los menores.

La vuelta al cole será, a día de hoy, presencial ya que así lo apuntan todas las autoridades, aunque no se descarta que haya parte también de educación a distancia cuando se detecten contagios y se tengan que mantener cuarentenas. Toda esa incertidumbre, más allá de los propios problemas sanitarios y educativos, hay que saber gestionarla para que la vuelta a clase de los más pequeños sea lo más llevadera posible.

Tras los merecidos meses de vacaciones, el comienzo del curso escolar se hará efectivo de formas muy distintas en función de la evolución de la situación actual, y esta incertidumbre y desconcierto puede generar frustración y ansiedad, sobre todo para los padres de los más peques y profesores. Es por ello que Laura Córdoba Rodríguez, psicóloga de la plataforma de psicología online TherapyChat, comparte ocho consejos para afrontar lo mejor posible esta nueva realidad.

Consejos para padres

1.

Permite que los niños se comporten como niños

No proyectes tus miedos y llenes su mochila de angustia y preocupación: los miedos son normales dadas las circunstancias, pero debes saber que los niños no se preocupan, ya que tienen la habilidad de vivir en el aquí y en el ahora.

Muchos niños no anticipan cuál será su situación en septiembre, no piensan en cómo serán las clases ni en los posibles rebrotes o una vuelta al confinamiento.

Son los padres los que se plantean este tipo de cuestiones, los que se encuentran más angustiados o temerosos ante la situación. En muchas ocasiones proyectamos nuestros sentimientos en los niños y esto produce que ellos también reflejen cómo nos sentimos.

Nuestra tarea como padres consistirá en permitirles que se comporten como niños, no proyectar nuestros miedos y preparar su mochila con momentos de atención y de tiempo compartido.

2.

Comunica la verdad de la manera más sencilla posible

Vigila las conversaciones que tienes con otros adultos cuando estamos alrededor de ellos: los niños tienden a copiar nuestro comportamiento, y por eso es importante que interioricemos el mensaje que les trasladamos para que ellos también puedan adoptarlo.

No es necesario exagerar para que entiendan la situación, ni adoptar la postura contraria de un optimismo irreal, es más efectivo comunicar qué es lo que puede pasar de una manera tranquilizadora. También resultará vital concienciarnos de que no podemos contribuir al miedo que puedan tener.

Lo más aconsejable es preguntar a los niños la información que poseen y si tienen alguna duda o temor. Si la situación está bien explicada no recurrirán a su imaginación para cubrir su falta de información.

3.

Habla con tus hijos sobre el Covid-19

Mantén una conversación proactiva con tus hijos sobre cómo se sienten: una de las consecuencias que ha traído el COVID-19 a los colegios y entre los estudiantes son los brotes de discriminación, es por ello que es importante verificar que los niños no estén experimentando o contribuyendo a la intimidación. Se puede prevenir el estigma usando hechos, explicando que el coronavirus no tiene relación con el país de procedencia de un compañero, qué idioma hablan o la clase social a la que pertenecen.

4.

Observa a tu hijo y sus posibles dificultades

Si se retoma la enseñanza virtual, es muy importante seguir muy de cerca la evolución del menor y establecer rutinas.

● Observa si tu hijo tiene dificultades con el aprendizaje virtual y toma medidas que puedan ayudarle:

● Establece una rutina. De esta manera se establece un tiempo determinado para estudiar, pero no se olvidan otras actividades importantes como el juego o la lectura. Además, es importante ser flexible y en ocasiones adaptarnos a las necesidades momentáneas de los niños.

● Tened conversaciones abiertas donde puedan hacer preguntas y expresar sentimientos.

● Tómate tu tiempo. Empieza con sesiones de aprendizaje más cortas y ve haciéndolas progresivamente más largas.

● Protege a tus hijos en el medio online. Explica a tus hijos las diferentes funciones que existen en internet y monitorea las actividades que realizan en la red.

● Mantén el contacto con el colegio. De esta manera tenemos más información, podemos hacer preguntas y recibimos orientación.

Consejos para profesores

5.

Evitar el estrés y afrontar la ansiedad

Aplica el autocuidado personal para evitar sentimientos de estrés y poder afrontar la ansiedad: es necesario encontrar una manera de expresar cómo te sientes para poder procesar los sentimientos, en especial los más abrumadores.

Esto se puede hacer hablando con alguien o de una manera más creativa como puede ser la escritura, el arte o los deportes. También es importante ser más amable con uno mismo, permitirse ciertas dificultades y comprender que los cambios esperados no van a ocurrir de la noche a la mañana. Por último, planifica tu propio bienestar.

Reserva tiempo para hacer actividades que sean placenteras, tanto solo como en compañía de familia o amigos.

6.

Céntrate en lo más básico

Es posible que esta vuelta al cole te afecte de una manera distinta a la de todos los años y aparezcan sentimientos de incertidumbre o miedo.

La situación ya es lo suficientemente abrumadora, por lo que tendremos que buscar soluciones que sean sencillas centrándonos en lo básico, en las necesidades más fundamentales.

Durante estos tiempos de cambio, vamos a poner el foco en mantener una rutina sana que incluya un buen ritmo de sueño, hacer ejercicio y mantener una dieta saludable. De esta manera, podemos ayudar a crear consistencia y balance en nuestras vidas.

7.

Normaliza las emociones

Normaliza y valida la variedad de emociones que sientes: es posible que, en algún momento de las clases, se produzca alguna situación que te provoque sentimientos de bloqueo o de pánico.

En estas ocasiones, es más beneficioso saber cómo afrontar estos sentimientos que tratar de evitarlos, ya que te permitirá continuar con tu trabajo de manera más productiva. Para ello tómate un tiempo para respirar, ya que una respiración profunda puede tener un efecto calmante y ayuda a controlar los sentimientos de estrés o tensión.

Además, normaliza y valida la variedad de emociones que sientes. Aceptar todas nuestras emociones es importante y ayuda a nuestro bienestar.

8.

Busca apoyo entre tus compañeros de trabajo

Verbaliza tus sentimientos y establece vías de comunicación donde puedas hablar de tus emociones y establecer soluciones con tu equipo y colegio que puedan ayudar a disminuir tus miedos.

Источник: https://www.diariosur.es/sociedad/educacion/consejos-psicologa-padres-20200820135248-nt.html

Estos son 10 consejos que dan las maestras de Infantil para sus primeros días de colegio

¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

Nervios, tristeza, expectación, alegría… El primer día de cole es una experiencia que se siente en familia.

Algunos niños lo esperan con muchas ganas y otros se muestran más temerosos ante lo desconocido.

Para iniciarse con buen pie y lograr una adaptación exitosa, hemos consultado a varias maestras riojanas, de Educación Infantil y Primaria que suman más de 40 años de experiencia en la docencia. 

Solo ante el “peligro” ¿cómo ayudarle a afrontar los primeros días de cole?

Antes de ir al cole:

1. Practicar su autonomía.

Antes de ir al cole, deberían saber quitarse y ponerse los zapatos (el velcro es un buen aliado para los primeros años de cole), beber de un vaso o enroscar y desenroscar el tapón del botellín, abrocharse y desabrocharse los botones, limpiarse el culete… ¡A practicar!

2. Ropa cómoda.

Para facilitarles la tarea, es preferible ponerles ropa que a ellos les resulte fácil de subir y bajar: evitar cinturones, optar por pantalones con cintura de goma en lugar de cremalleras…

3. Habituarle a unas normas.

El niño debe ser responsable de sus cosas (juguetes ordenados, ropa recogida). No debe interrumpir cuando otra persona hable (sea niño o adulto). No debe levantarse de la mesa hasta que todos hayan acabado…

4. Higiene.

Debe tener hábitos de higiene interiorizados: lavarse las manos antes de comer, lavarse los dientes después de la comida, tirar de la cadena después de usar el baño…

En los días/semanas previos: 

5. Positivismo.

Hablar del cole en tono positivo. Hacerle ver que ir al cole es divertido, que va a conocer nuevas personas y experiencias, que va a hacer nuevos amigos y va a jugar a cosas nuevas. Nunca decirles las típicas frases de: “Ya verás cuando vayas al cole la que te espera…”

6. Conocimiento previo. Pasarse por el colegio antes de comenzar el curso. Si no es posible entrar, verlo desde fuera: explicarle qué es el patio y para qué sirve. Decirle cómo se llama su profesor/a.

7. Hacerles partícipes del proceso.

Ir con ellos a comprar el material escolar y la ropa del colegio; que se encargue de poner las pegatinas con su nombre… Eso les hace sentirse mayores y parte importante en la toma de decisiones.

8. Vuestra experiencia.

En los días previos, estaría bien que le contéis lo que más os gustaba a vosotros del cole, todos los amigos que hicisteis, alguna anécdota divertida… También es importante que sepan que puede haber niños que lloren (para que no les pille de sorpresa) y que ellos mismos pueden consolar a sus nuevos compañeros intentando jugar con ellos.

El primer día de cole: 

9. No hacer un drama.

Ir al cole se tiene que vivir como algo positivo, así que, si el niño está bien, no es necesario darle 300 besos como despedida (porque entonces creerán que algo malo ocurre). Debemos procurar no llorar delante de ellos cuando nos despidamos.

10. Empatizar.

Si lloran, nunca hay que reñirles ni decirles: “mira ese niño qué mayor que no llora”. Hay que dejarles expresar sus sentimientos y ayudarles a que entiendan lo que ocurre. Por ejemplo:”A mi también me gustaría poder quedarme contigo, pero tengo que ir a trabajar; luego estaremos juntos y los dos nos sentiremos mejor”.

Los retrocesos son normales

Por último, hay que recordar que las primera semanas de cole puede que el niño lo pase un poquito mal; puede experimentar retrocesos en casa (pedir chupete, llamar por la noche, escapes de pis, etcétera). Esta situación es normal, igual que el adulto está nervioso en su primer día de trabajo, el niño también, con la diferencia de que él no sabe controlar los nervios.

El niño no controla los conceptos espacio y tiempo, y no son capaces de asimilar que los papás se marchan para luego volver. Por eso, es importante que los papás sigan mostrándose positivos con el colegio y, por supuesto, darles mucho cariño y llevarles al colegio siempre con una sonrisa. 

Nota: este artículo no se podría haber redactado sin la ayuda de Lara, María, Beatriz y Cristina, grandes profesionales y mejores personas.

¿Cómo es y qué necesita el niño de 3 años?

Por último, os dejamos un documento que explica cómo es el niño de 3 años (lógicamente, no hay que generalizar ni alarmarse si tu hijo no hace tal o cual cosa). Ha sido elaborado por los profesionales de Educación Infantil de un colegio de Logroño.

Desarrollo cognitivo: 

  • Me cuesta ponerme en el lugar del otro.
  • Soy animista; doy vida a todo lo que me rodea.
  • Presto atención  a las palabras y las uso como instrumentos para construir frases.Mi vocabulario aumenta rápidamente.
  • Continuamente nombro las cosas.
  • Realizo frecuentemente preguntas: ¿Qué es esto?, ¿Dónde va?, ¿Esto está bien?…
  • En numerosas ocasiones hablo sólo, improviso cantos, represento papeles, escenas familiares…esto me ayuda a precisar mis palabras y madurar así mi lenguaje.
  • Suelo realizar monólogos colectivos.
  • Comienzo a tener un tiempo de atención más prolongado.

Desarrollo afectivo y social: 

  • Es muy típico en mí, mi fuerte deseo de agradar y mi interés en adaptarme.
  • Me siento feliz realizando pequeños encargos.
  • Me divierte aprender nuevas habilidades.
  • Mis rebeliones, aunque violentas, son ya menos infantiles y frecuentes.
  • Cuando deseo resistirme utilizo más el lenguaje que las patadas, mordiscos, arañazos,…
  • Mis temores a veces están muy localizados: la oscuridad, todo lo que no conozco,…
  • Todavía me gustan los juegos de tipo solitario y paralelo.
  • Empiezo a comprender el significado de guardar turno.
  • Me gusta exhibir mis propiedades.
  • A veces tengo fuertes impulsos por conseguir ciertos juguetes que después abandono con indiferencia.
  • Descubro mis órganos genitales y los del otro sexo.
  • Me gusta cambiar constantemente de actividad.
  • Comienzo a enfrentarse a los adultos. Soy algo cabezota y travieso.

Desarrollo psicomotor: 

  • Me gusta la actividad motriz gruesa: saltar, correr…
  • Poco a poco voy dominando mi lateralidad diestra o zurda.
  • Gano destreza con las manos y los dedos.
  • Mis pies son más seguros y veloces.
  • Mi correr es más suave, aumento y disminuyo la velocidad con mayor facilidad, doy vueltas cerradas y domino las frenadas bruscas.
  • Puedo subir escaleras alternando mis pies.
  • Cuando camino, lo hago teniendo en mente mi lugar de destino.
  • Mis trazos están mejor definidos y son menos difusos y repetidos.
  • Poco a poco, voy independizando los movimientos de mis manos de los de mis brazos.

No olvidéis, que ante todo necesito:

  • Sentirme querido, protegido y valorado.
  • Observar, manipular y crear.
  • Hacer las cosas por mí mismo.
  • Relacionarme con niños y niñas de mi edad.
  • Jugar mucho.

Источник: https://www.elbalcondemateo.es/diez-consejos-para-el-primer-dia-de-cole/

¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

Para muchos padres primerizos, el comienzo de la época escolar de sus hijos plantea muchas dudas: ¿A partir de qué edad es obligatorio el colegio? ¿Qué tengo que hacer para matricular a mi hijo? ¿A qué tipo de ayudas y prestaciones económicas tengo derecho? ¿Qué documentación tengo que aportar? 

Indice

A pesar de que los niños no están obligados a empezar en la escuela hasta los 6 años, todos comienzan su vida escolar mucho antes, ya que cada vez son más las familias en las que ambos progenitores trabajan. Para algunas de estas familias, matricular a su niño supone un desembolso extraordinario, y la mayoría no sabe que tiene derecho a ciertas ayudas económicas

Ley Orgánica de Educación

La actual Ley de Educación es la ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), denominada popularmente como «ley Wert», aprobada en el año 2013, que modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE), seis artículos y una disposición adicional de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación (LODE). Esta ley no modificaba en nada la educación infantil, que se divide en dos etapas:

1.- Educación Preescolar (hasta 3 años): es de carácter voluntario para las familias y tiene como finalidad la atención educativo-asistencial a la primera infancia.

2.

– Educación infantil (de 3 a 6 años): es gratuita para todas las familias, por lo que el Estado está obligado a garantizar plazas suficientes para todos aquellos que la soliciten en un centro público.

En esta etapa, los niños se introducirán en el aprendizaje de la lectura, la escritura y las habilidades numéricas y, además, iniciarán el estudio de una lengua extranjera y de las nuevas tecnologías.

Guarderías y centros públicos

Las guarderías o escuelas infantiles se han convertido no sólo en una opción recomendada por pedagogos y pediatras, sino en una perentoria necesidad para padres y madres que -casi siempre por motivos laborales- no pueden cuidar de sus hijos menores de 6 años, edad en la que se inicia la enseñanza obligatoria. Del 100% de padres que solicitan una plaza en un centro público para sus hijos de entre 0 y 3 años, sólo un 65% lo consigue. El resto, deberá conformarse con un centro privado, y por lo tanto más caro.

Si quieres pedir plaza en una guardería pública, deberás tener en cuenta los requisitos que estos centros tienen en cuenta a la hora de seleccionar a sus alumnos:

• Certificación de la renta correspondiente al año anterior

• Certificado de empadronamiento o acreditación del lugar de trabajo

• Título de familia numerosa

• Concurrencia de discapacidad (certificado)

• Concurrencia de enfermedad crónica que afecte al sistema digestivo, endocrino y metabólico (certificado médico)

• Hermanos en ese centro

De acuerdo a estos datos, cada centro establece una serie de baremos y otorga la plaza a todos aquellos que obtengan más puntos que el resto. Los servicios y el horario dependen de cada centro y de cada provincia.

Centros privados de educación infantil

Para aquellos que se hayan quedado sin plaza en un centro público, existe la opción de solicitar una beca de ayuda para pagar la guardería privada, siempre más cara que la opción pública.

Esta beca pueden solicitarla quienes cumplan las siguientes características: – Haber nacido a fecha 1 de junio del año que se vaya a solicitar la matrícula – Estar matriculado para el curso que se solicita en un centro privado autorizado por la Administración Educativa, que no esté sostenido total o parcialmente con fondos públicos con dicha finalidad. Estas becas son compatibles con otras ayudas o becas con finalidad similar, siempre que, sumadas ambas, no se supere el coste de la cuota mensual del centro en concepto de escolaridad ni la cuantía de la ayuda máxima que se pueda percibir a través de esta convocatoria.

Documentación necesaria:.

– La instancia de solicitud, debidamente cumplimentada y firmada tanto por el padre como por la madre

– DNI u otros documentos oficiales que acrediten la identidad del padre y de la madre  

– Libro de Familia completo

– Certificado de matriculación emitido por el centro En el caso de que la familia del alumno perciba otra ayuda o beca para el curso correspondiente, certificado emitido por la entidad concedente en el que se especifique la cuantía mensual de la misma

Documentación de aportación voluntaria, para su baremación

– Ingresos familiares

– Situación de familia numerosa

– Alumno en situación de acogimiento familiar o adopción

– Alumno nacido en parto múltiple

– Alumno con necesidades educativas especiales o minusválido físico, psíquico o sensorial

– Padres o hermanos del alumno o, en su caso, los tutores, con condición reconocida de discapacidad física, psíquica o sensorial

– Situación laboral de los padres o tutores

– Situación social

La cuantía de la beca es de 1.100 euros al año, repartidos en 100 euros cada mes.

Las solicitudes y la documentación requerida deberán entregarse en el Registro de la Dirección de Área Territorial correspondiente al centro escolar en el que el alumno esté matriculado, o en los demás lugares determinados en la Orden de convocatoria, en el plazo que se determine para ello, normalmente en dos periodos, uno entre mayo y junio y otro en septiembre.

Prestaciones económicas

Ayudas al comedor: Existen dos tipos de modalidades de solicitud: la general, para cualquier familia, y una especial sólo para aquellas familias que perciban la RMI (Renta Mínima de Inserción). A los solicitantes que cumplan los requisitos establecidos en la convocatoria se les aplicará el presente baremo:

1.- Por cada menor de dieciséis años de la unidad familiar, 1 punto

2.- Situación de convivencia del cabeza de familia: Separación/divorcio o viudedad/soltería, 2 puntos

3.- Situación de Familia Numerosa, 2 puntos

4.- Personas afectadas por discapacidad:

– Padre o madre, 3 puntos

– Hermanos o alumno solicitante, 2 puntos

5.- Alumnado con necesidades educativas especiales, 3 puntos.

6.- Situaciones de desempleo en el momento de efectuar la solicitud, 1 punto

 7.- Alumnos que se encuentren siguiendo un proceso de intervención social en los  Servicios Sociales de su municipio, 5 puntos

Una vez sumados los puntos de cada solicitante, se irán otorgando las becas a los que tengan mayores puntuaciones hasta completar el número total de prestaciones. En caso de igualdad de puntuación entre solicitantes, las becas de modalidad general se adjudicarán en orden inverso a la magnitud de la renta per cápita de la familia del solicitante.

Documentación necesaria:

 – Fotocopia de DNI cotejada con el original. En el caso de extranjeros, fotocopia de NIE (Número de Identificación de Extranjeros), cotejada con el original, o fotocopia cotejada del pasaporte.

 – Documentación de ingresos, situación familiar, así como de otras situaciones a justificar para el baremo (discapacidades, necesidades educativas especiales, etc.).

La cuantía de las ayudas depende de cada comunidad. 

Ayudas para material y libros de texto

Existen 4 tipos de ayudas. En el caso de encontrarse representado en más de una de ellas, se debe elegir la más ventajosa. En orden de prioridad:

1. Beneficiario del Ministerio de Educación y Cultura (MEC): Pueden acogerse a esta modalidad los alumnos que en el curso anterior hayan percibido ayuda de libros del Ministerio y que estén matriculados en cualquier curso de primaria o secundaria. No es necesario adjuntar ningún tipo de documentación.

2.

 Víctima del terrorismo: Sólo pueden solicitarla quienes, no siendo beneficiarios del MEC, hayan sufrido daños muy graves en acto terrorista (muerte del padre o madre, o lesiones psíquicas o físicas que hayan dejado a los padres – o al alumno – en estado de gran invalidez o con incapacidad permanente absoluta o total para el ejercicio de su profesión habitual). La documentación necesaria incluye:

a. DNI o documento acreditativo de la identidad del solicitante

b. Libro de familia

c. Certificación del centro en que se encuentra escolarizado el alumno

d. Resolución del Ministerio del Interior de la que resulte que el alumno reúne la condición de víctima del terrorismo

3. Familia numerosa: La documentación que hay que aportar en este caso es el título de familia numerosa y la que se aporta en el caso de la solicitud por renta.

4. Renta: Se pueden acoger a esta modalidad todos aquellos que no entren en ninguna de las categorías anteriores. Documentación necesaria:

a. Libro de Familia

b. DNI o NIE de los miembros de la unidad familiar mayores de 16 años

c. En su caso, documentación acreditativa de la incapacitación judicial de los    hijos mayores de 18 años o de la discapacidad superior al 33%

d. En situaciones de carencia económica, justificante de que la unidad familiar    percibe la renta mínima de inserción
 

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/padres/por-lo-legal/vuelta-al-cole-claves-para-afrontar-el-papeleo-357

5 Tips para afrontar la vuelta al cole con éxito pese al temor y la incertidumbre

¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

Si algo caracteriza el regreso a las aulas es el escenario incierto, plagado de dudas y preocupaciones, en el que se desarrollará.

Unos inconvenientes para afrontar la vuelta al cole a los que hay que sumar, como recuerda Aitor Álvarez Bardón, Director del área de Psicología de la Educación de la Universidad Internacional de La Rioja, la “desmotivación colectiva y los efectos emocionales provocados por la experiencia vivida en los últimos meses”.

Pero apartemos, por un momento, ese clima de pesimismo para centrarnos en lo que, tanto padres como profesores y niños, podemos hacer para facilitar las cosas.

Y es que si atendemos a lo que está dentro de nuestro rango de influencia e intentamos mantener una actitud positiva, todo se tornará más llevadero y reduciremos la probabilidad de irrupción de desagradables imprevistos.

Cómo afrontar la vuelta al cole paso a paso

Dentro de las actuales circunstancias, nos explica el profesor de la Facultad de Educación de UNIR, son aconsejables ciertos elementos y pautas que permitirán abordar la situación de la mejor manera posible.

Sin duda, afrontar la vuelta al cole más inusual e incierta de los tiempos más recientes no será fácil, “pero la experiencia acumulada en los meses pasados, durante el Estado de Alarma, también ofrece un horizonte con matices de esperanza.

El camino recorrido debe servir para orientar al sistema educativo”, según su opinión, en lo sucesivo.

La experiencia del confinamiento debe servirnos para afrontar la vuelta al cole con éxito | Fuente: Pikist

Para facilitar tan ardua misión, propone una serie de consejos cuyo seguimiento, por parte de toda la comunidad educativa, podría allanar considerablemente el accidentado recorrido que se atisba en el inminente regreso a las aulas:

1. Mantener el optimismo

Los profesores, expone Álvarez Bardón, han de seguir demostrando, como hicieron en la última fase del pasado curso, flexibilidad y compromiso para enfrentarse a los cambios del modelo de enseñanza. Bajo este panorama se necesita, más que nunca, su esfuerzo, compromiso y talento, que también abre nuevas posibilidades a la hora de ejercer la docencia.

Desde el ámbito familiar podemos, no obstante, remar en la misma dirección, manteniendo un ambiente positivo y una actitud de optimismo con las que contagiar a nuestros hijos. Algo que seguramente se verá reflejado en su trayectoria académica y elevará su confianza para afrontar cada nueva jornada lectiva.

2. Establecer un período de adaptación

Nuestro experto de referencia recomienda, en segundo lugar, que los maestros establezcan un periodo de adaptación prudencial al inicio de las clases para, posteriormente, repasar las materias correspondientes al último trimestre del pasado año.

Pese a que la adquisición de nuevos contenidos es importante, sugiere centrarse más en el desarrollo competencial de los alumnos, además de reforzar la formación sobre el uso de las TIC y de las plataformas de enseñanza online durante las etapas en las que pueda ser necesaria.

3. Poner el foco en que el estudiante sea el generador de sus propios conocimientos

Al ayudarles a desarrollar sus habilidades, reflexiona Álvarez Bardón, los niños accederán con mayor facilidad a los conocimientos. Un proceso en el que los docentes, como acompañantes y facilitadores de la educación, irán cediéndoles el papel principal de generadores de aprendizaje con el que, a su vez, continuarán viendo incrementadas sus capacidades progresivamente.

4. Formarse constantemente desde el profesorado y las familias

No es lo mismo impartir una asignatura a distancia a través de las TIC que, valiéndose de una metodología tradicional, de forma presencial en el aula.

Esto requiere impulsar una formación especializada en tecnologías y plataformas a través de los gobiernos autonómicos.

Pero no solo para los profesores sino, como añade nuestro especialista al ser consultado, para todas aquellas familias en las que se haya hecho más patente la brecha digital, un fenómeno más visible que nunca entre los pasados meses de marzo y junio.

5. Reformular el método

Por último y reafirmando la motivación y la generación de emociones positivas como los grandes aliados del aprendizaje, Álvarez Bardón hace un llamamiento a una reformulación de ciertos aspectos tradicionales de la enseñanza, de forma que afrontar la vuelta al cole resulte más llevadera y eficiente.

Entre los mismos, destaca la importancia de:

  1. Aplicar metodologías como la gamificación
  2. Fomentar la innovación
  3. Desarrollar las funciones ejecutivas
  4. Reorganizar las programaciones
  5. Cambiar el modelo de evaluación por otro más centrado en competencias que en contenidos.

ConsejosEducación en el colegioPara profesores Psicología positiva Sistema educativo Todas las edades Vuelta al cole

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/educacion-colegio/afrontar-la-vuelta-al-cole/

Trucos para ahorrar y afrontar la cuesta de septiembre

¡Vuelta al cole! Claves para afrontar el papeleo

⌚ 5 Min de lectura | Septiembre es un mes de muchos gastos, comienza la vuelta al cole para muchas familias y el verano llega a su fin. Tras los excesos de las vacaciones es el momento de ahorrar y superar la temida cuesta de septiembre. Te ofrecemos varios consejos sencillos para ahorrar.

Se habla mucho de la temida cuesta de enero por lo difícil que resulta recuperar la economía familiar después del derroche que se produce normalmente en las fiestas navideñas.

Pero la cuesta de septiembre, más conocida como la de la «vuelta al cole», no causa menor pavor, porque las familias se ven obligadas a afrontar una serie de gastos por este motivo (libros, material escolar, uniformes, recibos, etc.

), y se produce en un momento en el que la economía familiar se halla tremendamente debilitada después de los pródigos gastos que se ha visto obligada a soportar en las recién acabadas vacaciones de verano.

En dichas vacaciones, muchas personas tienden a gastar por encima de sus posibilidades incumpliendo la primera regla de la estabilidad económica familiar: no gastar más de lo que se gana. El incumplimiento de esta máxima lleva en ocasiones arecurrir a créditos para poder hacer frente a ese desfase económico, con lo cual se empeora aún más la situación.

Pero, en cualquier caso, hay que mantener la calma y, si se aprende la lección, hasta puede que resulte positivo pasar esos aprietos si con ello se despierta la conciencia sobre la necesidad de planificar el gasto en años venideros.

La cuesta de septiembre puede ser el punto de inicio para realizar este plan de futuro, pero también para tratar de reajustar la economía familiar en el presente verificando los gastos circunstanciales y los periódicos para intentar paliar sus efectos negativos sobre la misma.

Consejos para superar la cuesta de septiembre

Superar la cuesta de septiembre no solo no es imposible, sino que es el mejor momento del año para poner en orden las finanzas y planificar un sistema de ahorro adecuado.

Pon en orden tu situación financiera

Septiembre es un buen mes para hacer un balance de la economía familiar. Para ello, haz un listado con todos tus gastos fijos y reduce, al menos, uno de ellos. Por ejemplo, la factura de Internet.

Si no quieres evaluar tus facturas una a una, puedes recurrir a una de las muchas aplicaciones y herramientas digitales que hacen esta tarea con gran precisión. Con ellas podrás ordenar más fácilmente los gastos por categorías.

Después, en función de tus ingresos, establece cuáles serán tus prioridades de cara al resto del curso y la situación real de ahorro.

Reducir gastos superfluos

A este respecto, sería bueno cambiar o suprimir, o por lo menos aminorar, algunos de los pequeños hábitos de consumo no esenciales que, aunque parezcan insignificantes, al final suponen un gasto apreciable: el aperitivo diario, desayunos o comidas fuera de casa, transporte público en lugar de utilizar el coche, asistencia a espectáculos, etc.

Revisar los contratos con los suministros

También puede ser útil revisar los contratos de los servicios domésticos como el gas, la electricidad, la telefonía, televisión, etc., así como las pólizas de los seguros del hogar, el coche, salud, etc., y estudiar las ofertas de aquellas compañías que suelen ofrecer ventajas e interesantes descuentos, sobre todo el primer año.

Adquirir el material escolar antes de las vacaciones

https://bit.ly/3gjzb6f

El gasto más considerable durante el mes de septiembre lo constituye, seguramente, el realizado con motivo de la vuelta al colegio: libros y material escolar, ropa y zapatos, matrículas, recibos del colegio, extraescolares, etc. En fin, un microcosmos que se lleva mucho dinero.

Si se ha sido previsor, se habrá adquirido todo o una gran parte de este material antes de las vacaciones, cuando había más tiempo para comparar precios tanto en tiendas físicas como por internet -donde existe una gran oferta-, con la ventaja de poder repartir el gasto en varios plazos. Si no se ha sido previsor, tocará hacer el gasto de una sola vez y, posiblemente, tener que adquirir los artículos a mayor precio por el incremento de la demanda.

Recuerda guardar todas las facturas ya que puedes desgravar gastos derivados de estas compras en tu próxima declaración de la renta.

Hacer compras responsables

Después de las vacaciones, la nevera suele estar bajo mínimos. A la hora de hacer la compra es importante tenerlo todo bien planificado, habiendo elaborado previamente una lista con aquello que de verdad se necesita.

Para reducir gastos durante este mes, puedes dejar a un lado el pescado y la ternera y comprar proteínas más baratas, como huevos o pollo. En cuanto a frutas y verduras, es más económico consumir las de temporada.

Limita el uso de tarjetas de débito y de crédito. Las tarjetas resultan muy prácticas, pero pueden hacer que no controles adecuadamente tus gastos. Ten especial cuidado con las tarjetas de crédito, dado que, en numerosas ocasiones, presentan intereses muy altos.

Otro aspecto importante es ir después de comer (para que la sensación de hambre no te haga caer en caprichos) y sin niños. Los publicistas saben que los más pequeños, cuando quieren algo, insisten hasta la saciedad para que sus padres se lo compren, y buscan captar su atención. En este enlace te damos siete trucos para ahorrar en la cesta de la compra.

Utilizar los ahorros solo si es necesario

Como es bien sabido, el ahorro se revela como el mejor método para hacer frente a los pequeños o grandes gastos, imprevistos o periódicos, de la economía doméstica. Un pequeño colchón de ahorros puede sacar de muchos apuros.

Para prever los posibles gastos y que no pillen de sorpresa, lo mejor es planificarlos en la medida que sea posible para mitigar su impacto en la economía familiar.

Si además de esta cuesta de septiembre te preocupan las venideras, este es el momento de pensar en contratar un Plan de Pensiones MAPFRE. Estos planes te ofrecen una interesante rentabilidad y te permitirán tener un buen nivel de vida llegada tu jubilación. Este es el momento, ¡no más cuestas de septiembre!

Источник: https://www.jubilacionypension.com/economia-domestica/te-ayudamos-a-ahorrar/recomendaciones-para-superar-la-cuesta-de-septiembre/

Embarazo y niños
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: